Issuu on Google+

El LADRÓN MAGO AUTOR:Sarah Prineas EDITORIAL:Círculo de lectores OPINIÓN PERSONAL: Este libro me ha parecido intrigante sobre todo al principio del libro y yo creía que el ladrón no se iba a convertir en mago y que no encontrarían arreglar el problema de la gente, que se convertía en piedra porque el hombre iba a estar muerto o se había mudado. Steve era raro porque a la vez que era un matón le gustaba hacer punto. También era divertido solo que un poco raro. RESUMEN: Un día en la ciudad de Crepúsculo, el ladrón Connwaer robó al mago Nevery su locus magicalicus y el ladrón casi muere. Era una noche oscura, las calles estaban desiertas, una neblina tiznada de hollín se elevaba desde el río y las sombras hacían eco en las callejuelas. La ciudad parecía hueca y vacía, desolada y muerta. Connwaer se escondió en una callejuela, no había comido. Oyó unos pasos, se acercaba alguien era un señor mayor, y llevaba algo en el bolsillo. El ladrón se acercó sigilosamente y se lo arrebató. Era una locus


magicalicus. De repente, empezó a iluminarse, y el señor volvió, le invitó a cenar. Mientras cenaban, la locus magicalicus comenzó a congelar al ladrón, y el señor hizo un conjuro y lo salvó. El mago contrata como guardaespaldas a Steve, un matón de la ciudad. Varias personas de la ciudad se transformaron en estatuas de piedra porque estaba bajando el nivel de magia. Nevery investiga estos sucesos. Mientras tanto Connwaer encuentra otra locus magicalicus, pero desafortunadamente se le rompe. Connwaer quiere convertirse en mago, y Nevery le da treinta días para encontrar el aparato. Nevery encuentra una información de que tiene que ir al pueblo de al lado para pedir ayuda a un señor. Connwaer encuentra su locus y va con Nevery e Steve al pueblo de al lado. Cuando llegan al pueblo de al lado encuentran al mago y vuelven a Crepúsculo. El mago soluciona el problema y Connwaer se hace mago, a la vez que sigue siendo ladrón.

FIN Francisco Poyatos


EL LADRÓN MAGO