Page 12

EDITORIAL.

Carlos Estrada Zubía.

Quién es.

Carlos Estrada Zubía. Arquitecto ambientalmente responsable con la capacidad y el deseo de intercambiar información verde con quien se le ponga en frente. Sus conocimientos internacionales le han permitido combinar proyectos arquitectónicos con un significado filosófico y social. Si tienes una charla con él, seguramente saldrás con dudas y aprendizajes. Cuenta con una impresionante lista de estudios como: MA Environment & Energy Studies Programme, Architectural Association Graduate School, AA School of Architecture, Londres. Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey -ITESM-. LEED ACREDITED PROFESSIONAL, USGBC. Además de disfrutar el dar clases y conferencias en el Tec, la UDEM y otros extranjeros.

01

Carlos Estrada Zubía.

Ha trabajado como socio fundador y director de Oficina de Arquitectura en Innovación Inteligente en diseño SA, como arquitecto asociado a Grimshaw Architects NY con quien desarrolló el proyecto de “horno 3” museo del Acero Monterrey. Ganador de premios de Honor del AIA, honor XVI Bienal Panamericana de Quito en Ecuador 2008, medalla de plata X bienal de arquitectura mexicana, calli de Cristal XIII Bienal de Arquitectura Nuevo León, Obra del Año 2007 -Revista Obras-.

- Arquitectura basada en desempeño o “la prueba está en el postre”

www.stilo.com.mx

En el medio de trabajo de arquitectos y diseñadores –me atrevería a decir que en todas partes del mundo-, es común y recurrente la queja de muchos profesionales respecto a una incomprensión o crisis de credibilidad sobre sus capacidades. En muchos sentidos, el diseñador considera que su trabajo no es debidamente reconocido y compensado, y cada proyecto pareciera resultar con un saldo negativo en cuanto al talento invertido y lo que realmente se recibe a cambio.

12

Otra luz sobre el asunto, según yo, es que los diseñadores a menudo contamos con un cierto privilegio –no justificado, por cierto- que nos convence de trabajar con relativa impunidad, en términos de no necesariamente sujetarnos a la responsabilidad legal que buena parte de nuestro trabajo entraña. No me refiero con esto a defectos o errores en la construcción –que implica otro tipo y nivel de responsabilidad-; sino a las consecuencias del diseño. Siendo incisivos, los diseñadores sólo estaremos en la posición de exigir el justo

reconocimiento cuando entreguemos con nuestro trabajo la evidencia que respalde nuestras buenas decisiones. Vivimos la época de la compensación por resultados, y sin embargo seguimos diseñando con más optimismo y buena fe que herramientas que midan y comparen la efectividad de nuestras ideas. Deberíamos obligarnos a demostrar el valor de nuestras ideas en términos cuantitativos y sólidos, y desterrar para siempre la idea del genio irresponsable que no se sujeta a ninguna regla de economía o eficiencia con la excusa de la búsqueda formal malentendida. Sólo cuando incorporemos en nuestra práctica los medios que nos permitan garantizar la eficiencia, belleza duradera y funcionalidad de nuestros proyectos concretados en edificios, mereceremos el total reconocimiento que Vitrubio sintetizó en su triada: firmitas, venustas, utilitas.

Stilo 18  

Especial de Sustentabilidad. EcoArk, Génesis verde, Museo Ordos, Huertos urbanos, Jardines verticales, Waste landscape, 747 House.

Stilo 18  

Especial de Sustentabilidad. EcoArk, Génesis verde, Museo Ordos, Huertos urbanos, Jardines verticales, Waste landscape, 747 House.

Advertisement