Page 1

LITURGIA DOMINICAL

www.lasantisimacruzdebarranco.org.pe

Domingo XIX T. Ordinario

Domingo 11 de Agosto de 2013

Jesús no quiere ver a sus seguidores paralizados por el miedo ni hundidos en el desaliento, no han de perder nunca la confianza y la paz, “No temas, pequeño rebaño, porque el Padre de ustedes ha tenido a bien darles el reino”. También hoy somos un pequeño rebaño, pero podemos permanecer muy unidos a Jesús, el Pastor que nos guía y nos defiende, animados por la fe en Dios y la esperanza en su promesa de felicidad plena. Cristo emplea la imagen del tesoro, si lo más valioso para nosotros es lo material, allí estarán nuestros afectos, allí estará nuestro corazón, hasta sacrificar los demás valores familiares, sociales y espirituales, en cambio, si reconocemos que los bienes materiales son sólo medios en función de lograr el fin para el cual fuimos creados nos dispondremos a amar y servir a Dios amando y sirviendo a nuestros hermanos, en especial a los más necesitados, habremos hallado el tesoro que verdaderamente vale, siendo fieles servidores, pues “a quien se le confió mucho, se le pedirá mucho más”.

Antífona de Entrada Piensa, Señor, en tu alianza, no olvides sin remedio la vida de tus pobres. Levántate, oh Dios, defiende tu causa, no olvides las voces de los que acuden a ti. ORACIÓN COLECTA Dios todopoderoso y eterno, a quien podemos llamar Padre, aumenta en nuestros corazones el espíritu filial, para que merezcamos alcanzar la herencia prometida. Por nuestro Señor Jesucristo. PRIMERA LECTURA

Sab 18, 6-9

La noche de la liberación se les anunció de antemano a nuestros padres, para que tuvieran ánimo, al conocer con certeza la promesa en que tenían puesta su esperanza. Tu pueblo esperaba ya la salvación de los inocentes y la perdición de los enemigos, pues con una misma acción castigabas a los adversarios y nos honrabas, llamándonos a ti. Los santos hijos de los justos ofrecían sacrificios a escondidas y, de común acuerdo, se imponían esta ley sagrada: que todos los santos serían solidarios en los peligros y en los bienes; y empezaron a entonar los himnos tradicionales. Palabra de Dios.

Bendiciones Pbro. Julio César Martínez Torres

LECTURA DIARIA 12 Lunes Dt 10,12-22; Sal 147; Mt 17,21-26 13 Martes Dt 31,1-8; Sal: Dt 32,3-12; ; Mt 18,1-5.10.12-14 14 Miércoles San Maximiliano María Kolbe Dt 34,1-12; Sal 65; Mt 18,15-20 15 Jueves Asunción de María Ap 11,19a; 12,1.3-6a.10ab; Sal 44; 1 Cor 15,20-27a; Lc 1,39-56 16 Viernes Jos 24,1-13; Sal 135; Mt 19,3-12 17 Sábado Jos 24,14-29; Sal 15; Mt 19,13-15 18 Domingo XX T. Ord Jer 38,4-6.8-10; Sal 39; Heb 12,1-4; Lc 12,49-53


Salmo responsorial Sal 32 R. Dichoso el pueblo que el Señor se escogió como herencia. Aclamen, justos, al Señor, que merece la alabanza de los buenos. Dichosa la nación cuyo Dios es el Señor, el pueblo que él se escogió como herencia. R. Los ojos del Señor están puestos en sus fieles, en los que esperan en su misericordia, para librar sus vidas de la muerte y reanimarlos en tiempo de hambre. R. Nosotros aguardamos al Señor: él es nuestro auxilio y escudo; que tu misericordia, Señor, venga

sobre nosotros, como lo esperamos de ti. R.

SEGUNDA LECTURA

Heb 11, 1-2.8-19

Hermanos: La fe es seguridad de lo que se espera, y prueba de lo que no se ve. Por su fe, son recordados nuestros antepasados. Por fe, obedeció Abraham a la llamada y salió hacia la tierra que iba a recibir en herencia. Salió sin saber adonde iba. Por fe, vivió como extranjero en la tierra prometida, habitando en tiendas -y lo mismo Isaac y Jacob, herederos de la misma promesa-, mientras esperaba aquella ciudad de sólidos cimientos cuyo arquitecto y constructor es Dios. Por fe, también Sara, a pesar de su avanzada edad, recibió el poder de concebir, porque confió en quien se lo había prometido. Y así, de un solo hombre, sin vigor ya para engendrar, nacieron hijos numerosos como las estrellas del cielo y como la arena incontable de las playas. Con esa fe murieron todos ellos, sin haber recibido lo prometido; pero viéndolo y saludándolo de lejos, confesando que eran huéspedes y peregrinos en la tierra. Es claro que los que así hablan están buscando una patria; pues, añoraban la patria de donde habían salido, estaban a tiempo para volver. Pero ellos ansiaban una patria mejor, la del cielo. Por eso Dios no tiene reparo en llamarse su Dios: porque les había preparado una ciudad. Por fe, Abraham, puesto a prueba, ofreció

a Isaac; y era su hijo único lo que ofrecía, el destinatario de la promesa, del cual le había dicho Dios: «Isaac continuará tu descendencia». Pero Abraham pensó que Dios tiene poder hasta para hacer resucitar muertos. Y así, recobró a Isaac como un símbolo y figura del futuro. Palabra de Dios. EVANGELIO

Lc 12, 32-48

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: — «No temas, pequeño rebaño, porque el Padre de ustedes ha tenido a bien darles el reino. Vendan sus bienes y den limosna; consíganse bolsas que no se desgasten, y acumulen un tesoro inagotable en el cielo, donde no se acercan los ladrones ni destruye la polilla. Porque allí donde tengan su tesoro, tendrán también su corazón. Tengan ceñida la cintura y encendidas las lámparas. Ustedes estén como los que aguardan a que su señor vuelva de la boda, para abrirle apenas venga y llame. Dichosos los criados a quienes el señor, al llegar, los encuentre despiertos; les aseguro que se ceñirá, los hará sentar a la mesa y los irá sirviendo. Y, si llega entrada la noche o de madrugada y los encuentra así, dichosos ellos. Comprendan que, si supiera el dueño de casa a qué hora viene el ladrón, no le dejaría asaltar su casa. Lo mismo ustedes, estén preparados, porque a la hora que menos piensen viene el Hijo del hombre». Pedro le preguntó: — «Señor, ¿has dicho esa parábola por nosotros o por todos?» El Señor le respondió: — «¿Quién es el administrador fiel y solícito a quien el amo ha puesto al frente de su servidumbre para que les reparta la ración de alimentos a sus horas? Dichoso el criado a quien su amo, al llegar, lo encuentre portándose así. Les aseguro que lo pondrá al frente de todos sus bienes. Pero si el empleado piensa: “Mi Señor tarda en llegar”, y empieza a pegarles a los criados y a las criadas, y se pone a comer y beber y a emborracharse, llegará el Señor de aquel criado el día y a la hora que menos lo espera y lo despedirá, condenándolo a la pena de


los que no son fieles. El criado que conoce la voluntad de su señor, pero no está preparado o no hace lo que él quiere, recibirá un castigo muy severo. En cambio, el que, sin conocer esa voluntad, hace cosas reprobables, recibirá un castigo menor. A quien se le dio mucho, se le exigirá mucho; y a quien se le confió mucho, se le pedirá mucho más». Palabra del Señor. CREDO NICENO-CONSTANTINOPOLITANO

Creo en un solo Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible y lo invisible. Creo en un solo Señor, Jesucristo, Hijo único de Dios, nacido del Padre antes de todos los siglos: Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado, no creado, de la misma naturaleza del Padre, por quien todo fue hecho; que por nosotros, los hombres, y por nuestra salvación bajó del cielo, y por obra del Espíritu Santo se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre; y por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato; padeció y fue sepultado, y resucitó al tercer día, según las Escrituras, y subió al cielo, y está sentado a la derecha del Padre; y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su reino no tendrá fin. Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo, que con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria, y que habló por los profetas. Creo en la Iglesia, que es una, santa, católica y apostólica. Confieso que hay un solo Bautismo para el perdón de los pecados. Espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro. Amén. PLEGARIA UNIVERSAL Oremos, hermanos, a Dios Padre todopoderoso, que tanto amó al mundo que le dió a su Hijo único.

— Por la santa Iglesia de Dios; para que la unidad, la caridad mutua y el fervor reinen entre nosotros Roguemos al Señor. — Por la humanidad; para que cesen en el mundo las guerras, las divisiones, los odios, los recelos y las discordias, y recuperemos la esperanza en el amor. Roguemos al Señor. — Por los que, conociendo el amor, sufren los frutos del egoísmo: la soledad, la opresión, el desamparo; para que encuentren en su camino quienes les comprendan y ayuden. Roguemos al Señor. — Por nosotros; para que, saliendo de nuestra mediocridad, sepamos llevar a plenitud la fe recibida en el bautismo. Roguemos al Señor. Oh Dios, que haces crecer a tu Iglesia con el nacimiento de nuevos hijos, haznos ser fieles a tu gracia y escucha nuestras oraciones. Por Jesucristo, nuestro Señor. ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS Acepta, Señor, los dones que le has dado a tu Iglesia para que pueda ofrecértelos y transfórmalos en sacramento de nuestra salvación. Por Jesucristo nuestro Señor. COMUNIÓN ESPIRITUAL

“Yo quisiera, Señor, recibirte con la misma pureza, humildad y devoción con que te recibió tu Santísima Madre, con el espíritu y fervor de los Santos. Amén”. www.lasantisimacruzdebarranco.org.pe


ANTÍFONA DE COMUNIÓN Glorifica al Señor, Jerusalén, que te sacia con flor de harina. ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN La comunión en tus sacramentos nos salve, Señor, y nos afiance en la luz de tu verdad. Por Jesucristo nuestro Señor.

AÑO DE LA FE: Podemos ganar las indulgencias plenarias peregrinando a nuestra Parroquia La Santísima Cruz que ha sido elegida como uno de los lugares donde se pueden obtener las indulgencias.

AVISOS PARROQUIALES SIMPOSIO TEOLÓGICO El Arzobispado de Lima está organizando un simposio teológico por el Año de la Fe, cuyo lema es:

“Esta es nuestra fe”

Lugar: Colegio de Jesús. (Av. Brasil cdra. 24) Días: 12, 13 y 14 de Agosto. Hora: 7:30 - 9:30pm Donación: S/.50. Los temas que se desarrollarán en este simposio son: - De Benedicto XVI a Francisco. La fe de siempre. - Santo Toribio de Mogrovejo y la transmisión de la fe en el Perú. - La Sagrada Escritura como alimento de nuestra fe. - La fe como respuesta a la Revelación de Dios. - La fe y el apostolado hoy. Venta de entradas en el Seminario de Santo Toribio (Esq. Av. La Marina con Sucre) y en la Parroquia. CATEQUESIS SEMANAL

CONTINUACIÓN DEL CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA

60. ¿Quiénes son los ángeles? 328-333 350-351 Los ángeles son criaturas puramente espirituales, incorpóreas, invisibles e inmortales; son seres personales dotados de inteligencia y voluntad. Los ángeles, contemplando cara a cara incesantemente a Dios, lo glorifican, lo sirven y son sus mensajeros en el cumplimiento de la misión de salvación para todos los hombres.

11 de agosto 2013 para web  
Advertisement