Page 46

Era una niña; solo tenía dieciocho años recién cumplidos cuando entré. —¿Por eso tenías tantos problemas para el trabajo y demás? —Sí, la gente miraba muy bien tu expediente. Y, cuándo se enteraban de que había estado en la cárcel, rara vez era la que me contrataban. Solo por temporadas muy cortas. Incluso, había veces que trabaja solo por días. Fue horrible. —Qué gente más ridícula… Eso no quiere decir que no seas una buena persona. Suspiro. —No, pero la gente solo ve lo que quiere ver. Menos mal que encontré a Manuel; tuvo una paciencia infinita conmigo. Sonrío al recordar a mi jefe. Cuánto le echo de menos y qué a gusto he trabajado con él siempre. —En fin, espero que no me digas que tienes nada más oculto. Al final, me matarás de un infarto. Me coge de los hombros y me aprieta contra él para salir de la tienda a buscar a Brenda. —No, por mi parte está todo muy claro. Algún día me tendrás que hablar de ti. Max me mira y sonríe de medio lado con esos finos y rosados labios, haciendo que un hoyuelo se le marque en el lado derecho de la mejilla. —Algún día… Capítulo 6 Tengo un objetivo claro, muy claro. Son las nueve en punto de la mañana y me encuentro con Brenda en pleno centro de Londres. Sí, seguramente estemos locas, pero aquí estamos. Como auténticas policías. Me paro a pensar detenidamente, esto es ilógico… —¿Sabes que todo esto es una locura? —Sí —me limito a decir. —¿Sabes que creo que deberías de empezar a seguir el consejo de Max?

Angy skay solo por ti 3 eternamente  
Advertisement