Page 1

Año XLVI - Domingo - Bautismo del Señor / F - 13 de Enero de 2013

BAUTIZA TU VIDA

Remesa II - Nº 9

D

el seno de la pila bautismal nacemos a una vida nueva. Conscientes de que la pila es como el Jordán del corazón de Cristo. Este nacimiento nos hace ciudadanos de la tierra de Dios y nos exige ser testigos de su Reino. Tú sabes muy bien que el bautismo de Jesús significa, para Él, el cambio total de vida. Ahí expresa la decisión personal de salir de casa y de iniciar el nuevo camino. En el bautismo se revela la manifestación Se abrió el cielo y resonó la voz del Padre, que decía: “Éste es mi Hijo del misterio de Dios: El Padre lo deamado; escúchenlo” (Mc 9,7). clara su Hijo, el amado, el predilecto. El Espíritu desciende sobre él en forma de paloma y lo consagra para la misión. Realmente Jesús se sienta confirmado Mesías del Reino del Padre. Como lo había previsto Isaías, el Espíritu lo dinamiza para establecer el derecho entre los pueblos. Con su porte sencillo, humilde y manso, no quiebra la caña cascada, ni apaga el pabilo vacilante. Más bien, con su actuación, firma la alianza del pueblo con Dios. Ahora bien. Si del bautismo de Jesús venimos a nuestro bautismo, nos daremos cuenta de que, sumergidos en el agua y en el Espíritu, estamos llamados a ser y vivir como hijos de Dios y a realizar la misma misión de Jesús. El bautismo no es boleta parroquial, sino experiencia de vida en nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. ¿Qué sentido tiene en tu vida el bautismo? ¿Cómo vives tu realidad de hijo de Dios? ¿Qué haces por su Reino? Ser cristiano es vivir la fe bautismal con todas sus exigencias personales y misioneras. Consagrados con la unción del Espíritu, estamos exigidos a hacer presente el reino del Padre al estilo de Jesús. Bautiza tu vida en la fuente viva de su corazón y hazla testimonio vivo del Reino de Dios Antonio Gracia, pasionista El 18 de Enero se inicia el Octavario de Oración por la Unidad de los Cristianos


Nuestra Misa Monición

Domingo - Bautismo del Señor, F Hermanos. En nuestro bautismo se nos abrió el cielo de Dios y cada uno de nosotros quedamos llenos del Espíritu Santo y constituidos hijos de Dios. A partir de ese momento tan importante, todos quedamos incorporados al cuerpo de Cristo y comprometidos a realizar su obra. Que la memoria del Bautismo del Señor celebrada en esta Eucaristía, renueve, con la fuerza del Espíritu, nuestra fe y nuestro compromiso bautismal al servicio del Reino de Dios.

1

Antífona de entrada

Inmediatamente después de que Jesús se bautizó, se abrieron los cielos y el Espíritu Santo se posó sobre él en forma de paloma, y resonó la voz del Padre, que decía: “Éste es mi Hijo amado, en quien he puesto todo mi amor” (Mt 3,1617).

2

Acto Penitencial

S Tú que eres el camino que conduce al Padre: Señor, ten piedad. R Señor, ten piedad. S Tú que eres la verdad que ilumina los pueblos: Cristo, ten piedad. R Cristo, ten piedad. S Tú que eres la vida que renueva el mundo: Señor, ten piedad. R Señor, ten piedad.

3

Gloria

Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor. Por tu inmensa gloria te alabamos, te bendecimos, te adoramos, te glorificamos, te damos gracias, Señor Dios, Rey celestial, Dios Padre todopoderoso. Señor, Hijo único, Jesucristo. Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre; tú que quitas el pecado del mundo, ten piedad

de nosotros; tú que quitas el pecado del mundo, atiende nuestra súplica; tú que estás sentado a la derecha del Padre, ten piedad de nosotros; porque sólo tú eres Santo, sólo tú Señor, sólo tú Altísimo, Jesucristo, con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre. Amén.

4

Oración colecta

Dios todopoderoso y eterno, que proclamaste solemnemente que Cristo era tu Hijo amado cuando fue bautizado en el Jordán y descendió el Espíritu Santo sobre él, concede a tus hijos adoptivos, renacidos del agua y del Espíritu, perseverar siempre fieles en el cumplimiento de tu voluntad. Por nuestro Señor Jesucristo.

5

1ª Lectura (Is 42,1-4.6-7) Lectura del libro del profeta Isaías

Esto dice el Señor: “Miren a mi siervo a quien sostengo, a mi elegido, en quien tengo mis complacencias. En él he puesto mi espíritu para que haga brillar la justicia sobre las naciones. No gritará, no clamará, no hará oír su voz por las calles; no romperá la caña resquebrajada, ni apagará la mecha que aún humea. Promoverá con firmeza la justicia, no titubeará ni se doblegará hasta haber establecido el derecho sobre la tierra y hasta que las islas escuchen su enseñanza. Yo, el Señor, fiel a mi designio de salvación, te llamé, te tomé de la mano, te he formado y te he constituido alianza de un pueblo, luz de las naciones, para que abras los ojos de los ciegos, saques a los cautivos de la prisión y de la mazmorra a los que habitan en tinieblas”. Palabra de Dios. A Te alabamos, Señor.

6

Salmo responsorial (28)

L Te alabamos, Señor. R Te alabamos, Señor. L Hijos de Dios, glorifiquen al Señor, denle la gloria que merece. Postrados en su templo santo, alabemos al Señor /R


L La voz del Señor se deja oír sobre las aguas torrenciales. La voz del Señor es poderosa, la voz del Señor es imponente /R L El Dios de majestad hizo sonar el trueno de su voz. El Señor se manifestó sobre las aguas desde su trono eterno /R

7

2ª Lectura (He 10,34-38) Lectura del

libro de los Hechos de los Apóstoles

En aquellos días, Pedro se dirigió a Cornelio y a los que estaban en su casa, con estas palabras: “Ahora caigo en la cuenta de que Dios no hace distinción de personas, sino que acepta al que lo teme y practica la justicia, sea de la nación que fuere. El envió su palabra a los hijos de Israel, para anunciarles la paz por medio de Jesucristo, Señor de todos. Ya saben ustedes lo sucedido en toda Judea, que tuvo principio en Galilea, después del bautismo predicado por Juan: cómo Dios ungió con el poder del Espíritu Santo a Jesús de Nazaret y cómo éste pasó haciendo el bien, sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él”. Palabra de Dios. A Te alabamos, Señor.

8

Aclamación a/d Evangelio

R Aleluya, aleluya. Se abrió el cielo y resonó la voz del Padre, que decía: “Éste es mi Hijo amado; escúchenlo”. R Aleluya (Mc 9,7).

9

Lectura del santo Evangelio según san Lucas A. Gloria a ti, Señor

(Lc 3,15-16.21-22)

En aquel tiempo, como el pueblo estaba en expectación y todos pensaban que quizá Juan el Bautista era el Mesías, Juan los sacó de dudas, diciéndoles: “Es cierto que yo bautizo con agua, pero ya viene otro más poderoso que yo, a quien

no merezco desatarle las correas de sus sandalias. Él los bautizará con el Espíritu Santo y con fuego”. Sucedió que entre la gente que se bautizaba, también Jesús fue bautizado. Mientras éste oraba, se abrió el cielo y el Espíritu Santo bajó sobre él en forma sensible, como de una paloma, y del cielo llegó una voz que decía: “Tú eres mi Hijo, el predilecto; en ti me complazco”. Palabra del Señor. A Gloria a ti, Señor Jesús.

10

Profesión de fe

Creo en Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos. Creo en el Espíritu Santo, la santa Iglesia católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén.

11

Oración de los fieles

S Nacidos del agua y del Espíritu, invocamos a Dios que ungió con el mismo Espíritu a Jesús en su bautismo. A Te lo pedimos, Señor. L Por los que hemos sido consagrados al Padre, al Hijo y al Espíritu, para que seamos testigos de su presencia en el mundo: Oremos al Señor. A Te lo pedimos, Señor. L Por los hombres y mujeres de nuestro mundo, para que nacidos por el agua y por el Espíritu, trabajen porque resplandezca el amor y la justicia en todos los pueblos: Oremos al Señor. A Te lo pedimos, Señor.

El Domingo. Día del Señor. Fundado por el Beato Santiago Alberione en 1921 en Italia y en Venezuela se inició su publicación en 1966. Director: P. A. Vagnoni, ssp. - Coordinación: July Zambrano - Corrección: Manolo Martínez - Diagramación: Dora González - Ilustraciones de: Hna. Teresa Castaño - Edita SAN PABLO - Aptdo. 14.034 de Candelaria, Caracas 1011-A -Telfs.: (0212) 573.63.46 - 576.76.62 - 577.10.24.- Fax: (0212) 576.93.34 - Administración y distribución: Telfs.: (0212) 963.68.81 - 963.65.19 - Fax: (0212) 963.68.52 - Correo Electrónico E-Mail: publicaciones@sanpablo.org.ve - Web site: http: //www.sanpablo.org.ve - Para notificar pagos: (0212) 577.10.24 - E-mail: cobranzas@sanpablo.org.ve - Con licencia eclesiástica. Dep. Leg. pp 76-1793


L Son muchas las personas que transitan por las sombras de la explotación y de la marginación. Para que recobren su dignidad: Oremos al Señor. A Te lo pedimos, Señor. L Por nuestras comunidades, por los catequistas y familias, para que acompañemos en su crecimiento a los que en el bautismo han nacido del Espíritu Santo: Oremos al Señor. A Te lo pedimos, Señor. (Intenciones libres) S Fortalece, Señor, nuestra vida de bautizados con el pan vivo de tu eucaristía y con el pan de vida de tu Palabra. Por Jesucristo nuestro Señor. R Amén.

12

Oración sobre las ofrendas

Acepta, Señor, los dones que te presentamos al conmemorar el Bautismo y manifestación de tu Hijo amado, y conviértelos en aquel mismo sacrificio con el que Cristo lavó misericordiosamente los pecados del mundo. Por Jesucristo, nuestro Señor.

13

Plegaria Eucarística

14

Oración del Señor

S Fieles a la recomendación del Salvador y siguiendo su divina enseñanza, nos atrevemos a decir: R Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad

JORNADA DE ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS Tema: “¿Qué exige Dios de nosotros?” (cf. Mi 6, 6-8) os ocho subtemas para la semana, L que evocan diferentes maneras de caminar, nos permiten concretar la distintas dimensiones de un auténtico discipulado cristiano que camina ‘por la senda de la justicia que conduce a la vida’ (Pr 12,28).

en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal.

15

Antífona de comunión

Éste es aquel de quien Juan decía: Yo lo he visto y doy testimonio de que es el Hijo de Dios (Jn 1,32.34).

16

Oración d/de la comunión

A cuantos hemos participado del Cuerpo y la Sangre de tu Hijo, concédenos, Señor, escuchar con fe su palabra, para que así podamos llamarnos hijos tuyos y serlo de verdad. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Como Pablo Apóstoles por vocación Si deseas ser Paulino Te invitamos a seguir a Cristo más de cerca v anunciarlo al mundo entero. Comunícate con nosotros a través del (0274) 266.79.08 - (0212) 963.23.42 576.76.62 vocaciones@sanpablo.org.ve

Liturgia de la Semana - 1ª Sem. del Salterio

(Del 14 al 20 de Enero de 2013) 14 Lunes, Feria, I Sem. del Tpo. Ord. - Hb 1,1-6; Sal 96; Mc 1,14-20. 15 Martes, Feria, I Sem. del Tpo. Ord. - Hb 2,5-12; Sal 8; Mc 1,21b-28. 16 Miércoles, Feria I Sem. del Tpo. Ord. Hb 2,14-18; Sal 104; Mc 1,29-39. 17 Jueves, San Antonio, Abad, M - Hb 3,714; Sal 94; Mc 1,40-45. 18 Viernes, Feria o Misa por la Unidad de los Cristianos - Hb 4,1-5.11; Sal 77; Mc 2,1-12. 19 Sábado, Feria o Memoria de Santa María en sábado - Hb 4,12-16; Sal 18; Mc 2,1317. 20 Domingo, II Domingo del Tiempo Ordinario /C - Is 62,1-5; Sal 95; 1Co 12,4-11; Jn 2,1-11. - L.H. 2ª Semana del Salterio.

el domingo 13 enero 2013  

lecturas dominicales

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you