Issuu on Google+

Arquitectura Híbrida

mpaa 2012_ automático, robótico, codificado spetseris xristos

1


Abstract La acumulación intensa de las poblaciones hacia las ciudades, que ha sucedido el último siglo, ha definido la trayectoria de las disciplinas de la arquitectura, del urbanismo y del paisajismo. El ámbito urbano, que constituye la escena de la vida social, esta en un estado de cambio continuo. La dispersión, el verticalismo, la organización a través de redes de transportación e infraestructuras de grande escala, son efectos que generan una realidad fragmentada, heterogeneidad incontrolable y cierta desorientación al usuario. De la arquitectura se pide a operar en este ámbito con los objetivos de captar la complejidad de su entorno, reconfigurarla, hacer sus ingredientes disponibles para el usuario y en seguida redirigirla en la ciudad participando en efectos acumulativos que afectan todas las escalas. Para conseguir esto es obligada a seguir un modelo que incluye más conceptos, ideas, prácticas, estrategias, poblaciones y actividades y desprecia dualidades que tradicionalmente han promocionado una sencillez inflexible y estática. En el campo de biología las ventajas de la hibridación están reconocidas desde la época de Darwin. La mezcla en el nivel genético de diferentes especies genera individuos potentes, mejorados que destacan en su ámbito. En la arquitectura estos conceptos producen una creatividad innovadora y alimentan los procesos de evolución de la disciplina. Se producen resultados que se caracterizan de más alto nivel de complejidad en comparación con sus ancestros y de comportamiento dinámico.

2


Indice 1.1 1.2 2.1 2.2 2.3 2.4 3.1 3.2 4.1 4.2 4.3 4.4 4.5 4.6 5.1 6.1 6.2

Objetivos…………………………………………..…………………………………………………………….4 La dispersión……………………………………..……………..……………………………………………..5 Características y condiciones de hibridación……………………….…………………………..8 Heterosis…………………………………………………………………………………………………………9 Zonas Hibridas………………………………………………………………………………………..……..10 Correspondencia entre procesos biológicos y arquitectónicos……………………….11 Arquitectura genética…………………………………………………………………………….……..12 Emergence……………………………………………………………………………………….……………13 Entre edificio y terreno…………………………………………………………………………….……15 Experimentaciones en la escala urbana…………………………………………..…………….16 El parámetro del tiempo…………………………………………………………………………..……18 El edificio geológico……………………………………………………………………..……………….20 La forma………………………………………………………………………………………………………..21 Montañas…………………………………………………………………………………………………..….23 Conclusiones………………………………………………………………………………………………….26 Indice de citaciones de imágenes…………………………………………………………………..27 Bibliografía …………………………………………………………………………………….……………..28

3


Objetivos Este ensayo intenta atravesar varios campos de conocimiento, teorías relacionadas con múltiples disciplinas y ejemplos físicos con los siguientes objetivos. Subrayar las propiedades de la realidad urbana que demuestran incompatibilidad con las arquitecturas actuales y cuyas el control o la reconfiguración va a constituir objetivo de las arquitecturas del futuro. Analizar los procesos de hibridación en el campo de biología como una practica que contribuye a la biodiversidad y que se asocia con los procesos evolutivos. Localizar los conceptos y las condiciones que se relacionan con el enriquecimiento de un individuo con nuevas características y habilidades. Buscar maneras de aplicar estos conceptos en la arquitectura. Estudiar trabajos teóricos y proyectos que ofrecen una base solida para ese tipo de experimentación. Describir los procesos y las categorías parentales que se pueden utilizar para el desarrollo de nuevas especies o categorías de proyectos híbridos, adecuados a la complejidad del tejido urbano contemporáneo.

4


La dispersión El movimiento constante hacia los grandes centros urbanos durante las últimas décadas ha hecho que crezca tanto el objeto del urbanismo y de la arquitectura, como las masas de los usuarios a quienes ello se refiere. Las maneras más significativas de enfrontar las nuevas necesidades han sido, por un lado la dispersión excesiva hacia la periferia, cuyas reglas y orden están todavía poco definidas, y por otro lado el crecimiento en términos verticales. La dispersión es la condición en la cual el paisaje llega, cuando la distinción entre ciudad, suburbio, terreno libre se disuelve. Desde hace unas décadas el término se utilizó para expresar la extensión de las ciudades hacia la periferia. Ahora se puede decir que corresponde a una situación donde viviendas, infraestructuras y cada tipo de elementos artificiales se difunden a través de una topografía y producen un nuevo tejido que parece a la ciudad pero realmente forma otro tipo de espacio. En esta realidad las fuerzas que atraen hacia el centro y la vaguedad del perímetro han desaparecido. Efecto del hecho este es que las áreas urbanas de todo el mundo se parezcan. Sus ingredientes ya no son edificios de gran importancia, de simbolismos que expresan su historia y tradición, sino espacios neutrales y organizaciones dedicadas al movimiento. El facto que las ciudades ya no crecen en círculos concéntricos y los suburbios no están apretados en organizaciones rectangulares, no significa que no existen ciertos patrones y otros tipos de orden. Quizás las nuevas órdenes se caracterizan de alto nivel de complejidad y no se pueden manejar, y sobre todo no se pueden entender con las herramientas convencionales, por eso se da la impresión del chaos. Esta es la primera característica que debe afectar las nuevas arquitecturas. Ellas van a desarrollarse en un entorno que superficialmente es igual por todos lados pero la verdad es que debajo de la superficie se esconde una complexidad intensa. Los proyectos que se van a introducir en este contexto no se van a valorar según su sencillez, puridad o concreción. Los espacios adecuados en esta situación son igualmente complejos y profundamente ambiguos. Se van a valorar según su capacidad de continuar la complejidad del entorno y reconfigurarla haciendo sus ingredientes, disponibles para el usuario.

Fig 1: El eschema de Cedric Price que presenta los tipos de crecimiento de las ciudades en la historia.

5


La dispersión usa un vocabulario que proviene de la ciudad pero ya no se expresan los mismos conceptos y tampoco se representan las mismas fuerzas y asociaciones. Parece que unidades o sistemas que antes manifestaban su estabilidad y su orden, en las nuevas condiciones demuestran grande facilidad de fragmentarse y componerse en nuevos ensamblajes. . Las estructuras conceptuales, los gobiernos y las grandes empresas que en el pasado intentaban aparecer solidas ahora también se han transformado en organizaciones fragmentadas y difusas. El estado se sustituye de comités de reglamentación, de grupos de interés en competencia y de los restos de los partidos políticos que su única realidad es la de las imágenes de la televisión. Las empresas ya no son institutos que venden ciertos productos sino entidades que crecen, se juntan, se disuelven y se reconstituyen para maximizar los flujos de capital.1 Las entidades que los espacios arquitectónicos contemporáneos van a servir no son estáticas ni estables ni siguen jerarquías. Su objetivo no es demostrar una identidad porque ella va cambiándose. Es una identidad que incluye un poco de todo y no se puede categorizar. Es tan diferenciada que al final no existe. La arquitectura que va a operar en una ciudad genérica, como la describe Rem Koolhaas, no puede caracterizarse de una identidad cierta pero puede ser capaz de incorporar varias y favorecer su evolución y enriquecimiento. La dispersión debe su funcionamiento a los atractores. Son ellos que proporcionan enfoque en un mundo disperso. Se trata de los espacios que llegan a captar la atención en el paisaje urbano. Suelen ser edificios grandes que curiosamente no están enfocados hacia una plaza o un espacio publico sino a sitios rodeados de barreras de movimiento. Tienen una imagen cerrada y pocas entradas y están enfocados hacia el interior. Se trata de centros comerciales o bloques de oficinas y parecen como fragmentos de la ciudad que podrían estar en cualquier sitio. Atraen inversión, son los objetos mas grandes del paisaje urbano y puntos de navegación, pero de alguna manera son vacíos. Allí no se fabrica nada y tampoco se encuentran sitios donde el público pueda reunir y definir su cultura. Los edificios que constituyen puntos de referencia en la desorientación del tejido urbano son mudos componentes que absorban energía y dinero y no devuelven nada. La necesidad de producir espacios públicos que atraen la gente ofreciendo una variedad de actividades sociales es de grande importancia. Estos sitios deben ser enfocados hacia el exterior. Su objetivo es atraer las energías y los flujos de la ciudad y en seguida redirigirlos y ofrecer un tipo de realimentación. Deben ser espacios que se alimentan del comportamiento colectivo, una topografía donde las actividades culturales pueden evolucionar a través de la interacción. Los efectos de la dispersión en términos generales están formando una sensación desagradable y se hace un debate considerable sobre sus causas. El fracaso del movimiento moderno de proporcionar modelos urbanos capaces de soportar una vida social interesante, la incapacidad de controlar el uso del coche, el mal aprovechamiento de las infraestructuras o la dificultad de conseguir un equilibrio entre los varios usos en el red urbano son unas de las problemáticas que expresan la incomodidad y la desorientación que se siente por la parte del usuario. La explotación de los recursos naturales, totalmente vinculada con el crecimiento de las regiones urbanas ha provocado escepticismo sobre la eficacia de la arquitectura a afectar 1

Aaron Betsky and Erik Adigard, Architecture must burn, 2000

6


positivamente la situación. Los primeros intentos tuvieron como punto de partida edificios que se manifestaban sostenibles y ecológicos pero de una manera bastante superficial. La técnica de revestir elementos arquitectónicos con capas verdes, los intentos de reducir los gastos energéticos y controlar la basura ha sido capaz de indicar una nueva dirección en el diseño y traer la atención a aspectos despreciados hasta ahora, pero no ha conseguido un impacto considerable. El énfasis en la sostenibilidad ha creado una suposición que si un proyecto es revestido con verde se lee como más cercano a lo natural y automáticamente está en dirección correcta, es algo aceptable. Con esa manera se suavizan las oposiciones entre edificio y paisaje pero no se soluciona el conflicto. El siguiente aspecto que entra en el discurso es la escala. Si la arquitectura acepta la necesidad de operar utilizando procesos ecológicos debe percibirse como ingrediente de un sistema que supera limites locales e incluye también procesos dinámicos. Esa lectura no se refiere solamente al aspecto físico sino también a las actividades sociales, las interconexiones entre los diferentes elementos y las fuerzas visibles e invisibles. Frecuentemente los arquitectos para afrontar a los nuevos requisitos que aparecen en el diseño intentan operar como expertos, manejando conceptos que se originan a los campos de la estructura, del paisajismo, de la energía o la ecología. Estos intentos raramente resultan exitosos. Es evidente la necesidad por la parte de la arquitectura de conectarse con otras disciplinas para operar de manera coherente. Es decir que las respuestas más interesantes, podrían surgir de una disciplina hibrida que puede dar soluciones locales como resultado de la interrelación de los varios conocimientos que corresponden a sistemas universales. La complejidad y al mismo momento la coherencia son las características mas fuertes que se encuentran en la ecología pero faltan de las regiones urbanas y la única manera para conseguirlas es la hibridación de la sustancia de la arquitectura. El objetivo de la arquitectura sería, entender las órdenes escondidas y encontrar nuevos procesos y mecanismos para generar espacios que se alimentan de esa situación y devuelven una energía positiva al contexto. En respecto de esta búsqueda se destacaron tres aspectos. En primer lugar es el parámetro de la complejidad. Se puede decir que los modelos lineales y dogmáticos del pasado no tuvieron ningún éxito por falta de complejidad. En segundo lugar es la relación del espacio con muchas identidades. La perdida de una cierta identidad obliga una cierta flexibilidad en este aspecto que puede manifestarse como cualidad esencial. Finalmente la atención al comportamiento colectivo aparece una condición potente para la evolución y el avance de sistemas complejos. Todas estas condiciones describen los espacios que pueden dar sentido en nuestra trayectoria en el tejido urbano y apuntan en la dirección de una arquitectura híbrida. Robert Venturi escribió: ‘’Prefiero los elementos híbridos a los ‘puros’; los comprometidos a los ‘limpios’; los distorsionados a los ‘rectos’; los ambiguos a los ‘articulados’; los convencionales a los ‘diseñados’; los integradores a los ‘excluyentes’; los redundantes a los sencillos; los reminiscentes que, a su vez, son innovadores; los irregulares y equívocos a los directos y claros. Defiendo la vitalidad confusa frente a la unidad transparente. Acepto la falta de lógica y proclamo la dualidad.”2

2

Robert Venturi, Complexity and Contradiction in Architecture,1966

7


Características y condiciones de hibridación

La experimentación siempre ha sido el oxigeno de la creatividad, especialmente cuando se trata de la ciudad que las condiciones que la caracterizan cambian de manera dinámica. En las experimentaciones de las últimas décadas el concepto de la hibridación ha sido esencial en el desarrollo de una multitud de proyectos novedosos. Históricamente el concepto del hibridismo aparece junto con los primeros estudios sobre la herencia genética y las especies. Aristóteles en su estudio sobre los animales estableció varias categorías según sus características y formó teorías sobre el origen de ciertas especies que son resultados de mestizaje. Sin embargo era en el siglo 18 cuando el científico Gregory Mendel se experimento sobre las normativas de la hibridación y estableció los fundamentos biológicos de estos procesos. Otro término interesante que aparece en su teoría es la heterosis, un término utilizado al mejoramiento selectivo. También es conocido como vigor híbrido y describe la mayor fortaleza de diferentes características en los mestizos, la posibilidad de obtener "mejores" individuos por la combinación de virtudes de sus padres.3 Una característica que aparece frecuentemente en los individuos híbridos y esta en contraposición con la idea de heterosis es la esterilidad, el disturbio de los cromosomas parentales causa la infertilidad del individuo. La hibridación como resultado de la intervención del humano a los procesos naturales es algo que provocaba tradicionalmente gran debate. En el siglo 18 la hibridación no era algo acreditado y frecuentemente los primeros criadores de plantas que intentaron mezclar diferentes especies se llamaron a justificar sus acciones. Es aparente la creencia que se había impuesto que el acto sexual entre diferentes especies es una perversión inmoral y la producción de nuevas formas de vida es una afrenta a la deidad, una critica al acto original de la creación. El noción que la naturaleza ha prohibido animales y plantas híbridos para preservar la orden natural es de origen antigua. El poeta Lucrecio en su obra De rerum natura (Sobre la naturaleza de las cosas) reflexionó sobre esa idea: Los tipos de herbaje y maíz que ahora se cultivan a menudo afuera de la tierra, sin embargo no se pueden producir con las varias clases trenzadas en una, sino cada especie esta creciendo en su única manera y todos preservan su diferencias según las reglas fijas de la naturaleza.4 En latín la palabra hybrida se utilizaba no solamente para animales y plantas sino también para cualquier acto que violaba las reglas naturales. Probablemente se origina a la palabra hybris (ὕβρις), que en griego antiguo se utilizaba para expresar cada tipo de violación contra la orden natural. La persona que cometía hybris era el que participaba en acciones sexuales prohibidas o actuaba despreciando los dioses y inevitablemente sus acciones atraían la maldición de las fuerzas superiores.

3 4

http://en.wikipedia.org/wiki/Hybrid_vigor Hutchins (1952h: 73).

8


Parece que en la época antigua la puridad de los especies tenía grande importancia y en contrario los intentos para mezclar diferentes categorías de individuos tenía un aspecto negativo. Como se ve en el texto de Oscar Freeburg intentos correspondientes en el campo de las artes se consideraron fracasados. Él escribe: La naturaleza aborrece una mezcla entre especies y por lo tanto no permite a los animales híbridos a perpetuar a ellos mismos a través de la reproducción. La historia del gusto estético demuestra el mismo aborrecimiento para la arte híbrida. Unos de los griegos antiguos intentaron la mezcla de las artes pintando tez sobre partes de sus estatuas, pero el resultado híbrido medio-escultura medio-pintura no podía aguantar como arte y esta recordado en la historia solamente como un fallo interesante.5 Heterosis Aparte de las cuestiones morales que surgen por estos experimentos y la común desventaja de los individuos híbridos de no ser capaz de reproducirse, el proceso de hibridación genera especies con características extraordinarias y cualidades especiales. La heterosis , efecto sinérgico o vigor hÍbrida es lo que hace el comportamiento de los individuos híbridos tan interesante. La heterosis en términos generales se refiere a cualquier rasgo que no pertenece al rango de las variaciones parentales. Es perfectamente reconocido que los híbridos no deben ser intermediarios en respecto de cada rasgo. A menudo aparecen características totalmente distintas de los que llevan los padres. Estas características se llaman eterotopicas.

Fig.2: Base Genética de la Heterosis. El individuo híbrido sale más fuerte y grande que sus padres.

Cada característica puede ser eterotopica pero la más común expresión de heterosis aparece en el tamaño total de los híbridos. La secoya californiana (Sequoia sempervirens), un árbol de origen híbrida es lo mas alto del mundo, entonces en respecto de la altura seguramente no es intermediario entre sus padres (Sequoiadendron giganteum y Metasequoia glyptostroboides).6

5 6

Victor Oscar Freeburg, The art of photoplay, p166 Hirayoshi and Nakamura (1943); Li (1987); Stebbins (1948, 1959)

9


Igualmente el híbrido producido del león y la tigresa, conocido como ligre, es usualmente más grande y fuerte que sus padres

Fig.3: El ligre es el híbrido producto del cruce entre un león y una tigresa.

Dado el facto que científicos del campo de la biología evolutiva dan énfasis al dato que los híbridos no son viables, es irónico que el fenómeno de vigor híbrida es extensamente acertado entre los criadores. Existen múltiples ejemplos de híbridos que tienen características que no se encuentran a ningún de sus padres. Por ejemplo la mezcla, que ocurre a los bordes de México con los EEUU, entre la Audubons Oriole (Icterus graduacauda) y Altamira Oriole (I. gularis) tienen rayas a su espalda que faltan a ambos sus padres.7 Es interesante la posición de Darwin en su escrito Voyages of the Adventure and Beagle (1839): la mula aparece como el animal más soprendente. Que un híbrido puede poseer más razón, memoria, obstinación, afección social, y fuerza muscular, que ambos sus padres, parece que indique que el arte aquí ha superado la naturaleza.8 Zonas híbridas Para los objetivos de este artículo es fundamental el estudio del efecto del parámetro geográfico en el proceso de hibridación. Por lo menos en las mezclas que ocurren en el entorno natural, la geografía afecta los nuevos individuos en respecto de la aparición de características que provienen de sus padres. La región geográfica donde poblaciones naturales genéticamente distintas interactúan y se hibridan es conocida como zona híbrida. Estas zonas presentan gran interés como sistemas complejos por su capacidad de favorecer el flujo de los genes entre especies distintas y hacer posible el nacimiento de nuevos tipos de organismos. Sin embargo las zonas híbridas y el flujo de los genes no conducen inevitablemente a la recombinación de las poblaciones implicados. La explanación predominada es que la zona híbrida constituye una zona de tensión entre los eventos de la dispersión de las formas

7 8

Eugene M.McCarthy ,Phd Darwin (1839: vol. III, p.384–385).

10


parentales y la selección contra a los organismos híbridos.9 La dispersión de las formas parentales induce a la generación de más híbridos en la zona, sin embargo ellos algunas veces por falta de complexos de genes completos, demuestran menos capacidad de adaptarse en su entorno que sus padres. Las zonas híbridas se encuentran en todos los mayores grupos de organismos sexuales. Las puras poblaciones parentales en los opuestos lados de la zona pueden distinguirse a casi cada tipo de característica – apariencia, comportamiento y fisiología. Muchas poblaciones híbridas presentan un continuum de variación que se extiende al intervalo entre los tipos parentales. En una población compuesta de híbridos parcialmente fértiles, los que ocupan regiones más cercanas a un particular tipo parental tienden a tener características similares a este tipo. Por ejemplo una amplia población entre la ardilla Smith’s Bush (Paraxerus cepapi) y la ardilla Red Bush (P. palliatus) extiende desde Tanzania del Sur a través de Mozambique y hasta el noreste de Sudáfrica.10 Las ardillas híbridas que ocurren cerca el rango de Smith’s Bush tienen casi los rasgos de P. cepapi . Aquellos que ocurren cerca de los Red Bush tienen los rasgos de P. palliatus. En las zonas intermedias hay ardillas de todos los tipos intermedios. Se entiende la importancia que tienen estas zonas en la extensión de un ecosistema. De hecho los límites entre dos regiones parece que son las zonas con la máxima variación y riqueza. Las zonas estas también expanden a zonas compuestas donde los individuos se generan a través de la mezcla de múltiples tipos de organismos. Además pueden ser móviles, el ratio anual de su desplazamiento esta entre 0.10m y 10m y en unos casos mucho mayor.11 Correspondencia entre procesos biológicos y arquitectónicos. Todos estos conceptos que se originan al campo de la biología y de la evolución de las especies pueden ser de grande valor para la arquitectura y constituyen un rango de conocimiento que puede alimentar un espectro de experimentaciones interesantes. La cuestión sería de qué manera la arquitectura puede combinar distintos tipos de espacio para generar nuevas formas. Además cuando se habla de formas estructurales y composiciones arquitectónicas el termino hibridación se puede referir a varios aspectos del objeto. En primer lugar los procesos de generación podrían ser híbridos. Estos significa que practicas que el humano tradicionalmente utilizaba para crear artefactos se mezclan con procesos naturales de generación de forma para producir individuos que demuestran características de artificio y de evolución genética a la vez y en este sentido son híbridos también. En segundo lugar se refiere a intentos que mezclan la categoría del edificio con entidades que provienen de otros campos, también del sistema natural, como por ejemplo el paisaje o la geología. Estos intentos dan resultados que su comportamiento cae afuera de los estrictos límites de la disciplina de la arquitectura Finalmente se forma una categoría de edificios que se caracterizan como híbridos, por la interacción excesiva de distintos programas, y las complejas y la vez estrechas relaciones entre usos heterogéneos , que ocurre en el espacio que definen.

9

Bazykin, (1969) Kingdon, (1974) 11 http://en.wikipedia.org/wiki/Hybrid_zone 10

11


En todos los casos el efecto de heterosis o vigor híbrida es de grande importancia. Objetivo de la búsqueda son propuestas que ofrecen soluciones a necesidades de un entorno que se caracteriza de una complejidad elevada. Estos edificios no son potentes porque disponen en su cuerpo un gran rango de propiedades arquitectonicas sino porque son espacios novedosos y mejorados en relación con sus predecesores. Son el siguiente paso en la cadena de la evolución arquitectónica. En la misma dirección el interés se dirige también a los parámetros que favorecen a la hibridación y su sobrevivencia. Como se forman las zonas híbridas sobre la superficie de la actividad humana y que tipos de alteraciones ocurren en estas áreas que constituyen los laboratorios de la experimentación arquitectónica y urbana. Los edificios híbridos son frutos de la modernidad y de todas las condiciones que ella señaló a los grandes centros urbanos pero no obedecen a sus reglas ni a ningún otro sistema que impone ciertas estrategias e ideas dogmáticas. No son entidades que se caracterizan de una orden o un poder, que intentan comunicar a su entorno sino al contrario son organismos que absorban fragmentos dispersos y sistemas de organización solapados, los comprimen y forman un conjunto heterogéneo y coherente a la vez. Su valor se encuentra en su nivel de complejidad elevado y su capacidad de sobrevivir diversificando su comportamiento y desaguando diferentes recursos según el tiempo o las condiciones. Son entidades flexibles que no tienen cierto carácter, o se puede decir que tienen múltiples, y no pertenecen a ningún sistema de organización fijo. Constituyen hybris (ὕβρις) para la orden del tejido urbano. Una orden en todos casos ya violada. Arquitectura genética Cuando se pone sobre la mesa el tema de hibridismo inevitablemente el tema se trata de nuevas especies y nuevas características. El desarrollo y la evolución de ellos se relacionan directamente con los procesos genéticos. Los últimos años el término genética aparece con frecuencia en el discurso de los arquitectos. Existe la sensación que la aplicación de procesos genéticos podrían capacitar la arquitectura con multitud de posibilidades en el campo del desarrollo de proyectos. Se forma el argumento que si se puede controlar genéticamente la percepción y materialización de los proyectos, se podría generar espacios híbridos en su sustancia. Resultados de la mezcla de distintas entidades en el nivel de los genotipos. El edificio no se percibe como una acumulación de diferentes organizaciones o espacios ajuntados con una estrategia de ensamblaje sino un organismo que se comporta de manera distinta según las ocasiones, por su organización interna. Físicamente las características de distinto origen aparecen unidas sin ningún tipo de junta o conexión. Las partes que provienen de diferentes categorías, en este caso se desarrollan juntos desde descendencia para crear una entidad nueva en su percepción. No se reconoce un cuerpo básico y partes añadidas, la mezcla sucede a la fase primaria del proyecto.

En todo caso se puede decir que a través de la hibridación se intenta dar respuestas a las necesidades que surgen de la complejidad intensa que caracteriza el contexto de la ciudad contemporánea. La diversidad interna de sistemas arquitectónicos ofrece la posibilidad de 12


desarrollar aproximaciones que integran funcionamientos ecológicos, topológicos y estructurales. En un uso más arquitectónico el término ecología se refiere a todas las relaciones entre las poblaciones y su entorno físico y social también. La topología se introduce como el rango de conexiones entre todos los elementos materiales del entorno. La estructura se refiere a capacidades de organización. Los tres términos son estrechamente interconectados. Esta interconexión se considera instrumental cuando la ‘realimentación’ positiva entre propiedades vinculadas y sus influencias, modifican el espacio. La diferenciación de un sistema de materia a través las ‘realimentaciones’ es lo que amplifica el aspecto dinámico del entorno. Se trata de un intento para formar un modelo arquitectónico que se basa a las condiciones, para desarrollar proyectos. De fundamental importancia en este proceso es la capacidad de la materia de autorganizarse. Este es el parámetro que permite un gran nivel de adaptación. La adaptación es la característica esencial de un modelo que está en la fase de evolución. Adaptación es el concepto del continuo ajustamiento de un sistema a su entorno. Una arquitectura capaz de negociar y adoptarse a diferentes requisitos del contexto es necesaria para la generación de individuos híbridos que su funcionamiento se basa a una variedad de actividades. Emergence

En una arquitectura que intenta simular los procesos naturales y llegar a un cierto nivel de complejidad, interconexión entre sus componentes y adaptabilidad el concepto de “emergence” es esencial. El término se usa en ciencia para expresar la aparición de formas y comportamientos afectados por las condiciones que caracterizan su entorno. El conocimiento relacionado con ese término proviene de los campos de biología de desarrollo, química, matemáticas. Según el sicólogo G.H.Lewes que primero definió el término, normalmente un resultante se constituye de la adición o la diferencia de las fuerzas que actúan en su sistema y es perfectamente detectable a sus componentes. En emergence, en contrario, el resultado es una cooperación de elementos heterogéneos, desemejante de sus componentes y no puede reducirse a la adición de su diferencia. En las ciencias el término se usa tanto para la producción de las formas y los comportamientos como para las matemáticas necesarias para modelar estos procesos en el ordenador. Para Michael Weinstock de Emergence and Design Group en el campo de arquitectura esto significaría una búsqueda de las reglas matemáticas a cuales los sistemas naturales obedezcan y que podrían utilizarse de sistemas artificialmente desarrollados. La hibridación en este caso se refiere a dos niveles. Por un lado es la mezcla de las técnicas de producción de forma que provienen de dos mundos diferentes, el natural y el artificial. Por otro lado es la capacidad de intervenir en los procesos morfogenéticos introduciendo varios tipos de restricciones y datos produciendo espacios que no solo interactúan y se desarrollan según las fuerzas del ambiente sino las anticipan, demuestran más resistencia y comportan de manera mejor.

13


Fig. 4: Sección en el tallo de un geranium que revela los diferentes organismos de su estructura.

La forma, el comportamiento y la energía que fluye a través de las composiciones que ocurren por este tipo de arquitectura son factores totalmente interconectados. El modo que la forma se relaciona con el código genético de un organismo aparece de grande importancia. Prigogine hizo un estudio sobre la formación de matrices y la auto-organización de sistemas bilógicos y no-biológicos. Él dice que todos los organismos biológicos y algunos sistemas no vivos se están reservando tras el flujo de energía que los atraviesa. El patrón de flujo de energía sufre muchas pequeñas variaciones que se están ajustando para que se mantenga el equilibrio, pero en ocasiones enfrontan tanta amplificación que están obligados a derrumbarse o reorganizarse. En el punto de destrucción ocurre una nueva orden con estructura más compleja que se atraviesa por más energía y es más susceptible a una nueva destrucción u auto-organización. Con ese dato se puede decir que el código genético no incluye la forma del organismo sino la lógica y las restricciones según cuales sucede la auto-organización durante la morfogénesis. El modo que FOA han elegido para representar su trabajo y formar una herramienta para producir nuevos proyectos es un ejemplo de percepción de la arquitectura como una acción de ‘criar’ nuevas especies. Filogram o árbol Filogenético es una herramienta de clasificación en la biología que se usa para el análisis sistemático de la historia de evolución y las relaciones entre organismos tienen ancestros en común. En la arquitectura puede operar como diagrama para identificar consistencias entre diferentes proyectos y procesos de diseño. Hoy características y operaciones que aparecen en diferentes ocasiones establecen orígenes comunes tras diferentes proyectos. Se forman líneas de trabajo que producen distintas versiones que en seguida pueden mezclarse con otras líneas cuando una oportunidad aparezca. Es una herramienta operativa para el desarrollo de nuevas categorías de proyectos o para que pueda el arquitecto encontrar los orígenes de un proyecto o entender las repeticiones que suceden en la práctica y la progresión de unos años.

14


Fig. 5 : Diagrama Filogenético del estudio FOA

Aspecto importante es que en este modelo se encuentran varios mecanismos que su objetivo es la innovación. Las líneas ya establecidas interactúan con una cantidad de informaciones que incluye los tipos arquitectonicos como materia primaria y también con todos los parámetros que existen al contexto de cada proyecto

Entre edificio y terreno. La incorporación de procesos naturales en la composición arquitectónica ha sido el objetivo principal de las investigaciones de la arquitectura avanzada durante las últimas décadas. La evolución tecnológica ha ofrecido los recursos para una arquitectura con características de vida natural, más adaptiva, más fluida y más responsiva al cambio. La hibridación se ha manifestado, mezclando el artificial con el natural. Tanto en los procesos que generan la forma como a las características de ella. Se trata menos de una imitación de la forma natural, como se hacía a las décadas pasadas, que a una simulación de los procesos naturales atreves cuales surgen los organismos. La tecnología digital hace posible la evolución de composiciones según fuerzas específicas y restricciones: estructurales, climáticas y programáticas. En esa dirección han ocurrido resultados interesantes pero todavía existen límites que requieren más investigación. Las técnicas utilizadas demuestran dinámica pero los edificios no han llegado a un nivel de adaptabilidad y complejidad correspondiente. Una pregunta seria si la tecnología de la fabricación podría ofrecer opciones, en costes aceptables, para que las formas orgánicas y fluidas puedan materializarse produciendo composiciones interactivos e integrados a un contexto que cambia constantemente. Una dirección paralela se establece donde la arquitectura sigue formándose utilizando conceptos relacionados con el ecosistema pero el interés se desplaza de los procesos biológicos, según cuales se forman y se comportan las especies, hacia lo geológico y lo inorgánico. Es decir que el concepto del desarrollo a través de fuerzas que se comportan de manera dinámica es presente pero lo que cambia es el ritmo. La adaptabilidad y el cambio de 15


un territorio son más lentos que los de un organismo vivo. Stan Allen dice que arquitectura esta en el medio, mas lenta que una criatura y mas rápida que la geología.12 En ese comentario se ve la tendencia de formar dos diferentes tipos de hibridismo. Por un lado es la arquitectura que adopta características de vida y se adapta a su entorno de manera más mediata y por otro lado está la arquitectura que se incorpora al entorno mostrando un carácter infraestructural dedicada a actividades que se expanden y se solapan asociándose con áreas que se definen de una manera flexible. En esta estrategia el concepto de paisaje es esencial porque ofrece un tejido donde las especies individuales cambian y se evolucionan en paralelo intercambiando informaciones constantemente. Esta aproximación a la arquitectura se conduce de dos ideas elementales, la atención al comportamiento colectivo y la formación a través de fuerza y resistencia operando durante tiempo. Los últimos anos entre los arquitectos hubo un interés creciente por las posibilidades que ofrece esta aproximación sobre la organización de los programas, la continuidad de las formas y la configuración de los flujos. La superficie destacó como elemento fundamental en la acción arquitectónica ofreciendo cualidades de suave transición, de interconexión e interacción social. Experimentaciones en la escala urbana La práctica de Landscape Urbanism ha sido fundamental para la mezcla de conceptos originados a los campos del paisajismo, del urbanismo y de la arquitectura en un ámbito ecológico. En este caso profesionales de varias disciplinas se relacionaron e intentaron crear un nuevo lenguaje para manipular temas de grande escala y complejidad. Los diferentes campos del diseño y de la organización espacial formaron los contenedores de donde Landscape Urbanism derivó sus recursos para construir su base teórica. Objetivo de esa practica, es tanto el análisis y la interpretación de las condiciones urbanas como el desarrollo de proyectos relacionados con las actividades sociales y los procesos naturales dinámicos. Se trata de la formación de modelos generativos, que se afectan de procesos y conceptos que se originan a la ecología. James Corner nota que en el aspecto conceptual de esta disciplina se encuentran “… temáticas de organización, interacción dinámica, ecología y técnica que apuntan a un urbanismo emergente más cercano a la complejidad real de la ciudad.”13 Es evidente una hibridación entre varias disciplinas que suministra un campo de experimentación para la recuperación de la coherencia en el tejido urbano y esa hibridación se nota también del término landscape urbanism.

12 13

Stan Allen, Landform Buildings, 2011 James Corner, Terra Fluxus, 2005

16


Fig. 6 : The High Line constituye lo mejor ejemplo construido de la practica de Landscape Urbanism.

Este intento se diferencia de intentos anteriores porque hablar de las regiones urbanas como si estuvieran paisajes y tampoco sitúa el paisaje dentro de la ciudad. El paisaje no es presente con las formas de parques, vías verdes, esplanadas y jardines que proporcionan respiro de los efectos perjudiciales de la urbanización. Se permite con un rango de asociaciones imaginativas y metafóricas. No se trata de un interés solamente relacionado con la vegetación, los terraplenes y el planeamiento territorial sino también con una preocupación profunda con el aspecto conceptual del paisaje. Su capacidad de teorizar contextos, territorios, ecosistemas, redes e infraestructuras. Las prácticas del paisajismo y del urbanismo se disuelven en una y el mismo tiempo permanecen distintas. Como un nuevo híbrido dependiente a ambos los cromosomas x e y, nunca capaz de rechazar las diferentes expresiones de sus padres.

El intercambio de ideas entre las dos disciplinas podría redirigir los objetivos de la acción arquitectónica. Las estrategias que han puesto mucha importancia en la elaboración de las formas y las cualidades estéticas del espacio han producido imágenes impresionantes pero en gran parte, los problemas, que se relacionan con la experiencia del individuo en el ámbito urbano, siguen repitiéndose. Grande parte de la elaboración de un proyecto se decide por los parámetros y las condiciones del su contexto. La manera que un edificio interactúa con su entorno es decisiva para su percepción. La continuidad inherente en el concepto del espacio, aunque la arquitectura durante siglos se ha movido hacia otra dirección, es fundamental. La piel de un edificio no debe leerse como límite sino como un cambio a la configuración de un continuum. Igualmente la vida de una persona no se separa en dos partes independientes que una sucede afuera y otra dentro de un edificio. Esto expresa una multiplicidad dinámica que la noción modernista, que nuevas estructuras físicas serían capaces de producir nuevos patrones de socialización, no ha sido capaz de captar. Los procesos que están operando en el continuum del espacio son más significativos como materia prima de la arquitectura que las formas si mismas. El cambio de la atención hacia los sistemas que condicionan el espacio hace necesaria la introducción del parámetro de tiempo.

17


El parámetro de tiempo La capacidad de conseguir uniones entre el territorio de intervención y las fuerzas que actúan depende también de los métodos de análisis. Medios como el video digital proporcionan una idea más cercana a la realidad. Ya no se hable de una visualización idealizada sino de una percepción del comportamiento de un territorio en el tiempo, donde los eventos y las actividades aparecen con su intensidad verdadera y forman parte de la totalidad juntos con los parámetros formales y estéticos. La ecología constituye una lente útil para analizar y reflexionar sobre futuros alternativos de la vida urbana. Esa disciplina sugiere que individuos agentes que actúan a través de un amplio campo de operaciones producen efectos incrementales y acumulativos que continuamente evolucionan y forman un entorno durante el tiempo. Relaciones dinámicas de procesos se asocian con formas espaciales, con las últimas percibidas como estados provisionales de materia, en su camino en convertirse a otra cosa. En la arquitectura se ve la necesidad de percibir el edificio como un agente que participa activamente a múltiples relaciones que transforman el ámbito continuamente. No se intenta establecer una relación fija con el entorno mediato sino dirigir flujos y energías y contribuir a efectos que aparecen también a escalas afuera de los límites de su extensión. Un ejemplo interesante que visualiza este concepto en la escala urbana es el video Taxi que según sus creadores “…es un modelo analítico que asigna los datos de viaje para 10.000 paseos en taxi en Manhattan en una temporada de 24 horas. Datos de ubicación geográfica para el origen y el destino de cada viaje...generan una representación precisa. La visualización recrea un mapa “respirando”…mostrando periodos de intensidad, la densidad y la disminución de actividad.”14

14

http://www.youtube.com/watch?v=McniNOCyVqQ

18


Fig. 7,8 : Imágenes del video TAXI!

Condición necesaria para cualquier tipo de hibridación seria la debilitación de un sistema que durante los últimos siglos estaba al favor de la diferencia y la oposición. Dualidades de tipo ciudad/naturaleza, edificio/solar, objeto/espacio dividen el espacio a una categoría que se describe como un entorno neutral y pasivo y corresponde al segundo termino y otra categoría que es el resultado de la acción creativa y esta bien definido con limites de ciertas cualidades, lleva todos los conceptos y mensajes y corresponde al primer termino. El objetico en ese caso seria la difusión de los términos en una entidad compleja donde el espacio se diferencia a través de modificaciones y elementos menos absolutos. Por ejemplo los límites del objeto arquitectónico han sufrido varias transformaciones, pasando de condiciones menos o más solidas, flexibles, fragmentadas, encargados con símbolos o con partes, del exterior, incluidos pero no se ha conseguido dejar a definir una composición y un entorno. Lo que realmente se pide es un pensamiento donde todos son elementos y fuerzas de la misma importancia aunque sean naturales, artificiales, interiores, exteriores, efímeros o permanentes. El reto en diseño es desarrollar maneras de trabajar que pueden apoyar y representar una multitud de identidades espaciales. Practicas para emplear una diferencia espacial. El concepto de la escala como representación de la diferencia espacial puede utilizarse para dibujar relaciones entre arquitectura, paisaje y ciudad. Como herramienta conceptual de diseño, que puede referirse a dimensiones espaciales o temporales de un objeto o proceso, apoya una aproximación relacional a un ámbito construido. Una manera de articular diferencias que atraviesen campos sin pertenecer a uno. Mientras que no existe una escala inherente o asignable a la arquitectura, el paisaje y la ciudad hay un rango de escalas asociadas con cada práctica. Escalas de arquitectura atraviesan en campo desde el interior hasta el exterior, desde el detalle más pequeño hasta su presencia general. Escalas urbanas extienden fuera de lo que es visible desde un punto particular. Escalas de paisaje se relacionan con áreas más grandes que un solar específico, abarcando múltiples sistemas ecológicos. ‘’si un proyecto se puede considerar que reproduce su contexto, la potencia de un proyecto de operar en escalas diferentes se encuentra a la intensión de su diseñador de representar los

19


elementos y las fuerzas que existen o han existido en esta escalas, como precondición para crear interdependencias entre ellas.’’15 En el Kunsthal de OMA aparece un intento de conseguir conexiones con el entorno en varios niveles. Se caracteriza de la capacidad de la tendencia de operar simultáneamente como ciudad, arquitectura y paisaje. Esta, situado entre una calle y un parque crea una transición suave y el mismo momento corresponde a una densidad de programas.

Fig. 9 : Visualizaciones de la rampa de Kunsthal, donde se ve la continuidad programática.

Del intercambio entre diferentes campos de conocimiento han surgido unas direcciones innovadoras. El comportamiento de los procesos durante el tiempo y la escala como herramienta de rechazar la oposición y conseguir conexiones entre diferentes sistemas forman proyectos dirigidos a incluir la complejidad y perseguir relaciones que introducen la diversidad en las configuraciones espaciales. Se formó una base solida donde pudieron apoyarse experimentaciones adicionales que enriquecen la lista de conceptos que afectan el proceso arquitectónico y generan resultados menos puros, directos y dogmáticos y más heterogéneos e inclusivos. Claramente aparecen direcciones que pueden ser útiles en la definición de las características de una categoría de edificios híbridos. Proyectos que son protecciones y filtros de las fuerzas exteriores y el mismo tiempo afectan fenómenos dinámicos y provocan efectos acumulativos, su materialización se relaciona con el entorno ofreciendo una legibilidad mediata y paralelamente son manifestaciones de maniobras operacionales y performativas. El edificio geológico Si los arquitectos han sido expertos en algo, esto es los límites y los límites en la historia están asociados con el plano vertical. El último siglo se ha caracterizado de una obsesión del cambio del límite vertical en algo más sutil, menos absoluto o menos prohibitivo. Elementos rígidos y poco transparentes, llenos de simbolismos pensados para transmitir informaciones al observador estático, gradualmente se convirtieron en estructuras más flexibles, penetrables e incluso confusas. Las superficies inclinadas o con doble curvatura atrajeron la atención y ofrecieron espacios que incorporaban la diferencia y daban una alternativa al carácter fragmentado de la ciudad contemporánea

15

Linda Pollak, Constructed ground, 2011

20


Efectivamente las más potentes de estas prácticas se relacionaron con la extensión horizontal y las configuraciones de grande escala. A través de su potencia de flexibilidad programática e interconexión se intento dar respuestas a los problemas que han surgido por la dispersión excesiva en la periferia de los centros urbanos. Las cualidades de esta aproximación arquitectónica se originan en una disciplina relacionada con el territorio pero no hay ninguna razón para que se permanezcan allí. La arquitectura que incorpora conceptos de procesos durante tiempo, de comportamientos colectivos y da atención a lo operativo no hace falta que sea horizontal, ni solamente de grande escala ni que opere en condiciones de baja densidad. En su texto, verticalismo, Iñaki abalos reflexiona sobre el facto que no se puede despreciar el facto que los centros urbanos están pensados para que se ocupen densamente y efectivamente hay que pensar en las ciudades en términos verticales. También describe como usos de varios tipos de carácter publico y privado también están mezclándose ocupando edificios verticales. Esta gestión tiene como resultado la sustitución del plano urbano con la sección. Lo que aparecía en un plano de un territorio, se puede encontrar en la sección de un edificio vertical de varios usos. El edificio, que se produce de una hibridación que utiliza conceptos de arquitectura, de paisajismo y de procesos ecológicos, no es horizontal tampoco se genera en condiciones de baja densidad. El hibridismo que produce difusión del límite entre cultura y naturaleza no es destinado para operar en los márgenes de la ciudad o para crear una suave transición entre el tejido urbano y el campo. Su objetivo es dar respuestas operando en las condiciones mas complicadas de la ciudad, la grande acumulación de masas, la alta densidad, el acceso en redes de movimiento y la multitud de programas sin despreciar los aspectos históricamente esenciales de la forma arquitectónica como es la oferta de protección y resistencia o su cualidad icónica. La Forma

No es accidental el facto que los arquitectos se dirigen hacia lo geológico para dar respuestas a desafíos sociales, ambientales y urbanos. A pesar de que los edificios se comportan como infraestructuras que facilitan el desarrollo de varias actividades y la interconexión entre ellas, dan atención a los comportamientos colectivos e intentan el constante intercambio de informaciones entre los varios sistemas, también se manifiestan a través de formas geológicas para representar fenómenos urbanos como la acumulación, la densidad y el verticalismo. En este caso conceptos de naturaleza y arquitectura se mezclan no para producir proyectos que simulan campos abiertos e imágenes pastorales como alivio a la congestión urbana sino generan composiciones durables que resisten a los ritmos y el movimiento intensamente acelerados y aparecen como puntos de referencia capaces de dirigir los flujos de la red urbana.

21


Fig. 10 : Dibujo de Paul Virilio del espacio construido de elementos oblicuos.

Los proyectos estos utilizan un lenguaje hibrido que se relaciona con procesos naturales y estructuras humanas. Su materialización demuestra la tendencia de tratar el espacio urbano como materia geológica. Las estrategias tradicionales que dirigían la disciplina arquitectónica históricamente y generaban las formas, se sustituyen de un espectro de acciones asociados con la formación del relieve de la tierra. En el nivel estético los edificios estos aproximan a los terrenos naturales por varias direcciones. En unas ocasiones la asociación con la naturaleza sucede de manera literal. Los edificios se caracterizan de volúmenes que recuerdan montones de piedras, crateras, rocas cubiertas con tierra o acumulaciones de unidades cristalinas. No se trata de una imitación simple de la naturaleza. Los avances de los medios tecnológicos han proporcionado a los arquitectos con nuevas posibilidades de composición. Las estructuras fluidas de superficies singulares que antes ligeramente se plegaban en las pantallas del ordenador en estos casos hacen la transición, a espacios tangibles y existencias con gravedad. Las nuevas formas operan entre la horizontalidad del terreno y la verticalidad del edificio como el trabajo de Paul Virilio de los anos 60 rechazando las estrategias convencionales de la fachada o del encerramiento. La superficie singular, que es principalmente una estructura horizontal se extiende para formar una organización tris-dimensional, incorporando el vertical y el oblicuo también. Según los Un Studio esto constituye la condición necesaria, para la combinación de varios sistemas arquitectónicos, en una unidad cohesiva, que es otro aspecto muy importante de estos edificios. Su capacidad de combinar diferentes sistemas de información, descontextualizando los y quitando su sentido histórico, en un gesto. La distinción entre superficie ocupada y enceramiento se minimiza, todo el envolvente se activa y la separación entre figura y solar desaparece. La continuidad tris-dimensional en este caso se destina a expresar una estrategia hibrida tanto a nivel de generación de formas, artificiales según procesos geológicos, como a nivel operativo, donde ingredientes diversos se mezclan sin interrumpir la coherencia total.

22


Montañas La aproximación del edificio como sistema que demuestra resistencia que reconfigure los flujos y las energías, se materializa según conceptos que se asocian con las organizaciones geológicas y esta destinado a dar respuestas a fenómenos urbanos como la densidad, la acumulación y la verticalidad, inevitablemente cita a la entidad de la montaña construida. La acción de apilar, siempre ha sido la manera de acumulación más sencilla. A través de ese tipo de procedimientos se provocan recuerdos de formas arquitectónicas elementales como las pirámides y la torre de Babel. La montaña artificial es la expresión más primitiva de la idea de la formación de un fragmento del territorio a un nivel de orden más alto. Se trata de estructuras que recogen y orientan el espacio del territorio, no como piezas esculturales sencillas sino como objetos complejos, creando nuevas relaciones entre interior y exterior. Han aparecido desde siempre en la arquitectura con la diferencia que antes interactuaban con el paisaje y ahora con una hibridación de naturaleza y cultura. La figura de la montaña siempre ha sido una forma cultural eminente. Es una estructura que crece en nuestra consciencia, se produce paso a paso hasta el momento que ya se ha construido e identificado e así se establece. Son resultados de una acción estructural que pueden ser muy distintos según el contexto a donde se generan. Casi siempre expresan la idea de la grandeza, irrelevantemente de cuanto pequeño son.

Fig. 11 : Exposición de Reiner Ruthenbeck

Sin embargo las montañas artificiales en principio son estructuras compuestas, una mezcla de distintas materiales. En las montañas de Ruthenbeck para mantener la forma se necesitaba una diversidad de materiales que eran nada de puro u homogéneo. El mito de la torre de babel es fundamental. Las visiones famosas, pintadas por Pieter Bruegel el mayor, muestran una estructura que sobresale del terreno plano, se eleva a grande altura y rodeada a su tope con nubes.

23


Fig. 12 : La torre de Babel pintada por Pieter Bruegel el mayor.

La tríada de grandeza/ sublimidad- ambición constructiva/civilización-hybris/transcendencia de la gravidez está central en estas imágenes.16 La torre se había construido como un intento de alcanzar el cielo. El dios percibió la hybris de humanidad y confundió los idiomas y las personas que ya no podían entenderse y se dispersaron a toda la tierra. En las visualizaciones la confusión de los idiomas se traslada como confusión de estructura, el edificio aparece ambivalente estéticamente construido con variedad de técnicas y en ocasionas medio estructura y medio ruino. Las nociones de la mezcla de varias técnicas, materiales y sustancias y de la hybris, es decir los orígenes del término hibridación, aparecen en el enfoque del proceso arquitectónico primario, la acumulación constructiva.

Fig. 13 : BIG The Mountain

El edificio Mountain del estudio BIG es 2/3 aparcamiento 1/3 viviendas. Los arquitectos en vez de proponer dos estructuras distintas, una para viviendas y una para aparcamiento decidieron a unir las en una relación simbiótica. Copenhagen es una tierra plana sin topografía especial. El acercamiento de las viviendas con los coches los jardines en las terrazas y las vistas impresionantes ofrecen una vida a los suburbios con densidad urbana. Se presenta una estrategia donde no existen distinciones entre figura y terreno, entre objeto y espacio. La saturación del territorio con contenido y atributos se intenta a través de maniobras que no provocan costuras o juntas entre el territorio compuesto y la ciudad que lo rodea. Dos programas que tradicionalmente han existido en cercanía se componen de nuevo y establecen relaciones simbióticas más interesantes. El bloque tradicional se transforma en una montaña 16

Michael Jacob, On Mountains: Scalable and Unscalable, 2011

24


de viviendas con jardines. El espacio tris dimensional se abre y vuelve disponible para población. El modo que el movimiento penetra y circula al territorio describe una arquitectura que percibe el edificio como la unidad que genera la ciudad – la ciudad como la totalidad te todas la contribuciones individuales de sus partes constituyentes- y en esa dirección intenta expandir la realidad urbana. Se intenta condensar las opciones y las actividades que puede disfrutar el usuario.

Fig. 14 : BIG The Mountain

El proyecto Sliced Porocity del arquitecto Steven Holl constituye la continuación del experimento de Linked Hybrid. Se trata de una composición de volúmenes en principio verticales que comparten una base común y conexiones a varios niveles de altura. El proyecto se caracteriza de grande diversidad programática que se alimenta de la porosidad y los múltiples influjos que crea su configuración. Una estructura homogénea capaz de captar la diferencia continua consigue grande impacto a la ciudad. La intención de atraer energías y actividades captar las y crear interacción entre ellas y en seguida redirigirlas en la ciudad es una parámetro que junto con potencia icónica que provoca la forma hacen que el edificio destaque. La plaza con las múltiples niveles en el centro del bloque esta esculpida con varios elementos horizontales y oblicuos, cuando las partes que la rodean filtran el sol creando un juego dinámico.

Fig. 15,16 : Steven Holl architects Sliced Porosity

25


Conclusiones

La hibridación aparecida en las arquitecturas de las ultimas décadas se manifiesta a través de varias estrategias y maniobras proyectuales como una respuesta a las necesidades del edificio que se genera al ámbito excesivamente complejo de la ciudad contemporánea. La diversidad de las practicas y de las materias primarias o de las patrones parentales que se utilizan en estos procesos, resultan a una producción de proyectos híbridos que se pueden clasificar en varias categorías. El concepto de heterosis se sitúa en el centro de los objetivos de un proyecto híbridos como confirmación del avance en el aspecto de complejidad. Se concluye que cada edificio híbrido debe demostrar características de sus especias parentales y el mismo tiempo características nuevas e innovadoras como resultados del fenómeno del heterosis. En este caso el proyecto se percibe como un organismo que constituye un paso en una sucesión evolutiva y por eso debe, de alguna manera, expresar sus orígenes y también indicar la dirección hacia donde su especie va a dirigirse en los siguientes pasos evolutivos. Se forma una cierta categoría de híbridos como resultado de la mezcla de sistemas estructurales arquitectónicos y sistemas de organización que su comportamiento se relaciona con la geología. Los factos que pusieron los fundamentos de esa hibridación eran la dispersión excesiva de las ciudades americanas y el intercambio de conceptos entre varias disciplinas hecho que indica condiciones de horizontalidad y de baja densidad. Sin embargo el individuo híbrido que se elaboro no es horizontal y tampoco se genera en un entorno caracterizado de baja densidad. Contrariamente se trata de una entidad destinada a representar una intensificación de fenómenos asociados con los núcleos del tejido urbano como la densidad, la acumulación, la multitud de interconexiones y la verticalidad. El siguiente conclusión se trata de las cualidades o las potenciales que demuestran ciertas regiones en el tejido urbano y como en ellas se criaron especies arquitectónicas innovadores y complejos capaces de emigrar de estas regiones y operar exitosamente a sitios de alta congestión y margen de experimentación limitado. Se reconoce una trayectoria del perímetro hacia el núcleo. Conceptos e ideas que se elaboraron en las márgenes de la ciudad afectan su centro captando la innovación. Este facto es importante porque se reconocen zonas hibridas en la ciudad. Parece que sitios entre diferentes sistemas de organización urbana, sitios dejados sin formación significativa, partes de la ciudad despreciados o de carácter ambivalente proporcionaron la base de interacciones e intercambios complejos. Estas zonas tradicionalmente percibidas como zonas de transición difícil de manejarse y absurdas demuestran alto nivel de diversidad y se caracterizan de tensiones que favorecen el nacimiento de nuevas categorías de proyectos. Grande importancia también merece el hecho que los proyectos que nacieron en estas partes de la ciudad no se mantuvieron en estas zonas híbridas sino demostraron la capacidad de desplazarse y ofrecer nuevas aproximaciones en las necesidades de la urbanidad contemporánea.

26


Índice de citaciones de imágenes Fig. 1 : http://hiddencityphila.org/2011/10/scrambled-another-contest/ Fig. 2 : http://es.wikipedia.org/wiki/Heterosis Fig. 3 : http://zerezas-curiosidadesvarias.blogspot.com/2010/04/ligre-una-nueva-especie.html Fig. 4 : Architectural design Vol 74 No 3, John Wiley & Sons Ltd, May/June 2004 Fig. 5 : Filogénesis: Las especies de FOA, Foreign Office Architects, 2003 Fig. 6 : http://www.dsrny.com/ Fig. 7,8 : http://www.youtube.com/watch?v=McniNOCyVqQ Fig. 9 : The Landscape Urbanism Reader, Charles Waldheim, 2005 Fig. 10 : http://boiteaoutils.blogspot.com.es/2010/09/oblique-function-by-claude-parent-and.html Fig. 11: http://phenomenaltransparency.blogspot.com.es/2008_12_01_archive.html Fig. 12: http://nwcreation.net/towerofbabel.html Fig. 13,14 : http://www.big.dk/ Fig. 15,16 : http://www.stevenholl.com/

27


Bibliografía Architectural Design Vol 74 No 3, Emergence: Morphogenetic Design Strategies, John Wiley & Sons Ltd, May/June 2004 Architectural Design, Techniques and Technologies in Morphogenetic Design, John Wiley & Sons Ltd, March/April 2006 a+t, Hybrids 3, Híbridos Residenciales, a+t ediciones, 2009 This is Hybrid, a+t research group, 2011 Terra Fluxus, James Corner, 2005 Architecture Must Burn, Aaron Betsky + Erik Adigard, Thames and Hudson Ltd, 2000 Arquitecturas Genéticas: medios digitales y formas orgánicas, ESARQ, 2005 Bazykin, (1969) Move, UNStudio, Ben Van Berkel, Caroline Bos, UN Studio & Goose Press, 1999 The art of photoplay, Victor Oscar Freeburg The Landscape Urbanism Reader, Charles Waldheim, 2006 Complexity and Contradiction in Architecture, Robert Venturi ,1966 Kingdon, (1974) Landform Building, Stan Allen, Princeton University School of Architecture, 2011 Constructed ground, Linda Pollak, 2011 Ecological Urbanism, Mohsen Mostafavi, Harvard University Graduate School of Design, 2011 Michael Jacob, On Mountains: Scalable and Unscalable, 2011 Merge: the hybridization of architecture, infrastructure and landscape, Ariel Manalo Fausto, Tesis, Massachussetts Institute of Technology, 1995 Between hermeneutics and datascapes: A critical appreciation of emergent landscape design theory andpraxis through the writings of James Corner 1990-2000(Part Two), Richard Weller

28


From emergence to divergence, Christopher D. Gray, Dissertation, University of Edinburgh, 2006 Infrastructural Urbanism, Stan Allen Mapping Landscape Urbanism, Leanne Muir,University of Manitoba, 2010

29


Hybrid Architecture