Issuu on Google+

Obesidad Infantil www.obesidadinfantilonline.com | 2011

Alimentaci贸n en

preescolares

Causas y

complicaciones

5 pasos para una

buena salud

SUPLEMENTO COMERCIAL INDEPENDIENTE, RESPONSABILIDAD DE EDICIONES SUPCORP, S.A. de C.V. www.obesidadinfantilonline.com Obesidad Infantil 2011 1


l s i t a n s a f n cau i d a d i s obe pales

rinci p s a l e c o Con

de la

La obesidad infantil es el exceso de grasa en el cuerpo del niño. Puede originarse por factores genéticos, conductuales, biológicos o ambientales. Según la Secretaría de Salud, México es el país que ocupa el primer lugar en obesidad infantil en el mundo. Con respecto a los factores genéticos que propician la obesidad, la mejor evidencia se encuentra en la historia natural de enfermedades raras que se caracterizan por  una alteración cromosómica, que se manifiestan con obesidad en la infancia y que han dado luz sobre los mecanismos de regulación cerebral del apetito. Estas patologías se distinguen por una ganancia de peso excesiva en el niño entre los dos y los seis años de edad, además, en algunos casos hay malformaciones congénitas en manos o pies y degeneración macular en ojos. Estas enfermedades

Dr. Guillermo Meléndez Coordinador Científico Fondo Nestlé para la Nutrición de la Fundación Mexicana para la Salud

de origen genético se asocian con una falta de regulación del apetito a nivel del hipotálamo. Los niños que presentan estas alteraciones comen de una manera compulsiva desde pequeños y son muy irritables. Cuando nos referimos al factor conductual estamos hablando de los modelos de los que los niños adquieren ciertas conductas, por ejemplo, los hábitos alimentarios en el hogar. Para combatir la obesidad infantil se debe educar a los padres sobre la alimentación del niño, para que ésta sea balanceada y variada. También es importante que el menor practique 60 minutos de actividad física diariamente, cifra recomendada por la Organización Mundial de la Salud. La Fundación Mexicana para la Salud (Funsalud) realizó un estudio comparativo sobre la cantidad de veces que ingerían alimento los niños con un peso normal y los niños con obesidad; se encontró que aquellos con obesidad comen dos veces más que el niño que tiene peso normal. A partir de la década de los ochenta se empezó a hablar del ambiente obesogénico, caracterizado por propiciar el sedentarismo en la sociedad. Hoy día, es común que las madres de familia salgan a trabajar y dejen al menor bajo el cuidado de algún pariente, que generalmente no vigila su actividad y, por lo tanto, el infante pasa demasiado tiempo viendo televisión o jugando videojuegos.

Es crucial que la familia mexicana conozca las consecuencias de la obesidad infantil, como la diabetes mellitus tipo II, la hipertensión arterial, el colesterol elevado y el hígado graso. Hace 30 años estas enfermedades sólo aparecían en adultos, actualmente se pueden observar en adolescentes y en niños.

2

www.obesidadinfantilonline.com

Obesidad Infantil 2011


Obesidad Infantil 2011

www.obesidadinfantilonline.com

3


s o s a 5p vida u

t para que

Muévete ¿Te gusta jugar? ¿Te gusta brincar? ¿Te gusta moverte? ¡La actividad física ayuda a que crezcas fuerte y sano! Pero, ¿sabías que mientras caminas, corres, subes escaleras, andas en bicicleta, bailas, brincas o nadas, estás haciendo actividad física? Ésta, además de ser divertida, te ayuda a que tu salud sea excelente. Lo recomendable es que hagas actividad física 60 minutos diarios, además de la que realizas en la escuela. Existen muchos lugares donde lo puedes hacer, sólo debes de tener imaginación. Por ejemplo, le puedes pedir a tu mamá que te lleve al parque, una explanada, un centro deportivo o un lugar donde puedas correr, saltar o jugar futbol. Lo importante es que no pases mucho tiempo frente a la televisión, computadora o videojuegos. Verás que es más divertido jugar con tus amigos o familia.

Come verduras y frutas

e l b a d salu

sea más

Toma agua ¿Sabías que la mayor parte de tu cuerpo es agua? Entonces imagina qué tan importante es. Por eso debes mantenerte hidratado, y lo mejor es que sea con agua potable. El agua ayuda al buen funcionamiento de tu cuerpo porque transporta los nutrimentos que necesitas hacia todos tus órganos y células, también ayuda a tu sistema digestivo, a tu sistema circulatorio y contribuye a regular la temperatura de tu cuerpo. Este paso es muy importante pues, como seguramente sabes, muchos niños de tu edad consumen solamente bebidas azucaradas o refrescos, lo que puede afectar a su salud. Lo mejor es que tomes agua simple en tus comidas (desayuno, comida y cena) y durante el recreo. También debes de beber agua cuando realices ejercicio o haga mucho calor. No olvides que el agua ayuda a que tu organismo funcione correctamente. Lo recomendable es que bebas 6 vasos todos los días; puedes empezar con 3 e ir sumando 1 hasta llegar a la meta de 6 vasos, verás que te sentirás mejor.

¿Te gustaría ser sano y fuerte cuando seas grande?, entonces es importante que comas verduras y frutas todos los días, son muy ricas y ayudan a que tu cuerpo tenga la energía para poder moverse. En lugar de comer papas fritas, pastelillos o golosinas a la hora del recreo, pídele a tu mamá que te mande una porción de fruta (melón, papaya, sandía), pues te ayudan a evitar muchas enfermedades y tener una alimentación correcta. Puedes iniciar comiendo 2 raciones de verduras y 1 ración de fruta al día, o si puedes consumir más ¡adelante! Las verduras y frutas son deliciosas, nutritivas e indispensables para lograr una alimentación correcta. Además: Dan color y diversión a tu comida. Aportan fibra, la cual nos ayuda a evitar muchas enfermedades. Tienen nutrimentos y minerales que ayudan a mejorar nuestras defensas. Por eso es muy importante que todos los días comas verduras y frutas, así crecerás sano y fuerte.

4

www.obesidadinfantilonline.com

Obesidad Infantil 2011


Obesidad Infantil 2011

www.obesidadinfantilonline.com

5


Si te fijas bien, a tu alrededor hay muchos niños con sobrepeso y esto no es bueno para su salud. En este paso, tus padres o un doctor te ayudarán a medirte la cintura para saber si tu talla es la correcta.

Comparte

El paso Mídete te servirá para conocer y checar tu estado de salud físico así como para identificar tus emociones. El chiste es que aprendas a conocerte: ¿Cómo te sientes hoy? ¿Te duele algo? ¿Te sientes cansado? ¿Estás contento? ¿Comes sólo por que se te antoja y no porque sientes hambre?

Ahora que ya conoces los pasos anteriores, lo que sigue es compartirlos con tu familia y amigos. Cuéntales de qué se tratan estos 5 pasos y contágialos de este nuevo programa para lograr salud para todos. Recuerda que convivir es disfrutar y pasar ratos agradables con todas esas personas que son importantes para ti.

Recuerda que más vale aprender a medir nuestro estilo de vida para evitar complicaciones futuras.

Fuente: http://www.5pasos.org.mx

a i c n a t r o p m

i

La

de la

en niños

con

d a d i s obe

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que en 2010 cerca de 42 millones de niños alrededor del mundo padecían obesidad. La mayoría de ellos pasará a la edad adulta bajo esta condición médica, misma que compromete seriamente la salud y el bienestar del individuo. Este padecimiento, que de acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Pública es una enfermedad crónica, compleja y multifactorial, se puede prevenir. Como sabemos, una de las prin-

6

www.obesidadinfantilonline.com

cipales causas de la obesidad en los niños mexicanos es la disminución del tiempo que dedican a realizar alguna actividad física, pues en lugar de esto pasan gran parte del día frente a una computadora, viendo televisión o jugando videojuegos. La falta de actividad física provoca un desequilibrio entre la ingesta y el gasto energético, es decir, las calorías que contienen los alimentos que consumimos es superior a aquellas calorías que se “queman” al realizar alguna actividad física.

Obesidad Infantil 2011


El sedentarismo entre los niños mexicanos favorece el curso de la enfermedad; hoy día, como hemos visto, la cultura de la actividad física se ha visto reemplazada por acciones que no implican la activación del organismo. Entre niños en los que la obesidad es producida por un desequilibrio entre la ingesta y el gasto energético, el tratamiento para abordar esta enfermedad está dirigido hacia la modificación del estilo de vida y la mejora de la alimentación con base en el denominado “Plato del bien comer”. El papel que juega la actividad física en la prevención y erradicación de la obesidad es primordial; la OMS sugiere que “se debe practicar actividad física de intensidad moderada o vigorosa que sea adecuada para la fase de desarrollo y que conste de actividades diversas durante 60 minutos diarios”. También advierte que para controlar el peso puede ser necesario un mayor grado de actividad. Entre los jóvenes de 5 a 17 años, la Organización recomienda practicar deportes, juegos, desplazamientos, actividades recreativas, educación física o ejercicios programados, en el hogar, escuela o en la comunidad. Cuando se trata de movilizar a niños que no han practicado actividad física regular con anterioridad se recomienda aumentar paulatinamente el grado de ejercicio.

Efectos beneficiosos de la actividad física en los jóvenes1 La realización de una actividad física adecuada ayuda a los jóvenes a: desarrollar un aparato locomotor (huesos, músculos y articulaciones) sano; desarrollar un sistema cardiovascular (corazón y pulmones) sano; aprender a controlar el sistema neuromuscular (coordinación y control de los movimientos); mantener un peso corporal saludable. La actividad física se ha asociado también a efectos psicológicos beneficiosos en los jóvenes, gracias a un mejor control de la ansiedad y la depresión. Asimismo, la actividad física puede contribuir al desarrollo social de los jóvenes, dándoles la oportunidad de expresarse y fomentando la autoconfianza, la interacción social y la integración. También se ha sugerido que los jóvenes activos pueden adoptar con más facilidad otros comportamientos saludables, como evitar el consumo de tabaco, alcohol y drogas, y tienen mejor rendimiento escolar. 1Organización Mundial de la Salud. Consultado el 19 de abril desde http://www.who.int/dietphysicalactivity/factsheet_young_people/es/index.html

Obesidad Infantil 2011

www.obesidadinfantilonline.com

7


s e n o i c a c i l Comp ninos peso

del sobre

d en y obesida

Dr. Hugo Montppellier Nutrición, Obesidad Infantil y Manejo integral de la Obesidad Hospital Angeles Mexico Torre A-601 5272-6211 www.obegenics.com hmontppellier@gmail.com

La incidencia de sobrepeso y obesidad infantil se ha incrementado en forma dramática en nuestro país. Las consecuencias de estos padecimientos sobre la salud son graves, por ejemplo, pueden producir hipertensión, resistencia a la insulina, mala tolerancia a la glucosa sanguínea, hiperlipidemias, problemas ortopédicos, ovario poliquístico, enfermedades de la piel, entre muchas otras.

bientales, y que están asociados al sobrepeso. Entre los más destacados se encuentra la intolerancia al azúcar en sangre, resistencia a insulina y el desarrollo de diabetes tipo II, también pueden aparecer otras patologías como apnea nocturna (dejar de respirar durante el sueño), enfermedad de hígado graso, que de no tratarse desembocará en cirrosis, hipertensión y trastornos de grasas en sangre.

En diversos estudios se ha visto que parte de la población infantil que tiene sobrepeso se encuentra en riesgo de padecer en la adultez patologías metabólicas y cardiovasculares que incrementarán los índices de mortalidad.

Hablar de complicaciones es mencionar una serie de patologías que pueden tener funestas consecuencias. Lo más paradójico es que todo, absolutamente todo, puede ser reversible y presentar una gran mejoría, incluso la cura, si se sigue constantemente una adecuada dieta, ejercicio, cambio de hábitos y manejo por un profesional que identifique estos riesgos potenciales en las primeras intervenciones en consultorio.

La sola presencia de obesidad en la infancia no predice un inminente daño, sino que existe un espectro de riesgos, los cuales pueden estar influidos por la genética y factores am-

Desde una perspectiva pragmática, no podemos ignorar este problema, ya que de no atenderse, este tipo de padecimientos llegarán a consumir tiempo, camas de hospital y presupuestos destinados a otros sectores de salud. Pero lo más importante es que los niños con sobrepeso y obesidad acortan su tiempo de sobrevida. Las evaluaciones que se hagan en consultorio deben de incluir peso, talla, presión arterial, hábitos alimenticios, consumo de chatarra, jugos y refrescos, y antecedentes familiares de sobrepeso. Con lo anterior, sobre todo peso y talla, se calcula el Índice de Masa Corporal (ICM o BMI), se grafica y clasifica, según estos criterios, si padece sobrepeso u obesidad.

No esperemos hasta que el sobrepeso u obesidad deriven en una patología grave, debemos pedir ayuda profesional a tiempo, para poder mejorar la calidad de vida.

8

www.obesidadinfantilonline.com

Obesidad Infantil 2011


Obesidad Infantil 2011

www.obesidadinfantilonline.com

9


La

s e t e diab s nino en

Recibir la noticia de que nuestro hijo padece diabetes puede llegar a ser difícil, no sólo porque surgirán un sinfín de preguntas alrededor de esta enfermedad, también porque debemos comenzar a considerar un cambio importante en el estilo de vida del menor y de nuestra familia. La diabetes consiste en una alteración en la producción de la hormona insulina por el páncreas o por una resistencia a la acción de la insulina en el organismo. La insulina es la encargada de transformar el azúcar (o glucosa) en energía, promoviendo así un buen funcionamiento de nuestro cuerpo. Los síntomas más comunes en la diabetes son:

Según la Organización Mundial de la Salud, los niños que padecen obesidad tienen mayores posibilidades de padecer, a edades más tempranas, enfermedades crónicas (que aquejarán al individuo durante toda su vida) como la diabetes mellitus. La grasa acumulada en el cuerpo de la persona que padece diabetes interfiere con la correcta función de la insulina.

Altas cantidades de orina debido a que, a través de ella, el cuerpo intenta eliminar el exceso de azúcar en sangre. Como consecuencia de esto, el paciente consume mucho más agua, para compensar la pérdida de líquidos.

Investigaciones llevadas a cabo por la Federación Mexicana de Diabetes, refieren que la diabetes es una enfermedad que se desarrolla de manera silenciosa y paulatina, por lo tanto, la prevención es la mejor arma para combatirla.

Para obtener la energía que el cuerpo no puede obtener del azúcar, se ingiere un mayor número de alimentos.

El examen de glucemia es la herramienta clínica realizada por el profesional de la salud para diagnosticar diabetes, este consiste en la extracción de una pequeña cantidad de sangre que posteriormente se examinará para medir el nivel de azúcar.

Hay pérdida de peso debido a que el organismo recurre a las grasas y a los músculos como fuente de combustible. Ya que el azúcar deja de ser una fuente de energía, el paciente se cansa con facilidad. La diabetes infantil (diabetes mellitus tipo 1) es la segunda enfermedad crónica más común en la infancia, y quien la padece necesita la insulina inyectada para controlar los niveles de glucosa en la sangre. Ya que la diabetes tipo 1 puede aparecer desde las primeras semanas de nacimiento, lo recomendable es comenzar con una buena lactancia, evitando el uso de la alimentación artificial. Asimismo, se debe tener en cuenta la importancia de una dieta saludable baja en azúcares, y fomentar la actividad física entre nuestros hijos.

10

www.obesidadinfantilonline.com

Obesidad Infantil 2011


Obesidad Infantil 2011

www.obesidadinfantilonline.com

11


s e r a l o c s e re ón en

taci La alimen

p

Nut. Norma Rábago Nutrición y Bariatría Hospital Ángeles México Torre A-601 Tel 5272-6211 3621-6448

La prevalencia de sobrepeso y obesidad en niños representa un problema importante de salud pública en nuestro país. Se piensa que las dietas con contenido elevado de energía y grasas, junto con estilos de vida sedentarios, son los principales factores que contribuyen al aumento de peso. Asimismo, se cree que en la enfermedad cardiovascular -que constituye una de las principales causas de muerte y morbilidad- también intervienen la dieta y los estilos de vida sedentarios. Los hábitos, las preferencias y los comportamientos alimenticios establecidos durante la lactancia mayor y la etapa preescolar influyen no sólo en los hábitos dietéticos futuros, sino también en el estado de salud posterior. Cuando empezamos a hablar de la nutrición en niños en edad preescolar es importante empezar por los padres, y sobre qué conocimientos deben adquirir para empezar con una buena educación al comer. Tenemos que resaltar la importancia de que los padres modelen este tipo de dieta para sus hijos o que “hagan lo que dicen y lo que hacen”. Los padres deben responder de manera adecuada a las señales de hambre y saciedad del niño. Deben centrarse en el objetivo a largo plazo del desarrollo de autocontroles de alimentación saludables en los niños. Además, deben enfocarse en la composición y cantidad de alimentos que consumen sus hijos. Es necesario proporcionar a los niños raciones apropiadas para su edad. Los padres deben evitar el control de la ingesta alimenticia de los niños al sujetarse a contingencias (“no hay postre hasta que termines de comer”) y prácticas coercitivas (“limpia el plato, hay muchos niños en el mundo que se mueren de hambre”). Deben tener precaución de no restringir de manera estricta los “alimentos chatarra”, que tienen contenido elevado de grasa y azúcar, a tal grado que se vuelvan aún más deseables para el niño. Los niños tienen preferencia no aprendida por los sabores dulces y un poco salados. Tienden a rechazar los alimentos amargos, ácidos y condimentados. Nunca se debe forzar a los niños a comer algo. Es importante tener lineamientos, esto es, poner énfasis en ofrecer a los niños alimentos variados, incluyendo productos de grano, frutas y verduras, y productos lácteos de bajo contenido graso, carnes magras, frijoles, pescado y pollo. Los alimentos de alto contenido graso y de azúcares, como dulces, galletas y pasteles, se deben limitar. (Continúa en la página 14)

12

www.obesidadinfantilonline.com

Obesidad Infantil 2011


Obesidad Infantil 2011

www.obesidadinfantilonline.com

13


Para aquellos que no sepan qué alimentos deben comer los niños es importante llevar un control, por ejemplo: Domingo

Lunes

Martes

Jueves

Viernes

Leche

2 porciones

1 porción

3 porciones

2 porciones

2 porciones

2 porciones

Carne

2 porciones

2 porciones

2 porciones

2 porciones

3 porciones

3 porciones

Verduras 3 porciones

2 porciones

1 porción

3 porciones

2 porciones

1 porción

Frutas

2 porciones

3 porciones

2 porciones

3 porciones

1 porción

2 porciones

Granos

3 porciones

1 porción

3 porciones

1 porción

3 porciones

2 porciones

Este registro debe incluir las porciones consumidas en desayuno, refrigerio, comida y cena. Utilice esta información para darse idea de los alimentos que su hijo come durante la semana. Marque los alimentos consumidos cada día y el número de raciones correspondiente. (Por ejemplo: si se come una rebanada de pan tostado en el desayuno escriba “pan tostado” y rellene 1 porción del grupo granos).

14

Miércoles

www.obesidadinfantilonline.com

La cantidad de porciones que se muestran para cada grupo representa la cantidad de raciones que se comen cada día. Al final de la semana, si observa varias raciones en blanco ofrezca más alimentos de esos grupos en los días siguientes. Este debe de ser un trabajo diario, tenga en cuenta que es un plan para su niño pequeño y necesita su ayuda para adquirir una buena educación alimentaria.

Obesidad Infantil 2011


Obesidad Infantil 2011

www.obesidadinfantilonline.com

15


16

www.obesidadinfantilonline.com

Obesidad Infantil 2011


Obesidad Infantil