Issuu on Google+

¡A callar “$ %&%/& escuincles! El profesor Armando La Bolé llega al salón, como siempre, gritando para que todos sus alumnos se pongan en orden


Los alumnos corren a sentarse y se quedan callados y quietos. Sólo la voz del maestro La Bolé se escucha…

.

A

ver, Inocencio! ¡La tarea! No me vayas a venir otra vez con el cuento de que se te olvidó el cuaderno, tontito .


¡Jajajajaja! ¡Habla bien, hasta pareces tonto!

Eee.. Ees que que no la tra tra tra je…


Todo el grupo se ríe… Inocencio tiene ganas de llorar pero no suelta ni una lágrima. No vuelvas hasta que traigas la tarea. ¡Estas reprobado!


contar lo que le ocurrió, pero, como siempre, su familia vive peleando y no lo escuchan‌


Entonces‌


Un día como otros