Page 1

Año XLVI - Domingo XXIII del Tiempo Ordinario /B - 9 de Septiembre de 2012

Remesa VI - Nº 45

M

ESCUCHAR Y PROCLAMAR

alo es estar ciego. Malo es estar sordo y mudo. Pero mucho peor aún es no querer abrir los ojos para ver, ni limpiar los oídos para escuchar, o cerrar la boca por miedo a proclamar la verdad del Reino de Dios. Atiende a lo que te digo. Ciertos milagros del Jesús de la vida, tienen una connotación más profunda que simplemente el valor del milagro corporal. Ciertamente Jesús es el hombre de la vida. La ama con pasión y la constituye en programa de su acción mesiánica. Por eso él mismo afirma: Yo he venido, para dar libertad a los cautivos, vista a los ciegos.., para que todos tengan vida y la tengan en abundancia”. La curación del sordo mudo es un detalle significativo de su proyecto de comunicar vida en toda su dimensión. Pero yo quiero trascender el milagro físico, por muy importante que sea para el sordomudo curado. Por el camino de la vida, disimuladamente, Después, mirando al cielo, sustransitamos muchos sordos y mudos. Física- piró y le dijo: “¡Effetá!” (que quiere decir “¡Ábrete!”) mente, sí podemos escuchar y hablar. Pero (Cf. Mc 7,33-34). preferimos hacernos los sordos y los mudos. Tenemos miedo a la verdad. Nos ponemos tapones en el oído interior para no escuchar lo que Dios quiere decirnos y así no comprometernos a proclamar el evangelio por miedo al riesgo que supone. ¿Verdad o mentira? Por eso te pregunto: ¿Escuchas a Jesús en tu vida? ¿Tiene su palabra importancia en ti? ¿La proclamas con fe y con amor? Hoy Jesús pasa por el camino de tu vida. No te escondas. Sé fuerte como dice Isaías. Acércate. Dile que toque tus oídos y que abra tu boca, para que puedas escuchar y proclamar su evangelio con audacia de testigo. Antonio Gracia, pasionista Alaba, alma mía, al Señor (Sal 145)


Nuestra Misa Monición

Domingo XXIII del Tiempo Ordinario /B Hermanos. Dios nos habla cada Domingo y nos regala el mensaje de su palabra. En este Domingo Vigésimo Tercero, el Señor Jesús nos revela su misión salvadora con el signo milagroso de la curación del sordo mudo. En esta Eucaristía nos interesa descubrir que más allá del milagro físico hay una intención de Dios hacia nosotros. Estamos invitados a escuchar a Jesús para que podamos proclamarlo con fe y amor. Que así lo vivamos en esta santa Misa.

1

Antífona de entrada

Eres justo, Señor, y rectos son tus mandamientos. Muéstrate bondadoso conmigo, y ayúdame a cumplir tu voluntad (Sal 118,137.124).

2

Acto Penitencial

S Tú que eres la plenitud de la verdad y de la gracia: Señor, ten piedad. R Señor, ten piedad. S Tú que te has hecho pobre para enriquecernos: Cristo, ten piedad. R Cristo, ten piedad. S Tú que has venido para hacer de nosotros tu pueblo santo: Señor, ten piedad. R Señor, ten piedad.

3

Gloria

Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor. Por tu inmensa gloria te alabamos, te bendecimos, te adoramos, te glorificamos, te damos gracias, Señor Dios, Rey celestial, Dios Padre todopoderoso. Señor, Hijo único, Jesucristo. Señor Dios,

Cordero de Dios, Hijo del Padre; tú que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros; tú que quitas el pecado del mundo, atiende nuestra súplica; tú que estás sentado a la derecha del Padre, ten piedad de nosotros; porque sólo tú eres Santo, sólo tú Señor, sólo tú Altísimo, Jesucristo, con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre. Amén.

4

Oración colecta

Señor, que te has dignado redimirnos y hacernos hijos tuyos, míranos siempre con amor de Padre y haz que cuantos creemos en Cristo, obtengamos la verdadera libertad y la herencia eterna. Por nuestro Señor Jesucristo.

5

1ª Lectura (Is 35,4-7) Lectura del libro del profeta Isaías

Esto dice el Señor: “Digan a los de corazón apocado: ‘¡Ánimo! No teman. He aquí que su Dios, vengador y justiciero, viene ya para salvarlos’. Se iluminarán entonces los ojos de los ciegos y los oídos de los sordos se abrirán. Saltará como un venado el cojo y la lengua del mudo cantará. Brotarán aguas en el desierto y correrán torrentes en la estepa. El páramo se convertirá en estanque y la tierra seca, en manantial”. Palabra de Dios. A Te alabamos, Señor.

6

Salmo responsorial (145)

L Alaba, alma mía, al Señor. R Alaba, alma mía, al Señor L El Señor siempre es fiel a su palabra, y es quien hace justicia al oprimido; él proporciona pan a los hambrientos y libera al cautivo /R L Abre el Señor los ojos de los ciegos y alivia al agobiado. Ama el Señor al hombre justo y toma al forastero a su cuidado /R L A la viuda y al huérfano sustenta y trastorna los planes del inicuo. Reina el Señor eternamente, reina tu Dios, oh Sión, reina por siglos /R


7

2ª Lectura (Stgo 2,1-5)

Lectura de la carta del apóstol Santiago

Hermanos: Puesto que ustedes tienen fe en nuestro Señor Jesucristo glorificado, no tengan favoritismos. Supongamos que entran al mismo tiempo en su reunión un hombre con un anillo de oro, lujosamente vestido, y un pobre andrajoso, y que fijan ustedes la mirada en el que lleva el traje elegante y le dicen: “Tú, siéntate aquí, cómodamente”. En cambio, le dicen al pobre: “Tú, párate allá o siéntate aquí en el suelo, a mis pies”. ¿No es esto tener favoritismos y juzgar con criterios torcidos? Queridos hermanos, ¿acaso no ha elegido Dios a los pobres de este mundo para hacerlos ricos en la fe y herederos del Reino que prometió a los que lo aman? Palabra de Dios. A Te alabamos, Señor.

8

Aclamación a/d Evangelio

R Aleluya, aleluya. Jesús predicaba el Evangelio del Reino y curaba las enfermedades y dolencias del pueblo. R Aleluya (Mt 4,23).

9

Lectura del santo Evangelio según san Marcos A. Gloria a ti, Señor

(Mc 7,31-37)

En aquel tiempo, salió Jesús de la región de Tiro y vino de nuevo, por Sidón, al mar de Galilea, atravesando la región de Decápolis. Le llevaron entonces a un hombre sordo y tartamudo, y le suplicaban que le impusiera las manos. Él lo apartó a un lado de la gente, le metió los dedos en los oídos y le tocó la lengua con saliva. Después, mirando al cielo, suspiró y le dijo: “¡Effetá!” (que quiere decir “¡Ábrete!”). Al momento se le abrieron los oídos, se le soltó la

traba de la lengua y empezó a hablar sin dificultad. Él les mandó que no lo dijeran a nadie; pero cuanto más se lo mandaba, ellos con más insistencia lo proclamaban; y todos estaban asombrados y decían: “¡Qué bien lo hace todo! Hace oír a los sordos y hablar a los mudos”. Palabra del Señor. A Gloria a ti, Señor Jesús.

10

Profesión de fe

11

Oración de los fieles

S Somos más dados a hablar que a escuchar. Oremos, para que la escucha de la Palabra de Dios, estimule nuestra colaboración con los necesitados. A Te lo pedimos, Señor. L Escuchamos con atención multitud de palabras vanas, y para escuchar a Dios no tenemos tiempo. Para que el Señor nos sane de nuestra sordera, para escuchar su Palabra y meditarla en el corazón: Oremos al Señor. A Te lo pedimos, Señor. L En el ambiente familiar y en las relaciones sociales escasea la palabra cálida y cordial. Para mejorar nuestra comunicación con Dios y con las personas que nos rodean: Oremos al Señor. A Te lo pedimos, Señor. L Jesús no pasó indiferente ante los sordos, los mudos y las personas que le salían al camino. Para que abramos el corazón a toda persona necesitada, que se acerca a nosotros: Oremos al Señor. A Te lo pedimos, Señor. L La gente pregonaba por todas partes la sanación del sordomudo. Para que anunciemos con gozo y valentía la Buena Noticia de Jesús en los templos y fuera de ellos: Oremos al Señor. A Te lo pedimos, Señor. (Intenciones libres)

El Domingo. Día del Señor. Fundado por el Beato Santiago Alberione en 1921 en Italia y en Venezuela se inició su publicación en 1966. Director: P. A. Vagnoni, ssp. - Coordinación: July Zambrano - Corrección: Manolo Martínez - Diagramación: Dora González - Ilustraciones de: Hna. Teresa Castaño - Edita SAN PABLO - Aptdo. 14.034 de Candelaria, Caracas 1011-A -Telfs.: (0212) 573.63.46 - 576.76.62 - 577.10.24.- Fax: (0212) 576.93.34 - Administración y distribución: Telfs.: (0212) 963.68.81 - 963.65.19 - Fax: (0212) 963.68.52 - Correo Electrónico E-Mail: publicaciones@sanpablo.org.ve - Web site: http: //www.sanpablo.org.ve - Para notificar pagos: (0212) 577.10.24 - E-mail: cobranzas@sanpablo.org.ve - Con licencia eclesiástica. Dep. Leg. pp 76-1793


S Concédenos, Señor, celebrar tu alabanza con nuestros labios, y escuchar el grito de los que sufren, para correr a socorrerlos. Por Jesucristo nuestro Señor. A Amén.

12

Oración sobre las ofrendas

Dios nuestro, fuente de la paz y del amor sincero, concédenos glorificarte por estas ofrendas y unirnos fielmente a ti, por la participación en esta Eucaristía. Por Jesucristo, nuestro Señor.

13

Plegaria Eucarística

14

Oración del Señor

S Fieles a la recomendación del Salvador y siguiendo su divina enseñanza, nos atrevemos a decir: R Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal.

15

Antífona de comunión

Yo soy la luz del mundo, dice el Señor; el que me sigue no caminará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida (Jn 8,12).

16

Oración d/de la comunión

Tú que nos has instruido con tu palabra y alimentado con tu Eucaristía, concédenos, Señor, aprovechar estos dones para que vivamos aquí unidos a tu Hijo y podamos después, participar de su vida inmortal. Por Jesucristo, nuestro Señor. Participa en la Santa Misa, todos los días con la televisora TV Familia, de lunes a sábado a las 4 pm y domingos a las 7:30 am y 12 am. En Caracas, canal 69 (señal abierta) y el canal 117 de Directv. Canales 11 y 8 por Inter-CCs y NetUno-CCs.

El personaje de la semana

Don José Quadrio, SDB

S

u padre se llamaba Agustín, su madre Santiaga Robustelli. La vocación se la dieron Dios y su madre. Pero floreció leyendo un libro que su párroco le había dejado, La vida de Don Bosco. “La leía cuando iba al pastoreo. Desde aquellas páginas Don Bosco me fascinó. Desde el 16 de marzo de 1947, don José Quadrio es sacerdote. Tiene 26 años. Los superiores lo destinaron a una ocupación delicadísima: profesor y formador de otros sacerdotes. El 4 de julio de 1960 ingresó en el hospital por un malestar prolongado. Tiene 39 años. “He aprendido qué hermoso es esperar al Señor. Dios es verdaderamente bueno”. Y de golpe descubre una nueva dimensión de su apostolado: “En mi habitación, en el hospital, he descubierto que esta es una forma de evangelización siempre posible a cualquiera y en todas partes. La muerte ya está allí, y él escribe: “Siento la mano del Padre celestial sobre mis hombros, y me encuentro en una paz perfecta”. Dios le salió al encuentro en la tarde del 23 de octubre de 1963. Jorge Pernia pernia.jorge@gmail.com

Liturgia de la Semana - 3ª Sem. del Salterio (Del 10 al 16 de Septiembre de 2012)

10 Lunes, Feria, XXIII Sem. del Tpo. Ord. 1Cor 5,1-8; Sal 5; Lc 6,6-11. 11 Martes, Ntra. Sra. de Coromoto, S - Eco 24,3-4.8-12.19; Sal (Jdt 13); Gál 4,4-7; Lc 2,15-19 12 Miércoles, Feria o Memoria del Santísimo Nombre de María - 1Cor 7,25-31; Sal 44; Lc 6,20-26. 13 Jueves, S. Juan Crisóstomo, Ob. y Dr., M - 1Cor 8,1.13; Sal 138; Lc 6,27-38. 14 Viernes, Feria, XXIII Sem. del Tpo. Ord. - 1Cor 9,16-19.22-27; Sal 83; Lc 6,39-42. 15 Sábado, Ntra. Sra. de los Dolores, M Heb 5,7-9; Sal 30; Jn 19,25-27. 16 Domingo XXIV del Tiempo Ordinario /B Is 50,5-9; Sal 114; St 2,14-18; Mc 8,27-35 - L.H. 4ª Semana del Salterio.

el domingo 9 septiembre 2012  

lecturas dominicales

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you