Issuu on Google+

       

   SERVICIO PAÍS    Memoria Mesa Técnica Cultura  Profesionales Servicio País 2011  11 y 12 de enero del 2012 


I. Antecedentes y contexto de la mesa técnica    La Fundación Superación de la Pobreza es una institución privada, sin fines de lucro, pluralista,  cuya  misión  es  “contribuir  a  la  superación  de  la  pobreza  promoviendo  mayores  grados  de  integración y equidad social en el país, que aseguren el desarrollo humano sustentable de las  personas que hoy viven en situación de pobreza y exclusión social”.    SERVICIO  PAÍS  es  el  programa  de  intervención  social  de  la  Fundación,  cuyo  propósito  es  contribuir a que “personas, hogares, comunidades y organizaciones que viven en situación de  pobreza  y  vulnerabilidad  social,  mejoren  su  accesibilidad  a  oportunidades  de  desarrollo  en  ámbitos  claves  del  bienestar  (trabajo;  salud;  educación;  hábitat;  cultura)  generando  a  la  vez  oportunidades  para  que  jóvenes  en  pleno  desarrollo  profesional  y  voluntarios  desarrollen  competencias  en  intervención  e  investigación  en  contextos  de  pobreza,  redistribuyendo  las  capacidades profesionales existentes en el país”.   En  este  contexto,  las  intervenciones  SERVICIO  PAÍS  en  el  ámbito  Cultura  tienen  como  propósito que las personas, familias y comunidades en situación de pobreza visibilicen, activen  y conecten capacidades y recursos para la creación y el emprendimiento artístico cultural local,  en barrios y localidades que se encuentran en situación de vulnerabilidad socioeconómica y/o  aislamiento territorial.    Durante el ciclo 2011‐2012, SERVICIO PAÍS Cultura se desarrolla en las 15 regiones del país, en  50  comunas  urbanas  y  rurales,  con  una  cobertura  estimada  de  1970  beneficiarios  directos  y  260  organizaciones  beneficiarias.  Estas  intervenciones  son  implementadas  por  102  profesionales SERVICIO PAÍS, bajo la guía y conducción técnica de 33 Jefes Territoriales de la  Fundación, y en estrecha colaboración con los municipios de los territorios de intervención1.    Experiencia Formativa    El  programa  SERVICIO  PAÍS  se  organiza  en  ciclos  de  intervención  anual  (que  comprenden  entre diez y trece meses) y se estructura en tres etapas:     Instalación y planificación    Desarrollo de las intervenciones   Cierre y traspaso    

1

Asimismo,  las  intervenciones  SERVICIO  PAÍS  en  este  ámbito  se  desarrollan  en  el  marco  de  dos  convenios de colaboración suscritos por la Fundación: uno con el Consejo Nacional de la Cultura y las  Artes (CNCA) y el otro con Ministerio de Desarrollo Social (MDS).

2


Cada  una  de  estas  etapas  contempla una  serie  de  actividades orientadas  al  desarrollo  de  las  intervenciones y también a la formación de los jóvenes profesionales, con el objeto de influir  en  el  desarrollo  de  competencias  técnicas,  prácticas  y  enfoques  de  intervención  social  en  contextos  de  pobreza,  para  que  su  desempeño  profesional  futuro  esté  fuertemente 

marcado  por  los  aprendizajes  y  vivencias  que  derivan  de  su  experiencia  como  profesional SERVICIO PAÍS.  En  este  contexto,  las  mesas  técnicas  forman  parte  del  ciclo  formativo  de  los  profesionales,  toda vez que  constituyen:   

Un  espacio  colectivo  de  análisis  y  reflexión  respecto  de  las  bases  conceptuales  y  técnicas que sustentan las intervenciones que se desarrollan en este ámbito.   Un  espacio  de  participación  de  los  profesionales  SERVICIO  PAÍS  en  el  proceso  de  evaluación y seguimiento del programa, como un aporte a la mejora continua de éste.  

  Durante  el  ciclo  2011‐2012,  se  realizaron  dos  mesas  técnicas  en  el  marco  de  SERVICIO  PAÍS  Cultura. La primera a nivel regional en junio de 2011, y la segunda a nivel nacional, los días 11 y  12 de enero de 2012.   El presente documento constituye la sistematización de esta segunda mesa técnica nacional, y  busca  reunir  aquellos  debates  y  reflexiones  en  torno  a  la  cultura  como  una  dimensión  fundamental en el desarrollo de las personas y en los procesos de superación de la pobreza, a  partir del diálogo generado con los profesionales SERVICIO PAÍS Cultura y de sus experiencias  de intervención a lo largo de este ciclo.       

3


II. Metodología y desarrollo de la mesa técnica    La mesa técnica involucró una combinación de presentaciones, talleres de trabajo, paneles de  debate y diálogos en plenario, que se desarrollaron en tres momentos:   (1)  Reconstrucción del marco conceptual en torno a la relación entre cultura y superación de  la pobreza, a partir de una introducción realizada por el Jefe del Departamento de Ciudadanía  y  Cultura  del  CNCA,  Jorge  Rojas;  una  exposición  del  director  ejecutivo  de  la  Fundación,  Leonardo  Moreno,  y  el  diálogo  con  los  profesionales  SERVICIO  PAÍS.  Con  esta  exposición,  se  esperó poner  en  común la  visión  institucional  de  la cultura  como un derecho,  como  un  fin  y  como un medio en los procesos de superación de la pobreza.   (2)  Análisis  y  reflexión  en  talleres  de  trabajo.  Estos  espacios  tuvieron  como  objetivo  generar  análisis,  debate  y  reflexión  respecto  de  seis  temáticas  relevantes  del  ámbito,  las  que  fueron   identificadas previamente en conjunto con los equipos de profesionales y Jefe/as Territoriales.  En  cada  taller  se  presentaron  dos  ponencias  a  cargo  de  profesionales  SERVICIO  PAÍS  de  distintas  regiones  y  se  generaron  espacios  de  debate  e  interlocución  con  invitados  expertos  externos.   (3)  Debate  en  panel  de  expertos.  Este  espacio  tuvo  como  objetivo  identificar  las  distintas  visiones y posturas desde representantes del Gobierno, de la institucionalidad local, del ámbito  académico  y  de  la  sociedad  civil,  en  torno  a  las  políticas  públicas  en  materia  cultural  y  su  incidencia en los procesos de integración social y superación de la pobreza.  En los siguientes capítulos se sintetiza y presenta lo abordado en cada uno de estos espacios,  dejando consignado el valioso trabajo que los profesionales han desarrollado a lo largo del año  2011.     Participantes de la Mesa Técnica de Cultura  Durante  los  dos días de trabajo de  la  Mesa Técnica de Cultura  participaron 97  profesionales  SERVICIO PAÍS que trabajan en la implementación del programa, los cuales se identifican en la  siguiente tabla:   Profesional  Alejandra Luna Pinto  Paulina Vermal Guerrero  Camila Varas Cortes  Valeria Reyes Jaramillo  Hugo Plaza Godoy  Araceli Sepúlveda Soto  Judith Lara Espinoza  Jorge Pavez Asenjo  Danilo Salcedo  José Tomás Brunet Bayón 

Región  Arica‐Parinacota Arica‐Parinacota Arica‐Parinacota Arica‐Parinacota Arica‐Parinacota Arica‐ Parinacota Tarapacá Tarapacá Tarapacá Antofagasta

4


Felipe Lajara  Valeska  Olivares Olivares  Karina  Pilquil Alecoy  Lissette  Ruiz Arav  Mónica Espinoza Klenner  Pamela Hernández Henríquez  Paulina Garín Palominos  Valeria Tapia Mansilla  Daniela Reyes López  Joeilyn Bujes Moreno  Angela Bertoni Cruz  Isabel González Klever  Angélica Rubilar Guajardo  Magaly Cid Miranda  Fernando Villalobos  Carolina Arriagada  Lumi Bahamondes  Carolina Pérez  Alexis Sánchez  Jaime Muñoz  Camila Castillo  Francisca Leiva  Natalia Pardo   Misle Sepúlveda  Ricardo López  Marcelo Basualto  Carla Godoy  Francisco Rañilla  Katherine Miranda  Pamela Martinovic  Patricia Izquierdo Carreño  Viviana Tapia Sepúlveda  Isabel Goic  Pamela Pinilla Burgos  Susana Celis Ramírez  Jocelyn Astudillo Gándara  Dafne Moncada  Nancy Mancilla  Andrés Bravo Cema  Carola  Leiva Silva  Sebastián Pérez Lizana  Paula Herrera Flores  Elda  Jara Pacheco  Carolina Gómez Caro  Viviana Palemino  Katherine Carvajal 

Antofagasta Antofagasta Antofagasta Atacama Atacama Atacama Atacama Atacama Coquimbo Coquimbo Coquimbo Coquimbo Coquimbo Coquimbo Valparaíso Valparaíso Valparaíso Valparaíso Valparaíso Valparaíso Valparaíso Valparaíso O´Higgins O´Higgins O´Higgins O´Higgins O´Higgins O´Higgins O´Higgins O´Higgins Maule Maule Maule Maule Maule Maule Maule Maule Biobío Biobío Biobío Biobío Biobío Biobío Biobío Biobío

5


Cristina Arias  Alejandra Fuentes  Germán Gautier Vergara  María Jesús Montero Kaiser  Jessica Sandoval  Cristián Sepúlveda Márquez  Laura Vargas  Carolina Negrón Marambio  Isabel Lorca Califueque  Michelle Mallet Auger  Elvia Carabante Uribe  Paloma Fernández Pérez  Paola  Ordenes Tureo  Solange  Queirolo Muñoz  Cristián  Aguilar Ruiz   Vicky Estrada Cuevas  Raúl Henríquez Genotti   Katerina Molina Allende  Carolina Espinoza Becerra  Sara Sophia Cecchetto  Soledad Inzunza Barra  Katherine  Araya Hurtado  Pedro Quezada Molina  Margarita Retamal   Gabriela  Herrera Barría  Alejandra Ruiz Rodolph  Vania  Soto Soto  José Miguel Velásquez Martínez Pilar  Avendaño  Felipe Andrés Bertin  Flavia  Bustos  Montserrat Figueroa  Bárbara Teresa Fuentealba  Paula Cecilia García  Judicta Marinkovic  Ariel Ernesto Martínez  Pía Fernanda Pizarro  Marjorie Carolina Soto  Romina Soledad Soto  Gastón Alfonso Zepeda  Carolina Soto 

Araucanía Araucanía Araucanía Araucanía Araucanía Araucanía Araucanía Araucanía Araucanía Los Ríos Los Ríos Los Ríos Los Ríos Los Ríos Los Ríos Los Lagos Los Lagos  Los Lagos Los Lagos Los Lagos Aysén Aysén Aysén Aysén Aysén Magallanes Magallanes Magallanes Metropolitana Metropolitana Metropolitana Metropolitana Metropolitana Metropolitana Metropolitana Metropolitana Metropolitana Metropolitana Metropolitana Metropolitana Metropolitana

     

6


Además  de  los  profesionales,  participaron  de  esta  actividad  Jefes  Territoriales  y  Directores  Regionales  de  la  Fundación  Superación  de  la  Pobreza,  vinculados  a  las  intervenciones  SERVICIO  PAÍS  Cultura.  En  la  tabla  que  se  presenta  a  continuación  se  identifica  cada  uno  de  ellos:   Profesional  Edwin Briceño  Mónica Escobar Munizaga  Lizza Aravena Briceño  Hugo Castillo Álvarez  Yessica Vera López  Carolina  Ayala Araya  Karla Díaz  Ana Zepeda  Carlos Silva  María Paz Rengifo   Mariela Pérez  Guillermo Rivera Doris Gutiérrez  Lina Bedoya  Héctor Morales  Diego Pérez  Patricio Uribe Ibáñez   Rodrigo Olivares Larraín  Verónica Yuretic Pérez  Cristián Riquelme Godoy  Rodrigo Toro Toro  Felipe Petit  Hugo Inostroza Tapia   Juan Carlos Silva  Carmen Añazco  Ricardo  Villalobos Wevar  Irina Morend Valdebenito  Claudia  Gómez Nome  Rodrigo Rivas Robledano  Carola Tapia Caballero  Alejandra González  Deicy Delgado  Fernanda Alvarado  Marcela Escobar  Cristopher Valdés 

Región  Arica‐Parinacota y Tarapacá Tarapacá Antofagasta Antofagasta Atacama Atacama Coquimbo Coquimbo Valparaíso Valparaíso Valparaíso Valparaíso O´Higgins O´Higgins O´Higgins O´Higgins Maule Maule Biobío Biobío Biobío Araucanía Araucanía Los Ríos y Los Lagos Los Ríos Aysén Aysén Aysén Magallanes Magallanes Metropolitana Metropolitana Metropolitana Metropolitana Metropolitana

Cargo Director Regional  Jefe Territorial  Directora Regional   Jefe Territorial  Directora Regional  Jefe Territorial  Directora Regional  Jefe Territorial  Director Regional  Jefe Territorial  Jefe Territorial  Jefe Territorial  Director Regional  Jefe Territorial  Jefe Territorial  Jefe Territorial  Director Regional  Jefe Territorial   Directora Regional   Jefe Territorial   Jefe Territorial   Director Regional  Jefe Territorial  Director Regional  Jefe Territorial   Jefe Territorial  Directora Regional  Jefe Territorial  Director Regional  Jefe Territorial  Directora Regional   Jefe Territorial  Jefe Territorial  Jefe Territorial  Jefe Territorial 

     

7


También participaron de esta actividad, las contrapartes institucionales del Consejo Nacional  de la Cultura y las Artes y los Coordinadores del Programa Nacional de Fomento al Desarrollo  Cultural Local en los CRCA, según se detalla en la siguiente tabla:    Profesional  Jorge Rojas Goldsack  David Donoso Ahumada  Carolina Spencer Zamora 

Región  Nivel central Nivel central Nivel central

María Fernanda Castillo Ruiz  Rocío Douglas González  Andrea Silva Bravo  Manuel Guerra Castillo  Damariz Gallardo Allende  Maritza López  Mijail Poblete  Jorge Mandiola  Katty Rocco  Víctor Ramos  Carolina Arce  Jorge González  Diego Navarrete  Rosa María Romero  Daisy Retamal  Silvana Ayala  Myriam Cárdenas  Silvana Fuentes  Pablo Navarro  Irma Patiño 

Nivel central Nivel central Nivel central Nivel central Nivel central Nivel central Arica‐Parinacota Tarapacá Antofagasta Coquimbo Valparaíso R. Metropolitana O´Higgins Maule Biobío Araucanía Los Ríos Los Lagos Aysén Magallanes

Cargo Jefe Departamento Ciudadanía y Cultura Jefe Sección Comunidad y Territorio  Coordinadora Nacional Fomento al  Desarrollo Cultural Local  Coordinadora Programación Artística  Encargada Itinerancias Artísticas  Macrozonal Programa  Formación Programa  Formación Programa  Encargada Administrativa Programa   Coordinador Programa CRCA  Coordinador Programa CRCA  Coordinador Programa CRCA Coordinador Programa CRCA Coordinador Programa CRCA Coordinador Programa CRCA Coordinador Programa CRCA Coordinador Programa CRCA Coordinador Programa CRCA Coordinador Programa CRCA Coordinador Programa CRCA Coordinador Programa CRCA Coordinador Programa CRCA Coordinador Programa CRCA

 

 

8


III. Marco conceptual: “Cultura y superación de la pobreza”    Este  espacio  tuvo  por  objetivo  reconstruir  y  relevar  los  fundamentos  conceptuales  y  los  sentidos que sustentan las intervenciones del programa SERVICIO PAÍS en el ámbito cultura, a  través de una exposición que presentó la mirada multidimensional del fenómeno de la pobreza  que sostiene la Fundación, y una conceptualización de la cultura como una dimensión esencial  en el desarrollo de las personas y en los procesos de superación de la pobreza.  La  exposición  estuvo  a  cargo  de  Leonardo  Moreno,  abogado  y  director  ejecutivo  de  la  Fundación  Superación  de  la  Pobreza,  quien  ha  dedicado  parte  importante  de  su  trayectoria  profesional  al  trabajo  en  la  Fundación,  materializando  propuestas  públicas  de  largo  aliento  para  el  desarrollo  del  país.  A  continuación  se  presentan  los  principales  elementos  de  la  exposición y del diálogo generado con los participantes. 

La pobreza: consideraciones para la comprensión del fenómeno    La  pobreza  debe  abordarse  como  una  situación  y  no  un  estado  permanente  e  imposible  de  cambiar.  La  pregunta,  por  tanto,  es  ¿cómo  trabajar  para  que  ese  estado  de  las  cosas  se  modifique?     Para  partir  es  necesario  indicar  que  el  concepto  de  pobreza  es  impreciso  y,  en  general,  no  existe  un  acuerdo  con  una  única  definición,  lo  cual  tiene  que  ver  con  que  nunca  se  abarcan  todas  las  aristas  de  la  pobreza.  Se  sabe  que  la  pobreza  es  relativa.  Dependiendo  del  lugar  donde  se  desarrolle,  la  época  en  que  la  miremos,  el  contexto  cultural  y  otras  condiciones,   habrá distintas percepciones de lo qué es o no es la pobreza.    Bajo el enfoque clásico, la pobreza es definida como el estado en que las personas no tienen  satisfechas  sus  necesidades  básicas.  Frente  a  esto  surge  la  interrogante:  ¿cuáles  son  las  necesidades básicas?    El enfoque de necesidades desarrollado en el texto “Desarrollo a Escala Humana” de Manfred  Max‐Neef,  no  se  basa  sólo  en  el  tener,  lo  que  implica  desmarcase  del  concepto  clásico  de  pobreza.     Como  es  de  conocimiento  general,  en  Chile  utilizamos  un  indicador  sintético,  basado  en  el  ingreso, para medir la pobreza. El supuesto de esta forma de medición es que con dinero se  tiene acceso a bienes y servicios que son traducibles en bienestar. Esta perspectiva centra la  identificación del ingreso en el tener, por lo cual actualmente se cuestiona su suficiencia.     Por  otra  parte,  el  enfoque  de  capacidades,  desarrollado  por  Amartya  Sen,  tiene  una  mirada  más filosófica de la pobreza. Desde esta perspectiva, se identifica como tal cuando existe un  débil  desarrollo  de  las  capacidades  de  las  personas,  lo  que  a  su  vez  las  lleva  a  tener  menos  libertad para escoger. Si una persona no tiene educación suficiente, acceso a la salud, entre un  amplio repertorio de otros elementos, será difícil que pueda elegir con libertad. Es importante 

9


que el enfoque de capacidades se asocie con el Índice de Desarrollo Humano, compuesto por  salud y educación.    Desde otra perspectiva, se puede observar el enfoque de derechos como el más novedoso de  todos. Podría decirse que engloba los dos anteriores y tiene una mirada integral del bienestar.  Este  enfoque,  además,  plantea  que  a  las  personas  en  situación  de  pobreza  se  les  están  vulnerando sus derechos sociales y culturales. En este marco, la cultura, su acceso y expresión,  se entiende como un derecho, mediante lo cual es posible superar la tensión constante entre  el derecho y la multiculturalidad.    Junto con estos enfoques  de definición del  fenómeno, existen otras teorías que explican por  qué se mantiene y no se supera. A continuación se definen cada uno de ellos:    La teoría de capitales dice que la persona sigue siendo “pobre” porque carece de los capitales  necesarios  para  superar  esa  situación.  Estos  capitales  son  tres:  capital  humano  (educación  y  salud), social (el vínculo entre las personas) y capital físico (los medios para llevar adelante un  emprendimiento).     Otro  es  el  enfoque  de  vulnerabilidad,  el  cual  da  cuenta  de  la  posibilidad  de  las  personas  de  caer en pobreza; y el enfoque de exclusión social, que se refiere a la pobreza como el proceso  de ruptura de los vínculos de las personas con la sociedad.    La pobreza requiere de mucho tiempo para llegar a establecer una superación sustentable en  el tiempo. Por lo mismo, las políticas basadas en transferencias monetarias, en muchos casos,  atentan justamente contra la sustentabilidad de ese proceso de superación de pobreza.     Ya sea en el individuo, la familia o la comunidad, el ser, el estar, el tener y el hacer se están  viviendo  de  manera  distinta  cuando  las  personas  están  en  situación  de  pobreza.  En  alguna  medida, cada una de estas categorías está siendo afectada.     

La cultura y su relación con la superación de la pobreza    En la declaración de derechos culturales, se entiende la cultura como “el conjunto de valores,  creencias, tradiciones, convicciones, idiomas, artes y modos de vida, mediante los cuales una  persona o grupo expresa su humanidad y los significados que da a su desarrollo”.    Considerando  los  elementos  conceptuales  revisados  se  puede  comprender  la  idea  de  superación de la pobreza y su vinculación con la cultura.     En  relación  al  enfoque  de  capacidades,  la  cultura  permite  el  despliegue  de  capacidades  y  conocimientos  que  serán  útiles  para  el  desarrollo  de  la  persona  y,  con  ello,  para  afrontar  adversidades. Además, la cultura es un medio y un fin en sí mismo; permite crear y desarrollar  capitales humanos, sociales y físicos; permite enfrentar siniestros y favorece la inclusión social,  que es el hecho de reconocer la diversidad del otro. 

10


Desde la perspectiva de necesidades, la cultura satisface las necesidades de libertad, creación,  afecto,  entre  otras.  La  cultura  ayuda  a  vivir  y  a  disfrutar  el  propio  contexto  en  el  cual  se  desarrolla  la  persona,  aprender  y  comprender  el  entorno  en  el  cual  nos  movemos.  También  ayuda a trabajar y crear, a vincularse consigo mismo y con otros miembros de la comunidad.     En relación al enfoque de capitales, se debe entender que el concepto de capital humano va  más allá de la instrucción en la educación, por ejemplo. El capital social, a su vez, comprende el  fortalecimiento  de  redes,  reciprocidad  y  confianza.  De  hecho,  un  vehículo  privilegiado  para  desarrollar  capital  social  es  justamente  la  cultura.  Asimismo,  el  capital  financiero  es  el  que  permitiría desarrollar la actividad de producción cultural.    En  relación  a  la  perspectiva  de  la  inclusión  social,  cabe  mencionar  que  abordar  el  multiculturalismo es una tarea pendiente para las políticas de Estado. El derecho a la expresión  está presente como un derecho de primera generación. Sin embargo, no se puede separar este  derecho  del  derecho  a  la  expresión  cultural,  ya  que  los  derechos  se  articulan  según  un  principio de integralidad.    Respecto a las cuatro categorías que se ven afectadas en las personas en situación de pobreza  (ser, estar, tener y hacer), la Fundación hizo tiempo atrás un estudio cualitativo en el que se  consultó acerca de cómo las personas se veían en cada una de estas categorías en el pasado y  en el presente.    En  el  caso  del  ser,  las  personas  sentían  que  debían  involucrar  mucho  sacrificio  en  salir  adelante, se tenía poco, pero se sentían bien educados. Hoy en cambio, las personas sienten  que existe un menor reconocimiento y se perciben socialmente “invisibles”.    Para  el  estar,  las  personas  sentían  que  en  el  pasado  estaban  más  solos  ante  el  Estado.  Eran  explotados  por  otros,  pero  había  una  gran  seguridad  entre  los  suyos,  lo  que  demostraba  un  mayor  capital  social.  Hoy  las  personas  sienten  un  mayor  maltrato,  a  pesar  de  percibir  una  mayor presencia del Estado.    Respecto al tener, las personas sentían que en el pasado carecían de elementos básicos. Hoy  perciben  que  tienen  más,  pero  que  eso  va  acompañado  de  una  mayor  inseguridad  y  mayor  endeudamiento.    En el caso del hacer, las personas sienten que antes el trabajo tenía un valor inculcado desde  que eran pequeños y había que luchar por sobrevivir. Hoy, las personas tienen la sensación de  estar en trabajos inestables y eso los lleva a sentirse impotentes frente  a lo que pueden o no  hacer.    En  este  sentido,  las  propuestas  de  la  Fundación  apuestan  por  desarrollar  un  enfoque  promocional‐integral  para  superar  la  pobreza  y  contraer  alianzas  con  otras  instituciones.El  programa  SERVICIO  PAÍS  ejemplifica  la  mirada  promocional,  porque  uno  de  sus  objetivos  es  crear  capacidades  en  las  personas  en  situación  de  pobreza.  Trabajar  con  el  enfoque 

11


promocional significa identificar recursos en el amplio sentido de la palabra, tanto en personas  como en sus familias y comunidades.    Los profesionales SERVICIO PAÍS deben acercar las oportunidades y activar las habilidades del  otro,  a  partir  de  una  relación  simétrica,  viendo  al  otro  como  un  igual.  De  acuerdo  a  esta  perspectiva, el trabajo en cultura favorece la promoción de los recursos. Por este motivo, si se  establece  la  cultura  como  el  eje  central  de  una  estrategia  en  superación  de  pobreza,  eso  permitirá reconocer y promocionar las capacidades desde la diversidad del otro.    No  puede  existir  una  política  pública  con  enfoque  de  derechos,  si  no  es  ni  adaptada  ni  adaptable con un determinado contexto cultural.    Respecto  a  las  orientaciones  transversales  de  la  Fundación  en  su  intervención  a  través  de  SERVICIO  PAÍS,  está  el  motivar  el  disfrute  hacia  el  propio  patrimonio  cultural,  mantener  una  conducta de respeto hacia otras comunidades, favorecer el acceso a las distintas comunidades,  al capital cultural de la sociedad y sus diversas expresiones. Además, también se busca ampliar  el repertorio de opciones y modo de expresiones culturales.     Algo importante a considerar es el no ser obligado a asimilar una identidad cultural contra la  voluntad  de las  personas.  Así  también,  el  apoyo  en el  ejercicio de libertad para desarrollar  y  compartir conocimientos, expresiones culturales y también para emprender a partir de esto.    Debe  existir  un  sentido  de  alianza  y  complementariedad  con  el  Consejo  de  la  Cultura  y  las  Artes,  y con  otras  instituciones  aliadas  que  apoyen  nuestras  intervenciones,  lo cual debe  ser  replicado entre la sociedad civil y los privados.    En un plano más local, se debe tener en cuenta que en los municipios se juega un papel muy  importante  para  lograr  alianzas entre  el  Consejo  de la  Cultura  y  las Artes,  la Fundación  y los  profesionales SERVICIO PAÍS.      SERVICIO PAÍS y superación de la pobreza    El  expositor  rescata  el  valor  de  las  mesas  técnicas,  resaltando  que  esta  actividad  es  muy  importante  para  la  Fundación  ya  que  enmarca  lo  que  significan  las  experiencias  de  intervención en la opinión de los mismos profesionales SERVICIO PAÍS.    Señala  que  existen  distintas  formas  de  evaluar  un  proyecto  o  política  pública.  Por  un  lado,  existe una evaluación de resultados y otra de gestión, que son las que normalmente se hacen.  Sin  embargo,  existe  una  deuda  con  la  evaluación  de  los  proyectos  y  las  políticas  en  la  comunidad,  sin  embargo,  existen  programas  en  curso  para  abordar  esta  carencia.  Asimismo,  otra  deuda  apunta  a  las  evaluaciones  cualitativas.  En  Chile  existe  una  gran  inclinación  por  realizar una serie de evaluaciones cuantitativas, dejando de lado las otras.   

12


No  ha  existido  un  correlato  entre  la  cultura  y  el  desarrollo  económico,  y  esto  se  puede  evidenciar  al  observar  que  los  derechos  culturales  no  están  al  mismo  nivel  de  avance  que  otros, así tampoco hay políticas de este tipo con enfoque de derecho.    Para  el  expositor,  no  se  puede  entender  pobreza  si  no  la  asociamos  a  preguntarnos  cómo  superar la desigualdad, porque la pobreza siempre tiene un elemento redistributivo. Se debe  tener claro que para trabajar la cultura, desde un enfoque de derechos, se debe concebir que  esto va más allá de un concepto como ciudadanía. Por ejemplo, si se da el caso de un colectivo  de trabajadoras peruanas, probablemente ellas aún no tengan la ciudadanía, pero no por eso  pueden quedar excluidas de nuestro trabajo si es que presentan condiciones de vulnerabilidad.  La  vinculación  entre  migración  y  pobreza  es  un  tema  emergente,  dada  la  cantidad  de  situaciones  de  desigualdad  y  pobreza  que  atraviesan  las  colectividades  de  migrantes  e  inmigrantes.    Al cierre, el expositor planteó que la opinión de la Fundación respecto al Ingreso Ético Familiar  es  que  puede  ayudar  a  arreglar  el  funcionamiento  básico  de  las  personas,  por  el  dinero  que  involucra. Pero se debe prestar a atención a que el eje o centro de las políticas públicas no sólo  sea  el  concepto  del  tener,  dejando  de  lado  el  resto  de  categorías  existenciales  (ser,  estar,  hacer).    Diálogo con los participantes    Al finalizar la intervención, surgieron algunas preguntas al expositor. Por un lado, se realizaron  consultas  acerca  de  la  evaluación  efectiva  de  las  políticas  públicas  en  el  tiempo  y  de  qué  manera  podía  evidenciarse  el  funcionamiento  de  éstas  en  la  comunidad  donde  se  implementan. Se consultó además acerca de la lectura de la Fundación respecto al momento  sociopolítico que se está viviendo y la visión acerca de las desigualdades en la sociedad chilena.  Respecto a temas más específicos, se consultó acerca de cómo se puede hacer para aterrizar  las políticas públicas a las realidades vividas por comunidades rurales.    

13


IV. Análisis y reflexión en talleres de trabajo: expresiones territoriales de  las intervenciones SERVICIO PAÍS en el ámbito de cultura  Este espacio es central en el desarrollo de la mesa técnica en la medida en que permite poner  en discusión las diferentes experiencias de los/as profesionales SERVICIO PAÍS, otorgando una  instancia  de  diálogo  sobre  temas  específicos  pero  sustantivos  en  el  desarrollo  de  sus  intervenciones.   En  términos  metodológicos,  se  realizaron  seis  talleres  de  trabajo  simultáneos,  cada  uno  asociado  a  una  temática  relevante  para  el  ámbito,  en  los  que  se  presentaron  ponencias  preparadas  por  los  profesionales  SERVICIO  PAÍS  para  promover  la  discusión  con  los  participantes. Cada taller estuvo conformado por aproximadamente 15 profesionales SERVICIO  PAÍS, fue conducido y moderado por un miembro del equipo técnico de SERVICIO PAÍS, y contó  con la presencia de un experto externo que diera su mirada sobre la temática y comentara las  exposiciones de los equipos, además de la presencia de contrapartes del Consejo Nacional de  la Cultura y las Artes.  Cabe señalar que los expertos y participantes han manifestado la relevancia y gratitud por la  instancia, en la medida en que permite potenciar la vinculación interna, rescatando el valor de  cada equipo y potenciando la formación de redes de trabajo entre los profesionales SERVICIO  PAÍS.    Los seis talleres realizados fueron:  

 

14


Taller N°1: Participación y construcción de ciudadanía  Este taller estuvo centrado en analizar el desarrollo artístico y cultural local como dinamizador  de espacios de participación, empoderamiento y construcción de ciudadanía.   Según señalan los participantes del taller, la participación es uno de los temas centrales para el  éxito  de  las  intervenciones  en  el  ámbito  de  cultura  y  para  el  desarrollo  de  expresiones  artísticas  locales.  En  este  sentido,  en  el  taller  se  dialogó  respecto  a  la  promoción  de  la  participación en las intervenciones SERVICIO PAÍS, abordando la interrogante de cómo instalar  procesos  participativos  en  los  barrios  y  localidades  donde  se  implementa  el  programa.  La  discusión del taller puede sintetizarse en cinco ejes:    1. Necesidad  de  realizar  una  revisión  de  la  noción  de  participación:  se  planteó  que  existe  una  fantasía que sostiene que “vamos a llegar a un territorio y la gente va a estar esperando, que  existirían  grupos  grandes  para  hacer  talleres”.  Sin  embargo,  la  realidad  pone  en  evidencia  la  inexistencia  de  una  única  receta  y  un  único  formato  para  el  desarrollo  de  instancias  de  participación. Por este motivo, se planteó la urgencia de conformar una definición de la noción  de  participación  basada  en  la  realidad  local,  otorgándole  realismo  y  contenido  específico,  en  función de las características del contexto. Esto debe ser un aspecto central en el proceso de  traspaso a los profesionales del próximo ciclo. Asimismo, se agregó que una vez que existe un  abordaje  de  la  participación  de  carácter  local,  es  necesario  instalar  que  los  procesos  de  participación  son  de  largo  aliento  y,  por  tanto,  se  debe  establecer  que  parte  importante  del  trabajo debe estar orientado hacia lograr ello más allá del año de intervención.    2. Ampliar la participación hacia más actores: se agregó que en el territorio donde se realizan las  intervenciones  hay  distintos  actores,  cada  uno  de  los  cuales  se  tiene  que  considerar  en  el  proceso  de  participación.  Entre  estos  es  relevante  generar  confianzas  e  involucrarlos  en  las 

15


decisiones que se van tomando, siendo otra arista relevante de la participación. Junto con lo  anterior, uno de los principales desafíos corresponde a cómo ir más allá de las organizaciones  ya  consolidadas,  incluyendo  a  otros  liderazgos  emergentes  que  permitan  completar  el  acercamiento al mapa de actores que componen el tejido social de la localidad donde se está  realizando la intervención.     3. Adaptabilidad y pertinencia local de los procesos y metodologías participativas: como ejemplo  se  planteó  que  las  capacitaciones  que  se  hicieron  en  las  escuelas  de  líderes  tenían  metodologías que, en algunos casos, no eran las más adecuadas a la realidad que se vive en los  territorios y de la gente que los compone, sea porque suponían un mayor nivel de participación  instalado  o  un  mayor  nivel  de  aprendizaje  por  parte  de  los  actores  locales  que  fueron  convocados. No obstante, en esas capacitaciones sí hay una relación de interacción valiosa que  permite  avanzar  en  el  proceso  de  fortalecimiento  de  las  instancias  de  participación  a  nivel  local.  “Ellos,  finalmente,  cuando  termina  el  programa,  son  los  motivadores  y  tienen  esa  capacidad  de  motivar  a  sus  vecinos,  a  sus  amigos  y  continuar  con  el  trabajo  que  se  está  desarrollando” (profesional SERVICIO PAÍS Taller N°1).    4. Importancia  del  municipio  como  actor  local  clave  en  las  intervenciones  SERVICIO  PAÍS:  las  intervenciones  SERVICIO  PAÍS  deben  ser  reconocidas  por  darle  importancia  a  lo  local,  al  municipio en sí mismo y a sus actores. Se menciona como ejemplo emblemático el caso de la  comuna  de  María  Pinto,  en  donde  la  intervención  SERVICIO  PAÍS  se  ha  desarrollado  por  tres  años  y  ha  involucrado  directamente  al  municipio,  bajo  la  figura  del  alcalde  como  un  actor  profundamente  comprometido.  “Pucha  que  ayuda  cuando  el  alcalde  se  compromete  para  el  desarrollo  de  este  tipo  de  actividades.  Es  un  alcalde  que,  como  ustedes  deben  conocer  bien,  encabeza  una  comuna  rural,  cuya  población  está  dispersa  en  el  territorio  mismo  de  la  comuna.  Por  lo  tanto,  la  gente  cuando  nosotros  llegábamos  a  hacer  una  actividad  ‐bajo  el  apoyo de la PMR, bajo el apoyo del Consejo de la Cultura‐ desarrollábamos una actividad muy  potente porque el alcalde nos va a buscar los chicos que viven en los cerros de María Pinto, los  lleva, nos apoya con la convocatoria” (profesional SERVICIO PAÍS Taller N°1).     5. Sustentabilidad  de  las  intervenciones:  ¿cómo  se  pueden  desarrollar  estrategias  para  continuar con el trabajo instalado en las localidades? Se consideró que el actor municipal  es importante, por lo que es necesario lograr que en los municipios queden instauradas las  actividades del programa y, con ello, generar una discusión sobre las metodologías que se  pueden utilizar para seguir trabajando. Junto con lo anterior, es relevante considerar que  otro de los ejes para la sustentabilidad de estos procesos refiere a la experiencia personal  de  las  personas  involucradas.  “Yo  como  vecino,  como  habitante,  tuve  la  experiencia  de  poder vivir alguna actividad artística o de poder haber desarrollado algún talento y voy a  querer  continuar  posteriormente  en  virtud  de  la  experiencia.  Conocí  algo  que  antes  no  había  visto.  Y  eso  hace  que  se  siga  formando  una  motivación  personal  para  poder  continuar en el territorio” (profesional SERVICIO PAÍS Taller N°1).           

16


Taller N°1: Participación y construcción de ciudadanía Moderador 

Invitado Externo 

Ponencias 

Guillermo Rivera Jefe  Territorial  Fundación  Superación  de  la  Pobreza,  Región  de  Valparaíso.  Felipe Mella Morales Director  ejecutivo  de  Balmaceda  Arte  Joven  y  vicepresidente  de  la  Asociación  de  Administradores  y  Gestores  Culturales  de  Chile  (ADCULTURA).  Es  gestor  cultural  y  tiene  amplia  experiencia  como  asesor  en  gestión  y  políticas  culturales,  en  entidades  públicas  y  privadas.  Región de los Ríos, Panguipulli.  Profesionales SERVICIO PAÍS: Michele Mallet y Elvia Carabante.  Región de la Araucanía, Gorbea.    Profesionales SERVICIO PAÍS:  Carolina Negrón y Laura Vargas 

Objetivo del taller 

Analizar el desarrollo artístico y cultural local como dinamizador de  espacios  de  participación,  empoderamiento  y  construcción  de  ciudadanía.  

Principales ejes de la discusión 

‐ Noción local de la participación. ‐ Generación de confianzas entre los actores locales.  ‐ Incorporación de los actores locales en la discusión.  ‐ Sustentabilidad de las intervenciones. 

17


Taller N°2: Identidad, patrimonio cultural y pertinencia local  En  este  taller  se  hizo  referencia  al  reconocimiento  y  puesta  en  valor  del  patrimonio  tangible e intangible de las localidades. Se trataron tres temas centrales:  1. Diversidad del contexto en que se desarrollan las intervenciones: dadas las características del  territorio  en  Chile,  existe  una  gran  diversidad  de  costumbres,  acciones,  formas  de  relacionamiento y otros factores, que demandan a los profesionales acciones específicas que  deben ejecutar y que no siempre están contempladas en el diseño del programa. Esta “bajada”  a  lo  local  constituye  una  condición  necesaria  para  el  adecuado  proceso  de  desarrollo  de  las  intervenciones.    2. Pertinencia  local:  los  temas  de  identidad  y  de  patrimonio  demandan  de  los  profesionales  SERVICIO  PAÍS  la  capacidad  para  llegar  a  las  comunidades  con  una  forma  adecuada  y  pertinente  de  expresarse,  de  levantar  los  aprendizajes  y  demandas  instaladas  en  los  lugares  donde  se  realizará  la  intervención.  Además,  los  procesos  de  instalación  y  diseño  de  las  intervenciones  demandan  un  profundo  conocimiento  de  las  especificidades  del  territorio.  La  noción de identidad y patrimonio es bastante diversa para todos los participantes. Frente ello,  se considera necesario generar procesos de formación específica a los profesionales de Cultura  en temáticas que permitan nivelar algunos conceptos que deben ser manejados por todos, de  modo que les permitan ejecutar acciones más pertinentes en el territorio. “El programa como  tal demanda conocimientos específicos por parte de los profesionales que están en terreno. Eso  no  quiere  decir  que  necesitemos  que  los  profesionales  que  salgan  a  terreno  sean  específicamente  del  área  y  de  ahí  no  se  puedan  mover.  Pero  lo  que  sí  podemos  hacer  como  Fundación es brindarles el mismo concepto y brindar espacio donde esos procesos de formación  puedan  estar  de  una  manera  más  pertinente  desde  el  momento  uno  en  que  se  empieza  la  generación” (profesional SERVICIO PAÍS Taller n°2).    3. Diversidad  de  gobiernos  locales:  en  los  gobiernos  locales,  existen  distintos  niveles  de  empoderamiento  en  temáticas  culturales.  Esto  hace  que  el  trabajo  para  los  profesionales  se  haga  más  complejo,  ya  que  en  algunos  casos  las  acciones  orientadas  a  articular  a  las  comunidades  con  otras  redes  están  obstaculizadas  por  un  estancamiento  de  las  capacidades  instaladas a nivel municipal. Este es un trabajo primigenio que debe realizar el profesional, es  decir,  avanzar  en  la  identificación  de  instancias  potenciales  para  desarrollar  un  trabajo  de  fortalecimiento de la gestión territorial en la institucionalidad local. De este modo, es posible  avanzar  en  una  noción  de  cultura  que  sea  sostenible  en  el  tiempo  y,  además,  sea  adecuada  para las particularidades del territorio trabajado.      

18


Taller N°2: Identidad, patrimonio cultural y pertinencia local Moderadora 

Lina  Bedoya,  Jefe  Territorial  Fundación  Superación  de  la  Pobreza, Región de O´Higgins 

 Invitado Externo   

Christian  Báez,  Licenciado  en  Historia  y  Estética  de  la  Pontificia 

Ponencias 

Región de Coquimbo, Río Hurtado: profesionales SERVICIO PAÍS  Ángela Bertoni e Isabel González. 

Universidad  Católica  de  Chile,  Magíster  en  Historia  de  América  de  la  Universidad  de  Santiago  de  Chile  y  Doctor  en  Historia  de  la  Pontificia  Universidad  Católica  de  Chile.  Se  ha  desempeñado  como  docente  e  investigador,  y  destacan  sus  trabajos  documentales  y  de  rescate  e  investigación fotográfica patrimonial. 

Región  Tarapacá,  Camiña:  profesionales  SERVICIO  PAÍS  Judit  Lara  Espinoza – Jorge Pavés  Objetivo del taller 

Analizar el reconocimiento y puesta en valor del patrimonio tangible  e intangible de las localidades, constituyéndose en nuclear para las   intervenciones.  

Principales ejes de la discusión 

‐ Reconocimiento de las identidades como recursos para mejorar el  bienestar.  ‐ Levantamiento de necesidades a través de acciones pertinentes  para el territorio.  ‐  Gobiernos  locales  vinculados  con  el  desarrollo  cultural  a  nivel  local. 

19


Taller N°3: Gestión cultural local   En este taller se reflexionó acerca de los procesos impulsados para potenciar el desarrollo y la  expresión  de  los  liderazgos  y  la  capacidad  de  gestión  y  emprendimiento  de  la  comunidad  artística y cultural organizada dentro del territorio. La discusión del taller se focaliza en cuatro  elementos:     1. Diversidad de contextos para la gestión cultural: la gestión cultural local se instala dentro de un  escenario  que,  dado  el  enfoque  territorial,  está  marcado  por  la  diversidad.  Es  decir,  tanto  la  institucionalidad como las comunidades son muy diversas y, por lo tanto, las formas de gestión  cultural  también  lo  son.  Esto  implica  que  en  las  contrapartes  pueda  existir  la  motivación,  el  interés o no interés de trabajar la gestión cultural desde la institucionalidad.    2. La gestión cultural debe visibilizar y activar los recursos: los profesionales SERVICIO PAÍS juegan  un  rol  muy  importante  en  el  reconocimiento  y  movilización  de  recursos  locales,  particularmente se destaca como relevante valorar los liderazgos existentes en el territorio. “Es  el  estar  y  constantemente  ir  con  la  comunidad,  ir  con  los  líderes  identificando  la  entrega  de  capacidades. Y, por otro lado, es muy importante también la suma de nuevos compromisos, es  decir, fortalecer en el fondo las redes, aportar a la gestión cultural a través de la identificación   de recursos locales” (profesional SERVICIO PAÍS Taller N°3).    3. El profesional instituido como gestor cultural es un gran aporte para potenciar la organización  activa  de  las  comunidades:  se  señala  la  importancia  de  articularse  en  el  territorio  con  comunidades  organizadas  y  no  organizadas.  Los  profesionales  SERVICIO  PAÍS  a  través  del  programa,  fortalecen  las  organizaciones  locales,  visibilizan  y  fortalecen  redes,  fomentan  la  asociatividad  y,  sobre  todo,  identifican  recursos  locales.  “El  profesional  es  un  articulador,  avanza  en  generar  vínculos  o  sanear  algunos  que  están  presentes  en  el  territorio  pero  que  pueden  estar  dañados,  ya  sea  que  estén  en  la  institucionalidad  o  comunidad.  Pero  también  logra articular los vínculos entre las mismas comunidades organizadas, es decir, en la línea de  poder generar un capital que permita la asociatividad” (Profesional SERVICIO PAÍS Taller N°3).    4. El  proceso  de  traspaso  de  la  intervención  como  un  aspecto  sustantivo  de  la  labor  del  profesional SERVICIO PAÍS: para los participantes del taller el proceso de llegada de los nuevos  profesionales  debe  ser  dedicado  a  entregar  una  versión  acotada  y  formal  de  las  particularidades  del  contexto  de  intervención.  De  este  modo,  será  posible  mantener  las  oportunidades  desarrolladas  y  dejar  instalados  los  desafíos  que  restan  por  superar.  En  este  proceso se debe indicar que la cultura la realiza y la vive la comunidad.                  

20


Taller N°3: Gestión cultural local  Moderadora   

Carolina Ayala,  Jefe Territorial Fundación Superación de la Pobreza, Región de Atacama 

Invitado Externo   

Jorge Moreno, Jefe de Unidad de Gestión Cultural del Consejo Nacional de  la Cultura y las Artes y coordinador del proyecto “Un Centro Cultural Cada  50  mil  habitantes”  del  CNCA.  Es  gestor  cultural  de  la  Royal  College  of  London, Licenciado en Historia de la Pontificia Universidad Católica de Chile,  Licenciado  en  Estética  de  la  misma  universidad  y  actualmente  candidato  a  Magíster en Teoría e Historia del Arte Universidad de Chile.  

Ponencias 

Atacama, Freirina: profesionales SERVICIO PAÍS Pamela Hernández y  Mónica Espinoza.  Antofagasta, María Elena: profesionales SERVICIO PAÍS Felipe Lajara  y Karina Pilquil. 

Objetivo del taller 

Analizar los procesos de desarrollo y expresión de los liderazgos y la  capacidad de gestión y emprendimiento de la comunidad artística y  cultural organizada dentro del territorio.  

Principales ejes de la discusión 

‐ Reconocimiento de la diversidad cultural local. ‐ Activar las competencias para la gestión cultural local.  ‐  El  profesional  SERVICIO  PAÍS  como  actor  en  la  gestión  cultural  local.  ‐ Reconocimiento  de  la  importancia  del proceso  de  traspaso  de  las  intervenciones y transferencia a los nuevos profesionales.  

 

21


Taller  N°4:  Creación  visibilización  y  dinamización  de  expresiones  artísticas  y  culturales locales   En  el  taller  se  abordó  el  desarrollo  del  trabajo  con  artistas,  creadores  y  cultores  locales,  la  recuperación  y  puesta  en  valor  de  expresiones  locales,  y  la  búsqueda  por  potenciar  los  intereses  y  capacidades  creativas  y  culturales  locales.  Se  hizo  referencia  a  cuatro  grandes  temas de discusión:   1. SERVICIO PAÍS Cultura como una oportunidad de mirar los procesos de desarrollo y expresión  artística  instalados  a  nivel  local:  el  diseño  del  programa  posibilita  recuperar  capacidades  y  generar oportunidades para el desarrollo de libertad en la cultura y las artes. Esta orientación  del  programa  tiene  una  gran  valía  ya  que  recupera  recursos  que  no  necesariamente  son  considerados  como  aspectos  relevantes  del  desarrollo  humano.  A  su  vez,  el  programa  está  orientado a un quehacer participativo, es decir, vinculado al reconocimiento y disposición de  las  creaciones  culturales  y  artísticas  para  el  desarrollo  local.  La  idea  participativa  de  este  programa se ha enfocado fundamentalmente en el trabajo con la comunidad y con actividades  sintetizadas  en  proyectos  culturales.  Sin  embargo,  en  el  taller  se  evidenció  que  existe  una  atención privilegiada hacia proyectos orientados al patrimonio cultural. Por ello, se consideró  que es necesario reconocer otras expresiones artísticas locales como parte de las iniciativas a  desarrollar.  “Todo  se  basó  finalmente  en  el  patrimonio  cultural,  en  el  rescate  de  nuestras  tradiciones  locales  y  con  este  paraguas  se  trabajó  en  los  distintos  lenguajes  artísticos  y  se  trataron de involucrar a lo mejor el desarrollo de, no sé, productos musicales que rescataron las  tradiciones locales. Y así en general” (profesional SERVICIO PAÍS Taller N°4).    2. Proceso en que las personas de la comunidad visibilizan y valoran sus saberes: se refiere a la  etapa de reconocimiento de los avances desarrollados a lo largo del año en las intervenciones.  Este  desafío  para  los  profesionales  requiere  de  un  reconocimiento  de  las  experiencias  de  las  personas y de una actualización de las condiciones de intervención para el próximo año. Para  los  participantes,  este  proceso  permite  generar  un  espacio  para  darle  sentido  al  trabajo  realizado.    3. Necesidad de una mayor flexibilidad en el diseño y la calendarización anual del programa: los  procesos  abordados  en  las  intervenciones  no  deben  estar  limitados  exclusivamente  a  los  grandes hitos y elementos definidos en la programación anual. De este modo, se requiere gran  coordinación  para  poder  adecuar  en  las  intervenciones  las  iniciativas  locales  con  aquellos  elementos  predefinidos,  así  como  dejar  instaladas  las  condiciones  para  la  continuidad.  “Nosotros creíamos que era  súper necesario tomar este tema y plantearlo como una necesidad  para los próximos —para el siguiente ciclo— de que haya una mayor flexibilidad en ese punto,  para que sea un poco más pertinente el trabajo” (profesional SERVICIO PAÍS Taller N°4).    4. Desarrollo de otras capacidades en los artistas y cultores locales: se señala que, si bien en las  intervenciones  se  han  fortalecido  las  capacidades  creativas  y  técnicas  específicas  (mediante  talleres  para reforzar distintos  saberes locales, tales  como tejido,  telar, etc.),  falta reforzar el  desarrollo  de  otras  capacidades  complementarias.  Falta  quizás  reforzarlo  con  otro  tipo  de  capacitaciones  que  tengan  que  ver  quizás  con  el  tema  de  generar  presupuestos,  generar  capacidades para postular a proyectos de manera independiente, entre otros. Los participantes 

22


señalan  que  si  efectivamente  el  programa  SERVICIO  PAÍS  se  hace  cargo  de  ello  permitirá  mantener su carácter promocional en el largo plazo.  

  Taller N°4: Creación visibilización y dinamización de expresiones artísticas y culturales locales  Moderador   

Ricardo  Villalobos,  Jefe  Territorial  Fundación  Superación  de  la  Pobreza, Región Aysén 

Invitado Externo 

Cristina Guerra, antropóloga Social y diplomada en Métodos Avanzados de  Investigación Social Aplicada de la Universidad Bolivariana. Gestora cultural  con vasta experiencia en conservación y promoción del patrimonio cultural  en  sus  diversas  expresiones.  Experiencia  en  investigación  y  consultoría  relativa a educación, pobreza, juventud, salud intercultural e inmigración.  

Ponencias 

Región de O´Higgins, Marchigüe: Profesional SERVICIO PAÍS Pamela  Martinovic.  Región  de  Maule,  Hualañé:  Profesionales  SERVICIO  PAÍS  Dafne  Mondaca y Nancy Mansilla 

Objetivo del taller 

Principales ejes de la discusión 

Analizar  el  desarrollo  del  trabajo  con  artistas,  creadores  y  cultores  locales; la recuperación y puesta en valor de expresiones locales; la  búsqueda  por  potenciar  los  intereses  y  las  capacidades  creativas  culturales locales.  ‐ Reconocimiento  y  puesta en valor de las creaciones culturales y  artísticas para el desarrollo local.  ‐ Valoración de los saberes y haceres locales como recursos en las  comunidades.  ‐ Rol del profesional dentro del proceso de gestión cultural. 

23


Taller N°5 Acceso a la estructura de oportunidades de bienes y servicios culturales  En este taller se abordó la ampliación de repertorios artísticos culturales y el acceso a bienes y  servicios artísticos en las localidades y barrios de intervención, como mecanismos para generar  oportunidades  para  el  desarrollo  artístico  cultural,  que  apoyen  las  expresiones  y  manifestaciones propias de los territorios. Se abordaron cuatro grandes temas al respecto:    1. Conceptualización de “acceso a la cultura y estructura de oportunidades”: se hizo una reflexión  respecto de la conceptualización que ofrece el Consejo Nacional de Cultura y las Artes. Para los  participantes,  el  proceso  de  acceso  a  la  estructura  de  oportunidades  pasa  por  avanzar  en  la  construcción  de  puentes  que  favorezcan  el  acceso  a  la  cultura  por  parte  de  los  grupos  de  individuos, considerando lo colectivo y vinculándolo con los saberes locales. Se planteó que las  comunidades, en primera instancia, deben identificar qué oportunidades existen en su propio  contexto. Este aspecto es la primera base que los profesionales tienen para empezar a trabajar.  Para ello, se debe instalar la relevancia de la participación activa. En el proceso de desarrollo  de  instancias  participativas se  requiere  la  identificación  de  hitos  en  las  convivencias  sociales.  Por  ejemplo,  se  destacan  las  ferias  costumbristas  o  los  trabajos  agrarios.  Estas  actividades  hablan  de  las  características  del  lugar  y  permiten  que  las  personas  visibilicen  recursos  en  materia de gestión cultural.     2. El municipio debe avanzar en instituirse como una unidad cultural: se plantea que sería ideal la  existencia  de  un  coordinador  cultural  que  fuera  mediador  y  puente  para  acercar  a  la  comunidad y al municipio. De este modo, la comunidad puede ser partícipe de las actividades  municipales y, a su vez, como profesional SERVICIO PAÍS se avanza en la entrega de sentido y  profundidad a las actividades que el municipio realiza. “Si bien el municipio siempre se encarga  de  actividades  culturales,  muchas  veces  son  muy  superficiales  y  apuntan  a  algo  muy  masivo.  Entonces  podemos  instaurar  una  unidad  cultural  que  le  dé  sentido  y  profundidad  a  estas  actividades culturales”  (profesional SERVICIO PAÍS Taller N°5).    3.  El programa y los profesionales deben velar para que las políticas  culturales se adecuen a la  realidad local: una de las estrategias corresponde al uso de los medios de comunicación para el  desarrollo.  Las  radios  locales  son  un  universo  de  posibilidad  mediante  el  cual  se  pueden  generar instancias valiosas para potenciar la participación. La comunicación para el desarrollo  es un ejemplo de cómo un instrumento y metodología de trabajo, puede permitir conocer las  dinámicas de la comunidad, acercar el trabajo de los profesionales a las organizaciones y a las  personas que constituyen la comunidad.    4. Relevar la importancia del capital social: específicamente se hizo referencia a que el trabajo de  los  profesionales  “capitaliza”,  “fomenta”  y  “profundiza”  el  capital  social.  Este  activo  corresponde a un elemento fundamental para avanzar en potenciar el acceso a la estructura de  oportunidades  y,  por  tanto,  se  debe  seguir  aprovechándolo.  “La  preocupación  por  el  capital  social tiene que ver con una serie de conocimientos que yo creo que se están perdiendo, que son  los proveedores  y  que  han  ido a  lo  largo de  todo  el  programa.  Esta  reflexión  guarda relación  con la necesidad de sistematización del conocimiento que han acumulado a través del tiempo  de trabajo comunitario, de trabajo territorial” (profesional SERVICIO PAÍS Taller N°5).   

24


Taller N°5 Acceso a la estructura de oportunidades de bienes y servicios culturales  Moderador   

Claudia Gómez, Jefe Territorial Fundación Superación de la Pobreza, Región Aysén 

Invitado Externo   

Víctor  Bravari,  Licenciado  en  Filosofía  y  Estética,  Doctor  (c)  en  Filosofía  de  la  PUC.  Director  de  Nodo  Ciudadano.  Investigador  en  semiótica visual y cultural. Artista‐muralista en comitivas culturales  de  los  programas  Creando  Chile  en  mi  Barrio  y  SERVICIO  PAÍS  Cultura.  Aysén,  Orquestas  Juveniles:  Profesional  SERVICIO  PAÍS  Gabriela  Herrera 

Ponencias 

Biobío,  Quilleco:  Profesionales  SERVICIO  PAÍS  Elda  Jara  y  Paula  Herrera  Objetivo del taller 

Analizar  la  ampliación  de  repertorios  artísticos  culturales  en  las  localidades  y  el  acceso  a  bienes  y  servicios  artísticos  culturales,  en  miras de generar oportunidades para el desarrollo artístico cultural,  que  apoyen  las  expresiones  y  manifestaciones  propias  de  la  localidad.   

Principales ejes de la discusión 

‐ Acceso y conexión a la estructura de oportunidades.  ‐ El municipio debe avanzar en instituirse como una unidad cultural.  ‐  Desarrollo  de  los  medios  de  comunicación  como  espacio  para  la  conexión con la estructura de oportunidades.  ‐ Fortalecer el capital social. 

25


Taller N°6: Asociatividad y redes para el desarrollo artístico y cultural local   En  este  taller  se  abordó  la  experiencia  recabada  en  los  procesos  de  asociatividad  cultural  comunitaria, a partir del trabajo con líderes culturales, artistas, cultores/as, creadores/as y/o  representantes de agrupaciones artísticas o culturales locales, quienes se organizan y articulan  en  función  del  desarrollo  artístico  y  cultural  del  barrio  y/o  localidad  en  su  conjunto.  Estos  aspectos  forman  parte  clave  de  las  reflexiones  desarrolladas  en  este  taller,  las  cuales  se  expresan a continuación:    1. Condiciones  necesarias  para  fortalecer  la  asociatividad:  se  plantea  la  tensión  existente  entre  observar  a  la  comunidad,  construir  procesos  participativos  y  abordar  la  asociatividad.  Desde  esta  perspectiva,  se  sostiene  que  existe  el  recurso  de  redes,  pero  no  necesariamente  está  ligado  a  un  proceso  de  asociatividad,  es  decir,  a  una  organización  por  un  interés  común.  También se reflexiona acerca de cómo los profesionales promueven la asociatividad para que  las comunidades accedan a la estructura de oportunidades.     2. Reconocimiento  de  los  intereses  y  las  diferencias:  la  interrogante  es  cómo  abordar  la  asociatividad  y  la  construcción  de  redes  en  comunidades  indígenas,  como  por  ejemplo,   mapuches.  Es  decir,  cómo  los  profesionales  enfrentan  el  reto  de  abordar  las  diferencias  interculturales  para  asociar  o  priorizar  asociatividad  en  estos  grupos.  Existe  una  responsabilidad  de  cómo  se  plantea  el  trabajo  con  los  distintos  grupos,  considerando  las  consecuencias  de  los  procesos  frustrados  de  asociatividad.  Por  tanto,  la  asociatividad  es  un  proceso que, para ser llevado a cabo, requiere de identificar las condiciones de posibilidad local  para su generación, sin que sea una imposición desde los profesionales. “La asociatividad es un  proceso y no un fin. Y tampoco es algo que se debe imponer a las comunidades, por tanto, ¿cuál  es la distinción de asociatividad?” (profesional SERVICIO PAÍS Taller N°6).    3. Generar espacio de asociatividad: es indispensable pensar en espacios, momentos, encuentros  o  acciones  para  recuperar  la  vinculación  con  el  otro,  entre  distintos  grupos.  Estos  espacios  adquieren sentido para los involucrados, poseen un fuerte componente político y, por tanto, se  pierde el miedo a desarrollar acciones participativas para mejorar las condiciones de vida.     4. Articular  la  oferta  cultural  local:  es  fundamental  considerar  que  en  los  territorios  de  intervención no se requiere sólo acercar la oferta artística externa, sino también generar una  oferta  cultural  a  partir  de  lo  que  propone  la  comunidad.  Esto  permite  disminuir  la  brecha  y  romper con el proceso de reproducción, en el que la dimensión cultural solo está asociada al  consumo. Es decir, se quiebra con la idea de que “no necesitamos su opinión y creemos que es  importante  que  usted  vea  hoy…”.  Al  superar  ello,  se  constituye  una  identidad,  se  rescata  lo  local y, con ello, se puede comenzar a pensar en el tema asociativo.  

26


Taller N°6 Asociatividad y redes para el desarrollo artístico y cultural local   Moderador   

Héctor  Morales,    Jefe  Territorial  Fundación  Superación  de  la  Pobreza, Región de O´Higgins 

Invitado Externo   

Roberto  Guerra, trabajador  social y gestor  cultural, actualmente  se  desempeña como Coordinador de la Escuela Gestores y Animadores  Culturales de Cultura en Movimiento, un espacio para intercambiar  experiencias  sobre  gestión  cultural,  trabajo  social,  participación  ciudadana. 

Ponencias 

Valparaíso,  Quinteros:  Profesionales  SERVICIO  Bahamondes y Carolina Pérez 

PAÍS 

Lumi 

Región  Metropolitana,  El  Bosque:  Profesionales  SERVICIO  PAÍS  Gastón Zepeda y Montserrat Figuerola  Objetivo del taller 

Analizar los procesos de fortalecimiento de la asociatividad cultural  comunitaria  y  del  trabajo  desarrollado  con  líderes  culturales,  artistas,  cultores/as,  creadores/as  y/o  representantes  de  agrupaciones  artísticas  o  culturales  locales,  que  se  organizan  en  función del desarrollo artístico y cultural del barrio y/o localidad en  su conjunto. 

Principales ejes de la discusión 

‐ Revisión de la noción de asociatividad. ‐ Reflexión en torno a las condiciones para fomentar iniciativas en  pro del desarrollo de la asociatividad.  ‐ Iniciativas para la producción de oferta cultural como recurso  comunitario. 

27


V.  Panel  de  discusión:  “Políticas  públicas,  identidad  local,  integración  social y pobreza”.  El panel se llevó a cabo durante la jornada del 12 de enero y fue coordinado por la directora  nacional  SERVICIO  PAÍS,  Paulina  Saball.  Se  buscó  representar  en  el  panel  a  las  distintas  posiciones y visiones que caracterizan las discusiones en el ámbito de las políticas culturales en  el contexto nacional. En vista a lo anterior, se invitó a personas destacadas en representación  de la visión desde la sociedad civil, desde el mundo académico, desde el Gobierno y desde la  institucionalidad  local.  Esta  composición  del  panel  posibilitó  desplegar  una  amplitud  de  miradas sobre la vinculación entre las actuales políticas de desarrollo cultural y la superación  de  pobreza,  identificándose  puntos  de  encuentro  y  desencuentro  respecto  a  la  situación  en  Chile  en  la  materia  y,  junto  con  ello,  dando  cabida  a  una  discusión  sobre  los  soportes  estructurales que ofrece el sistema actual para asegurar el ejercicio del derecho a la cultura.     El panel se compuso de tres momentos. El primero de exposición de cada uno de los invitados,  posteriormente  una  ronda  de  preguntas  por  parte  de  los  profesionales  SERVICIO  PAÍS  y,  finalmente,  una  segunda  intervención  por  parte  de  los  panelistas  en  respuesta  a  los  comentarios recogidos.    

28


A  continuación  se  presenta  una  sistematización  de  cada  uno  de  los  momentos  del  panel  de  discusión, identificando los aportes de los participantes. 

  Exposición de los panelistas    Jorge Moreno, jefe  Unidad de Gestión Cultural del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes    Las políticas públicas en cultura son la cristalización de las demandas sociales, por lo tanto, la  historia de éstas sirven para comprender lo que ha pasado en nuestra sociedad.    Después de la dictadura, la gran política de cultura fue la del fomento a la creación, hasta que  se dio forma al Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA). Había una deuda importante  con  los  artistas,  porque  venían  saliendo  de  una  época  en  que  se  vio  coartada  su  libertad  de  creación, participación y exhibición. De esta necesidad, nace el fomento a la creación. Una vez  instalado  el  CNCA,  se  crea  la  primera  política  al  respecto  y  el  eje  de  ésta  es  el  acceso  a  los  bienes culturales.     Luego se crea un programa de centros culturales. El programa recoge el diálogo de integración  social y pobreza. La idea es crear una estructura cultural que fomente la creación y el encanto  de la comunidad con la cultura.    Es  vital  la  participación  para  que  las  personas  se  reconozcan  e  identifiquen.  No  se  trata  solamente  de  centros  artísticos,  porque  al  ser  centros  culturales  involucran  algo  que  va  más  allá de una exhibición o presentación, por ejemplo. Se trata de espacios llamados a robustecer  la democracia, al coexistir la integración y participación.    Antes de crear un centro se elaboran Planes de Gestión Cultural, definiendo un programa en  conjunto  con  la  población  local,  trabajando  con  la  identidad  de  cada  comunidad,  de  lo  cual  deriva  que  cada  centro  cultural  es  distinto.  Durante  aproximadamente  seis  meses  se  trabaja  con la comunidad para definir el perfil de identidad de las comunas, recogiendo información e  identificando las inquietudes e intereses de parte de la población. El Plan de Gestión Cultural  es sancionado por la comunidad, porque está hecho a partir de las demandas de la misma y,  en general, los programas tocan temas de integración social y pobreza. Por lo mismo, en estos  momentos  es  importante  la  alianza  estratégica  con  la  Fundación  Superación  de  la  Pobreza,  mediante  la  cual  se  busca  potenciar  toda  la  red  de  centros  culturales.  Es  importante  reposicionar, a partir de los centros culturales, interrogantes como ¿quiénes somos?, ¿dónde  estamos?, ¿qué hacemos? Esa visión enriquecerá el trabajo del Consejo Nacional de la Cultura  y las Artes en las comunidades.    Luis Weinstein, médico y educador comunitario.    Desde  una  percepción  más  personal,  asociada  a  la  idea  fuerza  del  nuevo  paradigma  cultural  básico,  el  panelista  ve  que  en  la  actualidad  hay  un  diálogo  y  discusión  en  la  sociedad  civil 

29


respecto al  paradigma actual en el que el individuo, aislado, preferentemente en competencia  con los demás, es asumido como lo fundamental.    Por  lo  mismo,  es  necesario  asumir  la  emergencia  de  visiones  nuevas,  como  por  ejemplo,  en  torno a la pobreza, y acercarse a la idea de que hay diversas pobrezas y riquezas. Se encuentra  en los pobres económicos riquezas afectivas, creativas y espirituales, como no es infrecuente    la  pobreza  espiritual  e  incluso  cognitivas  entre  quienes  detentan  riquezas  económicas.  Acercarse a este concepto abre posibilidades de comunicación, de motivación para la acción,  de  ampliación de conciencia, en la población vulnerable y en los facilitadores  culturales.     En este sentido, el panelista sugiere que también deberíamos repensar las asociaciones entre  cultura  y  arte,  concibiéndolas  como  algo  exclusivo  y  no  el  arte  como  presunto  sinónimo  de   cultura.  La  cultura  es  todo  lo  hecho,  lo  cultivado  por  el  ser  humano,  involucrando  otras  dimensiones de la vida  tan importantes  como  la convivencia, la salud, entre otras. De esto se  desprende  que  hay  que  apuntar  hacia  un  concepto  ampliado  de  cultura  y  sus  implicaciones  programáticas.    Respecto  a  la  identidad,  la  visión  del  nuevo  paradigma  asume  la  realidad  de  que  no  somos    sólo  seres  originales,  aislados,  con  una  identidad  existencial,  también  somos  partes  de  un  todo,  poseemos  una  identidad  de  pertenencia.  Esa  dualidad  es  básica  como  principio  orientador del trabajo y la educación comunitaria. Aparentemente, es algo fácil de decir, pero,  sin duda, es algo difícil de trabajar. Es ir más allá de la lógica del sentido común actual.    El trabajo en comunidad es visto, habitualmente, como algo simple, de bajo status y, además,  con  el  prejuicio  de  suponer  que  los  sectores  populares  no  son  aptos  para  entrar  en  conversaciones complejas como las propias de la temática de la  identidad,  la naturaleza de la  cultura, el sentido. Sin embargo, la experiencia muestra que ello es posible cuando se crea un  clima de confianza básico existencial,  abierto a la crítica de las dimensiones autoritarias de la  cultura vigente.    Johnny Labra, músico y director de la Corporación Cultural San Joaquín.    El panelista abre su exposición destacando como algo positivo la asociación de la cultura a la  comunidad y la creación de vínculos cercanos con la comunidad.     En  este  sentido,  los  centros  culturales  responden  a  las  demandas  de  la  gente  y  se  dieron  después de conversar y tomar en cuenta la opinión de otros.    Los  profesionales  SERVICIO  PAÍS  viven  a  diario  esta  situación  en  los  lugares  donde  están  destinados. Es en esos sitios, desde espacios mínimos, donde nacen las políticas culturales.    La  existencia  de  gestores  culturales  es  positiva,  pero  debe  tener  un  sentido  vinculante.  La  acción artística puede transformar a las personas, y los gestores culturales tienen la misión de  generar las condiciones para que el alma artística se presente y la comunidad tenga acceso a  ello. Por lo mismo, la actividad del gestor cultural debe tomarse como una forma de vida.  

30


A  pesar  de  lo  avanzado,  el  panelista  destaca  que  se  debe  mejorar  en  las  políticas  locales,  definiéndolas desde el vínculo social.    Así también, considerando que el perfil del gestor cultural debe reunir ciertas características, el  panelista  sugiere que  quizá  es  momento de  profesionalizar, o  al  menos  llevar  a  una  realidad  académica, el trabajo en materia cultural.    

Bárbara Negrón, periodista y directora del Observatorio de Políticas Culturales.  La panelista parte citando la siguiente frase: “La cultura en el centro del desarrollo”, presente  en  los  discursos  oficiales  y  las  definiciones  de  política  pública.  Señala  que  a  partir  de  esta  premis, es necesario preguntarse cómo nos hacemos cargo para que esto se cumpla.    También  cita  la  frase:  “La  cultura  es  una  prioridad  para  el  gobierno”,  pronunciada  por  el  Ministro de Hacienda, Felipe Larraín, en el Seminario de Economía y Cultura organizado por el  Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA).    Posteriormente relata medidas significativas tomadas por la actual administración que parecen  indicar lo contrario. Para el presupuesto del 2012, el aumento en cultura fue de 1,1%. En los  últimos  años  el  crecimiento  del  presupuesto  había  sido  significativo  y  este  presupuesto,  en  cambio,  es el  más bajo  de  los últimos  veinte  años.  Aún no se llega  al  0,5%  del  gasto público   (0,47%) que el Estado destina a Cultura.     Además de un tema presupuestario, no es menor  la rebaja en las horas de educación artística  para  privilegiar  las  horas  de  lenguaje  y  matemáticas,  lo  cual  demuestra  una  contradicción  mayor  entre  los  que  se  dice  y  se  hace.  Por  lo  mismo,  las  soluciones  no  sólo  pasan  por  la  voluntad  política,  sino  que  también  es  algo  conceptual,  es  decir,  de  qué  se  entiende  por   cultura.    La ley que crea el CNCA y que establece el terreno en que se aplicarán las políticas públicas en  sí  es  más  bien  acotada,  de  acuerdo  a  la  panelista,  ciñéndose  sólo  a  tres  sectores:  creación,  patrimonio y participación.    Se debe reflexionar respecto a la siguiente pregunta: ¿cómo se traduce en políticas concretas  la idea de que la cultura debe estar al centro del desarrollo?    Tradicionalmente las políticas entienden que el sector donde deben aplicarse es el arte, por lo  tanto, la cultura se concibe como la expresión artística. Y aunque hay consenso, en el plano del  discurso,  de  que  la  noción  de  cultura  debe  ser  más  amplia,  es  decir,  debe  visualizarse  como  una  forma  de  vida  y  por  tanto  como  un  factor  para  el  desarrollo,  esto  no  se  traduce  en  políticas concretas.    La panelista nuevamente se refiere a la contradicción de la frase inicial con la realidad. Cuando  se  quita  una  hora  de  educación  artística  se  quita  la  relevancia  al  desarrollo  de  capacidades 

31


vinculadas  a  la  cultura.  Este  hecho  va  a  tener  un  impacto  mucho  mayor  que  cualquier  programa del CNCA que se realice para fomentar el arte en los colegios.     También  se  puede  entender  a  la  cultura  como  herramienta  para  el  emprendimiento,  como  medio para la superación de la pobreza y como apoyo para lograr la paz, como es el caso de  Colombia. Si bien se producen tensiones entre las distintas nociones de cultura, no tienen por  qué ser contrapuestas, porque la cultura tiene un valor en sí mismo y también puede ser un  factor de desarrollo en otros planos. El tema central es cómo trabajar para concretar acciones  en función de estas dualidades.    Pasando a la discusión en regiones, la panelista expresa que si bien existe, en la Ley Orgánica  Constitucional,  el deber de cada región de fomentar su cultura, no parece que este tema esté  incorporado  en  los  Planes  de  Desarrollo  Regional.  Es  válido  preguntarse,  también,  si  acaso  existe coherencia entre las políticas públicas impulsadas por el CNCA y las ejecutadas por los  gobiernos regionales a través del 2% del Fondo Nacional de Desarrollo Regional.    Es importante ver el caso de las regiones, porque muchas veces los recursos asignados para el  desarrollo de la cultura son mayores a los fondos concursables, pero no se sabe la repercusión  que tienen para la misma región los proyectos financiados a través de este medio.    Así también, la expositora plantea, de acuerdo al Diagnóstico de la Gestión Cultural Municipal  realizado  por  el  CNCA  el  2005,  el  hecho  que  sólo  un  40%  de  las  personas  involucradas  a  la  gestión cultural municipal, tiene algún grado académico y que, en general, la mayoría no está  especializada en gestión cultural.    Después de todas estas consideraciones, la panelista concluye que en realidad la cultura está  lejos de ser considerada como un elemento central en el desarrollo y más bien se trata de un  elemento marginal.    En ese marco señala que se debe plantear otra visión para que la cultura esté inmersa en el  desarrollo, una en que la cultura esté  presente de manera transversal en todos  los  sectores.  Ese es un desafío importante. Como primer objetivo, debe posicionarse de mejor manera en la  agenda  social,  política  y  comunicacional,  trabajando  específicamente  con  el  sector  cultural.   Pero lo más importante, según la panelista, es considerar la cultura impregnando la educación,  el bienestar, la economía y la integración social. Haciendo que cada una de estas áreas tenga  indicadores culturales, lo cual es básico para considerar a la cultura como parte de cualquier  política.     

Espacio de diálogo y preguntas hacia los panelistas  Una vez concluido el panel, se inició  una ronda de preguntas, que se sintetizan a continuación.  Por un lado, se consultó acerca del manejo de proyectos otorgados en pequeñas localidades,  sin  que  esto  generara  conflictos  entre  los  miembros  de  la  comunidad  al  ser  beneficiado  en  algunos casos, sólo una persona.  

32


También se expresan dudas respecto a si la cultura es prioridad para el gobierno, dado que los  centros culturales sólo son construidos en ciudades con más de 50.000 habitantes.    Asimismo se interrogó sobre las inquietudes respecto a lo que las políticas públicas entienden  por participación, dado que debería ser uno de los enfoques más importantes. A partir de esa  pregunta,  se  desprende  otra  que  se  refiere  a  cómo  las  políticas  públicas  logran  fomentar  la  participación de las comunidades.     Se  consulta  acerca  del  caso  de  un  centro  cultural  en  Gorbea,  donde  su  construcción  fue  entregada  a  entes  exteriores  de  la  zona  y  no  hubo  un  reconocimiento  o  respeto  por  la  arquitectura con la que se identifica la comunidad. 

  Cierre de cada uno de los panelistas   

Bárbara Negrón  Para  cerrar,  la  expositora  establece  que  las  políticas  culturales  deben  ser  diseñadas  por  el  Estado, la sociedad civil y los privados en conjunto. Si bien las políticas culturales 2011‐2016 se  anunciaron  como  altamente  participativas,  a  la manera  de ver  de  la  panelista parten de  una  idea de participación muy pobre, ya que entiende por tal, solo el escuchar y recoger opiniones   y no involucrar a las personas  en la toma de decisiones o en el debate. Además, en regiones se  ve  que  la  cultura  no  está  presente  en  los  planes  de  desarrollo.  Respecto  a  profesionalizar  la  gestión cultural, en términos de levantar una formación de pregrado, plantea que es un tema a  debatir,  porque  también  ha  sido  un  aporte  la  gestión  a  partir  de  la  diversidad  de  las  profesiones. Por último, la panelista da a entender que el rol de los municipios es fundamental  en  la  implementación  de  las  políticas  culturales,  porque  es  una  instancia  que  trabaja  directamente a nivel local. 

  Johnny Labra     En  el  cierre,  el  expositor  sugiere  que  estamos  en  los  tiempos  en  que  es  necesario  profesionalizar  la  gestión  cultural.  Actualmente  no  hay  un  reconocimiento  de  los  gestores  culturales,  pese  a  su  experiencia.  Además,  el  panelista  destaca  como  desafío  el  cómo  democratizar las políticas públicas. La participación no se refiere sólo a entregarle la decisión a  la comunidad. El problema en ello está en cómo se comparte, cómo se democratizan. Concluye  manifestando que más allá de cualquier desarrollo económico, el desarrollo humano es el más  importante.   

Luis Weinstein   Cierra  su  intervención  compartiendo  la  idea  de  que  es  difícil  separar  la  participación  en  el  trabajo comunitario en profundidad, con la forma de entender al ser humano, siendo en ello  muy importante, en nuestra cultura, la poca atención al ser y al propio ser humano, la primacía  del hacer y el tener sobre el ser y sobre el coexistir humano con humano y con la naturaleza.  

33


El panelista valoriza el arte como parte  de la  interacción democrática entre la población y las  y  los  facilitadores.  Concluye  su  intervención  con  la  siguiente  frase:  “a  todos  nos  queda  un  camino y un arte, que es el arte de aportar a la humanización”. 

Jorge Moreno   El  expositor  comienza  aludiendo  a  la  fractura  de  las  políticas  públicas,  acción  en  la  que  los  municipios  tienen  un  alto  grado  de  responsabilidad  al  no  llevarlas  adelante.  Asimismo,  la  participación  tiene  que  ver  con  la  decisión  de  los  alcaldes  para  acercar  las  políticas  a  las  personas,  porque  dicho  concepto  no  es  el  mismo  que  se  utilizaba  en  el  pasado.  Hoy  la  participación implica más empoderamiento por parte de las personas. Hoy está la idea de que  la sociedad es la contraparte del Estado.     Respecto  al  seguimiento  de  los  proyectos,  el  panelista  responde  que  en  efecto  existe  un  seguimiento de diez años a los centros culturales, en los que se solicita el plan de trabajo para  el  año  y  se  supervisa  que  se  esté  utilizando  como  tal  y  no  para  otras  actividades,  ya  que  la  inversión es muy grande para dejarla al descuido. Respecto a que estos centros culturales no  estén  presentes  en  ciudades  pequeñas,  explica  que  se  ha  tomado  como  ejemplo  el  modelo  francés, donde se construyen centros culturales en ciudades más grandes que pueden atraer a  comunas más pequeñas.   

 

34


Memoria Mesa Técnica de SERVICIO PAÍS Cultura 2011-2012