Page 52

en la habitación donde está Brenda. Yo me sobresalto. ¿Qué maneras son estas? Brenda se pone de pie como un resorte. Me zarandeo de él. —¿Se puede saber qué haces? —le digo de malas maneras. —¿Se puede saber qué hace usted aquí? Como el señor Summers se entere… Se me enciende una bombilla. —¿Qué pasa si el señor Summers se entera? Me estiro un poco más de puntillas, para que vea que no me intimida, y alzo mi cabeza. Se da cuenta de que acaba de cometer un error. Lleva unos papeles y me dan ganas de arrancárselos de la mano. Él se da cuenta del gesto y echa su mano hacia atrás para esconderla de mi mirada. Brenda lo ve y me mira. Yo la miro de reojo; se da cuenta también. —Salga de aquí inmediatamente si no quiere tener problemas, Annia. —¿Y si no quiero? ¿Me vas a obligar? Liam se empieza a desesperar. Pienso que se va comer todo, el pobre hombre. Se está poniendo muy nervioso, y ese es un síntoma muy raro en él. El tiempo que le he podido observar, no es una persona insegura; ni mucho menos le tiembla el pulso, para nada. —Any, por favor, hacedme caso. Salid de aquí inmediatamente. Esto…, esto no es… —no encuentra las palabras adecuadas. Me asombra que me tutee. —No es una empresa de construcción… —termino yo la frase por él. Liam cierra los ojos y se pasa una mano por la cara, desesperado. No quiero que nos pase nada y, mucho menos, a Brenda. Además, creo que su cara acaba de cambiar al blanco transparente. —¿Por dónde salimos? El ascensor no tiene botones. Levanta la cabeza y parece aliviado. Brenda suelta todo el aire que contenían sus pulmones. Al final, se desmaya; lo estoy viendo…

Angy skay solo por ti 3 eternamente  
Angy skay solo por ti 3 eternamente  
Advertisement