Page 3

CMAN

Página 3

G.I. JOE: EL CONTRAATAQUE Luego de haber participado del estreno mundial un día antes que en los Estados Unidos, sigue en exhibición la continuación del exitoso filme de 2009 que adaptó por primera vez al cine a los populares muñecos creados por Hasbro en 1964, luego llevados al cómic y al dibujo animado. Jon M. Chu sucede a Stephen Sommers como director, en esta nueva entrega que acusa numerosos cambios en el elenco y cuyo estreno se pospuso nueve meses porque se decidió reformatear la película a 3D. Y en esta segunda parte, el equipo de G.I. Joe no sólo tiene que combatir contra Cobra, su mortal enemigo, sino que se ven obligados a enfrentarse a una amenaza procedente del propio gobierno, más aún cuando la mayor parte de la fuerza es exterminada bajo falsos cargos de traición. Ante la extrema gravedad de la situación, los pocos G.I. Joe sobrevivientes deberán recurrir a un nuevo aliado: Joe Colton, un veterano militar que no ha perdido el gusto por la acción.

A

l productor Lorenzo di Bonaventura, también responsable de la saga de “Transformers”, le parecía que la conclusión de “G.I. Joe: El Origen de Cobra” dejaba la puerta abierta para un segundo filme. “Creo que terminar aquella primera película sugiriendo que hay un impostor en el Despacho Oval, era algo único y que sería interesante examinarlo”, cuenta. “Pero era importante encontrar a

un director que lo asumiera por completo y que fuera capaz de tomar a todos esos personajes con tantos niveles y tratarlos con seriedad”. Fue el presidente de Paramount’s Film Group, Adam Goodman, quien sugirió contratar a Jon M. Chu, prometedor director que acababa de terminar el documental “Never Say Never”, con Justin Bieber. Chu recuerda: “Me crié viendo ‘G.I. Joe’ y ya me resultaban fa-

miliares antes de los dibujos animados y el cómic, y me pareció que con esta marca podríamos atraer a varias generaciones. Mi versión sería la que todo chico que es fan querría ver”. Cabe señalar que la mitología de G.I. Joe tiene profundas raíces y un gran catálogo de personajes con los cuales trabajar, cada uno con su propio trasfondo, sus matices y sus características. Al abordar esta continuación, los realiza-

dores querían basarse en los mejores elementos y tramas de la primera película e introducir todo eso en la segunda entrega, creando al mismo tiempo una sensación y una identidad nuevas. Eso ofrecía la oportunidad de introducir nuevos personajes de la mitología de la saga. El haberle añadido 3D a la película la eleva a un nuevo y diferente nivel. “Creo que eso nos permite invitar al público a meterse dentro de nuestra película”, dice Chu. “Recorremos muchos lugares diferentes del mundo, desde Tokio hasta Pakistán, pasando por el Himalaya; y con

el 3D podemos meter al público en esos entornos. Además, llegan a sentir la acción como si estuvieran ahí mismo. Los puñetazos de Dwayne Johnson parecen más poderosos. Uno no ve simplemente a Storm Shadow blandiendo la espada, sino que además tiene la sensación de tener que agacharse para esquivarla. El 3D ha servido para hacer más divertida nuestra película para los espectadores de todo el mundo. Además, los fans de G.I. Joe nunca habían visto así a los personajes, así que nos pareció que era nuestro deber ofrecerles esa experiencia”.

c+ 174  

suplemento de cine y espectaculos