Issuu on Google+

SUPLEMENTO LITERARIO

REDACCIÓN PERIODÍSTICA

Barranquilla, Colombia / 18 de Agosto de 2013 / Diario La Libertad / Esper Impresores / 8 paginas / 37º Edición


2

SUPLEMENTO LITERARIO

LA LIBERTAD Barranquilla, Domingo 18 de Agosto de 2013

Consejos para una buena redacción periodística RICARDO AVILA CARDONA

“Cada vez que escribo invoco los espíritu esquivos de la poesía: G.G.M.” La redacción es uno de los aspectos más difíciles que hay que tener en cuenta para escribir bien un texto, ya sea de índole literario, cultural, o periodístico. Por muy buena práctica que tenga el redactor, columnista, reportero, escritor, editorialista, abogado, sociólogo o cualquier hombre que exprese un pensamiento o discierna sobre un determinado tema valiéndose de la comunicación escrita. Me recomendaba un amigo periodista de extensa trayectoria, que además de tener en cuenta las reglas ortográficas, sintácticas, morfológicas, y de sencillez en el escribir, la mejor forma de redactar bien era escribir permanentemente porque esta actitud le va dando dominio en el campo de la narración; algo parecido así como el acróbata de circo que diariamente realiza entrenamientos hasta de los saltos más sencillos; solo la práctica hace a los maestros y determina el pleno conocimiento de los hechos y la maestría y habilidad en lo que pretendamos hacer. Para algunos amigos que me solicitaron que les diera unos consejos para redactar bien, sin ser el gran maestro para estas difíciles lides en el campo del conocimiento, trataré de suministrarles unas directrices para su buen provecho y que al mismo tiempo servirán a todos los periodistas, que diariamente desean superarse en el enmarañado macro-cosmo del periodismo y de la narración. Cuando escribas sobre cualquier cosa tema trata de no abusar de los adjetivos calificativos. Azorin nos enseña sobre el uso inadecuado de los adjetivos y nos ilustra en los siguientes términos    “Si un sustantivo necesita de un adjetivo, no lo carguemos con dos”; Pío Baroja refiriéndose a la sencillez de la redacción nos aconseja”: “Para mí no es el ideal del estilo, ni el casticismo, ni el adorno, ni la elocuencia; lo es, en cambio, la claridad, la precisión y la elegancia” Continua Pío Baroja expresando sobre lo ideal del estilo: “Algunos han dicho que yo no sabía escribir, como la mayoría de los autores de mi tiempo, con lugares comunes, elocuentes. Lo que sucede es que no me

hace gracia esa manera de escribir. Una prosa recargada y con pretensiones siempre con el mismo ritmo, me aburre. Me gusta en cambio la forma directa, escueta y sencilla”. Lo más grave en un redactor es la escasez de recursos lingüísticos trasluciendo la sensación de pobreza de vocabulario. Recuerda: que en toda redacción debes poner en juego la riqueza de tu vocabulario, para que tus escritos sean expresivos, ágiles y atractivos. Eso sí debes evitar un vocabulario pedante y rebuscado y por lo menos debes tener en cuenta el uso indebido de las repeticiones que son fastidiosas y causan disonancia y la lógica pérdida del sentido de lo que expresas. ¿Y qué decir de los extranjerismos que no han sido incluidos en las normas de la Real Academia de la Lengua? Evitarlos a todo trance, por ejemplo debes evitar decir Amateur por aficionado, boulevard por alameda, souvenir por recordatorio, coah por líder o dirigente. La propiedad lingüística debe ser una caracterización en la redacción, por ejemplo si quieres calificar un sustantivo con un adjetivo y al referirse al clima se diga: “Climatérico”, porque lo climatérica no tiene nada que ver con el clima. Estos consejos te servirán a la hora de ponerte a redactar una noticia. Sin embargo, el estilo periodístico, aunque se atenga a unas normas de precisión y claridad, también debe conseguir “atrapar al lector” como la mejor de las novelas. Para ello no hay recetas, sólo buen hacer, imaginación y práctica. Mucha práctica.  1- Las frases cortas son mejores que las largas. Evita las frases subordinadas y utiliza el punto con mucha más frecuencia que la coma o las conjunciones. Ejemplo: MAL: Y no podemos olvidarnos del MX Onda de Maximino Pérez, ya que fueron sus hombres los que desencadenaron la guerra, y los que menos suerte tuvieron, ya que José Manuel García rompió la cadena a poco más de un kilómetro de la llegada BIEN: Y no podemos olvidarnos del MX Onda

Director: Roberto Esper Rebaje Director de Redaccion: Javier De la Hoz/ Luis Roncallo Directores Literarios: Ricardo Avila/ Federico Santodomingo Colaboradores: Carlos Angulo Menco//German Morales// Jose Angulo E-mail: Supleliterario@Gmail.com; riavica@yahoo.com; Jdeorosierra@Gmail.com. Suplemento Literario de La Libertad

Issuu: Suplemento Literario

de Maximino Pérez. Fueron sus hombres los que desencadenaron la guerra y los que menos suerte tuvieron: José Manuel García rompió la cadena a poco más de un kilómetro para la llegada. 2- La construcción sintáctica preferente será la de Sujeto-Verbo-Complementos. Ejemplo :MAL: En la Malvarrosa, el presidente ha comprado un chalet. BIEN: El presidente ha comprado un chalet en la Malvarrosa. 3- Los complementos circunstanciales de tiempo tienen que comenzar la frase. Ejemplo :MAL: A los concejales, el alcalde les mandó ayer un telegrama. BIEN: Ayer el alcalde mandó un telegrama a los concejales. 4- Es preferible usar frases afirmativas que negativas. Ejemplo :MAL: El Presidente no quiso hablar. BIEN: El Presidente se negó a hablar. 5- Mejor la voz activa que la pasiva. Ejemplo : MAL: La noticia fue difundida por la radio. BIEN: La radio difundió la noticia. 6- Es preferible utilizar los tiempos presentes que los pasados (especialmente en el titular) porque es aquello que actualiza la noticia. Ejemplo: MAL: Alzira ha pedido más subvenciones. BIEN: Alzira pide más subvenciones. 7- Utilizar el estilo directo en las citas da vivacidad al texto. Ejemplo : MAL: Barberá afirma que si son ciertos los rumores dimitirá. BIEN: Barberá afirma: “si son ciertos los rumores dimitiré”. 8- Los adverbios terminados en “-mente” emprobrecen los escritos: contribuyen a formar redundancias y a la monotonía (por la repetición del sonido). Ejemplo: MAL: Las plantas crecen cuando se les riega abundantemente. BIEN: Las plantas crecen cuando se les riega en abundancia.

¿Escribes? ¿te gusta La poesía, la literatura,y todo lo relacionado con el arte? llamanos o escribenos y publicaremos tus obras de arte hecha letras... Cel. 3216909351 E-Mail:Supleliterario@Gmail.com; lalibertad@lalibertad.com.co


SUPLEMENTO LITERARIO

LA LIBERTAD Barranquilla, Domingo 18 de Agosto de 2013

3

Barranquilla y su radio ayer y hoy SANTANDER ROJAS

D

ecir que la radio del ayer fue mejor que la de hoy, son evaluaciones que deben tomarse con mesura sobre todo precisiones de marcas profesionales porque cada quien califica la fiesta como le vaya en ella, pero esto no amerita titubeos para resaltar épocas y sus partícipes. Antes era requisito presentar examen de cultura general ante el Ministerio de Comunicación Nacional para recibir la licencia que permitía sentarnos delante del micrófono, documento con sus respectivas categorías: noticias, comerciales y presentación. El locutor tenía que ser amo y señor de estilo propio, voz sonora, firme, clara, armoniosa a la coherencia de excelente vocalización y buen uso del idioma conservando siempre el respeto hacia los oyentes. La voz tenía que llevar elegancia y modulación. Más tarde se fueron filtrando algunos modismos con sentido de humor aceptados por el Ministerio para la identificación cultural de las regiones y diferenciar la radio que se hacía en el interior del país y en la Costa Atlántica. El primero que implantó esa modalidad fue Marcos Pérez Caicedo después que regresó de Bogotá donde leía el Reporte Esso, entre tales vocablos estaban Pindanga, gancho de caña, entre la rubia y la morena, ras con bola, entre río y mar, Niágara en bicicleta. Con este genio de la radiodifusión costeña se abrieron eslabones en lo que debió llamarse una revolución radial con otras voces que hicieron historia como las de Tomas E. De Alba, Carlos Fernández, Rafael Pérez, Cecil A. Pardo, Alfonso Castro, Boris Vergara, Alvaro Ruiz, Carlos Consuegra, Gustavo Castillo, Julio Pizarro, Félix Chacuto, Abel González, Pedro J. Meléndez, Edgar Perea, Jaime Jiménez, José Bejarano, Osvaldo Sampayo, Robinson Calvo, Ventura Díaz, Rafael Xiques, Italo Iguarán, Leonidas Otálora, Pablo Rodríguez, Guillermo Martínez, Eduardo Hernández, Antonio Borja, Pedro Caballero, Eduardo Navarro, Plutarco Barraza, Oscar Suárez, Tomás Barraza, Efraín Peñate, Aquilino Sandoval, Marcos Pérez Jr., Heli Alba Alba, Lenin Bueno Suárez y otros. Esta gente se sembró en la línea informativa cultural y a veces se apoyaban en términos castizos pero divorciados de chambonerías, eran jocosidades inofensivas del ámbito diario. Fue como especie de una radio pedagógica que ilustraba a la sociedad y la inducía

al buen comportamiento social con modismos. El Gobierno buscaba a la radio para sus promociones o campañas oficiales pero cualquier desliz era suficiente para que el Ministerio de Comunicaciones oficiara al dueño o gerente de la emisora, sin embargo hoy prima la arbitrariedad en las F.M. y por gracia son las que sintonizan conductores de buses, guaraperos y chaceros. Antes el locutor únicamente leía las noticias y el periodista escribía, con el correr del tiempo se aceptó que el redactor leyera comentarios para matizar la monotonía de una sola voz. Mas tarde surgieron locutores periodistas haciendo uso de dos profesiones sin descuidar hasta la fecha que el locutor es uno y el periodista otro. A la muestra de inteligencia la radio de ayer selló horizontes culturales, educativos, costumbristas y respetuosos con diales asignados a la Voz de la Patria, Radio Libertad, Emisoras Unidas, Radio Reloj, Voz de Barranquilla, Emisora Atlántico, Riomar, ABC, Sutatenza, Vigía y Variedades, Voz de las Estre-

llas, Radio Universal, Voz de la Costa, Radio Olímpica A.M., Radio Piloto, Radio Tropical, Radio Alegre, Radio Tiempo y demás. Hoy no es requisito tener licencia para locutar y menos tarjeta para escribir, decisiones estatales que han permitido fortalecer la invasión, dando ingreso a la oferta y la demanda donde cualquiera locuta así la voz rebote en los tímpanos de quien escucha y escriba sandeces sin interesarles la redundancia y cacofonías y todo esto debe aceptarse así no sean lo uno ni lo otro. Mientras no se organice un movimiento que produzca el revolcón esperado en la radio a través de un liderazgo constructivo y antipolítico seguiremos al uso de una solidaridad gremial ficticia y una radio fuera de profesionalismo Aún existen noticieros que sostienen en la práctica de su independencia periodística implantada por sus directores pero escuchamos otros con libertades simuladas, simples protectores de dirigencias políticas para participar en presupuestos publicitarios escudados con los llamados reinatos de sintonía.

Debe preocuparnos que en Barranquilla con varias facultades de Comunicación observamos una plaza donde la mediocridad radial no tiene límites y cerrar la puertas a las nuevas generaciones es imposible, pero incomoda con sinceridad ver en el gremio a llamados colegas con colitas de caballo, aretes, vinchas, suéteres apretados, calzones pegados a las asentaderas y pañuelos amarados en la frente como piratas. Las jornadas de capacitación son indispensables pero es de mérito llevarlas a la práctica porque los diplomas se quedan en los clavos. Si quiera las A.M. conservan sus directrices periodísticas informando a las masas al continuar de circos fastidiosos llamados F.M. con algunos comerciantes que no les interesa la cultura, porque su propósito es aumentar ventas y fortalecer imagen a su razón social. Que el estatus socioeconómico de los radioperiodistas sea bien calificado dentro de la importancia que merece esta profesión, herramienta favorable para acabar con el mendigaje y el tropical rebusque que en parte ha desdibujado esta valiosa e importante profesión Urge un código o manual de la radio, donde pueda socializarse la cultura para que el respeto hacia los oyentes se conserve, que el pueblo vea en el locutor y periodista su amigo defensor de sus intereses, que se califiquen los valores de la radio y el periodismo, que las intrigas entre colegas desaparezcan, herramientas sucias para satisfacer grupismos, que los jefes de prensa de los estamentos públicos sean solidarios y descontinúen el seleccionismo, se descentralicen los presupuestos de publicidad para el cumplimiento del derecho a la igualdad sellado en la Constitución Nacional y los derechos humanitarios. El radioperiodismo de ayer iba de la mano con la buena presencia y adecuado ropaje. El pertenecer a los medios era compromiso, hacerse dueño de calificada personalidad para que las puertas oficiales se abrieran sumado a la independencia lejos de pedantería. No olvidemos que la academia tiene un alto precio y menos desconocer que la vocación y el interés de mejorar son facetas primordiales para incursionar en este valioso y delicado ejercicio laboral, y más ahora que la UNESCO – Organización de Naciones Unidas Para La Educación, La Ciencia y la Cultura declararon el 13 de febrero día Internacional de la Radio.  


4

LA LIBERTAD Barranquilla, Domingo 18 de Agosto de 2013

SUPLEMENTO LITERARIO

El león de la melena rubia (II) (CUALQUIER PARECIDO CON LA REALIDAD ES PURA COINCIDENCIA)

POR FERMIN MOLINA VARGAS

El caimán de los dientes afilados, además de bañarse en las aguas de la ciénaga de los arcos del triunfo; comía carne de res importada  de las feraces pampas argentinas; bebía vino añejado en las mejores vinícolas chilenas; tomaba café cosechado en los fecundos Andes colombianos; consumía arroz  segado en el sur del río Huai de la lejana  China; endulzaba sus bebidas con azúcar morena de la cubana isla; se atragantaba de exóticas frutas cultivadas en lejanas y desconocidas regiones; y los animales de la selva pensaban que  el caimán de los dientes afilados era ciego porque no veía que en la selva faltaban los alimentos ya que no  encontraban  sustento ni en los riscos, ni en las quebradas, ni en los ríos, ni en los chiribitales, ni en las cordilleras, ni en los llanos, ni en las costas, ni en los caminos, ni en los atajos. Entonces, los animales todos, organizaron una protesta, dirigida por el león de la melena rubia, en contra de la mala administración y fueron al palacio de los cuatro años fugaces con banderas y cacerolas y algarabías ensordecedoras, esperando ser escuchados por el caimán de los dientes afilados; allí los elefantes baritaban; los gorilas, los jabalíes, los cerdos, los pandas y los osos gruñían;  las abejas zumbaban; los caballos relinchaban; los pavos glugluteaban; los perros ladraban; los gatos maullaban; las perdices castañeteaban; las ovejas balaban;  los primates y las ratas chillaban; los loros y cotorras parloteaban; las hienas y los lobos aullaban; las lechuzas y los búhos ululaban; los tigres y los leones rugían;  los toros bramaban; las vacas mugían;  las palomas gemían y arrullaban;  los burros, los mulos  y las cebras rebuznaban; las onzas y las panteras himplaban; las ranas croaban; los ratones musitaban; las golondrinas trisaban; las gallinas y gallos cacareaban y cantaban; y las jirafas e iguanas no emitieron sonido alguno por no tener voz,  pero estaban de observadoras;. En fin,  todas las aves y animales protestaron en alta voz, creando una infernal algarabía durante todo ese día sin ser escuchados por el caimán de los dientes afilados que se bañaba en las aguas de la ciénaga de los arcos del triunfo; y, ya cansados de tanto vociferar y de tanta algarabía, se retiraron desanimados a sus cuevas, madrigueras, nidos y árboles protectores, al morir los últimos rayos del sol de aquel día repleto de decepciones, pensando que el Caimán de los dientes afilados era sordo porque no fue capaz de escuchar las quejas. Pasado algún tiempo, antes de las canículas y las cabañuelas, el león de la melena rubia convocó a una reunión a todos los líderes de la fauna silvestre con el fin de escoger voceros experimentados en diplomacia

para enviarlos al palacio de los cuatro años fugaces a dialogar con el caimán de los dientes afilados; y, entre los muchos,  escogieron a la paloma de la paz, al búho de la mirada escrutadora, a la lechuza de los ojos hipnóticos y al elefante de las orejas inquietas que fue con el abuelo, el hipopótamo de la piel traslúcida, el rinoceronte de cuernos diamantinos y un ejército de gallos de pelea por si las moscas. Y todos regresaron del palacio de los cuatro años fugaces con las orejas claras y pensaron todos los animales que el caimán de los dientes afilados era mudo porque no quiso dialogar con los comisionados.  Y se regó en la selva que el lagarto mandatario,  era ciego, sordo y mudo. Y en la jungla empezó a reinar la muerte con tanta inseguridad porque todos vivían sin ley como el chivo; nadie vivía tranquilo en la espesura, los gatos perseguían a los ratones, los perros a los gatos, los sapos a los mosquitos, las ranas a las moscas, el águila y el zorro a la liebre, el león a la cebra, el leopardo al ciervo, el tigre al venado, la gallina a la cucaracha, el puma a la guartinaja, el jaguar al chigüiro, el tigrillo a la gallineta, el gavilán a las iguanas; y las aves le temían al halcón, a la ota,  al caricari, al

garrapatero y al gavilán. Pero el tiempo pasa como pasa la arriera hormiga y se acercaban las elecciones en el callejón de los asoleados. Empezaba la campaña electoral y el caimán de los dientes afilados convocó al pueblo fáunico a una manifestación política en la plaza de los triunfadores para exponer su programa de gobierno que aplicaría en su nuevo mandato en el palacio de los cuatro años fugaces. La plaza estaba de bote en bote y el caimán de los dientes afilados no aparecía por ninguna parte; reinaba la expectativa y nadie abría la boca, se percibía un silencio total; en el horizonte se asomaba una gigantesca nube promisoria y soplaba una brisita helada anunciando torrenciales lluvias cuando llegó el caimán de los dientes afilados, subió a la tarima y, con su enorme cola se puso de pie cuando retumbó el trueno; miró al cielo y observó que la tormenta se avecinaba, abrió su enorme boca mostrando sus temibles dientes afilados y habló y dijo con voz ronca y ahuecada: “parece que va a llover”. Y fue entonces cuando los animales de la selva se dieron cuenta que el caimán de los dientes afilados no era ciego, ni sordo, ni mudo; y, en un acto sin precedentes, dando media vuelta, le dieron la espalda y lo dejaron solo.


SUPLEMENTO LITERARIO

LA LIBERTAD Barranquilla, Domingo 18 de Agosto de 2013

5

La señorita del barrio chino Por: Rafael Bilbao Martínez.

Melodía Disonante: DO Llegamos, te preguntamos cuánto cobras hoy?, a veces éramos cinco, otras tres, todos reuníamos lo poco que pedías, cinco pesos, tres pesos, o seis, tu máxima tarifa. Sorteábamos el que entraba con un cara y sello eliminándonos entre sí. Al entrar detrás de tu puerta alumbrabas con una velita a San Martín de Loba, con el motivo de que no te faltaran las visitas; por lo cual uno de nosotros le cambió de Loba a San Martín de Leche. Ocho de la noche, en la tienda de enfrente llamada: el Coge- Coge, sonaba un disco de Olimpo Cárdenas, tus loros, pericos, estaban ya recogidos, el par de perros pequinés se encontraban debajo de tu cama. Nos limpiabas el pene con permanganato con potasio o sanilix caliente, el limón lo utilizabas para examinar quién tenía gonorrea. El que pasaba la prueba del limón era el que se acostaba contigo; el que gritaba demostrando muestras de dolor lo descartabas. También utilizabas el apretón maoísta, como fue bautizado por nosotros o sea agarrar el pene fuertemente y el que tuviera venérea, por la expresión de su cara de dolor, lo lanzabas a la calle.

lerizada porque se había vomitado tu cama un borracho después de tomar Ron Blanco con Lux Cola. No fuimos atendidos. Nos mandaste a hacer el amor con nuestras madres, que fuéramos a la calle de las Notarías o la calle del Crimen o donde las que se pavonean por los alrededores de la Sastrería  Lamadrid. MI Un día cualquiera volví a visitarte, me presentaste a Floro, tu amante con cara de marica, mejillas empolvadas y olor a cariaquito morado. Giselle ese era tu nombre de combate, hacer el amor contigo era como pedalear una bicicleta o introducir el pene en un agujero sin profundidades,  o en el pozo calicante situado en la casa de Ciro Torres, en la calle 38 cra 22 – 88, que según creencias lo construyó un señor de apellido Rondón, que tenía dizque pacto con el diablo. Al terminar el coito, lanzabas el agua con que limpiabas el pene a la calle, sin importarte un carajo a quién mojabas, considero que esa agua fué la que hizo que los arbolitos de matarratón  que tenías en la puerta fueran los más verdes.

FA El único de nosotros que rehusaba acostarse contigo era Atanasio, RE su máxima era que los En una de nuestras visi- maricas o triacas, pagatas, te encontrabas enco- ban la acostada. Con él

en la única farmacia que existía en el Barrio Chino. El dependiente era un viejito con ojos saltones, bebedor empedernido de fala; además de vendedor de la farmacia, era el enfermero de las putas que se chuzaban por un cabrón. Te visitaba encontrando tu cuarto en desorden, cagada de perro por aquí, por allá, lo mismo que de gatos angolas. Me brindabas un tinto y conversábamos de tu estadía como puta en Martinica. Te hablaba de Sartre, Gonzalo Arango, Mao, el Che Guevara y la única respuesta tuya era: Deja de fumar esa vaina, te va a volver loco.

conocimos a la Pantera, William, Roberto Tobón, Tirso, Carlos Geraldino, Rubén Alonso, Miguel Mantilla y otros cuyos nombres no recuerdo. El mundo de ellos no nos era diferente, ya que teníamos una concepción distinta de la vida. Bebíamos, asistíamos a sus cumpleaños y pare de contar, que me olvidé de ti, Giselle. Eran los tiempos del Stop Bar, Place Figalle, la Máxima, La Negra Eufemia, La Francesa

Negra, La Gaby, Danubio Azul, Bar El Cubano, El Molino Rojo, El Sabanero, La Pajarito, El Tabú, La bombilla, El Nica De Sixta Pacheco, El Farolito, La  Casita de Margot, El Cañonazo, Julia Vega,  El Arca de Noé de los Hermanos Pomponio, uno de ellos muerto por un ex agente Eduardo Palomino.   Cuando el tedio, la angustia existencial me asaltaba, consumía RITALINA o una BENZEDRINA, que compraba

SOL Contigo aprendí la Marsellause, algunas veces antes de visitarte llegábamos donde Tierrelita, el Jíbaro; que camuflaba el vicio con la venta de chicle, bombón. La fumada de Canabis era obligatoria para todos, unos manes de la calle 37. Jesús, nos comentaban que la traba alargaba la llegada. Cuando te hablábamos de Ben – Bella y la independencia de Argelia, nos referíamos a De Gaulle de manera critica, razón por la cual no fuimos atendidos por cerca de un mes; ya que simpatizabas con de Gaulle. GISELLE, el día de tu cumpleaños me invitaste junto con Floro, al teatro América, que se encontraba a una cuadra de tu casa. Camino al cine me

encontré con unos amigos que quedaron  sorprendidos por la pinta de Floro, pantalón verde, camisa roja y una pequeña pañoleta alrededor del cuello. Al apagarse las luces del teatro me gritaban, Rafa, Cigarrón, Cucarachero, Cabrón de Francesa Pobre, Achicador, chupador de ver...”. Como nota fúnebre desde que murieron las francesas no se ven en Barranquilla, los perros pequinés, por algo será. No me dió vergüenza y no me salí del teatro, me importaba un carajo lo que decían. Era mi autenticidad y nada más. Nota curiosa: Las tetas de Giselle semejaban dos enormes papayas, arrugadas que nos arropaban el cuello cuando estábamos con ella haciendo el amor o pedaleando sobre su cuerpo. Años más tarde supe de tu muerte, la de Floro y la terminación del Barrio Chino. REMATE AL ARCO: Como en los cuentos de hadas y de príncipes encantados, colorín colorado este cuento se ha acabado. EPITAFIO SOBRE LA TUMBA DE GISELLE. Visitando el Cementerio Calan Cala, un día de difuntos, encontré sobre la tumba de Giselle ésta leyenda: “La mujer nace puta y la sociedad la corrompe”: Efraín Medina Reyes.


6

SUPLEMENTO LITERARIO

LA LIBERTAD Barranquilla, Domingo 18 de Agosto de 2013

EL Derecho en la música vallenata (II) SAMUEL MUÑOZ MUÑOZ

El Cacique de la Junta, recordando aquello de que “justos pagan por pecadores”, se va lanza en ristre contra un abogado, que lo llevó a la cárcel en forma apresurada por una deuda, para hacerse famoso y para que Diomedes lo reconociera, cosa que no sucedió. Para el cantautor el abogado violó su propio estatuto porque estaba varado y podía pagar algunas deudas con los honorarios a recibir.

De esas tres premisas, concluye Escalona en su canto, a la manera escolástica, con la salvedad de que prescinde del ergo “entonces no es ella”, ya con lo anterior “Todo el mundo sabe quiénes pueden ser”, la autoría del crimen ya está localizada. Pero es en la estrofa del coro cuando, por exclusión, queda identificada hasta la nacionalidad de la persona que perpetró el delito: Seguramente que no fui yo, Ni Alfonso López, ni Pedro Castro Ahora no fue Enrique Maya quien se la robó y ahora no podrán decir que fue un vallenato.

Y un abogado violando la ley  Más con razón porque estaba varado  Me condeno a quince días  encerrado  Bajo un candado y detrás de una reja  Porque el señor a quien yo le debiera  Dijo doctor yo lo quiero ayudar  Y con lo que usted se pueda ganar  Le mermarán un poquito sus deudas 

Téngase en cuenta que, a diferencia de lo que sucede en el interior del país, el adverbio seguramente, no significa posiblemente, sino con toda seguridad. Después ya no cabe ningún equívoco en cuanto a la autoría y el pueblo de Badillo llega a la certeza judicial: “este robo de los curas se quedó enterrao”.

Se comentó que el compositor Adolfo Pacheco, era el abogado aludido por Diomedes, lo cual era una mentira que el sanjacintero aclaró con la canción, La calumnia, cuya primera estrofa dice

Al pobre de Enrique Maya lo metieron preso solo porque al San Antonio, lo tomó “prestao” Y al que se ha robado el Cáliz, nadita le han hecho este robo de los curas se quedó “enterrao”.

Andan diciendo que Diomedes Díaz me sacó un son llamado “El abogado” pero esos son chismes de un amargado  que está sufriendo con la fama mía “Si murmurar la verdad aún puede ser la justicia de los débiles, la calumnia no puede ser otra cosa que la venganza de los cobardes”, aseguró Jacinto Benavente y nuestro Código Penal, establece en su capítulo de los delitos contra la integridad moral, que la calumnia, es la imputación falsa que se hace a otro de una conducta típica y se incurre en prisión de tres años y multa de 1000 salarios mínimos legales vigentes. Basado en el paseo La custodia de Badillo, del maestro Rafael Escalona, el prestigioso escritor, catedrático y abogado penalista villanuevero, Esteban Bendeck Olivella, hizo hace algunos años un análisis jurídico ameno y profundo, a la  situación presentada con las acusaciones de Escalona, al cura de la iglesia de Badillo, por la pérdida de la Custodia. Veamos unos apartes: “La custodia de Badillo es una página antológica de derecho probatorio, en la cual Rafael Escalona juega con la figura del indicio y además hace una radiografía de lo que es la justicia cuando se trata de impartirla a los de “cuello blanco” o personas influyentes y, de paso, se refiere a una figura delictiva muy de moda hoy, aunque no está consagrada en el actual Código Penal, que se podría denominar “prevaricato por miedo”.

La prueba que acumula Escalona, y que él analiza como experto juez, es abrumadora porque ya no cabe ninguna duda, el delito llegó a su consumación. “se la llevaron, se la llevaron, /se la llevaron, ya se perdió”, y se sabe, con certeza, en poder de quién está, “la tiene un ratero honrado”.

En la casa de Gregorio muy segura estaba Una reliquia del pueblo tipo colonial Era una custodia linda, muy  grande y pesada Ahora por una liviana la quieren cambiar. Pasemos a ver cuáles son los elementos probatorios existentes en “La custodia de Badillo”. Tenemos, en primer lugar, los indicios: la original, es decir, lo que fue objeto de sustracción, tenía unas calidades específicas: “era linda, muy grande y pesada” y, ahora, la quieren cambiar por otra “liviana”. Nótese de paso que aquí está el dolo o su elemento volitivo: “la quieren cambiar”; tenemos el aspecto subjetivo del pueblo de Badillo que presentó “sus pruebas”. Primer indicio: No tiene el mismo tamaño. Segundo indicio: No pesa lo mismo. Tercer indicio: No tiene el mismo color.


SUPLEMENTO LITERARIO

LA LIBERTAD Barranquilla, Domingo 18 de Agosto de 2013

7

Y el verbo se hizo carne... Por: JOSÉ LUIS ANGULO MENCO

Esta es la parte del Evangelio de Juan 1: 14 que trata de la encarnación del Verbo, y dice textualmente así: “Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad”. La principal verdad que este versículo nos enseña es la que el Hijo de Dios realmente se encarnó, o se hizo hombre. “Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros”. Lo que estas palabras claramente significan es que nuestro divino Salvador se revistió realmente de la naturaleza humana a fin de salvar a los pecadores. Fue un hecho que Él se hizo hombre como nosotros en todo, menos en el pecado. A semejanza nuestra, nació de una mujer, aunque de una manera milagrosa. A semejanza nuestra, pasó de la infancia a la adolescencia, y de esta a la edad viril, creciendo en estatura y en sabiduría. Lucas 2: 52. A semejanza nuestra sentía hambre y sed, comía y bebía, lloraba y sentía cansancio, dolor, admiración, regocijo, indignación y lástima. También oraba, leía las Escrituras, se dejaba tentar, y sometía su voluntad humana a la voluntad de su Padre Celestial. Y finalmente, en el mismo cuerpo sufrió y derramó su sangre, y murió, y fue enterrado, y resucitó, y ascendió a

los cielos. Y nunca dejó de ser Dios así como también hombre. La unión de estas dos naturalezas en la persona de Cristo es sin duda uno de los más grandes misterios de la religión cristiana. Es preciso definirla con cuidado. Y así tener claro que Jesucristo es el Verbo del Padre, cuya existencia es desde la eternidad y es engendrado del Padre, adquirió su naturaleza humana de la Virgen María al estar en su vientre, y así dos naturalezas completas, perfectas y diferentes, es decir la Divinidad y la humanidad, fueron unidas en una misma persona, para jamás ser divididas; de ahí resulta un Cristo que es verdadero Dios y verdadero hombre. Empero, jamás debemos olvidar que aunque nuestro Señor fue Dios y hombre al mismo tiempo, las dos naturalezas nunca se confundieron. La una no absorbió la otra. Ambas permanecieron perfectas y distintas. Cristo jamás se despojó de la divinidad, aunque a veces la mantuvo oculta. Y en cuanto a su humanidad, jamás dejó de ser como la nuestra, aunque adquirió una dignidad excelsa por su unión con la divinidad. Cristo es Dios perfecto, mas nunca ha dejado de ser hombre perfecto desde el momento de su encarnación. El ser que ha ascendido a los cielos y está sentado a la diestra de Dios Padre, es hombre

así como también Dios. Cristo es hombre perfecto, más nunca ha dejado de ser Dios perfecto. El Ser que sufrió en la cruz para nuestro rescate, fue “Dios manifiesto en la carne.” Aunque se hizo carne en el sentido más completo cuando nació de la Virgen María, en ningún tiempo dejó de ser el Verbo Eterno. Esta unión constante e inseparable de las dos perfectas naturalezas, es lo que pone a Cristo en aptitud de obrar como Mediador de los pecadores, y lo que de realce a su mediación. Nuestro Medianero es un Ser que puede compadecerse de nosotros, porque es

verdadero hombre; y sin embargo, también puede interceder con el Padre, como igual, porque es verdadero Dios. Esta es la unión que da realce a su justicia, a la justicia que es imputada a los creyentes; puesto que es la de un Ser que era Dios así como también hombre. Esta es la unión que da realce a la sangre expiatoria que derramó en la cruz; porque esa sangre fue la de un Ser que era Dios así como también hombre. Esta es, en fin, la unión que da realce a su resurrección. Cuando se levantó de entre los muertos como Adalid de los creyentes, lo hizo no solo como hombre sino

como Dios. Terminemos este tema con sentimientos de gratitud y agradecimientos muy profundos. El pasaje tiene mucho de consolador para todos los que creemos en Jesucristo y confiamos en ÉL. ¿Se encarnó el Verbo? Entonces puede enternecerse ante las debilidades y flaquezas de su pueblo, puesto que Él mismo sufrió y fue tentado. Es Todopoderoso, porque es Dios; y sin embargo, puede tomar parte en nuestro dolor porque es hombre. ¿Se encarnó el Verbo? Entonces tenemos en Él un modelo, un ejemplo según el cual podemos

arreglar nuestra conducta diaria. Si hubiera vivido con nosotros como ángel o espíritu, jamás podríamos imitarlo. Pero habiendo habitado en nuestra tierra como hombre, sabemos que la verdadera santidad consiste en “andar como Èl anduvo”. Por último, ¿encarnóse el Verbo? Entonces de ahí se infiere que nuestros cuerpos mortales tienen cierta dignidad real, y que no debemos mancharla con el pecado. Por vil y débil que nos parezca la carne humana, debemos recordar que el Hijo eterno no desdeñó revestirse de ella y ascender así a los cielos.


8

SUPLEMENTO LITERARIO

LA LIBERTAD Barranquilla, Domingo 18 de Agosto de 2013

La ventana de los Poetas

UN BUEN HIJO GANADO

VIDA DE MI VIDA

FELICIDAD OCULTA

Con mucho amor cristiano para NINO MOLINA, quien con sus lagrimas me ha hecho recordar que en su pecho existe una ilusión que aun no ha perdido. Rafa es el nombre de un compositor Escalona es el apellido de un vate Rafa es el nombre de un cantor Molina, el apellido de un autor. Que canta vallenato, con gran emoción. Hoy, día de tu Feliz Cumpleaños Todos aquí reunidos En tu hogar, amado nido Te deseamos muchos años De vida, amable y lisonjera Dios derrame sobre ti bendiciones Aumente tu vida espiritual y financiera Inteligencia Dios te ha dado Voz grave y fuerte es tu baluarte Esfuerzo y sacrificio, es tu cayado. Rodeado estas de un ramillete de hermanas Aquí en tu hogar todos ganan Porque eres el hijo, el hermano, el esposo Y el yerno amado.

Oye linda morena Tuyo es mi corazón Y por culpa de tu amor Estoy sufriendo una pena. Vida de mi vida Vida de mi amor Esta vida ya no es vida Si no tengo tu calor.

Me siento feliz. Tengo tus besos Y aquello que tantas veces pedí Vivo orgulloso y satisfecho Por algo que en tus labios, descubrí. “DIOS mío”, mil gracias por eso Ahora soy  un mortal  más feliz Ya tengo tu amor juro y me confieso Llegó mi dulce anhelo. Al decirme. ¡Sí!

Deja que te quiera Deja que te adore Deja que te implore Con buenas maneras. Mujer tu eres tan sincera Mujer yo miro tus ojos Tengo ansias y tengo antojos Yo te ruego me quieras.

CARLOS ESCORCIA ZABALA

En un momento sublime De ardua pasión desmedida Obtuve lo que esperaba. Todas sus caricias me dabas Ahora soy el amor de tu vida Para Ti. Mi alma un poema escribe.

GERMAN EMILIO MORALES

SIN EXISTIR

LA PIZARRA AZUL

LA CALLE 72

Sin existir existía en ella en la nostalgia de sus besos en su dulzura resistente en el céfiro de su verbo Sin existir sucumbí por ella por el toque de sus labios por el resplandor de sus ojos por el susurro de su voz Y sucumbiendo y re existiendo sin vivir y sin morir renaciendo a cada encuentro muriendo en sus ausencias Soy un muerto y un no muerto un cadáver del recuerdo un viviente en sus palabras un durmiente en su aposento Fallecido y no nacido redivivo y neonato muero vivo, vivo muerto a la espera de sus besos...

Se acabaron los gritos Las voces se marcharon Solo se ve en el cielo, una pizarra azul Los marcadores blancos van y vienen Una nube se acostó al oriente Otra se asoma al poniente Un sol de primavera Coquetea en otoño La pizarra azul Se tornó blanca Se la llevó el viento La borró el tiempo.

La calle 72 de Barranquilla No debe ser la calle de los músicos Si no de las mujeres bellas. En cada espacio hay una flor que maquilla De colores mágicos cada esquina De aquel sitio donde solo caminan reinas No existe un prototipo determinado Hay altas, bajas, morenas, blancas, flacas y gorditas Con un común denominador que todas son bonitas Y de cuerpos esbeltos que a cualquiera dejan enamorado. Las flores al pasar riegan el aroma Que el mismo aire lo exhala y suspira Quizás con ganas de tomar forma humana Para algunas de ellas enamorar También veo que del cielo un ángel se asoma A ver si alguna de ellas, es su hermana Es tanta la belleza que irradian Que la misma calle 72 sonríe Y los hombres que por ahí caminan Del privilegio de admirarlas ríen

ODYMAR VARELA BARRAZA

ALEJANDRO CUETO

HANER SOLANO A.


Suplemento literario #37 ago 18