Page 1

Domingo 14 de Febrero de 2016

www.fonres.com

s.o.s. catastrofe humanitaria Inundaciones, terremotos, incendios, crisis y emergencias: ¿qué respuesta producen las empresas? Ser un simple espectador ya no es válido. Cómo decide actuar una organización frente a una catástrofe revela su conciencia social. El impacto marca la diferencia. La visión de los especialistas.

Actuar en sintonía con las necesidades de la comunidad; reaccionar en tiempo y forma; asumir un liderazgo en el campo de expertise. Una actitud de pasividad social frente a un desastre natural o una crisis humanitaria ya no es más aceptado. Cada organización cuenta con un abanico de acciones que reflejan el grado de compromiso con la Responsabilidad Social (RS). Por un lado, están las alianzas con ONGs locales, que conocen las necesidades más urgentes de primera mano. Por otro, la activación de ayuda a través de las filiales en las zonas de catástrofes, por medio de sus empleados. La intervención humanitaria ante sucesos terremotos, virus que se propagan rápidamente (como el ébola), el conflicto de refugiados, inundaciones y devastaciones en pueblos tras pasos de huracanes, requiere del accionar de los agentes locales, según el informe mundial 2015 sobre Desastres, realizado por la Cruz Roja. “La población local es siempre la primera en reaccionar. En Nepal, los trabajadores de los servicios de emergencia y los voluntarios locales estaban ya manos a la obra cuando la tierra aún se estremecía. En África occidental, mucho antes de que el mundo tomara conciencia de la verdadera magnitud de la amenaza del virus del ébola, los agentes sanitarios del lugar trabajaban ya junto a las comunidades afectadas para brindar tratamiento y aislar a los enfermos, o enterrar los cadáveres”, aseveran. Para los expertos, la eficacia se explica debido a la proximidad, pero también a la perspectiva que aportan: “forman parte de la vida de las comunidades antes de que ocurran las crisis y, por consiguiente, no las consideran hechos aislados, sino eventos vinculados al pasado, a riesgos, vulnerabilidades e inequidades no resueltas”. La ayuda, en estos casos, va dirigida a cubrir las insuficiencias de agua potable e higiene, alimentos y medicamentos. Necesidades urgentes de la población, que se cubren mediante donaciones y asistencialismo, a diferencia de lo que puede brindar un plan estratégico de RS. “El éxito o el fracaso de las intervenciones dependerá del equilibrio que se logre entre los esfuerzos en los ámbitos mundial y local”, indican en el informe sobre catástrofes. La necesaria diferenciación de conceptos. Para la Dra. Alessandra Minnicelli, presidenta de Fonres y la Fundación Observatorio de Responsabilidad Social (FORS), la RS se vincula con “un reconocimiento de nuestra corresponsabilidad social, con un tomar conciencia de que somos parte del problema y desde allí buscar la solución” y afirma que es necesario diferenciar este concepto del compromiso social, que se “tiene que ver desde lo individual, con sentirnos parte de la solución a un problema siendo ajenos al problema, ajenos a las causas por la que se generan muchos de los problemas sociales que concurrimos a atender o asistir”. Por ejemplo, el tsunami del sudeste asiático, los terremotos de Chile y Haití y la crisis de refugiados en Siria son todos desastres, tragedias y emergencias que han despertado el compromiso de los ciudadanos para paliar las secuelas y llevar alivio a las víctimas. También las organizaciones, como empresas, ONGs, sindicatos, iglesias y universidades despliegan voluntarios y recursos de todo tipo para poner el hombro. “Sin embargo, estas acciones, altamente destacadas, no pueden encuadrarse dentro de la RS”, explica. Pero, remarca que cuando hay “un manejo sostenible, previsible, y estratégico para prevenir y mitigar emergencias, sí podrían encuadrarse en la RS”. Y en este sentido, existen empresas que por las características de sus negocios, son las que están en primera fila ante una catástrofe y que, en general, no las toma por sorpresa, no porque sepan cuándo y dónde va suceder la próxima tragedia, sino porque están preparadas para dar respuesta. Así, organizaciones de logística son las que mueven los recursos para que la ayuda y el alivio llegue, las de telecomunicaciones y tecnológicas instalan sistemas paralelos cuando todo se cae para que al menos haya un backup; las de seguros ofrecen informes y estudios científicos que pueden anticipar futuros episodios naturales por el impacto del cambio climático.

continúa >>

Página 7


Domingo 14 de Febrero de 2016

continúa >>

s.o.s. catastrofe humanitaria Por ejemplo en la última tragedia de Nepal, en abril de 2015 y en los terremotos anteriores de Haití, y Chile, Facebook, Google y Apple activaron distintos servicios. La red social desplegó su opción Safety Check, que permitía a los usuarios dar a conocer a sus contactos que se encontraban bien. Además, habilitó la opción de donar dinero desde la plataforma. El megabuscador puso en marcha la herramienta Person Finder y ofreció su servicio de llamadas Google Voice a un precio simbólico: un centavo por minuto. Apple, utilizó una alianza con Apple la Cruz Roja y dio una opción de donación muy simple, con un solo click. Federal Express, a su vez, además de brindar prestaciones logísticas para alcanzar remedios, personal calificado y alimentos y ofrecer soluciones de recuperación de largo plazo, reserva todos los años un aproximado de 2 toneladas de capacidad de almacenaje en sus aviones y otros medios de transporte ante una posible emergencia en cualquier lugar del mundo. En Argentina, en el caso de Andreani y su fundación homónima, uno de sus ejes de RSE –tiene otros- pasa por prestar logística en situaciones de crisis, dónde se coordina con otras firmas y ONGs, diferentes modos de mejorar los sistemas de comunicación, alertas, transporte, almacenamiento, distribución de bienes y personas en momentos críticos. Y destacan el valor de las nuevas tecnologías aplicadas a las labores humanitarias. Cuando ser global puede ser la llave para llegar. Para Patrick Gaston, presidente de la Fundación Western Union, contar con empleados en 50 países y operar en más de 200, ubica a la empresa que presta servicios financieros y de comunicación, en una posición única, desde donde pueden ayudar a las personas a conectarse y a formar parte del mundo. En el marco de las crisis humanitarias, la empresa se encarga en primera instancia, de analizar cómo canalizar la ayuda a través de su red de agentes y en alianza con ONGs como Save The Children. Así actuaron, por ejemplo, tras el terremoto en Nepal y Filipinas, en 2015. “Analizamos qué recursos tenemos para ayudar y nos organizamos a partir de esto. Intentamos ver la magnitud del desastre, si es que se puede, y vamos con soporte invitando a hacer alianzas para determinar la respuesta inmediata, ya que no siempre tenemos la capacidad de responder solos en estos casos. Las alianzas son fundamentales para nosotros”, indicó Gaston. Respecto a los empleados, los números que dio hablan por si mismos del aumento de su propio compromiso social: en 2012, el 50% de los colaboradores reportaban acciones de voluntariado, en 2013, el 75% y en 2015, un 80%. “Hay empleados que hasta quieren ir hacia las zonas de desastre, pero

eso no siempre podemos cumplirlo ya que pondríamos en riesgo su propias vidas. Pero son cada vez mas quienes quieren donar su tiempo. En el caso de los refugiados en Europa, por ejemplo, si contamos con personal que va a los centros de refugiados a ayudar y dar soporte a la ayuda financiera que damos”, afirmó el presidente de la fundación Western Union. Gaston cree que las acciones de compromiso social y de responsabilidad social deben complementarse, que deben formar parte de una misma estrategia. La prioridad, dice, es tener identificados con quién se puede formar alianzas de ayuda, para responder rápidamente, “inclusive en momentos en que no sabemos qué va a pasar en esa zona de desastre”. Cada año, organizan de manera interna un evento de fundraising, en donde lo que importa no es cuánto se recauda, sino ver el creciente compromiso de los empleados. En Argentina, Western Union cuenta con un fundación local, que sirve de paraguas de la global, dirigida por Gaston y que también está enfocada a promover inclusión educativa. “Lo que nos distingue son nuestras alianzas comerciales con los agentes. Los invitamos a trabajar con nosotros cuando algo ocurre, lo que nos permite obtener más recursos y amplificar la ayuda”, remarcó. El compromiso de las alianzas: otro hecho que lo ratifica. Ignacio Martínez Sabino, responsable de Comunicaciones Corporativas de Henkel Argentina, explica que el área de ayuda en situaciones de emergencia está integrada en las acciones de ciudadanía corporativa, uno de los programas de la empresa. “Tenemos muy desarrolladas las alianzas institucionales en Argentina, que abarcan distintas temáticas sociales, con foco especial en aquellas ligadas a la niñez”, afirma. También cuentan con un programa donde los empleados pueden presentar su propio proyecto social. En estos casos, la empresa le permite destinar sus horas de trabajo al proyecto o bien decide financiarlo directamente. “Henkel tenía armado una estructura para todos estos casos, pero en 2011 se decidió crear la Fundación (Fritz Henkel) y estas acciones comenzaron a focalizarse desde allí”, explicó Martínez Sabino. La fundación sirve de paraguas para el compromiso social que fomenta la empresa y se encargan de subrayar desde su web que “va más allá de sus intereses comerciales directos”. “La alianza con una organización o entidades gubernamental es esencial porque saben qué es lo que necesitan”, agrega en concordancia con el reporte de la Cruz Roja. Entre los casos más recientes, en 2015, luego del terremoto en Nepal y Filipinas, Henkel dio soporte a la

Cuando hay un manejo sostenible, previsible, y estratégico para prevenir y mitigar emergencias, las acciones de las empresas podrían encuadrarse en la RS. prefectura nacional con ayuda financiera directa y sus propios empleados de las filiales locales presentaron sus proyectos dentro de ese marco. A su vez, los empleados de Nueva Zelanda comenzaron por motus propio una importante colecta de dinero. Luego del tsunami de Japón, la empresa compró siete autos para la prefectura, que fueron utilizados para distribuir la ayuda en los centros de evacuados. Los beneficios de las finanzas colaborativas: un caso argentino. Afluenta fue seleccionada en 2014 como una de las nuevas empresas con mayor impacto social de Latinoamérica por parte de la Agencia suiza para la colaboración y el desarrollo y por Ashoka. Con sedes en Argentina y Perú, la empresa conecta inversores con solicitantes de crédito a través de una plataforma web. “Hay personas que tienen catástrofes personales, accidentes y requieren de dinero. Nosotros pensamos productos para ellos, para conectar personas con personas. La tecnología nos facilita el desarrollo de estas iniciativas. Lo hicimos porque pensamos que era una buena alternativa para las personas con emergencias personales, ya que no tenemos requisitos inalcanzables”, explica su fundador, Alejandro Cosentino. “Cuando alguien tiene un inconveniente para seguir con sus pagos, ya sea por una catástrofe nacional o personal, se contacta y lo que tratamos de identificar cuál es la situación. Nos adecuamos y si son prolongados los problemas que tiene, siempre buscamos ayudarlos. Nos gusta pensar en productos que logren su propósito pero también como una organización que tiene una visión mas humana y distinta de las finanzas. Creo que hay una nueva manera de ser responsable y hacer negocios”, agrega Cosentino.<<


Domingo 14 de Febrero de 2016

un universo de riqueza infinita La lectura abre las puertas a un mundo nuevo. Promover el hábito en los niños, un trabajo de Fundación Leer, las escuelas y toda la sociedad.

“La lectura es el eje de todo proceso educativo”. La frase es contundente y muy cierta y es la base que sustenta el trabajo de Fundación Leer. “Un niño que no lee no podrá integrarse cabalmente a la sociedad del mañana, no podrá convertirse en un ciudadano que piense críticamente en torno a cómo resolver los problemas que existen en su comunidad o cómo contribuir a su crecimiento. La lectura es el eje del éxito escolar”, dice Patricia Mejalelaty, directora de la entidad. Para Mejalelaty, a pesar de la enorme significatividad de este tema, en nuestro país, cuando Fundación Leer inició sus programas en 1997, las escuelas no contaban con material adecuado, muchos de los chicos no tenían libros en sus hogares, la lectura no era una práctica habitual en estas casas, los maestros no sabían cómo entusiasmar a los niños ni cómo promover su comprensión lectora. “Si bien hoy las escuelas tienen más libros, todos los otros indicadores se mantienen. Los resultados de las evaluaciones PISA, que establecen que 50 por ciento de los jóvenes que egresan del secundario no entienden lo que leen, son fruto de la sumatoria de ellos, entre otras variables. Es por eso que seguimos creyendo que es esencial trabajar arduamente para cambiar esta realidad. Como siempre le decimos a los maestros, promover la lectura en los niños y convertirlos en lectores para toda la vida requiere del trabajo de toda una sociedad convencida de ello y que trabaje de manera articulada en pos de construir un país en el cual la lectura no solo esté inserta en la escuela sino también en la familia y atraviese toda la sociedad”, afirma. “No somos lectores naturales sino que lo somos porque nos enseñan a leer. La formación de todo chico en esto es un proceso complejo en el que influyen muchos condicionantes y en el que la escuela es solo una parte. Continuar en casa esta formación se da en cada escena donde la palabra tiene un lugar primordial, la comunicación, el intercambio”.

La ONG lleva a cabo programas educativos en las 23 provincias y la Ciudad de Buenos Aires que van desde alfabetización temprana y familiar; alfabetización desde la escuela; alfabetización a partir de centros comunitarios y de salud: capacitaciones docentes (presenciales y en línea) y la Maratón Nacional de Lectura que es el evento más importante que tiene. Además desarrollan campañas enfocadas en las familias como “Leer en Vacaciones”, donde las personas se registran de forma gratuita y reciben un cuento para chicos y otro para adultos todos los viernes. Por otro lado, la campaña Sumate a Leer, promueve la lectura entre el personal de las empresas y sus familias. También encaran programas de voluntariado corporativo en los cuales los colaboradores y allegados de las compañías leen junto a los niños en escuelas o instituciones de la comunidad o acondicionan espacios de lectura, entre otras alternativas. En números esto se traduce en: 7280 proyectos que beneficiaron a 1.957.952 niños y jóvenes, 944.088 libros nuevos de literatura infantil y juvenil distribuidos en instituciones educativas y organizaciones de educación no formal; la creación de 3540 espacios de lectura provistos de obras nuevas en escuelas, bibliotecas y centros; y la capacitación de 21.407 adultos en promoción de lectura y alfabetización durante 18 años de trabajo. Gran parte de estas actividades se hacen articulando con diferentes sectores. Por ejemplo el Ministerio de Educación de la Nación declaró de interés educativo la 13° Maratón Nacional de Lectura que se realizó en el 2015, también el Senado de la Nación la declaró de interés parlamentario y recibió el auspicio de varios organismos como la OMEP, OEI, la Academia Nacional de Letras, la Sociedad Argentina de Pediatría y la Asociación Médica Argentina, entre otras. Por otro lado, los Ministerios de Educación provinciales autorizan el trabajo de la fundación en las escuelas. Y trabajan

EL MUNDO DE LOS LIBROS Por Patricia Mejalelaty, directora de Fundación Leer Los libros atesoran una característica central: la polisemia, es decir, la convivencia de diferentes sentidos, la posibilidad de libres interpretaciones. Muchos de los productos culturales que consumen los niños proponen interacciones quizá más guiadas, más conducidas, incluso, impuestas. La lectura de ficción, en cambio, invita al lector a jugar libremente con su interpretación, a proyectar espontáneamente los escenarios, los personajes y los conflictos que se narran o detallan, a disparar otras lecturas, a inventar otras posibles narraciones, a establecer relaciones… ¿Quién no se ha sumergido en mundos de fantasía desde el sillón de su casa, una sala de espera o un transporte público? Solo basta con tomarte un tiempo para leer para que tu universo se vuelva atemporal y cambie por algunos instantes, eso lo logra la literatura. La lectura promueve la imaginación de los chicos, incrementa su vocabulario, les permite conocer otras realidades a la propia y pensar nuevas respuestas a las ya conocidas. Una vez, un niño de Santiago del Estero, de la localidad de Añatuya, que tenía nueve años, me escribió una carta. En ella nos agradecía por los libros que él en ese momento tenía en su casa gracias al trabajo de la Fundación. Pero lo que me quedó de sus palabras fue su expresión: “Con estos libros he viajado a lugares a los que sé que nunca voy a ir.” Creo que esto resume toda la realidad.

Hay que trabajar de manera articulada en pos de construir un país en el cual la lectura no solo esté inserta en la escuela sino también en la familia y atraviese toda la sociedad. en alianza con supervisores escolares buscando ofrecer respuestas adecuadas a la realidad de cada comunidad. Con respecto al sector privado, la fundación, que no cuenta con fondos propios sino que se sostiene gracias al apoyo de las empresas, organizaciones e individuos, acompaña a las compañías en sus políticas de RS a través de diversas iniciativas vinculadas con el eje central de la entidad. A la hora de evaluar la pérdida o no de este hábito tan preciado y el impacto de las nuevas tecnologías, para la ejecutiva no se puede decir que desapareció, sino que, tal vez, actualmente se hace con menos frecuencia dado la vorágine de la vida diaria y los nuevos hábitos que fueron adquiriendo los niños y los jóvenes. “Consideramos fundamental leerle a los chicos, así sea quince minutos por día. Hacerlo cotidianamente refuerza el contacto con los textos, fortalece vínculos y prepara un incipiente camino lector. Como lo expresa el lema de nuestra campaña anual, la Maratón Nacional de Lectura, “para que un niño lea, no le muestres solo un libro, mostrale también un lector”. Este es el eje de la recuperación de la costumbre”. Cuenta, además, que Fundación Leer tiene su aplicación digital con recomendaciones de cuentos y actividades por edades, que es gratuita y se puede descargar desde celulares y tablets en Google Play o App Store. La idea es que los padres sepan qué leer según las edades e intereses de sus hijos de forma inmediata y muy sencilla, a través de los dispositivos digitales. “Creemos que nunca los niños han leído tanto como ahora. ¿Cuántas horas pasan en sus teléfonos digitales en las redes sociales? El punto es qué es lo que están leyendo. La tecnología puede ser y es una enorme aliada para promover la lectura. Pero los niños llegan a ella de la mano de un adulto y es él el que debe ayudarlos a realizar un uso inteligente El libro digital, sin más, lleva el libro a lugares en los cuales antes no existían bibliotecas. Democratiza la lectura. Y es esencial”, concluye.<<


Domingo 14 de Febrero de 2016

COMISIÓN GLOBAL DE NEGOCIOS Y DESARROLLO SUSTENTABLE

CONDUCCIÓN SEGURA

En el marco del Foro Económico Mundial, realizado del 20 al 23 de enero de este año en Davos, Paul Polman, CEO de Unilever y Mark Malloch-Brown, ex vicesecretario General de Naciones Unidas, fundaron la “Comisión Global de Negocios y Desarrollo Sustentable”. La Comisión reúne a líderes internacionales del mundo empresarial, a instituciones financieras y a la sociedad civil. Su propósito es articular y exponer argumentos económicos para demostrar por qué el sector empresarial debe involucrarse en el logro de los Objetivos de Desarrollo Sustentable (ODS). Además, analizará aquellos modelos de negocios que resultan perjudiciales, teniendo en cuenta lo que implican para el desarrollo sustentable, y diagramará los nuevos mecanismos financieros que el mundo necesitará para alcanzar los los ODS. Objetivos de Desarrollo Sustentable. Mark Malloch-Brown explica: “Los gobiernos y las organizaciones internacionales no pueden construir solos el futuro que todos necesitamos. El sector empresarial es clave para acelerar la transición”.

Samsung Electronics Argentina dio a conocer al público el primer Safety Truck, un desarrollo tecnológico para camiones que busca prevenir los accidentes de tráfico en situaciones de sobrepaso. Gracias a su colaboración con Leo Burnett Argentina, agencia de publicidad, Ingemática, empresa argentina dedicada a crear soluciones de tecnología, Helvetica SA, compañía local dedicada a la ingeniería del remolque y la construcción, y Volvo Truck, uno de los principales fabricantes de camiones en todo el mundo, el vehículo fue construido y llevado a la realidad. Desde su inicio, el desarrollo del proyecto se llevó a cabo íntegramente en el país y llamó la atención de todo el mundo. También fue seleccionado como uno de los 25 mejores inventos de 2015 por la revista Time. El Samsung Safety Truck, que estará circulando durante todo un año, utiliza dos cámaras delanteras incorporadas y una plataforma de software de transporte especialmente diseñada por Ingemática para capturar y transmitir la imagen de la ruta adelante, lo que permite a los vehículos detrás evaluar con mayor precisión las posibilidades de sobrepaso y tomar decisiones más informadas de manejo. Los conductores acceden a las imágenes a través de una pantalla de alta calidad compuesta por cuatro pantallas de gran formato Samsung OH46D. Diseñadas a prueba de polvo y resistente al agua.

COMPETENCIA PARA CIUDADES Michael R. Bloomberg lanzó el Mayors Challenge 2016 de Bloomberg Philanthropies, una competencia para inspirar a las ciudades de América Latina y el Caribe a desarrollar nuevas ideas audaces que solucionen problemas importantes y mejoren la vida de sus habitantes – y que posteriormente puedan compartirse con otras ciudades. El concurso incluye un premio de 5 millones de dólares y cuatro premios de 1 millón de dólares para otras cuatro urbes que generen ideas poderosas. Es además, uno de los programas emblemáticos de la fundación, y alcanza a cientos de localidades de los Estados Unidos y Europa. Se invita a las ciudades con más de 100 mil residentes en la región a participar en la edición de este año. Así, más de 900 cumplen con los requisitos en los siguientes países: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, Méjico, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay, Surinam y Venezuela. Todas las que concursen deberán presentar ideas que cubran uno o más de los siguientes puntos: responder a un importante problema social o económico en el área local; mejorar el servicio al cliente para ciudadanos o empresas; crear eficiencias gubernamentales; mejorar la participación ciudadana en el gobierno local. La fecha para inscribirse vence el 15 de marzo y se debe hacer en www. mayorschallenge.bloomberg.org y las ideas deben presentarse antes del 15 de abril. A mediados de junio se anunciarán a los 20 finalistas y en septiembre, a las cinco ciudades ganadoras.

CONTRA EL FRAUDE ALIMENTARIO SSAFE y PwC lanzan una herramienta gratuita para detectar vulnerabilidades, reducir las oportunidades de adulteración de productos e incrementar los controles internos en las compañías alimenticias. La misma se anticipa a los nuevos requerimientos de seguridad globales establecidos por la GFSI (Global Food Safety Iniciative). El fraude en la cadena de valor de los productos alimenticios es un problema global que genera pérdidas estimadas en 40 mil millones de dólares. Estudios realizados por PwC indican que 1 de cada 3 organizaciones son víctimas de un fraude. En Argentina, esta cifra se incrementa a 1 de cada 2. Andrés Sarcuno, senior manager de Forensic Services de PwC Argentina agrega “Esta industria debe prestar especial atención a esta amenaza. Más allá del costo económico, un fraude de este tipo atenta contra la salud pública y daña la confianza del consumidor”. Además, sugiere que las compañías conozcan quiénes son sus proveedores de materia prima y cuáles son sus procesos, como así también quiénes proveen los materiales de envasado y embalado de los productos destinados al consumidor, controlar el destino de los productos próximos a expirar o vencidos y cómo es el proceso de destrucción, es un aspecto vital de toda la cadena.

[Suplemento Responsabilidad Social Fonres] La Opinión Austral 14.02.16  

S.O.S. - Catástrofe Humanitaria: Inundaciones, terremotos, incendios, crisis y emergencias: ¿qué respuesta producen las empresas? Ser un sim...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you