Issuu on Google+

COMITÉ DE SOLIDARIDAD CON LOS PERIODISTAS MARROQUIES REPRESALIADOS

Barcelona, 3 de marzo de 2010 VARIOS JÓVENES BLOGUEROS están actualmente detenidos o en vísperas de ser juzgados por el mero hecho de informar sus lectores sobre acontecimientos locales. Y el caricaturista Khalid Gueddar, condenado recientemente a 3 años de carcel y 300 000 euros de multa, con suspension de pena, es el objeto de persecuciones policiacas que le impiden viajar fuera de Marruecos.

EN ESTOS PRECISOS MOMENTOS en que se celebra en Granada la cumbre UE-Marruecos para la conclusión del Estatuto avanzado de Marruecos con la UE, el Comité de Solidaridad con los periodistas marroquíes represaliados tiene la obligación de recordar a la opinión publica española e internacional que una chapa de plomo, que anula derechos fundamentales e inhibe el mas importante de ellos el de la libre opinión, se ha abatido sobre el reino alauí. CUANDO LA UNIÓN EUROPEA se prepara a “recompensar” Marruecos por sus supuestos “avances democráticos”, hay hechos concretos que no podemos callar : ESTOS ÚLTIMOS AÑOS, el reino alauí se ha ensañado contra la prensa independiente utilizando a una justicia bajo control para imponer multas millonarias a medios que considera hostiles. Esta política de masacre generalizado tiene un solo propósito : negar el derecho de los marroquíes a la información plural, rechazar el papel de la prensa como contrapoder tal como ocurre en nuestras democracias consolidadas y forzar al exilio a las grandes plumas del periodismo del país vecino. RECORDAMOS ASÍ QUE UNA de las publicaciones más independientes de la historia de Marruecos, “Le Journal”, acaba de ser cerrada por las autoridades, y sus dos directores fundadores, Aboubakr Jamaï y Ali Amar, han sido despojados de sus bienes y forzados al exilio para no tener que pagar multas millonarias y arriesgar la cárcel. Ali Lmrabet, ex redactor jefe de “Le Journal” y director fundador de las revistas “Demain”, “Demain Magazine” y “Duman”, todas prohibidas por el régimen alauí, ha sido igualmente forzado al exilio después de que un tribunal de Rabat le prohibiera ejercer la profesión de periodista durante diez años. Una pena medieval inédita en los anales de la justicia marroquí. Lmrabet, que lleva 5 años prohibido de periodismo en su propio país, no ha sido condenado por robo, violación o asesinato sino por haber declarado en 2005 que los independentistas saharauis que viven en los campos de refugiados de Tinduf no están “secuestrados” por el Frente POLISARIO tal como lo asegura la propaganda oficial marroquí, sino que son “refugiados” tal como lo contemplan las Naciones Unidas. EL DIRECTOR DEL SEMANARIO “Al Michaal”, Driss Chahtane, ha sido condenado a un año de cárcel está actualmente recluido en un penitenciario por haber emitido dudas sobre un comunicado oficial informando sobre la salud del rey Mohamed VI. El régimen marroquí ha llegado al extremo de utilizar públicamente las cartas de súplica que Chahtane envía al rey para ser indultado, para atemorizar lo que queda de prensa en Marruecos.

CHAKIB EL KHYARI, presidente de una ONG de derechos humanos en el Rif, (colaborador de los diarios españoles “El País” y “El Mundo” que han publicado sendos reportajes sobre el narcotráfico en Nador gracias a sus informaciones), ha sido condenado a tres años de cárcel por haber denunciado la complicidad de altos cargos del régimen con el tráfico de drogas. Una grave aserción pero que está basada en la realidad ya que son notorios y públicos los casos de corrupción y de complicidad con el narcotráfico que salpican las altas esferas del régimen. Como ejemplo hay que subrayar el caso de la veintena de jueces, fiscales y miembros de las fuerzas del orden de Tetuán condenados en 2003 por complicidad con el narcotráfico, así como el caso de Abdelaziz Izzou, director de la seguridad de los palacios reales, condenado en 2006 después de que se descubrieran sus vínculos con una red de trafico de drogas. 1 / EL COMITÉ DE SOLIDARIDAD con los Periodistas marroquíes represaliados recuerda que el derecho a la libre opinión es uno de los fundamentos del Estado de derecho y su conculcación es la señal que evidencia el imperio de la dictadura. 2 / ESTIMA QUE ANTES DE “RECOMPENSAR” a Marruecos por sus supuestos “avances democráticos”, la UE tiene la obligación moral de exigir al reino alauí el cumplimiento del Artículo 19 de la "Declaración Universal de los Derechos Humanos", que señala que "Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y de recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión." 3 / CONDENA LOS INTENTOS del régimen de criminalizar y pauperizar la élite periodistica de Marruecos 4 / EXIGE QUE MARRUECOS libere inmediatamente a los periodistas encarcelados y que levante todas las restricciones, judiciales y económicas, que golpean los periodistas exiliados. 5 / RECLAMA A LA UE que exija a las autoridades marroquíes que no atenten contra los bienes y medios de subsistencia de los informadores represaliados, convertidos en nuevos exiliados políticos, para que puedan residir, vivir y trabajar decentemente en su país. 6 / SEÑALA QUE SI LA UE tiene bastante éxito a la hora exigir a Turquía, a través de una fuerte presión política, el respeto de los derechos humanos antes de beneficiarse de un estatus de integración a la Unión Europea, ¿por qué no utiliza los mismos instrumentos con Marruecos?

Comité de Solidaridad con los Periodistas Morroquies Represaliados C/Sant Sever 6, 3r 1a 08002 Barcelona Telf. (+34) 680558700 / (+34) 933 187 810 Correo : contactocomitesolidaridad@gmail.com


Communiqué Grenade