Page 62

—Sí, se acabaron los preliminares. Y sí… Se acaban, pero radicalmente. Me introduzco en su interior sin pensármelo dos veces. Empezamos a movernos a un ritmo frenético. —Dios…—murmuro. —No pares, no pares… —gime Any. —No podría —afirmo. Estamos tan inmersos en nuestro encuentro en el coche, que no me doy cuenta de que alguien está entrando por la puerta de acceso al parking hasta que está prácticamente al lado. Freno a Any en seco y la encajo hasta lo más profundo de mi ser. —Ahg…—gime más alto todavía. Le tapo la boca con la mano, y ella me mira desconcentrada cuando ve que paro la marcha. Ella se restriega hacia delante y no puedo evitar soltar un gemido. Le hago un movimiento de cabeza y ella entrecierra los ojos para mirarme. —Tenemos visita…—le susurro en el oído. —¿¡No jodas!? —¿Quieres hablar bien? —la regaño, y aprovecho para darle una leve sacudida en su interior. Me mira mal. —Si lo vas a hacer, hazlo bien, no a medias… Ahora el que entrecierra los ojos soy yo. Asiento y ella empieza a mirarme preocupada. ¡Tú te lo has buscado, nena! Empiezo a moverla arriba y abajo sin piedad alguna, y veo como ella me mira con los ojos como platos. —¡Bryan! — me regaña por lo bajo. No le hago caso y sigo con mi ataque brutal. El trabajador, que sale, viene hacia nosotros; se planta en el coche de al lado. ¡Perfecto! Encima hoy se van a encontrar al jefe tirándose a su futura mujer en el parking de su oficina.

Angy skay solo por ti 3 eternamente