Page 178

Se celebra el sacramento de la Unción de la siguiente manera: los presbíteros imponen las manos sobre la cabeza de los enfermos; en silencio, oran por ellos y luego lo ungen en la frente y en las manos con el óleo bendito, diciendo: por esta santa Unción y por su bondadosa misericordia te ayude el Señor con la gracia del Espíritu Santo, para que, libre de tus pecados, te conceda la salvación y te conforte en tu enfermedad. “El que esté enfermo, que llame a los presbíteros de la Iglesia para que rueguen por él, ungiéndolo con aceite en el Nombre del Señor. La oración hecha con fe salvará al enfermo: el Señor lo levantará y, si ha cometido pecados, le serán perdonados” (Santiago 5:14 – 15). Este sacramento es un Don del Espíritu Santo y da el consuelo, la paz y el ánimo para vencer las dificultades propias de la enfermedad o la vejez. El Espíritu Santo renueva la confianza y la fe en Dios y fortalece contra las tentaciones del maligno, especialmente la tentación de desaliento y de angustia ante la muerte. Concede el perdón de los pecados si el enfermo no ha podido obtenerlo por el sacramento de la penitencia y restablece la salud corporal, si es la voluntad de Dios, y prepara para el paso a la vida eterna. No se debe esperar que el enfermo este grave o pierda su conciencia para acudir a este sacramento (Mateo 11:28). Escuchemos a Dios: Marcos 10:13, Lucas 10:25,34 ACTIVIDAD: SOPA DE LETRAS (Ver anexo 13) Finalidad: Reforzar los conceptos sobre el sacramento de la unción de los enfermos. CANCIÓN: ENTRE TUS MANOS Entre Tus manos está mi vida, Señor. Entre Tus manos pongo mi existir. CORO Hay que morir para vivir. Entre Tus manos confío mi ser

Si el grano de trigo no muere, si no muere solo quedará, pero si muere, en abundancia dará un fruto eterno que no morirá. CORO

177

Profile for Sociedad de San Vicente de Paúl de Medellín

Guía del Catequista  

Guía del Catequista  

Advertisement