Issuu on Google+

Sonia Nieto Calderón.

CURSO: COMERCIO CICLO FORMATIVO GRADO MEDIO Módulo: Administración y gestión de un pequeño establecimiento comercial

LA LETRA DE CAMBIO 1. LA LETRA DE CAMBIO La letra de cambio es un instrumento de pago cuya principal característica es que sirve para realizar operaciones a crédito, pudiéndose aplazar el pago en el tiempo. La letra de cambio se puede definir como un documento expedido por una persona física o jurídica, llamada librador, ordenando a otra persona, llamada librado, que en la fecha que se indica pague una cierta cantidad de dinero a la persona designada, llamada tomador. La letra de cambio es un documento que está regulado en la ley 19/1985, BOE de 16 de julio, denominada Ley Cambiaria y del Cheque. Funciones de la letra de cambio Las funciones que cumple la letra de cambio son:  Se utiliza como medio de pago en las transacciones comerciales sustituyendo al pago al contado.  Permite la concesión de crédito, o aplazar un pago, con garantía de que si el aceptante no paga se puede proceder al cobro forzoso mediante las acciones judiciales, no sólo contra el aceptante sino también contra otros firmantes del documento, que responden de forma solidaria.  Permite obtener dinero, liquidez, mediante su descuento en una entidad bancaria, consiguiendo que el banco adelante el importe de la letra, aunque descontando una comisión y el interés correspondiente al tiempo que ha de transcurrir hasta el vencimiento de la letra. Será el banco el que en ese momento se encargue de exigir el pago al deudor.

Página 1 de 11


Sonia Nieto Calderón.

CURSO: COMERCIO CICLO FORMATIVO GRADO MEDIO Módulo: Administración y gestión de un pequeño establecimiento comercial

2. PERSONAS QUE INTERVIENEN EN LA LETRA DE CAMBIO En la letra de cambio intervienen al menos tres personas: librador, librado y tomador o tenedor, pero pueden intervenir más personas físicas o jurídicas, como se indican a continuación: Personas que intervienen en la letra de cambio Librador Es la persona que extiende la letra y da la orden de que pague el librado. Es imprescindible que firme la letra. Librado y aceptante El librado es la persona a la que el librador dirige la orden de pagar la letra. Cuando ha aceptado la letra mediante su firma se convierte en aceptante. Tomador o tenedor Es la persona a quien el librador transmite la letra (normalmente un banco o caja de ahorros) para que el librado la pague. El tomador puede endosar la letra a terceras personas o presentarla a la aceptación y al cobro. Endosante Es la persona que posee una letra y la transmite a otra (endosatario) por medio del endoso. Endosatario Es la persona que recibe la letra mediante un endoso; a su vez, puede transmitirla mediante un endoso posterior. Avalista Es la persona que garantiza que el librado hará efectivo el importe de la letra en el día de su vencimiento; en caso contrario, se hace responsable del pago. El librador generalmente se identifica con un vendedor o prestador de servicios que concede un aplazamiento de pago al deudor librado (comprador). Las relaciones entre las personas en cuestión que intervienen en la letra, aparecen detalladas a continuación: Avalista Garantiza el pago de la letra

Endosatario Recibe la letra mediante endoso y se convierte en tomador

Entre los bienes y emite la letra

Descuenta le letra

Librado

Librador

(Comprador)

(Vendedor)

Acepta la letra

Entrega la letra a su vencimiento

Paga la letra a su vencimiento

Página 2 de 11

Tomador Entrega el importe menos intereses y gastos

(Banco)


Sonia Nieto Calderón.

CURSO: COMERCIO CICLO FORMATIVO GRADO MEDIO Módulo: Administración y gestión de un pequeño establecimiento comercial

3. EL IMPRESO OFICIAL DE LA LETRA DE CAMBIO Normalmente es el vendedor quien comienza a cumplimentar el documento; la cumplimentación de la letra recibe diferentes nombres, como emisión, giro o libramiento. El impreso oficial de la letra de cambio fue aprobado por la Orden Ministerial de 30 de junio de 1999. ANVERSO DE LA LETRA DE CAMBIO Los conceptos contenidos en el anverso del documento se describen a continuación: 1. Lugar de libramiento. Es el lugar en que se expide la letra. Si falta, se considera emitida en el domicilio del librador. Cuando se habla de “lugar” se entiende la localidad o población; por “domicilio” se entiende la dirección de residencia. 2. Moneda. El importe en euros o moneda extranjera convertible admitida a cotización oficial. 3. Importe. El importe en cifras. 4. Fecha de libramiento. Día, mes y año en que la letra se libra. En todos los casos en que la letra se emita como consecuencia de un contrato, la fecha de expedición tiene que coincidir con la de celebración del contrato. 5. Vencimiento. Indica la fecha en que ha de efectuarse el pago de la letra. 6. Nombre del tomador. Nombre de la persona a cuya orden se ha de pagar la letra. 7. Importe de la letra. La ley cambiaria no exige que la cantidad figure una vez en cifras y otra en letras, por lo que la letra será válida aunque sólo se cumplimente una vez. Si figura la cantidad en ambas casillas y existe discordancia entre las cantidades, será válida la cantidad escrita en letra. Si (en letra o en números) estuviese escrita varias veces, la cantidad que prevalece es la menor. 8. Lugar de pago. Deberá hacerse constar el lugar en el que se ha de efectuar el pago. Es un requisito esencial, pero si falta, se suplirá por el lugar que obra junto al domicilio del librado. Si la letra está domiciliada en una entidad bancaria, la presentación al pago se hará en el domicilio del banco. 9. Datos de identificación bancaria del librado. Código de Cuenta del Cliente (C.C.C.) y Dígito de Control (D.C.). Esta información es útil para facilitar el seguimiento de las letras descontadas en un banco.

Página 3 de 11


Sonia Nieto Calderón.

CURSO: COMERCIO CICLO FORMATIVO GRADO MEDIO Módulo: Administración y gestión de un pequeño establecimiento comercial

10. Cláusulas. En este espacio se hacen indicaciones especiales, las “Cláusulas facultativas” que permite la ley cambiaria; algunas de ellas son:  Cláusulas “con gastos”: significa que en caso de impago el tomador debe protestar notarialmente las letras no domiciliadas y realizar la declaración equivalente en las letras domiciliadas. Los gastos ocasionados son por cuenta del librador.  Cláusulas “sin gastos” o “sin protesto”: cuando la letra no sea aceptada o pagada, el tenedor de la letra no tendrá que realizar el protesto o la declaración equivalente. Si no se escribe nada significa que la letra es sin gastos. Es conveniente inutilizar este espacio si no lo va a utilizar el librador. 11. Nombre y domicilio del librado. El librador puede ser persona física o jurídica. También pueden ser varios los librados y, en este caso, se entenderá que la letra se dirige indistintamente a cada uno de ellos para que cualquiera, o todos, paguen el importe total. No podrá aparecer como librado un nombre comercial, aunque la letra la acepte una persona física. 12. Firma, nombre y domicilio del librador. La firma es un requisito esencial, no así el nombre y el domicilio. En caso de que quien firma como librador no sea el titular, deberá hacer constar claramente en la antefirma cuál es su autorización (poder, orden, etcétera). Las personas jurídicas librarán las letras a través de sus apoderados, y lo harán constar así en las antefirmas con la anotación por (PP). 13. Aceptación. Espacio para consignar la aceptación del librado mediante su firma autógrafa. No es un requisito esencial, pero refuerza la confianza de que será pagada. Será obligada cuando lo establezca el librador y cuando las letras sean pagaderas a un plazo desde la vista, puesto que se precisa la fecha de la aceptación para fijar el vencimiento. REVERSO DE LA LETRA DE CAMBIO En el reverso de la letra aparecen, a su vez, los siguientes conceptos: 14. Aval. Es una cláusula mediante la cual el avalista garantiza que la letra será pagada a su tenedor legítimo, pues el avalista responde de la misma forma que el avalado. El aval se crea con la expresión “por aval” o cualquier otra equivalente.

Página 4 de 11


Sonia Nieto Calderón.

CURSO: COMERCIO CICLO FORMATIVO GRADO MEDIO Módulo: Administración y gestión de un pequeño establecimiento comercial

Sin embargo, la firma en el anverso o en el lugar del reverso que es objeto de comentario, de una persona que no sea el librador o librado, sirve como aval. Puede avalarse a cualquier obligado cambiario (aceptante, librado o endosante), pero si no se indica a quién se avala, se entenderá que se avala al aceptante, y si la letra no está aceptada, se entenderá que se avala al librado. El aval puede alcanzar a la totalidad o parte del importe de la letra. 15. Endoso. Espacio destinado a consignar el primer endoso, es decir, la transmisión de la letra. 16. Espacio en blanco. Puede destinarse a cualquiera de las cláusulas o declaraciones cambiarias previstas en la ley (como sería el caso de nuevos endosos, avales, etc.). 4. EL ENDOSO Es una cláusula que se inserta en la letra de cambio por la que se transmite su propiedad. Es válido el endoso a favor del librador, del librado o de cualquier otro interviniente. Cada endosante garantiza la aceptación y el pago frente a tenedores posteriores. El endoso tiene que ser total, ya que el endoso parcial se considera nulo. El endoso se realiza en el dorso de la letra y lo firma y fecha el endosante. Existen casos particulares de endosos como:  Endoso en blanco: no figura la firma del endosatario, sólo la firma del endosante al dorso de la letra.  Endoso de retorno: es cuando, por endosos sucesivos, la letra retorna al librado o a uno de los endosantes anteriores, que podrán volver a endosarla. El endoso sin fecha se considera hecho antes de terminar el plazo del protesto. En el endoso se pueden insertar las cláusulas “a la orden” y “no a la orden”:  Cláusula “a la orden”: significa que la letra se puede transmitir por endoso.  Cláusula “no a la orden”: se puede poner que la letra es “no a la orden” o “no endosable”, es decir, que la letra no es transmisible por endoso. También puede ponerse la expresión “no endosable de nuevo”, que significa que el último endosante prohíbe nuevos endosos.

Página 5 de 11


Sonia Nieto Calderón.

CURSO: COMERCIO CICLO FORMATIVO GRADO MEDIO Módulo: Administración y gestión de un pequeño establecimiento comercial

5. VENCIMIENTO DE LA LETRA DE CAMBIO El vencimiento de la letra determina el momento en que ha de pagarse; éste se indica con alguna de estas fórmulas que se exponen a continuación: Formas de expresar el vencimiento de la letra Vencimiento a Vence el día señalado. Es la modalidad más usual y “fecha fija” más clara. Se pone, por ejemplo: 8 de febrero de 2.0XX Vencimiento a un El vencimiento se calcula computando el plazo desde “plazo contado el día siguiente a la fecha de libramiento. Si el plazo desde la fecha” se estipula en meses, el vencimiento se calcula de fecha a fecha, y si en el mes de vencimiento no existiese tal fecha, vencerá el día último de tal mes. Vencimiento “a la La letra es pagadera el día de su presentación al vista” cobro y, salvo indicación en contra del librador, deberá presentarse dentro del año siguiente a su emisión. Vencimiento a un La fecha de pago quedará fijada por el cómputo del “plazo contado plazo a partir de la fecha de aceptación o, a falta de desde la vista” ella, de la de protesto. Se pone, por ejemplo, sesenta días vista. En el cómputo no se excluyen los días inhábiles, pero si el día de vencimiento lo fuera, se entenderá que la letra vence el primer día hábil siguiente. Asimismo, para llevar a cabo el cómputo de los plazos establecidos, no se comprenderá el día que les sirva de punto de partida. 6. PAGO DE LA LETRA DE CAMBIO El pago de la letra requiere que sea presentada al cobro. En la actualidad la mayoría de las letras tienen domiciliado el pago en cuentas bancarias, con lo cual la presentación de la letra en una cámara o sistema de compensación electrónico equivale a su presentación al cobro. El momento de la presentación puede ser el siguiente:  Letras con vencimiento a la vista. Se presentarán dentro del año siguiente a su fecha de emisión. El librador puede disponer que una letra no se presente al cobro antes de una fecha determinada o fijar un periodo más largo. Si la letra se endosase, los endosantes pueden acortar los plazos de presentación.  Letras con vencimiento a fecha fija, a un plazo contado desde la fecha y a un plazo contado desde la vista. Se presentarán el día del vencimiento o uno de los dos días hábiles siguientes.

Página 6 de 11


Sonia Nieto Calderón.

CURSO: COMERCIO CICLO FORMATIVO GRADO MEDIO Módulo: Administración y gestión de un pequeño establecimiento comercial

Lo habitual es que el pago de la letra en cuestión sea efectuado por la totalidad de su importe. La ley admite el pago parcial, y el tenedor no puede rechazar el pago parcial por parte del librado, así como que le sea entregado un recibo de la cantidad satisfecha. Además de la presentación directa al pago en el lugar señalado en la letra, cuando el tenedor sea una entidad de crédito, que es lo más frecuente, la presentación se podrá realizar mediante un envío al librado con antelación suficiente al vencimiento de un aviso (generalmente es una fotocopia) para que pueda dar instrucciones para el pago. El librado en cuestión también puede realizar el pago correspondiente antes de su vencimiento por su cuenta y riesgo.

del efecto

7. FALTA DE ACEPTACIÓN E IMPAGO DE LA LETRA DE CAMBIO Cuando la letra no es aceptada o pagada por el librado, se puede recurrir a la denominada “acción cambiaria”, que puede ser directa o de regreso. Las acciones se pueden llevar a cabo contra los obligados cambiarios, bien por medio de juicio ordinario o por juicio ejecutivo, más rápido y eficaz.  Acción directa. La promueve el tenedor, en caso de falta de pago, contra el aceptante o sus avalistas, reclamando sin necesidad de protesto el importe de la letra, los intereses y los gastos ocasionados.  Acción de regreso. Si la letra no ha sido aceptada o pagada, el tenedor puede ejercitar esta acción contra los endosantes, el librador y los demás obligados cambiarios una vez vencida la letra o antes del vencimiento. Asimismo, constituye un requisito imprescindible haber realizado el protesto de la letra. Esquema de relaciones y acciones para exigir el pago si hay endosos, es decir, Acción directa, y Acción de regreso. Orden de pago

Librador Acción de regreso (Contra cualquiera de ellos o sus avalistas)

Librado; aceptante Entrega la letra

Tomador; endosante Entrega la letra

Endosatario; último tenedor

Página 7 de 11

Acción directa (Contra el aceptante o sus avalistas)


Sonia Nieto Calderón.

CURSO: COMERCIO CICLO FORMATIVO GRADO MEDIO Módulo: Administración y gestión de un pequeño establecimiento comercial

Esquema de relaciones y acciones para exigir el pago si no hay endoso; es decir, Acción directa y Acción de regreso. Orden de pago

Librado; aceptante

Librador Acción de regreso

Entrega la letra

Acción de directa (contra el aceptante o sus avalistas

Tomador

Para ejercer la acción cambiaria hay que demostrar que la letra ha sido presentada y no pagada, lo que se puede manifestar de tres formas: protesto notarial, declaración equivalente y una declaración del librado. Protesto notarial El protesto por falta de pago debe hacerse dentro de los ocho días hábiles siguientes al vencimiento. La notificación del protesto al librado la hará un notario mediante una cédula en la que figure su nombre y dirección y la copia de la letra. Será entregada al librado, dependientes, parientes, etc., en el plazo de los dos días hábiles siguientes al fijado para la aceptación o el pago. El interesado puede examinar la letra en la notaría, pagarla, aceptarla o hacer las manifestaciones que considere convenientes hasta las catorce horas del segundo día a partir de la notificación. Declaración equivalente Si se trata de letras domiciliadas en un banco, se puede utilizar en lugar del protesto notarial una declaración sustitutiva escrita del banco en cuestión donde comunica que la letra no ha sido pagada total o parcialmente. Esta declaración se cumplimentará al dorso del efecto mediante la cláusula siguiente: “El banco domiciliario declara denegado el pago de la letra, a los efectos previstos en el artículo 51 de la Ley 19/1985 por euros…………………….de………………………de……………………………….”.

Página 8 de 11


Sonia Nieto Calderón.

CURSO: COMERCIO CICLO FORMATIVO GRADO MEDIO Módulo: Administración y gestión de un pequeño establecimiento comercial

Declaración del librado Es una declaración escrita en la propia letra, firmada y fechada, en la que se deniega la aceptación o el pago. La letra impagada puede reclamarse simultáneamente al aceptante, librador, endosante o a los avalistas. Cantidades a reclamar Cuando la letra no ha sido pagada el día de su vencimiento, se puede reclamar al deudor o deudores; a) el interés legal, incrementado dos puntos y calculado sobre el importe de la letra, y b) todos los gastos ocasionados por el impago. El que pague una letra por vía de regreso puede dirigirse contra los anteriores firmantes de la letra reclamándoles: a) la cantidad satisfecha; b) los réditos calculados al interés legal del dinero incrementado en dos puntos, y c) los gastos que haya realizado. 8. IMPUESTO SOBRE LA LETRA DE CAMBIO La letra de cambio tiene que extenderse en un papel timbrado confeccionado por la Fábrica de Moneda y Timbre. Con la compra de la letra se liquida el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados. Obsérvese que en el ángulo superior derecho de las letras que aparecen en esta unidad figuran el timbre que se paga según la cuantía del importe. A este respecto cabe hacer estas consideraciones:  Cuando el vencimiento de la letra exceda de seis meses desde la fecha del libramiento, el impuesto que hay que pagar es el que corresponda al doble del nominal de la letra de cambio.  Si se giran las letras de cambio entre las mismas personas cuyos vencimientos no estén separados más de quince días, el impuesto que deberá pagarse será el del total del importe que resulte de sumar el nominal de las diferentes letras.

Página 9 de 11


Sonia Nieto Calderón.

CURSO: COMERCIO CICLO FORMATIVO GRADO MEDIO Módulo: Administración y gestión de un pequeño establecimiento comercial

Timbres de las letras de cambio según el importe de las mismas Importe de la letra Cuota del impuesto Hasta 24,04 € 0,06 € De 24,05 a 48,08 € 0,12 € De 48,09 a 90,15 € 0,24 € De 90,16 a 180,30 € 0,48 € De 180,31 a 360,61 € 0,96 € De 360,62 a 751,27 € 1,98 € De 751,28 a 1.502,53 € 4,21 € De 1.502,54 a 3.005,06 € 8,41 € De 3.005,07 a 6.010,12 € 16,83 € De 6.010,13 a 12.020,24 € 33,66 € De 12.020,25 a 24.040,48 € 67,31 € De 24.040,49 a 48.080,97 € 134,63 € De 48.080,98 a 96.161,94 € 269,25 € De 96.161,95 a 192.323,87 € 538,51 € Por lo que exceda de 192.323,87 euros, la cuota será 0,018 € por cada 6,01 € o fracción.

Página 10 de 11


Sonia Nieto Calderón.

CURSO: COMERCIO CICLO FORMATIVO GRADO MEDIO Módulo: Administración y gestión de un pequeño establecimiento comercial

MODELO DE LETRA DE CAMBIO

Página 11 de 11


La letra de cambio