Issuu on Google+

BÚSCANOS TAMBIÉN EN


Dos páginas estarían en blanco

Continúa en otra página.

edi tor ial Presentamos Sr. Broken, una revista digital de periodicidad poco periódica, es decir, cada número saldrá única y exclusivamente cuando esté lista, si podemos y nos acordamos. Sr. Broken no es nada y lo es todo. Lo que tu boca no se atreve a decir, lo que tu mente no quiere pensar, por pudor. La unica intención de esta revista es nuestro lucimiento como ilustradores, puro ego, teniendo en consideración que ni tan siquiera sabemos si somos buenos, malos, regulares....,

pero viendo la poca vergüenza que tiene la raza humana en mostrar su “arte”, tan solo por el hecho de que le digan lo bien que hace lo que hace, sin pararse a pensar que están siendo víctimas del pundonor colindante a sus mentes fofas, pues si señor, por lo cual el contenido de la revista no es ni por asomo didáctico. Aún a riesgo de ser recalcitrantes, insistimos, aunque no se si lo hemos dicho en que esta revista es de ilustración, para nuestro lucimiento, puro egoísmo. Los textos, pues son graciosetes.

Así que adelantamos desde esta nuestra redacción, que a partir de ahora vamos a hacer lo que nos salga de los cojones. Por favor, disculpen nuestro Español.


de no ser por estas líneas.

N

Viene de la página que había antes

o es mentira que es hijo destacado de la nada desdeñable 7ª camada de 7 hermanos, varones todos ellos, alumbrado en último lugar y criado en los verdes pastos de la amable tierra de Florples Vidulem, Reflures Canzriales nos invita a su madriguera en la cual, gustosos penetramos grabadora en mano con ánimo de recolectar las mieles de su exquisito saber. Tras atravesar el perfectamente trabajado tunel de entrada, nuestras pupilas se dilatan


debido al lógico descenso de intensidad lumínica, al igual, se abren ferozmente las fosas nasales de ambos miembros del equipo de investigación, pues difícil de eludir era el aroma fresco del musgo, pincelada perfecta para acentuar la amable hospitalidad con la que fuímos recibidos por Muletss, el intendente principal del Sr. Canzriales, encargado de la hacienda y compañero ideal de tertulia banal en las noches de desvelo. En primera instancia nos vemos inmersos en un confortable hall recibidor, casi producto de la casualidad, en el justo instante en que la naturaleza en completa armonía con un tractor que pasaba por la hasta entonces virgen tierra, con ánimo de adecuar el terreno al la proviniente siembra de saludables hortalizas. Sentado en su sillón de raíz de acacia, aguarda con mirada un tanto displicente nuestro entrevistado listo para la que se convirtió en una incómoda batería de preguntas: -Sr. Broken: -Muy buenos días, Sr. Czarniales. Es bien sabido por todos que su exquisitez decorativa, no obstante es inevitable preguntar de donde ha sacado los cuartos y el tiempo para adquirir este patrimonio digno de la célebre Madammasuela y su gato. -Sr. Canzriales: En primer lugar, buenos días. Y en segundo, bienvenidos a mi casa .En tercero, ya, decirles que esa es una cuestión que a mi parecer a ustedes les importa de poco a nada, así que se me antoja contestar en morse, pero como en morse solo se decir “vete a tomar por saco” y tengo mis dudas de que Uds. conozcan este lenguaje, se lo traduciré, y además en mayúsculas: “VETE A TOMAR POR SACO”. -Sr. Broken: Vaya salida, francamente, no me la esperaba, pero el entrevistado es usted. Nada pues, abordaremos la siguiente cuestión: El monóculo ese que lleva... ¿a que se debe?, ¿cuantas dioctrías tiene?, dígame. -Sr. Canzriales: Pues verá, esto lo llevo por pura aristocrácia, no está graduado. A pesar de tener una anomalía en la vista de conejo consistente en una miopía de tres dioptrías por ojo, pero ya le digo que esto es aristocrácia ya saben que lo más importante en esta vida es aparentar. Ah, y tengo presbicia también. -Sr. Broken: Formidable. Pues de momento no tengo más preguntas, es que me ha pillado por sorpresa, ¿sabe Ud.?, estoy cubriendo una baja. La esposa de uno que se ha puesto de parto de siameses, unidos por el escroto, eso si que une. Entre eso y lo poco que me interesa su vida, puer mire Ud., eso es lo que me he preparado por el camino. Así que improvisaré, hay que llenar la revista. Veo que conserva impecable la mesa del dining room salón comedor, casi tan bien como se conservó en el museo Mottxer durante tres semanas, ¿cuanto tiempo lleva en su residencia semejante mamotreto?, es decir, ¿porqué no la tira ya a la mierda?, ¿no le molesta o que?, dígame que necesidad imperativa conduce a uno a la adquisición de estas gilipolleces; si es que no se que hago yo aquí, a mi me importa un carajo la decoración, tanta fruslería y estupidez. Si lo que importa es el interior de los conejos. Mire, sin ir más lejos, yo tengo un amigo que vive en un boquete de 30 cm2, con cuatro hojas de periódico se apaña, si total, con no estar en casa es más que suficiente. Es que de verdad, no puedo con tanta gilipollez, mira que uno se aguanta y piensa: “esto es solo trabajo” y procuro no llevarme el dolor de cabeza a casa. Husta los huevos estoy de mamarrachos vividores del cuento, y luego los otros, los de la Play, ¡tócate los cojones!. Sal a la puta calle y que te del aire y verás como no tienes ni un puto problema real, está todo en tu puta cabeza. ¡¡¡Ostia ya!!! Y como si no fuera suficiente, esto es tema aparte, el imbecil de subordinado este que viene conmigo se trae la cámara sin batería, ya verás, diez fotos ha disparado el desgraciado. -Sr. Canzriales: Es una mesa que me gusta, la vi al salir y la adquirí.


“Descubra la intensidad con la que solo puede obsequiarle un café tostado de modo natural entre las nalgas de los mandriles cafeteros de Bilnugres”


NO TEMAS A LOS PERROS Yo al principio, tenia pánico de los perros que invadían mi madriguera para despedazar mi cuerpo. Lo pasaba muy mal y no podía dormir. La ansiedad nocturna me obligaba a mantenerme ocupado y distraído, así que opté por la repostería, lo que un día fue la elaboración de magdalenas, al día siguiente eran panquemaos y así sucesivamente. La raíz de mi problemática reside en que se me ha acabado la harina y al pasar las noches en vela, cuando amanece me entra sueño y no puedo ir a comprar porque cuando me despierto ya está todo cerrado. Desde esta sección de víctimas, pido al Sr. Lorete que me haga el recado consistente en acercarse al ultramarinos y comprarme kilo y medio de harina de trigo. Ya se lo pago yo si eso. Gracias.

EL TRAUMA DEL ARROZ Mi caso era bastante grave, perdí a mis padres un domingo cualquiera. Pasaron de ser el centro de mi vida a ser pedazos de carne en el plato estrella valenciano. La fobia a las paellas llamaba a la puerta. Me refugié en mi madriguera, ya no quería saber nada del día del señor. Las noches las pasaba en vela viendo infocomerciales, llegando a adquirir cientos de productos inutiles para mi como bien pueda ser la caña de pescar cachalotes albinos o el sujetador que eleva tu pecho y canta el The Trooper de los maiden, hasta que un día que conseguí dormir, se me aparecieron en sueños mis progenitores, bien doraditos, eso si, y entonces mi vida recobró el sentido, tenía una misión: sabotear toda celebración campestre-paellíl robando el arróz, así tendrían que comerse el conejo a palo seco. Respecto al sabotaje, no tengo problema, me llena ciertamente, pero en cuanto a las noches en vela, pido desde aquí que Kike, el que hizo la paella, me reembolse el importe de mil doscientas pesetas que me gasté en la teletienda. Gracias.

EL CAMIÓN Y YO Yo solo quería cruzar la carretera, como cada noche, para ir a ver a D. Peliolo, el contramaestre que cada noche me recibía con una zanahoria en la mano. De pronto unas luces de camión me cegaron y se abalanzó sobre mi la titánica criatura del diablo. No me arroyó, pero al deslumbrarme de tal manera el efecto de las chirivitas me hizo pensar durante dos minutos y cuarenta y dos segundos que la virgen se había presentado ante mi, convirtiéndome en un devoto de la misma. El verdadero problema reside en que yo, como conejo, soy ateo, y tal contrariedad me está volviendo majareta y desde aquí pido al Sr. Lorete que me ayude, que por favor haga lo que esté en su mano. Muy agradecido.


Hola, mi nombre es Marcos Nof leras y espero que lo f lipéis con lo que os voy a contar: Tengo cuarenta añitos, pero aparento veintiuno gracias a esta carita que Dios me ha dado. También ay uda el hecho de ser barbilampiño crónico y tener un caracter pueril. Vivo con mi mamá, pero me gusta decir que es ella quien vive conmigo. Papi se marchó dejando un preocupante mensaje de despedida: “ Mi hijo es una mierda y no estoy dispuesto a mantener a un vago”. Pero yo no soy vago, es que tengo mala suerte. Mi máxima en la vida es que siempre que hay a gente buena vivir disolutamente sin el mínimo esfuerzo, pues las cosas y a se solucionarán solas si cierro los ojos el tiempo suficiente. Mi arma secreta son mis ojitos y mis balbuceos, hasta la fecha he conseguido todo lo que me he propuesto gracias a este poder. Aun-

que tampoco me he propuesto mucho y me conformo con que me alegren los oídos. Siempre es preferiblibe una verdad oculta o una buena mentira a el hecho de tener que enfrentarme a la realidad, vamos, digo yo. Ah, una cosa, las mejores personas están online. Sigo: Desde hace tres semanas y media soy fan acérrimo de Dire Straits, leí en un blog que Mark knof ler es el mejor guitarrista del mundo; ¡¡¡que casualidad!!!, se llama casi como yo, eso es una señal, fijo, y me metí en youtube a echarle un vistazo. Me cautivó, francamente, jamás había visto a nadie tocar con tanta soltura, de hecho no he visto nunca a ningún otro guitarrista tocar, salvo en el Guitar Hero y un señor que pedía dinero en la calle, pero no es lo mismo, a este se le ve que pone los dedos, creo que voy a aprender a tocar la guitarra, parece guay. Total que con todo el subidón rocandrollero me descargué el emepetres de “Sultans of swing”, que tal y como está el mercado no me llega para comprarme el Cd con lo que me da mi madre. No podía dejar de escucharlo, algo me rondaba la cabeza, tenía que descubrir la relación que habÌa entre ese conspícuo guitarrista y mi persona, y si no la hubiere, la inventaría. Así soy yo. Me puse los cascos para no perder detalle y hasta el punto de la recalcitrancia, la reproduje una y otra vez sin vislumbrar señal alguna, hasta que mi privilegiada mente infirió: todos los mensajes en el mundo del rock, absolutamente todos, no se revelan hasta que inviertes la música. La solución: IN-TER-NET. Hasta un

foro de ingeniería musical navegué y de alta me di con intención de escudriñar los entresijos del mundo de la edición de onda y descubrir como invertir un archivo de audio. Todos coincidían pero aún así pregunté que era necesario para llevar a cabo tal fin. Después de cientotreintaiseis respuestas en clave de mofa y jajajas, maliciosos iconos gestuales y palabras entrecortadas a modo juvenil, una sola respuesta de padoña_37, me indicaba que requería de un programa de audio cuyo nombre no mencionar para no hacer publicidad, tan solo que se llama Adobe Audition. Ni corto ni perezoso me lo descargué, con crack y tutorial, eso si, soy audaz hasta la náusea, además tengo banda ancha para mi solo, me la pago yo con mi asignación, vale la pena no salir de marcha para pagarme estos placeres. Seis minutos y a instalar, “SEIS”, genial, pues es el primer número perfecto, puesto que sus divisores propios (uno, dos y tres) suman seis. El siguiente número perfecto es el veintiocho, pero eso es harina de otro costal. Una vez palpitante el ejecutable en mi computadora, un doble click y el informático sortilegio comenzaría. La barra de seguimiento porcentual era asociada inversamente proporcional a mis niveles de ansiedad. Cerré los ojos y pensé en unos y ceros, mi refugio binario. Estaba listo para abrir el archivo mp3 e intervenir. No sin antes ingerir, no una ni dos, si no tres valerianas con Coca-Cola Zero para encarrilar un poco los nervios que germinan cuando tengo que reiniciar. Estaba convencido de que algo mágico iba a suceder aquí y

ahora. Con toda mi perspicacia arrastré el archivo sobre el acceso directo que el instalador creó en mi escritorio, habreis adivinado y a que soy una de esas personas que solo hacemos doble click cuando la situación es irreversible, y pensar que yo no soltaba el ratón... Una vez dibujada la wave (onda para los más iletrados) ante mis titilantes ojos, mi pericia informática me llevó a arrastrar los ojos por los desplegables de la barra sperior: Ahí estaban todos: Archivo, Edición, Vista, Efectos, Generar, Favoritos, Opciones, Ventana y por último, la nada desdeñable Ay uda, qué bonito todo. Por pura intuición tomé la acertadisima iniciativa de tomar la ruta: “Efectos>Invertir”, pero no quise darle a aceptar hasta estar del todo cómodo así que llamé a mi madre y le pedí que rápidamente me trajera una magdalena, un, trozo de queso García Baquero semicurado y un vaso de leche con Nesquick. Una vez preparado como un marine, no sin miedo y una velocidad de pulso superior a la que utilizaba pulsando el botón de disparo jugando al Moon Cresta, entorné mis perlados ójos y mientras coreaba mi acción enfervecido a una sola voz, por fín le dí a aceptar. Durante el los interminables trece segundos que transcurrieron desde el “clic” hasta que pude ver como la onda aparecía invertida antes mis ojos, ingerí la magdalena , el semicurado producto lácteo y el vaso de leche. Todo de golpe. R e p r o d u j e e l Wav e y e s t o e s c u a n t o sucedió:


WWW.ROCKFUCKTORY.COM

twitter.com/rockfucktory

www.facebook.com/rfband

www.myspace.com/therockfucktory


JOAQUIN MENESTRA El marquesito comienza la escuela... No es ningún secreto, que desde la tierna edad de seis meses, Joaquín Menestra tuvo una infancia infame, llena de problemas y inclemencias escolares por parte de sus compañensos. El primer día de escuela, llegó de la mano de su madre, lo cual le llevó a ser objeto de burla para todos sus compañeros. Le insultaban, le escupían por el patio de la escuela, le lanzaban bolas de lale de aluminio, el ave del paraíso le puso amoniaco en el bocadillo una vez, luego el otro, que ceceaba, pero igualmente se burlaba... vamos, lo que se dice una infancia colmada de despropósitos. Pero el quería encajar,tener amigos.

Fue entonces cuando tomó la decisión de tener un aspecto más amenazador y se rapó completamente el cuerpo, así sus compañeros dejaran de meterse con el. Más el resultado no fue del todo como esperaba. Al principio todos quedaron estupefactos, con la boca abierta, sin poder decir ni una sola palabra, un silencio invadió el recreo, hasta que se oyó un estallido de risas incontenibles. Todo el mundo se revolcaba por el suelo, e incluso hubo que atender a algún chaval con graves síntomas de hiperventilación por las risas causadas. Al final todos dejaron de meterse con Joaquín. Bien por pena o por asco, pero al menos lo dejaron en paz. El caso es que en ese mismo momento Joaquín descubrió cual era su talento escondido. Iba a ser humorista, el humorista mas penoso que la historia ha conocido. Reconocido mundialmente por promover la vergüenza ajena, la autolesíon sobre el escenario era su arma secreta y no conocía el “basta”, mientras haya risas habrá espectáculo, y así es como nació el show de Joaquín Menestra.


y ahora... EL MU SE O DE LA IN DE CEN CIA



Sr. Broken n1