Issuu on Google+


Quien invento los robots Anderson Morrste madrugó esa mañana para entregar un último pedido de máquinas inteligentes. Máquinas inteligentes que podían hacer café, lavar el baño, cocinar comida italiana, y cantar 110 himnos nacionales. A Morrste le gustaba trabajar a mano, artesanalmente, varias compañías habían tratado de arrebatarle sus conocimientos pero Morrste era más astuto que ellos. A sus noventa y ocho años Morrste le había demostrado a la humanidad que la industria tecnológica casera era posible. El hacía máquinas inteligentes por encargo. Nunca se había casado, no tenía hijos ni familia cercana, su única compañía era un perro mecánico que ladraba en inglés antiguo.


LA EVOLUCION DE LOS ROBOTS Éstas son sólo algunas de las preguntas que se abordan en las jornadas tituladas “Derechos de los Robots” que se están llevando a cabo en Londres: ¿Un robot consciente debería tener los mismos derechos y obligaciones que un humano? ¿Podían los robots asumir un día el cuidado de nuestros mayores? ¿Serán los soldados del futuro? ¿Cuándose harán cargo de nuestras tareas domesticas? ¿Tendrías sexo con un robot? Los oradores son expertos en diferentes áreas de la robótica, y forman parte de una red llamada ‘Walking with Robots’ (Caminando con Robots) que reúne a los principales investigadores en robótica inteligente y divulgadores científicos.

Uno de los puntos sobre los que más se discute es el referido a los derechos de los robots, un tema que ya hemos tocado en Neo Teo. Los investigadores se plantean estas cuestiones teniendo en mente el progreso que se hará en el campo de la inteligencia artificial durante los próximos 20 a 50 años.


DE DONDE ES LA PALABRA ROBOT Robot es un término que proviene del vocablo checo robota, que significa servidumbre o trabajo esclavizador. Fue usado por primera vez por el dramaturgo checoslovaco Karel Capek (1890-1938) en su obra de teatro Rossum’s Universal Robots (RUR), en 1920. El protagonista, Harry Doman, crea una empresa en una isla perdida en medio del océano dedicada a la fabricación de criaturas mecánicas a imagen y semejanza de los seres humanos para utilizarlas como mano de obra barata. La aventura empresarial marcha a la perfección hasta que el doctor Gall, jefe de Departamento de Psicología de Robots Universales Rossum, les confiere alma. A partir de este momento, los androides se rebelan contra sus creadores y declaran la guerra a la humanidad.


Clasificación de los robots Según su cronología • •

• •

• •

• •

1ª Generación. Manipuladores. Son sistemas mecánicos multifuncionales con un sencillo sistema de control, bien manual, de secuencia fija o de secuencia variable. 2ª Generación. Robots de aprendizaje. Repiten una secuencia de movimientos que ha sido ejecutada previamente por un operador humano. El modo de hacerlo es a través de un dispositivo mecánico. El operador realiza los movimientos requeridos mientras el robot le sigue y los memoriza. 3ª Generación. Robots con control sensor izado. El controlador es una computadora que ejecuta las órdenes de un programa y las envía al manipulador para que realice los movimientos necesarios. 4ª Generación. Robots inteligentes. Son similares a los anteriores, pero además poseen sensores que envían información a la computadora de control sobre el estado del proceso. Esto permite una toma inteligente de decisiones y el control del proceso en tiempo real.

Según su arquitectura • •

• •

• •

1. Poli articulados En este grupo se encuentran los Robots de muy diversa forma y configuración, cuya característica común es la de ser básicamente sedentarios (aunque excepcionalmente pueden ser guiados para efectuar desplazamientos limitados) y estar estructurados para mover sus elementos terminales en un determinado espacio de trabajo según uno o más sistemas de coordenadas, y con un número limitado de grados de libertad. 2. Móviles Son Robots con gran capacidad de desplazamiento, basados en carros o plataformas y dotados de un sistema locomotor de tipo rodante. Siguen su camino por telemando o guiándose por la información recibida de su entorno a través de sus sensores. Estos Robots aseguran el transporte de piezas de un punto a otro de una cadena de fabricación. 3. Androides Son Robots que intentan reproducir total o parcialmente la forma y el comportamiento cinemática del ser humano. Actualmente, los androides son todavía dispositivos muy poco evolucionados y sin utilidad práctica, y destinados, fundamentalmente, al estudio y experimentación.


Definición de robots • Un robot es una entidad virtual o mecánica artificial. En la práctica, esto es por lo general un sistema electromecánico que, por su apariencia o sus movimientos, ofrece la sensación de tener un propósito propio. La independencia creada en sus movimientos hace que sus acciones sean la razón de un estudio razonable y profundo en el área de la ciencia y tecnología. La palabra robot puede referirse tanto a mecanismos físicos como a sistemas virtuales de software, aunque suele aludirse a los segundos con el término de bots. • No hay un consenso sobre qué máquinas pueden ser consideradas robots, pero sí existe un acuerdo general entre los expertos y el público sobre que los robots tienden a hacer parte o todo lo que sigue: moverse, hacer funcionar un brazo mecánico, sentir y manipular su entorno y mostrar un comportamiento inteligente, especialmente si ese comportamiento imita al de los humanos o a otros animales. Actualmente podría considerarse que un robot es una computadora con la capacidad y el propósito de movimiento que en general es capaz de desarrollar múltiples tareas de manera flexible según su programación; así que podría diferenciarse de algún electrodoméstico específico.


En la actualidad, los robots comerciales e industriales son ampliamente utilizados, y realizan tareas de forma más exacta o más barata que los humanos. También se les utiliza en trabajos demasiado sucios, peligrosos o tediosos para los humanos. Los robots son muy utilizados en plantas de manufactura, montaje y embalaje, en transporte, en exploraciones en la Tierra y en el espacio, cirugía, armamento, investigación en laboratorios y en la producción en masa de bienes industriales o de consumo. Otras aplicaciones incluyen la limpieza de residuos tóxicos, minería, búsqueda y rescate de personas y localización de minas terrestres. Existe una gran esperanza, especialmente en Japón, de que el cuidado del hogar para la población de edad avanzada pueda ser desempeñado por robots. Los robots parecen estar abaratándose y reduciendo su tamaño, una tendencia relacionada con la miniaturización de los componentes electrónicos que se utilizan para controlarlos. Además, muchos robots son diseñados en simuladores mucho antes de construirse y de que interactúen con ambientes físicos reales.


La robótica educativa y su origen •

Es el conjunto de actividades pedagógicas que apoyan y fortalecen áreas específicas del conocimiento y desarrollan competencias en el alumno, a través de la concepción, creación, ensamble y puesta en funcionamiento de robots. El objetivo de la enseñanza de la Robótica, es lograr una adaptación de los alumnos a los procesos productivos actuales, en donde la Automatización (Tecnología que está relacionada con el empleo de sistemas mecánicos, electrónicos y basados en computadoras; en la operación y control de la producción) juega un rol muy importante. Sin embargo la robótica se considera un sistema que va más allá de una aplicación laboral. Algo que también cabe mencionar en el estudio de la Robótica, es la gran necesidad de una perfecta relación entre el Software y el Hardware del Robot, ya que los movimientos que realizará éste Robot es un acoplamiento entre lo físico y lo lógico.

Origen: La Robótica Educativa se centra principalmente en la creación de un robot con el único fin de desarrollar de manera mucho más práctica y didáctica las habilidades motoras y cognitivas de quienes los usan. De esta manera se pretende estimular el interés por las ciencias duras y motivar la actividad sana. Así mismo hacer que el niño logre una organización en grupo, discusiones que permitan desarrollar habilidades sociales, respetar cada uno su turno para exponer y aprender a trabajar en equipo.


Los Autómatas son maquinas que imita los movimientos y en algunos casos, la apariencia de un ser animado. Desde un conejo hasta una persona. Aunque su origen exacto es poco rastreable, según fuentes históricas los primero autómatas se originan en el Antiguo Egipto. Si bien los mecanismos eran muy básicos, eran muy avanzados e ingeniosos para civilizaciones con tan poca tecnología. Algunos de los autómatas eran enormes estatuas de dioses y reyes que lanzaban fuego por los ojos. También, estatuas con brazos móviles operadas por sacerdotes, incluso había estatuas que emitían sonidos cuando los rayos del sol las tocaban. Estos aparatos existían con el propósito de imponer terror en los fieles para reforzar la creencia en esas deidades. Los griegos llevaron a los autómatas mucho más lejos de los fines religiosos. Su creaciones se basaban en la energía hidráulica, de esta forma fue posible crear una gran gama de autómatas, entre los que destacan estatuas con brazos móviles, aves que simulaban el vuelo, estatuas que servían vino y puertas automáticas. Herón de Alejandría escribió un libro con los mecanismos de estas creaciones, basándose en principios arquimidistas.

Otra de las más destacadas creaciones autómatas fue el "Automanton Theatre" que se trataba de un teatro de marionetas que personificaba la guerra de Troya. Aunque Herón es el primero en recopilar datos sobre los autómatas otros anteriores a él realizaron sus aportaciones como es el caso de Archytas (428 aC347 aC) inventor del tornillo y la polea y famoso por su paloma mecánica capaz de volar gracias a vapor de aire en propulsión. O el terrible sistema descrito por Polibio (200aC-118aC) y utilizado por Nabis, tirano de Esparta, que consistía en un artilugio con forma de mujer con clavos en su pecho y brazos y que abrazaba mortalmente a todo aquel que incumplía sus pagos.


Robots Quirúrgicos: se han diseñado diversos tipos de robots que pueden asistir al cirujano en una operación. Existen los que se aplican a la microcirugía, una disciplina que consigue intervenciones poco invasivas y en consecuencia con un postoperatorio menos traumático para los pacientes. Este es el caso de las operaciones laparoscopias, donde se introducen por pequeños orificios tres apéndices: una cámara óptica, una luz y una especie de dedo robotizado que puede llevar desde micro pinzas a bisturís. Existen también los que se aplican en aquellas situaciones en que se requiera una gran fuerza o precisión, como por ejemplo a la hora de cortar huesos o intervenciones en la cabeza. Incluso en éstas últimas el robot es capaz de cortar con precisión sin afectar a puntos vitales, recibiendo las instrucciones del cirujano y valiéndose de imágenes tridimensionales de la anatomía interna del paciente.


La industria del automovilismo ha perfeccionado sus métodos tecnológicos para crear modelos de autos mucho más “familiares” y a la vez llenos de estilo. La robótica automotriz es uno de esos campos en donde precisamente las máquinas han evolucionado a la par de las exigencias mecánicas, y por esa razón hay una gran cantidad de estos aparatos en las plantas japonesas de producción industrial. La robótica automotriz empezó a desarrollarse sobre todo con la concepción de los modelos más grandes de camionetas y station wagons, que empezaron a hacer furor a principios de la decada de los 90 en Estados Unidos cuando el tremendo desarrollo económico le permitía a esta nación adquirir una enorme cantidad de autos de lujo. Ahora, cuando las sofisticación ha alcanzado un grado de perfeccionamiento en los detalles, los robots automotrices han ampliado su capacidad de opciones con tan sólo unas cuantas modificaciones a sus entornos principales de manejo. Dentro de este contexto, las compañías especializadas de diseño de robots industriales para la industria automotriz han adquirido un inusual protagonismo y por esa razón hay una gran cantidad de organizaciones que, aparte de consolidar un nombre dentro del mundo tecnológico, contribuyen a un grado superlativo a laautomatización de todos los bienes estructurales de las grandes compañías. Dentro de los grandes nombres de fabricantes encontramos, por ejemplo, a Wittmann, la gran constructora alemana que se ha impuesto como el modelo a seguir en casi toda Europa por sus años de permanencia en el mercado y por la variada gama de “productos” que la han hecho consolidarse dentro de este particular mercado de servicios. Pero sin duda alguna, las compañías más famosas en robótica automotriz son las japonesas, y de ahí podemos encontrar que muchos nombres han hecho un lugar histórico dentro de los procesos mecánicos que ya hemos enumerado dentro de este artículo. Hablamos de los casos de kuka, fanuc, motoman, kawasaki, pillar, abb, etc.


Las últimas producciones cinematográficas sobre ciencia ficción o realidad virtual tienen un alto componente informático. Sin embargo, a pesar de la inminente introducción de las nuevas tecnologías y los avances tecnológicos en la gran pantalla, la elaboración manual de robots continúa siendo una práctica habitual en los rodajes de cine. En el cine, el género ciencia ficción va acompañado de conceptos como robots, mutantes, personajes no reales, que en este tipo de películas se caracterizan por tener propiedades exclusivas de los humanos, como hablar, pensar, e incluso para algunos caminar, girar la cabeza o mover los brazos... Recientemente han aparecido en la cartelera largometrajes donde los actores 'de carne y hueso' son sustituidos por seres creados por ordenador. No obstante, debido en los últimos años a la aparición de nuevas tecnologías aplicables también al séptimo arte, los ingenieros no han perdido su sitio en la producción cinematográfica. Muchos de los personajes que vemos actualmente en las películas necesitan tener una dimensión tridimensional, ser reales, y para ello deben ser creados por profesionales de la ingeniería. A esta técnica se le llama animatrónica, utilizada en los medios audiovisuales para dotar de vida a los seres inanimados. No es más que la aplicación de la robótica real con el fin de construir máquinas articuladas que puedan servir como personajes en una película. COMIENZOS DE LA ANIMATRONICA


• • •

La anima trónica se comenzó a usar en Japón hace varios siglos. Una primera manifestación de esta técnica data de la época de la Corte japonesa, donde ya existían muñecas que se movían tirando de una cuerda que llevaban incorporadas en su interior. Con estas simples objetos, "los japoneses demuestran que van muy por delante de la tecnología norteamericana y europea", matiza Francisco Javier Coronillas. En 1950, Walt Disney acuña el término 'audio-animatronics'. Lo hace para la versión original de la película Piratas del Caribe. En este largometraje, fabricar cada pirata costaba alrededor de un millón de dólares de la época (casi el doble del valor actual del dólar). La primera película donde, excepto una actriz, todos los personajes son frutos de la animatrónica es Dentro del laberinto. "Resulta bastante complejo poner en marcha una película en la que la mayor parte del reparto sean robots, porque eso exige entre 10 y 12 personas por cada personaje animatrónico", precisa este estudiante de ingeniería. Personajes tan famosos como E.T. o los robots R2D2 y C3PO de La Guerra de las Galaxias llenan las lista de seres animatrónicos aparecidas en la gran pantalla. Además, crear figuras animatrónicas requiere estudios anatómicos y antropogénicos, ya que los movimientos tienen que ser lo más fieles posible a los del ser humano. La animación por ordenador llegó al cine de ficción en la década de los 90, pero no por eso la animatrónica quedó relegada en un segundo plano. "Los años 90 fue la década de la revolución de la animatrónica", afirma Coronillas. "Es el caso de la superproducción americana Parque Jurásico, para la que se crearon robots que luego serían los famosos Tiranosaurios de 5 metros de alto y 7 de largo. Tuvieron que trabajar previamente con un simulador de vuelo para crear los movimientos del animal y además, fue necesario utilizar energía hidráulica para ponerlos en práctica"


Nunca me he considerado un apasionado del fútbol, ni siquiera realmente un aficionado, pero estas semanas, por lo que nos jugábamos, he vivido los partidos con gran pasión y cuando ganamos esa ansiada Copa del Mundo grité como el que más. Una copa histórica, merecida y ganada, eso sí, muy al estilo español, con el estrés del último minuto. La pasión que los españoles y amigos hemos vivido alrededor del fútbol ha sido de una energía increíblemente intensa. Quién diría a nuestros jugadores de la selección española cuando eran pequeños, que un día traerían la Copa del Mundo a casa. Un enorme esfuerzo de años de educación, de sacrificios, de motivación, de malos y buenos momentos y de mucho apoyo han hecho posible que este año le llegase a España su momento. Pero no sólo juegan en el campo personas, sino que también juegan robots. Robots creados por personas ilusionadas, apasionadas y enamoradas de la tecnología. No hablo únicamente de eminentes doctores e ilustrados científicos, sino también de jóvenes y niños que, como nuestros jugadores de la selección española, tratan de impulsar la ciencia en paralelo con el deporte para hacer progresar nuestro país. Las competiciones de fútbol robótico no son nada nuevo. Desde hace años han ido surgiendo múltiples competiciones de este tipo, con el fin de impulsar la tecnología robótica. El objetivo es conseguir un desarrollo tal que para el 2050 los robots puedan vencer a los humanos en este deporte. No sé qué opinará Iker Casillas de esto, pero a muchos amantes de la robótica este les parece un reto muy motivador. De momento, estas competiciones son sólo entre robots, pero quién sabe en el 2050. Y al igual que nuestra selección española ha traído la Copa del Mundo de fútbol humano de Sudáfrica a casa, selecciones menos conocidas, como el Equipo “Complubot” de Madrid, formado por jóvenes entre 9 y 18 años, se han traído por tercer año consecutivo el primer premio de soccer del Campeonato Mundial de fútbol robótico RoboCup Junior 2010 de Singapur a casa.

El Equipo Complubot comenzó a trabajar en el año 2003 gracias al impulso de su creador, el ingeniero Eduardo Gallego quien, durante años y con insuficiente patrocinio económico, ha conseguido ayudar a este equipo a dar lo mejor de sí mismo y a obtener resultados. Estos jóvenes se han encargado del diseño y la construcción de sus propios robots futbolistas, que con un aspecto muy diferente a un humano, pelean en los pequeños campos de fútbol robótico por hacerse con el balón y meter gol. Es evidente, los jóvenes son el futuro, siempre se ha sabido, pero no siempre se ha actuado en consecuencia. La formación, la motivación y el patrocinio económico son elementos necesarios para que impulsemos a la juventud, que a su vez impulsará nuestro país, tanto dando importancia al deporte como a otras áreas de formación, como la tecnológica, desde que son muy pequeños. No minusvaloremos a los niños. Tienen capacidades dentro que, si les ayudamos a potenciarlas adecuadamente, pueden hacer de nuestro país y de nuestro planeta algo muy superior. No les tratemos “como niños”, démosles oportunidades para volar.


la robotica