Page 1

Año XLVII - Domingo, Presentación del Señor, F - 2 de Febrero de 2014

A JESÚS LO PRESENTAN Y LO OFRECEN A DIOS

Remesa II - Nº 10

H

oy es la fiesta de la Presentación del niño Jesús en el templo. Sus padres cumplieron con lo que obligaba la Ley, de presentar y ofrecer a Dios a los primogénitos a su servicio. Y luego los rescataban con una ofrenda, que en el caso de los pobres era de dos palomas. Cuando llegan al Templo de Jerusalén les encuentra un anciano, Simeón, un hombre lleno del Espíritu Santo, que toma al niño en sus brazos y dice a Dios: Simeón los bendijo y dijo a María, su madre: “Mira este niño traerá a la Ahora puedes llevar a tu siervo en paz, caída o resurrección” porque mis ojos han visto tu salvación, gente de Israel(Lc 2,34) luz par alumbrar a las naciones y gloria de tu pueblo Israel. A nosotros nos parece normal presentar a Jesús como luz de todas las naciones. Pero a los judíos les costó descubrir que Dios no era sólo de ellos, sino de todos. A nosotros los católicos nos parece normal pensar que Dios es de todos. Pero se nos olvida que nos toca a nosotros llevarlo a los demás, a todas las naciones. Se nos olvida que no somos buenos cristianos si no somos misioneros. Dios nos necesita para dar a conocer a todos los seres humanos el amor que nos tiene y que quiere que nos tengamos entre nosotros. Nos necesita a todos. A algunos de una forma especial. Ésos son los consagrados. Por eso hoy es el día de la vida consagrada. De las religiosas y religiosos. A Dios le pedimos, por medio de María, a quien hoy le anuncian que una espada atravesará su corazón, que nos dé muchas religiosas y religiosos santos. P. Jean Pierre Wyssembach, S.J. El Señor es el rey de la gloria (Sal 23)


Nuestra Misa RITO DE INTRODUCCIÓN MONICIÓN Hoy es la fiesta de la Presentación del Niño Jesús en el Templo de Jerusalén. Sus padres cumplieron con él la Ley de presentar y ofrecer a Dios a los primogénitos. El anciano Simeón proclamó a Jesús como Luz para alumbrar a todas las naciones. Rompiendo las barreras de los judíos que pensaban que Dios era sólo de ellos. A nosotros nos toca ser misioneros que llevan a Dios a todas las naciones. Especialmente a los consagrados, a los religiosos. Hoy es su día, y pedimos por ellos.

1. ANTÍFONA DE ENTRADA (Sal 47,10-11) Recordaremos, Señor, los dones de tu amor en medio de tu templo. Que todos los hombres de la tierra te conozcan y te alaben, porque es infinita tu misericordia.

2. GLORIA Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor. Por tu inmensa gloria te alabamos, te bendecimos, te adoramos, te glorificamos, te damos gracias, Señor Dios, Rey celestial, Dios Padre todopoderoso. Señor, Hijo único, Jesucristo. Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre; tú que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros; tú que quitas el pecado del mundo, atiende nuestra súplica; tú que estás sentado a la derecha del Padre, ten piedad de nosotros; porque sólo tú eres Santo, sólo tú Señor, sólo tú Altísimo, Jesucristo, con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre. Amén.

3. ORACIÓN COLECTA Dios todopoderoso y eterno, mira a tus fieles reunidos hoy para celebrar la presentación en el templo de tu Hijo Jesucristo, y concédenos que podamos

presentarnos ante ti plenamente renovados en el espíritu. Por nuestro Señor Jesucristo.

LITURGIA DE LA PALABRA (Mal 3,1-4) Entrará en el santuario el Señor, a quien ustedes buscan 4. PRIMERA LECTURA

Lectura del libro del profeta Malaquías Esto dice el Señor: “He aquí que yo envío a mi mensajero. Él preparará el camino delante de mí. De improviso entrará en el santuario el Señor, a quien ustedes buscan, el mensajero de la alianza a quien ustedes desean. Miren: Ya va entrando, dice el Señor de los ejércitos. ¿Quién podrá soportar el día de su venida? ¿Quién quedará en pie cuando aparezca? Será como fuego de fundición, como la lejía de los lavanderos. Se sentará como un fundidor que refina la plata; como a la plata y al oro, refinará a los hijos de Leví y así podrán ellos ofrecer, como es debido, las ofrendas al Señor. Entonces agradará al Señor la ofrenda de Judá y de Jerusalén, como en los días pasados, como en los años antiguos”. Palabra de Dios. A Te alabamos, Señor.

5. SALMO RESPONSORIAL

(Sal 23) L El Señor es el rey de la gloria. R El Señor es el rey de la gloria. L ¡Puertas, ábranse de par en par; agrándense, portones eternos, porque va a entrar el rey de la gloria! /R L ¿Y quién es el rey de la gloria? Es el Señor, fuerte y poderoso, el Señor, poderoso en la batalla /R L ¡Puertas, ábranse de par en par, agrándense, portones eternos, porque va a entrar el rey de la gloria! /R L Y ¿quién es el rey de la gloria? El Señor, Dios de los ejércitos, es el rey de la gloria /R

6. SEGUNDA LECTURA (Heb 2,14-18) Tenía que asemejarse en todo a sus hermanos


Lectura de la carta a los hebreos Hermanos: Todos los hijos de una familia tienen la misma sangre; por eso, Jesús quiso ser de nuestra misma sangre, para destruir con su muerte al diablo, que mediante la muerte, dominaba a los hombres, y para liberar a aquellos que, por temor a la muerte, vivían como esclavos toda su vida. Pues como bien saben, Jesús no vino a ayudar a los ángeles, sino a los descendientes de Abraham; por eso tuvo que hacerse semejante a sus hermanos en todo, a fin de llegar a ser sumo sacerdote, misericordioso con ellos y fiel en las relaciones que median entre Dios y los hombres, y expiar así los pecados del pueblo. Como él mismo fue probado por medio del sufrimiento, puede ahora ayudar a los que están sometidos a la prueba. Palabra de Dios. A Te alabamos, Señor.

7. ACLAMACIÓN A/DEL EVANGELIO R Aleluya, aleluya. Tú eres, Señor, la luz que alumbra a las naciones y la gloria de tu pueblo, Israel. R Aleluya (Lc 2,32).

8. EVANGELIO (Lc 2,22-40) Mis ojos han visto al Salvador Lectura del santo Evangelio según san Lucas A. Gloria a ti, Señor Transcurrido el tiempo de la purificación de María, según la ley de Moisés, ella y José llevaron al niño a Jerusalén para presentarlo al Señor, de acuerdo con lo escrito en la ley: Todo primogénito varón será consagrado al Señor, y también para ofrecer, como dice la ley, un par de tórtolas o dos pichones. Vivía en Jerusalén un hombre llamado Simeón, varón justo y temeroso de Dios, que aguardaba el consuelo de Israel; en él moraba el Espíritu Santo, el cual le había revelado que no moriría sin haber visto antes al Mesías del

X

Señor. Movido por el Espíritu, fue al templo, y cuando José y María entraban con el niño Jesús para cumplir con lo prescrito por la ley, Simeón lo tomó en brazos y bendijo a Dios, diciendo: “Señor, ya puedes dejar morir en paz a tu siervo, según lo que me habías prometido, porque mis ojos han visto a tu Salvador, al que has preparado para bien de todos los pueblos; luz que alumbra a las naciones y gloria de tu pueblo, Israel”. El padre y la madre del niño estaban admirados de semejantes palabras. Simeón los bendijo, y a María, la madre de Jesús, le anunció: “Este niño ha sido puesto para ruina y resurgimiento de muchos en Israel, como signo que provocará contradicción, para que queden al descubierto los pensamientos de todos los corazones. Y a ti, una espada te atravesará el alma”. Había también una profetisa, Ana, hija de Fanuel, de la tribu de Aser. Era una mujer muy anciana. De joven, había vivido siete años casada y tenía ya ochenta y cuatro años de edad. No se apartaba del templo ni de día ni de noche, sirviendo a Dios con ayunos y oraciones. Ana se acercó en aquel momento, dando gracias a Dios y hablando del niño a todos los que aguardaban la liberación de Israel. Y cuando cumplieron todo lo que prescribía la ley del Señor, se volvieron a Galilea, a su ciudad de Nazaret. El niño iba creciendo y fortaleciéndose, se llenaba de sabiduría y la gracia de Dios estaba con él.

Palabra del Señor. A Gloria a ti, Señor Jesús.

9. ORACIÓN DE LOS FIELES S Jesús ha sido revelado al mundo como “Luz de las naciones”. Oremos al Señor, para que su luz ilumine a las personas y a todos los espacios de la actividad humana. A Te lo pedimos, Señor

El Domingo. Día del Señor. Fundado por el Beato Santiago Alberione en 1921 en Italia y en Venezuela se inició su publicación en 1966. Director: P.

A. Vagnoni, ssp. - Coordinación: July Zambrano - Corrección: Manolo Martínez - Diagramación: Dora González - Dibujo de: Hna. Teresa Castaño - Edita SAN PABLO - Aptdo. 14.034 de Candelaria, Caracas 1011-A -Telfs.: (0212) 573.63.46 - 576.76.62 - 577.10.24.- Fax: (0212) 576.93.34 - Administración y distribución: Telfs.: (0212) 962.73.33 - 962.73.87 - 962.73.90 - Fax: (0212) 962.73.89 - Correo Electrónico E-Mail: publicaciones@sanpablo.org.ve - Web site: http: //www.sanpablo.org.ve - Para notificar pagos: (0212) 577.10.24 - E-mail: cobranzas@sanpablo.org.ve - Con licencia eclesiástica. Dep. Leg. pp 76-1793


L Por el papa Francisco para que el Señor le dé valor para seguir en la reforma iniciada de la Iglesia: Oremos al Señor. A Te lo pedimos, Señor. L Jesús es la Luz que ha de iluminar al mundo. Para que todos nos acerquemos a él, y seamos iluminados por la Buena Noticia que anunció y por las obras que realizó: Oremos al Señor. A Te lo pedimos, Señor. L Para que las comunidades cristianas sean luz para el mundo, por el anuncio de la Palabra de Dios y por las obras de caridad y liberación que realizan: Oremos al Señor. A Te lo pedimos, Señor. L Por las personas que consagran de modo especial su vida, al anuncio del Evangelio y al servicio generoso a los más necesitados de amor y liberación: Oremos al Señor. A Te lo pedimos, Señor. (Intenciones libres) S Ilumina, Señor, al mundo con la luz que brota de la persona de Jesús: de su vida, de su palabra y de sus obras. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

LITURGIA EUCARÍSTICA 10. PREPARACIÓN DE LAS OFRENDAS S Bendito seas, Señor, Dios del universo, por este pan… A Bendito seas por siempre, Señor. S Bendito seas, Señor, Dios del universo, por este vino… A Bendito seas por siempre, Señor.

11. ORACIÓN DE LAS OFRENDAS Que te sea agradable, Señor, el sacrificio de tu Hijo único, el Cordero sin mancha que tú quieres que la Iglesia te ofrezca por la salvación del mundo. Por Jesucristo, nuestro Señor.

12. ORACIÓN DEL SEÑOR S Fieles a la recomendación del Salvador y siguiendo su divina enseñanza, nos atrevemos a decir: R Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a

nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal.

13. ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Lc 2,30-31) Mis ojos han visto a tu salvador, a quien has puesto ante la vista de todos los pueblos.

14. ORACIÓN D/DE LA COMUNIÓN Señor, tú que colmaste las esperanzas del anciano Simeón de no morir antes de ver al Mesías, completa en nosotros la obra de tu gracia por medio de esta comunión, para que sepamos buscar siempre a Cristo en esta vida y podamos llegar a contemplarlo en la eternidad. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Liturgia de la Semana

4ª Sem. del Salterio (Del 3 al 9 de Febrero 2014)

3 Lunes, Feria o Memoria de San Blas, Obispo y Mártir - 2Sam 15,13-1430;16,5-13, Sal 3; Mc 5,1-20. 4 Martes, Feria, IV Sem. del Tpo. Ord. - 2Sam 18,9-10.14.24-25.30-19,3; Sal 85; Mc 5,21-43. 5 Miércoles - Sta. Águeda, Virg. y Márt., M - 2Sam 24,2.9-17; Sal 31; Mc 6,1-6. 6 Jueves - San Pablo Miki y Compañeros mártires, M - 1Re 2,1-4.10-12; Sal (1Cró 29,10-12); Mc 6,7-13. 7 Viernes - Feria, IV Sem. del Tpo. Ord. - Sir (Eclo) 47,2-13; Sal 17; Mc 6,14-29. 8 Sábado - Feria o Memoria de San Jerónimo Emiliani, Presbítero - 1Re 3,4-13; Sal 188; Mc 6,30-34. 9 Domingo, V del Tiempo Ordinario /A - Is 58,7-10; Sal 111; 1Cor 2,1-5; Mt 5,13-16 – L.H.: 1ª Semana del Salterio.

El Domingo. 2 de Febrero del 2014.  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you