Page 58

Normalmente, no ve a su jefe tan aireado. Parezco un chulo más que un jefe. Estoy harto de estar siempre aguantando el tipo. Doblo la esquina y me choco con alguien de frente. ¡Eso me pasa por ir mirando el suelo! Román. —¿Qué haces aquí? —le ladro más bien. Desde el último encuentro, nuestra relación no ha mejorado mucho. Tiene cara de… ¿estar derrotado? ¡Qué raro! —Necesito hablar contigo. Asiento y lo meto en la sala de conferencias; la primera puerta que encuentro. —Habla. Tengo prisa. —Lo primero es decirte que lo siento. No debería haberme portado así ni contigo ni con nadie. Mucho menos con Anthony. —¿No me digas? —ironizo —. No, claro que no. No hace falta que me digas que eres un miserable. Siempre te ha movido la ambición. No agradeces nada de lo que te ha dado mi padre. Vale que no sea tu padre, pero como si lo fuera…Te crió desde pequeño como uno más y tú se lo agradeces de esta manera. —Mi padre murió por su culpa —dice furioso. Veo como abre y cierra los puños con fuerza. —Yo estuve metido en eso por su culpa también. Y no por eso soy como tú. Tendría más motivos y, sin embargo, no lo hago. Agacha la cabeza y se mira los zapatos. Miedo me da. —Lo siento. Solo quiero lo mejor para vosotros. No quiero que os pase nada… —No nos pasará nada. ¿Por qué dices eso? —Arqueo una ceja. ¿A qué viene esto? Román suspira. —Papá tiene guardada una información privilegiada para salvarte el culo a ti, si alguna vez

Angy skay solo por ti 3 eternamente  
Advertisement