Page 3

Presentación de un clásico Harto de música vulgar, Spinetta rompe contratos multimillonarios, posibilidades de llegar a ser un "Big Star" en EE.UU. e incluso desarma bandas que no terminan de hacer la música que él demanda, la que muchos demandan... - Estamos hablando de Invisible, ¿verdad? ... de Invisible, que ha sido una de las bandas más lindas, por el cambio que supone. Después de Almendra, después de Pescado, con Invisible se reúnen los dos mundos, una lírica exquisita y una exquisitez en el plano instrumental. Estábamos con los pies en la tierra, pero al mismo tiempo con el vuelo más alto... - Y sin embargo, esta etapa de Invisible, tan experimental y sofisticada en el plano musical, se cierra con "El Jardín de los Presentes", donde sí que se vuelve a la forma de la canción. Exacto. El primer álbum de Invisible es muy experimental. Luego viene "Durazno Sangrando", un disco que es precioso, un disco conceptual, inspirado por el libro "El secreto de la flor de oro" de Wilhem Jung. Un disco que adoro. Y luego viene "El Jardín de los Presentes", donde incorporamos otro guitarra, Tomas Gubitsch. Dudamos mucho en incorporar otro músico al grupo pero conocimos a Tommy, un músico tremendo aunque terminó separando a la banda, teníamos un sonido tan compacto, que la presencia de otro músico nos terminó por quebrar. Otra de las razones es que Tomás recibió una propuesta de Astor Piazzolla para una gira por Europa. Yo tampoco lo hubiera rechazado (risas). Ya en la época de Invisible empecé a escuchar Jazz, especialmente John McLaughlin, que fue una gran guía, una gran influencia para mí. Considero que él y Paco de Lucía son los guitarristas más tremendos que existen. Poco a poco formo una banda que se llama Spinetta Jade, en honor al tema "serruchado", y que es una banda maravillosa. Siempre estoy intentando hacer mi "Sargent Pepper", porque estoy harto de la música vulgar. Me gusta que las cosas sean nuevas, que sorprendan. Es lo que me pasa con Björk. - A lo largo de los noventa, ya empiezas con una carrera más en solitario. Por ejemplo "Prive" que es un disco magnífico, donde empiezas a usar más máquinas... Sí, y a definir más mi personalidad más individualista. Mi gran dificultad ha sido siempre encontrar al baterista indicado, que se adapte a mis diferentes estilos. Al no poder tocar más con Pomo empiezo a programar mis baterías, como es el caso de "Prive"... hasta que encontré a Jota Morelli, un batería excepcional que ahora es el batería de Al Jarreau. Cuando empiezo a trabajar con las máquinas, es como mi intento de escribir mi música. Escribía las partituras de mis temas aunque nunca escribí bien música y tardaba como un mes en escribir un tema, aparte de que eran temas muy complejos. "Don Lucero" es un disco del que estoy orgulloso, un disco que salió en medio de un panorama musical nefasto en Argentina, y eso me ha creado una traba, siempre me ha parecido que con estos discos no alcancé a tener la difusión y el apoyo que realmente merecían.

www.spinettabootlegs.com.ar

2002-Spinetta entrevistado en Terra  
Advertisement