Page 1

Periódico Mensual

SOMOS MÁS Por los Valores no Negociables AÑO 2 - Nº 8 San Salvador, El Salvador, agosto de 2012

Tiraje 50,000 ejemplares

visita nuestra página web: www.somosmas.org.sv g Síguenos en: www.facebook.com/svsomosmas

EDICION GRATUITA y, si son crisƟanas, a unir al sacrificio de la cruz del Señor las dificultades que pueden encontrar a causa de su condición.” (CIC. 2358). A ellos con caridad se propone: "Las personas homosexuales están llamadas a la casƟdad. Mediante virtudes de dominio de sí mismo que eduquen la libertad interior, y a veces mediante el apoyo de una amistad desinteresada, de la oración y la gracia sacramental, pueden y deben acercarse gradual y resueltamente a la perfección crisƟana.” (CIC. 2359). En efecto, la Iglesia ama y acepta a la persona con AMS y le hace un llamado para vivir la casƟdad para encontrar felicidad y realización.

La Iglesia y la homosexualidad La Iglesia enseña que la sexualidad humana Ɵene un significado profundo y maravilloso que expresa saƟsfactoriamente el amor esponsal ordenado a la doble e inseparable finalidad: el amor (aspecto uniƟvo) y la vida (aspecto procreaƟvo). Pero en la prácƟca existen áreas de confusión que desvirtúan el acto sexual, como la infidelidad, la contracepción, la homosexualidad y otras, que faltan determinadamente a la unidad y a la vida. La Iglesia ha enseñado que los “actos homosexuales” son intrínsecamente desordenados pues violan los aspectos esenciales, el procreaƟvo y el uniƟvo pues no existe complementariedad sexual natural. Sin embargo, “las personas” con tendencias homosexuales no son malas. Y los “impulsos homosexuales” pueden tener disƟntos niveles de intensidad o de duración, por tanto no definen a la persona, como nos tratan de convencer la cultura relaƟvista y los medios de comunicación. En los siglos XIX y XX se suscitaron factores políƟcos relacionados a la revolución sexual y a los movimientos gays que reclaman “derechos” tratando la homosexualidad como normal, lo cual desincenƟva el tratamiento y la invesƟgación. La tendencia racionalista, el pensamiento pseudo-humanista y la “ideología de género” y sus disƟntas interpretaciones han reducido la psicología a tratamientos empíricos y con énfasis en lo emocional en este tema. La invesƟgación más relevante sobre la homosexualidad se realizó hasta el siglo XX con el desarrollo protagónico de una psicología seria e independiente, que toma en cuenta la integralidad de la persona, su comportamiento y valores. Es así

como podemos uƟlizar preferiblemente el término “Atracción al Mismo Sexo” (AMS). Estos auténƟcos invesƟgadores declaran que las causas de la AMS no son genéƟcas sino una compleja interacción afecƟva, familiar, consƟtuƟva y social. Cada caso es único, pero generalmente se clasifican comúnmente en cuatro Ɵpos: 1) Fallas en el sistema triangular familiar entre papá – mamá – hijo(a); 2) Falta de desarrollo de la idenƟdad sexual (masculina o femenina); 3) Heridas de auto imagen y valoración İsico, social y cultural; y 4) Abuso sexual o psicológico. Afortunadamente existen estudios completos e historial fidedigno que determina las verdaderas causas de la AMS. La Iglesia Católica ha asumido prudentemente su postura asimilando estos descubrimientos basados en la ciencia, la dignidad humana, la moral y la palabra de Dios para mantenerse en la verdad en su papel de madre y maestra de la fe y vida crisƟana. La doctrina definida en el Catecismo de la Iglesia Católica los reconoce: "La homosexualidad designa las relaciones entre hombres o mujeres que experimentan una atracción sexual, exclusiva o predominante, hacia personas del mismo sexo.” Y aclara: “'los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados'. Son contrarios a la ley natural. Cierran el acto sexual al don de la vida. No proceden de una verdadera complementariedad afecƟva y sexual. No pueden recibir aprobación en ningún caso.” (CIC. 2357). Luego indica que las personas con AMS “Deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza. Se evitará, respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta. Estas personas están llamadas a realizar la voluntad de Dios en su vida,

Ahora, muchas personas con AMS se encuentran aprensivos entre una encrucijada vital. Por un lado son acosados por quienes muestran recelo y rechazo, y por otro son insƟgados por los influenciados por el relaƟvismo gay a aceptarse como tales y vivir en ese ambiente. Es preciso ayudar a tantas personas con AMS que están confundidos y con miedo. Unos optan por vivir como gays y otros sufren su condición en secreto. En cambio hay quienes por desilusión, frustración, soledad o tristeza, quisieran salir de la AMS. En el apoyo psicológico, la terapia de afirmación lo orienta equivocadamente a que acepte su homosexualidad, pero por otro lado, la terapia de reorientación le dirige y apoya por un proceso de exploración de sus causas y el re-descubrimiento y reafirmación de la propia idenƟdad natural. El apostolado católico Courage fue fundado en 1980 por el P. John Harvey en la ciudad de Nueva York. En el año 2005 inicia Courage-LaƟno en México, y llega a San Salvador en Julio, 2011, con la aprobación del Arzobispo de SS, Mons. José Luis Escobar Alas. Courage-LaƟno es un apostolado que brinda atención espiritual a hombres y mujeres que Ɵenen una condición de Atracción al Mismo Sexo (AMS), y que aspiran a llevar una vida en casƟdad de acuerdo con las enseñanzas de la Iglesia Católica. UƟliza una dinámica de terapia comunitaria enfocada en la sanación de heridas de una manera integral con temáƟcas de asistencia espiritual, humana y psicológica. Los grupos separados de hombres, mujeres y padres de familia (Encourage) son cerrados, anónimos y confidenciales.

Para mayor información, o para referir algún posible miembro, pueden contactar al email: couragesv@gmail.com. También pueden revisar el siƟo web: www.courage-laƟno.org


www.somosmas.org.sv :: agosto 2012 :: pagina 2

Virgen María "cruzó la meta" con atleta que ganó el oro en Londres 2012

1. Gánate la confianza de tu hijo. El medio más eficaz para ganarse esta confianza es lograr que el niño experimente la cercanía del amor familiar. Todo educador sabe que para que sus enseñanzas penetren de verdad en los educandos se debe dar lo mejor de uno mismo. Esta donación implica la entrega generosa de parte del educador. No se da por descontado que se requiere sacrificio. Hay padres de familia que edifican a cualquiera. Estas personas se levantan temprano, se desvelan preparando la comida, la ropa o el horario del día siguiente, llevan a sus chicos al colegio, se preocupan del aseo de la casa. Cuando alguno de sus pequeños se enferma ellos permanecen en su cabecera, los llevan al médico y si éste no funciona buscan a otro a pesar de que sea más costoso. Lo que se busca es lo mejor para la persona amada. Esos son los verdaderos padres. 2. Dedícale lo mejor de tu Ɵempo. Con un hijo se comparte un período de la vida. Por ello es de fundamental importancia darles el propio Ɵempo. Los pequeños y los no tan pequeños requieren de modelos claros a quienes imitar y seguir. Esos modelos se encuentran en el hogar. La familia, dice el concilio VaƟcano II, “es la primera madre y guardiana de la educación. Ahí los niños en un ambiente de amor aprenden más fácilmente el orden correcto de las cosas y la misma cultura humana se va imprimiendo en las mentes de los pequeños.” Ahora, para que esto efecƟvamente suceda es de capital importancia que haya convivencia familiar. Los padres deben conocer sus sueños, su mundo, los amigos con quienes se juntan y todas esas “trivialidades” de las que se compone la vida del hijo. A su vez el chico debe conocer a sus papás: dónde trabaja, en qué se divierte, cuáles son sus gustos. A los seres humanos nos conquistan los detalles. Con un hijo se comparten los proyectos y las preocupaciones, las esperanzas y los temores.

La atleta eơope Meseret Defar protagonizó uno de los momentos más emoƟvos de las Olimpiadas de Londres 2012 cuando al cruzar la meta en la final femenina de los 5000 metros planos y hacerse de la medalla de oro, sacó de su pecho una imagen de la Virgen María, la mostró a las cámaras y se la puso en el rostro en un momento de intensa oración. Defar, crisƟana ortodoxa, encomendó su carrera a Dios con una señal de la cruz y completó la distancia en 15:04:25, venciendo a su compatriota y tradicional rival Tirunesh Dibaba, quien llegó como favorita de la prueba. Con lágrimas de emoción, Defar mostró al mundo la imagen de la Virgen con el Niño Jesús en brazos que la acompañó en todo el recorrido. Durante toda la carrera, tres corredoras eơopes y tres de Kenia se disputaban los primeros lugares,

Defar aceleró en el úlƟmo tramo y logró separarse del grupo. Meseret Defar nació el 19 de noviembre de 1983 en Addis Abeba, EƟopía. Ha sido subcampeona en el Mundial de atleƟsmo de Helsinki 2005, donde fue vencida por Dibaba. Ha sido también dos veces campeona mundial de 3.000 metros bajo techo. En las Olimpiadas de Atenas 2004 ganó la medalla de oro en los 5000 metros y en Beijing 2008 obtuvo la medalla de bronce en esta misma prueba. El 3 de junio de 2006 baƟó en Nueva York el récord mundial de los 5.000 metros con 14:24,53, mejorando en 15 centésimas el anterior récord de la turca Elvan Abeylegesse. Publicado por ACI/EWTN NoƟcias

Recuerdo con mucho cariño aquellas tardes de otoño en que salía a jugar béisbol con mi padre. Sin duda él habría descansado más jugando a las cartas con los amigos, viendo un parƟdo fútbol o simplemente dedicando Ɵempo a cuidar el jardín de casa. Seguramente todos pueden recordar momentos semejantes y son precisamente esas


www.somosmas.org.sv :: agosto 2012 :: pagina 3

Siete consejos para educar a los hijos

se aprende el respeto, la fidelidad y el servicio desinteresado.

Por el Padre Dennis Doren Lahr, L.C. 5. Conoce su mundo. Cada generación Ɵene un “mundo subterráneo.” Es una especie de lenguaje, unas idenƟdades, un modo de comportarse que sólo surge cuando se está en grupo. Cuando uno da clases o sale de excursión con los alumnos puede ir entreviendo esas facetas o pinceladas de este mundo que llevan los niños por dentro. ¿Sabes tú quiénes son los mejores amigos de tus hijos? ¿Sabes qué Ɵpos de cosas intercambia por Internet? ¿Conoces a sus compañeros de salón? Sin duda una buena parte de las dificultades de un adolescente se pueden anƟcipar y ahorrar si se cuidan las amistades y las cosas que viven en la escuela los niños. Esto se logra a través del diálogo confiado papá o mamá-hijo. 6. Enséñale el valor del respeto. Los hijos llegan hasta donde los padres les permiten. Al chico se le respeta y se le enseña a respetar a los demás. Para ello no tengan miedo en corregir a sus hijos. “El que ama a su hijo lo casƟga asiduamente, para poder alegrarse de él en el futuro,” dice el libro del EclesiásƟco (Si 30,1). Para esto es necesario que los padres den buen ejemplo. No se trata de que sean impecables, más bien que reconozcan sus propios defectos y que se esmeren en superarlos.

memorias las que nos levantan cuando la vida se vuelve muy pesada. 3. Ponle reglas en casa. Este es uno de los aspectos más delicados de la obra educaƟva. Consiste en encontrar un justo equilibrio entre la libertad y la disciplina. Sin reglas de comportamiento y de vida no se forma el carácter y no se llega preparados para enfrentar las pruebas a las que somete la vida. Hay padres que quieren ahorrar a sus pequeños todo sacrificio y privación, lo cual es una acƟtud muy noble, bien intencionada pero poco formaƟva. Un niño que no aprende a superar retos se asemeja a un árbol que no echó raíces profundas. Ante el primer vendaval que sople terminará por los suelos y su ruina entristecerá a todos, sobre todo a sus padres. ¿De qué retos se trata? Son esas responsabilidades que se Ɵenen que cumplir y que de no cumplirse traen sus consecuencias. Por ejemplo que la tarea del colegio se haga a Ɵempo y no salir a jugar ni encender los videojuegos o el televisor hasta que se haya completado. Se debe establecer un número de horas limitadas para dedicarse a la computadora, al videojuego o al televisor. Las horas no deben ser excesivas pues quitarían el Ɵempo a la convivencia familiar. Ayuda también que desde pequeños se asigne a los hijos algún encargo o quehacer de casa de modo que vayan aprendiendo a responsabilizarse: ayudar con la

vajilla, asear una zona de la casa, sacar a pasear al perro; obviamente cada encargo debe adaptarse a su edad y madurez. Estos son los detalles que construyen la personalidad. 4. Convive en familia. Esto se logra no saturando a los hijos de acƟvidades complementarias. Hay padres que sueñan en dar a sus hijos todo lo que ellos no tuvieron: clases de piano los lunes, entrenamiento de golf los martes y jueves, música y ballet al final de la tarde, natación y día social los viernes, torneo deporƟvo el sábado, fiesta de Pepe el domingo y de vez en cuando un picnic en familia para romper la ruƟna. Todo esto sin contar las tareas y deportes escolares. ¿Qué sucede? El niño o la niña pasa más Ɵempo con sus diversos tutores que con su propia familia y es en la familia donde

Este respeto se debe en primer lugar a los propios padres. A su papá o a su mamá el niño no le debe alzar la voz jamás. Este respeto más tarde servirá de fundamento a la obediencia en la escuela y en la sociedad. Esta virtud se debe extender a los hermanos en casa, a los profesores y a los compañeros en la escuela. 7. Sé tú, papá o mamá, su primer punto de referencia. Que tu hijo te tenga la confianza para acudir y contarte sus cosas: éxitos, dudas, deudas, sorpresas, fallos, tal vez aquellas cosas que le dan pena. Acéptalo como es y que él vea que para Ɵ no hay otro interés más grande. Si tus hijos perciben en Ɵ al primer interesado en escucharles, en tomarles en serio, te tomarán en serio cuando tú les pidas algo que no enƟendan o que no estén plenamente de acuerdo. Como esos adolescentes que quieren llegar a las cuatro de la mañana de su primera fiesta con los amigos y a quienes sus padres saben dar un “no” rotundo moƟvado y formaƟvo.

“El respeto y la defensa de la vida humana, desde su concepción hasta su fin natural, la familia fundada en el matrimonio entre hombre y mujer, la libertad de educación de los hijos y la promoción del bien común en todas sus formas. Estos valores no son negociables”.

Nadie nace sabiendo ser papá o mamá. Nadie enseña el arte de educar a los hijos. Sin embargo, hoy más que en otros Ɵempos los niños necesitan urgentemente a sus padres. Hay que tener confianza y no temer al sacrificio. Piensa en qué fue lo mejor que te dieron tus padres y en lo que te hubiera gustado que te dieran, y en el modo en el que te gustaría que tus hijos te recuerden: como el bonachón, el buena gente o el que se interesó por su bien, que les exigió y gracias al cual hoy son lo que son.

Exhortación Apostolica Sacramentum Caritatis No. 83, de S.S. Benedicto XVI.

Lo que tú haces por tus hijos no pasará desapercibido y ellos en el futuro te lo agradecerán y te lo premiarán.

Los Valores No Negociables


www.somosmas.org.sv :: agosto 2012 :: pagina 4

SOMOS+ es un Movimiento Ciudadano orientado exclusivamente a la defensa de los Valores No Negociables de todos los crisƟanos:

Defensa de la vida desde el momento de la concepción hasta su fin natural. Defensa de la familia basada en el matrimonio entre un hombre y una mujer así nacidos. Defensa del derecho de los padres de educar a sus hijos. Búsqueda del bien común. No pedimos ni aceptamos dádivas o recompensas monetarias, de ningún Ɵpo, por las acƟvidades que realizamos porque lo que graƟs se nos dio, graƟs lo devolvemos. No apoyamos ni estamos en contra de ningún insƟtuto políƟco ni corriente ideológica. Nuestra única Guia es el Divino Salvador del Mundo, solo sus enseñanzas seguimos y El provee lo que humildemente podamos necesitar mediante almas piadosas y caritaƟvas. Somos CrisƟanos Católicos, salvadoreños por la Gracia de Dios y tenemos excelentes relaciones con grupos internacionales pro vida y pro familia, sin que ello implique de modo alguno, endosar posiciones externas a nuestra realidad.

Dios Padre nuestro, que, con admirable providencia gobiernas el mundo, atiende nuestros ruegos por la Patria, para que la sabiduría de sus autoridades y la honestidad de sus ciudadanos robustezcan la concordia y la justicia, y podamos vivir en paz y progreso constante. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén Conferencia Epíscopal de El Salvador

La mies es mucha y los obreros pocos, necesitamos personas con vocación de servicio que quieran llevar el mensaje de la esperanza a todos los rincones de El Salvador. Puedes ponerte en contacto con nosotros en: info@somosmas.org.sv hƩp://www.somosmas.org.sv hƩp://www.facebook.com/svsomosmas Esto somos y por eso SOMOS+ y de la Mano de Dios TRIUNFAREMOS SOBRE EL MAL.

DIOS BENDIGA A TODOS LOS SALVADOREÑOS DE BUENA VOLUNTAD

Nuestro Periodico de Agosto  

Solo por la Infinita Gracia de Dios y de los corazones caritativos que ha tocado, les podemos entregar nuestro periodico del mes de Agosto d...

Advertisement