Page 70

—Giselle… Esta es tu casa también. No me tienes que pedir permiso para hacer nada. Me mira dudosamente. Algo está pasando por su cabeza. —Es que… Lo siento. Debería haberte dicho lo de Enma; es verdad que el primer día que la viste no te cayó en gracia y no sé… —Basta, Giselle. No te preocupes, no pasa nada. A veces me fallan las formas, pero tranquila. No estoy enfadada, ni mucho menos, si es lo que quieres decir. Giselle me mira cariñosamente y en el fondo sé que estaba nerviosa por decírmelo. Veo como suelta una profunda bocanada de aire y yo misma me pongo a reírme. ¡Cualquiera diría que soy un ogro! Haberme liado a guantazos con Abigail me ha creado mala fama... Por cierto, no sé nada de esa mujer, y no sé si es bueno o malo… Capítulo 9 L as siete de la tarde y ya estamos en Sevilla. Qué bonita que es esta ciudad. La verdad es que Andalucía, en general, es preciosa. No he tenido el privilegio de poder conocerla entera, pero me gustaría. Creo que, a fin de cuentas, Cádiz me gusta y, aunque me traiga malos recuerdos, volvería allí para formar mi familia. —¿En qué piensas? —me saca Bryan de mi ensueño. —En que me gusta Andalucía…—digo con añoranza. Bryan sonríe de medio lado y me mira. Pasa su brazo por mis hombros y me pega más a él. —Y ¿qué parte de Andalucía prefiere la señora? —Cádiz… —Buen sitio. Sería algo muy diferente a lo que tienes ahora. ¿Pero estás segura? Después de todo lo que pasaste, no sé si es lo más apropiado. —No me importa. Creo que, de una manera u otra, el ir a ponerle unas simples flores a mi madre me ha hecho reflexionar y ver las cosas de otra manera. Si resuelvo el único tema de mi pasada vida, por fin estaré en paz.

Angy skay solo por ti 3 eternamente  
Angy skay solo por ti 3 eternamente  
Advertisement