Page 1

Anne Hathaway

Anne Jacqueline Hathaway, (n. en Brooklyn, Nueva York, Estados Unidos, 12 de noviembre de 1982), es una actriz de cine y modelo estadounidense. Realizó su debut actoral en 1999, en la serie de televisión Get Real. Después de que fue cancelada, fue elegida como Mia Thermopolis en la película de comedia familiar de Disney The Princess Diaries (2001), con la que su carrera cobró impulso. Durante los siguientes tres años, Hathaway continuó protagonizando películas familiares, retomando el papel de Mia Thermopolis en la secuela, y como personaje principal en Ella Enchanted (ambas de 2004). Interesada en otros proyectos, Hathaway comenzó una transición de carrera con papeles de reparto en Caos y Brokeback Mountain (ambas de 2005). Posteriormente, fue coprotagonista junto a Meryl Streep en The Devil Wears Prada (2006) y apareció en Becoming Jane (2007) como la escritora Jane Austen. En 2008, obtuvo varios reconocimientos por su papel protagonista en la película La boda de Rachel, siendo nominada para el Premio Óscar a la mejor actriz. En 2009 protagonizó al lado de Kate Hudson la película Guerra de Novias. En 2010, protagonizó los éxitos de taquilla Valentine's Day y Alicia en el país de las maravillas. En 2012 interpretó a (Gatúbela (Catwoman) - Selina Kyle) la famosa rival y posteriormente aliada de (Bruce Wayne - Batman) Christian Bale en The Dark Knight Rises la cual fue la tercera y última entrega de la trilogía de Batman. En 2012 protagonizó la película musical "Los Miserables" interpretando a Fantine, actuando junto a Hugh Jackman y Russell Crowe entre otros, recibiendo el Globo de Oro y el Óscar a la mejor actriz de reparto. Su estilo de actuación ha sido comparado con Judy Garland y Audrey Hepburn. Hathaway cita a Hepburn como una de sus actrices favoritas y a Streep como un icono. La revista People la nombró como una de las grandes estrellas descubiertas en 2001 y apareció por primera vez en la lista de las 50 personas más bellas del mundo de dicha revista en 2006. En 2011 dirigió la 83 edición de los Premios Óscar, junto a James Franco.


Biografía Hija de la actriz de teatro Kate McCauley y del abogado Gerald Hathaway, Anne siempre encontró la inspiración y el apoyo necesarios para seguir los pasos de su madre. A pesar de todo, la coincidencia de su nombre con el de Anne Hathaway, esposa del dramaturgo y poeta inglés William Shakespeare, ni más ni menos, es sólo una casualidad. Ella tiene un hermano mayor, Michael, y uno menor, Thomas. Hathaway tiene principalmente ascendencia irlandesa y francesa, y más distantemente ascendencia alemana e indoamericana. Hathaway fue educada como católica con lo que ella consideraba "valores realmente fuertes", y había expresado su deseo de convertirse en monja durante su infancia. Sin embargo, rechazó la idea a la edad de 15 años, después de saber que su hermano Michael era gay. "Me di cuenta de que mi hermano mayor era homosexual, y no podía apoyar una religión que no apoyara a mi hermano. Ahora me considero una cristiana sin denominación porque no he encontrado una religión para mí." En 2009, Hathaway expresó que sus creencias religiosas eran "una obra en progreso." Pasó la mayor parte de su juventud en Short Hills (Nueva Jersey) y acudió y se graduó en el Millburn High School. Su permanencia en el instituto público de Millburn le sirvió para introducirse en el mundo escénico y hacer sus primeros intentos artísticos en el teatro. El resultado fue tan satisfactorio para Anne que acabó estudiando arte dramático en la Paper Mill Playhouse de Nueva Jersey y, estando aún en el instituto, fue nominada al "Premio Estrella Naciente" de la Playhouse para la mejor representación escolar del estado. Posteriormente, se instruyó durante varios semestres en el Vassar College de Pougkeepsie (Nueva York) antes de trasladarse definitivamente en el Gallatin School of Individualized Study perteneciente a la Universidad de Nueva York. Una época de la que ella guarda muy buenos recuerdos y a la que se refiere como una de sus mejores decisiones. Allí, fue la primera y única adolescente en ser admitida en el programa de estudios intensivos de actuación organizado por la premiada compañía de teatro Barrow Group. También estudió en el programa de teatro musical organizado por el Collaborative Arts Project, CAP 21, afiliado a su universidad. De esta manera, Hathaway cuenta con una amplia formación profesional que la ha llevado a preferir el escenario antes que al mundo del celuloide. Anne es, además, una lograda bailarina que estudió en el Broadway Dance Center de la ciudad de Nueva York y, como primera soprano, en 1998 tuvo el privilegio de dar dos conciertos en el Carnegie Hall como miembro del All-Eastern US High School Honors Chorus. Otras cualidades de Anne son el gusto por el diseño y es que ella trabajó en un proyecto con el diseñador Lázaro Hernández con el que se rumorea que hubo un romance de corta duración.


Inicios con Disney Su edad y su gran estatura, fueron un inconveniente para conseguir papeles en Broadway, ya que era muy alta para papeles de niños, y demasiado joven para los papeles adultos. Sin embargo, tres días después de actuar en el Carnegie Hall de Nueva York, Anne fue aceptada para formar parte del reparto de la serie de televisión, Asuntos de familia. Aunque ésta solo duró una temporada, el papel de hermana mayor de Meghan Green le obtuvo muy buenas críticas a Anne y llegó a ser nominada como mejor actriz dramática en los Teen Choice Awards del año 2000. El salto al cine se produjo solo dos años después cuando participó en el drama Al otro lado del cielo junto con Christopher Gorham. Pero antes de empezar su producción en Nueva Zelanda, Anne se presentó al casting para el papel protagonista de Mia Thermopolis en la comedia familiar de Garry Marshall The Princess Diaries (Princesa por sorpresa). Según cuenta la leyenda, Marshall contrató a la actriz para interpretar a la princesa propensa a los accidentes cuando ella se cayó de una silla durante la audición. El diario de la princesa fue la primera de sus películas que se estrenó. De este modo, la audiencia cinematográfica la vio por primera vez como Mia, una adolescente de San Francisco que descubre que pertenece a la realeza. Trabajando con estrellas tan talentosas como Julie Andrews (como su abuela), Héctor Elizondo (como un consejero) y Heather Matarazzo (como la amiga de Mia), Hathaway demostró una flexible comicidad y un increíble despliegue escénico que, junto con su don de gentes y su amplia sonrisa, le valieron la opinión favorable del público y la crítica. Según cuenta ella misma, Garry Marshall le dio el mejor consejo de toda su carrera cuando le dijo: "nunca sabes si una película va a ser un éxito, así que más vale que lo pases bien rodándola". Y se divirtió grabándola con todo el equipo de producción pero, además, la película fue un éxito mundial que lanzó a Anne al estrellato con sus 19 años. Su otra película, Al otro lado del cielo, basada en la historia real de un misionero en Tonga, no tuvo tanto eco mediático. Acto seguido protagonizó un segundo drama con La leyenda de Nicholas Nickleby basada en la novela de Charles Dickens. La película empezó con buenas referencias por parte de la crítica. De hecho, incluso el periódico Deseret Morning News predijo que era una posible candidata a los premios Óscar. Sin embargo, a pesar de la aclamación de los expertos, el filme


nunca obtuvo una gran audiencia y terminó hundiéndose en la taquilla norteamericana. Posteriormente, Anne decidió recuperar su imagen de ídolo para el público infantil gracias a su papel en Ella Enchanted, un nuevo título familiar. La historia se desarrollaba en un mundo mágico poblado de hadas madrinas, ogros y príncipes. Pero, aunque la novela del mismo nombre había sido muy bien aceptada por el público, la película pasó indiferente por la gran pantalla. En 2004 Hathaway podía haber sido la compañera de reparto de Gerard Butler en la adaptación cinematográfica de El fantasma de la ópera, pero acabó rechazando el papel debido a su conflictivo contrato con la compañía Walt Disney Pictures, con el cual tampoco estaba demasiado satisfecha. Disney comenzó su producción de Princesa por sorpresa 2: Compromiso Real a inicios del año 2004 y siguiendo su estela de todos lo públicos, Anne repitió personaje en la secuela de El diario de la princesa. En esta ocasión, el susto de saberse heredera al trono de Genovia daba paso a la necesidad de encontrar un marido adecuado. Su vinculación con el mundo infantil continuó con la cinta de animación La increíble pero cierta historia de Caperucita Roja de 2005, donde prestó su voz a la renovada protagonista del cuento. Un doblaje que le sirvió para explotar otra de sus cualidades, pues cantó un tema de la banda sonora.

Transición artística El diario de una princesa 2 supuso la despedida de Anne Hathaway del cine familiar. Consciente de que se había encasillado como un icono infantil, Anne siguió el valioso consejo que le dio Julie Andrews durante el rodaje de la película de Disney: para desligarse de este cliché, no había nada mejor que un desnudo a tiempo como el que la misma Julie protagonizó en S.O.B (1981). Anne Hathaway tomó nota y pronto comenzó a decir en las entrevistas que aunque siempre se la asociaba con el cine familiar, no le importaría aceptar algún papel algo más subido de tono. Y la oportunidad le llegó con la película independiente Caos, donde interpretó a una adolescente rebelde de clase alta que deseaba probar nuevos estímulos y acababa involucrada en el mundo de las drogas y la corrupción. La ruptura con su versión infantil, por lo tanto, fue radical. Sin embargo, cuando Anne se ganó sus galones como actriz y demostró su madurez profesional fue con su participación en la controvertida y galardonada Brokeback Mountain. Ang Lee la eligió para interpretar a la mujer del personaje de Jake Gyllenhaal. Y de nuevo, Anne no se arredró ante un papel con pocas frases y mucha piel. De esta forma, se apuntó su primer gran éxito en el cine adulto ya que la película obtuvo prácticamente todos los premios a los que estuvo nominada, incluidos tres Premios Óscar. Apenas un año después, en 2006, con The Devil Wears Prada, Hathaway consiguió afianzarse aún más en su ascenso profesional. El papel de Andy Sachs, la joven inocente que llega a Nueva York para trabajar como asistente personal de la voraz e implacable editora de modas Miranda Priestly (Meryl Streep), resultó perfecto para el aire genuino de los ojos y sonrisa de


Anne. A pesar de que su papel no aportaba nada nuevo a su registro interpretativo, Anne dio una muy digna réplica a una espectacular Meryl Streep y consiguió no quedar en ningún momento eclipsada por la presencia de la veterana. La película recaudó más de 125 millones de dólares sólo en Estados Unidos y le permitió darse a conocer entre un público sin límite de edad. Su deseo, pues, se había cumplido ya que, como ella misma dice, lo que más le gusta de su profesión son los nuevos retos, lejos del encasillamiento. Así se planteó su siguiente película La joven Jane Austen (2007) su proyecto más ambicioso hasta ese momento ya que por primera vez, Anne aguantaba el peso de la historia completamente sola. En este drama biográfico Anne tuvo que meterse en la piel de la escritora británica responsable de novelas como Sentido y sensibilidad y Orgullo y prejuicio, en las que Jane Austen supo plasmar como pocos el ambiente social y moral de su época. Por ello, Anne tuvo que documentarse sobre el periodo de la Regencia, aprender los modales, bailes y decoro propios de su sociedad y, sobre todo, aprender un más que necesario acento británico al mismo tiempo que explotaba su vena más romántica. Su inmersión en el papel de Jane fue tal que la misma Anne llegó a afirmar: “Volví a leerme toda la obra de Jane y unas cuantas biografías. También leí ensayos críticos sobre ella, sus cartas y me documenté sobre el periodo de la Regencia. Leía todo lo que llegaba a mis manos. Llegó un momento en el que el director me arrancaba los libros de las manos porque yo no dejaba de señalar detalles incongruentes entre el guion y la época”.

Actualmente Desde entonces, la proyección artística de Anne ha seguido un buen ritmo. El 2008 vino acompañado de tres de sus estrenos. Después de mostrar su faceta más dulce con La joven Jane Austen, aquel año la actriz quiso probar suerte con su primera cinta de acción, el remake cinematográfico de la mítica teleserie Get Smart — más conocida como Superagente 86— en el cual encarnó a la mítica Agente 99. También participó en el drama de Passengers que supuso su primera incursión en el thriller sobrenatural. Pero, cuando realmente se pudo comprobar que su salto a la madurez era permanente fue bajo las órdenes de Jonathan Demme en La boda de Rachel. En este retorno del oscarizado director de El silencio de los corderos, Hathaway tuvo la oportunidad de demostrar su talento interpretativo gracias al papel de Kym, la oveja negra de una familia aparentemente bien avenida. Ojerosa y con el rímel medio corrido, Anne Hathaway tuvo que afrontar uno de los personajes más complejos y atormentados de toda su carrera. El New York Post no dudó en definirla como "la guinda imprescindible de la película" y los críticos poco a poco empezaron a alabarla. Evidentemente, La boda de Rachel confirmaba que aquella actriz perfumada de Disney había desaparecido y en su lugar había quedado una actriz refinada y elegante que apuntaba a ser una gran estrella. Una transformación que fue premiada en varios festivales de cine pero, además, le mereció su primera nominación a los Óscar y Globos de Oro como mejor actriz principal.


Es precisamente en ese momento, cuando una nueva Anne ha decidido volver a la compañía Disney; pero en unas condiciones completamente diferentes. En colaboración con uno de los grandes directores del cine americano, Tim Burton, dio cuerpo a la Reina Blanca de Alicia en el país de las maravillas acompañada por Helena Bonham Carter, Johnny Depp y Alan Rickman. Mientras tanto, a la espera de la anterior producción, la actriz preparó nuevos proyectos para los siguientes años. En concreto, la comedia romántica de Garry Marshall Valentine's Day, que se estrenó el día de San Valentín de 2010. También participó en el rodaje de una película llamada "Love and Other Drugs" (El amor y otras drogas) dirigida por Edward Zwick, que protagoniza junto al actor Jake Gyllenhaal, donde interpreta a una mujer afectada por el Parkinson que se enamora de un visitador médico, vendedor de viagra. Se ha confirmado que aparecerá junto a Jim Sturgess en la película de Lone Scherfig, One Day. Hathaway personifica a Selina Kyle en la nueva cinta de la saga de Batman que cuenta con Christian Bale y Tom Hardy. En octubre de 2011, se confirmó que Hathaway participaría en la película Les Misérables dirigida por Tom Hooper y protagonizada por Hugh Jackman y Russell Crowe, interpretando a Fantine. Un video de Hathaway cantando I Dreamed a Dream, una canción de Les Miserables se presentó en el CinemaCon el 26 de abril de 2012. Hooper describe el canto de Hathaway como "crudo" y "real". Para el papel, Hathaway cortó su pelo en un corte pixie afirmando que "No lo siento como un sacrificio. Transformarse es una de las mejores cosas [de la actuación]". Dicha película fue estrenada el 25 de diciembre de 2012 en Estados Unidos. Por su actuación, Hathaway recibió elogios de la crítica y fue nominada para varios premios, incluyendo el premio Óscar, un Globo de Oro, el Screen Actors Guild Award y el premio BAFTA a la mejor actriz de reparto. Ella ganó todos los premios antes mencionados, recibiendo el último de estos galardones, el 24 de febrero de 2013, al recibir un premio de la Academia como Mejor Actriz de Reparto por su papel en Les Misérables.

Vida personal Su estilo se ha comparado con el de reconocidas personalidades de la industria como Judy Garland y Audrey Hepburn. Hathaway fue portada de revistas en múltiples ocasiones. En 2006, la revista People la incluyó en su lista de las 50 personas más hermosas del mundo y en 2008 Lancôme la escogió para que fuera la imagen de su nueva fragancia Magnifique. La actriz ha afirmado que no se


identifica con los cánones clásicos de belleza de Hollywood y terminó estableciendo residencia en Nueva York.

Matrimonio y relación familiar El sábado 29 de septiembre de 2012, se casó con Adam Shulman en una boda celebrada en la pintoresca costa de Big Sur, California, según informaron varios medios. Hathaway, de 30 años, conocida por sus papeles en The Devil Wears Prada y The Dark Knight Rises se casó con Shulman, un diseñador de joyas, en una finca privada en la costa del Océano Pacífico al sur de San Francisco, según informaciones de las revistas People y Us que incluyeron imágenes de Hathaway con un vestido blanco, velo y cola. La pareja se comprometió el pasado noviembre y se casaron la noche del sábado ante más de 100 invitados, con Hathaway vistiendo un diseño de Valentino. Fue el primer matrimonio para ambos.

Anny Hathaway  

Nació el 12 de noviembre de 1982 en Brooklyn, Nueva York (Estados Unidos) Mide 1’73. Actriz neoyorquina, hija del abogado Gerard Hathaway y...