Issuu on Google+

Año XLVIII - Domingo VI de Pascua /A - 25 de Mayo de 2014

¿QUÉ QUIERE DECIR ESO DE PARÁCLITO?

Remesa IV - Nº 26

E

l capítulo 14 del Evangelio según san Juan recoge palabras de despedida de Jesús en la Última Cena. Y les dice: “Yo le pediré al Padre que les dé otro Paráclito, que esté siempre con ustedes, el Espíritu de la verdad”. ¿Qué quiere decir eso de Paráclito? El Paráclito es el llamado junto a uno para ayudarnos. Por eso las diversas versiones lo traducen como: abogado, acompañador, amigo, amparo, animador, asistente, auxiliador, ayudante, colaborador, consolador, defensor, iluminador, intercesor, palanca, procurador, protector, sustentador, testigo, valedor. Todo eso es el Espíritu Santo. Se comprende que algunas versiones pongan Paráclito, para no excluir cualquiera de esas traducciones. “No los dejaré huérfanos, sino que Es el Espíritu de amor. Y por eso Jesús volveré a ustedes” (Jn 14,18). habla del amor: “El que acepta mis mandamientos y los guarda, ése me ama. Al que me ama, lo amará mi Padre. Y yo también lo amaré y me revelaré a él”. Los mandamientos no son obligaciones impuestas, sino señales de amor. De que procedemos movidos por el amor. La Confirmación es un momento bello en la vida de las comunidades cristianas. A veces la Iglesia se llena con más de cien jóvenes que, después de una buena preparación, van a recibir el sacramento. El capítulo ocho de los Hechos de los Apóstoles nos recuerda cuando Felipe fue a Samaria, predicó allí a Cristo y bautizaba a la gente en el nombre del Señor Jesús. Se enteraron los apóstoles que estaban en Jerusalén y enviaron a Pedro y a Juan. Ellos les impusieron las manos y recibían el Espíritu Santo. Ese Espíritu que hemos recibido en los sacramentos de iniciación nos ayudará a estar siempre prontos para dar razón de nuestra esperanza a todo el que nos lo pidiere, con mansedumbre y respeto, y en buena conciencia. P. Jean Pierre Wyssenbach, S.J.

Las obras del Señor son admirables. Aleluya (Sal 65)


Nuestra Misa RITO DE INTRODUCCIÓN MONICIÓN Cuando Jesús se despedía de sus apóstoles les dijo: “No les dejaré desamparados. Pediré al Padre que les dé otro Paráclito”. ¿Qué quiere decir Paráclito? Una persona llamada junto a nosotros para defendernos. Eso es el Espíritu Santo. Un Espíritu de amor que hará posible que vivamos de acuerdo a los mandamientos, como una señal del amor de Dios que nos mueve.

1. ANTÍFONA DE ENTRADA (Is 48,20) Con voz de júbilo, anúncienlo; que se oiga, que llegue a todos los rincones de la tierra: el Señor ha redimido a su pueblo. Aleluya. 2. GLORIA Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor. Por tu inmensa gloria te alabamos, te bendecimos, te adoramos, te glorificamos, te damos gracias, Señor Dios, Rey celestial, Dios Padre todopoderoso. Señor, Hijo único, Jesucristo. Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre; tú que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros; tú que quitas el pecado del mundo, atiende nuestra súplica; tú que estás sentado a la derecha del Padre, ten piedad de nosotros; porque sólo tú eres Santo, sólo tú Señor, sólo tú Altísimo, Jesucristo, con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre. Amén.

3. ORACIÓN COLECTA Concédenos, Dios todopoderoso, continuar celebrando con amor y alegría la victoria de Cristo resucitado y que el misterio de su Pascua transforme nuestra vida y se manifieste en nuestras obras. Por nuestro Señor Jesucristo.

LITURGIA DE LA PALABRA 4. PRIMERA LECTURA (He 8,5-8.14-17) Les impusieron las manos y recibieron al Espíritu Santo. Lectura del libro de los Hechos de los Apóstoles En aquellos días, Felipe bajó a la ciudad de Samaria y predicaba allí a Cristo. La multitud escuchaba con atención lo que decía Felipe, porque habían oído hablar de los milagros que hacía y los estaban viendo: de muchos poseídos salían los espíritus inmundos, lanzando gritos, y muchos paralíticos y lisiados quedaban curados. Esto despertó gran alegría en aquella ciudad. Cuando los apóstoles que estaban en Jerusalén se enteraron de que Samaria había recibido la palabra de Dios, enviaron allá a Pedro y a Juan. Éstos, al llegar, oraron por los que se habían convertido, para que recibieran al Espíritu Santo, porque aún no lo habían recibido y solamente habían sido bautizados en el nombre del Señor Jesús. Entonces Pedro y Juan impusieron las manos sobre ellos, y ellos recibieron al Espíritu Santo.

Palabra de Dios. A Te alabamos, Señor.

5. SALMO RESPONSORIAL

(Sal 65) L Las obras del Señor son admirables. Aleluya. R Las obras del Señor son admirables. Aleluya. L Que aclame al Señor toda la tierra. Celebremos su gloria y su poder, cantemos un himno de alabanza, digamos al Señor: “Tu obra es admirable” /R L Que se postre ante ti la tierra entera y celebre con cánticos tu nombre. Admiremos las obras del Señor, los prodigios que ha hecho por los hombres /R L Él transformó el mar Rojo en tierra firme y los hizo cruzar el Jordán a pie enjuto. Llenémonos por eso de gozo y gratitud: el Señor es eterno y poderoso /R L Cuantos temen a Dios, vengan y escuchen, y les diré lo que ha hecho por mí. Bendito sea Dios, que no rechazó mi súplica, ni me retiró su gracia /R


6. SEGUNDA LECTURA

(1Pe 3,15-18)

Murió en su cuerpo y resucitó glorificado. Lectura de la primera carta del apóstol san Pedro Hermanos: Veneren en sus corazones a Cristo, el Señor, dispuestos siempre a dar, al que las pidiere, las razones de la esperanza de ustedes. Pero háganlo con sencillez y respeto y estando en paz con su conciencia. Así quedarán avergonzados los que denigran la conducta cristiana de ustedes, pues mejor es padecer haciendo el bien, si tal es la voluntad de Dios, que padecer haciendo el mal. Porque también Cristo murió, una sola vez y para siempre, por los pecados de los hombres: él, el justo, por nosotros, los injustos, para llevarnos a Dios; murió en su cuerpo y resucitó glorificado. Palabra de Dios. A Te alabamos, Señor.

7. ACLAMACIÓN A/DEL EVANGELIO R Aleluya, aleluya. El que me ama, cumplirá mi palabra, dice el Señor; y mi Padre lo amará y vendremos a él. R Aleluya (Jn 14,23).

8. EVANGELIO

(Jn 14,15-21)

Yo le rogaré al Padre y él les enviará otro consolador. Lectura del santo Evangelio según san Juan A. Gloria a ti, Señor En aquel tiempo Jesús dijo a sus discípulos: “Si me aman, cumplirán mis mandamientos; yo le rogaré al Padre y él les enviará otro Consolador que esté siempre con ustedes, el Espíritu de verdad. El mundo no puede recibirlo, porque no lo ve ni lo conoce; ustedes, en cambio, sí lo conocen, porque habita entre ustedes y estará en ustedes. No los dejaré desamparados, sino que volveré a ustedes. Dentro de poco, el mundo no me verá más, pero ustedes sí me verán, porque yo permanezco vivo y ustedes también vivirán. En aquel día entenderán que yo estoy en mi Padre,

X

y ustedes en mí y yo en ustedes. El que acepta mis mandamientos y los cumple, ése me ama. Al que me ama a mí, lo amará mi Padre, yo también lo amaré y me manifestaré a él”. Palabra del Señor. A Gloria a ti, Señor Jesús.

9. PROFESIÓN DE FE Creo en un solo Dios Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible y lo invisible. Creo en un solo Señor, Jesucristo, Hijo único de Dios, nacido del Padre antes de todos los siglos: Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado, no creado, de la misma naturaleza del Padre, por quien todo fue hecho; que por nosotros, los hombres, y por nuestra salvación bajó del cielo, y por obra del Espíritu Santo se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre; y por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato, padeció y fue sepultado, y resucitó al tercer día, según las Escrituras, y subió al cielo, y está sentado a la derecha del Padre; y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su reino no tendrá fin. Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo, que con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria, y que habló por los profetas. Creo en la Iglesia, que es una, santa, católica y apostólica. Confieso que hay un solo bautismo para el perdón de los pecados. Espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro. Amén.

10. ORACIÓN DE LOS FIELES S Jesús nos promete enviar el Espíritu Santo, para continuar el anuncio de la Buena Noticia. Oremos, para que descienda sobre nuestras comunidades durante este tiempo de Pascua. A Te lo pedimos, Señor resucitado L Dios despertó en los primeros discípulos la inquietud de anunciar el Evangelio. Para que crezca en nuestras comunidades el compromiso de dar a conocer a Jesús y de anunciarlo con audacia: Oremos al Señor. A Te lo pedimos, Señor resucitado.

El Domingo. Día del Señor. Fundado por el Beato Santiago Alberione en 1921 en Italia y en Venezuela se inició su publicación en 1966. Director: P. A. Vagnoni, ssp. - Coordinación: July Zambrano - Corrección: Manolo Martínez - Diagramación: Dora González - Edita SAN PABLO - Aptdo. 14.034 de Candelaria, Caracas 1011-A -Telfs.: (0212) 573.63.46 - 576.76.62 - 577.10.24.- Fax: (0212) 576.93.34 - Administración y distribución: Telfs.: (0212) 962.73.33 - 962.73.87 - 962.73.90 - Fax: (0212) 962.73.89 - Correo Electrónico E-Mail: publicaciones@sanpablo.org.ve - Web site: http: //www.sanpablo.org.ve - Para notificar pagos: (0212) 577.10.24 - E-mail: cobranzas@sanpablo.org.ve - Con licencia eclesiástica. Dep. Leg. pp 76-1793


L Por el papa, los obispos y responsables de las comunidades, para que el “Espíritu Consolador” les conceda fortaleza, promover en los fieles la fidelidad a Jesús y al Evangelio: Oremos al Señor. A Te lo pedimos, Señor resucitado. L Los primeros evangelizadores sufrieron el rechazo y la persecución de los poderes de este mundo. Para que todos los pueblos e instituciones se abran a la Buena Noticia anunciada por Jesús: Oremos al Señor. A Te lo pedimos, Señor resucitado. L Jesús nos pide como signo de amor, guardar los mandamientos. Para que el servicio generoso a los más necesitados, sea el mejor signo de amor a Jesús: Oremos al Señor. A Te lo pedimos, Señor resucitado. (Intenciones libres) S Escucha, Padre, nuestra oración y envíanos el Espíritu Santo, para que hagamos llegar la Buena Noticia a aquellos que aún no la conocen. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

LITURGIA EUCARÍSTICA 11. PREPARACIÓN DE LAS OFRENDAS S Bendito seas, Señor, Dios del universo, por este pan… A Bendito seas por siempre, Señor. S Bendito seas, Señor, Dios del universo, por este vino… A Bendito seas por siempre, Señor.

12. ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS S Acepta, Señor, las ofrendas que te presentamos, y purifica nuestros corazones para que podamos participar dignamente en este sacramento de tu amor. Por Jesucristo, nuestro Señor.

13. PREFACIO S …diciendo sin cesar: A Santo, Santo, Santo es el Señor, Dios del universo. Llenos están el cielo y la tierra de tu gloria. Hosanna en el cielo. Bendito el que viene en nombre del Señor. Hosanna en el cielo.

Rito de Comunión 14. ORACIÓN DEL SEÑOR S Fieles a la recomendación del Salvador y siguiendo su divina enseñanza, nos atrevemos a decir:

A Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal.

15. FRACCIÓN DEL PAN A Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros. Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros. Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, danos la paz.

16. ORACIÓN D/ DE LA COMUNIÓN S Dios todopoderoso y eterno, que, en Cristo resucitado, nos has hecho renacer a la vida eterna, haz que este misterio pascual en el que acabamos de participar por medio de la Eucaristía, dé en nosotros abundantes frutos de salvación. Por Jesucristo, nuestro Señor.

LITURGIA DE LA SEMANA

2ª Sem. del Salterio (Del 26 de Mayo al 1 de Junio de 2014)

26 Lunes - Feria o Memoria de Santa Mariana de Jesús Paredes, Virgen He 16,11-15; Sal 149; Jn 15,26-16,4 . 27 Martes - Feria o Memoria de San Agustín de Canterbury, Obispo - He 16,22-34; Sal 137; Jn 16,5-11. 28 Miércoles - Feria, VI Sem. de Pascua - He 17,15-15.22-18,1; Sal 148; Jn 16,12-15. 29 Jueves - Feria, VI Sem. de Pascua He 18,1-8; Sal 97; Jn 16,16-20. 30 Viernes - Feria, VI Sem. de Pascua - He 18,9-18; Sal 46; Jn 16,20-23. 31 Sábado - La Visitación de la Santísima Virgen María, F - So 3,14-18; Sal (Is 12); Lc 1,39-56. 1 Domingo - La Ascensión del Señor, S - He 1,1-11; Sal 46; Ef 1,17-23; Mt 28,16-20 – L.H.: Propias.


El Domingo. 25 de mayo del 2014.