Page 1

Año XLVII - Domingo IV de Pascua /A - 11 de Mayo de 2014

¿SOMOS OVEJAS O PASTORES?

Remesa III - Nº 24

L

os evangelistas nos recuerdan que Jesús se compadecía de la gente, porque los veía como ovejas sin pastor. ¿No nos sucede a veces sentirnos como ovejas sin pastor, cuando vemos que quienes debieran cuidarnos nos abandonan para cuidar sus propios intereses? A Jesús le gustaba entenderse como el buen pastor. El que las conoce por su nombre, las llama y las saca fuera. Camina delante de ellas. Y ellas le siguen, porque conocen su voz. Y nosotros, ¿conocemos su voz? “El que entra por la puerta es el pastor ¿Le seguimos? de las ovejas” (Jn 10,2) Lo queremos, porque él da su vida por sus ovejas. Él quiso que sus discípulos continuaran su obra. A San Pedro le repite varias veces: “Apacienta mis corderos. Apacienta mis ovejas”. Y en la primera carta de Pedro dice: “Apacienten el rebaño de Dios que les han confiado, de buena gana, generosamente”. Las mamás y los papás son los primeros pastores de sus hijos. También deben serlo los buenos maestros y los buenos catequistas. Somos ovejas conocidas, queridas, llamadas y guiadas por nuestro Señor Jesucristo. Pero no somos ovejas. Estamos llamados a ser pastores en nuestra familia, en nuestro trabajo, en nuestra sociedad. El capítulo 34 del profeta Ezequiel es una acusación terrible contra los malos pastores de la sociedad, los que se cuidan a ellos mismos y descuidan el rebaño. El martes es la fiesta de la Virgen de Fátima. Que se apareció a unos pastorcitos. Que por su intercesión recibamos la fuerza para ser buenos pastores. P. Jean Pierre Wyssenbach, S.J. Jornada Mundial de Oración por las vocaciones sacerdotales y religiosas


Nuestra Misa RITO DE INTRODUCCIÓN MONICIÓN Jesucristo es el buen pastor. Que nos conoce, nos quiere, nos llama, nos guía, nos cuida. Le damos gracias. Confiamos en él. Él nos quiere como pastores. En nuestras familias, en nuestro trabajo, en nuestra sociedad. La Virgen de Fátima se apareció a unos pastorcitos. Que por su medio recibamos las fuerzas que Dios nos quiere dar para que podamos ser buenos pastores.

1. ANTÍFONA DE ENTRADA (Sal 32,5-6) Alabemos al Señor llenos de gozo, porque la tierra está llena de su amor y su palabra hizo los cielos. Aleluya. 2. GLORIA Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor. Por tu inmensa gloria te alabamos, te bendecimos, te adoramos, te glorificamos, te damos gracias, Señor Dios, Rey celestial, Dios Padre todopoderoso. Señor, Hijo único, Jesucristo. Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre; tú que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros; tú que quitas el pecado del mundo, atiende nuestra súplica; tú que estás sentado a la derecha del Padre, ten piedad de nosotros; porque sólo tú eres Santo, sólo tú Señor, sólo tú Altísimo, Jesucristo, con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre. Amén.

3. ORACIÓN COLECTA Dios omnipotente y misericordioso, guíanos a la felicidad eterna de tu Reino, a fin de que el pequeño rebaño de tu Hijo pueda llegar seguro a donde ya está su Pastor, resucitado, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

LITURGIA DE LA PALABRA 4. PRIMERA LECTURA (He 2,14.36-41) Dios lo ha constituido Señor y Mesías Lectura del libro de los Hechos de los Apóstoles El día de Pentecostés, se presentó Pedro junto con los Once ante la multitud y levantando la voz, dijo: “Sepa todo Israel con absoluta certeza, que Dios ha constituido Señor y Mesías al mismo Jesús, a quien ustedes han crucificado”. Estas palabras les llegaron al corazón, y preguntaron a Pedro y a los demás apóstoles: “¿Qué tenemos que hacer, hermanos?” Pedro les contestó: “Arrepiéntanse y bautícense en el nombre de Jesucristo para el perdón de sus pecados y recibirán el Espíritu Santo. Porque las promesas de Dios valen para ustedes y para sus hijos y también para todos los paganos que el Señor, Dios nuestro, quiera llamar, aunque estén lejos”. Con éstas y otras muchas razones, los instaba y exhortaba, diciéndoles: “Pónganse a salvo de este mundo corrompido”. Los que aceptaron sus palabras se bautizaron, y aquel día se les agregaron unas tres mil personas. Palabra de Dios. A Te alabamos, Señor.

5. SALMO RESPONSORIAL

(Sal 22) L El Señor es mi pastor, nada me faltará. Aleluya. R El Señor es mi pastor, nada me faltará. Aleluya. L El Señor es mi pastor, nada me falta; en verdes praderas me hace reposar y hacia fuentes tranquilas me conduce para reparar mis fuerzas /R L Por ser un Dios fiel a sus promesas, me guía por el sendero recto; así, aunque camine por cañadas oscuras, nada temo, porque tú estás conmigo, tu vara y tu cayado me dan seguridad /R L Tú mismo me preparas la mesa, a despecho de mis adversarios; me unges la cabeza con perfume y llenas mi copa hasta los bordes /R L Tu bondad y tu misericordia me acompañarán todos los días de mi vida;


y viviré en la casa del Señor por años sin término /R

6. SEGUNDA LECTURA

(1Pe 2,20-25)

Han vuelto ustedes al pastor y guardián de sus vidas Lectura de la primera carta del apóstol san Pedro Hermanos: Soportar con paciencia los sufrimientos que les vienen a ustedes por hacer el bien, es cosa agradable a los ojos de Dios, pues a esto han sido llamados, ya que también Cristo sufrió por ustedes y les dejó así un ejemplo para que sigan sus huellas. Él no cometió pecado ni hubo engaño en su boca; insultado, no devolvió los insultos; maltratado, no profería amenazas, sino que encomendaba su causa al único que juzga con justicia; cargado con nuestros pecados, subió al madero de la cruz, para que, muertos al pecado, vivamos para la justicia. Por sus llagas ustedes han sido curados, porque ustedes eran como ovejas descarriadas, pero ahora han vuelto al pastor y guardián de sus vidas. Palabra de Dios. A Te alabamos, Señor.

7. ACLAMACIÓN A/DEL EVANGELIO R Aleluya, aleluya. Yo soy el buen Pastor, dice el Señor; yo conozco a mis ovejas y ellas me conocen a mí. R Aleluya (Jn 10,14).

8. EVANGELIO

(Jn 10,1-10)

Yo soy la puerta de las ovejas Lectura del santo Evangelio según san Juan A. Gloria a ti, Señor En aquel tiempo, Jesús dijo a los fariseos: “Yo les aseguro que el que no entra por la puerta del redil de las ovejas, sino que salta por otro lado, es un ladrón, un bandido; pero el que entra por la puerta, ése es el pastor de las ovejas. A ése le abre el que cuida la puerta, y las ovejas reconocen su voz;

X

él llama a cada una por su nombre y las conduce afuera. Y cuando ha sacado a todas sus ovejas, camina delante de ellas, y ellas lo siguen, porque conocen su voz. Pero a un extraño no lo seguirán, sino que huirán de él, porque no conocen la voz de los extraños”. Jesús les puso esta com­p aración, pero ellos no entendieron lo que les quería decir. Por eso añadió: “Les aseguro que yo soy la puerta de las ovejas. Todos los que han venido antes que yo, son ladrones y bandidos; pero mis ovejas no los han escuchado. Yo soy la puerta; quien entre por mí se salvará, podrá entrar y salir, y encontrará pastos. El ladrón sólo viene a robar, a matar y a destruir. Yo he venido para que tengan vida y la tengan en abundancia”. Palabra del Señor. A Gloria a ti, Señor Jesús.

9. PROFESIÓN DE FE Creo en un solo Dios Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible y lo invisible. Creo en un solo Señor, Jesucristo, Hijo único de Dios, nacido del Padre antes de todos los siglos: Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado, no creado, de la misma naturaleza del Padre, por quien todo fue hecho; que por nosotros, los hombres, y por nuestra salvación bajó del cielo, y por obra del Espíritu Santo se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre; y por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato, padeció y fue sepultado, y resucitó al tercer día, según las Escrituras, y subió al cielo, y está sentado a la derecha del Padre; y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su reino no tendrá fin. Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo, que con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria, y que habló por los profetas. Creo en la Iglesia, que es una, santa, católica y apostólica. Confieso que hay un solo bautismo para el perdón de los pecados.

El Domingo. Día del Señor. Fundado por el Beato Santiago Alberione en 1921 en Italia y en Venezuela se inició su publicación en 1966. Director: P. A. Vagnoni, ssp. - Coordinación: July Zambrano - Corrección: Manolo Martínez - Diagramación: Dora González - Edita SAN PABLO - Aptdo. 14.034 de Candelaria, Caracas 1011-A -Telfs.: (0212) 573.63.46 - 576.76.62 - 577.10.24.- Fax: (0212) 576.93.34 - Administración y distribución: Telfs.: (0212) 962.73.33 - 962.73.87 - 962.73.90 - Fax: (0212) 962.73.89 - Correo Electrónico E-Mail: publicaciones@sanpablo.org.ve - Web site: http: //www.sanpablo.org.ve - Para notificar pagos: (0212) 577.10.24 - E-mail: cobranzas@sanpablo.org.ve - Con licencia eclesiástica. Dep. Leg. pp 76-1793


Espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro. Amén.

10. ORACIÓN DE LOS FIELES S Jesús es el “Buen Pastor”, se preocupa de que los que están y los que no están “tengan vida abundante”. Oremos, para que todos sus discípulos experimentemos esta inquietud, especialmente los que tienen responsabilidades pastorales. A Te lo pedimos, Buen Pastor resucitado L Oremos por los que el Señor puso al frente su grey como guías y pastores, para que siguiendo los pasos de Jesús, caminen delante del redil conduciéndolo al encuentro del supremo Pastor, y nadie los considere como un extraño: Oremos al Señor A Te lo pedimos, Buen Pastor resucitado L Hoy celebramos la Jornada Mundial de Oración por las vocaciones sacerdotales y religiosas, pedimos al dueño de la mies que envíe obreros a su campo: Oremos al Señor A Te lo Pedimos, Buen Pastor resucitado L Jesús nos llama a todos a ser “buenos pastores” de su pueblo. Para que protejamos a los socialmente más débiles, denunciemos los abusos, eliminemos toda forma de extorsión y violencia contra las personas, sin distinción de género, de estatus social o condición: Oremos al Señor A Te os pedimos, Buen Pastor resucitado L Existen todavía “ovejas descarriadas”, y otras que nunca han pertenecido al redil de seguidores del Buen Pastor. Para que salgamos en su busca, a fin de que todos reconozcan la voz de Jesús y lo sigan: Oremos Al Señor A Te lo pedimos, Buen Pastor resucitado (Intenciones libres) S Concédenos, Señor, buscar a los extraviado, proteger a los más débiles, siguiendo a Jesús, el Buen Pastor, que entregó su vida por la salvación de todos. Amén.

LITURGIA EUCARÍSTICA 11. ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS Concédenos, Señor, que este sacrificio pascual, que vamos a ofrecerte, nos llene siempre de alegría, prosiga

en nosotros tu obra redentora y nos obtenga de ti la felicidad eterna. Por Jesucristo, nuestro Señor.

12. ORACIÓN DEL SEÑOR S Fieles a la recomendación del Salvador y siguiendo su divina enseñanza, nos atrevemos a decir: R Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal.

13. ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Ha resucitado Jesús, el buen Pastor, que dio la vida por sus ovejas, y que se dignó morir para salvarnos. Aleluya.

14. ORACIÓN D/ DE LA COMUNIÓN Vela, Señor, con solicitud, por las ovejas que rescataste con la Sangre preciosa de tu Hijo, para que puedan alcanzar, un día, la felicidad eterna de tu Reino. Por Jesucristo, nuestro Señor.

LITURGIA DE LA SEMANA

4ª Sem. del Salterio (Del 12 al 18 de Mayo 2014)

12 Lunes, Feria o Memoria de Ss. Nereo y Aquileo, Mártires - He 11,1-18; Sal 41 y 42; Jn 10,11-10. 13 Martes, Ntra. Sra. de Fátima, MO He 11,19-26; Sal 86; Jn 10,22-30. 14 Miércoles, San Matías, Apóstol, F He 1,15-17.20-26; Sal 112; Jn 15,917. 15 Jueves - San Isidro Labrador, MO He 13,13-25; Sal 88; Jn 13,16-20. 16 Viernes - Feria, IV Sem. del Tpo. Pascual - He 13,26-33; Sal 2; Jn 14,16. 17 Sábado - Feria, IV Sem. del Tpo. Pascual - He 13,44-52; Sal 97; Jn 14,7-14. 18 Domingo V de Pascua /A - He 6,1-7; Sal 32; 1Pe 2,4-9; Jn 14,1-12 – L.H.: 1ª Semana del Salterio.

EL Domingo. 11 de Mayo del 2014.  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you