Page 56

hospital, la culpabilidad me invade de una manera horrible. Me cuesta hasta respirar. —Brenda, lo siento…—susurro. —Eh, eh. No ha sido culpa tuya que me cayese. La miro durante un instante, mientras esperamos que el semáforo se ponga en verde. —Si yo no hubiera insistido… —No pasa nada, Any; todo tiene remedio. Pero tienes que prometerme que dejarás de meter las narices en todo esto. Si Bryan te ha dicho que está todo bien, confía en él. Suspiro. Sé que lleva razón. —Sé que llevas razón y que soy una imprudente. Pero son tantas dudas… Lo de Anthony, lo de Bryan… Sé que, aunque él me diga que todo está bien, no es así. Pero no pienso ponerte más en peligro por mis problemas. —No es ponerme en peligro a mí; tampoco puedes ponerte en peligro tú… Asiento. Lleva razón. Tendré que empezar a confiar más en Bryan. No quiero ni imaginarme que hubiera pasado si nos hubieran cogido cotilleando en medio de los pasillos. Capítulo 7 ¡C uánto papeleo y cuánta mierda! Tengo claro que, cuando llegue el gran día, no será una semana o quince días lo que me iré de viaje de novios con Any y las pequeñas; tengo claro que serán dos largos meses. Abatido y hecho trizas, apoyo mis codos en la mesa y me froto la cara con las manos. ¡Qué desesperante! No me acordaba del esfuerzo que supone llevar esta empresa y, claro, todo esto por ser una persona… normal. Por otra parte, sé que ya puedo respirar tranquilo, ya no tendré que ir nunca más mirando mis espaldas ni las de mi familia. Pero era mucho más fácil antes. ¿Qué dices, tío?, piensa mi subconsciente. Ya estamos hablando a dos bandas. —¿Qué pasa, tío? —pregunta Max entrando a mi despacho. Levanto la cabeza y con las mismas me tiro en el sillón.

Angy skay solo por ti 3 eternamente