Page 230

mundo la verdad de su fe, no había otro camino que el señalado 19 siglos antes en la carta de Santiago: la fe, si no se manifiesta en obras a favor de los necesitados, está realmente muerta (St 2,14‐17). El reproche del estudiante agnóstico hizo eco en Ozanam y sus amigos. Las nuevas Conferencias que habían de fundar no serían ya de historia, sino de caridad. Así describe el mismo Ozanam, siete meses antes de morir, las ideas que les impulsaron a fundar las Conferencias de San Vicente de Paúl: “Os habla uno de aquellos ocho estudiantes que hace veinte años se reunieron bajo la inspiración de san Vicente de Paúl en la capital de Francia. Sentíamos la necesidad de mantener nuestra fe en medio de los asedios que procedían de diversas teorías de profetas falsos, y nos dijimos: trabajemos, hagamos algo que dé fortaleza a nuestra fe. Pero ¿qué podíamos hacer para ser católicos de verdad sino consagrarnos a hacer lo que más agrada a Dios? Socorramos, pues, a nuestro prójimo como lo hacía Jesucristo. Para que Dios bendiga nuestro apostolado nos falta una cosa: obras de caridad. La bendición de los pobres es la bendición de Dios.”(ibid 14) Estas Conferencias no le empujan a la posición defensiva de las Conferencias de Historia; le llevan a la acción. Y le empujan no simplemente a la acción, por ejemplo, de propaganda de la doctrina católica, sino a la acción social. Y, además, a la acción social como manifestación privilegiada de la fe, pues una tal acción a favor del prójimo es “lo que más agrada a Dios”. (ibid 14) Las Conferencias de San Vicente de Paúl, también llamadas Sociedad de San Vicente de Paúl, es una asociación de seglares católicos, para la atención a los más pobres y necesitados. Es una asociación católica que no depende administrativamente de la Jerarquía de la Iglesia; pero, sin embargo, profesa un gran respeto y una ejemplar obediencia a la misma.30 Todos los que conforman la Sociedad de San Vicente son laicos comprometidos. Su fundador quiso que no faltara la compañía de un sacerdote, preferiblemente que conozca la vida de San Vicente y Federico Ozanam, para asesorar espiritualmente a los miembros de las Conferencias. Los miembros de las Conferencias deben dar testimonio de vida cristiana y un gran amor por los pobres. Los miembros de las Conferencias son llamados Socios Vicentinos, deben ser voluntarios comprometidos con gran capacidad de amar y de servir, se llaman laicos. 30 Ozanam y su obra. Padre Luis Emilio Holguín.

229

Profile for Sociedad de San Vicente de Paúl de Medellín

Guía del Catequista  

Guía del Catequista  

Advertisement