Issuu on Google+

❯❯

culturas

N°01 Suplemento de

artes y letras

TRIBUNA DE SALAMANCA, Domingo, 7 de noviembre de 2004

CINEMA 3

Porque las mejores películas no siempre son las más vistas, estrenamos suplemento proponiendo un repaso a las joyas que dejó la temporada de festivales

PARAÍSO

5 PEPE COLUBI

7 GARCÍA MÁRQUEZ

El autor del libro La tele que me parió analiza desde su pasión por la televisión el momento actual del mayor medio de entretenimiento.

La vuelta de ‘Gabo’ a la novela, junto a reseñas de Martin Amis, Andrés Trapiello, Chuck Palahniuk y Mondo Brutto.


2 ❯❯ culturas

TRIBUNA DE SALAMANCA, Domingo, 7 de noviembre de 2004

ace hoy Culturas, el suplemento de TRIBUNA DE SALAMANCA dedicado a arN tes y letras. Culturas porque pretende mirar este campo de una forma abierta y plural, dedicándole el tiempo y el espacio que la cultura merece y por cuya difusión este periódico ha apostado desde sus inicios, hace ya dicz años. Libros, exposiciones, cómics, cine, arquitect u ra y urb a n i s m o,música, televisión, la co-

municación en Internet serán los contenidos que ocuparán estas páginas cada domingo. En este primer número reseñamos el regreso a la novela de Gabriel García Márquez, la recreación de Don Quijote de Andrés Trapiello y el polémico y jugoso libro del británico Martin Amis sobre Stalin. En el cine, buscamos cierta distancia con el torrente de estrenos y repasamos las películas que han triunfado en los festivales, sabiendo que tendrán una distribución minoritaria y que hay que rastre a r-

las como perlas en la cartelera. Habla mucho y bien de televisión Pepe Colubi, autor de un libro referencial sobre el medio en los últimos veinte años, huyendo del catastrofismo y proponiendo una visión crítica de nuestro electrodoméstico favorito. En la página del cómic, se unen dos autores que abordan un mensaje p o l í t i codesde distintas pers p e c t i vas: la viñeta satírica de Miguel Brieva y el re p o r t aje periodístico sobre los últimos conflictos bélicos de Joe Sacco.

Recortes 1

BUSH, POLÍTICA AMERICANA, MORAL Y RELIGIÓN El domingo pasado, Televisión Española hizo coincidir en sus dos cadenas la película El exorcista y el documental Con Dios de nuestro lado: fe y ambición. Hay gustos para todo, pero a mí me dió muchísimo más miedo el segundo. Emitido dentro del magnífico ‘Documentos TV’, explica cómo el reelegido presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, pasó de ser un hijo de papá mujeriego y alcohólico a convertirse en un cruzado de la tradición y la moral religiosa, hasta el punto de hacer rezar a sus ministros antes de sus sesiones de trabajo. Sus declaraciones y acciones políticas están en la mente de todos. Lo que analiza este documental es quiénes han hecho que Bush se cayera del caballo con tanta facilidad: el apoyo del grupo Religious Right fue clave en su triunfo sobre Gore de hace cuatro años, definiendo una mayoría que permitía gobernar al Partido Republicano. En la perturbadora recopilación de Adam Parfrey Cultura del apocalipsis, publicada por Valdemar, un texto de Gregory Krupey ya advertía sobre el asunto, aunque en clave de conspiración a gran escala: La derecha cristiana, el sionismo y la llegada del penteholocausto venía a decir que los denominados Cristianos Renacidos manejan los hilos de la política mundial para hacer llegar el Armagedón, el caos total sin el cual será imposible la paz definitiva. Ustedes dirán si vamos por ese camino.

2

UNA REALIDAD DENTRO DE UNA FALSA REALIDAD «La sociedad que nos rodea no es como la percibimos es una idea que ya hace tiempo que sale de debajo de las piedras. Lo que está claro es que la realidad está por debajo de las expectativas creadas en el siglo pasado.

❯❯

culturas

EDITA

Proyectos Editoriales Salamanca, S.A. PRESIDENTE

❯ MARIANO RODRÍGUEZ SÁNCHEZ

Antonio Marcos ¿depresión pop o idea de moda a punto de morir?» Este párrafo sirve de introducción a una divertida, extensa y documentada reflexión pop sobre el estado de las cosas de Absence en El blog ausente, titulada Sociedad Borderline. Hay quien intenta revelar la ‘realidad’, hacer aflorar lo que se esconde bajo el flujo continuo de la información, como Michael Moore. Sus críticos más feroces (Fahrenhype 9/11) le acusan de falsear pruebas, mientras hay quien se limita a mostrar desagrado por un estilo demasiado sensacionalista y ególatra. ¿Se puede revelar la realidad con los mismos métodos que se utilizan para ocultarla? Aquí queda la pregunta.

3

CONTRA EL SABOR A MENTIRA, EL AJO Con esta declaración de intenciones vuelve a los quioscos la histórica ‘Ajoblanco’. En esta nueva etapa pretende servir de plataforma a las nuevas manifestaciones de contracultura basándose en textos cortos y directos y en las ilustraciones de algunos de los mejores pensadores gráficos del lugar. Una apuesta por una información cultural diferente a las odiosas y reiterativas revistas de tendencias.

4

CONSEJERA DELEGADA GERENTE ❯ Alejandro Iglesias

JEFA DE PUBLICIDAD ❯ Belén Martín ❯ Felipe Martín

La foto de Bush es de agencia y no parece trucada. Michael Moore, con sus armas al hombro. Vázquez

¿QUE PENSARÍA DE ESTO MANUEL VÁZQUEZ MONTALBÁN? La serie de homenajes realizados a lo largo y ancho del globo hace añorar la mirada lúcida y esa prosa precisa que ponía sobre los asuntos de la política y de la vida el creador de Carvalho. Sus crónicas periodísticas están a la altura de lo mejor de su obra, y ahora unos alumnos de la Universidad Pompeu Fabra se han tomado la molestia de recopilar todas las referencias para su consulta pública en esta página: (http://www.upf.edu/periodis/mvm). Que lo disfruten.

❯ Daría Rodríguez

DISTRIBUCIÓN

❯❯

DIRECTOR

❯ Javier Melero Suárez JEFE DE SECCIÓN SUPLEMENTOS ❯ Félix Oliva JEFE DE SECCIÓN PRODUCCIÓN ❯ José Manuel Martín COORDINACIÓN CULTURAS ❯ Antonio Marcos

culturas@tribuna.net

UNA PUBLICACIÓN DE

OFICINA DE ATENCIÓN AL LECTOR 923 21 02 00 Plaza Mayor, 19. Fax: 923 19 11 52 ❯ Publicidad: (923) 19 11 11

Redacción, Administración y Distribución Cañón de Río Lobos, Parc. 14. Pol. El Montalvo II (Ctra. de Béjar), 37008 SALAMANCA. Telf.: 923 19 11 11

Oficina en Madrid Paseo de la Castellana, 132, 1º izda. - Telf.: 91 564 38 02 • Fax: 91 515 82 06.

www.tribuna.net


CINE

TRIBUNA DE SALAMANCA, Domingo, 7 de noviembre de 2004

culturas❮❮ 3

❯❯

Wong Kar-wai completará, con la esperadísima 2046, su preciosista y hermoso itinerario iniciado hace catorce años con Days of Being Wild

La vida es un milagro, de Emir Kusturika

Las películas más esperadas del año Recién concluida la temporada de los grandes festivales, no deberían quedar en el olvido las películas que hacen avanzar al cine como art e aunque su presencia en la cartelera sólo sea testimonial en el mejor de los casos.

ambos, lo que hace que gran parte del filme sea mudo. Pero si una película se hará esperar, pro cedente de otro festival aún más importante que el de Valladolid, es decir, el de San Se b a stián, es Turtles can fly, de Bahman Ghobadi, una fábula oscura y desesperanzadora que recrea la amistad de unos niños, cómplices de una esperanza a pesar de su re a l i d ad, co n t rapuesta a la violencia de la que son víctimas. También hay que destacar la maravillosa San Zimske Noci (S u e ño de una noche de invierno), de Go ran Paskaljevic, una impresionante película de múltiples cualid ades como gran y sólida obra cinematográfica con su dramática historia sobre la soledad, el desconcierto y la insuficiencia emocional de personajes heridos, deso r i e n t ados y carentes de motivaciones.

❯ Miguel Á. Refoyo

o que une a los autores más co m p rometidos con el cine y la sociedad es un abordaje de la re a l i d ad desde una pers p e c t iva naturalista, con planteamientos de orden filosófico donde las d e c l a m aciones ex i s t e n c i a l i s t a s no caben en un mundo representado desde un re l ato cinemat ográfico dire c t o, con diálogos desprovistos de falsas pretensiones de tra s cendencia. La tarea de este ‘o t ro cine’ venido de todo el mundo, ya sea llegado de Oriente o de Occidente, no es ya la de lim i t a rse a ‘e n t retener’ en el sentido que se da habitualmente a la palabra, sino la de colocar al público frente el mundo, analizando la realidad y enfrentándole a ella. Recién terminada la Seminci, los trabajos de gente como Wong Kar-wai, Jim Jarmusch, John Boorman, Ken Lo ach, Theo Ange l opoulos, Emir Kusturica, Juan José Campanella, Robert Lepage o

l

Turtles can fly, de Bahman Ghobadi

Hirokazu Kore-Eda se espera n como las grandes joyas de un fe st i val deudor de un cine implicado con los problemas reales que asolan el mundo desde todas las p e rs p e c t i vas, desde todos los gén e ros. A lo largo de este mes se darán cita en las carteleras Cof fee & Cigarettes, los cortometrajes de Jim Jarmusch sobre dos de los vicios más unive rsales que pueden acompañar a una buena conversación, Luna de Avellane da, de Campanella, otra sensible (o sensiblera) rad i o g rafía de la

crisis económica y moral de Argentina con el inmenso Ricard o Darín como inevitable pro t agonista. También Wong Kar-wai completará, con la esperadísima 2 0 4 6, su preciosista y hermoso itinerario iniciado hace ya catorce años con Days of Being Wild y pro l o n gado triunfalmente diez años después con la magnífica In the Mood for Love. Quedarán en la dilación temporal títulos de este prestigioso festival como la historia de amor impregnada por el entorno social

del siempre co m p rometido Ken Lo ach en Un beso cariñoso, el re iterat i vo Emir Kusturika con otra fábula torrencial y metafórica sobre el presente y sobre la historia reciente de su país con La vida es un milagro y la gran ganadora del fe s t i val vallisoletano, Hierro 3 (Binjip), de Kim Ki-duk, la historia de un joven que se instala en casas deshabitadas hasta que le echan y de una mujer casada insatisfecha, cuya re l ación se co n st r u ye a base de gestos y miradas, ya que apenas hay diálogo entre

Incombustible Oliveira Procedentes de otros festivales, Comme un image, de Agnès Jaoui, Meen Creek, de Jacob A. Estes, Tarantion, de Jo n athan Cao q u e t t e, Old Boy, de Pa rk Chan-wo-ok, Whisky, de Pa b l o Stoll y Juan Pablo Rebella, Oh Uomo, de Yervant Gianikian y Angela Ricci Luchi, La niña San ta, de Lucrecia Martel, Sag-haye velgard, de Marziyeh Meshkini o la última del incombustible Manoel de Oliveira O quinto império, son películas incógnitas para una caprichosa cartelera que, en muchos de los casos, olvidan que el cine también es arte, mucho más allá del espectáculo.


4 ❯❯ culturas LIBROS

TRIBUNA DE SALAMANCA, Domingo, 7 de noviembre de 2004

Martin Amis desenmascara a Stalin in duda, es el niño pro d i g i o de las letras inglesas, un niño que ya ha dejado de serlo, pero que conserva lo de prodigio y lo lleva con arro gancia. Es, sin duda, el más famoso de una larga lista de estupendos escritores que habitan uno de los territorios más fértiles de la literatura contemporánea. Desde aquel brillante debut con El libro de Rachel han pasado más de treinta años y el talento y la capac i d ad de escribir bien no han hecho más que crecer en Martin Amis, mucho más desde su último libro Experiencia, quizá por eso de perder al padre, de ir ajustando cuentas, de ir soltando nudos y amarras. Koba el Temible es una continuación, o no, de Experiencia, la aplaudida autobiografía de Martin Amis, pero es muchas cosas más, un libro político, sin dejar de ser personal, un ajuste de cuentas intelectual, la larga lista de hechos trágicos y terribles que tanto cuenta creer, cuando los cometen los que consideramos ce rcanos a nosotros, padres, amigos, co m p a ñ e ros de creencias... es muchas cosas, y es sobre todo un libro apasionante que se lee, con avidez, con dolor, con rabia, para quedarte al final con un poso de desolación, de ira, de infinita tristeza y a partir de ahí tal vez podamos empezar a reconciliarnos con la Historia. Se centra Martin Amis en un importante punto débil del pensamiento del siglo XX: la tolera ncia de los intelectuales occ i d e ntales ante el comunismo. Entre el personal comienzo y el final personal, Amis ofrece el mejor ‘cursillo’, que se ha escrito sobre Sta-

s

lin: Koba el Temible. Un punto débil el escogido por Amis, que en nuestro país ha recordado a menudo Muñoz Molina, pero seguramente hay que ser británico para hacer un examen de co n c i e ncia semejante. MARTIN AMIS Koba El Te rrible (La risa y los veinte millones) Anagrama, 2004 17 euros / 320 pp.

Experto en polemizar S a b i o, ingenioso, airad o, personal, conmovedor, ha hecho cor rer ríos de tinta, ha provo c ad o las más airadas reacciones, le ha

b u s c ado a Amis más de un enem i go, pero no importa, él es un experto en esto de cre a rse enem i gos con cada libro, brillante hasta molestar; es un libro necesario, imprescindible para todos los que quieran saber, para los que se nieguen a ce r rar los ojos, para los que aún distinguen entre muertos y muertos, y desde luego imprescindible para la intelectualidad de izquierdas occidental que tardó tanto en aceptar que el

h o r ror estaba en todas partes. El carácter psicópat a -criminal de Stalin, la responsabilidad de Lenin y Trotski como arquitectos del espeluznante estado que fue la URSS... todo lo va describiendo, analizando Martin Amis con su impresionante documentación y lo que es más importante co nsigue hacer con estos materiales, literatura, buena literatura. Charo Ruano ❮

La escombrera humana de Chuck Palahniuk d

esde la primera página de Diario. Una novela, public ada por Mondadori, Chuck Palahniuk vuelve a at raparnos en otra historia de personajes aplastados por la vida que se ven envueltos en sucesos parad ó j i cos o abiertamente paranormales. Es la manera que tiene este escritor de contarnos los aspectos más oscuros de la sociedad postindustrial, de obligarnos a leer las palabras que nadie quiere escuchar. Su ficha básica dice que nació en Porland hace cuarenta años, que ha vivido en co n t ac t o con la violencia desde su infancia (su abuelo se suicidó tras mat a r a su abuela, su padre murió asesinado) y que después de tra b ajar en una cadena de montaje el mundo le descubrió como ‘el tío

CHUCK PALAHNIUK Diario. Una novela Mondadori, 2004 19,50 euros / 275 pp.

que escribió el libro de El club de la lucha’, la exitosa película de David Fincher protagonizada por Brad Pitt. ¿Qué ofrece Palahniuk para haberse ganado el calificativo de ‘autor de culto’ y aspirar a sucesor de Don Delillo? Principalm e n t e, es hábil para captar esa especie de malestar que, como una vibración de baja frecuencia, subyace en unas re l aciones sociales dominadas por los medios de comunicación, el espectáculo, la violencia, el vacío personal y la sensación de frac a s o. Él observa, analiza y organiza esa esco m b rera humana. Y, además, es capaz de escribir todo eso de una man e ra brutal, directo a la herida, utilizando una manera de narrar compleja y salpicándolo todo con situaciones propias del género

fantástico, toques de humor, tern u ra y un gusto por el lenguaj e c i e n t í f i coy de precisión que a veces lo acerca a la no-f i cción. Cuentos salvajes para la generación del hipervínculo y la conspiranoia. Diario, que no es su último trabajo ya que acaba de publicars e en Estados Unidos Stranger than fiction –una serie de re p o r t aj e s , abandonando momentáneamente la ficción–, no defraudará a sus lectores y es una manera tan buena como cualquier otra para descubrir su obra porque ahí vuelve a estar todo su unive rs o. La historia sucede en una isla dedicada al turismo de lujo, donde una camare ra escribe un diario para que lo lea su marido cuando salga de su estado de coma. Se co n ocieron en la Fac u l t ad de Bellas

Artes y él la at rajo hasta su paraíso privad o, un reducto para las familias de más abolengo, con ese sentido de la riqueza tan americano. Ahora, para sacar adelante a su familia tra b aja como camare ra, pero pare ce haber una misteriosa trama co n s p i rativa para que vuelva a co ger los pince l e s . Palahniuk sigue aquí un ritmo más pausado, más reflexivo. Y si en Superviviente y en Nana desnudaba el circo de los medios de co m u n i c ación y su co m p l i c i d ad en la programación mental de la gente, aquí pega un buen repaso al mundo del arte, con una visión de la creatividad artística más ce rcana a Jonh Berger que a, por ejemplo, el marchante Charl e s Saatchi. A. Marcos ❮


LIBROS

TRIBUNA DE SALAMANCA, Domingo, 7 de noviembre de 2004

culturas❮❮ 5

❯❯ Pediría a los programadores diversidad, que los espectadores lo van a agradecer. Y respeto. Parecen pensar que todo el público es tonto Pepe Colubi posa en un estudio de grabación ❯ Luis Hevia

PEPE COLUBI

«La televisión es el gran poder» ❯ Antonio Marcos

Como el protagonista de la serie Sigue soñando, queda bastante claro en su libro que usted fue un niño que creció con la tele puesta... Pertenezco a la primera generación de niños españoles que se educó con la televisión. La nostalgia es un espejo deformante y quise que el libro fuera una combinación de re c u e rdos pers o n ales y de información sobre el medio, la tele que yo recuerdo, para bien y para mal. ¿Cómo ve los intentos de regul ación de contenidos en la fra nja horaria infantil? Por un lad o, entiendo que la responsabilidad final de lo que ven los niños es de los pad res, pero que por mucho que vigilen siembre habrá grietas. Lo ideal (y u t ó p i co) sería la autorregulación, que las cadenas dejaran de ocupar tanto espacio con info r m ación del corazón y testimonios. ¿Habría que enfocar el debate no sólo en la ‘calidad’ sino también en la cantidad? E s t oy de acuerd o. El debat e

Escribió un libro, La tele que me parió, para legitimar toda una vida delante de la televisión. Crítico musical y periodista, es uno de los más agudos e inform a d o s observadores de la cultura popular, lo que le avala para valorar el denigrado panorama de la programación actual.

PEPE COLUBI La tele que me parió Debolsillo, 2004 8,5 euros

sobre qué es telebasura, en el que yo también he caído, creo que no resulta ya productivo. Todo el mundo tiene ya unos parámetro s para determinar lo que le gusta y lo que no. Un ejemplo es ‘C r ó n icas Marcianas’, el gran demonio para muchos. A mí me parece un g ran pro g rama: está en el horario que le corresponde y tiene un gran manejo de las claves de la tel evisión como espectáculo. Au nque a ve ces no lo hace, suele int roducir una mirada irónica sobre los temas que trata. En otros programas del corazón, los autodenominados ‘periodistas de investigac i ó n’ se lo toman totalmente en serio, sin darse cuenta de que sólo son cómicos ac t u a ndo en un espectáculo intra s ce ndente. El problema es que hay tanta carne de cañón que ir quemando por la falta de dignidad de los que se prestan a ello que uniformizan toda la programación. También ocurre que son prog ramas más rentables por su bajo coste y las cadenas buscan sólo el negocio... Está claro que la televisión es un gran negocio, que genera muchísimo dinero. TVE lo sabe des-

de ‘O p e ración Triunfo’, para mí el más claro ejemplo de telebasura porque todo ese montaje ha c re ado un problema real, tangib l e, en la música española. Las privadas actúan con una hipocresía tremenda, como cuando el j e fe de Telecinco criticó ‘Hotel Glam’ después de mantenerlo en antena hasta el último día y exprimirlo económicamente. ¿Qué le parece la nueva imagen que quiere ofrecer Televisión Española? Por lo menos ha pro p i c i ado un debate que hacía falta y creo que ha dado algunos pasos en el buen camino hacia una televisión digna. No pueden intentar competir por el liderazgo de audiencia, no es su terreno, y también cuentan con un problema laboral de exceso de plantilla que todavía nadie se ha atrevido a planetar. Entre los dos modelos parece que todo se decanta por el negocio puro y duro, algo grave para el mayor medio de ocio de la gente... Al final, todo pasa por la televisión. Es el gran poder y la gran t rampa. Por eso los políticos le tienen tanto miedo y tanto apego a la vez. La televisión es en sí un ‘G ran Hermano’, y no el pro g rama ése de la casa. En estas condiciones, una televisión independiente es una quimera, pero yo no soy nada catastrofista: para mí es un medio que puede ser muy rico y que sirve de entretenimiento a muchísima gente. La televisión es fantástica.

Su libro da muchísima info rm ación sobre las series clásicas. ¿Cómo ve las de ahora? E s t oy re co n c i l i ado con la ficción nacional gracias a Aquí no hay quien viva, que me pare ce un hallazgo. Me irritan esas series blancas de niños y abuelos que q u i e ren abarcar a todos los públicos a fuerza de no decir nada y p a re ce rse unas a otras. Los Se rrano es una versión nueva de Médico de familia, Ana y los sie te... ¿que visión de la vida puede tener un niño que ve eso? Luego co m p ran una serie ex t ra n j e ra buena y la queman con los horarios, repiten episodios, estiran los fo r m atos que han funcionad o siempre para acaparar la audiencia, como le pasa a 7 vidas. Sus favoritas... La primera fue Enredo , después Esto se hunde, una de esas series inglesas buenísimas que apena se han visto aquí. El primer capítulo de A dos metros ba jo tierra pasará a la Historia, y españolas me quedo con El grupo, a la que no le dieron el tiempo suficiente para cuajar en su intento de hacer algo nuevo y distinto. Diga algo a los programadores. Les pido dive rsidad, que los espectadores lo van a agradecer. Y respeto. Pa re cen pensar que todo el público es tonto. La gente se reeduca ella sola, no se iba a ir en masa a las bibliotecas si quitaran A tu lado, hay una audiencia permanente que consume televisión. Sería bueno que utilizaran coherentemente su poder.


6 ❯❯ culturas LIBROS

TRIBUNA DE SALAMANCA, Domingo, 7 de noviembre de 2004

Mondo Brutto, la antología MONDO BRUTTO Antología La Tempestad, 2004

❯❯

15 euros

❯ Que un fanzine consiga sacar a la calle 31 n ú m e ros y que sobrev i va desde 1993 es prácticamente un milag ro. Que se publique en formato libro una antología de sus artículos resulta ya totalmente inaudito. Pues eso es lo que ha hecho Ediciones La Tempestad con Mondo Brutto, al que sin exagerar demasiado se podría definir como ‘el fanzine’. Mondo Brutto se define a sí mismo como “Actualidad bizarra para brutos mecánicos". ¿Más pistas? Simplemente, periodismo cultural del bueno. Se sospechaba que había algo más debajo de las listas de libros populares, de las canciones que mejor se venden y de las interpre t aciones más políticamente co r rectas. Una realidad y unas ficciones que ya nad i e cuenta, menos Mondo Brutto.

Costumbrismo La re a l i d ad es constante fuente de inspiración en esa redacción como de historieta de superh é roes atendida por personajes que se hacen llamar Grace Mo rales, Galactus, Joe D’Allessandro o Dildo de Congost. Sus análisis de temas tan candentes de la cultura popular como El Curro, La D ro ga, Los Bares, La No c h evieja, El Túning, La Tele o la decoración de las casas de los vecinos les identifican, a decir de los expertos, con el costumbrismo de Larra . La antología se centra sobre todo en este género, compuesto por artículos que co mbinan la precisión de los datos con un corrosivo sentido del humor, el lenguaje punzante con una mirada desapasionada y d e s c reída que parece provenir de un futuro lejano, como si esas pequeñas cosas que h acemos y esos ra s t ros que dejamos los llamados celtibéricos no importaran ya. Ot ras de las especialidades de la casa son los ensayos comprimidos (erudición sobre los temas más insospechados, desde el esputo a la bomba atómica), las biografías (desconocidos autores de ciencia f i cción, periodistas de re n o m b re o Pitita Ridruejo) y las entrevistas, colectivas, cotillas y nada formales. Talento literario y libertad de criterios: una publicación subversiva. Esta antología ofre ce algunas de esas joyas, aunque algo tan grande en todos los sentidos (cada número son más de cien páginas con una letra muy muy pequeña) se resiste a ser resumido. Mondo Brutto se disfruta mejor en su formato original, co n sus fotos y sus pies de foto editorializantes, pero el libro puede ser la mejor manera de co n o ce rlo para quien no quiera seguir perdiéndose la publicación cultural más libre y divertida que se encuentra por aquí. O a lo mejor es la única. También pueden encontrar en las tiendas especializadas en cómic el último núm e ro de esta publicación y a algunos de sus re d ac t o rescolaborando en medios como la recién re n acida ‘El Aj o’, que co n t inúa la línea de la extinta ‘Ajoblanco’.

A. Marcos

Trapiello ahonda en el r e c u rso que Cervantes inventó, la literatura dentro de la literatura, r e c u rso que subyuga como m o d e rnidad estilística a los muchos escritores del siglo

Antonio Marcos Collantes. Castilla (detalle). Óleo sobre lienzo

Un bello epílogo creativo de El Quijote l

o primero que hace pensar esta novela es que nos hallamos ante un entusiasta estudioso de El Quijote, que sabe armonizar su profundo conocimiento de la obra con una felicísima recreación de su desenlace. En teoría, el proce d imiento que sigue Andrés Trapiello no tiene secretos: se trata de ahondar en el re c u rso que Cervantes inventó, la literatura dentro de la literatura, re c u rso que suby u ga como modernidad estilística a los muchos escritores del siglo XXI. El título anticipa lo que va a ser el destino real de los pers o n ajes creados por Cervantes. Si al publicarse la segunda parte del Qu i j o t e, los personajes literarios mantienen su entidad, justo es que puedan servir de nuevo como pers o n ajes de carne y hueso. Éste es el cometido del novelista que los situará en tra n ces inesperados. Los frutos aparentemente muertos de la obra de Cervantes se transforman en árbol frondoso de la mano de Andrés Trapiello. Árbol, sin embargo, de frutos henchidos de melancolía, como se observa en el desenlace. La obra, de entrada, sirve para fijar la interpre t ación del Qu i j o t e, de lectura tan olvidada en estos tiempos. Sirve también de solución a ciertas claves, más frecuentes de lo que se pudiera pensar. Cada uno de los familiares o personajes re l ac i o n ados con don Quijote seguirá la senda que el novelista actual le trace. Pe ro en esta libertad creativa no hay sobresaltos literarios. Todos ellos discurren por el camino habitual, aunque sus re l aciones serán inesperadas. El amor y la literatura son los elementos que entrelazan sus destinos. Amor silencioso ha sentido Quiteria, el ama, por don Quijote y amor ha sentido Antonia, la sobrina: un amor forzado en primer lugar por Cebadón (un pers o n aje que muchos lectores considerarán innecesario en la novela) pero también un amor definitivo por Sansón Carrasco, uno de los elementos esenciales en estas páginas. Tal vez la forma de amor o afecto más complejo sea el que muestra Sancho Panza, convertido en el más apasionado defensor de su amo. Tan intenso es su afecto que decidirá aprender a leer para poder revivir sus experiencias con el hidalgo manchego y comprobar con sus propios

ANDRÉS TRAPIELLO Al morir Don Quijote Destino, 2004 412 pp.

ojos qué ha dicho Cervantes de sus avatares vividos con el caballero andante. El amor será, a fin de cuentas, el móvil de Sansón Ca r rasco, co m p rometido para siempre con Antonia, la sobrina de don Quijote. Sin embargo, la excelente trama de relaciones humanas urdida por Andrés Trapiello, hubiera resultado incompleta sin el aprovechamiento de la literatura. Lo metaliterario y, sobre todo, el aludido invento ce r vantino de la literat u ra dentro de la literat u ra, se transforma en frutos narrativos sorprendentes. Sansón Ca r ra s co desde su p reeminencia cultural (al mismo tiempo que pers o n aje activo del Quijote, como Sancho) va devanando la rica madeja literaria de la obra de Cervantes. La mayor parte de los pers o n ajes de la segunda parte del Quijote pasa por el pueblo, afanosos por conocer qué ha sido de los pro t ago n i stas de la historia que ellos mismos vivieron y que han visto en letra impresa. Cada uno se enco nt rará con el trato que mere ce, pero los Duques recibirán un castigo doloroso y ejemplar, por hab e rse burlado despiadadamente de don Quijote y Sancho en el célebre pasaj e. Como en la obra cervantina, el final de la novela de Andrés Trapiello deja un poso de melancolía. Sancho Panza y Sansón Carrasco no podrán ver cumplido su sueño de co n o cer a don Quijote en Madrid. El libre ro Cuesta les co m unica la reciente muerte del escritor, aliviando la pena de los dos pers o n ajes con la entrega del último escrito de Cervantes. El amor y la literatura acaban siendo los móviles esenciales de una n ovela que termina de forma inesperada, pero t r i s t e, con unos pers o n ajes embarc ados en un proyecto inesperado. Caminan al albur del dest i n o, apesad u m b rados, como queda el lector. Pero... ¡quién sabe si el novelista no sueña para ellos nuevas aventuras! Y aunque éstas no llegaran a tomar cuerpo litera r i o, la crónica de Al morir don Quijote ha llegado a su final repleta de aciertos, en los que tiene una importancia esencial el sabio manejo del castellano, enriquecido por abundantes e inesperados arcaísmos, reflejo de la época que las páginas quieren evocar. Nicolás Miñambres ❮


LIBROS

TRIBUNA DE SALAMANCA, Domingo, 7 de noviembre de 2004

culturas❮❮ 7 El Canon Sherlockiano ARTHUR CONAN DOYLE Las memorias de Sherlock Holmes Valdemar, 2004 19,9 euros / 448 pp.

Aprovechamiento lírico de un romance de incesto ntre otras geniales aportaciones la última novela de Gabriel García Márq u e z sobresale una misteriosa y ad m i rable síntesis del clasicismo y lo popular. En estas escasas páginas se unen la esencia del Romancero español, tan conocido en Hispanoamérica, y el eterno sentido que encierra la obra De senectute. Po cos lectores apreciarán debidamente el simbolismo de la novela si desco n o cen la tragedia que esconde el ‘Romance de Delgadina’. El contenido argumental poco aporta re specto a los resultados en los que se transforma. La sobrecubierta de la obra, comienzo de la novela, puede hacer pensar al lector que va a encontrarse con una novela erótica, protago n i z ada por un viejo ve rde que quema sus naves amorosas con una doncella de catorce años. Ese gacetillero nonagenario que al cumplir sus noventa años pide a la celestina Rosa Cabarcas una joven virgen sigue la estela de los jubilados japoneses que a García Márquez tanto han seducido y que evocó en el bellísimo relato El avión de la bella durmiente. El pro t agonista, narrador en primera persona, busca el milag ro del amor, que sólo ha conocido en su vida a través de recursos mercenarios y venales. Persigue el imposible canto del cisne amoroso. El personaje que sólo ha tenido co n t actos mercenarios se enamora irracionalmente de la esencia lírica del amor. Ante esa adolescente virgen (fatigada por un trabajo brutal para alimentar a su familia), la co n cepción vital de este culto y exquisito crápula provinciano salta en pedazos. Su re l ación amorosa quedará reducida a tímidas caricias de las que ella se hace eco si acaso con una tímida sonrisa. No hay que olvidar el nombre, Delgadina, que el narrador le asigna. La doncella encarna la sublimación lírica del pasado obsceno del nonagenario. En el estiércol erótico de ese p a s ado brota la limpieza de la flor amoro s a del presente. El futuro no existe; sólo es una

e

GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ Memoria de mis putas tristes Mondadori, 2004 110 pp. 17 euros

❯❯

Todo, en el fondo, es una bellísima alegoría del sentimiento humano, que el narrador ha logrado atisbar, aunque no vivir realmente. Pero basta el intento por conseguirlo

ilusión que el viejo pretende mantener viva. Por eso sus colaboraciones dominicales en el periódico de la ciudad acabarán transformadas en crónicas amorosas de su lírica relación con la doncella. Lo que es un evento íntimo acaba felizmente transformado en un suceso que los lectores de la ciudad leen y viven. En el fondo, el lector piensa que el viejo gace t i l l e rono quiere consumar ese amor ince stuoso descrito en el ‘Romance de Delgadina’. Hacerlo sería profanar el amor que, por primera vez en su vida, va a vivir. Delgadina es para él la limpieza de todas las culpas eróticas. En ella salva su vida y salva también la vida de la vieja celestina, que le ha facilitado a la joven. Los dos, viejos y decrépitos, ven resurgir el ve rdadero sentimiento del amor. Aunque para ellos sea ya un objetivo inalcanzable. Todo, en el fondo, es una bellísima alegoría del sentimiento humano, que el narrador ha logrado atisbar, aunque no vivir realmente. Pe ro basta el intento por co n s e g u i rlo : «Era por fin la vida real, con mi corazón a salvo, y co n d e n ado a morir de buen amor en la agonía feliz de cualquier día después de cien años». Nicolás Miñambres ❮

❯ Después del éxito de las dos primeras novelas de Sherlock Holmes y una entre ga de re l atos publicados por el Strand Magazine, Arthur Conan Doyle sintió que el pers o n aje iba a fagocitar al cre ad o r, y que el museo se lo iban a dedicar al detective y no al escritor. Además, a él le gustaba más escribir obras históricas ‘de peso’ en el contexto del colonialismo imperial inglés. Ante el encargo de una nueva serie de aventuras cortas, Conan Doyle dio vida al único ser capaz de acabar con el sabueso: el gran malvado pro fesor Mo r i a r ty. Y en las cataratas de Reichenbach, en Suiza, el villano puede con el héro e, al que se da por muerto. El autor debió de sentir alivio, pero por poco tiempo. El público, sus editores y hasta la monarquía inglesa protestaron por su desaparición y diez años más tarde, en 1903, regresa para completar lo que se co n o ce como el Canon Sherl o c k i a n o : cuatro novelas y cincuenta y seis relatos. La editorial Valdemar ha emprendido, con el mimo y la calidad habitual de sus ediciones, la tarea de publicar todo el Canon. La última entrega, Las Memorias de Sherlock Holmes, reúne los doce casos que co n d u cen a la temporal desaparición del d e t e c t i ve.Para los impacientes, Cátedra ha reunido las sesenta obras en un solo volumen, ord e n ado por las fechas que figuran en las historias en vez de por su orden de publicación. A. Marcos ❮

Los boletines de La Bòbila VARIOS AUTORES L’H Confidencial, 36 Biblioteca La Bòbila Gratuito http://es.geocities.com/biblioteca_bobila/lh-cas.html

❯ L’H Confidencial es un boletín grat u i t o editado por el club de lectura de novela negra de la Biblioteca La Bòbila, en L’Hospitalet. La Bòbila es una de las instituciones más activas en el fomento de la novela negra, un género que cuenta con un puñado de fieles y comprometidos seguidores. El fanzine, descargable gratuitamente en form ato PDF desde su página web, se edita desde 1999 y desarrolla en sus cuatro páginas monográficos sobre autores y otros aspectos de la narrativa negra y criminal. En su último número propone una guía de l e c t u racon una exhaustiva bibliografía sob re el Polar francés, desde el nac i m i e n t o del clásico comisario Maigret hasta los títulos más recientes.


8 ❯❯ culturas CÓMIC

TRIBUNA DE SALAMANCA, Domingo, 7 de noviembre de 2004

El tebeo como medio político El cómic les sirve a Miguel Brieva y Joe Sacco para ofrecer un discurso sobre la política desde perspectivas distintas pero con la ambición común de desvelar ideas y hechos que no se aprecian a simple vista. bservando el trabajo de estos autores, resulta evidente que el cómic es un magnífico medio para comunicar ideas políticas, aunque la estética y los planteamientos de ambos resultan totalmente opuestos. Miguel Brieva, cuyo más reciente trabajo en forma de álbum es la re copilación del fanzine Dinero, publicado por Ediciones Doble Dois, busca plasmar en sus viñetas los va l o res sot e r rados que mueven a la socied ad postindustrial y de consumo. Dinero se autodenomina ‘Revista de Poética Fi n a n c i e ra e In t e rcambio Espiritual’ y utiliza una estética tomada de los anuncios publicitarios americanos de los años cincuenta y sesenta, la época d o rada del capitalismo. Brieva utiliza la hipérbole para mostrar ideas que pertenecen al subconsciente de toda una sociedad, lleva las situaciones al ex t remo para hacer visibles los mecanismos que hacen funcionar a una cultura bas ada en la desmemoria y en el espectáculo,c reando iconos potentísimos que resumen toda una filosofía de vida. El afán de Joe Sacco también consiste en hacer visible algo que permenece oculto. Periodista de pro fesión, utiliza el cómic para h acer reportajes sobre conflictos b é l i cos, rellenando los huecos que dejan las imágenes que envían las agencias de info r m ación para llenar los telediarios. Sacco busca lo que se esconde tras el espectáculo informativo, las historias de la gente que sufre, sus caras, sus problemas cotidianos y cómo consiguen salir adelante en unas condiciones de tensión ex t rao rdinaria. Su primera obra de este tipo fue P a l e s t i n a, una serie de n u eve capítulos publicada en España en un sólo tomo por Planeta De-Agostini, fruto de una estancia en los territorios ocupados a principios de los noventa, dura nte la primera intifada. Con un estilo duro y minucioso es, en palabras de Edwa rd Said, “una obra de contenido político y estético de una originalidad extraordinaria”

1

2

o

Marcos Sánchez ❮

4 1 y 3. Viñetas del recopilatorio de los números 0, 1 y 2 de Dinero, de Miguel Brieva. 2 y 4. Viñetas de Palestina, de Joe Sacco.

Sacco, el periodismo dibujado ❯ Joe Sacco (Malta, 1960) hace «tebeos periodísticos porque es la mejor manera de unir mis dos pasiones: los cómics y el periodismo. No tengo ninguna teoría que me permita explicarlo. Sencillamente, siempre me he interesado por la actualidad, y a veces, suceden cosas en el

Brieva, un autor amante de la autoedición

3

❯ Miguel Brieva (Sevilla, 1974) se mueve con facilidad en distintos medios de expresión. Rebotado del mundo del arte, es frecuente encontrar sus trabajos autoeditados pero también en fanzines como ‘Mondo Brutto’, ‘Nosotros Somos los Muertos’ e incluso en la revista ‘Rolling Stone’ y ‘El País de las

mundo que me impelen a hacer algo al respecto. Y lo más útil que se me ocurre es ir allí e informar de qué es exactamente eso que está pasando. Creo que los cómics son un medio estupendo de presentar información compleja. Los tebeos son un medio popular, y me gusta el modo en el que consiguen que haya gente que lea cosas que ignorarían normalmente en cualquier otro medio». Después de la experiencia de Palestina, ha publicado otro reportaje sobre el conflicto de la antigua Yugoslavia, titulado Gorazde, zona protegida.

Tentaciones’. La renacida ‘Ajoblanco’ le ha encargado su portada, en la que refleja un mundo totalitario en el que la esvástica nazi es sustituida por el signo del dólar. Ha colaborado en la película Astronautas y no parece molestarle en absoluto le comparen con el humor gráfico de El Roto, al que considera lo mejor en este campo. Está prevista la recopilación de los números de Dinero a partir del tres que todavía se pueden encontrar sueltos en las tiendas de cómics.


Suplemento Culturas. Número 1