Page 1

Año XLVII - Domingo XXII del Tiempo Ordinario /C - 1 de Septiembre de 2013

Remesa VI - Nº 42

N

BRILLA EN LA HUMILDAD

o te hinches como globo para figurar. “Procede con humildad: hazte pequeño en las grandezas y alcanzarás misericordia. Dios revela sus secretos a los humildes”. Los criterios de la sabiduría divina no coinciden con los criterios de la sociedad. Los hombres disfrutan ostentando honores, títulos, poderes. Es increíble la cantidad de mentiras y trampas, de injusticias y atropellos que se dicen y hacen para conseguir puestos, escaños políticos y sociales. ¡Cuántas máscaras usamos en la vida para figurar! ¡Qué contrario es el testimonio de Jesús! Él no se busca, ni busca votos para ser nombrado alcalde, gobernador o presidente; ni ofrece regalos para tener seguidores. Su mensaje es honesto y radical para cuantos quieran formar su ‘partido’. El camino de las bienaventuranzas, de dejarlo todo, de ser fermento y sal, no son cheques para sillas de honor. “El que se “Cuando te inviten, ponte en el enaltece será humillado y todo el que se último lugar y así, cuando llegue el que te invitó te dirá: Amigo, humilla, será enaltecido”, ven más arriba” (Lc 14,10). Por desgracia en todos los escaños del mundo social, político y religioso, los ambiciosos de sillas nunca entenderán que “hacerse pequeño en las grandezas humanas es alcanzar el favor de Dios”; ni comprenderán que servir es amar, que dar es mejor que recibir y que prestarse es más noble que exigir. Qué buena la palabra de Jesús en la última cena: “Si yo siendo el Maestro y Señor, les he lavado los pies, aprendan ustedes a hacer lo mismo”. “En la debilidad se revela la fortaleza del Señor”. ¿Qué criterios dirigen tu vida: los de Jesús o los del mundo? Entra en el discipulado del Señor. Camina en el servicio humilde y solidario con los pobres de la sociedad. La senda del cristiano la traza Jesús y no el mundo. Brilla en la humildad y serás grande ante los ojos de Dios. P. Antonio Gracia, pasionista Dios da libertad y riqueza a los cautivos (Sal 67)


Nuestra Misa Monición

Domingo XXII del Tiempo Ordinario /C Hermanos. Alrededor de la Mesa somos hermanos en la fe, en el amor y en la fraternidad. Alrededor de la mesa celebramos el Día del Señor. La sabiduría divina nos hace sentir comensales sencillos y necesitados de Dios. La palabra de Jesús nos pide estar sentados en sillas de humildad para lograr la bendición de su presencia. Que en nuestra pobreza brille cada día el rostro de Jesús que siendo Dios se hizo, en un poco de pan, eucaristía de amor.

1

Antífona de entrada

Dios mío, ten piedad de mí, pues sin cesar te invoco. Tú eres bueno y clemente y no niegas tu amor al que te invoca (Sal 85,3.5).

2

Acto Penitencial

S Tú que no has venido a condenar sino a perdonar: Señor, ten piedad. R Señor, ten piedad. S Tú que has dicho que hay gran fiesta en el cielo por un pecador que se arrepiente : Cristo, ten piedad. R Cristo, ten piedad. S Tú que perdonas mucho a quien mucho ama: Señor, ten piedad. R Señor, ten piedad.

3

Gloria

4

Oración colecta

Dios misericordioso, de quien procede todo lo bueno, inflámanos con tu amor y acércanos más a ti a fin de que podamos crecer en tu gracia y perseveremos en ella. Por nuestro Señor Jesucristo.

5

1ª Lectura (Eclo 3,19-21.30-31) Lectura del libro del Eclesiástico (Sirácide)

Hijo mío, en tus asuntos procede con humildad y te amarán más que al hombre dadivoso. Hazte tanto más pequeño cuanto más grande seas y hallarás gracia ante el Señor, porque sólo él es poderoso y sólo los humildes le dan gloria. No hay remedio para el hombre orgulloso, porque ya está arraigado en la maldad. El hombre prudente medita en su corazón las sentencias de los otros, y su gran anhelo es saber escuchar. Palabra de Dios. A Te alabamos, Señor.

6

Salmo responsorial (67)

L Dios da libertad y riqueza a los cautivos. R Dios da libertad y riqueza a los cautivos. L Ante el Señor, su Dios, gocen los justos, salten de alegría. Entonen alabanzas a su nombre. En honor del Señor toquen la cítara /R L Porque el Señor, desde su templo santo, a huérfanos y viudas da su auxilio; él fue quien dio a los desvalidos casa, libertad y riqueza a los cautivos /R L Porque el Señor, desde su templo santo, a huérfanos y viudas da su auxilio; él fue quien dio a los desvalidos casa, libertad y riqueza a los cautivos /R L A tu pueblo extenuado diste fuerzas, nos colmaste, Señor, de tus favores y habitó tu rebaño en esta tierra, que tu amor preparó para los pobres /R

7

2ª Lectura (Heb 12,18-19.22-24) Lectura

de la carta a los hebreos

Hermanos: Cuando ustedes se acercaron a Dios, no encontraron nada material, como en el Sinaí: ni fuego ardiente, ni obscuridad, ni tinieblas, ni huracán, ni estruendo de trompetas, ni palabras pronunciadas por aquella voz que los israelitas no querían volver a oír nunca. Ustedes, en cambio, se han acercado


a Sión, el monte y la ciudad del Dios viviente, a la Jerusalén celestial, a la reunión festiva de miles y miles de ángeles, a la asamblea de los primogénitos, cuyos nombres están escritos en el cielo. Se han acercado a Dios, que es el juez de todos los hombres, y a los espíritus de los justos que alcanzaron la perfección. Se han acercado a Jesús, el mediador de la nueva alianza. Palabra de Dios. A Te alabamos, Señor.

8

Aclamación a/d Evangelio

R Aleluya, aleluya. Tomen mi yugo sobre ustedes, dice el Señor, y aprendan de mí, que soy manso y humilde de corazón. R Aleluya (Mt 11,29).

9

Lectura del santo Evangelio según san Lucas A. Gloria a ti, Señor

(Lc 14,1.7-14)

Un sábado, Jesús fue a comer en casa de uno de los jefes de los fariseos, y éstos estaban espiándolo. Mirando cómo los convidados escogían los primeros lugares, les dijo esta parábola: “Cuando te inviten a un banquete de bodas, no te sientes en el lugar principal, no sea que haya algún otro invitado más importante que tú, y el que los invitó a los dos venga a decirte: ‘Déjale el lugar a éste’, y tengas que ir a ocupar, lleno de vergüenza, el último asiento. Por el contrario, cuando te inviten, ocupa el último lugar, para que, cuando venga el que te invitó, te diga: ‘Amigo, acércate a la cabecera’. Entonces te verás honrado en presencia de todos los convidados. Porque el que se engrandece a sí mismo, será humillado; y el que se humilla, será engrandecido”. Luego dijo al que lo había invitado: “Cuando des una comida o una cena, no invites a tus amigos, ni a tus hermanos, ni a tus parientes, ni a los vecinos ricos; porque puede ser que ellos te inviten a su vez, y con eso quedarías recompensado. Al

contrario, cuando des un banquete, invita a los pobres, a los lisiados, a los cojos y a los ciegos; y así serás dichoso, porque ellos no tienen con qué pagarte; pero ya se te pagará, cuando resuciten los justos”. Palabra del Señor. A Gloria a ti, Señor Jesús.

10

Profesión de fe

Creo en un solo Dios Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible y lo invisible. Creo en un solo Señor, Jesucristo, Hijo único de Dios, nacido del Padre antes de todos los siglos: Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado, no creado, de la misma naturaleza del Padre, por quien todo fue hecho; que por nosotros, los hombres, y por nuestra salvación bajó del cielo, y por obra del Espíritu Santo se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre; y por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato, padeció y fue sepultado, y resucitó al tercer día, según las Escrituras, y subió al cielo, y está sentado a la derecha del Padre; y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su reino no tendrá fin. Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo, que con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria, y que habló por los profetas. Creo en la Iglesia, que es una, santa, católica y apostólica. Confieso que hay un solo bautismo para el perdón de los pecados. Espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro. Amén.

11

Oración de los fieles

S Muchos se dan de codazos por ocupar los puestos de honor. Oremos, para que exista el mismo celo para ser los primeros en servir a los más necesitados. A Te lo pedimos, Señor. L Los poderosos y los ricos son quienes copan los primeros puestos en las celebraciones y banquetes. Para que los

El Domingo. Día del Señor. Fundado por el Beato Santiago Alberione en 1921 en Italia y en Venezuela se inició su publicación en 1966. Director: P. A. Vagnoni, ssp. - Coordinación: July Zambrano - Corrección: Manolo Martínez - Diagramación: Dora González - Edita SAN PABLO - Aptdo. 14.034 de Candelaria, Caracas 1011-A -Telfs.: (0212) 573.63.46 - 576.76.62 - 577.10.24.- Fax: (0212) 576.93.34 - Administración y distribución: Telfs.: (0212) 963.68.81 - 963.65.19 - Fax: (0212) 963.68.52 - Correo Electrónico E-Mail: publicaciones@sanpablo.org.ve - Web site: http: //www.sanpablo.org.ve - Para notificar pagos: (0212) 577.10.24 - E-mail: cobranzas@sanpablo.org.ve - Con licencia eclesiástica. Dep. Leg. pp 76-1793


que mejor sirven ocupen el puesto que merecen: Oremos al Señor. A Te lo pedimos, Señor. L Para que cesen las humillaciones en las instituciones públicas y privadas a los pobres, relegándolos al último puesto: en salud, en alimentos, en servicios sociales: Oremos al Señor. A Te lo pedimos, Señor. L Para que disfrutemos la bienaventuranza que prometió el Señor, a quienes prestan gratuitamente sus servicios a aquellos que no pueden devolvérselos: Oremos al Señor. A Te lo pedimos, Señor. L Para que la participación en el banquete de la eucaristía, disponga nuestro espíritu a servir con humildad y a compartir con generosidad la mesa con los necesitados: Oremos al Señor. A Te lo pedimos, Señor. (Intenciones libres) S Concede, Señor, a los que celebramos el banquete de la eucaristía, tener la actitud de servicio que tú tuviste en la última cena con los discípulos. Te lo pedimos a ti, que vives y reinas por los siglos. R Amén.

12

Oración sobre las ofrendas

Acepta, Señor, los dones que te presentamos y realiza en nosotros con el poder de tu Espíritu, la obra redentora que se actualiza en esta Eucaristía. Por Jesucristo, nuestro Señor.

13

Plegaria Eucarística

14

Oración del Señor

15

Antífona de comunión

Qué grande es la delicadeza del amor que tienes reservada, Señor, para tus hijos (Sal 30,20).

16

Oración d/de la comunión

Te rogamos, Señor, que este sacramento con que nos has alimentado, nos haga crecer en tu amor y nos impulse a servirte en nuestros prójimos. Por Jesucristo, nuestro Señor.

El personaje de la semana

N

San Gerardo

ació en la ciudad de Muro, a unos 70 kilómetros de Nápoles, el 23 de abril de 1726. A la muerte de su padre debió abandonar la escuela y entró a trabajar como aprendiz de sastre. Quiso entrar con los Capuchinos, donde tenía un tío fraile, pero fue rechazado por su juventud y sobre todo por su delicada salud. Cuando tenía 23 años, los Redentoristas predicaron una misión en Muro y el joven rogó al Padre Cáfaro que lo admitiese en la Congregación como hermano, pero su aspecto enfermizo no le ayudaba; ante la insistencia de Gerardo, el Padre Cáfaro lo envió a Deliceto con este mensaje: “Os envío a este hermanito inútil”. San Alfonso, el fundador, comprendió pronto que era un santo y le acortó el tiempo del noviciado, e hizo la profesión religiosa en 1752. Murió en la fecha y hora que había predicho. Poco antes de la media noche del 15 de octubre de 1755 entregó su alma a Dios. León XIII dijo que había sido “uno de los jóvenes angelicales más grandes que Dios haya dado a los hombres como modelo”; lo beatificó en 1893. Javier de Jesús López, ssp

cebastian_809@hotmail.com

Liturgia de la Semana - 2ª Sem. del Salterio (Del 02 al 8 de Septiembre 2013)

2 Lunes, Feria, XXII Sem. del Tpo. Ord. - 1Tes 4,13-18; Sal 95; Lc 4,16-30. 3 Martes, Martes, San Gregorio Magno, Papa, M - 1Ts 5,1-6.9-11; Sal 26; Lc 4,31-37. 4 Miércoles - Feria, XXII Sem. del Tpo. Ord. - Col 1,1-8; Sal 51; Lc 4,38-44. 5 Jueves - Feria, XXII Sem. del Tpo Ord. - Col 1,9-14; Sal 97; Lc 5,1-11. 6 Viernes - Feria, XXII Sem. del Tpo. Ord. - Col 1,15-20; Sal 99; Lc 5,33-39. 7 Sábado - Feria, XXII Sem. del Tpo. Ord. - Col 1,21-23; Sal 53; Lc 6,1-5. 8 Domingo XXIII del Tpo. Ord. /C - Sab 9,13-19; Sal 89; Fil 9,10.12-17; Lc 14,2533 - L.H.: 3ª Semana del Salterio.

El domingo 1 septiembre 2013  

Lecturas dominicales, 1 de septiembre del 2013.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you