Page 1

México, octubre de 2009 • Número 262, año XVII • www.invdes.com.mx • Director: Manuel Meneses

CONVOCA A EXPERTOS EL FORO CONSULTIVO CIENTÍFICO Y TECNOLÓGICO

Tecnología e innovación para impulsar el maíz

Tecnología de la UNAM aplicada al espacio 8

Expertos del Instituto de Geografía transfieren conocimiento a programa satelital vietnamita

Vidrio hecho de residuos 10

Logra Ciateq un proceso que aprovecha desechos incinerados

¿De quién son esos ojos? 11

Sistema de seguridad del IPN reconoce identidad a través del iris ocular


Periodismo en Ciencia y Tecnología

Premian investigaciones y tecnología en alimentos REPARTEN 565 MIL PESOS A LOS PROYECTOS GALARDONADOS DEL PNCTA

Alma Zúñiga y Maricarmen Quirasco, ganadoras en la categoría Profesional en Ciencia. Y Eduardo Bárzana, asesor del Departamento de Alimentos de la Facultad de Química de la UNAM. Verónica Vega as investigaciones sobre cómo utilizar desechos de tuna para fabricar envolturas alimenticias, el almidón de la papa en la preparación de yogurt o del maíz en la elaboración de tortillas más suaves, así como las propiedades medicinales de la jamaica y el amaranto y la descripción bacteriana del queso Cotija fueron reconocidas con el Premio Nacional en Ciencia y Tecnología de Alimentos (PNCTA) 2009. En la constante búsqueda por encontrar un mejor uso de los vegetales y alimentos nativos del país, investigadores mexicanos han estudiado innumerables plantas, flores y frutos para descubrir sus propiedades curativas y nutrimentales, y contribuir con el desarrollo alimenticio en México. Durante 33 años muchas de estas investigaciones han sido reconocidas con el PNCTA, al que anualmente convoca la Asociación de Embotelladoras Mexicanas de Coca-Cola A. C. y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología. En la edición de este año se galardonó a seis trabajos y otorgó una mención honorífica. En la categoría Profesional en Ciencia se entregaron dos premios. El primero fue Descripción e identificación de la comunidad bacteriana presente en el queso Cotija por método molecular, realizado por la maestra Alma Berenice Zúñiga y la doctora Maricarmen Quirasco Baruch, de la Facultad de Química de la Universidad Nacional Autónoma de México.

L

La investigación se enfoca en el estudió y mejoramiento del queso Cotija para elaborar una norma con miras ha obtener la denominación de origen de este producto, que se fabrica en Jalisco y Michoacán. El segundo proyecto galardonado consiste en la Purificación y caracterización de la proteína tipo lunasin de amaranto, cuya contribución está orientada al combate del cáncer. El trabajo estuvo a cargo de los investigadores Enrique Maldonado Cervantes y Ana Paulina Barba, del Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica, quienes estudiaron la planta del amaranto y descubrieron que contiene un potencial nutracéutico que actúa de manera directa en células de los mamíferos afectadas por cáncer. De acuerdo con Maldonado Cervantes, el objetivo de investigar este tipo de proteínas es implementar alimentos que ayuden a combatir ciertas enfermedades. “Buscamos la proteína que se encuentra en el grano del amaranto con propiedades anticancerígenas. El resultado es que, efectivamente, reduce la transformación celular y la proliferación de aquéllas enfermas”, expuso el investigador. En la categoría Estudiantil, el premio lo obtuvo la investigación Desarrollo de material de empaque comestible a partir de cáscara de tuna, realizado por Jocelín Gabriela Hernández Carrillo, de la Universidad Autónoma de Chihuahua. “En la industria de los alimentos pocas veces se analiza un desecho y

Jocelín Gabriela Hernández Carrillo y asesores, ganadora en la Categoría Estudiantil.

en este caso lo hicimos, nos dimos cuenta que las biomoléculas de la tuna son apropiadas para la fabricación de un material resistente capaz de servir como empaque y en el que se puede hasta imprimir un logotipo o publicidad del producto”, explicó la estudiante galardonada. En la presente edición del PNCTA, el jurado, presidido por el doctor Gustavo Fidel Gutiérrez, distinguió con el Premio a la Cátedra Coca-Cola para jóvenes investigadores a la doctora Edith Agama, del Centro de Desarrollo de Productos Bióticos del Instituto Politécnico Nacional, por su trabajo de Aislamiento del Almidón de Maíz con diferente endosperma, su estudio molecular y caracterización bioquímica de sus enzimas Biosintéticas. La investigación politécnica está enfocada a separar el almidón del maíz con el fin de obtener la fécula apropiada para la industria alimentaria y elaborar tortillas que permanezcan suaves por mayor tiempo, así como distinguir qué almidón favorece su endurecimiento para utilizarlo en la producción de botanas. En la Categoría Profesional en Tecnología se reconoció el Desarrollo de un proceso innovador de microencapsulación intercelular para la producción de una nueva generación de alimentos funcionales, elaborado por la ingeniera química Irit Roxana Meneses Ocampo y el doctor Ebner Azura, del Instituto de Ciencias Básicas de la Universidad Veracruzana, Campus Xalapa.

Este desarrollo alimentario se enfocó a preservar las propiedades nutrimentales de la papaya y la piña en su estado de deshidratación y obtener frutas con sabores combinados.

La contribución a la industria alimentaria consiste en agregar agua a la piña seca para devolverle su estado “natural”, o bien, adicionarle sabor a chile piquín, a la papaya podría darsele el sabor a naranja. Por primera vez, el PNCTA entregó un premio en Tecnología de Bebidas. El trabajo galardonado fue Identificación de los Principios Activos Antihipertensivos Presentes en el Agua de Jamaica, realizado por Deyanira Ojeda Ramírez y Laura Álvarez Berber, de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, en colaboración con los investigadores Enrique Jiménez Ferrer, Alejandro Zamilpa, Armando Herrera y Jaime Tortoriello, del Instituto Mexicano de Seguro Social. Este equipo determinó que el compuesto lisinopril, del colorante de la flor de jamaica, actúa como antihipertensivo, pues reduce la presión arterial en humanos, con lo que se podrá disminuir el riesgo a desarrollar enfermedades cardiovasculares. La mención honorífica en la Categoría Profesional en Tecnología fue para la investigación Obtención de Almidones Resistentes de Papa Mediante Fosfatación por Extrusión y su evaluación en la Preparación de Yogurt. En la presente edición se repartieron 565 mil pesos. A la ganadora de la Cátedra Coca Cola se le otorgaron 200 mil pesos, para las categorías Profesional en Ciencia de Alimentos, en Tecnología de Alimentos y en Ciencia y Tecnología en Bebidas se destinaron 100 mil pesos a cada una, y finalmente a la categoría Estudiantil se le otorgaron 65 mil pesos.

Director: Manuel Meneses Galván, Coordinador: Héctor de la Peña Durán, Editor: Alberto Vázquez Ramírez • Investigación y Desarrollo es una publicación mensual editada por Consultoria en Prensa y Comunicación, S.A. de C.V. • Durango 247, 2do. Piso Col. Roma C.P. 06700, México, D.F. Tels: 55 25 88 86 y 55 25 14 80 • Licitud de Título número 6940 otorgada por la Comisión Calificadora de Publicaciones y Revistas de la Secretaria de Gobernación. • Licitud de Contenido 8348. • Número de Certificado de Reserva otorgado por el Instituto Nacional de Derecho de Autor: 04-2001-072410315500-107. • Imprenta: Imprenta de Medios SA de CV, Av. Cuitláhuac 3353, Colonia Ampliación Cosmopolita, Azcapotzalco.C.P.02670, México,D.F. • Distribuidor:La Jornada Av. Cuauhtémoc 1236 Col. Santa Cruz Atoyac, Del.Benito Juárez C.P.03310, México,D.F. • Internet http://www.invdes.com.mx • email: invdes@invdes.com.mx Octubre de 2009

2

www.invdes.com.mx


Periodismo en Ciencia y Tecnología Héctor de la Peña l pasado 21 de octubre, el gobierno federal, a través del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) dio a conocer el otorgamiento de 15 permisos experimentales de semillas de maíz genéticamente modificadas en tres estados del norte del país. Con ello se levanta la moratoria de 11 años que prohibía en México la experimentación con este tipo de semillas. Los permisos otorgados corresponden a los estados de Sonora, Sinaloa y Tamaulipas, donde se analizará el uso de semillas con mejoras genéticas para resistir el ataque de insectos a la raíz, follaje y mazorca de la planta, además del combate de malezas. Tal y como se establece en la Ley de Bioseguridad de los Organismos

E

Inicia la siembra experimental con

maíz genéticamente modificado FUERON ALTOS LOS COSTOS DE 11 AÑOS DE MORATORIA Genéticamente Modificados y su Reglamento, dicha siembra se hará de forma experimental. Para su aprobación, cada permiso pasó por un riguroso proceso técnico en el que participaron el SENASICA de SAGARPA, la SEMARNAT,

el Instituto Nacional de Ecología y la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad, quienes dictaminaron los principales beneficios y riesgos agronómicos y medioambientales del proceso experimental.

De mangos y sus manchas INVESTIGADORES DEL IBT-UNAM DESARROLLARON UN EQUIPO DE MEDICIÓN DE CALIDAD DEL FRUTO

l lector estará de acuerdo que el mango es una de las frutas más sabrosas. Cuando los compramos en el mercado, escogemos los que consideramos de mejor calidad, que son aquellos que tienen, a la vista, el mejor aspecto. Casi todos los mangos muestran eventualmente manchas oscuras, lo que es interpretado como un indicador de qué tan maduros están. Sin embargo, la mayoría de esas manchas no se deben al estado de madurez, sino son los síntomas de una enfermedad que afecta a casi todos los tipos de variedades de fruto. Esa enfermedad se llama antracnosis, y es producida por un hongo de un nombre muy peculiar y difícil de pronunciar: Colletotrichum gloeosporioides. El patógeno puede infectar a los árboles de mango desde la fase en la que los frutos son todavía flores y que después se convertirán en jugosos mangos. Este hongo fitopatógeno (esto es, que causa una enfermedad a una planta), puede infectar las hojas y los tallos de los árboles de mango y ocasionar que algunos de los frutos no se desarrollen y por lo tanto la cantidad de mangos que se producen por árbol sea menor, en detrimento de la economía del productor. La antracnosis es una verdadera pesadilla para los comercializadores de mango, ya que las manchas producto de la enfermedad pueden no ser visibles en el momento del corte de la fruta, pero desarrollarse después que el mango se empaca para su venta. El consumidor final depende fundamentalmente de su vista y tacto para comprar mangos, al seleccionar aquellos que no tienen manchas (o tiene muy pocas y pequeñas), estén menos maltratados y más firmes. Un proceso similar es el que los productores utilizan para sus cultivos, al emplear evaluadores entrenados que a través de escalas “hedónicas” y clasifican los niveles de “calidad” en función, por ejemplo, del número de manchas presentes en el fruto o del tamaño de ellas. Así, se le daría el valor cero

E

Octubre de 2009

a un mango sin manchas, uno al que presente muy pocas manchas y así sucesivamente. A fin de reducir de manera sensible los niveles de antracnosis del mango, nuestro grupo de investigación del Instituto de Biotecnología de la UNAM ha desarrollado tecnologías para la producción de biofungicidas que permiten, sin la necesidad de usar fungicidas químicos, prevenir el desarrollo de la enfermedad en el árbol del fruto. El biofungicida está elaborado a base de microorganismos que son enemigos naturales

so es automatizado, gracias a una computadora portátil y un software especialmente desarrollado para este proyecto. Además de la alta precisión que se puede lograr con el uso de estas técnicas, el sistema tiene una ventaja fundamental sobre las escalas “hedónicas”, en particular en lo que se refiere a detectar manchas muy pequeñas. La detección de este tipo de imperfecciones es muy importante en la toma de decisiones sobre los frutos que serían susceptibles de exportar.

El sistema creado por los universitarios tiene la capacidad de detectar manchas en los mangos que el ojo humano no capta, lo que representa una ventaja en la toma de decisiones sobre los frutos que serían susceptibles de exportar del hongo que causa la antracnosis, y ha sido probado exitosamente en campo. Ha sido útil para los productores y comercializadores que exportan ya que les ha permitido obtener mangos de mayor calidad, lo que les ha abierto nuevas puertas en los mercados de exportación, en donde el fruto tiene un precio sensiblemente mayor al del mercado nacional. Al estar evaluando estos biofungicidas nos enfrentamos a la limitación que tienen las escalas para medir la “calidad” de los mangos en la actualidad. Por eso, decidimos enfrentar el considerable reto que implicaba medir cuantitativamente las manchas negras típicas de la infección por antracnosis. Para ello, se desarrolló un instrumento capaz de tomar 360 fotos digitales a un mango en constante rotación, las cuales después son colocadas en un plano y por técnicas de análisis de imágenes mide el área afectada. Todo este proce-

Mediante los planos fotográficos de los mangos será posible hacer una evaluación precisa del desarrollo de la enfermedad que afecta la calidad del mango y permitirá demostrar la efectividad de tratamientos sobre la severidad y la progresión de la enfermedad. El equipo permitirá a los productores de mango hacer evaluaciones muy precisas de la calidad de los frutos y de certificar la calidad de sus cosechas. Ello tendrá un impacto importante en términos de la estandarización y normalización, con criterios objetivos y reproducibles, de la calidad de los frutos de mango.

* Autores: Gabriel Corkidi Blanco, Juan Carlos Sangabriel, Alfonso Rojas Domínguez, Karina A. Balderas Ruíz, Leobardo Serrano Carreón, Enrique Galindo Fentanes. Instituto de Biotecnología, UNAM Campus Morelos 3

Asimismo, todas las semillas a utilizarse en esta fase cuentan con la aprobación de las autoridades sanitarias de sus países de origen y de México, país que importa, procesa y consume maíz transgénico desde hace una década. De acuerdo con Fabrice Salamanca, presidente ejecutivo de AgroBIO México, la etapa experimental está diseñada para evaluar la adaptabilidad de las tecnologías transgénicas aplicadas a maíz en el campo nacional, a fin de verificar qué tanto pueden resolver problemas agronómicos de algunas regiones del norte del país. Además, refirió que con la aprobación de la siembra experimental se permitirá generar información con base científica en torno a la conveniencia del uso de maíces genéticamente modificados y se sabrá si esta tecnología puede traer beneficios. “Ahora el debate estará fundamentado en el conocimiento y no en posturas políticas o ideológicas. Varios son los beneficios del fin a la moratoria, pero uno muy importante es el reinicio de las investigaciones nacionales que tuvieron que suspenderse o que no pudieron probarse en campo, como es el caso de las semillas resistentes a suelos contaminados por aluminio o aquellos fortalecidos con proteínas”, expuso el directivo. Durante la moratoria, México tuvo que depender más de las importaciones de grano del extranjero y hoy importa cerca de 10 millones de toneladas, provenientes de los Estados Unidos. “La adopción de cultivos genéticamente modificados abre la oportunidad de producir en el país lo que teníamos que comprar a otros países”. Al referirse al problema de la entrecruza con variedades criollas que argumentan los opositores al uso de maíces genéticamente modificados para mantener la moratoria, Salamanca mencionó que la prohibición del uso de esos desarrollos propicia siembras ilegales. “A nadie le conviene que esta tecnología se libere sin control, ni transparencia, y esta situación (las siembras ilegales) debe frenarse. Los productores que deseen hacer uso de esta tecnología deben estar informados de los pasos que marca la Ley para poder hacer un uso responsable de estas tecnologías en los casos que así proceda”, manifestó. Salamanca dijo respaldar las disposiciones de la Ley que prohíben el uso de maíces transgénicos en zonas de alta diversidad que son centro de origen del cultivo (al centro y sur del país), y urgió a tomar medidas para que la siembra de variedades criollas sea económicamente viable a los campesinos, pues “si no hay productores que los cultiven, entonces sí estará en grave peligro su conservación”.

Descripción de etapas de liberación de OGM al ambiente 1. ETAPA EXPERIMENTAL: Es la introducción en el medio ambiente de un organismo genéticamente modificado con estrictas medidas de seguridad, tales como barreras físicas, químicas, biológicas o una combinación de éstas, para limitar su contacto con otros sistemas biológicos en el medio ambiente. La introducción de dichos cultivos es exclusivamente para fines experimentales y una vez obtenidos los resultados el producto deberá destruirse. 2. ETAPA PILOTO: Es la introducción en el medio ambiente de un organismo genéticamente modificado a mayor escala de extensión, manteniendo las medidas de bioseguridad. Constituye la etapa previa a la liberación comercial de dicho organismo para evaluar la escalabilidad de la tecnología, dentro de las zonas autorizadas. 3. ETAPA COMERCIAL: Es la introducción en el medio ambiente de un organismo genéticamente modificado, reduciendo las medidas de contención y de bioseguridad. Esta etapa se realiza con fines comerciales, en los polígonos agrícolas que hayan sido validados. www.invdes.com.mx


Periodismo en Ciencia y Tecnología

La genética de la obesidad mexicana LA CAUSA, UN HAPLOTIPO EN EL GEN ADRB2, AL PARECER EXCLUSIVO DE LA POBLACIÓN LOCAL l índice de pacientes con problemas cardiovasculares, diabetes tipo 2, hipertensión, dislipidemia, algunos tipos de cáncer y síndrome metabólico podría aumentar en nuestro país de no controlase uno de los principales factores de riesgo: la obesidad y el sobrepeso, los cuales afectan al 66.7 y 71.9 por ciento de hombres y mujeres, respectivamente, cifras que colocan a México en el segundo lugar mundial en prevalencia. La obesidad es una enfermedad compleja y heterogénea con un fuerte componente genético, cuya expresión está influida por factores ambientales, sociales, culturales y económicos, entre otros. Para entender mejor el fenómeno de la obesidad en los mexicanos, la doctora Lorena Orozco, del Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen), se dio a la tarea de buscar en un grupo de 25 genes aquellas variaciones que pudieran predisponer al desarrollo de este mal. Como resultado, encontró un “haplotipo” (conjunto de polimorfismos que se heredan juntos) en el gen ADRB2, el cual incrementa hasta nueve veces la propensión a desarrollar la enfermedad. “Hemos encontrado secuencias de una variación particular de este gen muy frecuentes en pacientes obesos mexicanos. Lo interesante de esto es que se trata de una variación que no ha sido reportada en otras poblaciones y que incrementa el riesgo hasta nueve veces para desarrollar obesidad”. De acuerdo con la investigadora, el detectar variantes genéticas como el haplotipo en el gen ADBR2, encontrado en pacientes mexicanos, con riesgo relativo tan alto para desarrollar una patología como la obesidad, es un hallazgo relevante que podría incidir a futuro en los modelos de manejo del padecimiento e incluso permitiría hacer un diagnóstico predictivo de la enfermedad. Sobre la utilidad de este descubrimiento para la medicina actual, la especialista del Inmegen subrayó que este tipo de resultados aún no puede ser tomado como parámetro para afirmar que una persona padecerá obesidad, pues la presencia de una variante genética no es suficiente para el desarrollo de la enfermedad, sobre todo si se considera que el ser humano tiene alrededor de 25 mil genes, muchos de los cuales falta por estudiar. Además, en el desarrollo de la obesidad también influye de manera muy importante el medio ambiente, principalmente la alimentación y el sedentarismo, entre otros factores. Para corroborar los resultados de su estudio, el equipo de científicos mexicanos que dirige la doctora Lorena Orozco, trabajará con especialistas de los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos, quienes de no encontrar la variante del gen ADRB2 en otras poblaciones fortalecerán la hipótesis de que se trata de una variante que afecta exclusivamente a la población mexicana. Algo

E

Octubre de 2009

Hemos encontrado secuencias de una variación particular de este gen muy frecuentes en pacientes obesos mexicanos. Lo interesante es que se trata de una variación que no ha sido reportada en otras poblaciones y que incrementa el riesgo hasta nueve veces para desarrollar obesidad: doctora Lorena Orozco que deberán ratificar los investigadores del Inmegen al estudiar los genes de un mayor número de individuos. Sobre los otros 24 genes que también han evaluado los especialistas del Inmegen, mencionó que encontraron variaciones asociadas a la obesidad en otros siete de ellos; sin embargo, éstas elevan la susceptibilidad en una menor medida, cada una aumenta el riesgo de una y media a dos veces más. El estudio para de los factores genéticos ligados a la obesidad se hizo en un grupo de 800 individuos, todos trabajadores del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), la mitad de ellos con algún grado de obesidad; la otra mitad era el grupo control: personas delgadas cuyos genes también fueron estudiados para establecer las diferencias con los genes de los obesos. Con el objetivo de estudiar los genes de ambos grupos, se tomaron muestras de sangre, de donde se extrajo el ADN (ácido desoxirribonucleico) de cada uno de ellos.

4

La elección de los 25 genes analizados se hizo a partir de la función que cumplen. “Los elegimos porque participan en rutas o procesos de relevancia en la biología y fisiología de la obesidad, como la termogénesis (producción de calor por el metabolismo de las calorías), adipogénesis (producción de adipositos), lipólisis e litogénesis”, los dos últimos involucrados en la quema y producción de la grasa corporal, respectivamente. También analizarán genes relacionados con los mecanismos de saciedad. El estudio, que inició hace año y medio, será completado con una segunda fase, en la cual se estudiarán 10 genes más. En la nueva muestra de genes por estudiar se encuentran algunos relacionados con el proceso de inflamación, “otro de los fenómenos que nos interesa porque está relacionada con la obesidad, pero la intención final del proyecto es hacer un escrutinio completo del genoma para conocer las diferencias genéticas entre individuos obesos y no obesos y de paso entender cómo interactúan los distintos genes para desencadenar la obesidad”, concluyó la especialista. (Agencia ID / JLOM)

www.invdes.com.mx


Periodismo en Ciencia y Tecnología l desarrollo de la máquina tortilladora en la primera mitad del siglo XX representó uno de los avances tecnológicos más significativos para industria alimentaria nacional, al automatizar el proceso de uno de los productos básicos en la dieta mexicana. Sin embargo, a partir de su instalación de manera formal en prácticamente todo el país, las tortillerías se han rezagado tecnológicamente, sin adaptarse a los desafíos actuales, como ahorro de energía o reducción de emisiones contaminantes. Un proyecto estudiantil del Instituto Tecnológico de León (IT-León) está a punto de cambiar esa perspectiva, al incorporarle a la máquina tortilladora una adaptación capaz de reducir emisiones de gases de efecto invernadero al tiempo que reduce la energía consumida en el proceso de nixtamalización del maíz. De acuerdo con el ingeniero José Luis Torres Gutiérrez, asesor del proyecto, la adaptación diseñada por los alumnos Arturo Ibarra Mendoza, Ricardo Morales Quiroz y Manuel Alejandro Sandoval Barrón, de la carrera de Ingeniería Electromecánica, consiste en colocar un intercambiador de calor en la chimenea de las máquinas tortilladoras, por el cual fluyen los gases calientes por tubos con agua con el objetivo de utilizar ese recurso en el preparado de la masa para tortillas (nixtamalización). “Hemos registrados que los gases que emanan de la máquina tortilladora tienen en promedio 180 grados, y se sabe que a esa temperatura son dañinos para el ambiente al generar efecto invernadero (mantienen calor debajo de la atmósfera). Si empleamos ese calor en el agua, ya no será necesario emplear combustible en la preparación de la masa para tortillas, y garantizamos reducir hasta 100 grados la temperatura en que se liberan los gases a la atmósfera, lo que sin duda contribuye a la reducción de efec-

E

Se adaptan tortillerías

a nuevos desafíos DESARROLLO DEL IT-LEÓN REDUCE CONSUMO ENERGÉTICO EN ESOS ESTABLECIMIENTOS

to invernadero”, comentó el también académico del IT-León. En cuanto a la operación del novedoso sistema, expuso que no se requiere de técnicos especializados, por lo que los dueños de las tortillerías podrán emplear a su mismo personal. El equipo

cuenta con un sistema de control automático que, a través de sensores, realiza la apertura y cierre de válvulas para optimizar el tiempo de calentamiento del agua, de modo que los operadores de la tortillería sólo deben monitorear que el sistema funcione en forma adecuada.

Los primeros resultados del proyecto fueron bien vistos por el gobierno municipal de León, que decidió apoyar a los empresarios tortilleros que deseen adoptar el novedoso desarrollo. Se prevé que el costo de inversión para los empresarios sea entre 80 mil y 120 mil pesos, de acuerdo con el tamaño de las máquinas tortilladoras. Aunque, de acuerdo con el análisis de los alumnos del IT-León, esa cantidad puede ser recuperada con el ahorro de combustible, que está calculado en un promedio de 20 por ciento mensualmente. Además, el servicio de mantenimiento también está incluido en la inversión inicial, el cual será proporcionado por estudiantes del IT-León. Con esa finalidad, la idea de los desarrolladores del sistema es incubar una pequeña empresa que, además de proveer servicios de mantenimiento, sea capaz de fabricar los intercambiadores de calor, pues si bien el diseño fue realizado en la institución educativa, la manufactura del sistema corre a cargo de otros proveedores. Por el momento, sólo las tortillerías del municipio leonés contarán con los beneficios de este desarrollo, pero se espera que una vez constituida la empresa de los alumnos del IT-León puedan ofrecer los servicios en otros estados del país. (Agencia ID / H de la P)

Ni muy muy, ni tan tan: el colesterol No todo acerca del colesterol es malo. ¿Sabías que nos permite disfrutar de hormonas sexuales, tener huesos bien calcificados, poder digerir las grasas, resistir las infecciones y la fatiga nerviosa, reparar nuestras células dañadas y regular el nivel de azúcar en la sangre? El colesterol: lo bueno y lo malo presenta un amplio panorama sobre este compuesto químico al que le debemos, además de accidentes cardiovasculares por obstrucción arterial, un buen estado de salud. Victoria Tudela, con estudios de biología en la Facultad de Ciencias de la Universidad de Madrid y especialista en genética médica en el Hospital des Enfants-Malades de París, realizó este trabajo con información veraz y accesible, sabiendo de la importancia del tema en la vida de millones de personas. A lo largo del libro se subrayan tres aspectos esenciales: la descripción del colesterol como componente químico del organismo y sus nexos con aspectos normales de la fisiología humana; el papel del colesterol como génesis de la enfermedad coronaria, y las razones hereditarias y ambientales de su elevación en la sangre; y el control del colesterol y el papel que la dieta desempeña en éste. Si bien es cierto que los estudios indican que, las enfermedades cardiovasculares constituyen la primera causa de mortalidad en los países industrializados y que existe una fuerte correlación entre el nivel elevado de colesterol en la sangre y el desarrollo de la aterosclerosis, Octubre de 2009

conviene saber otros aspectos sobre un elemento indispensable para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Sin duda, los lectores encontrarán en las páginas de esta obra respuestas a numerosas dudas sobre el tema. Para los profesionales de la salud resultará útil el aspecto de la orientación dietética. El último capítulo es prueba de ello, incluye vastas recomendaciones de los expertos para controlar el nivel de colesterol en la sangre.

Titulo: El colesterol: lo bueno y lo malo Autor: Victoria Tudela La Ciencia para Todos 140, Fondo de Cultura Económica, México, 1a reimpresión, 2009 80 páginas

5

www.invdes.com.mx


Periodismo en Ciencia y Tecnología

Revertir carencias y entre innovación y ma

La tecnología al servicio del maíz: Inifap Para el doctor Pedro Brajcich Gallegos, director general del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (Inifap), al ser la base de la alimentación y cultura del pueblo mexicano, el maíz debe considerarse un insumo clave para el desarrollo rural sustentable, el combate a la pobreza y, en general, el motor del crecimiento económico y de competitividad del sector agroalimentario. “Ante ese peso específico del grano, es preciso que el país invierta en investigación científica y desarrollo tecnológico en torno al cultivo. Y para ello es necesario establecer políticas adecuadas que faciliten el acercamiento de la innovación al productor y mejoren su competitividad”, mencionó el funcionario en el marco de la presentación del libro Bases para una Política de I&D innovación de la cadena de valor del maíz, realizada el pasado septiembre en el Senado de la República. En ese sentido, Brajcich Gallegos agregó que el Inifap es un órgano que, además de la investigación y desarrollos que realiza, brinda información

sustancial al gobierno federal a fin de colaborar en la toma de decisiones con respecto al agro nacional. Al referirse a la tecnología que requiere la cadena de valor del maíz, el directivo explicó que se necesita aprovechar aquellos desarrollos que den mejor resultado de acuerdo a cada zona del territorio nacional. De hecho, comentó que el propio Inifap ha producido 28 variedades híbridas de maíz para los diferentes ambientes que privan en la República (tropical húmedo, tropical seco, valles altos y la región de El Bajío), con diversas características, como mayor rendimiento, resistencia a sequía, tolerancia a enfermedades, mayor calidad nutricional, color específico o calidad nixtamalera. Finalmente, puntualizó que para que la tecnología repercuta en la cadena de valor del maíz no basta con realizar investigación y desarrollo, sino llevarla al campo de cultivo y que los propios productores tengan conocimiento de qué hacer con ella, por lo que debe estar acompañada de información sobre métodos de siembra y alternativas de control de plagas y enfermedades, entre otros puntos.

EL FORO CONSULTIVO CIENTÍFICO Y TECNOLÓGICO S

¿

Cuántas veces ha escuchado usted una discusión donde se aborda la importancia que tiene el maíz para México, no sólo en forma de un producto básico en la dieta de la población sino como figura arraigada en la cultura nacional? Sin embargo, esa “importancia” parece estar delimitada por la falta de una política integral de Estado que impulse la competitividad de ese cultivo y contribuya a revertir la actual situación de producción deficiente del grano. Los doctores Alejandro Polanco Jaime y Trinidad Flores Méndez, especialistas en innovación tecnológica y cadenas de valor agrícolas, surcaron el campo mexicano y desgranaron sus carencias, virtudes y oportunidades, a fin de proporcionar a los tomadores de decisión (Poder Legislativo, Ejecutivo, investigadores, académicos y empresarios) un documento integrador para analizar y discutir la política de largo plazo que impulse la innovación tecnológica en la principal cadena agroalimentaria de la nación: la del maíz. Se trata del libro Bases para una política de I&D e Innovación de la cadena de valor del maíz (2008), que el Foro Consultivo Científico y Tecnológico publicó para poner sobre la mesa de discusión datos relevantes de este tema tan sensible y fundamental para el desarrollo nacional, basado en la aplicación del conocimiento al cultivo más arraigado a la historia nacional, y con ello enriquecer la discusión sobre las líneas que integran la política de Estado referente al grano y las implicaciones y beneficios que puedan significar para los productores. La obra recoge información sustancial de distintas fuentes bibliográficas especializadas y entrevistas con 35 “distinguidos miembros” de la academia, la industria, la producción y la sociedad civil. Analiza la actualidad de la agricultura nacional e internacional, la innovación tecnológica, el status de la cadena de valor del maíz y el sistema de innovación, así como los elementos que debe integrar la política de Estado y sus posibles lineamientos. La obra fue presentada el pasado 30 de septiembre en el Salón Sebastián Lerdo de Tejada del Senado de la República y su versión íntegra puede consultarse en: www.foroconsultivo.org.mx

Por un avance adecuado: UACM Hasta ahora no se ha podido demostrar con claridad si el impacto de la introducción de variedades transgénicas al campo mexicano sería mejor a mantener sólo los cultivos convencionales, y cuáles serían los beneficios. La declaración fue hecha por el doctor José Antonio Serratos Hernández, académico de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México. De acuerdo con el especialista en agroecología, la agricultura nacional no está en condiciones de importar y utilizar tecnología inadecuada a su contexto, menos aún si su introducción representa un riesgo para las variedades originales del país. “Existen en la actualidad dos tipos de maíz transgénico comerciales: uno resistente a herbicidas y otro a insectos que no son adecuados para el campo del país”. Eso es, explicó, debido a que el primero sería contraindicativo a la agricultura por policultivo común en el territorio nacional. En el segundo caso, añadió, los insectos a los que son

resistentes no son originarios del país y sólo provocaría su resistencia al largo plazo. El doctor en biotecnología refirió además que la utilización de transgénicos provocaría un efecto acumulativo en la estructura del maíz criollo, lo que puede propiciar “irrupciones en la mecánica genética e interferencias en su desarrollo”. Sin embargo, el riesgo del empleo de transgenes va más allá de la bioseguridad y puede tener repercusiones en el aspecto legal, apuntó. Esto debido a que la comercialización e intercambio de semillas en México no tiene un control estricto, a diferencia de otros países, lo cual puede provocar problemas en el empleo de aquellas que están protegidas bajo propiedad industrial. No obstante, advirtió que la biotecnología no se restringe sólo a la modificación genética, y cuenta con otras herramientas que deberían ser investigadas y adecuadas a las condiciones agroecológicas del campo mexicano.

Una opción de la biotecnología: AgroBIO Además del asunto alimentario y cultural, el maíz tiene una importancia económica innegable para el país, pues se trata del principal insumo de una larga cadena agroindustrial que involucra al sector pecuario, almidonero, de cereales, harinero y al de la producción de aceites vegetales, entre otros, por lo que es preciso promover su impulso hacia la competitividad. Lo anterior fue referido por el maestro Fabrice Salamanca Ract, director general de AgroBIO México, al comentar sobre los requerimientos de la cadena de valor del maíz. Agregó que ante el actual contexto nacional, donde se importan casi la tercera parte del consumo interno, es preciso “reorientar la política pública a fin de hacer más eficiente nuestra productividad del grano”. El directivo de la asociación que fomenta y difunde la investigación y aplicaciones de la biotecnología agrícola, expuso que el cambio de política debe estar orientada hacia agregar mayor valor al producto agrícola y que pueda ser de interés a los distintos procesos industriales en los que se ve involucrado el maíz. En ese sentido, apuntó que el uso de la tecnología es de vital trascendencia, desde la biotecnología de transgénesis (agregar genes al cultivo) hasta la llamada biotecnología molecular (mejora

de genes). Pero a pesar de que México cuenta con esos desarrollos desde hace más de 40 años, existe un tímido acercamiento a la tecnología, sobre todo por parte de los productores tradicionales. Al respecto, mencionó que es necesario saber qué tipo de innovación es posible ofrecer a esas personas. “Quizás una de las propuestas sea generar nichos de mercado (los llamados mercados Premium o elite) para aquellas variedades de maíz tradicionales y altamente valoradas, como el azul o el cacahuazintle; pero para eso hay que generar valor agregado al cultivo”, puntualizó. También señaló que es necesario que la política orientada a la cadena de valor del maíz considere el fortalecimiento de la vinculación entre los investigadores y el productor del grano, pues si bien existen esfuerzos científico-tecnológicos que buscan mejorar o proteger al maíz, pocos desarrollos llegan a impactar el agro nacional. Esa situación cobra mayor relevancia debido a los efectos reconocidos del cambio climático, como inundaciones y sequías. Finalmente, consideró que México se encuentra en la coyuntura para empezar a tomar medidas sobre la situación de dependencia alimentaria en la que está, pues de lo contrario en el corto plazo se verá en una situación mucho más frágil.

La importancia del maíz En primer lugar, los autores contextualizan la importancia del maíz en México y el mundo, al reconocerlo como el principal cultivo del orbe, pues según cifras de la Organización de la Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación (FAO) en los últimos 11 años se han producido en promedio 630.3 millones de toneladas del grano anualmente, una cantidad superior a las de otras semillas (arroz, trigo o soya). En tanto, a nivel nacional se reconocen importantes valores culturales, simbólicos y espirituales arraigados entre la población, lo que explica la estimación del gasto promedio (más de 50 por ciento de sus ingresos) que la sociedad mexicana destina a

productos derivados del maíz. Empero, esa importancia no coincide con los números de la producción nacional, pues México se ubica como uno de los principales productores con menor rendimiento por hectárea (promedio de 2.5 toneladas anuales). Innovación tecnológica en el cultivo La innovación tecnológica en torno al grano es el tema central de Bases para una política de I&D e Innovación de la cadena de valor del maíz. Y en ese sentido Polanco Jaime y Flores Méndez hacen un diagnóstico de la situación actual del rubro, sus antecedentes y casos de éxito, así como los desafíos y oportunidades de los desarrollos tecnológicos. El recuento del impacto tecnológico en el maíz destaca los aportes realizados por los antiguos pobladores de Mesoamérica al cultivo, así como las virtudes que la investigación química realizó para el control de plagas y fertilizantes. Pero una mención especial hacen los autores a los modernos alcances que a partir de la llamada Revolución Verde obtuvieron la biología y genética, con la obtención de híbridos y la introducción del primer maíz transgénico comercial en el año de 1996. A pesar de ello, los autores consideran que se pueden aprovechar las capacidades biotecnológicas nacionales sin que se tengan que permitir los transgénicos del maíz en México de las compañías multinacionales, pues se pueden transferir genes dentro de la misma especie. Un beneficio sería que nuestro país quedaría como libre de transgénicos, obteniendo así una ventaja única mundial para ofertar harinas y derivados a los consumidores internacionales que deseen pagar por este producto especial. No toda la innovación del maíz se refiere a asuntos genéticos, y en ese contexto los autores también hacen un señalamiento a las tecnologías de industrialización del maíz, como ocurre con la obtención de almidón, jarabes, edulcorantes y, en fechas recientes, el bioetanol. Sin embargo, las condiciones en el agro nacional no se han prestado para aprovechar las ventajas que ofrecen todas esas tecnologías, ya sea por falta de recursos o por cuestiones de protección a las variedades endógenas.

Realidades distintas: especialista “Entre los productores de maíz en México hay realidades y problemáticas diferentes marcadas en cada región”. De acuerdo con la doctora Elena Lazos Chavero, del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la UNAM, los productores del norte tienen un modelo agrícola basado en la mecanización y el uso de sistemas de riego, agroquímicos, fertilizantes y semillas mejoradas; en el sur, en cambio, utilizan maíces criollos, no hay mecanización y tienen problemas de control de plagas.

Octubre de 2009

bierno les entregue apoyos económicos, sino que debe crear mercados exclusivos a sus cultivos, lo cual permitiría a dichos productores vivir de la agricultura. Además, de la subsistencia de los pequeños productores depende la conservación de la variedad genética del maíz, ya que los productores en pequeña escala son quienes trabajan con granos criollos. Sobre las vías para incidir en la mejora de la producción de maíz en México, la investigadora universitaria comentó que desde distintos sectores se generan propuestas, particu-

La investigadora dijo que aún en un mismo estado, las condiciones de trabajo de los productores son disímiles. En Sinaloa, por ejemplo, los grandes y medianos productores tienen mejores perspectivas de trabajo gracias a los subsidios del transporte y comercialización; mientras que los pequeños productores, para obtener algún beneficio, deben rentar sus tierras, pues trabajarlas ellos mismos no les resulta rentable. Para apoyar a los pequeños productores de maíz, Lazos Chavero mencionó que no basta con que el go-

6

larmente en el tema del maíz transgénico. Sin embargo, a los funcionarios parece no importarles el punto de vista de los académicos. “Yo misma formo parte del Consejo Consultivo Científico de la Cibiogem (Comisón Intersecretarial de Bioseguridad de los Organismos Genéticamente Modificados), grupo de expertos al que deberían consultar de forma obligatoria para la toma de decisiones en bioseguridad, y no nos consultan. Hemos señalando que, de ninguna forma, es posible dar autorizaciones al maíz transgénico, puesto que no hay un régimen especial de protección al grano mexicano, y hasta ahora la respuesta ha sido nula”, expuso.

www.invdes.com.mx


Periodismo en Ciencia y Tecnología

estrechar la relación aíz, proponen expertos

Necesitamos política pública para el campo: productores Los productores de maíz en México enfrentan múltiples problemas, muchos de los cuales tienen un mismo origen: una inadecuada política de estado para el campo, aseguró en entrevista Héctor Carlos Salazar Arriaga, secretario general de la Confederación Nacional de Productores Agrícolas de Maíz de México. De acuerdo con el líder del organismo, una de las principales dificultades de los productores de maíz es la llegada tardía de los apoyos gubernamentales. “El primer ciclo agrícola del maíz comienza con la siembra en marzo, y apenas recientemente están bajando los recursos del gobierno, cuando debieron llegar antes para que el agricultor garantizara la compra de insumos”, manifestó. Además, afirmó que cada año hay cambios a las reglas para obtener los apoyos. “Si un gobierno cambia las reglas cada año es porque no tiene la menor idea de las necesidades del sector”. A ese panorama se suma la existencia de un mercado en desorden y al que caracteriza la especulación de los precios, la cual es propiciada por los intermediarios. Otra de las grandes problemáticas es la falta de tecnología, evidente entre los pequeños productores, quienes tienen una baja productividad.

SIENTA LAS BASES PARA UNA POLÍTICA EN LA MATERIA de 30 por ciento de los productores utilizan variedades mejoradas de alta productividad. Esos problemas que se replican prácticamente en todos los “eslabones de la cadena” son resultado, según los autores, de una falta de política de Estado y ausencia de consensos entre autoridades, productores y consumidores con miras a construir un modelo incluyente de desarrollo agrícola. Consideraciones para política de Estado A fin de proponer lineamientos que constituyan una política de Estado prudente para la realidad nacional, los autores advierten que deben considerarse ciertas tendencias del mercado actual de los productos agrícolas. Uno de ellos es la concentración industrial en pocas empresas, además de la “definición de las pautas de comercialización global” que desde las bolsas de Chicago y Wall Street (ambas en Estados Unidos) se imponen. Otro problema reciente es el exagerado uso del maíz en la producción de etanol, que tan solo en el caso estadunidense representó en 2008 el 30 por ciento del total de producción. Ante ello, Polanco Jaime y Flores Méndez proponen que la política de Estado para la investigación, desarrollo e innovación del agro nacional considere la cadena del maíz como la columna vertebral de la economía agrícola, además de fijarse como meta la transición hacia una agricultura basada en aquel conocimiento que incluya las nuevas propuestas de la biología molecular, la ingeniería genética, los nuevos materiales y, previsiblemente, la nanotecnología. Finalmente, juzgan conveniente que las acciones de la política de Estado para apuntalar la investigación, el desarrollo y la innovación en la cadena de valor del maíz promueva rubros específicos como la creación de redes multidiciplinarias en torno a megaproyectos, formación de recursos humanos, fortalecer la transferencia tecnológica y vinculación, así como difundir las tecnologías existentes, entre otros aspectos.

Eslabones del maíz En cuanto al tema de la cadena de valor del grano, los autores señalan que de manera genérica está constituida por cinco eslabones: producción primaria, comercialización, procesamiento o transformación, distribución y consumo. Sin embargo, a este proceso deben incluirse también aquellos actores que brindan servicios tecnológicos, entre ellos figuran las instancias gubernamentales, investigadores o consultores. La identificación de los actores es importante en el sentido de que se analizan los principales problemas que afectan a cada sector y al conjunto. Por ejemplo, el documento refiere que, de acuerdo con datos de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural Pesca y Alimentación (Sagarpa), para la mayoría de los productores el cultivo del maíz no es considerado rentable, factor que se agrava en los pequeños productores. La baja productividad y los altos costos de insumos, que en parte se debe al uso inadecuado de tecnología, impide el despliegue de las potencialidades y la competitividad del cultivo en el país. Un dato que ilustra tal situación es que menos

A

u

t

o

r

e

Fundamental mejoramiento genético: Cofupro Si bien la utilización de organismos genéticamente modificados contribuirá a mejorar la competitividad del maíz, debe de emplearse de una manera rigurosa a fin de asegurar la salvaguarda de las variedades nativas del país, apuntó Raúl Romo Trujillo, secretario ejecutivo de la Coordinadora Nacional de las Fundaciones Produce, A.C. (Cofupro), al ser cuestionado sobre la nueva tecnología en la cadena de valor del maíz. “Somos el centro de origen de este cultivo, actualmente contamos con alrededor de 50 razas, pero se requiere incorporar tecnología de manera correcta y metódica si queremos mejorar la competitividad y abastecimiento de este grano”, añadió. Romo Trujillo mencionó que el país dio un gran avance con la obtención del genoma del maíz, aunque el siguiente paso fundamental es hacerlo funcional para el proceso de mejoramiento genético que aumente la productividad. Sin embargo, puntualizó, existen otro tipo de biotecnologías que deben de continuar su impulso, tales como la obtención de mejores híbridos y la incorporación de siembras directas, así como desarrollar biofertilizantes cada vez más efectivos y mejorar las prácticas de riego. Otro punto es el desarrollo de modelos de predicción de plagas de acuerdo a las condiciones climáticas.

s

Alejandro Polanco Jaime. Egresado de la UNAM, doctorado en Ciencias Agrícolas en la Universidad de Gotinga, Alemania, y doctorado en Innovación Agrícola, de la Universidad de Cornell, Estado Unidos. Actualmente es jefe del Departamento de Economía, Administración y Desarrollo Rural de la Facultad de Medicina, Veterinaria y Zootecnia de la UNAM Trinidad Flores Méndez. Egresado de la Universidad Autónoma de Chapingo, maestría en Agronegocios por el Colegio de Posgraduados y doctorado en Economía por la UNAM. Actualmente es asesor en la Cámara de Senadores.

Octubre de 2009

“En 40 años vamos a tener más de 9 mil millones de habitantes en el mundo, lo que significa que debe aumentar en 70 por ciento la producción de alimentos. En México, hay productores tecnificados (principalmente en el norte) que ya producen hasta 14 toneladas de maíz por hectárea, su productividad está al máximo. Entonces, si se quiere aumentar la productividad del campo mexicano, se tienen que orientar las políticas de ciencia, tecnología e innovación y los apoyos del gobierno a los pequeños productores, quienes no tienen tecnología y producen media tonelada por hectárea”. Sobre el futuro cercano del maíz, dijo que con el cambio climático y la crisis energética --originada por el agotamiento de los hidrocarburos-- la discusión sobre el uso de maíces transgénicos podría pasar a un segundo plano, pues éstos serán necesarios para solucionar el abasto del grano, que en los próximos cinco años podría verse comprometido debido al uso del maíz para generar etanol, que se perfila como el combustible que sustituya al petróleo. Debido a este panorama, propuso la creación de una reserva estratégica de granos, la cual “permitiría atender problemas de abasto ante una emergencia climática y controlar los precios del grano. En este país, la falta de tortilla puede causar revoluciones”, concluyó.

“La implementación de estos recursos podría aumentar en tres años los rendimientos obtenidos por hectárea y garantizar el abasto total del mercado nacional y no depender más de las importaciones”, enfatizó. El directivo del organismo de apoyo a la innovación tecnológica en el campo acotó que el país cultiva cerca de 8 millones de hectáreas: en 12 años se ha incrementado el rendimiento de 2.2 toneladas a 3.3, por lo que una más garantizaría la seguridad alimentaria del cultivo. No obstante, Romo Trujillo explicó que llevar a cabo este tipo de empresa reclama una estrecha colaboración entre instituciones de transferencia tecnológica y de gobierno, para garantizar así la tecnología adecuada a cada zona ya sea a grandes o pequeños productores. En ese sentido, refirió que en tanto estados como Sinaloa, el mayor productor del país, requieren variedades que soporten mejor el estrés hídrico, entidades del sureste como Chiapas necesitan aquellas con una mayor resistencia a suelos ácidos. Finalmente, sugirió que el país debe de brindar el apoyo suficiente al sector agrícola para que siga retribuyéndole, puesto que, indicó, “fue una de las actividades económicas que tuvo crecimiento aún en el contexto económico actual”.

La ciencia sola no puede dar valor al maíz: UAM La ciencia por sí misma no puede reforzar la cadena de valor del maíz, es necesario que se rescate la estructura de asistencia técnica que se desmontó en los últimos sexenios para que los profesionistas acompañen paso a paso a los productores. Así opina el doctor Gustavo Viniegra, director de la Coordinación de Vinculación Académica (COVIA), de la Universidad Autónoma Metropolitana. Desde el punto de vista del universitario, actualmente sí hay cadenas para dar mayor valor al maíz, pero el problema central es que están mal vinculadas y en todos los modelos pierden los campesinos porque venden el grano como materia prima y no lo transforman en ningún otro producto con valor agregado, ni siquiera en tortilla. “Actualmente vemos, por ejemplo, que el productor del maíz vende su producto para alimentación de ganado, y el ganadero genera leche que luego convierte en queso, crema u otros derivados. Ahí hay una cadena de valor, pero el que ganó fue el dueño de los animales y no participó del beneficio el productor de maíz”, indicó Viniegra. Uno de los ejemplos más dramáticos es el de los productores del Valle del Mezquital, Hidalgo, quienes tienen algunos de los rendimientos más altos del mundo (hasta 14 toneladas por hectárea), pero sus ingresos son de los más bajos del país por-

7

que no hay cadenas de comercialización o de transformación para dar valor agregado. “Todo esto ocurre porque no hay asesoría técnica. De nada sirve que haya nuevo conocimiento sobre mejores semillas, sistemas de vigilancia satelital o transmisión de datos por internet, si no hay una persona que les transfiera este conocimiento. Esa estructura que en los años 60 y 70 cumplían los extensionisas, desapareció”. El director del COVIA rechazó terminantemente la recomendación de Bill Gates, uno de los hombres más ricos del mundo, quien la primera semana de octubre recomendó que se acepten los cultivos de maíz transgénico para aumentar el volumen de producción del grano. Viniegra dijo que no es sólo que se rechace a los transgénicos por una cuestión ideológica, sino porque el problema central no es producir más sino mejorar la cadena de valor. “Si no se educa a los políticos para que entiendan que se necesita una estructura humana que haga la transferencia de tecnología, nada va a cambiar. El conocimiento por sí mismo no es suficiente, no se puede responsabilizar a los científicos y a los tecnólogos de que los productores no salen de la pobreza porque no hay desarrollo. La asistencia técnica no se puede sustituir”, concluyó.

www.invdes.com.mx


Periodismo en Ciencia y Tecnología Antimio Cruz unque muy pocos lo saben, en el país se diseña tecnología espacial con calidad de exportación. Investigadores del Instituto de Geografía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) han creado un conjunto de sensores, procesadores y simuladores para mejorar la operación de satélites en el espacio. La calidad de esos equipos atrajo a las autoridades del programa espacial de Vietnam, quienes planean tener en el espacio tres satélites propios antes de 2020. El país asiático, que tiene 87 millones de habitantes, puso en órbita su primer satélite en 2008, construido únicamente con los conocimientos de los ingenieros vietnamitas. Para 2012 se han planteado lanzar un segundo satélite de mayor potencia y en esta ocasión han decidido mejorar sus procesos con el conocimiento generado en México. Pero ¿qué es lo que los mexicanos pueden compartir con el programa espacial vietnamita? Lo primero que les ha llamado la atención es la tecnología en el área llamada Control de Orientación. Ésta le permite a un satélite corregir las alteraciones que se presentan en su posición cuando está en el espacio; por ejemplo, cuando lo mueve de su eje el llamado viento solar. Para entender el tipo de problemas que han resuelto los mexicanos hay que considerar que en espacio no hay fricción y por ello, cuando un satélite recibe una fuerza externa que lo mueve de su punto de equilibrio, comienza a girar y no hay nada que lo pare, puesto que no hay fricción o fuerza en sentido contrario que lo frene. Evitar esa pérdida de control y de orientación ha sido uno de los proyectos en los que ha trabajado durante los últimos 10 años el doctor Jorge Prado Molina, fundador del Laboratorio de Percepción Remota Alternativa, en el Instituto de Geografía de la UNAM. Para estudiar esos problemas de pérdida de control y corregirlos con electrónica y mecánica, los universitarios crearon un equipo de simulación llamado SIMUSAT-2, el cual desean copiar los ingenieros de Vietnam. “Ahora estamos llevando a cabo un proyecto de transferencia de tecnología al Instituto de Tecnología Espacial de Vietnam, con el cual hemos firmado un acuerdo de colaboración para construirles una plataforma que simule las condiciones de cero fricción que experimenta el satélite cuando está en el espacio”, informó en entrevista el doctor Prado Molina. Los investigadores vietnamitas, que ya hicieron visitas a la UNAM, realizarán un curso de entrenamiento a lo largo del mes de noviembre para que puedan reproducir los avances mexicanos. A cambio, la máxima casa de estudios del país también recibirá información y nueva tecnología, además de participar en uno de los más destacados programas espaciales de países en desarrollo.

A

Octubre de 2009

Doctor Jorge Prado Molina, fundador del Laboratorio de Percepción Remota Alternativa, en el Instituto de Geografía de la UNAM.

Tecnología de la UNAM aplicada al espacio EXPERTOS DEL INSTITUTO DE GEOGRAFÍA TRANSFIEREN CONOCIMIENTO A PROGRAMA SATELITAL VIETNAMITA El simulador que diseñó la UNAM parece un plato de pizza negro, el cual está soportado sobre un balero o pieza redonda giratoria que se levanta y evita toda fricción entre materiales, gracias a un sistema de aire que evita cualquier contacto con otros componentes. Mientras el simulador está encendido, todas las piezas que están sobre el plato o disco permanecen flotando, gracias a una capa de aire comprimido. En términos coloquiales, los mexicanos enseñarán a los vietnamitas a construir un simulador espacial que permitirá reproducir en la Tierra algunas de las condiciones que el satélite experimentará en el espacio y con el cual se prueban los sistemas de control de orientación de los satélites, otra de las áreas en las que los mexicanos también son expertos.

de investigadores que se han dedicado muchos años a resolver cómo mantener a un satélite orientado en la dirección que corresponde, para recibir información de la zona del planeta que le interesa y transmitir los datos al país que corresponde. Los sistemas de control de orientación no son una pieza más del funcionamiento del satélite, son sistemas complejos en los que participan componentes electrónicos, mecánicos, microcomputadoras y bastantes programas de cómputo. Todo esto se ha desarrollado paulatinamente en la UNAM. Quienes elaboran estos desarrollos son investigadores que empezaron con el proyecto espacial a mediados de los años 80, cuando operaba el Programa Universitario de Investigación y Desarrollo Espacial (PUIDE). Entre otras cosas, estos expertos han diseñado sensores para ayudar a colocar correctamente la posición de los satélites basados en la luz que reciben; pero también hicieron sistemas complejos en los que se puede corregir la orientación de un satélite mal colocado, con una serie de sistemas de pesas y contrapesas movidos por microcomputadoras programadas. “No se puede probar todo en el espacio, porque es tan caro llevar algo allá que resulta importante que vaya muy probado desde la Tierra. Hay diferentes tipos de simuladores para reproducir las condiciones del espacio, como son las cámaras de termo-vacío. Pero aquí hemos diseñado un simulador exclusivo para reproducir en tierra un ambiente de no fricción, como el que ocurre en el espacio sin que representa altos costos”, continuó en la conversación Jorge Prado. El simulador de la UNAM es útil para estudiar el tema de los movimientos del satélite en tres ejes. “Hay que aclarar que este simulador no es para colocar encima el satélite terminado, sino se ponen los sistemas de orientación que consisten en sensores, actuadores, computadora de abordo, todos los algoritmos para la com-

Orientación autónoma Si un satélite altera su orientación puede perder toda su utilidad, lo que sería un desperdicio muy grave de tecnología. Por ello, hay diferentes grupos

8

putadora y las baterías. Este sistema es totalmente autónomo y le permite al satélite hacer correcciones en cuanto detecta movimientos irregulares”, apuntó. También transfieren tecnología a mexicanos El desarrollo de sistemas de orientación para satélites es sólo una parte del trabajo del Laboratorio que encabeza el doctor Prado Molina, pero otra de sus líneas de trabajo, que también han generado muchos resultados positivos, es el desarrollo de equipos y sistemas que permiten fotografiar, con alta resolución, áreas completas de nuestro país, gracias al uso de avionetas, cámaras digitales y sistemas de orientación o posicionamiento. “Esta parte de las imágenes, que no son captadas con satélites sino con aviones, nos ha ayudado a aterrizar lo que aprendimos en el área espacial”, comentó el universitario. Gracias a la tecnología que ha desarrollado este grupo para captar imágenes de diferentes regiones de México se realizó el Inventario Nacional Forestal del año 2000 y ya se ha transferido la tecnología a la Secretaría de Marina, el Gobierno del Distrito Federal y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) para tener diagnósticos más actualizados sobre el estado de la capa vegetal del país. “Para esta transferencia de tecnología a las instituciones mexicanas desarrollamos programas, circuitos y equipos para llevar a cabo todo lo que tiene que ver con la formación de los mosaicos ortorectificados, que son como mapas pero con la fidelidad de las fotografías”, expuso el experto. Una de las aplicaciones más concretas de esta tecnología espacial aplicada a decisiones terrenales es el cuidado de la zona de Mariposa Monarca, que desde 1999 es supervisada con fotografía de alta resolución gracias a los equipos diseñados por los universitarios. www.invdes.com.mx


Periodismo en Ciencia y Tecnología

René Asomoza Palacio, Director General del Cinvestav, recibió a nombre de la institución el Premio Thompson Reuters l Cinvestav y sus investigadores, los doctores Onésimo Hernández Lerma, Luis Herrera Estrella y Edgar Nelson Sánchez Camperos, fueron galardonados el pasado 29 de septiembre con el Premio Thompson Reuters en su edición 2009, por el gran impacto de sus publicaciones a nivel nacional e internacional.

E

Visita del Premio Nobel de Medicina El doctor Ferid Murad dio un plática sobre el uso del óxido nítrico como alternativa para el tratamiento de enfermedades degenerativas, particularmente contra el cáncer cerebral y la diabetes, además de ayudar a la detección temprana del inicio de enfermedades neurodegenerativas

do y generan nuevos conocimientos que contribuyen al fortalecimiento de la ciencia y la tecnología a nivel mundial. “El Cinvestav ha contribuido a crear y fortalecer grupos de investigación de posgrado de un importante número de instituciones de educación superior, y desde su fundación en 1961 ha otorgado 7 mil grados de maestría y doctorado de los cuales 49 por ciento se otorgaron en los últimos 8 años, esto habla de un crecimiento especialmente relevante de esta institución”, señaló. En ese mismo lapso, el Cinvestav ha graduado en promedio al 10 por ciento de todos los doctores en México anualmente y publicado 15 por ciento de los artículos científicos generados en el país: un promedio de 1.8 artículos por investigador al año. Atrás de dichos premios, se encuentra el talento, esfuerzo y trabajo diario de los científicos, y a la vez su compromiso y dedicación a la formación de nuevos investigadores que pronto tendrán el desafió de enfrentar y dar respuesta desde el ámbito del conocimiento a los retos del presente y del futuro del desarrollo de México. “No sólo necesitamos grandes profesores o investigadores sino también hombres y mujeres comprometidos a la formación de nuevos cientí-

Foto: Elizabeth Suárez / Cinvestav

Foto: Elizabeth Suárez / Cinvestav

Recibe Cinvestav y tres de sus investigadores Premio Thompson Reuters

Ferid Murad, Premio Nobel de Medicina 1998 dictó una conferencia en Cinvestav l participar en el ciclo de conferencias Premios Nobel en Cinvestav, el doctor Ferid Murad expuso que el óxido nítrico (NO) ha demostrado favorecer los tratamientos contra enfermedades cardiovasculares y disfunción eréctil, y tiene amplias posibilidades de resultar eficiente contra tumores, diabetes e hipertensión arterial. Durante su conferencia Discovery of nitric oxide and cyclic GMP signaling pathway and application to drug development, realizada el pasado 24 de septiembre en el auditorio Arturo Rosenblueth, el ganador del Premio Nobel de Medicina 1998 precisó que los primeros resultados del uso del óxido nítrico (gas incoloro) para el tratamiento de enfermedades degenerativas, han demostrado que puede tener efectos benéficos contra el cáncer, particularmente el cerebral, y la diabetes, además de ayudar a la detección temprana del inicio de enfermedades neurodegenerativas. Acompañado por los doctores Marco Antonio Meraz Ríos y Arnulfo Albores Medina, secre-

A

La obtención de este tipo de reconocimientos es una muestra de que la ciencia realizada en México tiene impacto mundial, y que los artículos elaborados por científicos mexicanos son leídos, utilizados y compartidos por investigadores de todo el orbe

Octubre de 2009

ficos, quienes han logrado hacer escuela. Sin duda son ellos los que han dejado mayor huella en nuestras instituciones”, apuntó el funcionario. Este tipo de distinciones, dijo, servirán como un gran estímulo para refrendar la calidad educativa y la vocación de servicio de los investigadores mexicanos, a quienes invitó a seguir adelante para colocar a México en la ruta de desarrollo que el país necesita y merece.

Martin Cooper, precursor de la telefonía celular Considerado el “padre de la telefonía celular”, el doctor Martín Cooper visitó las instalaciones del Cinvestav para dar una plática sobre la revolución tecnológica que inició hace 36 años, a partir de la cual ya no se llama a lugares, sino que se establece contacto telefónico con personas. Acompañado por el Director General de Cinvestav, doctor René Asomoza Palacio, en el auditorio de Ingeniería Eléctrica, el doctor Martin Cooper precisó que la eficiencia de las comunicaciones se duplica cada dos años y medio, por lo que confió que en el corto plazo la tecnología inalámbrica empleada en el sector de la salud, que actualmente es muy costosa, pueda reducir su costo al ser insertada en la telefonía celular.

El denominado "Padre de la telefonía celular", Martin Cooper, Premio Príncipe de Asturias, visitó el Cinvestav

Foto: Ricardo Cerón / Cinvestav

Durante la entrega de estos reconocimientos, realizada en el auditorio Arturo Rosenblueth, de la Unidad Zacatenco del Cinvestav, el Director General de la institución, doctor René Asomoza Palacio, afirmó que la obtención de este tipo de premios es una muestra de que la ciencia realizada en México tiene impacto mundial, y que los artículos elaborados por científicos mexicanos son leídos, utilizados y compartidos por investigadores de todo el orbe. Acompañado por el titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Alonso Lujambio, el doctor Asomoza Palacio hizo énfasis en que los Premios Thompson Reuters tienen una importante tradición y quienes lo han recibido y lo recibirán, son destacados miembros de la comunidad científica mexicana, pequeña quizá, pero con logros destacados. “La empresa que otorga estos reconocimientos es líder mundial en la industria editorial y de información, que utiliza las tecnologías modernas para facilitar la investigación científica, sus bases de datos son consultadas por prácticamente cualquier investigador activo, tienen registros muy completos de los accesos a las publicaciones científicas más relevantes”, refirió. En su oportunidad, el titular de la SEP, doctor Alonso Lujambio, destacó que la ciencia y la tecnología constituyen el motor más poderoso que tiene México para impulsar el desarrollo y la competitividad, mientras que la educación de calidad es el único camino para llegar a ese escenario. Señaló al Cinvestav como una de las instituciones con mayor reconocimiento en cuanto a la calidad de sus trabajos, ya que dijo, estos se publican en las mejores revistas científicas del mun-

tarios de Planeación y Académico del Cinvestav, respectivamente, el investigador estadounidense precisó que el óxido nítrico es una sustancia natural del cuerpo. “Es un gas que trasmite señales en el organismo y que lo producen las células para facilitar la sinapsis --comunicación intracelular-- a través de las membranas celulares, regulando la función de otra célula”, explicó. Sin embargo, precisó que se trata de un material que tiene efectos a largo plazo no tan favorables al medio ambiente, ya que contribuye al calentamiento global, a consecuencia de los radicales libres que emite. Ferid Murad nació en Whiting, Indiana (Estados Unidos) en 1936 y estudió medicina en la Universidad de Cleveland. Su primer trabajo fue de profesor en la Universidad de Virginia, donde durante diez años dirigió el Centro de Investigación Clínica.

9

www.invdes.com.mx


Periodismo en Ciencia y Tecnología

Diagnostican sistemas

costeros del país ESTUDIOS DE LA UAM IZTAPALAPA PROTEGEN ESAS ZONAS DE IMPORTANCIA ECONÓMICA Redacción n América Latina y El Caribe, 70 por ciento de la población habita en localidades costeras, y 60 de las 77 ciudades más importantes de la región se localizan en litorales, por lo que el estudio de los sistemas costeros resulta de gran relevancia. Además, al considerar que dos de las actividades económicas más redituables de la región son la pesca y el turismo, y ambas se realizan en buena parte en esas zonas, esos estudios cobran mayor interés para la toma de decisiones. Ante esa situación, investigadores de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Unidad Iztapalapa se han dado a la tarea, desde hace varios años, de estudiar los sistemas costeros del país a través de diversos proyectos. Los especialistas universitarios realizan estudios en hidrocarburos disueltos en aguas y sedimentos de ríos y lagunas, y en zonas costeras de México, a donde han llegado por causa de derrames ocurridos durante los procesos de producción, exploración, embarque y transporte de crudo. La doctora Georgina Calva Benítez, adscrita al Laboratorio de Ecosistemas Costeros de la UAM Iztapalapa, comentó que todos esos siste-

E

l almacenamiento de los residuos orgánicos e inorgánicos que generan la industria y las redes hospitalarias no sólo tiene un alto costo económico, sino también ambiental, pues se requiere sacrificar amplias extensiones de terreno para confinar las sustancias permanentemente. De acuerdo con el doctor Sergio Ballesteros Elizondo, especialista del Ciateq A.C., Centro de Tecnología Avanzada, de instalarse plantas de vitrificación en el país, los residuos podrían ser convertidos en vidrio y éste ser utilizado en la construcción de carreteras, por ejemplo, con lo cual no sólo se reduciría el costo económico y ambiental que implica almacenar estos desechos, sino que podría dárseles uso productivo. El proceso de vitrificación consiste en utilizar como materia prima para producir vidrio las cenizas que se obtienen de la quema de los residuos. Dichas cenizas se mezclan con óxido de sodio, óxido de calcio y sílice, después se funden a una temperatura de entre 1300 y 1700 grados Celsius, el resultado: un vidrio de color oscuro, muy parecido a la obsidiana. “Con el material se pueden moldear ladrillos, tejas e inclusive materiales con valor agregado: como fibra de vidrio y tubería anticorrosiva”, afirma. El investigador asegura que el procedimiento de vitrificación de residuos ya se realiza en países como Japón, Estados Unidos y en algunos de la Unión Europea, en donde se utilizan hornos de arco eléctrico o de plasma alimentados por electricidad. En el caso de México, debido a los altos costos de la energía eléctrica y al precio de las tecnologías usadas en otras naciones, la vitrificación podría llevarse acabo utilizando un reactor desarrollado en el Ciateq que funciona utilizando como combustible carbón coque, del que nuestro país tiene reservas para los próximos cien años.

E

Octubre de 2009

mas costeros de México se encuentran contaminados, varios de ellos por hidrocarburos aromáticos policíclicos. La especialista en Ecosistemas Costeros mencionó que en los casos más graves la contaminación está compuesta de hasta seis anillos bencénicos (hidrocarburos), que podrían ocasionar efectos carcinogénicos y mutagénicos (células afectadas) en los organismos que conforman los ecosistemas.

Sus resultados serán fundamentales para la realización de caracterizaciones y diagnósticos de las zonas costeras del país, que servirán para fijar las normas nacionales en materia de límites permisibles de contaminación por hidrocarburos y otras sustancias temas costeros que esté fundamentada en informes serios como los desarrollados por investigadores de la UAM en nueve lagunas de Veracruz, dos de Chiapas y dos de Quintana Roo, entre otros. Los investigadores del Laboratorio de Ecosistemas Costeros de la UAM pusieron como ejemplo la investigación realizada en la laguna de Pueblo Viejo, en el estado de Veracruz, donde

La doctora estableció que los estudios resultarán fundamentales para la realización de caracterizaciones y diagnósticos de las zonas costeras del país, que a su vez servirán para fijar las normas nacionales en materia de límites permisibles de contaminación por hidrocarburos y otras sustancias. La académica se pronunció por promulgar una legislación medioambiental dirigida a los sis-

Convierten residuos en vidrio Doctor Sergio Ballesteros Elizondo, especialista del Ciateq A.C., Centro de Tecnología Avanzada.

la utilizada en otros países. De acuerdo con datos del especialista, si se utilizara un horno de arco eléctrico o de plasma para fundir una tonelada de sílice, se necesitarían 550 kilovatios hora (Kwh), lo que representaría una gasto de 288 pesos; mientras que con el horno desarrollado por los mexicanos sólo se necesitarían 100 kilogramos de carbón coque: la fusión del material tendría un costo de 230 pesos. En comparación con los servicios de almacenamiento de residuos peligrosos, el doctor Sergio Ballesteros mencionó que las empresas que se dedican a esta tarea cobran entre 1.5 y 2 pesos por kilogramo de material confinado; mientras que con la tecnología del Ciateq sólo se necesitan 50 centavos por vitrificar cada kilo de residuos. Además del ahorro que para las empresas significaría la vitrificación de residuos en vez de su almacenamiento, el proceso tiene un impacto positivo en el medio ambiente, pues al reducirse la cantidad de desechos por almacenar, no sería

El especialista adscrito al área de quipos de proceso del Ciateq, institución que forma parte del Sistema de Centros Conacyt, explicó que en el reactor diseñado por él y sus colaboradores se pueden procesar tanto residuos orgánicos como inorgánicos; aunque no todos, pues los aceites de transformadores eléctricos o hidrocarburos no son candidatos al proceso, ya que existen alternativas más económicas o seguras para confinarlos o reutilizarlos. Algunos ejemplos de residuos inorgánicos con los que puede producirse vidrio son: lodos de plantas de tratamientos de agua, trapos impregnados de pinturas o aceites hidráulicos de uso común y lodos de proceso industriales para el lavado de láminas. Entre los desechos orgánicos destacan los residuos biológico infecciosos de los hospitales o bien las cenizas de los incineradores instalados en los nosocomios. Al hablar de costos, el investigador mencionó que la tecnología mexicana es más barata que 10

el agua resultó inadecuada tanto para el cultivo de ostión, como en la recreación con contacto primario y la protección de la vida acuática, por lo que las autoridades locales tomaron las medidas pertinentes. En sus investigaciones los científicos descubrieron que el ostión de esa laguna rebasó los límites permitidos de coliformes fecales, además de otros contaminantes que lo hacen inadecuado para el consumo. La contaminación, en ese caso en particular, de acuerdo con los especialistas, se asoció con los aportes contaminantes por actividad humana que recibe el río Pánuco, así como con la circulación del agua que es lenta, lo que significa una desventaja en la dispersión de estas bacterias. En otros casos más favorables, como en el Parque Nacional Arrecifes de Xcalak ubicado en el sur de Quintana Roo, zona con una importante riqueza histórica, cultural y de recursos naturales, los estudios de los científicos de la UAM determinaron que si bien estos sistemas son adecuados para la recreación con contacto primario y para la protección de la vida acuática, tienen presencia de bacterias que indica contaminación de origen antropogénico; es decir, causado por actividad humana, lo que lo hace vulnerable en un futuro. En las lagunas costeras de Carretas-Pereyra y Chantuto-Panzacola, en Chiapas, los científicos de la UAM también se han dado a la tarea de estudiar la acumulación de fitoplancton, uno de los componentes biológicos más importantes en estos ecosistemas, dado que transforman rápidamente elementos inorgánicos dentro de formas orgánicas, que a su vez, es un material requerido para el desarrollo y crecimiento de bacterias, zooplancton y animales bentónicos (que habitan los fondos marinos), lo cual podría ayudar a comprender mejor el comportamiento de estos ecosistemas. necesario seguir sacrificando extensiones del territorio nacional para guardar los residuos de manera permanente. Sobre los riesgos para la salud que podría tener el uso de vidrio obtenido del procesamiento de residuos peligrosos, asegura que no existe ninguno, pues antes de ser utilizado debe ser evaluado en el laboratorio para determinar si está libre de sustancias tóxicas para el ser humano o bien si éstas se encuentran en los límites permisibles. Para construir una planta de vitrificación con la tecnología del Ciateq, el investigador menciona que se requiere de una inversión de 11 millones de pesos. Para que esta inversión sea rentable, la empresa o parque industrial debe generar entre quinientas y mil toneladas de desechos mensuales, según el doctor. La vitrificación de residuos es una “alternativa con trascendencia ecológica que además es negocio. En el extranjero, la IP (iniciativa privada) maneja las plantas de vitrificación, el gobierno les entrega un subsidio para que ofrezcan un precio atractivo a los industriales por recibir sus desperdicios. Y el vidrio que se genera es entregado al gobierno, que lo utiliza como sustituto de la grava para construir carreteras o mobiliario urbano”. Respecto a que tan factible es implementar esta tecnología en el país, el doctor reiteró: ya hemos hablado con gobiernos municipales, estatales y con autoridades de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), sólo esperamos inversionistas”. Para el desarrollo de reactor de vitrificación diseñado en el Ciateq, se ha invertido de 2004 a 2008 un millón de pesos, recursos procedentes de los Fondos Mixtos que el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) sostiene con los gobiernos estatales de Coahuila, estado de México y Querétaro. (Agencia ID / JLOM) www.invdes.com.mx


Periodismo en Ciencia y Tecnología

¿De quién son esos ojos?

Desarrolla UNAM materiales anticontaminantes

CREA IPN SISTEMA DE SEGURIDAD A PARTIR DE HUELLAS DACTILARES, IRIS Y ROSTRO

CARBONO QUE PUEDE SER REUTILIZABLE

CON CERÁMICOS CAPTURAN BIÓXIDO DE Isaac Torres Cruz

Verónica Vega a usurpación de identidad en documentos oficiales, de acceso de personal laboral o tarjetas bancarias es un problema de seguridad para diversas organizaciones, y un tema en el que la tecnología trabaja en desarrollos que eviten esa práctica. Concientes de la necesidad de tener un sistema de seguridad confiable, la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME) Unidad Culhuacán, del Instituto Politécnico Nacional (IPN), inició hace un año el desarrollo de dispositivos de biometría de seguridad. El sistema tecnológico del IPN propone la identificación del individuo en tres maneras conjuntas: a través del rostro, huella dactilar y el iris. Por ejemplo, con la información del personal que labore en un inmueble se realiza una base de datos, y cada vez que una persona ingrese a la dependencia o institución bastará poner su huella dactilar para que el programa reconozca de quién se trata. El sistema basado en algoritmos desarrollados por los doctores Héctor Manuel Pérez, Gabriel Sánchez, Gualberto Aguilar y Mario González, especialistas del IPN, podría ser considerado de los más seguros en el mundo, al aplicar ciertos modelos matemáticos que extraen las características de un individuo y muestran las diferencias si pretende ser suplantado por otro. Si una persona quiere suplantar a otra, el método o algoritmo del IPN devela que no se trata del individuo correcto. Por ejemplo, si la persona se pone lentes oscuros, bufanda, lentes de contacto, se coloca una barba postiza o bien se hace una cicatriz, el sistema politécnico es capaz de reconocer e identificarla como falsa. “Esto hará que independientemente de que yo le ponga lentes o una bufanda a la imagen, el procedimiento va a identificar las variaciones”, explicó el doctor Gabriel Sánchez, investigador del proyecto. Asimismo, el sistema politécnico será capaz de identificar el rostro completo de la persona con sólo tener el registro de un cuarto de cara, porque la parte descubierta sirve para formar coordenadas; es decir, ver los ángulos que van del ojo a la nariz, de la boca al ojo, o de la ceja a la fosa nasal o labio, y comprobar si el rostro corresponde a los datos de la persona registrada en la base de datos de la dependencia. A su vez, el registro de la huella dactilar en el sistema de biometría de seguridad creada por el

ontrarrestar los efectos del calentamiento exigirá adoptar nuevas prácticas energéticas de origen renovable. La utilización de fuentes alternas como la solar, eólica, geotérmica y las basadas en biocumbustibles e hidrógeno, por mencionar algunas, podría evitar un incremento mayor a dos grados en la temperatura atmosférica, reto que se han planteado diversas naciones para los próximos 100 años. Sin embargo este momento histórico de renovación energética en el mundo es a largo plazo. En tanto, el mediano y corto periodo también exigen de la toma de medidas que puedan implementarse cuanto antes, como la eficiencia energética y captura de carbono. Por ello, la importancia de desarrollar tecnología que capture gases contaminantes se vuelve trascendental. Uno de los métodos que se estudian en varios países del mundo es la captura a través de materiales cerámicos, investigación en la que científicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) van a la vanguardia. “No existe ningún material o proceso que por sí solo logrará resolver el problema, será más bien el conjunto de varias tecnologías, entre las que se encuentra el uso de los llamdos cerámicos alcalinos”, apuntó el doctor Heriberto Pfeiffer Perea, científico del Instituto de Investigaciones en Materiales de la UNAM. El especialista en química de materiales dijo que con el uso de cerámicos la captura gases, como monóxido y bióxido de carbono (CO2), el principal gas de efecto invernadero, y óxidos nitrosos, se obtiene a través de reacciones ácido-base para formar una sal y originar así un carbonato. Explicó que utilizando estos cerámicos --compuestos inorgánicos de mezcla química de elementos metálicos y no metálicos-- obtenidos de compuestos llamados silicatos, aluminatos, cupratos y zirconatos y otros elementos alcalinos (litio, sodio y potasio, así como la combinación de éstos), han logrado desarrollar procesos muy efectivos para atrapar los contaminantes. Entre las ventajas que ofrecen, dijo, se encuentra una captura más selectiva de entre los distintos compuestos del gas y que ésta se puede realizar tan rápido como son producidos, por lo que no se requiere de su enfriamiento. “Existe incluso la opción de que algunos materiales cerámicos puedan emplearse para reciclar; esto es, después de que atrapan química-

C

L

Octubre de 2009

IPN se concentra en localizar bifurcaciones (las rayas o borde de los dedos) y minucias --aquellos milimétricos puntos que cada persona tiene de manera única--, lo que hace diferente a un ser humano de otro. En la actualidad, explicó el doctor Gualberto Aguilar, es muy común que cualquier empresa (bancos y tiendas departamentales) cuenten con un identificador de huella dactilar como sistema de seguridad. Sin embargo, esos sistemas no son infalibles, porque es “muy sencillo” que una persona se coloque una huella falsa o artificial hecha con pegamento blanco o con la sustancia de una mascarilla de mujer, tal y como los doctores lo han demostrado en su laboratorio. Para tener un mayor control de seguridad en huella, la investigación del IPN se enfocó a desarrollar una técnica que tenga la capacidad de identificar si la marca del dedo es de plástico o algún otro material inorgánico. Y eso lo logran gracias a un sistema verificador capaz de revelar que la huella en registro, es de una persona viva debido a que los poros del dedo sudan y transpiran, a diferencia del falso o del dedo de una persona muerta. Esta prueba de seguridad de IPN incluye el registro del iris de la persona, ya que esta membrana que se encuentra en el ojo humano es diferente por completo en el ojo derecho e izquierdo de una misma persona. El desarrollo politécnico busca aislar el iris del resto del ojo “porque nos va a proveer las características irrepetibles de una persona. Estos bordes parecen flores y proveen los rasgos específicos en un individuo”, confirmó. Actualmente, el desarrollo de la ESIME Cualhuacán ya está concluido y listo para ser transferido a cualquier institución o dependencia que lo desee instalar. De hecho, ya tiene un primer acercamiento con la Secretaría de Relaciones Exteriores para implementarlo.

11

mente el gas, mediante un proceso térmico o químico, puede reutilizarse”, refirió Pfeiffer Perea. Tal es el caso del bióxido de carbono, añadió, que puede obtenerse de manera pura y el cual tiene un valor agregado. “Hay países que en vez de inyectar nitrógeno a presión en los pozos petroleros, para la extracción de crudo, utilizan el CO2”. El experto de la UNAM abundó que a partir del bióxido de carbono también se puede generar otros combustibles como alcoholes y alcanos. “Podríamos entrar en un nuevo ciclo: producción de CO2, captura y volverlo a producir”. El investigador refirió que si bien sus trabajos se han enfocado a los procesos físicoquímicos básicos de estos cerámicos, también diseñan los prototipos mediante los cuales podrían aplicarse, como es el caso de membranas o materiales porosos instalados en los generadores de combustión, los cuales separen los gases contaminantes. Estos componentes, agregó, deberán montarse en sistemas alternativos dentro de plantas generadoras de energía o en industrias que lleven a cabo procesos de calentamiento que generen bióxido de carbono. Mencionó que si bien países como Japón ya se han desarrollado, y utilizan actualmente, dichas membranas, no se han creado aún con el tipo de compuestos que investigan en la UNAM. Algunos de estos tienen materiales similares a minerales como las zeolitas, abundantes en México, lo que podría reducir sus costos. Aclaró que a pesar de que estos sistemas no serán del todo baratos, su implementación debe partir de la conciencia sobre el contexto medioambiental por las empresas; de no ser así la presión deberá provenir desde los gobiernos o los organismos internacionales, acotó. Estos sistemas, aclaró, no son un planteamiento para un largo plazo: la utilización formal de esta tecnología no puede tardar más de cinco años. “Los combustibles fósiles nos los acabaremos hasta la última gota, hasta el último gramo, entonces debemos de buscar la forma de controlar y disminuir las emisiones de su uso, es allí donde esos materiales jugarán un papel muy importante”, concluyó.

www.invdes.com.mx


Periodismo en Ciencia y Tecnología José Luis Olín Martínez on una inversión de 150 millones de pesos, el Parque Tecnológico del Campus Querétaro (PTCQ), del Tecnológico de Monterrey, iniciará operaciones en enero de 2010 con el objetivo de contribuir al desarrollo económico de la región al impulsar una economía basada en el conocimiento en los sectores aeroespacial, automotriz y de las tecnologías de información, mediante la vinculación entre academia y sector productivo. El doctor Edgardo Pérez Hermosillo, director del PTCQ y del Centro para el Desarrollo de la Industria Aeronáutica (CEDIA) del Tecnológico de Monterrey, afirmó que proyectos como éste son “semillas que transforman las regiones, pues convierten las economías basadas en la manufactura o maquila en economías basadas en el conocimiento y caracterizadas por la innovación y generación de empleos de alto valor agregado”. Para definir la elección de los sectores que el Parque impulsará se consideraron los resultados de tres estudios, dos realizados por el Tecnológico de Monterrey y uno más del gobierno estatal, mismos que coincidieron en que las industrias aeroespacial, automotriz y de las tecnologías de información son las que tienen mayor potencial económico para el futuro del estado. La industria aeroespacial ha tenido un rápido crecimiento en Querétaro. “Hace cuatro años había sólo tres empresas, pero después de la llegada de la empresa canadiense Bombardier en 2006, se dio un importante desarrollo. Ahora hay 12 firmas, entre ellas cuatro de Grupo Safran”, compañía francesa que produce equipo para aeronaves civiles y militares. Otra de las prioridades del Parque será el sector automotriz, pues a pesar de que en el estado no existe una armadora, sí hay una industria productora de autopartes muy consolidada. Dicho sector cobrará mayor relevancia en los próximos años, aseguró Pérez Hermosillo, “pues la industria vivirá una reingeniería provocada por la escasez de los hidrocarburos y la aparición de nuevas fuentes energéticas, lo que obligará al diseño y producción de nuevos sistemas automotrices”. Sobre el campo de las tecnologías de la información, la decisión se basó en que Querétaro es el cuarto estado con mayor capacidad para soportar las industrias de TI en el país, detrás de Nuevo León, Jalisco y Coahuila, de acuerdo con el Anuario Económico 2007 de la Secretaría de Desarrollo Sustentable del Estado de Querétaro. La importancia del estado para la industria fue confirmada por el estudio Exploring Global Frontiers, realizado en 2009 por la empresa en consultoría KPMG, documento que posiciona a las ciudades de Querétaro y Guadalajara como las más atractivas para la inversión en tecnologías de la información en México.

C

Modelos de participación y colaboración El Parque Tecnológico del Campus Querétaro será un espacio reservado exclusivamente para emprendedores y empresas de base tecnológica, sin importar su tamaño. También podrán incorporarse aquellas firmas que pese a no pertenecer a los sectores que se desean estimular, sean capaces de ofrecer soluciones tecnológicas e innovadoras a las problemáticas de los sectores aeroespacial, automotriz y de las tecnologías de la información. Para que empresas y emprendedores se incorporen al Parque se han diseñado diferentes esquemas. El modelo Landing, como se conoce en el Tecnológico de Monterrey, es para las compañías consolidadas de alto desarrollo tecnológico o transferencia de tecnología, a las cuales se invitará a instalarse para que conozcan el potencial del mercado en Querétaro, con la finalidad de que inviertan en la entidad y generen empleos de alto valor agregado. Otro modelo es el de Aceleración, concebido para las Pymes de base tecnológica, a las cuales se ayudará a elevar sus niveles de productividad y ventas, lo que eventualmente les permitirá Octubre de 2009

Hábitat para el desarrollo tecnológico SU FIN ES CONTRIBUIR A LA TRANSICIÓN HACIA UNA ECONOMÍA BASADA EN EL CONOCIMIENTO El Parque Tecnológico del Campus Querétaro del Tecnológico de Monterrey puede albergar hasta 50 empresas en el modelo Landing y 30 en incubación generar nuevos empleos. Por último está el esquema de Incubación de base tecnológica, mediante el cual el Tecnológico de Monterrey, Campus Querétaro, brindará asesoría y capacitación a quienes deseen crear una empresa dentro de alguno de los sectores prioritarios para el Parque. El licenciado Arturo Torres, Vicerrector Asociado de Emprendimiento del Sistema Tecnológico de Monterrey, explicó que la idea de concentrar a empresas consolidadas, Pymes y emprendedores en un mismo espacio es provocar la interacción entre ellos y así estimular que surjan nuevos proyectos empresariales y productivos. Además, al vincular este conjunto de empresas con otros actores de la región como inversionistas, científicos, gobierno y comunidad empresarial, se genera un verdadero ecosistema de innovación. Un segundo propósito es que los investigadores del Tecnológico de Monterrey y sus alumnos participen en dichos proyectos y así apoyar los planes de las empresas, al mismo tiempo que generan nuevo conocimiento y, quizá, sus propios negocios. De acuerdo con el ingeniero José Manuel Aguirre Guillén, director de la Red de Parques Tecnológicos del Sistema Tecnológico de Monterrey, con la creación de ese espacio no sólo se beneficiará el Tecnológico de Monterrey y su comunidad, pues el PTCQ impactará la actividad académica de otras universidades y centros de investigación y, sobre todo, a la economía del estado. “Si bien el Tec administra el Parque y define la estrategia, el proyecto no es excluyente; están invitados a participar otros actores de la región, entre ellos las universidades y centros públicos de investigación del estado”, manifestó. Por otro lado, explicó, el objetivo final del Parque es que las empresas que lleguen allí “se de-

sarrollen y después salgan a instalarse en el estado, creen clusters y generen empleos de alto valor agregado; es decir, para personal con estudios de licenciatura y posgrado, como ocurrió en Nuevo León con el Parque Centro de Innovación y Transferencia de Tecnología de Monterrey”. “En cuatro años de operación del Parque Centro de Innovación y Transferencia de Tecnología de Monterrey, y considerando sólo 10 de las más de 20 empresas que han participado en el proyecto, se han generado 460 empleos directos de alto valor agregado y, si atendemos la estimación de la Secretaría de Economía de que por cada empleo directo se generan tres indirectos, entonces se han creado también cerca de mil 400 empleos indirectos”, expuso Aguirre Guillén. En el caso del PTCQ, su director tiene como metas en los primero dos años generar 350 empleos directos, 30 empresas nuevas en el modelos de incubación y, cada año, cuatro spin off; es decir, proyectos productivos cuyo origen sean las tesis de maestría de los alumnos del Tecnológico de Monterrey, Campus Querétaro que participen en proyectos de las empresas Landing instaladas en el Parque. Etapa inicial Con la inauguración de este singular parque arranca la primera de tres etapas del proyecto. En esta fase, se contará con un edificio de 50 metros de altura cuya superficie de 9 mil metros cuadrados de construcción está distribuida en 10 niveles. En el diseño del edificio se contemplaron estándares ecológicos. El tipo de cristales, por ejemplo, permite un aprovechamiento más eficiente de aire acondicionado, lo que favorece la 12

eficiencia energética. Para los baños y el riego de áreas verdes se utilizarán aguas grises o recicladas; al tiempo que el recurso potable sólo se destinará al consumo humano y lavado de manos. En el corto plazo se analiza la instalación de paneles solares o aerogeneradores que permitan producir localmente al menos 30 por ciento de la electricidad que consumirá la construcción, tal y como sucede en el Parque Tecnológico del Tecnológico de Monterrey, Campus Chihuahua. En el arranque de las actividades serán cuatro las empresas que se instalen en el edificio sede, el cual tiene capacidad para albergar hasta 50 empresas en el modelo Landing y 30 en el esquema de Incubación. Las primeras empresas que se instalarán son: Patni (India), la cual desarrolla software, y las mexicanas VerifID, Doxmo y Digitum; todas entrarán al esquema Landing. Además de dichas compañías, el Tecnológico de Monterrey montará oficinas de sus centros para el Desarrollo de la Industria Aeronáutica (CEDIA), para el Desarrollo de la Industria Automotriz (CeDIAM), de Competitividad Internacional (CCI) y de Apoyo al Comercio Exterior (CACEX). Al inmueble también se trasladarán las oficinas de Shingo Prize en México, las cuales se encuentran en el Tecnológico de Monterrey, Campus Querétaro desde 2005. Esa instancia es un organismo internacional que otorga anualmente un reconocimiento a las empresas por sus prácticas de manufactura de clase mundial basadas en modelos de manufactura esbelta (lean manufacturing). Además de administrar el premio en el país, Shingo Prize tiene programas de capacitación orientados a incrementar la competitividad, motivo por el cual se pensó en trasladar sus oficinas al Parque, para que las empresas instaladas se beneficien con esos esquemas. Se estima inaugurar en tres años la segunda etapa, para la cual se tiene pensado construir un nuevo edificio o hábitat destinado a las empresas que trabajan con biotecnología. La tercera etapa, proyectada a una década, implica mudar las escuelas de ingeniería del Tecnológico de Monterrey, Campus Querétaro y sus laboratorios a las inmediaciones del Parque. www.invdes.com.mx

Suplemento Octubre de 2009  

Noticias de Ciencia y Tecnología

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you