Page 1

Dicen que los ojos son el espejo del alma, pero según la iridología, ellos también reflejan la salud física de una persona. Por: Jose Raul Moraga G IRIDOLOGO – MED. NATURAL ALTERNATIVA.

De ahora en adelante, cada vez que sienta algún dolor o si quiero saber si estoy bien de salud, voy a consultarle a un médico naturópata, porque con sólo leerme los ojos me dice todo lo que tengo", afirma Mercedes Alvarenga, empleada de una institución bancaria. La convicción de optar por la medicina natural y sus métodos de diagnóstico no es para menos en esta mujer de 36 años, quien batalló por años con constantes dolores de cabeza y producción excesiva de gases, sin que encontrara en la medicina química la solución, sino solo un alivio. "Los doctores me decían que mi problema podía ser del colon o de los riñones. Me recetaron pastillas y me recomendaron que comiera ciertos alimentos, pero no lograba curarme, sino hasta que acudí a la medicina natural. Allí encontraron la raíz del problema y aquí estoy, sana", testifica Mercedes. La experiencia de Mercedes se repite en varias personas entrevistadas, quienes han visto en la medicina natural una luz de esperanza para curar sus males. Todas ellas confesaron su complacencia porque a través de sus iris les han elaborado una radiografía de su condición de salud, tanto física como emocional, que luego han comprobado con otros exámenes complementarios y en el hecho mismo de curarse

Jesucristo mismo inmortalizó la importancia del ojo como reflejo de salud cuando dijo que "el ojo es la lámpara del cuerpo", aunque algunos opinan que Él se refería más al estado espiritual que al físico de la persona. Profesionales de la medicina como el doctor Martínez creen que los ojos también son el espejo de la salud física y que además es un "mapa de navegación para encontrar la deficiencia de los órganos", un regalo que Dios nos ha dispuesto.

Método confiable

"No sabía que padecía de la columna, pero desde hacía un año me dolía constantemente la espalda. Visité a un médico naturópata, quien dio lectura a mis ojos. Yo no entendía aquel examen porque esperaba uno más riguroso como el que hacen en la medicina tradicional. Fue algo bien raro, demasiado fácil detectarme una enfermedad tan delicada", señala Ernesto. Una radiografía que este mecánico se hizo luego del diagnóstico iridológico comprobó que efectivamente padecía una lesión. La naturópata también le acertó en cuanto a sus problemas de ansiedad producto de una alteración en su sistema nervioso y en una inflamacion en el colon que le falta comprobar. "El iris es como un mapa del cuerpo humano y el iridólogo lo conoce", dice

La medicina natural dice que esto es posible si para comenzar hay un diagnóstico correcto de lo que realmente sucede a los pacientes y eso se logra con gran exactitud a través de la iridología, la disciplina que mediante la observación de la estructura, el color y la densidad del iris permite evaluar las condiciones de salud del organismo en general. La iridología es un método de diagnóstico que ha venido desarrollándose a través de los años y hasta la fecha es ampliamente utilizado en el campo de la medicina alernativa. "En el iris se encuentran todos los órganos representados, y con una exactitud tremenda podemos llegar a localizar el órgano que se

"La iridología para mí es una bendición. Hay médicos naturales que han hecho de la iridiologia su método de diagnóstico de rutina y tienen una práctica tremenda y mientras más dominio tengan de ella, estarán menos sujetos a error", explica el doctor Martínez, médico graduado que ha optado por practicar la medicina alternativa. Ernesto Pleytez, un mecánico de autos de 30 años, que aunque no se ha sometido a un tratamiento natural para sus problemas de columna, dice creer en la iridología como método de diagnóstico de enfermedades, desde que le detectaron una lesión en la segunda vértebra.

Según el doctor Martínez Díaz, el uso de la fotografía puede facilitar un diagnóstico a través del iris, pero que en el país no es un recurso utilizado. Siimilares manchas oscuras detectó en el riñón izquierdo, manchas café claro en el cuello y un ovario, así como líneas color amarillo que indicaban alteración en el sistema nervioso. Una serie de preguntas posteriores que hace el iridólogo al paciente sobre ciertos síntomas confirman las anormalidades en los órganos que él ya vio en el iris. El éxito del tratamiento (natural) que aplican y en el que tiene suma importancia la alimentación sana y las vitaminas corroboran el diagnóstico. Y es que el examen iridológico no detecta enfermedades con nombres específicos ni síntomas, sino alteraciones en los órganos que se reflejan en el iris de la persona. "La iridología ve órganos y enfermos, no enfermedades", sostiene Celina Castillo, iridóloga desde hace ocho años. Castillo recomienda la iridología como método confiable de diagnóstico, pues en su experiencia está el haber detectado cáncer de próstata y de útero en algunos de sus pacientes e incluso haber encontrado la raíz del problema


encuentra débil por medio de excavaciones, surcos, diferentes colores que pueden decirnos por ejemplo de problemas de intoxicacion de tipo alimenticio, por plomo, por cromo, etc.", afirma el doctor Carlos Ernesto Martínez Díaz. Para el doctor Martinez Díaz, la iridiologia es una ciencia bastante exacta que da la pauta al médico natural de cuál es el órgano al que debe dirigirse primero. "Todo está determinado en el ojo", reitera.

Una lupa y una lámpara son suficientes para realizar un examen iridológico.

Pedro Ricardo Martínez, iridólogo desde hace cinco años, quien además reconoce las limitaciones que como en todos los métodos de diagnósticos existen, pero que éste cae en menores errores que otros tradicionales. Lectura reveladora Elaborar diagnósticos iridológicos no es fácil. Armados con una lupa y una lamparita, el examen parece sencillo, pero la clave está en el grado de conocimiento que tenga el naturópata del iris y lo que refleja. "Usted tiene serios problemas con el riñón izquierdo... Su colon también presenta inflamación y su útero no está bien... Para comenzar usted debe corregir el mal hábito de comer muy rápido", decía entre otras cosas Pedro Ricardo Martínez a una paciente mientras la examinaba. Ella sólo asentía con la cabeza, luego confesó que esos males se los había señalado un médico en una clínica particular. "Sí, es que veo que del intestino grueso emanan rayos solares, lo que me indica que está enviando toxinas a otros órganos del cuerpo", proseguía el iridólogo Martínez. Además de los rayos solares, Martínez notó en los iris de la paciente manchas color café oscuro alrededor de la pupila, lo que indicaba retención de heces; también especie de pliegues circulares café oscuro en el iris derecho, justo donde se ubica el colon descendente, el que descubría anormalidades en este órgano.

Iridología moderna Aunque para los antiguos griegos, la diosa Iris llevaba solamente mensajes funestos desde el Olimpo a la tierra, en los tiempos modernos se considera el iris del ojo como un arcoiris biológico que une los dos componentes del ser humano: el sicoemotivo y el anatomo-fisiológico. A un médico de apellido Meyer se le considera el primero en publicar, en 1670, que diversas zonas del iris estaban asociadas con degeneraciones o inflamaciones en distintos órganos del cuerpo humano. En 1873, el médico húngaro Ignaz Von Peczely, a quien se le atribuye el desarrollo de la iridología moderna, publicó su primer libro sistemático sobre esta ciencia, en el que describe cómo la observación causal lo llevó a intuir la relación existente entre el iris y los demás órganos del cuerpo. "... Cuando era niño, mientras intentaba cazar una lechuza, le rompí sin querer una pata; al día siguiente pude constatar la aparición de una ancha fisura negra en su iris...", escribió Peczely, quien además notó que a medida que la pata del animal sanaba, la mancha disminuía. A Peczely también se debe el primer diagrama del iris, el cual se ha venido perfeccionando hasta contar en la actualidad con uno de los gráficos más completos como el del doctor Bernard Jensen. En la actualidad, la iridiagnosis es considerada una técnica valiosa para la detección de enfermedades y que en muchos casos se aplica en conjunto con otras artes curativas, como la homeopatía, la acupuntura, la quiropráctica y la reflexología. En los países en desarrollo se auxililan de otras herramientas, como la cámara fotográfica y las computadoras, para obtener una imagen más fiel del iris del paciente y un diagnóstico más exacto.

J.R.M.G AGOSTO-2012

de várices en una mujer y por consiguiente su cura. "Si yo veo malformaciones alrededor de la pupila, eso representa una inflamación en el colon... Las deficiencias y degeneraciones están bien determinadas en el iris, aun los problemas de tipo esquelético", afirma el doctor Carlos Ernesto Martínez. Tanto el doctor Martínez como los iridólogos Castillo y Martínez coinciden en que la iridología permite conformarse una idea de lo que está pasando en el organismo del paciente, lo cual es complementado con la historia clínica que genera el mismo paciente. La iridología plantea que entre más limpio el iris, más saludable es la condición de la persona. Confiar en este método es cuestión de decisión personal. "En mi caso, las radiografías han comprobado una inflamación en el útero que me detectaron mediante el iris. Yo he decidido el tratamiento natural. Aunque es caro, es mejor", afirma convencida Melva de López. Según la iridología, los iris constituyen el mapa del cuerpo humano porque en ellos están representados no solo todos los órganos, sino además los niveles de daños que puedan tener. Estos diagramas, considerados los más exactos, fueron hechos por el doctor Bernard Jensen gran iridologo naturista Norteamericano.

Iridología antigua El estudio de las alteraciones del iris en relación con el estado de los órganos del cuerpo se remonta a los tiempos de la antigua Grecia, y se encuentran algunos indicativos al respecto en los escritos del famoso médico Hipócrates (460 al 377 a.C.). Aristóteles también elaboró la hipótesis de que el iris permitía hacer un estudio perfecto del cuerpo humano. Según pruebas encontradas, se cree que los sacerdotes mesopotámicos, que eran grandes astrólogos y astrónomos, hacían este análisis a través de un cristal con la ayuda de la luz solar. Estos antiguos mesopotámicos o caldeos también veían en el iris una proyección de la cúpula estelar, bajo la cual estudiaban las influencias constitucionales que enmarcaban al hombre en su entorno natal. Según la fecha, lugar y hora de nacimiento, cada individuo recibía un órgano débil y otro fuerte. De ahí que la iridología fuera consideraba durante siglos como una ciencia y enseñanza secreta. Pero es la obra "Quiromántica médica" la primera en hablar explícitamente del iros, de sus signos e interpretaciones diagnósticas, y la que originó una corriente de proselitistas en Europa y Estados Unidos, además de una literatura clínica amplia.

Ojos - El espejo del Alma  

Publicacion por Jose Raúl Moraga Gajardo - IRIDOLOGO