Issuu on Google+

Año XLV - Domingo II de Cuaresma - /A -20 de Marzo de 2011

ABRE LA PUERTA Y ENTRA

Remesa II Nº 16

N

o te encierres en tu comodidad. Sal de tu casa y sube al Tabor del Encuentro. En el rostro de un transfigurado, encontrarás la Pascua de tu salvación. La Cuaresma es camino hacia la Jerusalén de la cruz dolorosa y de la gloriosa resurrección. Abraham escucha la llamada de Dios y se pone en camino. Deja la tierra y bajo la luz de la fe, marcha hacia una tierra desconocida. En él se cumplirá la gran promesa: será padre de un pueblo numeroso. La vida del ser humano es un camino hacia el porvenir de Dios. Un ir dejando cosas, realidades, un subir cada día hacia el encuentro del Señor. La luz de la fe da impulso al corazón para seguir a Aquel de quien se fía. Esta es parte fundamental de la cuaresma. El evangelio te invita, a salir y a subir al Tabor, si decides contemplar la nueva tierra, la nueva creación en la Pascua de Dios en Jesús el Señor. Descalza los pies de todo “Pedro tomó la palabra y dijo apego. Apóyate en el báculo de la fe y en la a Jesús: “Señor, qué bueno es que estemos aquí” (Mt 17,4) cumbre de tu corazón, haz silencio, escucha al Padre que te advierte con grito de amor: “Este es mi Hijo, el amado, el predilecto. Escúchalo”. A partir de ahí asume el “escuchar” como actitud fundamental de tu cuaresma. Ver el rostro transfigurado de Cristo, siempre será fruto de ese silencio contemplativo, de la escucha orante de su palabra. Tú no necesitas tienda de campaña. La tienes dentro. Por eso, así como te dije: Sal de tu casa y sube, ahora te digo: Abre la puerta y entra. El Tabor está dentro de ti. Silénciate y escucha al Señor. En la Pascua de Jesús está tu vida. Camina la cuaresma. Busca en la Palabra la vida que trasciende la muerte. Si buscas la resurrección, vívela ya desde el camino de la pasión. Antonio Gracia, pasionista Señor, ten misericordia de nosotros (Sal 32).


Nuestra Misa Monición

Domingo II de Cuaresma Hermanos. La subida hacia Jerusalén tiene sorpresas maravillosas y exigentes. Las lecturas de este Segundo Domingo de Cuaresma nos lo revelan con toda claridad. El testimonio de Abraham nos invita a salir, a desprendernos de cuanto nos impida seguir a Dios. Igualmente el relato de la Transfiguración nos exige subir al Tabor y sentir al Padre que nos manda escuchar a su Hijo. Celebremos la Eucaristía con un verdadero sentido Pascual.

1

Antífona de entrada

De ti mi corazón me habla diciendo: “Busca su rostro”. Tu rostro estoy buscando, Señor; no me lo escondas (Sal 26,8-9).

2

Saludo

S En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. R Amén. S El Señor que dirige nuestros corazones para que amemos a Dios, esté con todos ustedes. R Y con tu espíritu.

3

Oración colecta

Señor, Padre santo, que nos mandaste escuchar a tu amado Hijo, alimenta nuestra fe con tu palabra y purifica los ojos de nuestro espíritu, para que podamos alegrarnos en la contemplación de tu gloria. Por nuestro Señor Jesucristo.

4

1ª Lectura (Gén 12,1-4) Lectura del libro del Génesis

En aquellos días, dijo el Señor a Abram: “Deja tu país, a tu parentela y la casa de tu padre, para ir a la

tierra que yo te mostraré. Haré nacer de ti un gran pueblo y te bendeciré. Engrandeceré tu nombre y tú mismo serás una bendición. Bendeciré a los que te bendigan, maldeciré a los que te maldigan. En ti serán bendecidos todos los pueblos de la tierra”. Abram partió, como se lo había ordenado el Señor. Palabra de Dios. A Te alabamos, Señor.

5

Salmo responsorial (32)

R Señor, ten misericordia de nosotros. L Señor, ten misericordia de nosotros. L Sincera es la palabra del Señor y todas sus acciones son leales. El ama la justicia y el derecho, la tierra llena está de sus bondades /R L Cuida el Señor de aquellos que lo temen y en su bondad confían; los salva de la muerte y en épocas de hambre les da vida /R L En el Señor está nuestra esperanza, pues él es nuestra ayuda y nuestro amparo. Muéstrate bondadoso con nosotros, puesto que en ti, Señor, hemos confiado /R

6

2ª Lectura (2Tim 1,8-10) Lectura de la segunda carta del apóstol san Pablo a Timoteo

Querido hermano: Comparte conmigo los sufrimientos por la predicación del Evangelio, sostenido por la fuerza de Dios. Pues Dios es quien nos ha salvado y nos ha llamado a que le consagremos nuestra vida, no porque lo merecieran nuestras buenas obras, sino porque así lo dispuso él gratuitamente. Este don, que Dios ya nos ha concedido por medio de Cristo Jesús desde toda la eternidad, ahora se ha manifestado con la venida del mismo Cristo Jesús, nuestro salvador, que destruyó la muerte y ha hecho brillar


la luz de la vida y de la inmortalidad, por medio del Evangelio. Palabra de Dios. A Te alabamos, Señor.

7

Aclamación a/d Evangelio

R Honor y gloria a ti, Señor Jesús. En el esplendor de la nube se oyó la voz del Padre:, que decía: “Éste es mi Hijo amado: escúchenlo”. R Honor y gloria a ti, Señor Jesús (Mc 9,7).

8

Lectura del santo Evangelio según san Mateo. A. Gloria a ti, Señor

(Mt 17,1-9)

En aquel tiempo, Jesús tomó consigo a Pedro, a Santiago y a Juan el hermano de éste, y los hizo subir a solas con él a un monte elevado. Ahí se transfiguró en su presencia: su rostro se puso resplandeciente como el sol y sus vestiduras se volvieron blancas como la nieve. De pronto aparecieron ante ellos Moisés y Elías, conversando con Jesús. Entonces Pedro le dijo a Jesús: “Señor, ¡qué bueno sería quedarnos aquí! Si quieres, haremos aquí tres chozas, una para ti, otra para Moisés y otra para Elías”. Cuando aún estaba hablando, una nube luminosa los cubrió y de ella salió una voz que decía: “Éste es mi Hijo muy amado, en quien tengo puestas mis complacencias; escúchenlo”. Al oír esto, los discípulos cayeron rostro en tierra, llenos de un gran temor. Jesús se acercó a ellos, los tocó y les dijo: “Levántense y no teman”. Alzando entonces los ojos, ya no vieron a nadie más que a Jesús. Mientras bajaban del monte, Jesús les ordenó: “No le cuenten a nadie lo que han visto, hasta que el Hijo del

hombre haya resucitado de entre los muertos”. Palabra del Señor. A Gloria a ti, Señor Jesús.

9

Profesión de fe

10

Oración de los fieles

S Hermanos. La Cuaresma, en su camino hacia Jerusalén, nos invita a subir con Jesús al Tabor para permitir que Él transfigure nuestra vida en la escucha de su palabra y que nos convierta en testigos de su Pascua salvadora. Oremos unidos al Señor. A Que sepamos escucharte, Señor. L Para que en este camino pascual salgamos de nuestra comodidad y decidamos seguir al Señor en actitud de silencio y de conversión. Oremos al Señor. A Que sepamos escucharte, Señor. L Para que en el Tabor de esta Cuaresma, como discípulos de Cristo, percibamos el mandato del Padre de escuchar a su Hijo y bajo su guía nos preparemos a vivir la Pascua de Cristo como misterio central de nuestra salvación. Roguemos al Señor. A Que sepamos escucharte, Señor. L Para que, al bajar del Tabor, sepamos percibir su palabra y asumir las realidades contradictorias de la vida como experiencia pascual de muerte y de resurrección en Cristo. Roguemos al Señor. A Que sepamos escucharte, Señor. L Para que tengamos el valor de crucificar la violencia, el odio, la injusticia y la maldad, en orden a convertir cualquier Calvario, familiar o social, en un Tabor de paz, de justicia y de amor. Roguemos al Señor.

A Que sepamos escucharte, Señor. (Intenciones libres) S Acepta, Padre santo, las plegarias que humildemente te hemos dirigido. Danos el valor de saber escuchar a tu Hijo para que sintamos dentro el evangelio de tu reino y así podamos celebrar en nuestra vida la Pascua de tu resurrección. Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.

El Domingo. Día del Señor. Fundado por el Beato Santiago Alberione en 1921 en Italia y en Venezuela se inició su publicación en 1966. Director: P. A.

Vagnoni, ssp. - Coordinación: July Zambrano - Corrección: Manolo Martínez - Diagramación: Dora González - Obra de: Hna. Teresa Castaño - Edita SAN PABLO - Aptdo. 14.034 de Candelaria, Caracas 1011-A -Telfs.: (0212) 573.63.46 - 576.76.62 - 577.10.24.- Fax: (0212) 576.93.34 - Administración y distribución: Telfs.: (0212) 963.68.81 - 963.65.19 - Fax: (0212) 963.68.52 - Correo Electrónico E-Mail: publicaciones@sanpablo.org.ve - Web site: http: //www.sanpablo.org.ve - Para notificar pagos: (0212) 577.10.24 - E-mail: cobranzas@sanpablo.org.ve - Con licencia eclesiástica. Dep. Leg. pp 76-1793


11

Oración sobre las ofrendas

Que esta ofrenda, Señor, nos obtenga el perdón de nuestros pecados y nos santifique en el cuerpo y en el alma para que podamos celebrar dignamente las festividades de la Pascua. Por Jesucristo, nuestro Señor.

12

Plegaria Eucarística

13

Antífona de comunión

Éste es mi Hijo amado, en quien me complazco; escúchenlo (Mt 17,5).

14

Oración d/de la comunión

Te damos gracias, Señor, porque al darnos en este sacramento el Cuerpo glorioso de tu Hijo, nos permites participar ya, desde este mundo, de los bienes eternos de tu Reino. Por Jesucristo, nuestro Señor. INSTITUTO PAULINO DE VIDA SECULAR CONSAGRADA “SANTA FAMILIA” Somos esposos cristianos y nos proponemos hacer un camino de perfección evangélica tomando como modelo a la Sagrada Familia de Nazaret. Nuestro objetivo es la santificación de la vida conyugal y familiar, aceptando y viviendo el don de los consejos evangélicos como pareja; y, con el testimonio de nuestra vida, buscamos santificar el ambiente donde vivimos y actuamos: la familia, el trabajo, la comunidad eclesial y la sociedad. Compartimos la espiritualidad y el apostolado de la Familia Paulina. En la parroquia colaboramos con el Párroco en las distintas actividades pastorales. Participamos en el apostolado familiar. Para obtener mayor información, llamar al: 0414-744.55.39 o enviar correo electrónico a foconetti@yahoo.es

El personaje de la semana

Padre José María Benito Serra rofeta de la justicia y la compasión. P José María Benito Serra, nace el 11 de mayo de 1810, en Mataró, España.

Hijo de José Serra Fuster y Teresa Juliá. A los 17 años, toma el hábito en la Orden Benedictina del Monasterio de San Martín. El 18 de marzo de 1835 recibe la ordenación sacerdotal. Acrecienta y fortalece su ilusión por las misiones y en 1845 parte como misionero a Australia. En el mes de mayo de 1864, visita el Hospital San Juan de Dios (Madrid), donde administra el sacramento de la reconciliación a las mujeres en situación de prostitución, enfermas y moribundas. A partir de este encuentro surge la necesidad de hacer algo por ellas e invita a Antonia María de Oviedo Schonthal a unirse a esta obra. El 1º de junio de 1864, abren el primer Asilo para mujeres arrepentidas. Luego de mantener encendida la llama del Espíritu, el 02 de febrero nace en la Iglesia la Congregación Religiosa de Hermanas Oblatas del Santísimo Redentor, que se propone como único fin el acompañar a las mujeres en situación de prostitución. El 8 de septiembre de 1886, en el silencio y despojo se abandona en el Dios de Jesús que sale a su encuentro y se funde en un abrazo sin fin. José Torres

Liturgia de la Semana 2ª Sem. del Salterio

(Del 21 al 27 de Marzo de 2011)

21 Lunes, Feria, II Sem. del Tpo. de Cuaresma - Dn 9,4-10; Sal 78; Lc 6,36-38. 22 Martes, Feria, II Sem. del Tpo. de Cuaresma - Is 1,10.16-20; Sal 49; Mt 23,1-12. 23 Miércoles, Feria o Conm. de San Policarpo, Obispo y Mártir - Jer 18,18-20; Sal 30; Mt 20,17-28. 24 Jueves, Feria, II Sem. del Tpo. de Cuaresma - Jer 17,5-10; Sal 1; Lc 16,19-31. 25 Viernes, Solemn. de La Anunciación del Señor - Is 7, 10-14; Sal 39; Heb 10,4-10 ; Lc 1,26-38. 26 Sábado, Feria, II Sem. del Tpo. de Cuaresma - Mi 7,14-15.18-20; Sal 102; Lc 15,1-3.11-32. 27 Domingo III del Tiempo de Cuaresma /A - Ex 17,3-7; Sal 94; Rom 5,1-2.5-8; Jn 4,542 - L.H.: 3ª Semana del Salterio.


Hoja Domingo 20 de Marzo