Page 1


Salud! HEAlTH TourISm GuIDE SEPTEMBER | SEPTIEMBRE 2015 PAGE 2

Cómo limpiar el colon naturalmente Para limpiar nuestro colon es fundamental que, de la mano con el consumo de fibra, incrementemos el consumo de agua para facilitar la eliminación de los desechos El colon, también llamado intestino grueso, se encuentra al final del sistema digestivo. Cumple, entre otras, la función de evacuar las heces pero también está relacionado con nuestro sistema inmunitario. Para evitar enfermedades del colon (cáncer colorrectal, pólipos, colitis, diverticulitis, colon irritable…) y muchas otras que pueden derivar de ellas presentamos los alimentos más adecuados para que esté saludable.

Alimentos ricos en fibra Si pensamos en alimentos saludables al intestino lo que primero nos viene a la mente es la fibra. Pero no sólo es importante evitar los refinados. También deberíamos elegir alimentos que la contengan naturalmente, y no que la lleven añadida artificialmente. Hoy en día, por ejemplo, el pan integral no suele ser elaborado con harina integral, sino que se hace con harina blanca y después se le añade salvado, lo mejor es consumir pan de grano germinado. Es importante escoger siempre alimentos con fibra y lo menos procesados posibles. Encontramos fibra en los alimentos

de origen vegetal: • Frutas frescas y secas • Verduras y hortalizas • Legumbres • Frutos secos Cereal integral: pan, grano (arroz, mijo, quinoa, trigo) y pasta

Agua Cuando aumentamos el consumo de fibra en nuestra dieta es importante aumentar también el consumo de agua entre comidas, ya que si nos los primeros días podemos notar un mayor estreñimiento por la falta de líquido. Beberemos por lo menos 6 o 10 vasos diarios. La cantidad de agua que necesitemos dependerá de nuestra edad, de si realizamos esfuerzos físicos y de la temperatura exterior. También pueden influir algunas enfermedades de los riñones o insuficiencias cardíacas congestivas. En este caso recomendamos consultar con el médico.

Calcio El calcio ha demostrado en algunos estudios reducir el riesgo de cáncer del colon y del recto. También lo buscaremos en alimentos que lo contengan de manera natural, para una mejor asimilación, y evitaremos todos aquellos

*NO TIENE LICENCIA PARA PRACTICAR EN EL ESTADO DE TEXAS

que se presenten como “enriquecidos en calcio”. Lo encontraremos en los siguientes alimentos: • Sésamo (en semillas, en tahín, en aceite, en gomasio…) • Hoja verde (espinaca, acelga, brócoli…) • Salmón • Sardinas • Almendras (en grano, en bebida)

Vitamina D Siempre que hablemos del calcio haremos también referencia a la vitamina D, ya que ésta es imprescindible para asimilarlo bien. Además, también es una manera de prevenir el cáncer de colon y de recto. El cuerpo produce la vitamina D cuando la piel se expone directamente al sol. Por eso, con frecuencia se denomina la vitamina de la “luz del sol”. Podemos tomarlo en ratos breves a primera hora del día y al atardecer. También hay algunos alimentos que la contienen: • Salmón • Caballa • Sardinas • Huevo

Ácido fólico El ácido fólico o vitamina B9 ayuda al organismo a crear células nuevas y, además de muchas otras propiedades y de ser imprescindible durante el embarazo, también reduce el riesgo de padecer cáncer de colon. Lo encontmos en: • Hojas verdes (acelga, brócoli, espinaca) • Espárragos • Guisantes • Lentejas • Garbanzos • Fresa • Naranja • Papaya

Magnesio Este mineral se utiliza para tratar problemas digestivos asociados al tránsito intestinal, como el de colon irritable, y también ayuda a reducir el riesgo de cáncer. Tomaremos alimentos ricos en magnesio diariamente: • Cacao • Semillas de calabaza • Semillas de lino • Semillas de girasol • Almendras • Nueces de Brasil • Judías blancas

• Guisantes • Hoja verde También podemos tomar un suplemento de cloruro de magnesio o citrato de magnesio durante dos o tres meses.

Cuidado con la carne roja y procesada Para nuestra salud intestinal debemos tener en cuenta algunos alimentos que no le son beneficiosos, ya que generan putrefacciones que se depositan en el intestino y a la larga nos pueden intoxicar. Éste es el caso de las carnes rojas y procesadas. Optaremos mejor por carne de ave ecológica, pescado, huevo, legumbres, etc. Estos alimentos aportarán la proteína y energía necesaria para nuestro organismo.

Cuidado con los lácteos Si sufrimos de colon irritable tenemos que evitar, además de las carnes rojas, la leche y sus derivados. Podemos hacer la prueba durante un mes y después volver a incorporarlos a nuestra dieta. Si no los toleramos bien, nuestro intestino reaccionará inmediatamente. También podemos tomar bebidas vegetales (como leche de coco, almendra, soya, arroz) durante este tiempo. Siempre consulte a su médico.


Salud! HEAlTH TourISm GuIDE SEPTEMBER | SEPTIEMBRE 2015 PAGE 3

Cuándo un niño debe o no acudir a la escuela pañeros de recreo. En estos casos el tratamiento puede incluir descanso y administración de antibióticos, ya que estos fármacos son útiles para eliminar este tipo de microorganismos.

La mayoría de los padres dudan sobre si sus hijos deben o no asistir a la escuela cuando presentan gripe, fiebre, diarrea o dolor de cabeza. Aqui mencionaremos los padecimientos más comunes por los cuales un niño debe faltar a clases y cuánto tiempo; recuerde que siempre debe consultar a su médico.

Ahora sí, enlistamos los padecimientos más comunes que son causa de ausentismo escolar:

Cabe señalar que es muy conveniente que los padres consulten al pediatra cuando el niño no se sienta bien y presente síntomas que pongan en evidencia alguna enfermedad de consideración que afecte su concentración, capacidad de aprendizaje y movimiento, es decir, su rendimiento escolar; hablamos de fiebre, vómito, diarrea, salpullido o malestar general. Esto tampoco significa que toda enfermedad contraída por los infantes sea una emergencia médica, ya que es factible que los padres, en su afán de proteger, pueden alarmarse ante síntomas muy leves o incluso ser engañados por sus hijos, que en realidad no se sienten mal, pero que desean quedarse en casa.(recuerde su infancia).

Guía de padecimientos Como regla general, se estima que un niño con dolor importante de cualquier origen, fiebre (38º o más de temperatura), dificultad respiratoria, decaimiento marcado, diarrea, vómito o crisis debido a una enfermedad crónica (asma o diabetes, entre ellas), no debe asistir a la escuela; en cambio, cuando presenta dolor de garganta y tos moderadas, o leve secreción nasal sin aumento de temperatura,

PICTURES FOR ILLUSTRATION PURPOSES ONLY | FOTOS SOLO PARA ILUSTRAR

A pesar de los cuidados que se tengan, los pequeños en edad escolar siempre están expuestos a sufrir alguna enfermedad que afecte su salud durante algunos días e interrumpa su continuidad como alumnos. Por ello, es importante que los padres conozcan cuáles son estas patologías, así como el tiempo necesario de ausentismo para que el niño se recupere adecuadamente y para prevenir el contagio a sus compañeros.

puede asistir a clases sin mayor dificultad. Un infante no debe permanecer en casa por "parecer enfermo", "presentar mal color", "tener ojeras" o "estar fatigado", sobre todo si no hay otros síntomas evidentes ni diagnóstico certero del pediatra. A grandes rasgos, las infecciones ocasionadas por virus (virales) son la causa más común de ausentismo escolar en todo el mundo, debido a varios factores: se contagian con facilidad, están muy extendidas y, sobre todo, porque los pequeños todavía no cuentan con las defensas necesarias para hacerles frente. Por fortuna, la gran mayoría son relativamente fáciles de erradicar y sólo necesitan reposo y algunos medicamentos para disminuir los síntomas. Otras enfermedades son de origen bacterial, y llegan a exigir el aislamiento del niño no sólo para lograr su alivio, sino también para evitar su propagación entre los chicos de su salón o com-

.resfriado y gripe. Son infecciones virales que afectan a nariz y garganta; se caracterizan por estornudos, escalofríos, malestar general, dolor de cabeza y flujo nasal. El niño requiere descanso para recuperarse de este mal, y puede regresar a clases luego de 24 horas sin fiebre y con mejoría de los síntomas. El tiempo de aislamiento es entonces variable, de 2 a 4 días aproximadamente, pudiendo ser más prolongado en caso de no observar alivio. No administre ácido acetilsalicílico (conocido popularmente como aspirina) en menores de 14 años, ya que puede desencadenar un padecimiento conocido como síndrome de Reye, caracterizado por inflamación cerebral. . Anginas bacterianas (amigdalitis). La inflamación de las amígdalas o tejido que se encuentra al interior de la garganta para protegerla suele tener su origen en infección ocasionada por bacterias. La zona afectada luce cubierta por una capa blanca grisácea o amarillenta, y se manifiesta con ardor, irritación en la garganta, tos, dificultad para tragar, fiebre, excesiva salivación e incluso vómito. El pediatra suele efectuar el diagnóstico con ayuda de estudios (cultivo bucofaríngeo) y si no hay complicaciones, bastan dos días de reposo bajo prescripción de antibióticos. .otitis media aguda. La inflamación del conducto auditivo suele acompañar a padecimientos como amigdalitis o infecciones en las vías respiratorias, y se manifiesta con dolor de cabeza, pérdida parcial de la audición y mareo. Si el niño presenta fiebre y dolor de oídos no debe ir a la escuela hasta las 24 horas posteriores...Continua en la página 5

*NO TIENE LICENCIA PARA PRACTICAR EN EL ESTADO DE TEXAS


Salud! HEAlTH TourISm GuIDE SEPTEMBER | SEPTIEMBRE 2015 PAGE 4

Aprenda los signos. Reaccione pronto. El recorrido de su niño durante los primeros años de vida incluye muchos indicadores del desarrollo que su niño debe alcanzar para jugar, aprender, hablar y actuar. Lea adentro para que sepa qué debe

observar en su niño. Hable con el médico de su niño acerca de los logros. No alcanzar estos indicadores o alcanzarlos mucho más tarde que otros niños, podría ser una señal de problemas en el desarrollo de su niño.

USTED LO CONOCE MEjOR QUE NADIE. Si el desarrollo de su niño le preocupa, hable con el pediatra.


Salud! HEAlTH TourISm GuIDE SEPTEMBER | SEPTIEMBRE 2015 PAGE 5

Debe o no acudir a la escuela... fante debe permanecer aislado durante siete días con medicamentos que aminoren las molestias.

otitis media aguda.... a la desaparición de dichos síntomas, aproximadamente 48 horas después de haber iniciado el tratamiento con antibiótico o cuando el especialista lo juzgue conveniente.

. Paperas o parotiditis. En los primeros días se presentan síntomas similares a los de la gripe, como malestar general, fiebre que no supera los 38º C., pérdida del apetito, dolor en oídos y cabeza e irritación de garganta. Posteriormente se presenta inflamación, endurecimiento y dolencia en las glándulas salivales y dificultad para masticar. El tratamiento consiste en brindar analgésicos, y se estima que el niño debe faltar a la escuela aproximadamente nueve días.

. Sarampión. Esta enfermedad tiene la peculiaridad de que puede contagiarse con extrema facilidad cuando aparece en un salón de clases donde hay chicos que no han completado su cuadro de vacunación. Inicialmente se manifiesta como un resfriado, pero la temperatura es muy alta y en breve aparecen granitos rojos (salpullido) en todo el cuerpo. Luego de revisión médica se suele recomendar descanso por cuatro días y fármacos para el control de los síntomas. Asimismo, se debe aislar al niño de sus hermanos para no propagar más la enfermedad.

.Hepatitis A. Es una infección viral que ataca al hígado y que se propaga por el consumo de agua y alimentos contaminados; no siempre ocasiona síntomas, pero puede manifestarse con cansancio, apariencia amarillenta de la piel, secreción de orina muy oscura y heces de color claro. Se dice que esta enfermedad se autolimita, es decir, el organismo es capaz de controlarla gracias a su sistema de defensas (inmunológico). El aislamiento mínimo, cuando no hay complicaciones, es siete días, pudiendo extenderse en caso de que el pediatra así lo indique. PICTURES FOR ILLUSTRATION PURPOSES ONLY | FOTOS SOLO PARA ILUSTRAR

. Varicela. Se manifiesta con mucha comezón a causa de granitos en la piel que se transforman en vesículas con líquido,

. Conjuntivitis. La infección de la conjuntiva o tejido traslúcido que protege al ojo se identifica mediante enrojecimiento del globo ocular y lagrimeo constante; puede ser ocasionada por virus, de modo que sólo exige reposo, pero también por bacterias (se distingue por generar secreción amarillenta, más notoria al levan-

mismas que al secarse dan paso a costras. Es también muy contagiosa, por lo que se recomienda que el niño descanse en casa durante seis días o hasta que todas las lesiones se encuentren en período de costra seca. . rubéola. No se considera una enfermedad grave, y se caracteriza por ocasionar fiebre, flujo nasal, dolor de cabeza y pequeñas ronchas que aparecen en todo el cuerpo. Sin embargo, el niño puede contagiar a sus compañeros o a mujeres embarazadas (algunas madres que dejan a sus pequeños o alguna maestra), lo que representa grave peligro, ya que este virus es responsable de abortos espontáneos y malformaciones en el feto. Por ello, el in-

tarse por la mañana), y puede requerir antibióticos en forma de gotas oftálmicas. No se considera un padecimiento peligroso y no hay acuerdo unánime de que sea causa que justifique ausentismo; sin embargo, considerable número de pediatras aconsejan aislar al pequeño durante 1 o 2 días, sobre todo cuando sus ojos luzcan muy

rojos y con legañas, ya que le resulta difícil enfocar lo que se anota en el pizarrón y porque puede contagiar a sus compañeritos. . Impétigo. Es una infección de la piel generada por una bacteria que puede aparecer en cualquier parte del cuerpo, sobre todo en rostro, brazos y piernas; se presenta con más frecuencia durante el verano debido a que la piel se lesiona por cortadas o picaduras de insectos, y se propaga con facilidad de persona a persona. Frecuentemente, el impétigo comienza con una úlcera cerca de la nariz o de la boca, luego se extiende en forma de salpullido con ampollas (vejigas) de color miel, llenas de agua o pus, que se revientan y forman costras. Requiere aislamiento de 24 horas luego de iniciado el tratamiento antibiótico prescrito por el pediatra. .Pediculosis. La infestación por piojos ocasiona daño directo al picar y succionar sangre, ya que las lesiones resultantes incrementan el riesgo de sufrir infecciones bacterianas. Este padecimiento puede contagiarse con facilidad, por lo que el niño debe reincorporarse a clases después de 24 horas de que el tratamiento haya sido exitoso en la eliminación de estos insectos y sus huevecillos (liendres). . Escabiosis (sarna). Es una enfermedad contagiosa de la piel ocasionada por el pequeño ácaro sarcoptes scabiei, que sólo es visible a través de una lupa; causa intensa comezón en la piel afectada y es altamente transmisible. Se estima que el niño puede regresar a clases 24 horas después de iniciado el tratamiento, siempre y cuando el pediatra lo autorice. . Diarrea. La evacuación frecuente de heces líquidas puede ser causada por gérmenes como amebas, bacterias y virus mediante el consumo de agua y alimentos contaminados y por contacto con utensilios empleados para comer y beber sin lavar correctamente. Debido a que se debe vigilar que el niño cumpla su tratamiento, que consiste sobre todo en la adecuada administración de medicamentos y líquidos para reponer el perdido a través de las evacuaciones, se recomienda que vuelva a clases 24 horas después de haber desaparecido los síntomas. Continua en la siguiente página

*NO TIENE LICENCIA PARA PRACTICAR EN EL ESTADO DE TEXAS

Continuación de la página 3


Salud! HEAlTH TourISm GuIDE SEPTEMBER | SEPTIEMBRE 2015 PAGE 6

Debe o no acudir a la escuela... Continuación de la página 5

Vómito. Al igual que la diarrea, puede tener su origen en infección de bacterias y virus, pero también por inflamación del oído, ya que el centro del equilibrio se ve alterado y con ello se generan mareos y nauseas. El tratamiento dependerá del diagnóstico del pediatra, de modo que cuando éste radique en problemas estomacales se requerirá adecuada administración de líquidos (y antibióticos, de ser necesarios), y cuando se deba a problema en oídos se recomendarán analgésicos y tal vez antibióticos. En cualquier caso, lo mejor es que el niño vuelva a clases hasta 24 horas después de que no hayan síntomas. . Asma. Este padecimiento es causa de ausentismo cada vez mayor (dependiendo del caso), y se manifiesta con inflamación y contracción excesiva de las estructuras internas de los pulmones (bronquios) como reacción alérgica a diversos estímulos (humo, polvo, pelo de animales, polen), hecho que a su vez genera crisis o ataques caracterizados por acumulación anormal de mucosidad que impide la circulación natural del aire y que se manifiesta con respiración que exige gran esfuerzo (disnea) y tos. El reposo dependerá del tipo de cuadro que se presente (leve, moderado, grave) y su consiguiente mejoría. Por ello, se desprende que en este caso el ausentismo será variable. . Diabetes. Víctimas principalmente de la tipo 1, antes llamada juvenil, los niños con este padecimiento presentan altos niveles de azúcar en sangre debido a la escasa o nula producción de insulina. La falta de experiencia del niño en su autocontrol puede ocasionar dramático descenso en sus niveles de glucosa en sangre (hipoglucemia), debido a exceso de insulina, sobreesfuerzo físico o falta de alimentación adecuada. Así, exige reposo hasta que los valores de glucemia se estabilicen. Hay que destacar que lo ideal es que al concluir su tratamiento se reintegre lo más pronto posible a sus actividades habituales, ya que esto ayuda a su restablecimiento total. Los padres deben evitar los casos innecesarios de ausentismo escolar, recordando en todo momento que la educación es fundamental para lograr la independencia intelectual y social del pequeño. Finalmente, los padres deben dar aviso a los profesores toda vez que se determine que el niño no podrá asistir a la escuela, e informar periódicamente sobre la evolución del tratamiento o si éste debe prolongarse. La importancia de esta medida redunda no sólo en beneficio del pequeño enfermo, sino también en el del grupo, sobre todo en el caso de padecimientos contagiosos.

FObIa ESCOLar Mención aparte merece este problema de conducta en donde el niño busca permanecer en casa debido a que experimenta angustia por separarse de su familia, concretamente de la madre, y encubre su ansiedad a través de todo tipo de achaques o síntomas físicos vagos, tales como dolor de estómago o de cabeza, náuseas, fatiga o mareo. Continua en la siguiente página


Salud! HEAlTH TourISm GuIDE SEPTEMBER | SEPTIEMBRE 2015 PAGE 7

FObIa ESCOLar... Continuación de la página 5 Tales manifestaciones imitan enfermedades reales que el pequeño o sus hermanitos han padecido con anterioridad; empero, raramente hay fiebre, vómito o diarrea, ya que son síntomas difíciles de imitar. Se presenta principalmente en la mañana y empeoran cuando es hora de irse a la escuela. Por lo demás, el chico parece estar sano y vigoroso. Los padres pueden descubrir la presencia de fobia escolar cuando el niño denota temor de salir del hogar en toda ocasión, y no sólo cuando tiene que ir a clases; por ejemplo, puede extrañar mucho a su familia cuando se queda en casa de tíos, abuelos o un amigo. Asimismo, cabe subrayar que, excepto por la mala asistencia, estos infantes son buenos estudiantes y tienen buena conducta en la escuela. Ello se debe a que el origen de esta forma de conducta radica en que los padres son exageradamente protectores y cariñosos, por lo que su hijo encuentra difícil separarse de ellos (ansiedad de separación). Dicho de otra forma, el pequeño no tiene la confianza en sí mismo que resulta de manejar las tensiones normales de la vida sin ayuda de sus progenitores. La mejor terapia ante fobia escolar consiste en ir diariamente a la escuela, ya que el niño sólo puede superar el temor enfrentándolo cuanto antes; asimismo, es muy útil que los padres sean optimistas con su hijo y le aseguren que se sentirá mejor una vez que conviva con sus compañeros de clase. Si se hace cumplir la regla de la asistencia diaria a la escuela el problema mejorará en forma notable en 1 o 2 semanas, de modo que los síntomas desaparecerán como por arte de magia. En cambio, cuando no se le exige asistencia diaria al infante, su deseo de quedarse en casa se volverá más frecuente. En cuanto más tiempo pase el pequeño en el hogar, más difícil le resultará volver a clases, y con ello se podrían poner en juego su vida social y educación futura. Ahora bien, cabe señalar que hay casos en que el niño se muestra socialmente desenvuelto y no tiene dificultad alguna para separarse de sus padres, pero cuando inicia el trayecto a la escuela comienza a presentar molestias. En estos casos, los síntomas fingidos se deben a que el infante trata de evadir las exigencias del mismo colegio (algún maestro autoritario, por ejemplo), amenazas de algún compañero violento e incluso la arquitectura misma del edificio, que puede desencadenar miedo incontrolable a espacios abiertos (agorafobia) o cerrados (claustrofobia).

PICTURES FOR ILLUSTRATION PURPOSES ONLY | FOTOS SOLO PARA ILUSTRAR

Los padres deben estar muy atentos y ser comprensivos en estas circunstancias y hablar con el niño para que éste les explique si hay algo que le incomoda dentro del colegio. Una vez que descubran el origen de los disgustos, pueden recurrir a maestros y directivos de la escuela en busca de una solución viable que mejore el aprovechamiento de la enseñanza. En caso de que el temor del niño no desaparezca y de que las soluciones emprendidas no ofrezcan resultados, se recomienda que el menor acuda a un especialista (psicólogo infantil ) y se emprendan medidas y técnicas más precisas. Es muy importante que el problema del pequeño no sea ignorado y que reciba adecuada atención a la brevedad posible.


*NO TIENE LICENCIA PARA PRACTICAR EN EL ESTADO DE TEXAS


Salud! - Health Tourism Guide - September 2015  

Cd. Juarez, El Paso, TX

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you