__MAIN_TEXT__

Page 1

Spinetta dorsal Revista Hecho en Buenos Aires, 2002

www.spinettabootlegs.com.ar


En su estudio de grabación, el músico revela a HBA (revista que venden los "sin techo" de Buenos Aires) ‘la Spinetta dorsal de Luis Alberto‘, y habla del poder, de los sueños, de la humanidad, de la sociedad argentina, aunque siempre recordando: “lo mío es música, yo lucho desde ahí con lo que puedo” - ¿Cómo es ser tan reconocido? - No tiene nada que ver con uno, ni ahí...y aparte en general estoy tratando de estar fuera de lo que sería el rock bussiness, si es que es rock lo que hago, aunque a veces he tenido prensa de más. Pero es como que la actitud mía no obedece a esas leyes de mercado. Y eso me hace sentir bastante piola, y me da una actitud personal frente a todo que ha sido el fruto de toda mi vida. Luis Alberto Spinetta es esa vaca que te sigue alimentando o te sigue dando lo mejor de sí. El reconocimiento no tiene nada que ver con el hecho artístico, sucede independientemente. Todo lo que tiene que ver con agrandar el globo del ego y eso funciona pero... a esta altura no me como ese verso, es bullshit. Uno siente las cosas y eso es lo más importante para tener como objetivo artístico. No solo que venda. Para algunos es muy importante, para mí ya no tiene ningún significado. Me cansé de no vender pero, a la vez, al seguir siendo apetecido por parte de una gente puedo hacer lo que hago, aunque trato de no mezclarme nunca con eso otro que sería un utilitarismo ya previamente perpetrado. Supongo que le pasa a muchos, y depende de cómo escuchen lo que hacen. Yo me lleno de guita y hago una murga y suena mal... viste, flaco... dejate de joder, es como que algo no funciona bien. - ¿La conciencia? Ahí vamos...es un ejemplo de algo que sucede mucho y somos el producto que la gente quiso. La mayoría de esos artistas surgieron porque ellos se decidieron a comunicarse con la gente y darles lo que sabían hacer. Podría ser que un montón de música que se escucha no suene tan bien a mi gusto, y prefiero no hablar de eso. Pero ¿entendés? el tema es que suene bien, más que nunca, a esta altura del partido, el compromiso mío es que suene bien y de mantenerme fuera de ese estándar de sensaciones o de cosas que tienen que ver con la prensa y el business. Tratando de hacer las cosas de a una, y muy a mi gusto Me lo merezco ya...hacer las cosas de forma independiente. Estoy con un sello y eso, pero me hace sentir feliz tener esa actitud dentro mío y seguirla. Si no sonara bien no me sentiría bien para nada. Nunca me sucedió musicalmente que no sonara bien.

www.spinettabootlegs.com.ar


Cada canción nueva que hago funciona perfecto con el lugar donde la estoy haciendo. - ¿Y vos qué escuchás que no sea lo tuyo? - Yo lo mío lo escucho sólo cuando lo hago, no tengo fascinación por hacérselo escuchar a nadie en particular. Pasé esa etapa, más de pendejo sí...quería que me dijeran ‘flaco esto es bueno‘. Ahora no me interesa, me interesa que sea bueno también para los músicos con los que yo lo comparto en las sesiones de grabación o en los conciertos y que para ellos también les signifique una felicidad hacerlo. No escucho mi música y tampoco escucho rock, excepto pop o Los Beatles o algo así. Escucho Tom Jobim o Herbie Hancok, o cosas más de jazz. No escucho nada de lo que tanto me nutrió en otras épocas. Entendé que soy abuelo, porque mi hija Cata, tuvo un varón hace un año. Se cumple el ciclo con total elegancia tratando siempre de que la música sea mantenida, preservada, por encima de las penurias que a uno lo toque vivir, y que en mi caso no son tales. Porque muchos músicos estuvieron penando. La música está por encima de todo eso. El tipo que lo entiende generalmente crea muy buena música, y sale a flote. Lo que más texto te da es vivir con cierta intensidad y tratando de mantener siempre un juego limpio. Está bien que haya que negociar con la realidad, pero eso no quiere decir que la vaya a coimear. Ya se confundieron las cosas a tal punto que pareciera que si uno recalca eso es paradójico y no lo es. Debemos recalcar que negociar puede ser un acuerdo inteligente, una ingeniería de acuerdos en favor de un bienestar común, y no una dejadez y una fofedad que impliquen el desvanecimiento de lo verdadero entre los acuerdos. Que es lo que está sucediendo, la gente confunde negociar con falopear la negociación. No va más eso. Con esa mente morimos como país, y son los lujos del poder. Como siempre el pueblo repite el epitafio del poder. Si el poder fue asesino, el pueblo se va a volver un poco asesino, y si a la gente le dieron de comer mierda, la gente va a ser ‘comemierda‘. Y bajo ese proceso no podemos desintegrarnos más. Y el que no lo comprende, medio como que viste...dejate de joder...no seas retardado... Sin entrar en una falsa moralidad, ya el hecho de no respetar una señal cuando pasa gente caminando, desde una actitud que es lo menos, que es una actitud muy peligrosa, y esa dejadez que es el símbolo de que no se quiera preservar la vida por encima del placer personal, el capricho personal de tantos estúpidos. No, ese proceso es como irreversible, es como la muerte de un cerebro.Pará flaco, aflojá con todas las harinas, desoxidate y volvé otra vez a funcionar.

www.spinettabootlegs.com.ar


Si el poder fue corrupto, a la gente también le parece lo mismo, que va a coimear al cana que lo pare, y todo es así. Yo no me como ese cuento, no entro en esa negociación con la realidad ni ahí, no me interesa ser el más influyente del rock ni el menos influyente, porque eso es una patraña para los medios que están enganchados en holdings. No coincido con eso y nunca coincidí, y me valí de todo lo mejor de mí para saber que no coincido con eso. Eso ya lo incorporé totalmente y lo sigo diciendo de una manera brutal para que se sepa con claridad. - ¿Ese es tu fuerte? - Sí...y no sé si mi música tiene tanta fuerza como eso, pero eso es lo que yo pienso. Por ahí la música tiene que ser más dulce, por una cuestión de abuelo. Hay cosas para arrullar, la gente no se da cuenta de la ternura de la existencia y de que hay criaturas para arrullar y contener y darles amor y apego. La gente lo toma como que es imposible eso. Si no se reflejan en sí mismos para darle el lugar al otro es imposible que puedan salir de esa trampa del poder. De pertenecer a todo lo que se les antoja y reaccionar de acuerdo a todo lo que se le antoja al poder. Romper con esa trampa es algo muy duro a lo largo del tiempo, pero funciona. - ¿Es una misión pura? - Ahí va... pero no sé si ésa es la forma de negociar con la realidad. Uno tiene que estar activo para generar la potencia máxima de uno y bien, no para empezar a perderla. Y eso se refiere también al consumo de estupefacientes sin parar. Te tenés que dar cuenta a tiempo, no joderte ni joder. No puedo enfrentarme mucho con eso sin perder parte de lo que tengo en juego. En ese sentido mi creación es la que me lleva adelante, porque si no pudiera apoyar estas boberías con algo verdadero no podría estar hablando de nada, sería al cohete, porque ya no servís. La integridad física tiene una importancia fundamental, como si fuera el alma, no separo entre ambos. Son tan sagrados ambos que uno no se da cuenta y uno tiene que vivir cosas para visualizar. En base a eso, un montón de cosas que para mi sería lo común y corriente, que la gente verdareramente se respete...y ahí ya empieza a ser como una especie de sueño hippie, neohippie, psicodélico...la época de los hippies fue bárbara porque la gente le metió un poco de energía a eso, a hermanarse, y se fue al jocara. - ¿Y qué cambió? - En esa época, el privilegio era la humanización, la globalización del mundo venía por el lado de un sin fronteras no por el lado de una frontera bacteriológica. La humanidad dio un viraje que ya no luce pacífica en ningún lugar del mundo.

www.spinettabootlegs.com.ar


- ¿Cuesta negociar con el sistema? - No estoy marginado para nada, lucho para desmarginalizarme por completo. Porque uno con estas ideas se margina, porque hay puntos que son irreconciliables con el vecino (y apunta hacia la casa de sus vecinos, desde donde se oye cumbia...). La disidencia no debe ser crónica para nadie, hay un momento para la concordia y la lucidez. Dejémonos de joder los argentinos. Este es el momento para crear una ingeniería de acuerdos buenos, y los que realmente estén en la otra, hay que meterlos en cana. Si al pueblo le hicieron mal, se hace malo, y tiene que cumplir con su dolor con los rituales que eso implica. Y pasarán generaciones...

Por Patricia Merkin (Entrevista brindada a la revista Hecho en Bs As 2002) Excelente revista destinada a la ayuda de los sin techo.

www.spinettabootlegs.com.ar

Profile for Spinettabootlegs

2002-Spinetta dorsal-Revista Hecho en Buenos Aires  

2002-Spinetta dorsal-Revista Hecho en Buenos Aires  

Advertisement