Page 21

Santisteban del Puerto, Castellar y las Navas, lo que está en consonancia con lo estudiado por José Ignacio Ruiz Rodríguez en el sentido de que la estructura recaudatoria del Servicio de Millones era potestad en muchos casos de los nobles junto al nombramiento no solo de escribanos sino de alcabaleros en los pueblos de su jurisdicción. Los derechos de almojarifazgo, aduanas interiores , estancos ( de la sal, tabaco, naipes y otros productos), la media annata, el derecho de lanzas o el citado de millones, estaban regulados, aunque la mayoría de los funcionarios que los cobraban , conseguían estos nombramientos a través de la venta de oficios, sin examen ni oposición. Esta “venta de los oficios de pluma” de la que ya nos advirtiera Tomás y Valiente, hacía pensar en una cierta venalidad y clientelismo por parte de los Señores, de la que también nos habló Domínguez Ortiz. La situación comatosa del erario público generada a raíz de acudir a los banqueros que cobraban intereses usurarios de hasta el 30% en muchos casos (los denominados gastos de conducción y aldehalas), condujo a las bancarrotas de 1662 y de 1666 entre otras, por citar las más cercanas a nuestra época de referencia, reconvirtiendo la deuda flotante en deuda consolidada , en tiempos en los que el fraude fiscal y las apropiaciones indebidas por parte de los recaudadores, eran frecuentes. La devaluación de la moneda condujo a épocas de gran carestía y hambre. No obstante nuestro paisano Diego Ruiz estuvo exento de estas arbitrariedades y desempeñó el cargo con competencia y justicia al decir de las crónicas, obtenido su empleo en buena lid, al haber sido examinado y encontrado apto para el desempeño de su oficio por parte del Consejo de Castilla, que fijaba al mismo tiempo los “numerus clausus” de cada población. Los escribanos eran necesarios en la sociedad de su tiempo, como actualmente son imprescindibles sus herederos, los notarios, reorganizados hace 150 años a raíz de la regia sanción de la Ley Orgánica del Notariado que les permitió salir del antiguo régimen. Aquellos y estos, para el historiador son cronistas de cada época de la sociedad en la que vivieron o viven y testigos inmutables del paso del tiempo. Por tanto, sirvan estas letras mías como homenaje a tan ilustre profesión. Si la memoria es la centinela del espíritu como dijo Shakespeare y si solo se inventa mediante el recuerdo según Karr, la evocación de la figura de este escribano navero, nos permite ahondar en los entresijos de la historia de nuestro pueblo. FERNANDO PAREDES SALIDO.

21

Estrella Digital, nº 5  

Publicación para la difusión de la Romería de la Virgen de la Estrella y de los usos y costumbres de Navas de San Juan, Jaén.

Estrella Digital, nº 5  

Publicación para la difusión de la Romería de la Virgen de la Estrella y de los usos y costumbres de Navas de San Juan, Jaén.

Advertisement