Page 1

Número 7

NORMALISTAS Septiembre 2018

INCLUSIÓN E D U C AT I VA

Órgano de Difusión Normalista


NORMALISTAS

EDITORIAL

Órgano de Difusión Normalista

DIRECTORIO Mtro. Otto Granados Roldán Secretario de Educación Pública Dr. Rodolfo Tuirán Gutiérrez Subsecretario de Educación Superior Mtro. Mario Chávez Campos Director General de Educación Superior para Profesionales de la Educación Mtro. Édgar Omar Avilés Martínez Director de Profesionalización Docente Lic. Sandra Piedra Piedra Editora José Agustín Solórzano Jefe de contenido Lic. Víctor Solorio Reyes Diseño Lic. Héctor Alvarado Díaz Correción de estilo

DATOS LEGALES Las opiniones expresadas en Somos Normalistas pertenecen a sus autores y no necesariamente reflejan los puntos de vista de la dgespe . Su desarrollo, seguimiento y distribución son de carácter público y ajenos a cualquier partido político. Se autoriza la reproducción de los contenidos previa autorización del editor y citando la fuente. contacto: normalistassomos@gmail.com Impresión:

Foto de portada: © Fernando Gachuz Fuentes/Dirección de Educación Básica, sep.

La inclusión: un reto normalista En la Dirección General de Educación Superior para Profesionales de la Educación (DGESPE) sabemos que cuando una sociedad es capaz de asegurar que todos sus ciudadanos, sin excepción, puedan ejercer sus derechos, aprovechar sus habilidades y desarrollar las oportunidades que encuentran, es una sociedad sana. Esto nos lleva a reflexionar entonces que la inclusión es una tarea urgente de cada uno de nosotros para que florezcamos en lo individual y lo colectivo.

Por otra parte, México es un país definido como plurilingüe, esta amplia definición implica poner mayor atención a la infraestructura básica y diseño de programas para atender a los hablantes de lenguas indígenas. Actualmente en México se reconocen 11 familias lingüísticas y 68 lenguas con 364 variantes. Esto quiere decir que millones de personas tienen presencia en nuestro tejido social, y que implica un gran reto el proceso de inclusión en todos los frentes educativos.

Por esta razón hemos dedicado el número 7 de la Gaceta Somos Normalistas al tema de la inclusión, para ser analizado desde varios puntos de vista y por voces autorizadas en la experiencia y el estudio sobre este tema, vital para la educación normalista.

De acuerdo con la Maestra Alicia Xóchitl Olvera, que colaboró en la presente publicación con el artículo “Normalistas e inclusión de las lenguas indígenas en su formación”, las escuelas normales rurales fueron las primeras en formar docentes para las escuelas indígenas. Con el esquema de internado-familia, muchos docentes indígenas egresaron de estas normales, las cuales fueron creadas en los años 20 para apoyar a los campesinos. Ingresaron adolescentes y jóvenes de 12 a 17 años que tenían educación primaria con el fin de convertirse en maestros después de cuatro años de estudio. El plan de estudios de 1941 para las normales unificó a las urbanas y rurales, y en 1984 se elevó el ciclo para ser docente a nivel licenciatura. Esto llevó a muchos profesores de educación indígena, salidos de estas y otras normales, a ingresar a la UPN.

En cada página de la publicación se analizan las condiciones que ofrece nuestro país para integrar a las personas con discapacidad y/o necesidades educativas especiales; o de minorías que buscan abrirse camino, como es el caso de los hablantes de lenguas originarias. Según estimaciones del INEGI, la dispersión poblacional de personas con discapacidad se muestra más presente (49.6%) en siete entidades federativas: Estado de México (14.6%), Jalisco (8.1%), Veracruz (7.5%), Ciudad de México (5.8%), Guanajuato (4.6%), Puebla (4.5%) y Michoacán (4.4 por ciento). Una tercera parte (31.7%) radica en los estados más extensos como Oaxaca, Chihuahua, Chiapas, Sinaloa, Tamaulipas o Sonora. Y el resto del país, aunque presenta menos porcentajes, no por ello deben ser separados a la hora de determinar recursos para trabajar el problema de atención a la educación de las minorías o las personas con necesidades especiales. Las Escuelas de Educación Especial han sido un recurso invaluable para dar atención a esta línea poblacional, pues concentran la experiencia de los maestros en la enseñanza de niños con diversas discapacidades, currículos y programas de trabajo especialmente adaptados, edificios y equipos diseñados para esta tarea. En otros casos, las escuelas especiales funcionan como servicios de consultoría a las escuelas locales, organizando servicios de apoyo para las familias y contribuyendo a las actividades de capacitación en servicio.

Actualmente el plan y los programas de estudio de educación básica en su campo de formación, Lenguaje y comunicación, han integrado tres asignaturas destinadas a la población indígena: Español. Segunda lengua; Lengua indígena. Lengua materna, y Lengua indígena. Segunda lengua, un hecho que hace más visible a los pobladores que las hablan y la importancia de la historia de la educación indígena en el país. Así pues, para la DGESPE es un compromiso seguir las pautas de apoyo y facilidades para la inclusión de todos los grupos poblacionales de México, sin excepción. Te invitamos a que leas y reflexiones sobre los temas e ideas que hemos preparado para ti, pero sobre todo a que te sumes al reto de participar a favor de la inclusión educativa. ¡Qué la disfrutes!

Mtro. Mario Chávez Campos Director General de Educación Superior para Profesionales de la Educación


3

NOTICIAS La movilidad académica: un paso importante del normalismoPor Alexis Dávila Torres El pasado mes abril, el Centro de Cooperación Regional para la Educación de Adultos en América Latina y el Caribe (crefal), en coordinación con la Dirección General de Educación Superior para Profesionales de la Educación, presentó el libro Cartas desde Pátzcuaro, el cual retoma las experiencias de jóvenes normalistas que viajaron a diferentes países. A continuación te presentamos el artículo introductorio de Mario Alexis Dávila Torres, egresado de la Escuela Superior de Educación Física, quien nos hace reflexionar acerca de la importancia de tomar decisiones, romper límites e ir más allá de nuestro propio contexto. Asimismo, compartimos vivencias de otros jóvenes entusiastas que compartieron sus textos a la redacción de Somos Normalistas. “Viajar sirve para ajustar la imaginación a la realidad y para ver las cosas como son en vez de pensar cómo serán”.

Samuel Johnson

En un momento determinado podríamos sentirnos limitados por lo que nuestras costumbres o nuestro propio contexto generan en nosotros, las barreras que nos impiden direccionarnos hacía un nuevo horizonte provienen en ocasiones de nuestra familia, la escuela, el trabajo o un temor personal. Sentirnos con la capacidad de vivir nuevas experiencias académicas, es el primer escalón para concretar nuestras aventuras, y una vez que logramos alcanzar un reto inimaginable vendrá el siguiente. Desde mi experiencia, nunca podrá sentirse una emoción tan grande como la de volar por primera vez en un avión, excepto quizá, la de representar a nuestra identidad nacional en un país lejano o descubrir nuevas habilidades que desconocíamos de nosotros mismos. Dentro de las seis claves que propone el nuevo modelo educativo para las Escuelas Normales (mostrado en el 2017), se destacan las Sinergias con Universidades y Centros de Investigación, lo cual para los estudiantes, docentes y directivos de las escuelas normales, les permite tener intercambios académicos con movilidad nacional o internacional, cuya intención es crear experiencias formadoras y enriquecedoras para la formación docente. Para el isenco (Instituto Superior de Educación Normal del Estado de Colima), “la práctica de la Mo-

vilidad Académica, representa una oportunidad real y viva de crecimiento institucional”. (Viera Michel, 2017) 1 Es verdad que desde el año 2015 se han estado sembrando las bases para la movilidad académica de las escuelas normales, teniendo como primer contacto las etapas piloto de programas a Iberoamérica, Canadá, Movilidades Nacionales y por supuesto a Francia. El normalismo tiene hoy en día una gran motivación y un sentir de superación con estos proyectos, hoy en día sus más grandes alíados provienen de la dgespe, la sep, la oei, las Autoridades Estatales, el Ministerio de Educación de Canada, el Ministerio de Educación Nacional de Francia, entre otros. Representar a un país es lo que cada persona desearía hacer en algún momento de su vida y debería ser una obligación; los beneficiarios de los programas de intercambio han llevado y llevarán en alto el nombre de México y de la educación Normal. Las experiencias vividas y compartidas no podrán ser transmitidas en su totalidad pero podrán generar en la comunidad estudiantil un gran ímpetu para la participación de estos programas, creando un ambiente de competencia académica y ambición de distintas metas. 1 Viera Michel, E. (2017). “La movilidad académica, una oportunidad más para

enriquecer la formación docente desde la Escuela Normal”. Instituto Superior de Educación Normal del Estado de Colima, Mérida, Yucatán

Compañero normalista: El paso que han dado las escuelas normales ha sido enorme, el seguimiento que se le está dando al normalismo es el correcto, hoy en día podemos mantenernos a la altura de grandes universidades porque la capacidad y habilidades de los normalistas es inimaginable. Nunca pierdas el entusiasmo y la motivación para seguir creciendo, el cambio lo generamos nosotros y nuestras acciones, la calidad que buscamos está en nuestro interés y vocación, no debemos olvidar que el reto más importante es la formación de estudiantes que tengan las herramientas adecuadas para atender las demandas de una sociedad en constante cambio; por supuesto, lo que buscamos es engrandecer nuestro conocimiento.


4

NOTICIAS

Cartas desde

Pátzcuaro Dulce María García Hernández

Dulce María Ga Crédito de foto:

Cartas desde Pátzcuaro es una recopilación de experiencias basadas en la movilidad académica para normalistas que han viajado a varios paises de Iberoamérica, efectuadas en el 2016, con el apoyo de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), el Centro Cooperacional Regional para la Educación de Adultos en América Latina y el Caribe (CREFAL) y la Dirección General de Educación Superior para Profesionales de la Educación de la SEP.

rcía Hernández.

ito Créd

de fo

to: É

dga

ar r Om

s Avilé

nez. Martí

Estudié la carrera de Licenciatura en Educación Primaria en la ciudad de Parras de la Fuente, Coahuila de Zaragoza. Hace casi dos años emprendí uno de mis mejores momentos, el participar en una movilidad académica internacional yendo a la República de Brasil (apoyada por la OEI, DGESPE y SEP). Después de ello, me informaron de la posibilidad de redactar un escrito que formaría parte de un libro titulado Cartas desde Pátzcuaro, el cual aborda temas relacionados con la educación de México en comparación con la de otros países iberoamericanos. Pasó un tiempo para que quedara finiquitado el proyecto, y en el mes de abril del presente año se realizó la publicación del libro en la Ciudad de México. Es en verdad muy grato poder decir orgullamente que soy coautora de un libro, un libro que muestra las vivencias de jóvenes normalistas que desean tener una mejora en la educación, jóvenes que aspiramos a ser profesionales comprometidos.


5

NOTICIAS

Para saber más:

Diana Laura Chávez Arias Como estudiante normalista me siento tan afortunada de haber formado parte del Proyecto Paulo Freire, el cual me permitió viajar a Colombia con el propósito de enriquecerme personal y profesionalmente. Además, me llena de orgullo el poder compartir mi experiencia a través de Cartas desde Patzcuaro, libro que ha significado un puente entre lo real y lo posible, porque con lo expuesto en el libro pretendo generar conciencia sobre los asuntos relacionados con la inclusión educativa en México, con miras a mejorar la formación de los docentes en este tema. Gracias a estas experiencias tengo una visión más amplia y compleja de la educación, también me siento deseosa de seguir preparándome profesionalmente en otros contextos. Considero que la fórmula del éxito es disciplina, determinación y esfuerzo para lograr nuestras metas. Sin duda alguna sé que vendrán nuevas oportunidades.

Crédito de foto:

Diana Laura Ch

ávez Arias.

https://www.oei.es/uploads/files/news/education-paulo-freire/984/cartas-desde-patzcuaro-we-b.pdf

Diana Alejandra Ruiz

Alejandra foto: Diana

Crédito de foto: Alejandro Vega Márquez.

Como ex becario, siento una gran satisfacción al haber colaborado con el capítulo “La formación docente en República Dominicana”, en el que relato la experiencia vivida durante la movilidad académica realizada en aquel país. Esta experiencia representó una oportunidad personal y profesional para compartir los aprendizajes adquiridos, y a la vez generar interés en mis compañeros normalistas para participar en las diferentes convocatorias de movilidad académica y de esta manera fortalecer sus procesos de formación. Otra satisfacción personal fue haber tenido la oportunidad de participar en la presentación del libro en la Ciudad de México y regresar a mi alma máter, la Escuela Normal Rural “J. Guadalupe Aguilera”, para entregar al director y a algunos de mis maestros un ejemplar del libro, mismo que ya se encuentra también en la biblioteca escolar.

Crédito de

Alejandro Vega Márquez

Ruíz

Siempre he soñado con llegar lejos, pero jamás me imaginé que algo tan bueno y significativo me sucediera a mí, o al menos que lo lograra tan rápido sobre todo porque los normalistas siempre habíamos tenido pocas posibilidades, en primer lugar, de hacer una movilidad académica en el extranjero y, por otro lado, mucho menos el hecho de documentar el análisis y las reflexiones fruto del viaje en un libro que se imprimiera y publicara como Cartas desde Pátzcuaro. Las satisfacciones detrás de este trabajo son numerosas, pero las más significativas son el orgullo de mi familia, el reconocimiento de mi alma máter la Escuela “Rosario María Gutiérrez Eskildsen” de Educación Primaria, anteriormente conocida como Escuela Normal del Estado de Tabasco, la cual cabe mencionar que nunca en su historia había tenido un alumno que realizara un intercambio o movilidad al extranjero, y el haber calificado para ser acreedora a la beca era un honor para mí en estas circunstancias.


http://conisen.mx/memorias2018/inicio.html

6

NOTICIAS

CONISEN Aguascalientes 2018,

un espacio de encuentro multidisciplinario y de motivación a la investigación en la comunidad normalista Por Abraham Sánchez Contreras

Para saber más: http://conisen.mx/memorias2018/inicio. html

En el pasado mes de marzo se llevó a cabo el Segundo Congreso Nacional de Investigación sobre Educación Normal (conisen), en la Ciudad de Aguascalientes, el cual albergó a 1,310 asistentes entre Autoridades Educativas, investigadores, docentes y alumnos de las escuelas normales e instituciones de educación superior del país. Para la segunda edición del conisen, se contó con 12 connotados investigadores nacionales e internacionales como la Dra. Claudia Beatriz Pontón Ramos, Dr. Emilio Tenti Fanfani, Dr. Felipe Martínez Rizo, Dr. José Antonio Serrano Castañeda, Dra. Luana Priscila Wunsch, Dra. María Angélica Buendía Espinosa, Dra. María Concepción Barrón Tirado, Dra. María de Ibarrola Rizo, Dr. Prudenciano Moreno Moreno, Mtra. Ruth Perales Ponce, Dr. Sergio Tobón Tobón y la Dra. Yitshell Santiesteban Almaguer, que compartieron su experiencia y conocimiento en el campo de la investigación educativa.

También se presentaron 446 participaciones entre ponencias, talleres, presentaciones de libros, revistas, carteles y material videograbado, las cuales fueron sometidas previamente a dictaminación para garantizar la calidad de las mismas. Las Dirección General de Educación para Profesionales de la Educación (dgespe) ha reunido los materiales en obra en la obra Memorias del Congreso Nacional de Investigación Sobre Educación Normal las cuales pueden ser consultadas en línea.


INCLUSIÓN

DOSSIER

EDUCATIVA Crédito de foto: Alicia Xóchitl Olvera Rosas.


8

DOSSIER Normalistas e inclusión de las lenguas indígenas en su formación Por M. en C. Alicia Xóchitl Olvera Rosas de atención. Desde entonces se han ido creando los alfabetos propios de las lenguas indígenas mexicanas y se ha buscado, en las últimas décadas de dicho siglo, la normalización de su escritura, teniendo a la fecha 12 lenguas de 68 con escritura normalizada. Es común escuchar entre la población en general: “las lenguas indígenas no tienen escritura”, “las lenguas indígenas son inferiores”, “las lenguas indígenas solo son para los indígenas”, “las lenguas indígenas no tienen alfabeto”, entre otras suposiciones. Terminar con estos estigmas es por demás urgente. Este panorama me lleva a la reflexión de que el país plurilingüe que somos está, en términos generales, en riesgo. Sin embargo, una mirada a ciertos fenómenos da esperanza de apuntalar la dinamización y el desarrollo de las lenguas nacionales: indígenas y el español. Varias lenguas están recuperando su lugar dentro de sus comunidades de origen. El tlapaneco me´phaa y el tepehuano del sur y norte o´dam/au´dam presentan una expansión lenta. Las preguntas que surgen son: ¿por qué?, ¿qué condiciones se están dando para ello?, ¿seguirá su expansión sostenida a final de esta década del siglo xxi y la entrante?

Crédito de foto: Alicia Xóchitl Olvera Rosas.

México ha sido un país plurilingüe desde su constitución como Estado, que se remonta al encuentro de dos mundos y más adelante a la Colonia, por la población que habitaba en los territorios de lo que se conoce ahora como Mesoamérica y Aridoamérica. A los grupos originarios de antes de la llegada de los conquistadores españoles, se les suele pensar como homogéneos, restando así importancia a las diferencias entre ellos, y se suele olvidar que el proceso de conquista y colonización no fue igual en todas las regiones de lo que conformaría la Nueva España, ya que las formas de resistencia y de dominio tuvieron particularidades. Entre los grupos originarios había autoridad de unos sobre otros (los mexicas sujetaron a otros grupos, como fue el caso, en el siglo xvi, de los triquis, zapotecos y mixtecos, para que les pagaran impuestos y tributos) o formaban alianzas para defenderse (como los yoreme en la región Aridoamérica, con otros grupos del norte). Estos ejemplos de relaciones suponen modos de comunicación en donde alguna lengua podría haber sido la dominante; el náhuatl fue lengua franca entre varias culturas de Mesoamérica y había intérpretes y traductores. Fue el caso de Malinalli Tenépatl, mujer de origen chontal, que llegó a hablar el náhuatl y, posteriormente, el castellano. Aunque no se ha llegado a un acuerdo del número de lenguas que se hablaban en América antes de dicho encuentro, oscila entre 1000 y 1400; actualmente en México se reconocen 11 familias lingüísticas y 68 lenguas (inali) y 364 variantes. Censos oficiales señalan que en 1808 el 60 % de los mexicanos eran indígenas, mientras que el día de hoy, de acuerdo con la Encuesta Intercensal 2015, la población indígena total es del 10.1%,12 025 947 (cdi) de 119, 938, 473 (inegi, 2015). De acuerdo con el inegi, en 2015 había 7.4 millones que hablaban alguna lengua indígena (6.52% de la población total de mexicanos); de este total, el 84.6% también hablaba español y el 12.3% era monolingüe. Para entender la actual política lingüística y educativa del país respecto de las lenguas indígenas, otro aspecto que relacionar es la historia de la escritura de las lenguas originarias de México. En el imaginario de muchos mexicanos se cree que los pueblos originarios de México no conocieron la escritura antes de la llegada de los conquistadores. En Mesoamérica existieron varios sistemas de escritura, la escritura jeroglífica de los zapotecas es uno de ellos. Posterior a la conquista, la lengua castellana fue introducida junto con su alfabeto, las órdenes religiosas jugaron un papel importante en el mantenimiento de las lenguas locales al recoger varias con el alfabeto del español. En el siglo xix, después de la Independencia, las lenguas indígenas no estuvieron presentes en la política lingüística del país. Es en el siglo xx, con el auge antropológico nacional, la entrada del Instituto Lingüístico de Verano y las demandas de los pueblos indígenas, se recupera su foco


9

La atención a los pobladores-ciudadanos indígenas que dan sentido al país plurilingüe que somos corresponde a todos los mexicanos, iniciando por su no discriminación sino su por alta valoración. Las instancias gubernamentales que tenemos tareas precisas ante ellos hemos de revisar sus políticas acordes al siglo xxi, tomando en cuenta la consulta a dichos pobladores. Una de las instancias que trabaja para su atención es la Secretaría de Educación Pública, a través de su Dirección General de Educación Indígena. Esta Dirección tiene como función servir a la población indígena del país, particularmente desde las escuelas de educación indígena y centros educativos para migrantes. En su proyecto de trabajo con las lenguas indígenas, los docentes han sido siempre importantes. En 1978, al crearse la dgei, se concibieron estrategias para formar docentes bilingües y biculturales; los entonces promotores culturales bilingües tenían que ser jóvenes indígenas con estudios de primaria o secundaria, tomar una capacitación inicial para manejar los materiales que se tenían destinados a los alumnos a atender, hablar una lengua indígena y manejar algunas didácticas. Después de esta capacitación, para formarse como docentes asistían a cursos que ofrecía la Dirección General de Capacitación y Mejoramiento Profesional del Magisterio, recibiéndose como profesores de educación indígena en preescolar o primaria. Por otra parte, el Centro de Investigaciones Superiores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (cisinah) después Centro de Investigación y Estudios Superiores en Antropología Social (ciesas), apoyó a la dgei a formar a sus docentes en la licenciatura de etnolingüística, se les dieron becas-comisión y otras ayudas; sin embargo, solo se formaron dos generaciones. Con Gloria Bravo Ahuja, directora del Centro de Investigación de Integración Social (ciis), se instauró la licenciatura en ciencias sociales para docentes indígenas, que formó solo dos generaciones. Con la creación en 1982 de la Universidad Pedagógica Nacional (upn) se abrió, gracias a la perseverancia de la dgei, la licenciatura en educación indígena (1982). En sus inicios, la upn no contó con personal y métodos de enseñanza para cubrir la real demanda educativa del país en cuanto a desarrollar en los alumnos las habilidades profesionales necesarias para atender a la población indígena que cursaba la educación básica, tomando en cuenta la enseñanza del español, su lengua indígena y su cultura. Lo que sucedió en la upn es que no se tomó en cuenta el perfil de sus estudiantes de la licenciatura en educación primaria y en educación preescolar para el medio indígena, se partió de un currículo y prácticas didácticas homogéneas que no atendieron la diversidad de sus estudiantes; los maestros de la upn no tenían especialidad en currículos diversificados, en la forma de abordar como objeto de estudio las lenguas indígenas, el bilingüismo y los conocimientos de los pueblos originarios para que sus alumnos egresaran con las suficientes habilidades para generar prácticas educativas pertinentes en las escuelas indígenas de preescolar y primaria. Estas tres instituciones prepararon cuadros de docentes con distintas perspectivas, sin poderse unificar en su sentido para alcanzar, conforme a su tiempo histórico, una formación docente con ejes articuladores comunes en lo pedagógico, lingüístico y cultural respetando las particularidades de sus alumnos y las lenguas, lo cual tuvo como resultado que en las escuelas indígenas la genuina educación bilingüe no se concretara y desarrollara sistemáticamente. Cabe señalar que el aspecto político nunca estuvo fuera de la creación de estas licenciaturas y sus maneras de formar las nuevas generaciones de profesionales. Seguramente y, a pesar de ello, algunos docentes habrán logrado formar a sus alumnos con un perfil bilingüe eficiente, sin embargo, no se tienen datos puntuales al respecto. A finales del siglo xx una realidad dinámica en la economía mundial, en la población y su migración, y la eminente sociedad globalizada aceleraron el desafío de aten-

DOSSIER

der educativamente, en su lengua y en su cultura, a las nuevas generaciones de las poblaciones indígenas, lo cual llevó, a principios del siglo xxi, a la construcción de varias leyes que les protegen desde entonces y han ido acrecentándose en el aspecto de reconocer sus derechos. En las escuelas normales, con el Plan de estudios1997 de la Licenciatura de Educación Primaria, a partir del ciclo escolar 2004-2005 se inició la implementación de la Licenciatura de Educación Primaria con enfoque intercultural bilingüe, en la cual también participó la dgei. La propuesta de trabajo apeló a un concepto de interculturalidad que estaba en boga en nuestro país, aunque ya desfasado de lo que ocurría en otros, y que a la fecha ha ido transformándose por uno más real y cercano a lo que ha sido la interculturalidad en México. Actualmente las licenciaturas de preescolar y primaria con dicho enfoque tienen un plan distinto al inicial. Las escuelas normales rurales fueron, sin embargo, las primeras en formar docentes para las escuelas indígenas. Leamos un testimonio obtenido de Manuel Arias Delgado, en Saltando la Cerca (2007), reseña que los estudiantes conocían en esas normales: “…a maestros y alumnos de muchos estados del país, y con ellos a varias etnias. Había yucatecos, poblanos, zacatecanos, veracruzanos, campechanos; convivían en ese pequeño universo chamacos del medio citadino, del rural, de pueblos mineros, de grandes centros agrícolas como la región lagunera. Esta mezcla cultural sería [...] una de las primeras y más importantes fuentes de conocimientos acerca de costumbres y paradigmas que formarían [una] tolerancia ante lo diferente”. Con el esquema de internado-familia, muchos docentes indígenas salieron de estas normales. Creadas en los años 20 para apoyar a los campesinos, ingresaron adolescentes y jóvenes de 12 a 17 años que tenían educación primaria con el fin de convertirse en maestros después de cuatro años de estudio. El plan de estudios de 1941 para las normales unificó a las urbanas y rurales, y en 1984 se elevó el ciclo para ser docente a nivel licenciatura. Esto llevó a muchos profesores de educación indígena, salidos de estas y otras normales, a ingresar a la upn. Estas normales, con aspectos en común, fueron siempre muy diferentes entre sí, y sin lugar a duda, recurso de muchos jóvenes indígenas para su movilidad social. Sin embargo, por el trayecto histórico en que se crearon, el aspecto de enseñanza de lenguas indígenas para atender su población hablante no fue central. Este rápido recuento histórico nos plantea que la atención a las lenguas indígenas desde las instituciones formadoras de docentes, para trabajar en las escuelas de educación básica preescolar, primaria y secundaria, particularmente las indígenas, pero también para cualquiera que atienda esta población (escuelas generales, secundarias, telesecundarias, centros escolares para migrantes) es parte de ese desafío para que el país siga siendo plurilingüe. Actualmente el plan y los programas de estudio de educación básica en su campo de formación Lenguaje y comunicación integraron tres asignaturas destinadas a la población indígena: Español. Segunda lengua; Lengua indígena. Lengua materna; y Lengua indígena. Segunda lengua, un hecho que hace más visible a los pobladores que las hablan y la importancia de la historia de la educación indígena en el país. Desde el 2012 se han creado programas de estudio en lenguas indígenas el de jñatro/jñatrjo, me´phaa y ralámuli y se tiene como meta llegar a 22 en el 2018, además de generar sus libros de texto y del docente, poniendo al centro la enseñanza y el aprendizaje de los aspectos lingüísticos y comunicativos, considerando que las lenguas son cultura. En paralelo se están construyendo los lineamientos para generar los programas


DOSSIER

10

de estudio y otros materiales para dicha enseñanza, y se produce una guía para la elaboración del Plan Lingüístico Escolar, que tiene como fin hacer que todas las lenguas sean vistas en todas las escuelas como un medio de comunicación que enriquece la práctica escolar. Con ello la importancia de la formación inicial docente (en normales generales, rurales, upn y otras instancias) tiene el reto de llevar a sus alumnos al conocimiento de las lenguas nacionales como objeto de estudio, a desarrollar en ellos habilidades profesionales que les permitan reconocer las prácticas lingüísticas de los contextos y generar estrategias didácticas al respecto, a diseñar trayectos para primera lengua, segunda lengua y lengua extranjera sin perder de vista el contacto valioso entre quienes las hablan, con el fin de hacer de todas las escuelas mexicanas, escuelas bilingües y plurilingües.

Es Licenciada en Pedagogía por la Universidad Nacional Autónoma de México y Maestra en Ciencias con Especialidad en Educación por el Departamento de Investigaciones Educativas del cinvestav del Instituto Politécnico Nacional. Actualmente es Directora de Educación Básica de la Dirección General de Educación Indígena de la sep.

Crédito de foto: Alicia Xóchitl Olvera Rosas.

Acerca de la autora


11

DOSSIER

La inclusión educativa de las personas sordas Por Lic. Ana Mariel Azueta Xix, M.E. Diego Joshafat Uc Sosa y M.E. José Antonio Prisco Pastrana La inclusión educativa se enfoca a eliminar o reducir las barreras para el aprendizaje y la participación que se presentan en los contextos escolar, socio-familiar y laboral, para posibilitar el desarrollo de competencias que satisfagan las necesidades básicas de aprendizaje de esta población, les permitan ser independientes y mejorar su calidad de vida (masee, 2011, p- 87). México ha adquirido el compromiso de modificar los sistemas y políticas para alcanzar paulatinamente una calidad educativa e inclusiva. Los primeros pasos se han dado en la Legislación Mexicana, con los cambios realizados al Artículo 3° Constitucional y al Artículo 41 de la Ley General de Educación, en los que se hace mención sobre una educación inclusiva para todos los mexicanos sin excepción alguna, así como la reorientación del Sistema Educativo Nacional. Actualmente la educación del niño con discapacidad auditiva es un dilema para las autoridades, los profesores, padres de familia y por supuesto los mismos alumnos sordos quienes no ven cubiertas sus expectativas de estudio. Cabe mencionar que la política educativa señala una postura de integración e inclusión, sin embargo, la realidad en las escuelas incluyentes dista mucho de serlo. Se conoce que los niños sordos pueden acceder a una edu-

cación inclusiva, sin embargo y de acuerdo a cada caso, si la discapacidad es severa, el poder tener una instrucción igualitaria dentro del grupo dejará de ser la mejor alternativa. Para que un niño con discapacidad auditiva pueda ser integrado a una escuela regular debe ser previamente valorado por algún especialista. Asimismo, es importante que los profesores a cargo tengan la capacidad para brindarles una atención adecuada para poder evaluarlos y enseñarles las lecciones en concordancia con sus características. El contexto es diverso, no es lo mismo dar indicaciones en un aula donde 20 niños son oyentes, que en donde se encuentre incluido un alumno sordo; todo ello obliga al docente a brindar explicaciones adecuadas para que dicho estudiante pueda estar acorde al nivel de sus compañeros. El esfuerzo de los maestros es superior, sin embargo, la gratificación al conocer los resultados será la mejor recompensa. Sabemos que la sordera es entendida como una limitación; sin embargo, con la metodología adecuada los niños pueden desarrollarse de igual manera como sus pares que no presentan ninguna discapacidad, debido a que su inteligencia es ajena a su discapacidad siempre y cuando no tenga una discapacidad múltiple o esté relacionado con un retraso metal o psicomotor. Por otra parte, las personas con discapacidad auditiva buscan la satisfacción de sus necesidades comunicativas a través de sus otros sentidos, particularmente la vista, desarrollando a la vez una comunicación y una cultura adecuadas a sus necesidades, su naturaleza y circunstancias. De esta manera pueden acceder a un intercambio comunicativo fluido, únicamente a través de la lengua de señas (lgipd, 2011). En conclusión, para que se pueda dar una verdadera inclusión de los alumnos con discapacidad auditiva se requiere llevar a cabo adecuaciones, diseñadas para la atención de dos aspectos fundamentales: • Facilitar el aprovechamiento de sus restos auditivos • Mejorar su comunicación

Crédito de foto: Víctor Solorio Reyes.

Es por ello que el maestro debe estar pendiente de que el alumno cuente con los apoyos técnicos, que permitan el aprovechamiento de sus restos auditivos, tomando en cuenta el grado de pérdida. Por ejemplo: • Si el alumno utiliza auxiliares auditivos, el maestro debe verificar que estén adaptados a su nivel de pérdida auditiva. En este caso, es recomendable revisar diariamente los auxiliares, con la finalidad de asegurarse de que cuenten con pilas y con las condiciones de higiene necesarias. Incluso, puede involucrar a los compañeros en esta actividad. • Si el alumno tiene un implante coclear, el maestro debe estar en contacto directo con el especialista o terapeuta de comunicación que trabaja con el niño para saber las medidas necesarias de atención. Con respecto a la comunicación, es muy importante que tanto los docentes como el personal educativo que atiende a personas con discapacidad auditiva, aprendan la Lengua


DOSSIER

12

de Señas Mexicana (lsm) para favorecer la inclusión y brindar una comunicación efectiva, esto permitirá a su vez, favorecer el trabajo colaborativo en las diversas actividades que se realicen dentro en la institución. Todos los niños, incluyendo los que tienen una discapacidad auditiva, ya sea hipoacusia o la pérdida total (sordera), poseen la capacidad innata para adquirir el lenguaje. Por otra parte, es importante realizar un diagnóstico temprano o de ser posible desde el nacimiento, con el fin de que las familias y los profesionales puedan tomar decisiones a tiempo, que permitan favorecer la comunicación del niño y el desarrollo temprano de la lengua que le sea más accesible: ya sea oral o signada. Cuando un niño con discapacidad auditiva (sordo) nace en el seno de una familia sorda, ve un lenguaje visual desde que su mamá lo lleva en brazos y desarrolla fácilmente la capacidad de mostrar sus primeras (señas) palabras, así mismo, de expresarse ampliamente antes de interactuar en la escuela. Según muchas investigaciones se ha descubierto que, durante los procesos de adquisición de la lsm, es útil la dactilología; esto quiere decir, la representación del lenguaje mediante el uso de los dedos de la mano, ya que es un modo visual y práctico de manejar (sep, 2012). La dactiliología puede transmitir correctamente la sintaxis de la lengua escrita, así mismo, refuerza las habilidades de lectura y escritura. Es importante resaltar que se deben proponer diversas estrategias de transmisión de la lengua de señas, por ejemplo, el cuento, la actuación o dramatización, la demostración de objetos y lugares, diálogos, mostrar imágenes, el juego de roles, secuencia de imágenes, o de expresión facial y corporal, y entrevistas y debates. Además debe considerase una diversidad de materiales, tales como: imágenes, vídeos, un mayor número de ejemplos de modelado, actividades relacionadas con la práctica diaria cotidiana. Todo ello permitirá alcanzar buenos resultados y trabajar la inclusión dentro y fuera del aula. Acerca de los autores

M.E. Diego Joshafat Uc Sosa Es licenciado en Educación Primaria Intercultural Bilingüe por el Centro Regional de Educación Normal “Javier Rojo Gómez”, Maestro en Ciencias de la Educación en el Área de Docencia e Investigación y actualmente pasante en el Doctorado de Educación por la Universidad Cuauhtémoc. Su línea de investigación se centra el aprendizaje, el medio ambiente y el desarrollo personal. José Antonio Prisco Pastrana Es licenciado en Manejo de Recursos Naturales por la Universidad de Quintana Roo y Maestro de Ciencias naturales y Geografía por la Universidad Pedagógica Nacional. Cuenta con un doctorado en Ciencias de la Educación por la Universidad Cuauhtémoc.

Crédito de foto: Ana Mariel Azueta Xix.

Ana Mariel Azueta Xix Es licenciada en Educación Especial por el Centro Regional de Educación Normal “Lic. Javier Rojo Gómez” en Bacalar y Maestra en Educación en el área de Investigación Educativa por la Universidad de Santander. Su línea de investigación es el aprendizaje, el medio ambiente y el desarrollo personal.


13

DOSSIER

La inclusión en Educación Superior: experiencia exitosa de la Escuela Normal Estatal de Especialización del Estado de Sonora

Por Dr. Marco Antonio Gamboa Robles Desde mi experiencia como director por cuatro años de la Escuela Normal Estatal de Especialización del Estado (enee) y otros cinco como coordinador de posgrado, me convierten en un activista de la inclusión educativa, con lo cual sostengo que para una institución que prepara profesionistas para atender la diversidad, resulta un gran reto alinear el discurso de la inclusión con los hechos en la práctica cotidiana, dicha ruptura queda de manifiesto cuando Yair, un joven sordo aspirante a la licenciatura de educación especial para la generación 2013-2017, logra superar todas las barreras del sistema educativo e inscribirse a la enee; con su ingreso queda en evidencia que la institución aún no estaba lista para incluir a personas con discapacidad y Yair debe asumir casi en solitario las barreras institucionales de la comunicación y metodología pedagógica sin adecuaciones hacia el estudiante y al contexto de manera que la cultura inclusiva pudiese dar sus primeros pasos. Su caso llama la atención del caef de la Normal y se documenta su experiencia como una historia de vida, para presentarse en el Congreso Internacional de Discapacidad en Chaco, Argentina en agosto de 2013, en dicha conferencia expusimos otros dos casos, el de Ercilia, una chica con parálisis cerebral con discapacidad motriz, que después de cursar educación básica y bachillerato en Estados Unidos porque en México no le dieron oportunidades, se encontraba cursando el último semestre de Psicología en una Universidad privada local, sus principales obstáculos eran los mismos, barreras en la comunicación y en la metodología: el tercer caso es Duby, una sorda que trabaja como asistente en el cam de audición y estaba por concluir la licenciatura en educación de upn. Para los tres estudiantes fue un estímulo motivador que su historia fuese ejemplo a nivel internacional, Yair se vio más motivado y con asesoría de integrantes del caef se fue creando en su clase una cultura inclusiva y todos sus compañeros se convirtieron en sus intérpretes que junto con la tecnología fueron la clave de éxito para que concluyera en 2017 su licenciatura. Los otros dos casos son más interesantes, porque al concluir su licenciatura en 2013, decidieron venir a nuestra institución a cursar la Maestría en Educación Especial, con ello se generó en la División de Posgrados una cultura inclusiva y las prácticas docentes se transformaron también en ambientes inclusivos, con lo cual Ercilia y Duby titulan su maestría, incluso Duby se motiva por cursar y terminar el Doctorado en Educación que se oferta en nuestra escuela. Después de eso se adquiere cierto prestigio y otras dos

jóvenes sordas y dos chicos con discapacidad motriz severa vienen a cursar nuestras maestrías. Sin embargo, el fortalecimiento de una cultura inclusiva y de prácticas pedagógicas inclusivas requieren de la definición de políticas institucionales inclusivas, de lo contrario cualquier cambio directivo poco consciente puede echar abajo en un instante el éxito logrado durante muchos años.

Su formación inicial fue como profesor normalista rural. Cuenta con la licenciatura en Educación Secundaria, en el área de matemáticas, maestría en Educación Superior y Diseño Curricular. Cuenta con un doctorado en Planeación y Liderazgo Educativo. Actualmente es profesor, investigador y líder del CAEF de la Escuela Normal Estatal de Especialización y sus líneas de investigación son las Prácticas Docentes y los Procesos de Inclusión Educativa.

Crédito de foto: Marco Antonio Gamboa Robles.

Acerca del autor


14

DOSSIER

Síndrome de Asperger: una realidad oculta en nuestra sociedad

Años atrás era muy poco probable escuchar el término Asperger, pero al paso de estos es cada vez más conocido aunque no de la manera deseada. Desterrar mitos y obtener información fehaciente es un trabajo que implica un compromiso que le permita a la sociedad una visión real y no confusa ante ideas y conceptos erróneos generados por el desconocimiento. Si bien reconocemos que en la vida de cualquier ser humano un aspecto primordial es la interacción y la constante relación con los demás, se pone de manifiesto la necesidad de adquirir habilidades que nos proporcionen el éxito en el ámbito social, emocional y psicológico para nuestra mejor calidad de vida. Las personas con síndrome de Asperger perciben de una manera muy diferente el mundo que los rodea. Poseen, generalmente, un nivel de inteligencia normal, y en muchos casos, superior a la media. Destacan en ciertas áreas como las matemáticas o la música, gozan de memoria fotográfica y a la vez una alta habilidad memorística. Su discapacidad radica en su interacción social y la comunicación no verbal. Sus limitaciones en el lenguaje y el intercambio social les exigen un esfuerzo y compromiso en la adquisición de dichas habilidades. Poseen grandes fortalezas que deben ser valoradas por todo aquel que tenga la oportunidad de conocer y relacionarse con uno. Al ser honestos, innovadores, inteligentes y sensibles, tener contacto con estas personas es un aprendizaje valioso para el mundo “normal”. Estas cualidades confinan un gran potencial para alcanzar metas ambiciosas y logros de gran relevancia para sus vidas. Sin embargo, ni haciendo uso de su habilidad y de su capacidad intelectual son capaces de resolver por sí mismos la dificultad que tienen para su interacción social. Necesitan una enseñanza específica y clara en la ejecución de destrezas sociales. Requieren de ayuda para la adaptación al mundo real, para obtener provecho de sus habilidades y para explotar favorablemente sus intereses específicos sin la necesidad de entrar en conflicto con ellos ni con los demás; pero primordialmente, y sobre todo, para lograr un grado de autonomía a lo largo de su vida. Sin excepción alguna, tanto para los padres como para las personas con síndrome de Asperger resulta un desafío que enfrentarán al reconocer al trastorno como

parte de sus vidas. Trastorno que al principio puede ser muy engañoso, mostrando un aspecto físico normal, un desempeño académico favorable e incluso mejor que otros, disimulando los efectos potenciales del síndrome. De aquí la necesidad de un diagnóstico diferencial, es decir, no confundirlo con otros trastornos como pueden ser: trastorno de personalidad esquizoide, trastorno semántico-pragmático del lenguaje, trastorno del aprendizaje no verbal, depresión y ansiedad, trastorno obsesivo compulsivo o esquizofrenia, entre otros. Enfrentar esta situación torna vulnerables a los niños y a los adultos, ya que el rango de problemas a los que están expuestos es muy amplio, y va desde el aislamiento social y las burlas por parte de otras personas, hasta la depresión. Generalmente los niños con discapacidad son excluidos del sistema educativo. Esto sucede de igual manera con los niños con síndrome de Asperger. La falta de conocimiento en el tema, de recursos, de programas adaptados, de material didáctico, de personal calificado, entre otros temas, da lugar a la necesidad de replantearse la urgencia de la inclusión educativa. No concierne únicamente a la familia y la institución, es una labor comunitaria ante un hecho latente. Una educación inclusiva ofrece un desarrollo en medio de la diversidad y en un entorno de igualdad de oportunidades. De igual forma, los padres y miembros de la familia gozan de este beneficio al pertenecer a una sociedad que ejerza la inclusión, esto es, una sociedad de y para todos. La integración del niño en las escuelas tradicionales es una de las alternativas más deseadas por los beneficios sociales y académicos que éstas aportan. El avance del niño con respecto a las relaciones interpersonales es lento, sin embargo, el progreso que se tenga se deberá a una enseñanza estructurada, intensa y explícita de importantes habilidades implementadas, aunque en algunos casos, los recursos materiales y profesionales de la escuela requieran la intervención externa de otros profesionales especializados en este ámbito. Tal y como ocurre en el caso de niños y jóvenes con un desarrollo normal, una preparación académica adecuada aumenta con frecuencia las posibilidades de acceder a terrenos profesionales y laborales alcanzando

Crédito de foto: Gabriela Villalobos.

Por Lic. Gabriela Villalobos M.

metas académicas congruentes con su capacidad intelectual, y por ende, da pie a importantes implicaciones para su futuro. La educación integrada es el componente prioritario del tratamiento en las personas con síndrome de Asperger. La labor de padres, docentes y profesionales en la materia, requiere no sólo de conocimientos profundos y certeros, sino también de un compromiso inquebrantable con su localidad que no sólo cambiará la vida del paciente sino también la de su sociedad.

Acerca de la autora

Licenciada en Pedagogía por la Universidad Panamericana. Ha laborado desde hace 25 años como docente en nivel preescolar. Actualmente trabaja en el kínder Toodlers University y es madre de un adolescente con síndrome de Asperger.


15

Gaceta

¿Cuál es el objetivo de la publicación?

La gaceta tiene como finalidad fungir como un espacio de diálogo entre la comunidad normalista (estudiantes, egresados,docentes titulares y jubilados, cuerpo académico) en el tema de la educación. Es un lugar de encuentro donde se lee y se escribe desde y para el normalismo.

¿Qué temas se tratan en la gaceta? La educación, con proyección en diferentes tópicos:

Divulgación de la ciencia en la educación Animación y promoción de la lectura Inclusión de las artes en la educación

Proyectos educativos de alto impacto a la comunidad (medio ambiente, salud, educación para la paz) La docencia como forma de vida (reflexiones normalistas: vocación docente y motivaciones)

Así como cualquier tema de interés normalista que promueva los valores sobre los que se sustenta la educación en nuestro país.

¿Cuáles son las funciones de Somos Normalistas? Compartir el diálogo y la retroalimentación

1

Intercambiar información y fortalecer conocimientos

2

Brindar herramientas para el crecimiento académico y personal

Proyectar el normalismo y sus valores a nivel nacional

3 4 ¿Cómo puedo participar?

Conocer y dar solución conjunta a los nuevos retos de la educación

5

Puedes enviar un texto con tu propuesta a:

normalistassomos@gmail.com

Los textos no deberán rebasar los 8 mil caracteres y deberán estar escritos en formato Word, letra Arial 12 puntos, a doble espacio. Si los textos van a compañados de imágenes, estas deberán enviarse en formato JPGE, por separado del archivo de Word. Te invitamos a revisar los anteriores números de la gaceta para conocer nuestros artículos y nuestras secciones:

http://www.dgespe.sep.gob.mx/gaceta


16

VIDA, CIENCIA Y ARTE

La novatada,

un cambio de visión y práctica en las escuelas normales del estado de Tlaxcala Por Redacción El acercamiento a las Escuelas Normales Rurales del país, el diálogo informal y el intercambio de información con los jóvenes normalistas donde continuamente expresan la historia de su vocación, cómo llegaron a ser “los primeros de su familia” en acceder a estudios profesionales, sus vivencias, anhelos, su gusto por la enseñanza, por los niños, sus miedos dentro y fuera del aula, pero también la experiencia de ingresar a un espacio que llega a convertirse en su hogar durante cuatro años y en el cual aprenden a convivir y a ser parte de la “banda”, fueron motivo para que la redacción de Somos Normalistas abriera este espacio para que pudieran expresar su sentir y opinión acerca de esta práctica. Un himno, un mural, un estilo de vida que muchas veces llega a convertirse en algo impuesto cuando el derecho a la libertad trasciende el límite y pasa al otro extremo del “control”, son aspectos manifestados por los jóvenes. El primer acercamiento fue con los alumnos del estado de Tlaxcala quienes nos describieron la forma en la que se realizan la novatada en su comunidad escolar. Los estudiantes compartieron lo siguiente: En la Escuela Normal Urbana Federal “Lic. Emilio Sánchez Piedras” se realiza un rally organizado por alumnos de 8vo semestre, con motivo de la bienvenida a los alumnos de nuevo ingreso. Se forman equipos dirigidos por los alumnos de tercer semestre, la dinámica consiste en recorrer estaciones en las cuales se realizan juegos, compitiendo con otro equipo. Los juegos consis-

ten en voleibol con globos de agua, las cebollitas con toallas mojadas, etcétera. El punto es que en cualquier estación terminarás mojado. Pero hay una pequeña peculiaridad al competir en cada estación, puesto que el equipo perdedor se le llena de harina, pintura, etcétera. El equipo que haya completado todas las estaciones con el menor tiempo posible es el ganador. Su recompensa es monetaria. Al finalizar el rali, toda la comunidad estudiantil goza de unos ricos tacos de canasta acompañada de buena música. En la Escuela Normal Preescolar “Profa. Francisca Madera Martínez” todos los semestres organizan una serie de actividades y retos. En algunas ocasiones les hacen preguntas de cultura general y si contestan mal tiene que hacer los retos que ponen, por ejemplo, los mojan, les echan harina, confeti, los peinan como chilindrinas, los pintan, los meten en albercas que colocan de agua y les echan jabón líquido, los sacan a la calle y al finalizar llevan comida y conviven un rato. En la Escuela Normal Rural “Lic. Benito Juárez”, los maestros de la academia de primer semestre se organizan para la bienvenida de las alumnas de nuevo ingreso, ofreciéndoles un desayuno, a través de una convivencia con ellos mismos, que sirve para conocerse y presentarse, entre docentes y alumnas.

Las alumnas de cuarto grado grupo “C” les organiza un evento de bienvenida, por medio de comisiones de las Escuelas Normales Rurales de los diferentes estados para la participación en bailes, rondallas o grupos musicales de dichas escuelas. Al llegar la noche, a toda la base estudiantil se le invita a un evento fuera de la escuela; en el caso de la generación actual que ingresó en el ciclo escolar 2017-2018 se organizó un jaripeo disco en donde asistieron alrededor de 1000 a 1500 personas incluyendo padres de familia de las alumnas e invitados de las escuelas normales, entre otros. Al preguntarles a los recién ingresados qué opinaban de las “novatadas” o si modificarían algo, expresaron lo siguiente: Que avisaran el hecho de llevar otra muda de ropa puesto que terminamos bien mojados, llenos de harina, pintura o huevo, y es muy incómodo subir así al transporte para regresar a casa. Al pedir una muda de ropa “cómoda” se podría hacer con el pretexto de que se realizará un evento deportivo, sin mencionar que se trata de la “novatada”. Están bien estructurada la novatada. Está bien porque no es agresiva, es divertida. Que siga siendo igual porque es muy divertida, además de servir como motivación para las alumnas de nuevo ingreso.


17

Y cómo última pregunta al cuestionarles sobre si consideraban prudente seguir con esta bienvenida, externaron lo siguiente: Sí, por supuesto, estos eventos además de ser recreativos y amistosos, forman parte de la cultura escolar de la institución y forma parte de nuestra identidad como normalistas. Se debe de continuar porque es una forma divertida de unirse como escuela, además de convivir con los docentes y compañeros. Sí, porque queda como un antecedente de cada generación que fortalece la relación y convivencia entre las alumnas y los docentes de la escuela. Las actividades que se realizan para dar la bienvenida han sido benéficos para la integración de los alumnos, como parte de una socialización en-

VIDA, CIENCIA Y ARTE

tre compañeros, docentes y personal de la escuela normal, donde se han quedado con buena experiencia para la organización de actividades como futuros docentes de educación básica. Si bien es cierto los testimonios que acabamos de presentar manifiestan o dan ejemplo de la novatada como una práctica de “competición sana” en el contexto social y científico dicha práctica es definida como un ritual que se lleva a cabo en una agrupación con el objetivo de que las personas se incorporan ella y aprobar su inserción. En muchos casos dicha práctica ha caído en excesos generando situaciones extremas de violencia y humillación a los estudiantes que recién ingresan a las instituciones educativas y no ha sido la excepción en las escuelas normales. En el contexto actual de nuestro país es fundamental tomar conciencia de las conductas que lesionan la dig-

nidad humana y desarrollar habilidades para no reproducirlas, incluso a pesar de la presión externa. Asimismo, es necesario poner en práctica los valores que promueven los derechos humanos y aplicarlos a nuestra vida diaria y en la formación de los futuros docentes. A partir del cambio de comportamiento en cada uno de nosotros podemos generar ese cambio de conciencia y de convivencia que tanto se demanda. Te invitamos a reflexionar lo siguiente: ¿En el contexto actual de nuestro país, debe seguir vigente esta práctica? ¿Hasta dónde esta actividad fomenta más la exclusión que la inclusión y la tolerancia? ¿Son las instituciones formadoras de docentes un espacio ideal para llevar a cabo estas prácticas? ¿Qué opinas tú, compañero normalista?

Una mirada a la discapacidad desde la formación de docentes Por Lic. Hermilo Ramiro Flores Valencia Son múltiples las formas en las que los estudiantes de escuelas formadoras de docentes se enriquecen al interactuar en centros de educación especial (llamados cam) o realizar visitas a asociaciones enfocadas en la atención de personas que viven con discapacidad. Entre otras: conocer qué es la discapacidad, así como la clasificación que la sep establece (visual, auditiva, intelectual, motriz y autismo, por ejemplo); adentrarse en los estilos de aprendizaje o de comunicación de una persona que vive con discapacidad intelectual o auditiva; reconocer los implementos de apoyo a la movilidad (bastón blanco en el caso de las personas ciegas o silla de ruedas, andadera o muletas, en el caso de la discapacidad motriz); identificar que existe una asistencia tecnológica que facilita o incrementa la comunicación; conocer la existencia de la escritura en Braille o la lengua de señas mexicana; identificar la forma de planear y realizar adecuaciones curriculares o ajustes razonables a la planeación, así como la forma de evaluar desde un enfoque centrado en la persona. En el caso de Educación Física, el profesor en formación identificará diferentes formas de desplazarse, de comunicar, relacionarse entre compañeros, de apropiación del espacio, del material, así como de control corporal del niño o adolescente que vive con algún tipo de discapacidad. Para adentrarnos en este tema, es necesario hacer mención al origen y distribución de las personas que viven con discapacidad por entidad federativa, de acuerdo a las estadísticas establecidas por el inegi. Estos datos, así como lo establecido en la Constitución Política de

los Estados Unidos Mexicanos, la Ley General de Educación, la Ley de los Derechos de los Niños, la Ley para Prevenir y Eliminar la Discriminación, así como la Ley para la Integración al Desarrollo de las Personas que Viven con Discapacidad, permiten fundamentar la obligatoriedad de incluir este tema en todas las escuelas formadoras de maestros. Aunque cada estado cuenta con centros denominados cam (Centro de Atención Múltiple), estos no son suficientes para atender a las poblaciones que viven con discapacidad, y aunado al arribo de alumnos con algún tipo de discapacidad a las escuelas regulares, se hace necesaria la capacitación y la vinculación de las escuelas formadoras de maestros con la sociedad para participar y atender a esta población que demanda una atención acorde a sus necesidades. La discapacidad es un fenómeno multidimensional y complejo, pero una parte importante de los retos que enfrenta se asocia con el entorno construido, donde se hallan las barreras físicas y del entorno social que impone estereotipos y limitaciones a la participación. La enorme diversidad de circunstancias políticas, económicas y sociales presentes en el país, así como las distintas tendencias en los problemas de salud y los factores ambientales, se reflejan en efectos diferenciados para la población con discapacidad. Por ello, resulta fundamental conocer la distribución geográfica de este sector de la población en el territorio nacional, para tener un panorama sobre el posible impacto de las diferencias demográficas, socioeconómicas, epidemiológicas y sanitarias de cada región


18

Crédito de foto: Fernando Gachuz Fuentes/Dirección de Educación Básica, sep.

VIDA, CIENCIA Y ARTE

en la problemática de la discapacidad, y propiciar la intervención focalizada de acciones para lograr la mayor inclusión de este grupo de población (inegi, 2013). En 2014, prácticamente la mitad de la población con discapacidad residente en el país (49.6%) se concentra en siete entidades federativas: México (14.6%), Jalisco (8.1%), Veracruz (7.5%), Ciudad de México (5.8%), Guanajuato (4.6%), Puebla (4.5%) y Michoacán (4.4 %). Casi un tercio (31.7%) habita en once entidades: Nuevo León (3.8%), Oaxaca (3.6%), Chihuahua (3.4%), Chiapas y Guerrero (3% en cada una), Baja California (2.8%), Sinaloa (2.7%), San Luis Potosí y Tamaulipas (2.5% en cada una) e Hidalgo y Sonora (2.2% en cada una). Mientras que en nueve de las restantes 14 entidades, reside 14.8%: Coahuila, Tabasco y Yucatán (1.9% en cada una), Durango (1.8%), Querétaro (1.7%), Zacatecas (1.6%), Morelos (1.5%), Nayarit (1.4%) y Quintana Roo (1.1%); y en cinco vive 3.9 por ciento: Colima, Campeche y Baja California Sur (0.7% en cada una), y Aguascalientes y Tlaxcala (0.9% en cada una).

En relación con la población que reside en cada una de las entidades federativas del país, Nayarit es la que tiene la tasa más alta de personas con discapacidad: 82 por cada mil habitantes. Por su parte, de las siete entidades con el mayor número de residentes con discapacidad, tres están en el grupo de las ocho con las tasas más elevadas: Jalisco (74%), Michoacán (69%) y Veracruz (67%). En México (62%) el indicador es cercano al observado a nivel nacional (60%), mientras que en Guanajuato (57%), Puebla (52%) y la Ciudad de México (47%), está por debajo de la nacional. Destacan por su elevada tasa, Durango (75%), Colima y Zacatecas (74 en cada una), entidades donde habita 4.1% del total de personas con discapacidad del país, mientras que 4.9% viven en las dos entidades que reportan las tasas más bajas, Chiapas (41%) y Coahuila (45%). Tal situación puede estar relacionada con la estructura etaria de la población de cada entidad, la cobertura y calidad del sistema de salud, o el nivel de desarrollo económico y social, entre otros factores (dof, 2014).

Ahora se presenta una tabla que de manera general expone los beneficios que la población que vive con discapacidad obtendrá al ser intervenida desde la educación física. BENEFICIOS

Físicos

Psicológicos

Sociales

MEJORAS

• Eficiencia física y fisiológica • Competencias para moverse • Control de peso y actividades físicas • Reduce el estrés • Aumenta la creatividad • Mejora autoestima y el autoconocimiento • Contacto con muchas personas • Mejora la integración • Se integran en un proyecto

Acerca del autor:

Es licenciado en Educación Física, cuenta con Especialidad en Deporte para personas con discapacidad por la Universidad de Leipzig, Alemania. Realizó un curso de Educación Especial, en el marco de Integración Educativa y Métodos de trabajo en Jerusalén, Israel. Actualmente es profesor de la asignatura de Necesidades Educativas Especiales, en la ESEF, y maestrante en Ciencias de la Actividad Física por la Universidad Veracruzana. Autor del libro: Educación física y discapacidad motriz. Trillas México. 2015


19

VIDA, CIENCIA Y ARTE

BENEFICIOS

MEJORAS

Vocacionales

• • • • • •

La disposición para el trabajo Satisfacción laboral Sentirse capacitados y útiles Autosuficiencia Desenvolverse de forma autónoma Moverse con competencia

Recreativos

• Participación y disfrute • Interés y éxito • Introducen estas actividades en su vida Información obtenida de: http://editorialdismes.com/beneficios-de-la-educacion-fisica-en-personas-con-necesidades-educativas-especiales/ 2018

Ahora los beneficios de los docentes en formación: Las escuelas especializadas, así como las asociaciones presentan ventajas: a. Concentración de experiencia en la enseñanza de niños con diversas discapacidades, currículos y programas de trabajo especialmente adaptados, edificios y equipos especialmente diseñados (No todos). b. Oportunidades de capacitación para el personal, vínculos con los empleadores locales, así como con agencias de capacitación post-escolares. c. Estas constituyen los verdaderos elementos cuya ausencia en las escuelas comunes las hacen inefectivas en su trabajo educando a niños con discapacidad. El desafío para las escuelas especiales, en consecuencia, es encontrar maneras de compartir sus experiencias, experticia y recursos, incorporándolos en un contexto educacional más amplio. Algunas escuelas especiales ya han comenzado a desarrollar programas hacia afuera tales como establecer vínculos de trabajo con las escuelas comunes de la colonia o comunidad, compartiendo tanto personal como estudiantes. En otros casos, las escuelas especiales funcionan como Centros de Recursos entregando información y servicios de consultoría a las escuelas locales, organizando servicios de apoyo para las familias y contribuyendo a las actividades de capacitación en servicio.

Transmitir una destreza a otros no es igual que ejercitarla uno mismo, ni desempeñarse en diversas escuelas de la comunidad es bastante diferente que trabajar en los cerrados confines de una sola escuela especial. Los cambios más importantes que son requeridos corresponden a las actitudes de colaboración ya que los miembros del personal que sean celosos de su autonomía e intenten conservar sus líneas demarcadoras profesionales no contribuirán a una colaboración muy efectiva. Algunas escuelas regulares han hecho fracasar a los niños que viven con discapacidad (se están haciendo cambios, no se puede generalizar) lo que hace necesaria una reforma en las prácticas de intervención hacia la población que vive con discapacidad y que brinde una oferta educativa que esté centrada en las necesidades de los alumnos. Desde la mirada del que escribe y consultando otras fuentes, este cambio debe operar en dos niveles: en la organización académica y oferta curricular, por un lado; y en el desarrollo profesional y capacitación del personal, por el otro. El primero de estos niveles implica repensar las formas en las que los estudiantes son agrupados con propósitos educativos, las adecuaciones a las instalaciones que las escuelas pueden efectuar para una enseñanza suplementaria, las modificaciones a los currículos, así como los ajustes razonables a la planeación y evaluación que deberán plantear los profesores para que los estudiantes que viven con discapacidad tengan acceso a ellos, lo que generará cambios sustantivos en la conducta docente.

Actitudes, conocimientos y destrezas deben ser desarrolladas para crear y mantener una nueva clase de escuela donde a aquellos que han sido privados de sus beneficios se les otorgue un trato igualitario y se descarten los estrechos conceptos sobre normalidad. De ahí que no se habla de beneficios en la formación, se habla de cambios de actitud al atender a poblaciones vulnerables.

Referencias:

• Hegarty, Seamus. Educación de niños y Jóvenes con discapacidades. Principios y práctica. Disponible en: http://www.unesco.org/education/pdf/281_65_s.pdf • sep. (2011). Plan y programas de Estudio 2011. Principios pedagógicos. México. • sep. (1993) Ley General de Educación. México. • inegi. (2014). La discapacidad en México, datos al 2014. México. • onu. (2006). Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. • segob. (2013). Plan Nacional de Desarrollo. 20132018. México. • dof. (2011) Ley General para la Inclusión de las Personas con Discapacidad. México.


20

EL LIBRERO

Poemas

Por Dra. Jetzabeth Fonseca

Poema 1 Nudo corredizo Me alejaré de esta tierra en barco y cuando lo haga dejaré en el nudo corredizo de mi oído los machetazos y las humillaciones de toda la familia. Sellaré mis gritos extinguiré ciudades y acabaré con las fronteras de los amaneceres: ni tardes ni noches existirán al lado de los que ya no hablan. Mientras llega ese día embellezco mi cuello con una gargantilla siento por última vez los girasoles que hubiera querido acomodar en un florero y avanzo escaleras arriba a la sala de baile y sus valses en calma. Afuera no hay bullicio: la neblina aletea suavemente en mis ojos. Esta gente, mi gente camina, copa en mano totalmente en silencio. Y sólo yo imagino que un iceberg se aproxima. 

Poema 2 No saben Ellos no saben nada del hollín que respiro en el desierto en mis venas ni de las púas en mis ojos. Nada saben de la penumbra ni del torbellino en el alma.  

Poema 3 El muro

Poema 4 Infierno El extenso blanco de cerros fantasmales cubre la vista cataratas que poco a poco y sin dudar erosionan mis ojos con el horror de las gaviotas que se picotean por un trozo de pescado. La verdad terrible echada al aire no tiene más abrigo: el infierno está en mi propia vida.

Pienso en todas las cosas que he muerto: en la bestia de mis ojos y en el relámpago que atraviesa mi cansancio. Busco a ciegas una semilla para arrullar en mi vientre pero sólo tengo un muro.   Acerca de la autora:

La Dra. Jetzabeth Fonseca es poeta y catedrática del ISENCO. Es ganadora del primer lugar en el Certamen de Poesía Manzanillo 2008, ha publicado Letras Índigo y Círculos de Sombra. Su trabajo forma parte de la antología Manual para Escapistas.


21

EL LIBRERO

Pregunta

o respuesta Por Mtra. Leticia Carrera López

Manuel nació el día en que su madre preguntó: “¿cuándo nacerá?”, mientras su padre buscaba respuestas y decía: “seguramente hoy”. Su madre era filósofa, siempre preguntaba, muchas veces se quedaba sin respuesta; otras pocas, preguntaba más. Su padre era científico, no le gustaban mucho las preguntas, prefería las respuestas. Ambos padres amaban leer, saber, conocer, por lo que tenían una modesta biblioteca en casa. Y desde antes de que naciera Manuel había un pequeño librero esperándolo, ya fuera para hacer preguntas o para encontrar respuestas. Además, siempre contaban con una computadora donde a veces se perdían horas para encontrar más de sus pasiones. Así que para cuando Manuel hizo su primera pregunta, a los tres años de edad, su madre se sintió orgullosa, lo tomó en brazos y salieron corriendo de la casa para llevarlo con su padre, quien trabajaba en un gran laboratorio: “ha hecho su primer pregunta”. Al escucharlo, su padre se sintió orgulloso, el niño repitió la pregunta y él encontró una respuesta para un hijo de tres años. Los siguientes años siguió haciendo preguntas, muchas tenían respuestas sencillas y rápidas, algunas tardaban en ser respondidas, había otras pocas que tardaban meses y algunas se quedaban sin respuestas. Creció bajo dos preceptos, el de su madre: “Siempre pregunta, las preguntas son llaves para abrir puertas”; y el de su padre: “Encuentra respuestas, son caminos que nos llevan más lejos”. —¿No sabes de historia, papá? —Sí sé hijo, pero no lo suficiente. Entonces su madre respondió: —¿Pero qué quieres saber? —Lo que te estoy preguntando, mamá, ¿cuándo fue, qué paso, por qué no está esa fecha bien?, entonces tampoco sabes la respuesta, mamá. Los padres se miraron, a sus catorces años había hecho una pregunta que no podían responder. Esa tarde lo llevaron a la biblioteca, eso no era raro para Manuel, su padre lo miró y dijo: “Hoy no buscaremos en los libros, te voy a presentar a una persona que si no sabe la respuesta, sabe buscar lo que necesitas”. A Manuel se le abrieron los ojos, estaba contento, alguien que sabía buscar respuestas.

—Te presento a don Armando, es el referencista de la biblioteca. —¿Así que haces preguntas difíciles? Imagino que lo heredaste de tus padres. Manuel se le quedó viendo un rato y habló: —Sí, don Armando, me han dicho, pero y ¿qué es un referencista? —Un referencista es un bibliotecario que se dedica a encontrar respuestas. —¿Todas las respuestas? —Pues tal vez no todas, pero puedo buscarte la información para encontrar la respuesta que más te ayude.

—Mira, Manuel, la decisión fue muy difícil pero ya tenemos el nombre del referencista. —¿Y es definitiva esa decisión? —Sí, así es. De hecho esa persona que se queda, pues, la verdad, desde hace años el director de la biblioteca y yo la habíamos elegido, pero no sabíamos si ese día llegaría. Estamos contentos con la elección, es una persona responsable y que le gusta buscar respuestas para otros, aunque luego se la pasa haciéndose nudos con sus propias preguntas. —Entiendo... –dijo Manuel con una voz media triste. —El director quiere hablar contigo, ve de una vez.

A Manuel le encantó la idea, le pareció increíble; desde ese día dejó de preguntar a sus padres, corría con don Armando a buscar su respuesta; pero, en lugar de sólo darle las respuestas, él lo enseñó a buscarlas. Así que el adolescente comenzó a indagar respuestas para otros cuando el referencista no se daba abasto. Cuando llegó el momento de decidir qué carrera estudiar, habló con sus padres:

Manuel caminó a la dirección de la biblioteca, algo le decía que después de tanto tiempo en ese lugar, cabía la posibilidad de dejarlo. El director le hizo tomar asiento, volvió a explicarle que la persona que se quedaría en el lugar de don Armando era alguien a quien le encantaba buscar respuestas para todos los que preguntaban, y que la decisión era la mejor para la comunidad.

—Quiero estudiar bibliotecología. —¿Pero por qué? –dijeron sus padres al unísono. —Porque puedo seguir haciendo preguntas como mamá y encontrar respuestas como papá.

—Es por eso, Manuel, que queremos que seas el referencista de la biblioteca. —¿De verdad? ¡Gracias!

Sus padres se miraron, comprendieron que esa carrera era justamente los dos preceptos que le habían dado desde pequeño: “las preguntas son llaves para abrir puertas” y “las respuestas son caminos que nos llevan más lejos”. Así que Manuel fue a estudiar bibliotecología y en sus tardes libres iba con don Armando. Al terminar la carrera, don Armando anunció que dejaba su puesto, era tiempo de jubilarse.

Así que Manuel se quedó en el lugar de don Armando, ese puesto que un día le pareció increíble para dar respuesta a otros, ahora era su lugar; él sería quien ayudaría a que sus usuarios comprendieran que “las preguntas son llaves para abrir puertas” y “las respuestas son caminos que nos llevan más lejos”.

—¿Quién se va a quedar con su puesto, don Armando? —Ya verás, Manuel, es una sorpresa. Los usuarios de la biblioteca iban todas las tardes a buscar respuestas, pero sobre todo los niños y los adolescentes se acercaban a Manuel porque él tenía la manía de explicar las respuestas como grandes descubrimientos, a los niños les gustaba, se sentían jugando a detectives, los adolescentes se sentían liberados de la tarea, porque Manuel siempre les daba la respuesta correcta. El último día que don Armando fue a trabajar habló muy seriamente con Manuel.

Acerca de la autora:

Maestra en Bibliotecología y Estudios de la Información por la UNAM, Licenciada en Filosofía por la UMSNH. Es promotora de lectura y narradora oral escénica. Es miembro de la Sociedad de Escritores Michoacanos (Literatura de Michoacán A.C.) y del Colegio Nacional de Bibliotecarios.


22

SOMOS NORMALISTAS, SOMOS NUESTRA HISTORIA Un sorprendente testimonio de vida que rompió diagnósticos y expectativas “El autismo no es verse a uno mismo, sino una oportunidad de abrir corazones y dar a los demás”

Por Lic. Sandra Piedra

Somos Normalistas (SN): ¿A qué edad identificaron que Mau tenía capacidades diferentes?

Entre los 8 y 9 meses lo noté porque casualmente tenía una amiga que había tenido unas gemelitas y eran tres meses más grandes que Mauricio. Entonces yo tomé como referente y comparativo que lo que podían hacer

estas niñas, después lo hiciera Mauricio. Pero lo esperaba y no sucedía así. También me di cuenta que en su lenguaje no emitía más que la última palabra en una oración y la última sílaba en una palabra. Después empezó a seguir su sombra y a jugar con objetos que giraban, por ejemplo: con los platos y con las ruedas de su triciclo, se bajaba, lo volteaba y comenzaba girar las rueditas. Igualmente le llamaba la atención la lavadora, veía a través de ventanita cómo giraba la ropa. Cuando nos invitaban a fiestas infantiles se aislaba de los niños, se iba cerca de las bocinas y ahí se quedaba todo el tiempo oyendo la música.

Crédito de foto: Mauricio Duhalt.

Mauricio, o Mau como le gusta que lo llamen, es un joven que fue diagnosticado como autista en un grado severo, cuando en México aún se desconocía mucho sobre este trastorno. Fue la Dra. Margarita Gómez Palacios quien después de un largo recorrido de los padres con médicos y psiquiatras, determinó que aquel infante con el que había coincidido esa tarde en la sala de su casa, tenía dicho trastorno. A partir de ese momento no fue fácil para los padres asumir la noticia, pero gracias al interés en conocer más acerca esta discapacidad, así como con el apoyo de sus maestros, compañeros de la escuela y demás personas de su entorno, fue que Mauricio adquirió distintas habilidades que lo han hecho destacar e ir más allá de las expectativas que los médicos inicialmente habían determinado. Mau actualmente labora en la Dirección General de Materiales Educativos de la Subsecretaría de Educación Básica, en la sep, y accedió a que Somos Normalistas entrevistara a sus papás y a él, por supuesto. Los papás de Mauricio acudieron muy dispuestos y con toda naturalidad a las oficinas de la Secretaría ubicada en Coyoacán, y aprovechamos ese instante para que Mauricio nos diera un breve recorrido y nos mostrara el “checador” donde todos los días marca su entrada y salida. Posteriormente pasamos a un salita donde comenzaríamos a platicar y esto fue lo que nos dijeron la señora Liliana Iñigo, de 61 años, y el señor Mauricio Duhalt, de 69, ambos dentistas:

SN: Cuando identificaron esas diferencias, ¿cómo actuaron?

SN: ¿Qué les dijo la doctora Margarita Gómez Palacios?

Lo llevamos con un neurólogo, después con un psiquiatra infantil y al final con una terapeuta de lenguaje a quien por primera vez escuché decir que Mauricio podría ser autista, pero lo descartó porque él sí tenía contacto visual y supuestamente era una característica determinante de dicho trastorno. En este tiempo (principios de los ochentas) en México no se conocía mucho acerca de este tema y lo etiquetaban más con retraso mental. Así tuvimos cita con diferentes especialistas y no lograban decirnos qué era lo que padecía Mauricio. Incluso el psiquiatra nos dijo que debíamos hospitalizarlo ya que podía llegar a ser peligroso. En esos momentos el papá de Mauricio tenía un amigo que trabajaba en la administración de la sep, y el Secretario de Educación en funciones tenía un hijo con problemas de aprendizaje. Fue cuando oímos hablar de la doctora Margarita Gómez Palacios, quien había visto y trataba al hijo del Secretario, y a través de varios contactos coincidimos con ella quien en una primera cita nos dio el diagnóstico acertado.

Fuimos a su casa y en la sala nos empezó a hacer varias preguntas acerca de qué hacía Mauricio, pero más que preguntas eran afirmaciones, por ejemplo: ¿Y Mauricio no repite las palabras? ¿Y Mauricio no gira objetos? ¿Y Mauricio tal o cual cosa...? Esto nos sorprendió sobremanera ya que parecía que nos estaba describiendo a nuestro hijo, a pesar de que aún no le habíamos hablado de él. Nos salimos un momento y dejamos a Mau trabajando con la doctora poco más de dos horas. Cuando regresamos nos dijo que lo que ella identificaba era un problema de autismo bastante severo. En ese entonces Mauricio tenía aproximadamente un año siete meses. Desde ese día Mauricio empezó a ir a terapia todos los días. SN: ¿A qué edad empezó a ir a la escuela?

Como a los tres años entró a un cendi regular y después a primaria en una Escuela de Educación Especial que dirigía la doctora Margarita, sin embargo, ahí sólo estuvo primero y segundo grados porque la doctora nos dijo que era momento de que fuera a una escuela regular, pues


no se podía pasar la vida en una burbujita. Fue entonces cuando entró a una escuela regular y ahí estuvo hasta sexto año. Repitió un grado, pero de ahí en fuera sacó su primaria bastante aceptable. El problema fue cuando entró a la secundaria, la cual era de Educación Especial, pero no porque se atendieran discapacidades, sino porque ahí ingresaban los niños que tenían mala conducta y algunos de ellos se agarron de barquito a Mauricio. Aun así logró terminar la secundaria con algunas dificultades en las materias que implicaban un mayor razonamiento. Posteriormente ingresó a la prepa abierta y algunas materias se le dificultaban y otras no. A veces iban maestros particulares a apoyarle a casa, pero llegó un punto en que se sintió fastidiado y ya no quiso seguir con la prepa, entonces vimos la opción de integrarlo laboralmente y Lourdes ¿Gutiérrez? a quien conocíamos, lo empezó a integrar sutilmente dentro de la Secretaría en la actividad de sacar copias como terapia ocupacional, hasta que ya formalmente se le consideró como empleado. SN: ¿Qué fue lo que pensaron cuando les dieron el diagnóstico de Mau y qué piensan ahora?

Cuando nos dieron la noticia estuvimos en shock, fue difícil. Los padres tendemos a construir castillos en el aire e idealizamos a nuestros hijos. Entonces cuando te enteras de una noticia así no es fácil aceptarlo, sin embargo, nos hemos enriquecido bastante. Nos sentimos ricos en la capacidad de poder dar a los demás y orgullosos de lo que Mauricio le puede dar a otras personas. Tiene facultades muy buenas para el deporte. Compite con personas que no tienen ninguna discapacidad y ha ganado torneos de tenis. En el club deportivo al que acude, toda la gente lo estima y lo busca porque quieren jugar con él, siendo que en el deporte “Si juegas mal no te invitan y si juegas mejor que el resto, tampoco”, pero a él si lo invitan, incluso los más avanzados.

SOMOS NORMALISTAS, SOMOS NUESTRA HISTORIA

SN: ¿Cuál fue el mayor reto al que se enfrentaron como padres de un hijo con capacidades diferentes?

SN: ¿Alguna anécdota o dato que nos quisieran compartir?

Creemos que la aceptación y el bullying de algunos de sus compañeros en la escuela. SN: ¿Qué piensan del trato de los maestros que tuvo Mauricio en su trayectoria escolar?

Bueno, siempre lo apoyaron. Su maestra de cuarto año de primaria lo orientó mucho, ya que, a pesar de ser docente de una escuela regular y no especial, ella manejó de una manera muy profesional el caso de Mauricio y sobre todo un aspecto importante que para mi fue muy significativo, lo orientó para que supiera manejar su sexualidad, ya que en ese momento se empezó a tocar sus partes y lo hacía en clase. La maestra en vez de castigarlo habló con él, con nosotros y el resto de los padres de los niños de una manera tan sutil y a la vez abierta que Mauricio desde ese momento cambió y se dio cuenta que cosas estaban bien hacer en público y cuáles no. Otra agradable experiencia fue en la secundaria en la cual uno de los maestros era salsero y despertó su gusto por la música. SN ¿Qué les dirían a los jóvenes que se están formando como docentes en las escuelas normales?

Que sean abiertos al cien por ciento, que tengan paciencia y buen trato hacia los niños y los adolescentes. Que sean empáticos y comprensivos con todos sus alumnos, pero en especial con los que tienen alguna discapacidad. Que identifiquen las fortalezas de esos alumnos y las potencien, ya que con eso pueden lograr grandes cosas.

Pues que Mauricio es súper directo, te dice las cosas como son. Por ejemplo, si en el tenis observa que algún compañero no es tan bueno como él y le cuesta trabajo, le dice: “No te preocupes, yo te cargo”. Asimismo compartimos que Mauricio tiene un hermano menor, Daniel. Ambos llevan una relación de mucho respeto. SN: Les agradecemos mucho su apertura para compartirnos su historia de vida.

Gracias a ustedes por pensar en Mauricio y ojalá sea una experiencia de motivación para otras personas. Fue así que culminó la entrevista con los padres de Mau y enseguida él se paró de la silla que quedaba del otro extremo de la mesa y se cambió para quedar a un lado de mí para comenzar. Cabe destacar que el lenguaje y vocabulario de Mauricio es muy fluido a pesar de su discapacidad y se trató que las respuestas a las preguntas aquí expuestas se transcribieran literalmente. Únicamente en varias ocasiones se cambió el tiempo de los verbos ya que algo muy notorio cuando platicamos con él es que en ocasiones hablaba en presente refiriéndose al pasado. ¡Hola, Mauricio! ¿Cuál es tu nombre completo y cuándo entraste a trabajar en la sep?

Buenas tardes, mi nombre es Mauricio Duhalt, tengo 38 años y ya llevo 14 años trabajando en el fotocopiado en la sep. Empecé a trabajar el 8 de agosto de 2003. Nos ubicamos en avenida Cuauhtémoc entonces, empezamos a tener

Para saber más: https://www.youtube.com/watch?v=lpGPQtoQ5_I&list=PL-z75zTKIl4dlzOGmwP3s7NM2QkTLSoMvM2QkTLSoMv

Crédito de foto: Mauricio Duhalt.

23


24

SOMOS NORMALISTAS, SOMOS NUESTRA HISTORIA

telenovelas. Mi novela favorita es “Tenías qué ser tú”. Escucho dos estaciones: 97.7, y ya llevo años ganando boletos para los conciertos. Pero ya escucho los 40´s y estoy descansando de los boletos. Nos dijeron que tienes un hermano, ¿cómo se llama y cómo te llevas con él?

Se llama Daniel, también es dentista. Este año ya nos llevamos bien, cada quien por su lado y jugamos tenis de vez en cuando los fines de semana.

Crédito de foto: Martín Reynoso Mares.

¿Qué te pone feliz?

mucho trabajo en las copias, en los engargolados. Tenemos una jefa que se llama Adriana Hernández García, después cambiamos a otro jefe que se llama Alejandro Osorio que les presenté a mis papás que son dentistas y que se animó a ir a consulta. Luego empacamos a otra oficina que me tocó muy lejos, eso sí que el problema es que nos instalaron muy mal, cuatro copiadoras grandes y una sola línea. Entonces nos cambiamos a Versalles y ahí teníamos una copiadora multifuncional y yo les di unas clasecitas de cómo sacar copias, del acuse, del oficio. Después pasamos a otro edificio en Reforma y cambiaron a excelentes equipos, ya cada área tenía dos o más copiadoras. Aprendí a escanear, a poner la memoria USB a un archivo o archivo por separado y poner el nombre. Y por último aquí en Coyoacán.

¿Te acuerdas cuando ibas a la primaria, recuer-

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

¿Hay algo que no te haya gustado de la escuela?

Sacar copias y que los compañeros vengan a que les enseñe cómo fotocopiar un documento, por eso ya les di unas clasecitas y si necesitan cualquier cosa que los ayude pues aquí estoy para apoyarlos. Que si se atora una hoja yo lo arreglo y así remplazar muchas páginas. Sujetar así cuando esté una hoja pegada o bien poner el escaneo continúo y cuando termine de escanearlos ya los compañeros checan en la computadora que esté todo bien y luego ir con Lourdes Gutiérrez que es mi exjefa.

La secundaria fue horrible porque nada más tenía puros hombres y un salón muy ridículo pero gracias a Dios pude aprobar otro grado. Estuve en el Sor Juana Inés de la Cruz en preparatoria abierta, y también a mis compañeros les costó trabajo aprender.

¿Qué te pone triste?

Extrañé mucho a mi jefe Alejandro Osorio. Él no me avisó que se jubiló.

das a tus amigos y maestros?

¿Te gusta alguien?

En la primaria me acuerdo de Michelle, Odín, Mariana Mendoza, Mariana Ríos. En tercer grado de primaria me acuerdo que la maestra se llamaba Gabriela, pero no me acuerdo del apellido, recuerdo a Georgina Ochoa Paz y después a Lucía. En quinto año de primaria a Alejandrina, a quien invité a mi casa para que me apoyara a hacer mis tareas, y en sexto, se llamaba Patricia...

(Risas). Bueno mi mejor amiga vive en Cuernavaca y la veo de vez en cuando, se llama Natasha y me invitó a jugar dobles en mixtos, entonces no me molesta que falle, sí le perdono la vida... ¡Es broma, la quiero mucho!

¿Cómo se portaban los maestros contigo?

¿Algo más que quisieras decir?

Pues te agradezco mucho la entrevista y ojalá que me escuches en el radio de vez en cuando.

Se portaban muy bien aunque me había equivocado en un cuaderno que era de los dos lados para apuntar, pero luego entendí.

Bueno… pues sí me gusta estar solo porque escucho el radio, y sí, mejor estar solito y que esté todo libre para sacar unas copias y engargolar unos libros. ¿Qué es lo que no te gusta?

¿Te gusta ver la televisión?

Yo checo de 9 a 4 normalmente, pero como tengo que ir a clase a las 5:00 de aquaerobic y spinning tengo que ir caminando ya de volada a mi casa para comer y de ahí ¡vámonos!

En los viejos tiempos me gustaba ver unas caricaturas o películas. La que más me gustó fue La Sirenita, luego la Cenicienta y Blanca Nieves. Cuando ya era joven veía

Crédito de foto: Mauricio Duhalt.

¿Qué te gusta hacer cuando no estás trabajando?

Los fines de semana juego tenis con mis amigos del club, llevo ya 30 años entrenando el deporte. De vez en cuando participo en unos torneos. Empecé primero en categoría D, pegar suave a la pelota, luego cuando gané el campeonato de primer lugar pasé un poco más difícil. En simples y en dobles volví a ganar las dos categorías. Llevo tres ganados en dobles.

¿Te gusta el área de fotocopiado de aquí de Coyoacán, ya que quedaste aislado de tus compañeros a comparación del otro edificio?

Me gusta mucho hablar con los locutores al aire, las clases de aquaerobic y spinning, que mis papás vengan al trabajo y que les presenta a mi jefe Edgar Tafolla y a la secretaria Rosa Isela.

Profile for Somos Normalistas

Somos normalistas #7  

En este número le damos un vistazo a la inclusión educativa.

Somos normalistas #7  

En este número le damos un vistazo a la inclusión educativa.

Advertisement