Issuu on Google+

Año XLVII - Domingo II del Tiempo Ordinario /A - 19 de Enero de 2014

¿QUÉ SIGNIFICA SER EL CORDERO DE DIOS?

Remesa I - Nº8

L

os hombres de muchas regiones del mundo se han preguntado qué hacer para agradar a Dios. Unos por temor. Otros por interés. Otros por agradecimiento. E inventaron los sacrificios. Por ofrecerle lo mejor llegaron al extremo de ofrecerle sacrificios humanos. Como los aztecas a Huichilopotzli. O los mayas ofreciendo la muchacha más bella. Los judíos le ofrecían corderos. Hasta que el Salmo 40 dice: “Sacrificios y ofrendas no los quieres. Entonces yo digo: “Aquí he venido. He de cumplir tu voluntad”. Juan Bautista presenta a Jesús como “Éste es el cordero de Dios, En aquel tiempo, vio Juan el que quita el pecado del mundo”. Bautista a Jesús, que venía hacia Que se hace cargo del pecado del él y exclamó: “Este es el cordero mundo. De tantos pecados en la de Dios, él que quita el pecado del mundo” (Jn 1,29-34). humanidad. Que se responsabiliza. Que se encarga. Que no deja a otros el problema para que lo resuelvan. Que carga con esos pecados. Que asume el costo de la esperanza de un mundo sin pecados. El libro del Apocalipsis presenta a Jesús como el cordero degollado pero en pie. “Digno es el cordero degollado de recibir el poder, la riqueza, el saber, la fuerza, el honor, la gloria y la alabanza”. Jesús es el servidor de Dios, hecho “luz de las naciones, para que la salvación de Dios alcance hasta el confín de la tierra”. Pablo es el apóstol de Jesucristo. Y nosotros, ¿queremos identificarnos con ese cordero de Dios que carga y quita el pecado del mundo? ¿Queremos ser sus servidores? ¿Cómo vamos a ser apóstoles de Jesucristo? P. Jean Pierre Wyssembach, S.J. Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad (Sal 39)


Nuestra Misa

de tu pueblo y haz que los días de nuestra vida transcurran en tu paz. Por nuestro Señor Jesucristo.

LITURGIA DE LA PALABRA RITO DE INTRODUCCIÓN MONICIÓN Los sacrificios están presentes en muchas religiones del mundo. Los judíos hacían sacrificios de corderos, pidiendo el perdón de los pecados. Jesús es el verdadero cordero de Dios que carga y quita el pecado del mundo. Y nosotros, ¿queremos colaborar con Dios en esa lucha contra el pecado? ¿Queremos ser sus servidores? ¿Queremos ser apóstoles de Jesucristo?

1. ANTÍFONA DE ENTRADA (Sal 65,4) Que se postre ante ti, Señor, la tierra entera; que todos canten himnos en tu honor y alabanzas a tu nombre.

2. GLORIA Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor. Por tu inmensa gloria te alabamos, te bendecimos, te adoramos, te glorificamos, te damos gracias, Señor Dios, Rey celestial, Dios Padre todopoderoso. Señor, Hijo único, Jesucristo. Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre; tú que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros; tú que quitas el pecado del mundo, atiende nuestra súplica; tú que estás sentado a la derecha del Padre, ten piedad de nosotros; porque sólo tú eres Santo, sólo tú Señor, sólo tú Altísimo, Jesucristo, con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre. Amén.

3. ORACIÓN COLECTA Dios todopoderoso y eterno, que con amor gobiernas los cielos y la tierra, escucha paternalmente las súplicas

4. PRIMERA LECTURA (Is 49,3.5-6) Te hago luz de las naciones, para que todos vean mi salvación Lectura del primer libro del profeta Isaías El Señor me dijo: “Tú eres mi siervo, Israel; en ti manifestaré mi gloria”. Ahora habla el Señor, el que me formó desde el seno materno, para que fuera su servidor, para hacer que Jacob volviera a él y congregar a Israel en torno suyo -tanto así me honró el Señor y mi Dios fue mi fuerza-. Ahora, pues, dice el Señor: “Es poco que seas mi siervo sólo para restablecer a las tribus de Jacob y reunir a los sobrevivientes de Israel; te voy a convertir en luz de las naciones, para que mi salvación llegue hasta los últimos rincones de la tierra”. Palabra de Dios. A Te alabamos, Señor.

5. SALMO RESPONSORIAL

(Sal 39)

L Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad. R Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad. L Esperé en el Señor con gran confianza, él se inclinó hacia mí y escuchó mis plegarias. Él me puso en la boca un canto nuevo, un himno a nuestro Dios /R L Sacrificios y ofrendas no quisiste, abriste, en cambio, mis oídos a tu voz. No exigiste holocaustos por la culpa, así que dije: “Aquí estoy” /R L En tus libros se me ordena hacer tu voluntad; esto es, Señor, lo que deseo: tu ley en medio de mi corazón /R L He anunciado tu justicia en la gran asamblea; no he cerrado mis labios, tú lo sabes, Señor /R


6. SEGUNDA LECTURA (1Co 1,1-3) La gracia y la paz de parte de Dios Padre y de Cristo Jesús. De la primera carta del apóstol san Pablo a los Corintios Yo, Pablo, apóstol de Jesucristo por voluntad de Dios, y Sóstenes, mi colaborador, saludamos a la comunidad cristiana que está en Corinto. A todos ustedes, a quienes Dios santificó en Cristo Jesús y que son su pueblo santo, así como a todos aquellos que en cualquier lugar invocan el nombre de Cristo Jesús, Señor nuestro y Señor de ellos, les deseo la gracia y la paz de parte de Dios, nuestro Padre, y de Cristo Jesús, el Señor. Palabra de Dios. A Te alabamos, Señor.

7. ACLAMACIÓN A/DEL EVANGELIO R Aleluya, aleluya. Aquel que es la Palabra se hizo hombre y habitó entre nosotros. A todos los que lo recibieron les concedió poder llegar a ser hijos de Dios. Aleluya (Jn 1,14.12).

8. EVANGELIO (Jn 1,29-34) Este es el Cordero de Dios, el que quita el pecado del mundo. Lectura del santo Evangelio según san Juan A. Gloria a ti, Señor

X

En aquel tiempo, vio Juan el Bautista a Jesús, que venía hacia él, y exclamó: “Éste es el Cordero de Dios, el que quita el pecado del mundo. Éste es aquel de quien yo he dicho: ‘El que viene después de mí, tiene precedencia sobre mí, porque ya existía antes que yo’. Yo no lo conocía, pero he venido a bautizar con agua, para que él sea dado a conocer a Israel”. Entonces Juan dio este testimonio: “Vi al Espíritu descender del cielo en forma de paloma y posarse sobre él. Yo no lo conocía, pero el que me

envió a bautizar con agua me dijo: ‘Aquel sobre quien veas que baja y se posa el Espíritu Santo, ése es el que ha de bautizar con el Espíritu Santo’. Pues bien, yo lo vi y doy testimonio de que éste es el Hijo de Dios”.

Palabra del Señor. A Gloria a ti, Señor Jesús.

9. PROFESIÓN DE FE Creo en un solo Dios Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible y lo invisible. Creo en un solo Señor, Jesucristo, Hijo único de Dios, nacido del Padre antes de todos los siglos: Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado, no creado, de la misma naturaleza del Padre, por quien todo fue hecho; que por nosotros, los hombres, y por nuestra salvación bajó del cielo, y por obra del Espíritu Santo se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre; y por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato, padeció y fue sepultado, y resucitó al tercer día, según las Escrituras, y subió al cielo, y está sentado a la derecha del Padre; y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su reino no tendrá fin. Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo, que con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria, y que habló por los profetas. Creo en la Iglesia, que es una, santa, católica y apostólica. Confieso que hay un solo bautismo para el perdón de los pecados. Espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro. Amén.

10. ORACIÓN DE LOS FIELES S Jesús es presentado como “Cordero de Dios” y como “luz de las naciones”. Oremos, para que nos libere del pecado y conduzca a todos los pueblos por la senda de la justicia. A Te lo pedimos, Señor.

El Domingo. Día del Señor. Fundado por el Beato Santiago Alberione en 1921 en Italia y en Venezuela se inició su publicación en 1966. Director: P. A. Vagnoni, ssp. - Coordinación: July Zambrano - Corrección: Manolo Martínez - Diagramación: Dora González - Edita SAN PABLO - Aptdo. 14.034 de Candelaria, Caracas 1011-A -Telfs.: (0212) 573.63.46 - 576.76.62 - 577.10.24.- Fax: (0212) 576.93.34 - Administración y distribución: Telfs.: (0212) 962.73.98 - 962.73.47 - 962.73.40 - Fax: (0212) 963.68.52 - Correo Electrónico E-Mail: publicaciones@sanpablo.org.ve - Web site: http: //www.sanpablo.org.ve - Para notificar pagos: (0212) 577.10.24 - E-mail: cobranzas@sanpablo.org.ve - Con licencia eclesiástica. Dep. Leg. pp 76-1793


L Señor, tú nos dices a tus discípulos: “Sean luz para el mundo”. Para que hagamos brillar tu luz en nuestros hogares, en los lugares de trabajo, en las instituciones civiles y de la Iglesia: Oremos al Señor. A Te lo pedimos, Señor. L Señor Jesús, tu vida y tu palabra son la lámpara que ilumina a todos los pueblos. Para que la Buena Noticia ilumine a todos los dirigentes y ciudadanos del mundo: Oremos al Señor. A Te lo pedimos, Señor. L El Espíritu Santo fue el signo por el cual Juan Bautista reconoció a Jesús. Para que actuemos guiados por la fuerza de tu Espíritu, y así todos nos reconozcan como sus seguidores: Oremos al Señor A Te lo pedimos, Señor. L Para que todos oremos y trabajemos por la unidad de todos los cristianos: Oremos al Señor. A Te lo pedimos, Señor. (Intenciones libres) S Derrama, Señor, tu Espíritu sobre nuestras comunidades, para que demos a conocer al mundo a tu Hijo, verdadero Cordero que lo libera de su pecado. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

LITURGIA EUCARÍSTICA 11. PREPARACIÓN DE LAS OFRENDAS S Bendito seas, Señor, Dios del universo, por este pan… A Bendito seas por siempre, Señor. S Bendito seas, Señor, Dios del universo, por este vino… A Bendito seas por siempre, Señor.

12. ORACIÓN DE LAS OFRENDAS Concédenos, Señor, participar dignamente en esta Eucaristía, porque cada vez que celebramos el memorial del sacrificio de tu Hijo, se lleva a cabo la obra de nuestra redención. Por Jesucristo, nuestro Señor. R Amén.

13. ORACIÓN DEL SEÑOR S Fieles a la recomendación del Salvador y siguiendo su divina enseñanza, nos atrevemos a decir: R Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal.

14. ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (1Jn 4,16) Nosotros hemos conocido el amor que Dios nos tiene y hemos creído en é.

15. ORACIÓN D/DE LA COMUNIÓN Infúndenos, Señor, el espíritu de tu caridad para que, alimentados del mismo pan del cielo, permanezcamos siempre unidos por el mismo amor. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Liturgia de la Semana

1ª Sem. del Salterio (Del 20 al 26 de Enero 2014) 20 Lunes, Feria o Memoria de Ss. Fabián y Sebastián, Mártires - 1Sam 15,16-23; Sal 49; Mc 2,18-22. 21 Martes, Santa Inés, M - 1Sam 16,1-13; Sal 88; Mc 2,23-28. 22 Miércoles - Feria o Memoria de San Vicente, Mártir - 1Sam 17,32-33.37.4051; Sal 143; Mc 3,1-6. 23 Jueves - Feria, II Sem. del Tpo. Ord. 1Sam 18,6-9; 19,1-7; Sal 55; Mc 3,7-12. 24 Viernes - San Francisco de Sales, Obispo y Doctor de la Iglesia, M - 1Sam 24,3,21; Sal 56; Mc 3,13-19. 25 Sábado - La Conversión de San Pablo, F - He 22,3-16; Sal 116; Mc 16,15-18 Fin de octavario de oración por la Unidad de los cristianos. 26 Domingo III del Tiempo Ordinario /A - Is 8,23-9.3; Sal 26; 1Co 1,10-13.17; Mt 4,12-23 - L.H. 2ª Sem. del Salterio - Jornada Mundial de la Infancia Misionera.


El Domingo. 19 de Enero 2014.