Issuu on Google+

Izalco...

Conociendo la Cultura gastronómica en: “El Altar de los Muertos”

Volcán de Izalco


El Altar de los Muertos y sus

delicias en Izalco.

LA GASTRONOMÍA… La gastronomía comúnmente se piensa que solo es el estudio de los alimentos, pero una definición más correcta es: “la ciencia que se encarga de estudiar la relación de los seres humanos con el medio que los rodea y los alimentos que consumen”, la gastronomía es un prodigio del cual obtenemos las delicias de nuestras comidas, con la mejor calidad donde se puede estimar el arte con el paladar. A pesar de los años la gastronomía ha sobrevivido y hoy en día podemos disfrutar de platillos verdaderamente exquisitos.

Izalco sorprendente… Izalco Ciudad Mágica, cuya belleza ancestral ha sido conservada con el paso de los años; su historia es de gran importancia para los pobladores que constantemente luchan por mantener con vida la pasión por la cultura, en sus calles se encuentra una riqueza cultural admirable, a pesar de los acontecimientos históricos que han marcado al municipio, se percibe mucha fuerza y deseo de seguir adelante, muestra de ello son las costumbres y tradiciones que ponen en práctica para sus celebraciones religiosas y culturales sin dejar de lado la devoción y agrado por avivar la cultura y seguir transmitiéndola de generación en generación.

Festividades añejas.

Altar de muertos con ofrendas y fotografías de las personas fallecidas.

inmortalizar a los seres queridos ya fallecidos de una manera particular, poniendo de manifiesto el amor que le tenían y que aún atesoran por esa persona con un altar en un espacio determinado por sus familiares, este altar tiene diferentes niveles, pueden ser de dos a siete niveles. En relación a su decoración puede variar, situando las fotografías de la persona fallecida, utensilios de valor, todas las comidas, bebidas y frutas locales preferidas, además se adereza con una variedad de papel picado en diversos colores menos en rojo, y sus flores amarillas no pueden faltar. Don Carlos Leiva historiador y restaurador señaló que para el día de muertos el platillo típico es el tamal, puede ser el ticuco o el tamal mismo (de pollo o de cerdo) y también el chocolate preparado con cacao; “yo

tengo por ahí unas recetas y esas no las transmito porque quiero que sigan siendo muy del mundo náhuatl nuestro, ahora lo conocemos como bombazo de chocolate, lleva agua de rosas, especias y varias cosas más, te eleva la capacidad intelectual por las vitaminas, quizás es como la arginina al 1000%”, también

En Izalco, se celebran una serie de festividades entre las cuales se encuentra la celebración del día de muertos el 02 de noviembre y sus altares la noche previa el día de los Santos Inocentes, en dicha celebración se pone de manifiesto la variedad de platillos que preparan para el evento. El altar de los muertos están los buñuelos de yuca, el es una celebración con un dulce de ayote y las hojuelas. significado muy especial para los izalqueños, donde pueden

yo tengo por ahí unas recetas y esas no las transmito porque quiero que sigan siendo muy del mundo náhuatl nuestro, ahora lo conocemos como bombazo de chocolate, lleva agua de rosas, especias y varias cosas más, te eleva la capacidad intelectual por las vitaminas, quizás es como la arginina al 1000%

Don Carlos Leiva expresando sus conocimientos de gastronomía en la celebración del día de muertos.


Platillos Tradicionales En la celebración del día de muertos lo más representativo de Izalco en el área de gastronomía son los buñuelos de yuca acompañado con miel de azúcar y una taza de café y el tamal conocido como “ticuco” relleno de frijoles blancos y pescaditas o el tamal de gallina acompañado con una taza de chocolate de cacao.

BUÑUELOS O NUEGADOS DE YUCA: Ingredientes de los buñuelos para la Celebración del día de muertos: Masa cocida de yuca, harina, huevos y anís. Preparación: se mezclan bien todos los ingredientes, luego se hacen las bolitas y se ponen a freír en aceite bien caliente y se sirven con miel de azúcar. (Receta por: Ana Estela Cerrato, cocinera de Izalco). LOS TAMALES: Los tamales pueden ser ticucos (rellenos con frijoles blancos y pescaditas) o tamales de gallina, pollo o cerdo. Ingredientes de los tamales: Masa de maíz, manteca o margarina derretida y el relleno que se prefiera.

Fotografía: Cortesía: Jorge Luis Mejía López

Preparación: se mezcla la masa de maíz con la manteca o margarina derretida, esta mezcla se coloca sobre un trozo de hoja de huerta, en el centro se le coloca el relleno seleccionado y se envuelve en la hoja de huerta, luego se amarra con tiras de “tul”, se colocan en una olla grande y se ponen a hervir hasta que estén totalmente cocidos. LAS HOJUELAS: Ingredientes: 1 Huevo, ½ lb de harina, azúcar (para espolvorear), ½ cascaron de huevo de agua ardiente, 1 cascaron de huevo de aceite de girasol, 1 pizca de sal y gotas de vinagre. Preparación: se bate el huevo con el agua ardiente y el aceite, se le añade la sal y el vinagre, se remueve y se pone harina a modo de que no se pegue en las manos, se amasa hasta que la mezcla adquiera brillo, se estira la masa y se corta en trozos con ayuda de una espátula y se ponen a freír en aceite bien caliente, tradicionalmente se sirven con miel de panela o se le espolvorea azúcar encima.

Una Lección de Vida... Las tradiciones son la esencia viva de los pueblos, su belleza y representación parte de la identidad cultural de una región. En El Salvador contamos con la práctica de esos valores culturales que en la actualidad son una joya que se tienen que proteger y defender para conservarlos ya que mediante el desempeño de esas prácticas se puede exaltar lo que en realidad es y significa nuestro país mostrando la verdadera identidad cultural de cada municipio, una práctica que cabe mencionar es el Altar de los Muertos en Izalco la cual se realiza una noche previa al día de los “Santos Difuntos”, dicha práctica permite a sus habitantes recordar a los familiares que ya no se encuentran en este mundo, de una manera diferente y especial transmitiendo los gustos de la persona fallecida; la cual va acompañada de una rica diversidad gastronómica para su realización. Si bien por cosas de la vida esas prácticas se han dejado de lado conforme al paso de los años, contamos con personas que han dado el todo por el todo para el resguardo de la cultura, tal es el caso del Lic. Carlos Leiva, la Sra. Ana Ester de Vega y la Sra. Ana Estela Cerrato lo cual nos llena de admiración ya que para muchos la cultura es algo sin importancia, pero gracias a ello podeos motivarnos a continuar con la renovación de la cultura.


Altar de muertos y sus delicias