Issuu on Google+


Principalmente es el proceso mediante el cual se puede transmitir información de una entidad a otra. Los procesos de comunicación son interacciones mediadas por signos entre al menos dos agentes que comparten un mismo repertorio de signos y tienen unas reglas semióticas comunes.

Ahora bien tradicionalmente, la comunicación se ha definido como "el intercambio de sentimientos, opiniones, o cualquier otro tipo de información mediante habla, escritura u otro tipo de señales". Todas las formas de comunicación requieren un emisor, un mensaje y un receptor destinado, pero el receptor no necesita estar presente ni consciente del intento comunicativo por parte del emisor para que el acto de comunicación se realice. En el proceso comunicativo, la información es incluida por el emisor en un paquete y canalizada hacia el receptor a través del medio. Una vez recibido, el receptor decodifica el mensaje y proporciona una respuesta.


AREAS

Los elementos o factores de la comunicación humana son: fuente, emisor o codificador, código (reglas del signo, símbolo), mensaje primario (bajo un código), receptor o decodificador, canal, ruido (barreras o interferencias) y la retroalimentación o realimentación (feed-back, mensaje de retorno o mensaje secundario).

El estudio de la Comunicación Humana puede subdividirse en 3 áreas: 1. Sintáctica: abarca los problemas relativos a la transmisión de información. Se refiere a los problemas de codificación, canales, capacidad, ruido, redundancia, etc. 2. Semántica: el significado constituye la preocupación central de la semántica. Toda información compartida presupone una convención semántica. 3. Pragmática: cuando la comunicación afecta a la conducta. Comunicación y conducta se usan como sinónimos, ya que toda conducta comunica. Comunicar no implica solo el


lenguaje verbal. Así, desde la perspectiva de la pragmática, toda conducta y no solo el habla, es comunicación. Además, no solo interesa el efecto de una comunicación sobre el receptor, sino también el efecto que la reacción del receptor tiene sobre el emisor.

Investigación: se analizan e identifican los mensajes desde su elaboración hasta su recepción, así como la situación social y la interrelación de los emisores (quienes elaboran el mensaje) y los receptores (a quien va dirigido).

COMUNICOLOGO

Estrategia: se aplican las técnicas y habilidades para resolver problemas concretos mediante el diseño de estrategias de comunicación y elaboración de mensajes.

El comunicólogo analiza los procesos de la comunicación (masiva, institucional, comunitaria, etc.) para comprenderlos y criticarlos sistemáticamente a partir de determinadas teorías de la comunicación. En este sentido el profesional de la comunicación se desarrolla fundamentalmente en dos campos de acción: la investigación y la estratégica.


CAMPO LABORAL Puede laborar en organismos e instituciones del sector público, privado y social, dentro de los cuales se engloban los medios de comunicación.

Dependencias de gobierno que cuentan con departamentos de comunicación social, las empresas y los

establecimientos comerciales Organizaciones sociales, culturales y políticas, son esferas donde el profesional de la comunicación puede ejercer, investigando, planeando y ejecutando programas de comunicación de muy diversa índole, desde la publicidad hasta campañas políticas, pasando por la difusión de la cultura o la comunicación para la salud


Finalmente ya sabemos y es obvio que para una buena comunicación es necesario un recepto, código, emisor, fuente, canal. etc. Pero también cabe mencionar que existen áreas de la comunicación humana las cuales son sintácticas que son los problemas que pueden surgir por una mala codificación y esto puede ser al ruido, etc.

La semántica es el significado que se les da a los símbolos, y por lo mismo ya no es necesario explicar porque es universalmente entendido y la pragmática es cuando la comunicación afecta a la conducta, es como cuando una persona tiene influencia sobre

otras ahí cambia las conductas de los demás.


personas, sino que manifiesta sus convicciones y defiende sus derechos.

La palabra asertivo, de aserto, proviene del latín assertus y quiere decir "afirmación de la certeza de una cosa", de ahí se puede deducir que una persona asertiva es aquella que afirma con certeza. Como estrategia y estilo de comunicación, la asertividad se diferencia y se sitúa en un punto intermedio entre otras dos conductas polares: la agresividad y la pasividad (o no asertividad). Suele definirse como un comportamiento comunicacional maduro en el cual la persona no agrede ni se somete a la voluntad de otras

Es una forma de expresión consciente, congruente, clara, directa y equilibrada, cuya finalidad es comunicar nuestras ideas y sentimientos o defender nuestros legítimos derechos sin la intención de herir o perjudicar, actuando desde un estado interior de autoconfianza, en lugar de la emocionalidad limitante típica de la ansiedad, la culpa o la rabia.


Derechos Asertivos No pocos consideran que la asertividad es toda una escuela con filosofía propia. Tanto es así, que existe un código de refuerzo de la conducta asertiva, que nos muestra los que han sido denominados "derechos asertivos", y que vienen a validar la conducta de las personas asertivas en cuanto a su manera de ser y relacionarse. Estos son:

Tengo derecho a: Ser mi propio juez. Ser tratado con dignidad y respeto. Cambiar de opinión. No dar explicaciones de mi conducta. Tener mi propia manera de pensar, sentir y actuar.

Actuar independientemente de la buena voluntad de los demás. Pedir lo que deseamos, aceptando que el otro puede decir SÍ o puede decir NO. Tener todo lo bueno de la vida. Cometer errores y ser responsables de ellos. Un mundo íntimo y privado con nosotros mismos. Tenemos derecho a NO actuar asertivamente y a asumir las consecuencias. Decir "no entiendo", "no sé" o "no quiero".


Como todo en la vida, la asertividad tiene sus riesgos y sus beneficios. Puede producir reacciones entre las personas poco habituadas a escuchar "la verdad"; en ocasiones, inhibe a los demás de decir lo que piensan para "evitar fricciones", aunque en su lado positivo, un aumento de la autoconfianza ante la posibilidad de expresarnos con autenticidad, nos permite establecer relaciones de mayor calidad basadas en la sinceridad, reduce al mínimo la posibilidad de malos entendidos, vence gradualmente el sentimiento de culpa que se padece cuando no se dice lo que se piensa; suprime la tendencia a la agresividad típica del resentimiento y la acumulación de situaciones inconclusas; y muy especialmente, impide que las

personas nos manipulen y abusen de nosotros. Es posible para casi cualquier persona, aprender a expresarse asertivamente, siempre que valore sus beneficios y ponga en prácticas algunas de las técnicas de asertividad que nos permiten crear y sostener relaciones positivas, estables, honestas y duraderas.

Quien no se comunica sea verbal o no verbalmente no se siente vivo, se siente cada vez mas vació. Sin embargo, la comunicación en sí misma no basta. Hay que comunicarse de manera efectiva, clara y


que de aporte a una asertividad. Así mismo cuando nos comunicamos de manera asertiva, proporcionamos como habilidad comunicativa y como habito conductual facilidad comunicativa, potencializando la efectividad en la misma y ayuda a obtener respeto, atención y colaboración de los demás guardando tu sentido de identidad, de valor e integridad y todo eso respetando en todos los sentidos a los demás.

La comunicación asertiva en la vida familiar te permite continuar fortaleciendo los lazos familiares a la vez que reclamas tus derechos, proclamas tu autenticidad y obtienes el respeto que mereces, sin agredir o irrespetar a las personas más importantes en tu vida.

La manera correcta en que debemos comunicarnos con nuestra familia es la comunicación asertiva, pues es la forma de expresarnos conscientemente, con


congruencia, de manera clara, directa y equilibrada, nuestras ideas y sentimientos o defender nuestros legítimos derechos sin la intención de herir, agredir o perjudicar a los demás, actuando desde un estado interior de autoconfianza, en lugar de la emocionalidad limitante característica de la ansiedad, la culpa o la rabia. Muchas veces al hablar con nuestros seres queridos, nos encontramos en situaciones en que nos sentimos agredidos o irrespetados, pocos valorados en nuestras opiniones o en nuestra personalidad y nos sentimos tentados a explotar, a gritar, a agredir. Otras veces, esa situación nos lleva a guardar ese dolor dentro de nosotros y nos llena de impotencia y frustración

pues queremos a la persona que nos habla y bajo ningún concepto le queremos ofender. ¿No te ha pasado? En situaciones como estas es sumamente importante saber responder asertivamente, expresar nuestra opinión sin sentirnos mal por ser diferentes exigiendo el respeto y valoración que merecemos, aun cuando sea diferente lo que pensamos y sentimos a lo que nuestra familia piensa, siempre con el mayor respeto hacia ellos, sin ansiedad ni agresividad, tratando sinceramente de entender la posición de otros sin desmeritar la nuestra.


Aquí unos sencillos pasos que te ayudaran en tales situaciones: 1) Escucha atentamente lo que te están diciendo, no estés pensando en que contestaras después, muchos problemas no son más que una mala interpretación de la conversación. 2) Ten siempre presente de que representa para ti esa persona. Es importante recordarnos que estamos ante las personas más importantes de nuestra vida y que nuestras reacciones tienen consecuencias en la relación 3) Cálmate, cuenta hasta diez. Uno no toma buenas decisiones molesto, ese simple ejercicio te ayudara mucho.

4) Recuerda que todos somos distintos y tanto tu como ellos tienen derecho a pensar de distinta forma. 5) Expresa lo que tú sientes. Quedarte cayado no es bueno. 6) No acuses. Nadie busca culpables es mas importante la relación, y eso no resuelve nada. 7) Usa frases que empiecen con: yo siento que ej: yo siento que tu no me aprecias, o no me respetas, siento que cuando hablamos no me escuchas etc. En vez de Tu no me escuchas. 8) Recuerda que no siempre tenemos la razón. Si solo tuviéramos la razón el cincuenta % de las veces que creemos que estamos en lo cierto todos seriamos millonarios, no crees


9) Recuerda que tú vales independientemente de lo que piensen los demás de ti. Una comunicación asertiva te mantiene un alta autoestima y nos evita culpa e sin sabores, por agredir a quienes amamos o por no confrontar una situación, y reclamar nuestros derechos.

Todos conocemos y podríamos citar en teoría cuales son los principios básicos para lograr una correcta comunicación pero tal vez por sonar a grullo, frecuentemente nos olvidamos de ellos.

Algunas de las estrategias que podemos emplear son tan sencillas como las siguientes:

•La escucha activa: Uno de los principios más importantes y difíciles de todo el proceso comunicativo es el saber escuchar, La falta de comunicación que se sufre hoy día se debe en gran parte a que no se sabe escuchar a los demás, Se está más tiempo pendiente de las propias emisiones y en esta necesidad propia de comunicar se pierde la esencia de la comunicación, es decir, poner en común el compartir con los demás. Existe la creencia errónea de que se escucha de forma automática, pero no es así, Escuchar requiere un esfuerzo superior al que se hace al hablar y también del que se ejerce al escuchar sin interpretar lo que se oye. Pero,


¿qué es realmente la escucha activa? La escucha activa significa escuchar y entender la comunicación desde el punto de vista del que habla. ¿Cuál es la diferencia entre el oír y el escuchar? Existen grandes diferencias. El oír es simplemente percibir vibraciones de sonido. Mientras que escuchar es entender, comprender o dar sentido a lo que se oye. La escucha efectiva tiene que ser necesariamente activa por encima de lo pasivo. La escucha activa se refiere a la habilidad de escuchar no sólo lo que la persona está expresando directamente, sino también los sentimientos, ideas o pensamientos que subyacen a lo que se está diciendo. Para llegar a entender a alguien se precisa asimismo cierta empatía, es

decir, saber ponerse en el lugar de la otra persona. Elementos que facilitan la escucha activa: Disposición Psicológica: Prepararse interiormente para escuchar. Observar al otro: identificar el contenido de lo que dice, los objetivos y los sentimientos - Expresar al otro que le escuchas con comunicación verbal (ya veo, umm, uh, etc.) y no verbal (contacto visual, gestos, inclinación del cuerpo, etc.). Elementos a evitar en la escucha activa: No distraernos, porque distraerse es fácil en determinados momentos. La curva de la atención se inicia en un punto muy alto, disminuye a medida que el mensaje


continúa y vuelve a ascender hacia el final del mensaje, Hay que tratar de combatir esta tendencia haciendo un esfuerzo especial hacia la mitad del mensaje con objeto de que nuestra atención no decaiga.

No interrumpir al que habla.

No contar "tu historia" cuando el otro necesita hablarte. No contra argumentar. Por ejemplo: el otro dice "me siento mal" y tú respondes "y yo también". Evitar el "síndrome del experto": ya tienes las respuestas al problema de la otra persona, antes incluso de que te haya contado la mitad.

No juzgar. No ofrecer ayuda o soluciones prematuras. No rechazar lo que el otro esté sintiendo, por ejemplo: "no te preocupes, eso no es nada".

Mostrar empatía: Escuchar activamente las emociones de los demás


es tratar de "meternos en su pellejo" y entender sus motivos. Es escuchar sus sentimientos y hacerle saber que "nos hacemos cargo", intentar entender lo que siente esa persona. No se trata de mostrar alegría, si siquiera de ser simpáticos. Simplemente, que somos capaces de ponernos en su lugar. Sin embargo, no significa aceptar ni estar de acuerdo con la posición del otro. Para demostrar esa actitud, usaremos frases como: "entiendo lo que sientes", "noto que..."

Parafrasear Este concepto significa verificar o decir con las propias palabras lo que parece que el emisor acaba de decir. Es muy importante en el proceso de escucha ya que ayuda a comprender lo que el otro está diciendo y permite verificar si realmente se está entendiendo y no malinterpretando lo que se dice. Un ejemplo de parafrasear puede ser: "Entonces, según veo, lo que pasaba era que...", "¿Quieres decir que te sentiste...?". Emitir palabras de refuerzo o cumplidos. Pueden definirse como verbalizaciones que suponen un halago para la otra persona o refuerzan su discurso al transmitir


que uno aprueba, está de acuerdo o comprende lo que se acaba de decir. Algunos ejemplos serían: "Esto es muy divertido"; "Me encanta hablar contigo" o "Debes ser muy bueno jugando al tenis". Otro tipo de frases menos directas sirven también para transmitir el interés por la conversación: "Bien", "umm" o "¡Estupendo!". Resumir:

Mediante esta habilidad informamos a la otra persona de nuestro grado de comprensión o de la necesidad de mayor aclaración. Expresiones serían:

de

resumen

- "Si no te he entendido mal..."- "O sea, que lo que

me estás diciendo es...""A ver si te he entendido bien...."

Expresiones serían:

de

aclaración

- "¿Es correcto?"- "¿Estoy en lo cierto?"


La comunicación, antes que todo, es una actitud de apertura al otro, que implica disponibilidad generosa para compartir, es decir para dar y recibir. Sin embargo, ésta no es fácil; es un arte que se debe practicar continuamente para desarrollarlo en toda su plenitud y poder así obtener el mejor provecho de él. Nosotros como seres humanos necesitamos practicar al máximo y mejorar cada día la calidad de nuestra comunicación. Y hablamos de calidad cuando nos referimos a que estamos llamados a compartir con las otras personas no solamente las cosas que hacemos durante el día y lo que hemos aprendido, sino ir

más al fondo de nosotros mismos. El que verdaderamente quiere comunicarse sabe escuchar, inclusive el silencio, porque éste también forma parte de la comunicación. Un oído abierto es el único signo fidedigno de un corazón abierto. Y escuchar constituye el noventa por ciento de una buena comunicación, porque todos necesitamos desesperadamente que se nos escuche. Ésta también constituye un elemento fundamental en toda la vida social. Si se la suprime en un grupo, éste dejará de existir como tal.


(Links) Imรกgenes gracias a: tucomunicacionpoderosa.com tucomunicacionhumana.wordpr ess.com nutricambio.blogspot.com yazmanihbk.blogspot.com allthelikes.com eglepadilla.turiblogs.com


COMUNICACION ASERTIVA