Page 36

nutrición salud NO MÁS HAMBRE

En USA, el americano promedio consume más de cien libras de azúcar al año; sin embargo, muchos no tienen ni idea de que están comiendo tanto. La mayoría del azúcar en nuestras dietas no viene de la cucharada que le ponemos al café o al cereal, sino de los endulzantes añadidos a todo tipo de comidas empacadas, incluso las saludables como la mantequilla de maní o la salsa para pasta. ¿Por qué los fabricantes ponen azúcar en tantas cosas que no la necesitan? La respuesta es simple: la mayoría de las personas creen que un producto con azúcar añadida sabe mejor que uno sin ella. Pero entre más deliciosamente dulce se vuelve la comida, más valor nutricional pierde. Mucha comida procesada tiene pocas vitaminas y minerales, y no hace mucho por calmar el hambre. El Dr. Katz dice: “Dan más de lo que ya tenemos en demasía y menos de lo que tenemos poco”, como los antioxidantes. Los endulzantes ahora se incluyen en una amplia variedad de comidas, incluyendo aderezo para ensaladas, pan, mostaza y galletas saladas. Algunos de los pasabocas saludables que las mujeres en régimen comen regularmente, como el yogur de frutas, están llenos de azúcar, dice Alyssa Chicci, una dietista en Phoenix. “Un vaso de seis onzas, por lo general, contiene entre 22 y 31 gramos de azúcar por porción”, apunta. Irónicamente, el azúcar en las comidas solo aumenta nuestras ansias por los dulces. “Entre más azúcar consume la gente, más necesitan para sentirse satisfechos”, explica el Dr. Katz.

DULCE ALIVIO

Entonces, ¿cuánto azúcar deberíamos estar comiendo? El Dr. Katz dice que no más del 8 ó 10% de nuestro consumo calórico diario debe venir de azúcar añadida. Eso es aproximadamente de 140 a 180 calorías al día, si consumes 1.800. Probablemente estés tomando el doble de eso ahora. Aquí unos trucos para bajarla. •

COME MÁS COMIDA SALUDABLE Entre menos comida procesada haya en tu dieta, menos azúcar añadida consumirás. Cuando te antojas de algo crujiente, toma una zanahoria o rebanadas de pimentón en vez de galletas. Pasa de la barra de granola y cómete un plátano.

NO VAYAS POR LO ARTIFICIAL Parecería razonable usar endulzantes artificiales en lugar del azúcar, pero un nuevo estudio de la revista Appetite, encontró que usar estos endulzantes podía resultar en aumento de peso. Los expertos creen que aumentan la sensación de hambre porque te dan el sabor del dulce, pero no las calorías, dejándote insatisfecho. Limita tu consumo de endulzantes artificiales de la misma forma que lo haces con el azúcar.

34

Bodytech Fitness Magazine Perú 10  

Revista del Centro Médico Deportivo Bodytech para Perú

Advertisement