Issuu on Google+

qwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwerty uiophjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjk lzxcvbqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmq wertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyui opasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfg hjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxc vbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmq wertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyui opasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfg hjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxc vbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmq wertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyui EDUCACIÓN Y SOCIEDAD opasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfg Práctica de Sociología Práctica de Sociología hjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxc vbnmrtyuiopasdfghjklzxcvbnmqwert yuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopas EDUCACIÓN Y SOCIEDAD EDUCACIÓN INFANTIL. FACULTAD MAGISTEIO DE TOLEDO. dfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklz UNIVERSIDAD DE CASTILLA LA-MANCHA. Práctica de Sociología SONIA ABÁN VALLÉS

RAQUEL BLANCO DE JUAN SONIAGEMA ABÁN GARCÍA VALLÉS SOTO RAQUEL BLANCO DE JUAN ALBA SOLÓRZANO PINILLA GEMA GARCÍA SOTO ALBA SOLÓRZANO PINILLA


Resumen capítulo 10. 2 Hacia las Sociedades del Conocimiento. UNESCO

 DE LA BRECHA COGNITIVA AL APROVECHAMIENTO COMPARTIDO DEL CONOCIMIENTO. El aprovechamiento compartido del conocimiento es un potente impulsor de la lucha contra la pobreza. Si un país invierte en educación, en capacitación técnica y en incrementar la productividad, conseguirá que PIB de su país crezca. Por lo tanto, el aprovechamiento compartido del conocimiento es un factor clave de la producción de riquezas. En todas las regiones del mundo hay países que están inventando nuevas modalidades de desarrollo basadas en el conocimiento y la inteligencia. En el futuro, las posibilidades de desarrollo de una sociedad determinada dependerán menos de sus recursos naturales que de su capacidad para crear conocimientos, difundirlos y utilizarlos. El conocimiento debe ser un bien público al que todos deben tener acceso, en el que nadie se quede excluido. El aprovechamiento compartido del conocimiento no debe limitarse a la creación de nuevos conocimientos, la promoción de los mismos o la reducción de la brecha cognitiva sino que ha de suponer un acceso universal al conocimiento así como una participación activa de todos. Las sociedades deben invertir en educación para todos a lo largo de toda la vida así como en investigación, respetando la diversidad de las diferentes culturas y los conocimientos locales, tradicionales y autóctonos. 

LAS MUJERES EN LAS SOCIEDADES DEL CONOCIMIENTO. La función y el lugar que ocupa la mujer en la sociedad del conocimiento ha sido objeto de estudio obteniéndose como resultado desigualdades entre hombres y mujeres en la sociedad, aspecto que ilustra de nuevo la brecha cognitiva. Aunque en el marco jurídico hombres y mujeres gozan de los mismos derechos, esto realmente no ocurre así. Y es que según algunos estudios de ciencias cognitivas que se han realizado, éstos muestran la medida en que las características sexuales influyen en los modos de conocimiento y comunicación, sin embargo si hablamos de las competencias que se exigen para desempeñar diferentes actividades que tradicionalmente se asocian a hombres o mujeres, dichas competencias son idénticas por lo que las desigualdades son socioculturales más que desigualdades en el conocimiento. En las sociedades del conocimiento se persigue como desafío fundamental la igualdad entre sexos, sin embargo obstáculos como la pobreza, la discriminación basada en el sexo, el analfabetismo, las barreras lingüísticas, la falta de infraestructuras etc impiden que la mujer acceda a la sociedad mundial de la información y el conocimiento. 2


Resumen capítulo 10. 3 Hacia las Sociedades del Conocimiento. UNESCO

Casi dos terceras partes de 785 millones de analfabetos, son mujeres y en países en vías de desarrollo con culturas y costumbres muy arraigadas frenan el acceso de la mujer a la educación, al empleo o a la vida activa. Para que exista igualdad entre hombres y mujeres en la sociedad del conocimiento, la mujer no sólo debe tener acceso a la educación en general sino también al mundo de las tecnologías. La mujer al llevar a cabo diversas iniciativas de índole asociativa rompe con su aislamiento, deja de estar en el hogar y el hombre puede comprender mejor la condición femenina. Si el hombre reflexiona sobre el lugar que les corresponde tanto a él como a la mujer en la sociedad del conocimiento será posible erradicar las discriminaciones que la mujer sufre. Una mayor participación de la mujer en la economía del conocimiento reduciría la brecha cognitiva mundial y además si mujeres y hombres tienen un acceso universal y equitativo, será posible promocionar la igualdad entre los sexos que es fundamental para el desarrollo de una sociedad y su democracia. 

EL ACCESO UNIVERSAL AL CONOCIMIENTO: APROVECHAMIENTO COMPARTIDO DEL CONOCIMIENTO Y PROTECCIÓN DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL “El acceso universal al conocimiento debe seguir siendo el pilar en el que esté basada la transición hacia las sociedades del conocimiento”. Pero promover este acceso supone un equilibrio entre los derechos de los titulares de derechos y los derechos de los usuarios de estos conocimientos; así como entre los dispositivos de protección de la propiedad intelectual y el conocimiento o la información de dominio público. Por eso la UNESCO se comprometió a “promover el acceso libre y universal a la información de dominio público con fines para la educación, la ciencia y la cultura”, y para ello aprobó en 2003 la “Recomendación sobre la promoción y el uso del plurilingüismo y el acceso universal al ciberespacio”. Lo importante es que los contenidos de dominio público sean accesibles a todos sin discriminaciones, algo que está muy lejos de cumplirse por ahora. El dominio público de la información y del conocimiento contribuye al desarrollo del capital humano y de la creatividad en las sociedades del conocimiento que quieren lograr la autonomía y el desarrollo para todos. El conocimiento no puede compararse con ningún otro bien intercambiable o negociable, y podemos destacar de él dos características notables: su no rivalidad y su no exclusividad. La primera característica hace referencia a la propiedad del conocimiento, según la cual su utilización por parte de una persona no impide que otra también lo utilice. La segunda característica significa que, a partir del momento en que un conocimiento entra en el dominio público, todos pueden utilizarlo libremente.

3


Resumen capítulo 10. 4 Hacia las Sociedades del Conocimiento. UNESCO

Así, el conocimiento propiamente dicho no puede ser objeto de una propiedad intelectual exclusiva, sólo la expresión de una idea o una invención, pero nunca las ideas o los hechos originarios que constituyen dicha expresión. El conocimiento no sólo no es un bien susceptible de comercialización como los demás, sino que además sólo tiene valor cuando es compartido por todos. En las sociedades en redes, las posibilidades de intercambio y aprovechamiento compartido del conocimiento se refuerzan. Es decir, el contexto de estas sociedades es muy propicio al conocimiento porque ofrece las mejores condiciones para que sea accesible universalmente. Muchos científicos temen que la privatización y la comercialización excesiva de la información y de los datos científicos vayan contra la ética tradicional de aprovechamiento compartido del conocimiento, restringiendo el ámbito del dominio público y haciendo peligrar el libre acceso a los bienes públicos. Por ejemplo, ¿cuáles hubieran sido las consecuencias de comercializar el proyecto sobre el genoma humano?. Por otra parte, a los investigadores les resulta cada vez más difícil proteger los trabajos que presentan en forma digital porque se puede acceder a ellos sin control. Esta circunstancia hace que algunos expertos exijan una protección reforzada de la propiedad intelectual sobre la información en Internet. Y es que se ha producido un alarmante incremento en las formas de piratería a través de las nuevas tecnologías. Por eso, se exigen soluciones urgentes en el ámbito de la propiedad intelectual. Los productores de conocimientos sólo se muestran partidarios del proteccionismo, una vez que su empresa va viento en popa. En cambio, en el largo proceso del crecimiento y la investigación sobre innovación (consumidora de conocimiento), todos defienden con fervor el dominio público del conocimiento. Pero si lo que queremos es que el desarrollo de las sociedades del conocimiento redunde en beneficio de la inmensa mayoría, lo más importante es garantizar un equilibrio entre la protección de la propiedad intelectual y la promoción del dominio público del conocimiento. En el acceso universal al ciberespacio el dominio público de la información o del conocimiento está constituido por “la información a la que el público puede acceder sin infringir ninguna disposición jurídica ni obligación alguna de confidencialidad”. Por tanto hace referencia, al conjunto de obras u objetos que toda persona puede explotar sin autorización (porque no están protegidos en virtud de la legislación nacional o el derecho internacional), y a los datos de carácter público e información oficial difundidos voluntariamente por los gobiernos o las organizaciones internacionales”.

4


Resumen capítulo 10. 5 Hacia las Sociedades del Conocimiento. UNESCO

Para luchar contra la brecha digital y la promoción de la educación para todos a lo largo de toda la vida, lo importante a destacar es que el acceso universal al conocimiento se podría facilitar con dos prácticas de carácter abierto y cooperativo:  Promover el reconocimiento de limitaciones y excepciones mediante leyes y tratados sobre derechos de autor, de esta manera, se permite la copia privada siempre que no tenga fines comerciales.  Y prácticas de creación cooperativa que ofrecen la posibilidad de que los usuarios elaboren los instrumentos que utilizan, y les incitan a ser creadores de conocimientos. No obstante, el acceso universal al conocimiento de dominio público dista mucho de ser una realidad, aunque esté garantizado jurídicamente. “Conseguir ese acceso universal es la condición previa indispensable para que el desarrollo de las sociedades del conocimiento beneficie a todos los seres humanos”. 

LA RENOVACIÓN DE LOS ÁMBITOS PÚBLICOS DEMOCRÁTICOS EN LAS SOCIEDADES DE CONOCIMIENTO El aprovechamiento del conocimiento de forma compartida supone un beneficio tanto para los creadores como para sus consumidores, pero también es fuente de autonomía, iniciativa, confianza, intercambio y colaboración, que exige por lo tanto la participación activa de la sociedad. Conocimiento y poder en las democracias técnicas. El conocimiento es una de las claves del desarrollo económico que contribuye también al desarrollo humano y la autonomía de los individuos. La participación en las elecciones a lo largo de la historia, siempre tuvo como condición previa una determinada capacidad, cuya capacidad ha ido cambiando. El sufragio universal se ha convertido en una realidad democrática con la generalización de la educación para todos y la definición de una mayoría de edad en la que el ciudadano adquiere el derecho al voto y la plena posesión de sus derechos. El conocimiento, es por lo tanto una condición necesaria para la orientación de las opciones políticas con vistas al bien común. Cuando todo individuo es más o menos capaz de evaluar la autoridad de los conocimientos técnicos de los expertos, éstos tienen que rendir cuentas al público de las repercusiones de sus recomendaciones en las decisiones colectivas. El desarrollo de las sociedades del conocimiento podría abrir camino a una democracia más participativa, en los que las modalidades de interacción entre los distintos protagonistas tendrían una influencia determinante, sin poner en tela de juicio las modalidades de designación de los legisladores y dirigentes, cuya legitimidad representativa sigue siendo el pilar de las instituciones democráticas. Las promesas de la "e-democracia" y de la "e-administración" en las sociedades del conocimiento.

5


Resumen capítulo 10. 6 Hacia las Sociedades del Conocimiento. UNESCO

Las nuevas posibilidades de administración electrónica ("e-administración") podrían contribuir a la consolidación de formas de gobernanza democrática, especialmente en los países de desarrollo. ¿Hacia una renovación de las prácticas democráticas en las sociedades de conocimiento? Algunos estudios plantean un impacto positivo de las nuevas tecnologías en la participación democrática, especialmente en la que se orienta hacia la defensa de causas importantes o se centra en el compromiso cívico. Aprovechamiento de las nuevas tecnologías----->valoración del militantismo asociativo. La asociación es la base misma de la democracia. Es posible que en las sociedades del conocimiento la autonomía de los individuos y el aprovechamiento compartido del conocimiento desemboquen en la impulsión de la democracia asociativa y en la aparición de un individualismo relacional (negociación continua con el prójimo), que no guarda relación con el individualismo liberal ni el comunitarismo. Las sociedades del conocimiento, podrían conseguir algo que la sociedad de la información no ha logrado en parte: la promoción de un auténtico aprovechamiento compartido del sentido, de un diálogo entre culturas y de nuevas formas de cooperación. La aparición de las sociedades del conocimiento, podría crear una nueva relación con el tiempo, basada en la idea de una ética de futuro. En la sociedades de conocimiento, el tener en cuenta el largo plazo nos hará plantearnos más interrogantes sobre nuestras opciones y decisiones presentes, en función de sus posibles consecuencias. La democracia en las sociedades del conocimiento tendrá que ser, por lo tanto, una democracia prospectiva, es decir, más participativa, más abierta a la palabra de todos y a la multiplicación de los ámbitos de intercambio y los foros locales.

6


Hacia la Sociedad del Conocimeinto