Page 4

me entusiasmo, hay una chispa en mis ojos. Fructiferar nuestra imaginación y buscar el punto de inflexión también, que no todo quede en la imaginación, traer las cosas al lugar que ocupan, escribir las canciones, los textos, dibujar, hacer un sinnúmero de cosas de la vida con el mismo amor que hago esto. Y mantenerme muy bien, muy sano para poder brindar lo que creo que hay que brindar. Es como cualquier hijo del vecino, en eso no hay privilegios. . - Una vez dijiste que componer es como leer el aire, está ahí y hay que saber pasarlo al papel. Parece sencillo, pero no existe ninguna metodología. Es muy fácil decirlo, pero metodología no. La metodología se resiste a ser concebida como tal, no entra en mi cabeza como una actitud por seguir; es algo que puedo hacer con un tratamiento homeopático, pero no puedo tener una metodología para crear canciones. Al contrario, estoy haciendo un disco con el que trato de no usar ninguna de las metodologías con las que trabajé hasta ahora. Sin embargo, uso las guitarras y las cosas de siempre, entonces quiere decir que hay un método que se va haciendo a medida que descubrís cosas en el trabajo, y ahí juega mucho la intuición y la imaginación, y es mucho más agradable. Obviamente, no hay algo que carezca de limitaciones. Con entusiasmo, así se entrega a la entrevista El Flaco, y ese mismo entusiasmo lo lleva a disculparse cada vez que se va por las ramas. Obviamente, la coherencia del artista está en sintonía con el hombre, si es que ambos pueden concebirse por separado. Pasó los 50, está orgulloso de su familia y sólo pretende seguir haciendo canciones. "Mejores canciones" - ¿Cuándo te diste cuenta de que tenías un estilo? - Nunca. Reniego de eso. Lo de los estilos son palabras que se usan para categorizar, separar en colores, en grupos. Creo que no soy tan original como para inventar algo importante, pero sé que si lo tomo como que tengo un estilo... no sé lo que estoy diciendo a pesar de que uso mucho la palabra estilo. Quizás es una búsqueda de desproveerse de estilo, lo cual también puede constituir uno. - A la hora del análisis hay quienes sostienen que hoy estás regresando a Spinetta Jade. - Es un absurdo que yo me esté haciendo cíclico. Es bastante fenixio, de Ave Fénix, no de Fenicia, que renacés de tus cenizas, das la vuelta. ¿Y después de haber llegado a qué, partís desde dónde? Me vuelvo loco si pienso en esos términos, si pensara eso honestamente estaría con suero y al borde de la muerte. Viste que Castaneda dice que cuando nos aproximamos al momento de morir reflexionamos toda nuestra vida como si fuera un videoclip, a supervelocidad. Me resulta tan nuevo el mundo que no puedo reconocer que vuelvo a ningún lado, más que volver a la misma cama a dormir y que tengo el hábito de estar en este lugar y en este cuerpo. - Decías que te estás calentando con facilidad.

www.spinettabootlegs.com.ar

2002-La Nación-Del amor y la furia  
Advertisement