Issuu on Google+

SUPLEMENTO LITERARIO Barranquilla, Colombia / 17 de Marzo de 2013/ Diario La Libertad / Esper Impresores / 8 paginas / 15潞 Edici贸n


2

SUPLEMENTO LITERARIO

LA LIBERTAD Barranquilla, Domingo 17 de Marzo de 2013

SERÁ EL CIELO ¿COMUNISTA? Por: Oscar Darío Santodomingo Payeras

Rezaba en su templo, un pastor cristiano, que “en el cielo todo es abundante, que todos los hombres son iguales, que no existe el hambre, que todos tienen todo”, y resalta, que “en el cielo no hay problemas de inequidad ni de exclusión social”. Cuando escuche tales palabras sentí miedo, el miedo de los capitalistas, y me pregunté a mí mismo, ‘será el cielo ¿comunista?’. Tomando literalmente las frases del pastor, la respuesta es un Sí rotundo, sin lugar a duda alguna. Recordé aquellos autores prohibidos por mis profesores de la universidad, todos Doctos del viejo continente, a Marx, a Lenin, a Mao, a Bolívar, a Castro y un sin número de diabólicos pensadores que pensaron, que la propiedad de un hombre debe estar al servicio de la humanidad. Pero, en la ciencia la verdad es relativa, y me preocupa que por las palabras sagradas del pastor, los autores diabólicos que he mencionado pasen ahora a ser ángeles, pues todos ellos, al igual que el pastor cristiano, hablaban de una sociedad donde todo fuera para todos, evitando el hambre y la exclusión social, es decir, una propuesta de vida exuberante. Prosiguió el pastor diciendo que “el sistema del cielo es el mundo de Dios y el mundo terrenal es el sistema de los hombres”, entonces mi preocupación aumentó y sin vacilación deduje que ¡el cielo es el sistema comunista y la tierra el sistema capitalista!, porque en el segundo se encuentra todo lo que Dios odia

de sus hijos: la desigualdad, la inequidad, la exclusión social, el hambre, la enfermedad, es decir, el sistema de las ofensas donde las máximas, ya expresadas por otros, son: “hombre lobo de otro hombre” y “Del alma de los unos los otros se alimentan”. Así las cosas, en medio de tantas tribulaciones, escuché al pastor quien finalizó su evangelio expresando que “pide a Dios y te dará en tierra todo lo que pidas”, cuando oí estas últimas palabras, inmediatamente cesaron mis miedos y entendí la razón de ser del sistema capitalista, el sistema del mundo terrenal, el cual defiendo vehementemente. La razón es: que ‘si adoras a Dios, él te da todo, luego entonces aquellos seres que tienen poco, es porque no creen en Dios´, por lo tanto, ‘el sistema capitalista es aquel donde el hombre en vida tiene derecho a ver las ganancias netas de su fe´. En otras palabras, ‘el parámetro de medición del hambre, la pobreza, el egoísmo y la inequidad es la FE en Dios; entonces, ‘los pocos que poseen riqueza es porque su FE es mayor y los muchos que son desposeídos es porque no tienen o es poca su FE´; y yo que pensaba que el problema era por la mala redistribución de la riqueza. Pero repito, es científicamente comprobado que el cielo es ¡COMUNISTA! Ahora bien, concluyo con la rigurosidad de los Doctos franceses preguntándome ‘¿Se debe ser y vivir en tierra como capitalista para ganarse un espacio en el cielo comunista?´

Director: Roberto Esper Rebaje Director de Redaccion: Javier De la Hoz/ Luis Roncallo Directores Literarios: Ricardo Avila/ Federico Santodomingo Colaboradores: Santander Rojas / Amaury Díaz /Walter Pimienta/ E-mail: Supleliterario@Gmail.com; riavica@yahoo.com; Jdeorosierra@Gmail.com


SUPLEMENTO LITERARIO

La historia de la civilización azteca, se remonta a la huida de Quetzatcóatl (o Serpiente Emplumada), desde la capital tolteca. Se generó, entonces, una época de desorden que se caracterizó por las migraciones que dejaron a Tula (ciudad base de la civilización) morada solamente por longevas personas. La mayoría de los emigrados se establecieron en el valle de México, mezclándose con las poblaciones ya existentes o simplemente fundando nuevas aldeas, como Colhuacán, primer refugio de Quetzatcóatl y sus seguidores. Las crónicas aztecas permiten identificar algunas ciudades y a los grupos que las poblaban, por ejemplo Colhuacán fue el asentamiento de los toltecas, al igual que Xico; Xólot

LA LIBERTAD Barranquilla, Domingo 17 de Marzo de 2013

La Civilización Azteca

fue el asiento de los chichimecas y posteriormente fundaron la ciudad de Texcoco, la ciudad modelo de Tenochtitlán, entre otros grupos y ciudades que existían en el valle. Existía una independencia entre los grupos y sus ciudades, sin embargo, éstos se encontraban unidos bajo un lazo común, la lengua. Ésta era el nahuatl, y la herencia Teotihuacana – Tolteca, lo que los hacia tener un sentimiento de nacionalismo. Los aztecas fueron uno de los últimos grupos chichimecas, que arribaron al valle de México. Su lugar de origen es aún un misterio, sin embargo, las leyendas señalan que provenían de Aztlán, de ahí el nombre, ahora bien, los aztecas se denominaban Tonochcas, en honor a su jefe Ténoch,

o bien sé autodenominaban mexicas. El dios del cual los aztecas recibían promesas e instrucciones era Huitzilopochtli. Los aztecas luego de haber entrado en conflicto con Colhuacán, se marcharon en busca de la ciudad que huitzilopochtli había prometido para ellos, no sin antes haber

3

grupos, el segundo de los cuales ocupó un islote al norte de Tenochtitlán, sede de la ciudad de Tlatelolco. Sólo se volverían a juntar en 1.473. Tenochtitlán estaría dividida en 4 barrios, denominados Calpullis. Los aztecas estuvieron sometidos desde 1.376 a 1.427, a los azcapotzalco, sin em-

los aztecas haraban la tierra para rendir tributo a la creacion de DIOS

pasado a ser un pueblo temido y odiado por los demás pueblos del valle de México. En el año 1.325,Ténoch, sienta las bases para fundar la ciudad, ahí construye en honor a su dios, el templo a Huitzilopochtli, naciendo así Tenochtitlán. Por rivalidades internas de los aztecas, la tribu se separó en dos

bargo, el cuarto rey azteca Izcóatl (1.427 – 1.440) logró formar una alianza entre Tenochtitlán, Texcoco y tlacopán, lo que terminó con el dominio azcapotzalco. De la misma forma sentó las bases de las estructuras sociales y políticas que caracterizaron al imperio, gracias a sus influencias los cu-

atro reyes posteriores lograron expandir las fronteras y dar forma definitiva al Imperio Azteca. Moctezuma II (1.502 – 1.520) fue quien impulsó la unidad cultural del imperio, junto con sus otros dos sucesores. De esa forma Tenochtitlán se fue construyendo en la ciudad que cautivó a los españoles. La necesidad de incorporar tierras a las actividades agrícolas les llevó a construir una enorme red de canales, diques y chinampas que reflejan el gran poderío de una sociedad hidráulica. La isla terminó, luego,

uniéndose a Tlatelolco por medio de una amplia calzada que continuaba hacia el norte, llamada Tepeyac, para distinguirla de la Ixtapalapa y Tlacopán, que la comunicaban con el sur y el weste, respectivamente. La sociedad azteca, era más accesible de lo que se cree, puesto que, el único sector que era inamovible e inaccesible era el círculo real, el resto de la sociedad azteca podía ser alcanzada por cualquiera de sus miembros, que desde luego, haya demostrado méritos y tuviese el prestigio necesario para ser elegido.


4

SUPLEMENTO LITERARIO

LA LIBERTAD Barranquilla, Domingo 17 de Marzo de 2013

LA PRÓXIMA NOVELA DE AMAURY DÍAZ

La monja que escribía cartas eróticas a Dios (Parte 2) A sor Angélica Orduz, hoy ex monja, a quien tanto debo. Por: Amaury Díaz

Miraba sus curvaturas sacrosantas. Parecía un bello fantasma desnudo. “¿Valdrá la pena seguir en esto?”, pensó. Y siguió mirándose hasta cuando no tuvo justificación de seguir autodeleitándose. La hermana Angélica Orduz vivía una vida de doble moral. Una vida paralela. Su doblez consistía en que mostraba ser una “mosquita muerta”, consagrada a Dios, con una fachada inocua del rostro. Toda una aura de inocencia, hacia afuera. Pero en sus adentros era diferente, perversamente otra. Era una monja tentada por el sexo, transformada en lo contrario, era la negación de la negación con sus impúdicas acciones. En una palabra: era una monja erotómana, venusta. Frente a la complicidad del espejo se veía espléndida, sagradamente hermosa, con su piel blanca, el vientre ondulado, la cintura quebrada y sus piernas prodigiosas, sus cabellos blondos como medusa de playa, aunque en una foto que guardaba en su archivo personal, se vio que en un tiempo tuvo el pelo negro. Desesperada por los estragos del calor se levantó de la cama, se fue al baño otra vez y durante un rato se puso debajo de la regadera. El agua refrescó su improfanable pubis, axilas, piernas, trasero. Sus senos eran grandes y redondos. Por su aspecto y su empaquetadura se podía decir que no estaba hecha para monja. Quizá había errado el camino. Parecía haber nacido para mundos frívolos y menos rigurosos. Sin embargo, ya se hallaba en el seno de la iglesia católica-celestina, cumpliendo su papel de religiosa.    Luego del refrigerante baño salió con una toalla enrollada sobre su cuerpo, se secó el pelo, se untó desodorante y se echó polvo de talco entre las piernas, el vientre y las nalgas. Se puso la bata azulita transparente  y otra vez se acostó fresca como una lechuga, no sin antes, al pie de la

cama, haber elevado sus habituales oraciones a Dios. En la noche el clima era más benigno y la atmósfera menos hostigante al soplar una fresquedad del río que envolvía a la estancia toda. Era un alivio al intenso calor del día. Un aire refrescante en el fogón ribereño tan saludable como un soplo caliente en la nevada andina. Entonces, en el interior del aposento, con unos breves intervalos de tiempo, se levantaba con su bata vaporosa, se asomaba a la ventana y veía allá arriba en el trasfondo del cielo las titilantes estrellas y la plateada luna sonriendo en medio de aquella oscuridad sideral. ¡Quién lo creyera! La hermana Angélica Orduz tenía la insólita costumbre de alternar los versículos de la Biblia con los dieciséis sonetos lujuriosos de Pietro Aretino. O con la poesía de Verlaine. O la de Quevedo. Era extraño, curioso, original, anticomún, que una monja antes de dormirse tuviera que leer literatura erótica. Primero, claro, leía la Biblia y luego erotismo hasta quedarse dormida con el libro en la almohada o sobre su vientre. Y, ahora, en su nueva morada, en el seminario, no cambió. Realizaba lo mismo que había venido realizando en su reciente pasado. Es decir, alternaba la Biblia con Aretino. Esa noche se puso caliente leyendo, amémonos sin tasa y sin medida/ puesto que para amar hemos nacido/ Adora mi gorrión/ cual yo tu nido/ pues sin ellos/ ¿valdrá acaso la vida?/ Y si aún después de ella/ ya extinguida/ fuese posible amar/ mi bien querido/ a gritos pediría el bien perdido/ para seguir gozando todavía. Y se quedó dormida en la calma soñadora de la noche con el poema sobre el estómago desnudo. Afuera todo estaba oscuro como un cajón sin fondo. Los pájaros noctívagos se habían apoderado de la noche y el mundo todo se volvió un manto negro. La hermana Angélica Orduz, por motivos relacionados con su propia personalidad, era una monja de cierta extirpe. Ella misma se descubrió con el pasar de los tiempos. Ella manejaba un concepto propio del mundo religioso. Para ella, Dios era el macho más hermoso, un efebo alto, blanco, proporcionado, de ondulado cabello rubio, ojos grandes y claros, labios delgados, mentón redondo y nariz recta. Angélica Orduz lo contemplaba con suma delectación. “Es un bello ser”, solía decir. Osada, singular, rayando lo inaudito,  no solamente miraba a Dios como el Gran Divino sagrado, eterno, creador omnipotente-perfecto, sino también como el varón rebosante de vida, henchido de virilidad. “Mi macho seductor”, decía para sus adentros. Encerrada en su habitación, agitada por el deseo, una noche escribió con letra de mano una carta dirigida a él: Querido Dios… quisiera estar contigo para mitigar esta furia de rosa agonizante. Es un deseo dulce, felizmente extraño, tal vez sin sentido, extravagante, pero sincero, real. Sólo pienso en ti, Señor. Hazme tuya. Despójame de esta castidad exclusivamente mía. Ardo de pasión cual llama misteriosa. Monja soy al servicio tuyo Señor. Gozo del amor divino, mas no del amor que tanto anhelo de ti. ¡Oh,  diosito mío celestial! ¡Cuánto me gustaría te-

nerte a mi lado, postrada a tus pies, chupando tu vida sacrosanta! ¡Oh cómo me gustaría succionar todo lo que llevas en tu cuerpo. Quiero amarte Dios Todopoderoso, toletepoderoso, amarte infinitamente…”. Era una carta que reflejaba su estado de ánimo, su personalidad interior. Sentía una pasión tempestuosa, inspirada en la figura mítica de Dios. Monja de un rasgo sicológico especial, con todas las tentaciones del deseo, transmutado en alguien espiritualmente grande. Más que monja –como mujer- sentía los gritos desesperados de su propia carne pidiéndole carne desde el fondo de su intimidad. Claro esto era el secreto más secreto de los secretos, expresado hacia sus adentros. Hacia afuera, repito, exhibía un espíritu de luz, mostraba el inocente aspecto de una sierva humilde, dócil, obediente. Transcurrieron varios meses… Al salón donde ella dictaba francés, llegaba sin protocolo, sonriente, a pesar del desgano de algunos estudiantes por dicha lengua. Cuando cruzaba el umbral de la puerta, ellos se levantaban, saludándola con cierta reverencia. “Buenos días, hermana”, le decían. “¡Bonjour, mien agneau de Dieu, ¿comment allez-vous?, solía contestar la monja-profesora. Los estudiantes embobados la oían como si ella  tuviese un instrumento musical en la boca. El francés es quizás el idioma más musical del mundo. El seminario-colegio funcionaba con dos jornadas de estudiantes de primaria y secundaria en la zona sur de la ciudad. Tenía un bus escolar verde, grande que recogía a los estudiantes a las seis y media de la mañana, los repartía al mediodía y la tarde también tenía su horario.


SUPLEMENTO LITERARIO

LA LIBERTAD Barranquilla, Domingo 17 de Marzo de 2013

El gato con botas Erase una vez un viejo molinero que tenía tres hijos. Acercándose la hora de su muerte hizo llamar a sus tres hijos. “Mirad, quiero repartiros lo poco que tengo antes de morirme”. Al mayor le dejó el molino, al mediano le dejó el burro y al más pequeñito le dejó lo último que le quedaba, el gato. Dicho esto, el padre murió. Mientras los dos hermanos mayores se dedicaron a explotar su herencia, el más pequeño cogió unas de las botas que tenía su padre, se las puso al gato y ambos se fueron a recorrer el mundo. En el camino se sentaron a descansar bajo la sombra de un árbol. Mientras el amo dormía, el gato le quitó una de las bolsas que tenía el amo, la llenó de hierba y dejó la bolsa abierta. En ese momento se acercó un conejo impresionado por el color verde de esa hierba y se metió dentro de la bolsa. El gato tiró de la cuerda que le rodeaba y el conejo quedó atrapado en la

bolsa. Se hecho la bolsa a cuestas y se dirigió hacia palacio para entregársela al rey. Vengo de parte de mi amo, el marqués Carrabás, que le manda este obsequio. El rey muy agradecido aceptó la ofrenda. Pasaron los días y el gato seguía mandándole regalos al rey de parte de su amo. Un día, el rey decidió hacer una fiesta en palacio y el gato con botas se enteró de ella y pronto se le ocurrió una idea. “¡Amo, Amo! Sé cómo podemos mejorar nuestras vidas. Tú solo sigue mis instrucciones.” El amo no entendía muy bien lo que el gato le pedía, pero no tenía nada que perder, así que aceptó. “¡Rápido, Amo! Quítese la ropa y

métase en el río.” Se acercaban carruajes reales, era el rey y su hija. En el momento que se acercaban el gato chilló: “¡Socorro! ¡Socorro! ¡El marqués Carrabás se ahoga! ¡Ayuda!”. El rey atraído por los chillidos del gato se acercó a ver lo que pasaba. La princesa se quedó asombrada de la belleza del marqués. Se vistió el marqués y se subió a la carroza. El gato con botas, adelantándose siempre a las cosas, corrió a los campos del pueblo y pidió a los del pueblo que dijeran al rey que las campos eran del marqués y así ocurrió. Lo único que le falta a mi amo -dijo el gato- es un castillo, así que se acordó del castillo del ogro y decidió acercarse a

hablar con él. “¡Señor Ogro!, me he enterado de los poderes que usted tiene, pero yo no me lo creo así que he venido a ver si es verdad.” El ogro enfurecido de la incredulidad del gato, cogió aire y ¡zás! se convirtió en un feroz león. “Muy bien, -dijo el gatopero eso era fácil, porque tú eres un ogro, casi tan grande como un león. Pero, ¿a que no puedes convertirte en algo pequeño? En una mosca, no, mejor en un ratón, ¿puedes? El ogro sopló y se convirtió en un pequeño ratón y antes de que se diera cuenta ¡zás! el gato se abalanzó sobre él y se lo comió. En ese instante sintió pasar las carrozas y salió a la puerta chillando: “¡Amo, Amo! Vamos, entrad.” El rey quedó maravillado de todas las posesiones del marqués y le propuso que se casara con su hija y compartieran reinos. Él aceptó y desde entonces tanto el gato como el marqués vivieron felices y comieron perdices.

5


6

SUPLEMENTO LITERARIO

LA LIBERTAD Barranquilla, Domingo 17 de Marzo de 2013

ENTREVISTA CON FEDERICO SANTODOMINGO

Un poeta amenazado (Parte 2) Por: Ricardo Avila

¿QUE OBRAS POÉTICAS HA ESCRITO? Mi primer libro fue Estereotipografía, ediciones Puesto de Combate, Bogotá. Poetas en Abril, Medellín, Poetas del Magdalena, Antillas Iluminada, edit. Antillas, Fábulas para los inocentes, edit. Antillas. Tiempo de fuego,edit Antillas, María Mulata,edit Santa Bárbara. Paraíso recobrado, libro de bolsillo. He escrito ensayos, algunos de los cuales están recopilados en las Voces de la tierra, edit Antillas. Me han publicado cuentos, ganador en Bogotá, Castillo de Naipes, Primero muerto que mamerto, El heraldo, en Argentina, El tic –tac de los tacones de Doña Pau. Tengo una novela, Fe de rico monta la caballa. He publicado artículos en diversos periódicos. Estoy encarretado con los periódicos digitales, hay menos censura y total, a uno no le pagan por esto, puro placer. ¿CUALES HAN SIDO LOS ESCRITORES DE SU PREDILECCION? Desde que recité un poema a la virgen me quedó gustando la poesía. Luego conocí Un poeta en New York y sus poemas gitanos, me atrajo García Lorca ,aristocracia y rebeldía, Rafael Alberti y sus camisas de colores, alegría y soltura, aires que el toro,torillo, inolvidable, Miguel Hernández,el dolor hecho palabra.Entraron a mis lecturas,María Estuardo, la pura reflexión germánica,Julio VERNE, sus reflexiones utopistas del capitán Nemo, sus decepciones

en la Isla Misteriosa, Los Miserables, la injusticia frente a la necesidad, Historia de dos ciudades, el mejor relato sobre la revolución francesa ,de Dickens, Twain, con el hombre que corrompió a Heilderberg Vargas Vila, Flor del fango, rescata la inteligencia femenina cuando se consideraba una cosa a la mujer, retórica brillante, clarividente antiimperialista,Gorki con su libro Días de Infancia, la tragedia de la miseria.Dostoiewski, el fuego de la necesidad que lleva al crimen. SergioEsenin, conceptos profundos, Cesar Vallejo, en Trilce el poema no puede con la palabra, mis maestros Cardenal y Parra, la prosa poética, la burla de lo

sagrado, René del grupo Calle 13, rechazo y búsqueda profunda de nuestras raíces,la palabra liberada de los barrotes del encadenamiento significativo, Ramón Baca y su conocimiento del alma travesti.1984, visión del mundo actual, libro fusilado de la novela rusa nosotros, Frankesteín,mas actual que nunca, vaticinó el mundo de la inteligencia artificial. Ulyses de Joyce, madre de toda la novelística contemporánea, de ahí nacieron los maestro Hemingway, Steinbeck, Capote pone el dedo en las llagas de estas sociedades que conducen el hombre al crimen sórdido.Maestros de la nonfiction.

Admiro profundamente, a Cepeda SAMUDIO el más grande escritor colombiano de este siglo. Peregrinación a la nostalgia de Abel Avila, muestra la versatilidad de la inteligencia profunda,Memoria no inicial de José Luis Hereyra, poeta cósmico, Adolfo Ariza, mete la daga en la cruel realidad de la violencia colombiana,Afuera estaba la noche, Amaury Díaz ,su libro La monja que enviaba cartas eróticas a dios, irreverente en el campo vedado del erotismo, tabú que une a cristianos y paganos solo comparable con Aretino y sus formidables poemas sobre el amor,lomas bello que he leído. ¿Qué OPINA DEL BOOM LATINOAMERICANO? Fruto de la aparición de la lánguida clase media en América latina, a tan corto tiempo, 20 años, abrieron las puertas a los escritores de hoy. ¿QUIEN ES G.G.M PARA UD? Un escritor barroco perdido en América Latina por eso encontró el Nobel europeo. Pudieron recibirlo Manuel Zapata Olivella quien describe los sufrimientos de los negros al llegar a América,causa que no le es grata a los colonizadores y esclavistas del viejo mundo. Héctor Rojas Herazo quien asumió las técnicas novelísticas de vanguardia en Colombia. ¿COMO PENSIONADO DE LA UNIVERSIDAD DEL ATLANTICO EN EL AREA DE HUMANIDADES QUE LE ACONSEJA A LAS NUEVAS

GENERACIONES DE ESCRITORES? No soy jubilado de ninguna actividad en mi vida, no me gusta aconsejar, a quienes he sugerido algunas opiniones en sus escritos, ganan premios y se lo agradecen a Dios. Y no soy argentino. El camino del escritor, su formación, es muy personal. Estos talleres llenan de copialinas retóricas .Este país todavía anda en el piedracielismo de Roca y los Renata son redactas, se parecen a los semilleros, a las iglesias, a los partidos. La creación necesita de la anarquía, de la libertad y menos de etiquetas disciplinantes. SU POEMA PREFERIDO, DECLAMELO O RECITELO

Ojalá esta entrevista fuera digital para leerlo. Declamar es algo desueto, pero a la gente le gusta, yo estudié en parte declamando en los colegios y hasta gané un concurso departamental con un poema de Gregory Corso.En las circunstancias de hoy,el poema que más me gusta se llama Poeta Amenazado: Colombia es el paraíso de América latina donde siempre nos amenazan con expulsarnos para ir al cielo. En este país,nadie duerme/por temor a prolongar el sueño de la muerte. En su visión, el poeta ve la pistola/detrás de la musa convulsionada. Temprano lee su nombre de hombre amenazado.


SUPLEMENTO LITERARIO

LA LIBERTAD Barranquilla, Domingo 17 de Marzo de 2013

7

Aníbal Velásquez y Gladys Por: Samuel Muñoz Muñoz

GLADYS “Oye Gladys del alma mía Nunca te podré olvidar, Yo vivo desamparado Y muy triste todos los días Por eso no te dejo de pensar Porque eres la vida mía. Nunca me olvides Gladys Que yo vivo sólo por ti Es muy difícil olvidarte Porque eres todo para mí, Y sin tu hermosa presencia Nunca volveré a enamorarme”. El ambiente festivo de la Ciudadela 20 de Julio de Barranquilla, parece que hubiera sido contagiado por la casa de Aníbal, donde la música es el plato fuerte del día. Es viernes en la tarde y nuestra llegada es motivo para que el Maestro ponga en su potente equipo de sonido su último proyecto musical titulado “Las Cinco Fiestas”, donde se registran siete canciones suyas y once de su hermano José Velásquez, quien es verdadero creador del pasebol, un ritmo que mezcla el paseo con el bolero y que estrenó con la canción, Quisiera amarte menos, grabado por Alfredo Gutiérrez. Las paredes de la casa de Aníbal no son suficientes para colgar las múltiples distinciones y condecoraciones que ha recibido durante sus largos cincuenta años de actividad musical. Medallas, diplomas, placas, trofeos y discos de todos los metales, son prueba fehaciente de la admiración y respeto que despierta el maestro Aníbal en su trasegar nacional e internacional. Barrios, colegios, universidades, festivales, municipios, departamentos y corporaciones como el Congreso de la República, han expresado en diferentes formas su sentimiento al músico barranquillero, que ha grabado más de tres mil

canciones contenidas en doscientas ochenta obras de las cuales un sesenta por ciento fueron prensadas en L.P. Aníbal es amigo de los animales, hace algunos años, tuvo un sinsonte que cantaba sus composiciones famosas, principalmente La Brujita, Alicia la flaca, El perro de Juana, El turco perro y Cinco pa’ las doce. El sinsonte murió en las garras de una gata malamañosa, que le había echado el ojo, desde mucho tiempo atrás. Ahora tiene un gato de nombre Valentín, con dos cualidades bastante extrañas: Le gusta que lo bañen y corretea a los perros del vecindario. Los canes callejeros se asoman en la esquina y si ven el gato no pasan por la puerta de la casa de Aníbal, porque saben lo que les espera con Valentín, si intentan orinarse cerca de la casa de su dueño. La primera canción de Aníbal, compuesta en 1955, es un paseo dedicado a su primera esposa Gladys Potes, una sanjuanera con quien se casó a los dieciséis años de edad, cuando vivía en la Carrera Progreso, con calle San Juan, al lado de la fábrica de Discos Eva, propiedad primero de Emigdio Velasco, un gran promotor musical que ayudó mucho a Aníbal en sus inicios, luego fue propiedad de Pío Bohórquez y por ultimo de Gabriel Zúñiga, quien tenía un carro que Aníbal prendía con un papel de cigarrillos

y manejaba a escondidas en un solo cambio, hasta dejarlo tirado a varias cuadras porque no sabía dar la vuelta. Estando en la puerta de Discos Eva, conoció a Morgan Blanco, quien se había presentado con una fórmula médica a pedir ayuda para comprar unas medicinas para una hija que se encontraba gravemente enferma. Aníbal, dando muestras desde joven de su desapego por las cosas materiales, se quitó un reloj de oro que lucía con su vestido totalmente blanco y le dijo a Morgan que lo empeñara y comprara los remedios. Pepe Molina, quien se encontraba presente en el momento y pensaba que Aníbal era una persona creída, por su forma de vestir y su tendencia a usar prendas, cambió totalmente de opinión al ver el gesto desinteresado de Aníbal, hasta el punto de ser su animador y cantante en Venezuela, donde Aníbal se trasladó con su conjunto Los Tiburones, pioneros en la mezcla de acordeones con clarinetes y bombardinos, que después utilizaron y pusieron de moda Los Corraleros de Majagual. En su conjunto estuvo Rosendo Martínez, considerado el mejor tocador de bombardino de Colombia. Gladys era una fumadora empedernida que murió víctima del cigarrillo en 1961. Con ella tuvo dos hijos: Osvaldo quien murió trágicamente en el centro

de Barranquilla, donde tenía un negocio de llantas, y Cenit, quien reside actualmente en Bogotá. Después ha tenido 46 hijos más “y el rancho ardiendo”, según sus palabras, acompañadas de euforia y espontaneidad. Aníbal nació en el barrio San Pachito de Barranquilla, el 3 de junio de 1936. Sus padres fueron los barranquilleros José Antonio Velásquez y Belén Hurtado, quienes se mudaron al barrio Rebolo cuando Aníbal contaba con ocho años de edad. Juan, su hermano mayor, tocaba el acordeón y Aníbal aprovechaba el tiempo que duraba Juan en su oficio de constructor metálico para “neciar” el instrumento de dos teclados, pero sin resultados a la vista. Un buen día su hermano lo sorprendió en la obstinada tarea de sacarle notas al acordeón y le prometió que le daría unas clases, las que comenzaron con la Piña Madura y El Ramillete, dos canciones muy utilizadas para estos fines. Después aprendió a tocar piano y guitarra; instrumentos con los que ha grabado muchas canciones. Una vez adquirió destreza en el manejo del acordeón en compañía del guacharaquero Cayetano Racedo, a quien apodaban “Cantaclaro”, tocaba por los pueblos y fincas de la sabana bolivarense, llegando en una oportunidad a San Pedro Consolado, un corregimiento de San Juan Nepomuceno, donde todos sus habitantes son blancos y de apellidos Yepes o De Oro. En esta panorámica población, enclavada en los Montes de María, se realiza el Festival del Maíz. Aníbal se quedó un buen tiempo en San Pedro y la señora Juana, dueña de la casa donde se encontraba hospedado, le daba de comida, en el desayuno, bollo de mazorca con suero, al mediodía suero con bollo de mazorca y en la tarde bollo de mazorca con café tinto. Cuenta Aníbal que ya se estaba poniendo

amarillo de tanto comer maíz a pesar de haber, en el patio de la casa, una gran cantidad de gallinas criollas. Una noche se acercó al corral con cuidado y le metió el dedo a una pollona en forma brusca. El animal amaneció triste y él llamó inmediatamente a la señora Juana y le dijo que esa gallina había que matarla, porque tenía peste y podía contagiar a las demás. La señora Juana, que quería tanto a sus gallinas que no era capaz ni de comérselas, le dijo a Aníbal que la matara y la botara lejos, para evitar el contagio. No se preocupe, le dijo Aníbal en tono solemne, yo la voy a matar, pero no la voy a votar, vamos a cocinarla, que la candela mata cualquier infección. La señora no quiso comer y Cayetano con Aníbal por fin comieron carne durante tres días, eso sí, con buen bollo de mazorca. Cuando se cansó de incursionar por toda la región Caribe tocando los ritmos de la música vallenata, un día cualquiera, con su instinto creativo vigilante, notó, mientras su hermano José tocaba la caja en el patio de su casa, que podía crear un nuevo ritmo. Le pidió a su hermano que continuara con el sonido que había iniciado, tomó el acordeón y nació Guaracha en España, la primera canción en el ritmo que pondría a bailar a colombianos y extranjeros desde los años 60. La guaracha en acordeón. “Tengo una linda morena Que tiene un rítmico andar, Ella mueve la cintura Siempre que la veo pasar. Ah,  ah, ah, ah, ah, ah”. Con la guaracha se inicia una carrera de triunfos que abarca un período de quince años, donde Aníbal es protagonista número uno, en las presentaciones de los Carnavales de Barranquilla, Fiestas de Cartagena, casetas, bailes y conmemoraciones patro-

nales del Caribe colombiano. Antes de viajar a Venezuela donde permaneció por veinte años, Aníbal se radica en Valledupar, donde atiende su bar Villa Luz y hace presentaciones nocturnas con su conjunto. A su hermano José, lo había dejado en Barranquilla, con Aniceto Molina, uno de sus mejores alumnos en el manejo del acordeón. Ellos graban, La Ronchita, un éxito del Carnaval de Barranquilla, de todos los años. “Así no me gusta a mí Que me rasquen, que me rasquen, Porque lo que me disgusta Es que eso pica y después arde”.


8

SUPLEMENTO LITERARIO

LA LIBERTAD Barranquilla, Domingo 17 de Marzo de 2013

La ventana de los Poetas

ESTA MANO, SEÑORES Esta mano que escribe a altas horas de la noche, que rasura mi rostro en las mañanas dejándome siempre tajos, nunca ha dado una trompada ni siquiera al amigo ladrón, no es feliz aun cuando acaricie un pubis a el lomo de mi tierno y sabio pequinés. Esta mano que hipócritamente saluda está cansada, quieres estar de vacaciones, hundir su piel en agua fresca, limpiar su palma, sus dedos, sus uñas, sus ojos. Mi mano que llora al ver a su vecina la izquierda, con sus sueños reventados contra el piso como cucarachas. Esta mano, señores, esta mano…

JOTA PRADA

DECIMA

MUNDO MÁGICO DE POESÍAS

Entre todas  la mejor Si hablamos de poesías Su tonada causa alegría Son diez de arte menor Que identifican al cantor. Con estilo  consonante Pero ese buen cantante Debe utilizar la  rima Con dicción dócil y  fina Si la nota es asonante. Inicias por la primera Entrelazas cuarta y quinta En veloz forma sucinta Unes segunda y tercera Es la precisa manera. Sexta y séptima  igual Así formas  el decimal Con octava y novena Si la métrica es buena Seis, siete y diez. Tal cual.

No digas que tan fácil me olvidaras si sabes que son mentiras amores como el de nosotros dos no se construyen todos los días dime , dime corazón algo para poderte entender se que eres la dueña de mi inspiración y yo el dueño de tu querer yo se que piensas que no gozo la vida por que me sumerjo en un mundo mágico de poesías pero ponte a pensar en quel lejano dia donde te conquiste a punta de versos y hoy no entiendo por que no me estas queriendo como explicarle a mi pueblo manatí que ya no soy feliz? y que te alejaste de mi? regresa pronto mi amor vuelve a cantar mi canción regalame un beso que nos devuelva la pasión

GERMAN EMILIO MORALES

OH, JUVENTUD...

CORAZONES VIVOS

Hoy me paré en la ventana a imaginar en la lejanía esa efímera juventud mía, que tan pronto se me fue y que al mirarme en el espejo una cualquier mañana no pude más que decir: ¿y esa anciana quien es?

Eres la madre de mis hijos, y la mujer de mis eternos sueños aun puedo vivir contigo con la venia del juez de los cielos. Esos cambios repentinos han destruido parte de mi vida junto y no juntos como extraños vecinos han abierto en mi pecho una herida      Negra, no sabes cuanto te quiero tu amor es parte de esta tierra mis sentimientos han sido sinceros y nobles como el carpintero y la sierra. Reflexionemos, reflexionemos con perdones en nombre de la verdad unamos nuestros corazones por respeto a la familia y la sociedad

En un futuro inmediato la vejes estaba ahí. y aunque nunca la vi pasar si la sentí llegar, cuando empece a arrugar Y fue lento mi caminar, y cuando salía a la calle no me pude encontrar con jóvenes que me piropeaban cuando salía a pasear, porque ellos se encontraban también en la tercera edad. A dónde se dirigirá esa bella lozanía que me invadió algún día, ¿acaso a lo sideral? ¿o a la ley gravitar? que alguien me lleve allá para salirla a buscar, y muy respetuosamente poderle perguntar ¿Ya no regresarás?

MIRIAM CEQUEIRA

SANTANDER ROJAS

HANER SOLANO ANAYA

MIENTRAS ESCRIBO

Mientras escribo estática en mi cama afuera el cielo llora, adentro mis sentimientos se mojan, y terminado el mar de nostalgia, el ambiente aflora, el sol aparece, la alegría vuelve. Ahora todo es verde, verde los árboles, verde la esperanza y un rayo de luz en mi rostro renace el mañana. Mientras escribo, el silencio me acompaña, la sombra del amor engalana y en mis ojos cafés la tierra cobra vida, sí, tiene vida porque mientras escribo y el sol ilumine, solo sé que la vida es bella.

LAURASEVERICHE03@GMAIL.COM


Suplemento 17 marzo