Page 48

—La empresa Darks… ¿Sabe a qué se dedica exactamente? La camarera asiente rápidamente. ¡Bingo! —Es una empresa de construcciones, señorita. Asiento. —Y, por casualidad… ¿Sabe usted quién es el dueño? ¿Un tal Darek? La camarera se lleva un dedo, en plan interesante, a la barbilla. Pero enseguida hace una mueca con la boca de manera negativa. —En ese aspecto no la puedo ayudar. Suspiro fuertemente. —Muchas gracias. Ha sido muy amable. Cuando me doy la vuelta para irme, oigo que me dice: —Pero si le diré que viene todos los días a por un café sobre las tres del medio día. Es un hombre —mira hacia ambos lados y después susurra—, bastante atractivo… Termina la frase poniendo ojos de gata, vaya tela… ¡Ja! No me equivocaba de cafetería. Está justamente enfrente y es la única que hay en toda la manzana, por lo que he visto. —De verdad, qué poca vergüenza que tienes. ¿Cómo tienes tanta cara? —me dice Brenda cuando ve que llego de la barra y de hablar con la camarera. —¿Qué pasa? Solo he sacado información. Vamos, Brenda —le digo cogiéndola del brazo—, tenemos trabajo. Salgo muy segura de mí misma y veo como Brenda tiene cara de descomposición total. Creo que está adquiriendo un color cada vez más blanquecino, según cruzamos la carretera que llega directa para entrar en el edificio, y eso que ella es mulata… —¿Te encuentras bien? —pregunto con una sonrisa guasona. —No te rías, Any. A mí estas cosas me dan cagalera… Suelto una carcajada que hace que la suelte del brazo y tenga que agarrarme la barriga debido

Angy skay solo por ti 3 eternamente  
Angy skay solo por ti 3 eternamente  
Advertisement