Issuu on Google+

COMO_ALEJAR_DEPRESION

2/11/07

14:30

Page 1

T. Le Haye y E. Sálesman

CÓMO ALEJAR LA DEPRESIÓN

© P. Eliécer Sálesman Derechos cedidos por el Autor a: © SAN PABLO ECUADOR, 2004 Andagoya 388 y Av. América - C. P. 17-03-866 Tel.: (2) 254.16.50 - Fax: (2) 223.14.44 E-mail: specua@uio.satnet.net www.sanpaolo.org/ecu/home.htm Quito - Ecuador ISBN: 9978-06-017-0 Distribución: Ecuador Ventas: Andagoya 388 y Av. América - C. P. 17-03-866 Tel.: (2) 254.16.50 - Fax: (2) 223.14.44 E-mail: specua@uio.satnet.net Quito - Ecuador Costa Rica Calle 9 Avenida Central y Segunda Tel.: 2565005 - Fax: 2562857 E-mail: spablocr@racsa.co.cr San José - Costa Rica Panamá Boulevard El Dorado - Av. 17B Norte, Edificio Park View 1 Apartado 6-7210 El Dorado Tels.: 2603738 - 2604862 - Fax: (507) 2606107 E-mail: pablopa@cableonda.net Panamá - República de Panamá Estados Unidos Alba House: 2187 Victory Boulevard Tel.: (718) 7610047 - Fax: (718) 7610057 E-mail: sspsiny@aol.com Staten Island, New York N. Y. 10314-6603 U.S.A. Guatemala 11 Calle 0-49 Zona 10 Local A Tels: 360.27.15 - 360.27.65 - 360.27.35 Ciudad de Guatemala Con aprobación eclesiástica Queda hecho el depósito que ordena la Ley


COMO_ALEJAR_DEPRESION

2/11/07

14:30

Page 2

Introducción Hace poco la revista psicológica más importante de Estados Unidos dedicó su artículo central al siguiente título: “Hay que emprender la batalla contra la depresión”. ¿Y cómo ganar esa batalla contra la depresión? No hay duda alguna de que la depresión viene ocupando el primer puesto en la lista de las enfermedades mentales en los países más civilizados. Es una enfermedad que se ha vuelto epidémica, y sus resultados más frecuentes son: la úlcera, la jaqueca, la embriaguez, el envejecerse antes de tiempo, las drogas, la prostitución, la locura y..., el suicidio. Un especialista en psiquiatría sabe que en su sala de consejero la enfermedad que más aparece cada día es la depresión. Es un malestar que avanza como uno de esos terribles huracanes de Centroamérica, dejando por donde pasa la ruina y la desolación. Estas lecturas que vienen a continuación las redactamos después de haber experimentado por años y años, y en los mejores laboratorios de psicología, los remedios que pueden lanzar a la depresión la orden fulminante: “De aquí no pasarás. Detente y retrocede”. Y hemos visto con gran consolación que si se practica lo que aquí enseñamos, la depresión obedece la orden de retroceder, echa pie atrás y va desapareciendo. Poco a poco, después de aconsejar a muchísimas personas, hemos logrado unas fórmulas que para muchos han resultado beneficiosas. Las hemos escrito en este libro para que los lectores puedan beneficiarse con unas fórmulas que a muchas personas en muchos países les han devuelto la paz. 3

Un médico estimadísimo despreciaba olímpicamente nuestras recomendaciones, diciendo que afortunadamente él tenía un carácter alegre y no tenía peligro de que llegara la depresión. Pero, como “nadie puede decir: de esta agua no beberé”, de un momento a otro, y de manera impensada, a este querido colega se le murió el ser que más amaba en la vida. Experimentó entonces en carne propia la más devastadora enfermedad mental: un grave proceso depresivo, y por vez primera pudo identificarse con lo que es el frío apático y desesperanzado sentimiento de los deprimidos. Fue entonces cuando dispuso usar las fórmulas que vamos a presentar en este libro. Y su depresión se fue yendo como huyen las sombras al llegar la luz del sol por la mañana. Hace poco nos escribía: “En estos dos años he sufrido otras cuatro depresiones, porque la pena de aquella muerte fue espantosamente fuerte para mí. Pero he descubierto que cada vez que utilicé las fórmulas del Dr. Le Haye (las que vamos a dar aquí), la depresión se alejó, y retornó la paz. Ahora que ya sé lo que es la depresión, por mi experiencia personal, les insisto en que publiquen sus fórmulas para evitar este mal, porque a esta terrible epidemia de la depresión hay que atacarla como se atacaría al más temible de los asesinos”. De una cosa estamos seguros, amable lector: que no somos víctimas obligadas de la depresión. Si alguno de los que estas páginas leen, ha sufrido o está sufriendo este horrendo mal, o lo sufre alguno en su familia o entre sus amistades, sepa con alegría que hay medios y fórmulas para triunfar contra tal enemigo de la paz y de la alegría. Se los vamos a dar enseguida. Si se aplican con seriedad, harán retroceder la depresión y hasta pueden lograr que desaparezca.

4


COMO_ALEJAR_DEPRESION

2/11/07

14:30

Page 3

congresos de psicología se venden más libros acerca de la depresión, que de cualquier otro tema psicológico. Señal de que son muchos los que sufren este problema.

Capítulo I

UN PROBLEMA QUE SE LLAMA DEPRESIÓN

Sólo en Estados Unidos se suicidan más de 70.000 personas al año, y eso que sólo un diez por ciento de los que intentan suicidarse logran hacerlo. En Colombia se ostenta un récord aterrador de suicidios últimamente, y muchas veces entre gentes que no tienen grandes problemas económicos. Investigando cuidadosamente se ha llegado a la conclusión de que los suicidas padecen un alto grado de depresión.

(Depresión = decaimiento de ánimo) ¿QUIÉNES SUFREN ESTE PROBLEMA? Llega al consultorio del psiquiatra la señora “Tengolotodo”. Nada le falta. Casa de lujo y de millones. Vestidos distintos para cada día del mes. Tres hijos estudiando con mucho brillo en colegios de alta fama nacional. Un marido que “nunca ha sido infiel”. Finca en tierra caliente, y ha venido en un automóvil de la marca más fina que se conoce. Nuevecito. Y poseyendo todo lo que se puede poseer, no es feliz. Nada le falta, excepto la felicidad, y anoche estuvo a punto de suicidarse. ¿Cómo? ¿Por qué? Esta joven madre sufre los efectos de una fuerte depresión. También los “Tengolotodo” sufren depresión. ¿Y los demás?

En 1990 fueron hospitalizados en nuestro país más de 150.000 personas a causa de la depresión, mientras que más de 500.000 estaban bajo tratamiento médico por este mismo problema, y el número de los individuos que sufren fuertemente este enorme mal se calcula por los médicos en unos cinco millones en sólo esta nación. Según estadísticas obtenidas por muy serios investigadores, la humanidad sufre más a consecuencia de la depresión, que de cualquier otra enfermedad.

HISTORIA ¿QUIÉNES NO SUFREN DEPRESIÓN? Un prominente psicólogo afirmó lo siguiente: “Todos sin excepción, nos sentimos deprimidos a veces. Es perfectamente normal”. Un gran médico, profesor de universidad, decía a sus colegas: “En cierta medida puede esperarse en todas las personas un cierto grado de depresión”. Desde hace unos treinta años la enfermedad emocional número uno de los países más civilizados es la depresión. En los 5

La depresión progresa a un ritmo alarmante, pero no es cosa nueva. La historia y la literatura indican que es tan antigua como el hombre. El libro de Job es uno de los más antiguos libros conocidos. Algunos afirman que es el libro más antiguo que se conoce. Este libro nos presenta un notable personaje, afectado de una fuerte depresión que le hace exclamar: “Al llegar la noche pienso: ¿cuándo llegará el día? Y al llegar el día me pongo a desear: ¿cuándo llegará la noche? Mis noches están llenas de inquietudes y mis días mueren sin esperanza; hablo con amargura en mi 6


COMO_ALEJAR_DEPRESION

2/11/07

14:30

Page 4

espíritu y me quejo por las angustias de mi alma”. Después de leer las desgracias que le sucedieron a Job (muerte de todos sus hijos en un terremoto; pérdida de todos sus animales; quedarse sin salud por una llaga de pies a cabeza, sentirse despreciado por todos hasta por su misma esposa, etc.) uno piensa: ¿quién no habría reaccionado con terrible depresión ante semejantes calamidades?

ANTIGUA DESCRIPCIÓN DE UNA PERSONA DEPRIMIDA El primer escritor que describió la depresión fue Hipócrates (famoso médico griego del año 460 aC), y lo hizo con unos detalles que explicaremos más adelante. Otro notable médico griego, Arteo, del siglo II, describió a los deprimidos como: “Tristes y desanimados. Adelgazan, se muestran perturbados y sufren de insomnio. Si las condiciones contrarias persisten, se quejan de mil pequeñeces y expresan deseos de morir”. Plutarco, famoso escritor del Siglo II, describe así a los que sufren depresión: “Se miran a sí mismos como personas olvidadas por la divinidad. Descuidan su modo de presentarse, y hacia la divinidad sienten más miedo que amor”.

DETALLES EN QUE SE MANIFIESTA LA DEPRESIÓN Los estudiosos han reunido los diagnósticos de la depresión que aparecen en los más antiguos escritos de medicina, y son los siguientes (muy parecidos a los actuales): “Genio abatido, triste, desalentado. Autocastigo (se dan a sí mismos fuertes palizas mentales), autodegradación (se creen menos de lo que en realidad 7

valen), deseos de morirse; agitación y desasosiego interior; pérdida de peso y de apetito; insomnio. Les parecen demasiado grandes sus pecados como para que puedan ser perdonados, etc.”. Los que se dedican en la actualidad a estudiar la depresión, están acordes en afirmar que esas características típicas ya descritas por los médicos de la antigüedad, son tan constantes hoy día que es difícil encontrar una enfermedad cuyos síntomas hayan permanecido por tantos siglos sin cambiar casi en nada. Y lo grave y peor es, que después de 2500 años estamos con los mismos síntomas de la depresión y casi en las mismas condiciones de incapacidad para curar tan feroz mal, porque la gente no conoce las fórmulas adecuadas para verse libre de esta catástrofe espiritual.

LA DEPRESIÓN ES UNIVERSAL Les da a todos en todas las épocas Toda persona, en algún momento u otro de la vida, atraviesa por un período de depresión. Por supuesto que no todos los casos son graves ni inclinan al suicidio, pero no hay nadie que escape a la regla general de que todos, en alguna oportunidad, experimentan en mayor o menor grado, un ataque de depresión (Recordemos: depresión es un decaimiento de ánimo). En una encuesta hecha en Norteamérica entre cien mil personas, se les preguntó: “¿Hay alguien entre ustedes que nunca en su vida haya sufrido una depresión?”. No hubo ni un solo individuo que pudiera decir: “Siempre me he visto libre de este problema”.

8


COMO_ALEJAR_DEPRESION

2/11/07

14:30

Page 5

Claro está que para muchas personas sus depresiones han sido afortunadamente leves: “Lunes de zapatero”, “me levanté con el pie izquierdo”, “me agarró hoy la de malas”, “amanecí avinagrado”. Pero todos, todos, tenían conciencia clara de que en ciertos períodos de su vida se sintieron desdichados. Claro está que hay una inmensa diferencia entre no sentirse feliz, y estar mentalmente enfermo. Sin embargo, aunque la depresión se presente en las formas más benignas puede empañar y quitarle brillo y alegría al cristal brillante de la vida, y por eso hay que saber alejarse a tiempo. La depresión no hace distinción entre persona y persona. Es un mal universal. Las últimas investigaciones han demostrado que afecta tanto a los pobres como a los ricos. Todos pueden adquirirla en cualquier momento. Ninguna profesión está exenta de depresión. La hallamos en taxistas, sirvientas, empleados bancarios, profesores, poetas, mecánicos, reinas de belleza, amas de casa, parlamentarios, vendedores de lotería, millonarios y mendigos. HAY UNA EQUIVOCACIÓN: muchos creen que el hecho de reconocer que sufren de depresión equivale a reconocer que tienen debilidad mental. Eso no es cierto. El tener depresión no significa debilidad mental, todo lo contrario: las personas con más elevado poder de inteligencia son las que más fácilmente se enferman de depresión. ¿No ha leído usted que Bolívar, grande entre los grandes en inteligencia en América, sufrió unas épocas de depresión mental que lo atormentaron grandemente? Churchill, el que salvó a Inglaterra en la guerra del 40, sufría graves crisis de depresión. Los más grandes genios del arte universal como por ejemplo Miguel Ángel, tenían sus ataques depresivos que les mandaban el alma hacia los zapatos, y les quitaba toda

LA DEPRESIÓN PRODUCE INQUIETUD, AFANES, NERVIOSISMO, CANSANCIO, DESVELOS EN EL SUEÑO, SENSACIÓN DE TEMOR Y LLENA LA CABEZA DE PENSAMIENTOS NEGATIVOS.

9

10


COMO_ALEJAR_DEPRESION

2/11/07

14:30

Page 6

gana de seguir actuando. Allan Poe, célebre poeta norteamericano, después de escribir una de sus grandes obras, quedaba con una depresión que le duraba 10 días. ¿Y Jesús en el huerto de los Olivos? Sufrió una depresión que le llevó hasta sudar sangre de tanto pavor y de tan tremenda tristeza que sufría.

1. ¿Por qué algunos sufren la depresión con más frecuencia que otros?

Van Gogh, pintor de fama universal, sufría unas depresiones tales que en una de ellas, se quitó un pedazo de oreja. Y san Juan de la Cruz narra que en ciertas épocas le venían unas depresiones tan profundas que le parecía estar abandonado de Dios y de los hombres.

Algunos dicen: es que mi suerte, mis condiciones y las cosas que me han sucedido son tales que necesariamente tengo que sufrir depresión. Eso no es cierto. Si alguien cree que sus circunstancias son tales que necesariamente tiene que vivir deprimido ya no tiene probabilidad de curarse de esta enfermedad. Eso se llama fatalismo.

Nadie puede decir: de esta agua no beberé La vida es algo impredecible y no fácil de adivinar y cada ser humano, necesariamente experimenta infelicidad en algunas épocas de su existencia. Los psicólogos dicen que “todos estamos hambrientos de felicidad”, y toda vez que la felicidad huye y se aleja de nosotros, nos sentimos deprimidos. Para muchas personas la felicidad es un lujo raro y escaso, porque el que uno sea feliz no depende de las circunstancias sino de la actitud que tengamos hacia esas circunstancias, y hay temperamentos que hacia cada circunstancia nueva experimentan un sentimiento de pesimismo y amargura, y por eso tienen gran peligro de vivir siempre deprimidos.

Vamos a estudiar dos temas importantes:

2. ¿Cuál es la verdadera causa de la depresión?

Nosotros hemos conocido gente feliz, contenta, optimista, irradiante de felicidad, y esto con una salud muy defectuosa, con una situación económica bajísima y con series de circunstancias desdichadas. Pero han convertido en alegría lo que los invitaba a lanzarse a los abismos de la depresión, y todo porque descubrieron el secreto de los secretos: que lo que produce la depresión no son las circunstancias malas que nos suceden sino la actitud mental que tenemos ante estas circunstancias. Mientras una persona no cambie su actitud mental ante lo que le sucede, esa persona es incurable en su depresión. Por eso aquí vamos a darle las fórmulas para transformar su actitud mental. Léalas despacio. Le van a gustar.

La infelicidad les llega a todos, en diversas etapas de su vida, y es ilusorio creer que algún ser humano pueda sentirse feliz cuando le llegue la infelicidad; la depresión es lo que se siente cuando la felicidad se aleja, y a todos se nos aleja frecuentemente; luego todos estamos destinados en alguna ocasión a sentirnos deprimidos. Por eso vamos a estudiar las fórmulas que nos preparen a hacer frente a la depresión cuando ésta llegue. 11

12


COMO_ALEJAR_DEPRESION

2/11/07

14:30

Page 7

SI CULTIVAS OPTIMISMO OBTIENES ESPERANZA SIEMBRA ESPERANZA Y OPTIMISMO para que entre la gente haya más alegría y menos miedo. CULTIVA OPTIMISMO Y ALEGRÍA para que los niños puedan crecer felices y se disminuyan las angustias y el temor. SIEMBRA ALEGRÍA Y ESPERANZA para que los jóvenes vean con valor el futuro y no se dejen dominar por el desaliento. SIEMBRA ESPERANZA Y OPTIMISMO para que las personas mayores acepten la realidad con fortaleza y no pasen esta vida entre quejas y lamentaciones. SIEMBRA OPTIMISMO Y ALEGRÍA para que tu barrio, tu ciudad y tu patria crezcan y progresen pujantes con la seguridad de obtener éxitos y triunfos. SIEMBRA Y CULTIVA OPTIMISMO, ESPERANZA Y ALEGRÍA para que tú mismo tengas una existencia agradable y placentera y vivas muchos años y los vivas mejor. ***

“ESTAD SIEMPRE ALEGRES, OS LO REPITO: ESTAD ALEGRES”.

PUEDE PRODUCIR MÁS DEPRESIÓN ARREGLAR UNA CACEROLA CON AFÁN O ANGUSTIA, QUE RESOLVER UN PROBLEMA DE ALTA GERENCIA, CON TRANQUILIDAD Y PAZ.

13

(San Pablo)

14


COMO_ALEJAR_DEPRESION

2/11/07

14:30

Page 8

“QUÉ HERMOSO ES VER A LOS FAMILIARES VIVIR EN SANTA AMISTAD” (SAL 133, 1).

ALGO PARA RECORDAR CADA MAÑANA Tener fortaleza de ánimo para que nada pueda perturbar mi paz mental. Hablar de salud, prosperidad y felicidad. Hacer sentir a mis amigos el alto precio en que los tengo. Pensar solamente lo mejor y esperar solamente lo mejor, trabajar solamente por lo mejor. Ser tan entusiasta en los éxitos de los demás, como en los propios. Olvidar los errores del pasado y laborar para el éxito futuro. Llevar el semblante risueño y mostrarme siempre satisfecho. Ocuparme de lo más posible de mi mejoramiento espiritual de modo que no tenga tiempo de criticar al prójimo. Trabajo. Ocuparse siempre en algo útil y no desperdiciar el tiempo. Moderación: evitar los extremos y no actuar con ira.

Para crecer alegre:

Calma: no indisponerse por tonterías, accidentes o problemas.

EL NIÑO EN CASA HA DE VER:

Castidad: que el placer esté guiado por el amor y no lleve a perder la paz.

Ejemplos de bien obrar. Ejemplos de bien vivir. Ejemplos de bien hablar. Ejemplos de sonreír.

Humildad: imitar la sencillez de Sócrates y Jesús. Benjamín Franklin

(Gabriel y Galán) 15

16


COMO_ALEJAR_DEPRESION

2/11/07

14:30

Page 9

Capítulo II

COMPORTAMIENTOS QUE DEMUESTRAN DEPRESIÓN Cuando uno está mal de un pie se le ve cojear. Cuando alguien tiende hacia la depresión se le manifiesta por ciertos comportamientos que vamos a comentar ahora. Toda persona quiere verse libre de la depresión. Muchos con tal de obtenerlo recurren al máximo error: el suicidio. Otros al alcohol o a las drogas. La mayoría usa otros métodos más suaves. Así, el niño pequeño al ver que se aleja la madre de su alcoba, siente la depresión de la soledad y empieza a llorar. La madre debe ir acostumbrándolo a superar esta circunstancia. Si cada vez que llora corre a alzarlo, no le está preparando para poder superar más tarde sus soledades depresivas. Cuando va a la escuela la primera vez vuelve a sentir fuertemente la depresión de la separación de sus seres queridos. Esta será después una de las causas más graves para sentir depresión: el alejarse de los seres que más ama. Si uno se apega exageradamente a las personas, su depresión al separarse de ellas será exagerada también. En este caso vale mucho la mentalidad bíblica de Salomón en el libro del Eclesiastés donde insiste a cada paso: “Todo es vanidad de vanidades, y todo es vanidad”. Todo es relativo. Tenemos que convencernos de que, a pesar de que las personas valen mucho y merecen todo nuestro afecto y aprecio, sin embargo, el cementerio está lleno de gente que eran importantes, sin las cuales parecía que no podríamos vivir, pero se murieron y el mundo 17

siguió girando lo mismo. ¿Se va un amor?, llegará otro amor. ¿Se va alguien que era muy necesario? Dios puede enviarnos a otro que sea más eficaz aún. “Si Dios está con nosotros, ¿quién podrá contra nosotros?” (Rm 8, 31). El gran error de ciertas personas, es, según el profeta Jeremías, el darle demasiada importancia a seres de carne y hueso y creer que sin esas amistades no se puede vivir. Sólo Dios es necesario. Los demás valen mucho, pero tienen reemplazo y se les consigue reemplazo. ¡No vale la pena deprimirse tanto ante ciertas ausencias!

SÍNTOMAS QUE INDICAN LA PRESENCIA DE LA DEPRESIÓN (Síntoma es una señal que anuncia la presencia de una enfermedad). Casi todos los que leen este libro tienen amigos o familiares que manifiestan síntomas de depresión. Es muy importante conocer cuáles son estas señales; críticas para poder ofrecer amor y apoyo a esas personas y ayudarles a superar tan tediosa enfermedad.

HAY TRES CLASES DE DEPRESIÓN Moderada, seria y grave Nosotros las llamaremos: desaliento, abatimiento y desesperación. La mayoría de las depresiones comienzan con el desaliento, aumentan hasta llegar al abatimiento, y si no se atajan a tiempo, llegan hasta la desesperación. De ahí para allá ya la persona necesita atención médica porque está llegando al desequilibrio mental.

18


COMO_ALEJAR_DEPRESION

2/11/07

14:30

Page 10

Los efectos de la depresión se manifiestan en lo físico, en lo mental y en lo sentimental.

INDICIOS DE QUE SE TIENE DEPRESIÓN:

SÍNTOMAS FÍSICOS a) Irregularidad en el sueño. Algunos deprimidos duermen lo suficiente y sin embargo se despiertan cansados, pero la mayoría tienen como primera señal roja que manifiesta la depresión: la falta de sueño. Si se despiertan a la madrugada, muy difícilmente logran volver a dormirse. Y una persona que duerme poco se debilita mucho. b) Apatía, letargo o somnolencia, el “no me importa, no me interesa”. (Apatía es: desgano por todo, falta de interés por personas o actividades). Se les oye decir: “Estoy cansado todo el tiempo, no tengo ánimo ni siquiera para dedicarme a los pasatiempos”. Los deprimidos se despiertan ya cansados por la mañana. Son capaces de cumplir sus responsabilidades, y lo que hacen deja mucho que desear. Se cansan fácilmente. “Los pies me pesan como si fueran de cemento armado”, decía uno. c) Pérdida de apetito. La comida pierde su atractivo para los deprimidos. Mientras más grave sea la depresión, menos apetito tiene. A causa de no comer puede llegar a un grave adelgazamiento que le complica mucho más su dificultad. A veces pasa el día con algunos bocadillos, y si la depresión se agrava, puede pasar el día sin comer.

Si esto sucede... hay depresión.

d) Aspecto descuidado. Cuando una persona pierde interés en su aspecto y en su presentación puede temerse que esté sufriendo de depresión. Como se forma una imagen negativa de sí 19

20


COMO_ALEJAR_DEPRESION

2/11/07

14:30

Page 11

mismo, se preocupa menos en presentarse bien. El descuido en su forma de vestir refleja la manera con que el individuo se ve a sí mismo, y puede ser un claro indicio del bajo concepto que de sí misma tiene la persona. Si viste con abandono en circunstancias en que debería hacerlo con pulcritud, puede ser que la depresión le esté llevando a ese abandono en su presentación. En la mujer, como la depresión apaga mucho las fuerzas sexuales, el abandono y descuido en su presentación puede indicar también que le ha llegado la “frigidez”, o sea, la pérdida de atractivo hacia las personas del otro sexo. Muchas frialdades en el hogar se deben a que la mujer está deprimida. Cuando ya no le interesa presentarse bien hay que ayudarla a salir de su depresión. e) Dolencias físicas. Los deprimidos sufren males físicos, unos reales, otros imaginarios. Entre los más comunes figuran el cansancio, los mareos, palpitaciones, jaquecas, constipaciones, dolor en la boca del estómago, acidez estomacal, sudor y dificultades respiratorias.

SI QUIERES SI QUIERES SER GRANDE... ... Hazte humilde y pequeño. SI QUIERES SER INMENSAMENTE RICO PARA EL CIELO... tienes que repartir tus bienes con los pobres de la tierra. Si quieres llegar a la santidad tienes que amar, amar, amar. Amar a tu prójimo con todas tus fuerzas y al prójimo como te amas a ti mismo. SI QUIERES SER SABIO, TIENES QUE NO DEJAR DE ESTUDIAR. A quien deja de leer y de aprender, se lo lleva la corriente de la mediocridad. SI QUIERES QUE TE AMEN, TIENES QUE AMAR. “Como cada uno trate al prójimo, así será tratado”.

¡Ah! ¡por qué no alegrarnos y alegrar a los otros! ¡Una sonrisa cuesta tan poco y vale tanto!... Hasta el santo, si es triste —ya lo dijo el de Sales— es un triste santo. Este valle es de lágrimas, pero para los buenos las lágrimas son perlas gloriosamente puras: mientras las desgranamos, hay joyeros celestes que trabajan engarces de diademas futuras... La tristeza es inútil, depresiva y estéril. El dolor es precioso, con sus cactus eternos, pero baja del cielo para santificarnos, no para entristecernos... Alfonso Junco

“Si quieres ser el primero, tienes que hacerte el último”. Así lo dijo Jesús. SI QUIERES GOZAR PARA SIEMPRE EN EL CIELO tienes que privarte de ciertos placeres sensuales indebidos en la tierra. SI QUIERES QUE DIOS HABLE BIEN DE TI EN LA ETERNIDAD TIENES QUE HABLAR BIEN DE DIOS EN ESTA VIDA. Así lo prometió el Evangelio.

21

22


COMO_ALEJAR_DEPRESION

2/11/07

14:30

Page 12

tiene ninguna para dar”. A medida que se agrava la depresión se va perdiendo la capacidad de responder al buen humor. Y de la tristeza nacen muchos males espirituales. Por eso santa Teresa repetía: “Le tengo más pavor a una persona triste que a un ejército de demonios”.

Capítulo III

SÍNTOMAS DE LA DEPRESIÓN

EL EXHIBICIONISMO

SÍNTOMAS EMOCIONALES O SENTIMENTALES DE LA DEPRESIÓN La depresión siempre empieza por la mente. Sigue luego por el sentimiento o las emociones y termina manifestándose en lo físico. Las manifestaciones sentimentales o emocionales de que sí se tiene depresión son las siguientes: Pérdida de afecto. El deprimido tiene tendencia a aislarse, evitando la compañía de los demás, porque se le han disminuido mucho sus afectos. Empieza a apagársele el amor que sentía por sus familiares: cónyuge, hijos, hermanos y aun el amor que sentía hacia sí mismo. Comienza a no importarle nada de sí mismo ni de los otros, de nada en general. Esto se debe a que la mente no trabaja debidamente porque el individuo está demasiado ensimismado (pensando sólo en sí mismo, en sus propios problemas o fracasos, etc.). Si esta situación sigue, la depresión aumenta, porque hay un principio psicológico infalible: “O amas o mueres”. Quien no ama a nadie, se muere mentalmente. Tristeza. Este sentimiento se va enraizando tan profundamente en su corazón que termina por manifestarse en su rostro. Ya lo dijo Salomón en el libro de los Proverbios: “Corazón alegre produce rostro simpático, pero un corazón triste se manifiesta en el rostro”. Es difícil encontrar una sonrisa en la cara de los deprimidos. Por eso los técnicos en relaciones humanas repiten: “Nadie tiene tanta necesidad de una sonrisa como el que ya no 23

Es una manifestación casi universal de que se sufre depresión (exhibicionismo es una tendencia psicopática a llevar a conocimiento público lo que por modestia debe mantenerse en secreto). El jovencito que siente la depresión de su adolescencia exhibe públicamente las palabrotas de su vocabulario. La mujer que se siente deprimida siente una inclinación a usar minifaldas o vestidos escandalosos. La mujer segura, amada y aceptada, no viste de una manera provocativa, sino que naturalmente prefiere un modo de vestir recatado. Por eso los especialistas en psicología femenina dicen que la seguridad que en sí misma tiene una mujer, y su paz y tranquilidad interior, pueden medirse por el largo de su falda y por la modestia cristiana de su vestir. Cuanto más depresión tenga, más exhibicionista será en su modo de vestir. Lo que a muchas mujeres las lleva a ser exageradamente atrevidas en actuaciones sexuales no es su instinto sexual (pues el instinto sexual de la mujer no es tan exagerado que necesariamente las lleve a tales excesos), sino la depresión que les produce su inseguridad. Se sienten inseguras y por eso obran así. Por eso tantas mujeres traicionadas por su marido cometen errores espantosos contra la castidad. Ciertos hombres son escandalosamente atrevidos en sus conversaciones. ¿Por qué? Quieren exhibir las maldades que han cometido. Las impurezas con que se han manchado; las vidas ajenas que han enlodado con su comportamiento de “animales 24


COMO_ALEJAR_DEPRESION

2/11/07

14:30

Page 13

sexuales”; las violencias verbales o físicas con que han agredido a los demás; todas las veces que han logrado cumplir aquello de “el que me la hace me la paga; el que puede conmigo todavía no ha nacido”, etc. Este modo de hablar (que muchas veces es física mentira, porque en ellos se cumple el antiguo adagio: “Antes de tiempo gran denuedo, llegada la hora, mucho miedo”), este modo de exhibirse hablando, decimos, puede deberse a su depresión, a su inseguridad. Es una válvula de escape ante la explosión de sus temores y ansiedades.

SÍNTOMAS O MANIFESTACIONES DE DEPRESIÓN

EL DESEO DE SER NECESARIO: de ser estimado Puede ser otra manifestación de la depresión. Esa persona que tiene generosidades superiores a sus capacidades económicas, con tal de no perder una amistad. Aquel empleado que descuida su hogar con tal de trabajar tanto y de tal manera en la fábrica que el patrón lo considere insustituible. La señora que insiste tanto a sus invitados que al fin los atosiga con tantas atenciones (la señora que le repetía al invitado de honor: “¿Qué más desea? ¿Qué más desea? y el otro, al fin, desesperado, le respondió: “Lo único que deseo es... Que no me moleste más”). Este comportamiento tiene una ventaja, y es que sirve de voz de alerta para los padres y educadores: porque si desde pequeño al niño se le manifiesta que sí se le estima, crecerá mucho más seguro de sí mismo, pero si se le vive diciendo: “No vales nada, no sirves para nada”, crecerá deprimido, y su sed de ser estimado le puede llevar a graves excesos después. También hay otra advertencia: que desde joven hay que independizarse del “qué dirán, qué pensarán”, porque si vivimos pendientes de la opinión de los demás, seremos perpetuos deprimidos y sumamente desdichados. Ya Cristo decía: “Vino Juan Bautista que no comía y no bebía y dijeron: es un endemoniado. Vino el Hijo de Dios, que sí come y

LA DEPRESIÓN LO VUELVE A UNO NERVIOSO, INQUIETO, AMARGADO Y SE SIENTE DESUBICADO Y NO LOGRA ENTENDERSE BIEN CON LOS DEMÁS.

EL QUE ESTÁ DEPRIMIDO SE VUELVE AGRESIVO, EXHIBICIONISTA Y HASTA SE FINGE ENFERMO. 25

26


COMO_ALEJAR_DEPRESION

2/11/07

14:30

Page 14

sí bebe, y le dijeron lo mismo: es un endemoniado”. Por eso san Pablo repetía: “Si lo que busco es la aprobación de la gente, ya no seré seguidor de Cristo” (Ga 1, 10). Tratar de ser agradables a los demás, sí, y muy bien. Pero, ¿querer tener contentos a todos? Sería atormentarse en vano. Si Dios está contento de nosotros porque tratamos de hacer lo que mejor podemos, ¿qué nos ha de importar que la gente diga lo que diga? Eso se llama “libertad de espíritu”, y aleja la depresión como por encanto. “Ande yo contento y... ríase la gente”.

LA LOCUACIDAD: o exceso en las palabras De alguien decía la gente: “Echa más lengua que un gato tomando leche”. Y respecto a las señoras de una parroquia se quejaba el sacerdote de que “todas pertenecen a la Academia de la Lengua”. Un marido hablando de su suegra exclamaba: “Me venció por agotamiento. Ya no fui capaz de escuchar más”. El hablar sin cesar puede ser señal segura de que la depresión anda por ahí, por el alma. La “telefonitis” o costumbre de andar prendido del teléfono, puede estar diciendo: “Tengo depresión, se me nota en esto”. Los deprimidos se manifiestan en dos excesos: o callan demasiado o hablan más de lo necesario.

FINGIRSE ENFERMOS O desamparados; andar diciendo que son perseguidos, o víctimas de injusticias, o no apreciados..., puede ser otro comportamiento depresivo.

EL ATAQUE DE AGRESIVIDAD Es típico del deprimido. Se manifiesta agresivamente hacia la persona que le ha rechazado y sobre todo contra él mismo. El de27

primido se hace este razonamiento: “Yo soy el culpable de todo lo que está sucediendo. Por tanto, merezco castigo. No sirvo para nada...”. Y como los demás no lo castigan, se castiga él mismo, regañándose, despreciándose, descuidando su modo de vestir, abandonando los caminos que le podían llevar al éxito, y aun dañando su salud con trago, drogas y hasta llegando al suicidio. Los pensamientos producen sentimientos y los sentimientos se traducen en acción. Si vivimos agrediéndonos y atacándonos a nosotros mismos, puede ser que estamos deprimidos. Jesús dijo: “Hay que amar al prójimo como uno se ama a sí mismo” (Lc 10, 27). Por tanto, tiene uno que amarse mucho a sí mismo, porque si no, ¿qué tanto sería lo que podría amar al prójimo? Con el primero con el que hay que ser manso y amable, es consigo mismo. No somos malos, lo que sí somos es muy débiles. Pero al débil no se le tiene rabia sino compasión. 1) Llorar. Un síntoma de los deprimidos es su involuntaria tendencia a llorar. Aun aquellos que por años no han derramado una lágrima, rompen a llorar de un momento a otro. Hay personas que declaran: “La señal de que ha llegado a mi vida un período depresivo es la facilidad con la que me dedico a llorar”. Las lágrimas de por sí son un gran remedio, y el llorar es un provechoso desahogo. Han hecho el experimento de echar en un recipiente una gota de pus donde hay millones de microbios de las más terribles enfermedades, y dejar caer encima una gota de lágrima recién salida de los ojos. Todos los microbios mueren inmediatamente, porque las lágrimas son el mejor desinfectante que tiene el organismo. Si no fuera por las lágrimas que los ojos envían continuamente a la nariz y a la garganta, allí llegarían las más terribles infecciones. Por eso algunos dicen irónicamente: “Llore para que se desinfecte”. Pero la facilidad para estallar en 28


COMO_ALEJAR_DEPRESION

2/11/07

14:30

Page 15

llanto, en una persona mayor, puede ser una señal de alarma: por ahí anda rodando la depresión, enemigo temible.

2) Hostilidad. Todo caso de depresión se acompaña de ira, al menos al principio. La ira se dirige al inicio hacia la persona que lo rechazó o lo insultó. Más tarde tiene por destinatario a sí mismo por ser el causante del rechazo. No es raro oír al deprimido murmurar: “Estoy disgustado de mí mismo”; “no me gustan las personas”.3) Irritabilidad. La persona deprimida es fácilmente irritable. La Biblia dice en los Proverbios: “Quien fácilmente se irrita, hará locuras”. Y esto es un serio peligro en la depresión. La música suave calma muy eficazmente la irritación, pero al deprimido hasta esa misma música lo incomoda muchas veces. Tiene arranques de furia por los ruidos que son ordinarios en cualquier hogar, y ciertas músicas lo cansan y aburren. Un buen aparato de radio o de casetes con músicas suaves estereofónicas ha demostrado en repetidos casos que sirve para suavizar en parte estas asperezas. Y es curioso que el deprimido se irrita hasta por los detalles de atenciones que tienen para con él las personas amigas, porque no se creen merecedores ni de que los demás dediquen tiempo para ellos, ni de que alguien se preocupe por su bienestar. Salomón decía: “Luego enseguida el nervioso estalla en cólera. Pero el calmado sabe disimular lo que no le agrada” (Proverbios). 4) Ansiedad, temor y preocupación. El sentimiento de soledad y desesperación que va creciendo durante la depresión, abre las puertas para que el temor penetre en el espíritu. Todas las cosas que van ocurriendo se le vuelven excusas para preocuparse. El individuo tiene tristeza por el pasado y miedo por el futuro. Para el deprimido llegan como de perlas aquellas palabras de Jesús, consideradas por los grandes maestros como la mejor receta 29

para alejar el temor indebido: “No os preocupéis por el día de mañana. Bástale a cada día su propio afán. El Padre celestial sabe todo lo que os hará falta. Buscad primero el Reino de Dios y su santidad, y todo lo demás se os dará por añadidura” (Cf. Mt 6, 34). Cuanto bien le hará el leer y meditar de vez en cuando en estos bellísimos consejos del mejor de los maestros del mundo. 5) Desesperanza. Consiste en sentirse incapaz de realizarse a sí mismo. Es la angustia por sentirse insuficiente. Es el choque consigo mismo por considerarse imposibilitado para lo que quiere llegar a ser. Los deprimidos se sienten acorralados por las circunstancias que provocaron su depresión y no hallan por dónde salirse de allí. Si miran al pasado lo ven colmado de rechazos, humillaciones y recuerdos tristes. Su presente les parece el retrato mismo de la angustia. Y para el futuro tienen unos anteojos negros en el alma que les hacen ver todo tenebroso sin posibilidad de solución alguna. Si queremos que la depresión de esta persona no llegue a ser tremendamente aguda y paralizante, es necesario darle una dosis de esperanza. Hoy lo primero que hacen muchos psiquiatras es: hacerle escribir a la persona deprimida veinte cosas por las cuales quieren darle gracias a Dios (afecto en la familia, salud física, país hermoso donde vive, religión maravillosa la que profesa, buena inteligencia, lecturas agradables, etc.); al día siguiente se le invita a escribir otros veinte detalles por los cuales quiere agradecer a Dios, y así al tercer día. La persona termina cambiando la idea de que todo el pasado ha sido triste y malo, y se da cuenta de que por cada cosa mala que nos sucede, nos han sucedido ya veinte cosas buenas. El deprimido suele comentar: “Estoy totalmente desanimado; no veo ninguna solución a mi problema; no encuentro salida, ni 30


COMO_ALEJAR_DEPRESION

2/11/07

14:31

Page 16

esperanza”. Aquí no hay remedio tan eficaz como la Palabra de Dios en la Biblia. En Boston el Dr. Carnot, a un deprimido que se desesperaba al ver que su problema no tenía solución, le hizo leer despacio en la Carta de san Pablo a los romanos, Capítulo 8, la famosa frase: “Si Dios está con nosotros, ¿quién podrá contra nosotros?”, y aquella otra de la Carta a los filipenses: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” (Flp 4, 13). El abatido se quedó un rato pensando, y luego, con un brillo en los ojos exclamó: “¡Ah, doctor, qué hermosos pensamientos tiene la Biblia. Nunca había imaginado que me produjeran un efecto tan consolador!”. Y así es. La religión no es un opio que adormece, pero sí es el mejor calmante que existe para alejar ese malestar terrible que se llama desesperanza. Los filósofos han descubierto que el gran mal que afectó a Kierkegaard y a los existencialistas y que los ha llevado a contagiarse de la “enfermedad mortal llamada desesperación” (Kierkegaard) se debe al tremendo error de pensar que este “yo” que es finito e insuficiente pueda resolver solo, sin ayuda del cielo, los infinitos problemas humanos. Viene entonces el choque con la imposibilidad fundamental, y la tentativa de ser autosuficiente se convierte en la temible enfermedad de la desesperación. Pero cuando uno repite con el Apóstol: “Nuestra suficiencia viene de Dios”, y cuando oye decir a Cristo: “Todo es posible para quien tiene fe” (Mc 9, 23), y al ángel Gabriel: “Nada es imposible para Dios” (Lc 1, 37); entonces ya la desesperanza tiene que empezar a alejarse, porque no habrá problema por grande que sea, que ante el inmenso poder de Dios, pueda seguir atormentándonos irremediablemente. Muchas personas sufren depresión porque se imaginaron poder superar con sus propias fuerzas los problemas de la vida, y muchísima gente se ha visto libre de esta enojosa enfermedad porque ha descubierto que “si tenemos fe aunque sea tan 31

pequeña como un grano de mostaza podemos decir a una montaña: ‘Vete y lánzate al mar’, y así se hará” (Mt 17, 21). Su fe hizo caer al mar de la tranquilidad las montañas de angustias que les ocasionaban los problemas de la vida.

LOS SUFRIMIENTOS DE ESTE TIEMPO NO SON COMPARABLES CON LA GLORIA QUE NOS ESPERA EN EL

CIELO.

(ROMANOS 8, 18)

NADA ESTÁ DEFINITIVAMENTE

PERDIDO,

MIENTRAS HAYA ILUSIÓN Y ESFUERZO POR ENCONTRARLO.

32


COMO_ALEJAR_DEPRESION

2/11/07

14:31

Page 17

CONSEJOS PARA CONSERVARSE DE BUEN HUMOR Recomendados por el psicólogo Florence Wedge 1o. Hay que comer bien; verduras, frutas, leche, quesos, carne, yogurth, etc. Muchas veces una persona está triste porque no está bien alimentada. Alimentos pobres en vitaminas traen mal humor y tristeza. 2o. Dormir bien; “si quieres acabar con tu compadre, quítale la siesta y llévalo a dormir tarde”, decía el antiguo refrán. Dicen los médicos que la tristeza produce sueño, pero también es cierto que el sueño no aceptado produce tristeza. No dormir más de 10 horas pero tampoco menos de 8. 3o. Hay que tener el sentido de lo ridículo. No tomarse tan en serio a sí mismo, porque esto causa inquietud. Y está probado que más de la mitad de las enfermedades tienen por causa a la inquietud. 4o. No buscar los motivos secretos de las acciones o palabras de los demás. Huyamos de pensar: “¿Por qué hizo esto? ¿Por qué diría aquello?”. 5o. No ser exageradamente tímido o susceptible. Esto eleva un muro en torno a sí mismo, que aísla. Y ya sabemos el adagio latino: “Tristis eris, si solus eris” triste estarás si te quedas solo. 6o. Dedicarse a ocupaciones placenteras. ¿Quién no tiene predilección por una y otra ocupación? Pues dedicarse a dicha actividad cuando el mal humor quiera asaltar. Ya decía Pío XI: “El diablo le tiene a veces casi tanto miedo al que está ocupado como al que está rezando. Porque el trabajo aleja el aburrimiento”.

CADA CUAL COSECHARÁ, SEGÚN LO QUE HAYA CULTIVADO, DICE SAN PABLO. QUIEN CULTIVA PENSAMIENTOS TRISTES COSECHARÁ DEPRESIÓN. PERO QUIEN COSECHA PENSAMIENTOS ENTUSIASMANTES COSECHARÁ ALEGRÍA, ENTUSIASMO Y BUENA SALUD MENTAL.

33 2. Cómo alejar la depresión...

34


COMO_ALEJAR_DEPRESION

2/11/07

14:31

Page 175

¿Le agradó este libro? Claro que sí. No lo deje en la mesa o en el armario. Vuélvalo a leer. Repáselo, que le va a aprovechar. Y si ya lo leyó y lo releyó, por favor, préstelo a otros para que lo lean también. Recomiéndelo a muchos más. Será un gran favor que les hace, y que le van a agradecer.

ÍNDICE

Estás páginas tienen sabiduría divina venida del cielo, y su lectura transforma a las personas y les ayuda a ser más felices.

Introducción

Dios sea bendito para siempre. Amén.

Un problema que se llama depresión

SÓLO EN EL CIELO SABREMOS EL GRAN BIEN QUE HICIMOS PROPAGANDO LAS BUENAS LECTURAS

3

Capítulo I 5

Capítulo II Comportamientos que demuestran depresión

17

Capítulo III Síntomas de la depresión

23

Capítulo IV Ciclos de la depresión

38

Capítulo V Causas que producen la depresión

64

Capítulo VI Los métodos para curar la depresión 349

83


COMO_ALEJAR_DEPRESION

2/11/07

14:31

Page 176

Capítulo VII La ira y la depresión

Capítulo XVI 123

a evitar la depresión

Capítulo VIII La autocompasión y la depresión

149

Capítulo XVII

182

que sufre depresión

Capítulo X

Apéndice I

Lo que puede hacer la mente

Distinciones entre un buen carácter

para detener la depresión

201

229

Las lágrimas también engordan

287

La primera lección para obtener cariño

Capítulo XIII Espiritismo, brujería y depresión

304

Capítulo XIV La música y la depresión

310

Capítulo XV Remedios prácticos para combatir la depresión

339

342

Apéndice III

Capítulo XII El temperamento y la depresión

y un mal carácter

333

Apéndice II

Capítulo XI La autoimagen y la depresión

326

Cómo ayudar a un amigo

Capítulo IX Cómo superar la autoconmiseración

Cómo enseñar a los jóvenes

314

TALLER SAN PABLO BOGOTÁ IMPRESO EN COLOMBIA — PRINTED IN COLOMBIA

345


Cómo alejar la depresión