Page 9

cación se

Héctor Ortiz Ciscomani.

Tecnificación y reconversión

Esfuerzos por eficientar el uso del agua y aumentar la productividad unen a productores y autoridades; este año esperan tecnificar 10 mil hectáreas de cultivos en el estado importante generación de empleos y el ahorro de cerca de 18 millones de metros cúbicos de agua.

La tecnificación en Sonora El Secretario Ortiz Ciscomani, quien es además un reconocido productor agrícola de la Costa de Hermosillo, explicó que la tecnificación del riego se utiliza en esta región desde la década de los 70’s básicamente en cultivos perennes (frutales), hortalizas, forrajes y en menor escala en granos y oleaginosas. Hasta antes de iniciarse el programa Alianza para el Campo (hoy Activos Productivos), se habían tec-

nificado unas 16 mil hectáreas en todo el estado de Sonora; hasta el año 2009 se lograron tecnificar 55 mil hectáreas más dando una suma de 71 mil, además de las 21 mil 313 hectáreas tecnificadas a través de CONAGUA a partir del 2007.

Beneficios de la tecnificación “La tecnificación va enfocada al ahorro y la eficiencia pero además te va marcando la calidad del producto -asegura Ortiz Ciscomani-; permite aplicar los fertilizantes en los momentos adecuados y los más específicos para los cultivos; se puede decir que con más precisión”.

IMÁGENES, VIDA, DESARROLLO

Agregó que en el caso del nogal todas las huertas que datan de los años 50´s y 60´s han sido tecnificadas así como las nuevas plantaciones para un 80% del total, y lo mismo pasa con los cítricos como la naranja donde se tienen tecnificados arriba del 50% de los huertos. Debido a que fue la zona donde se empezó a sufrir el abatimiento de los pozos y la salinidad de los mantos acuíferos cercanos a la orilla del mar, la Costa de Hermosillo es la zona más tecnificada del estado. Sin embargo en los valles del Yaqui y del Mayo donde las superficies de cultivo están diseñadas originalmente para el riego por gravedad, también se ha iniciado la tecnificación con los primeros esfuerzos de diversificación de cultivos como los cítricos y el nogal. “En la reconversión se ven ahorro y productividad -señala Ortiz Ciscomani-; por ejemplo una hectárea de trigo requiere una lámina de 70 cm de agua para dar una producción de 7 toneladas por hectárea que representa cerca de 20 mil pesos en ingresos brutos, pero si te vas a nogal, con una lámina de 1.40 m. que es el doble de lo que requiere el trigo, una hectárea te puede dar hasta 160 mil pesos.”

7

Riego Tecnificado

Habando de ahorro de agua el funcionario explica que para irrigar una hectarea de trigo en el campo sonorense se necesitan 1,300 litros de agua con el sistema de riego por gravedad, mientras que con riego tecnificado sólo 650 litros, ya que la eficiencia que se logra en el uso del agua es del 95%, contra el 60% del riego por gravedad. “En algunas zonas de Sonora se ha avanzado bastante en tecnificación -comenta Ortiz Ciscomani-, y los resultados son palpables como los cultivos de hortalizas en el valle de San Luis Río Colorado, el espárrago en Caborca y la uva de mesa en Hermosillo y Pesqueira donde el cien por ciento de los viñedos se cultivan con la más alta tecnología y se han colocado como la principal región productora y exportadora del país”.

SonoraEs75.Junio2010  

revista mensual de promoción del desarrollo económico y turístico del estado de Sonora, Méxicoollll

Advertisement