Page 44

noto como él gira su cabeza para mirarme fijamente. De repente, ese amasijo de músculos se pone delante de mí. Toma mi cara entre sus manos y nuestros ojos conectan de repente. Se pega un poco más a mí y empiezo a ponerme nerviosa. Ahora mismo, si moviera una milésima mi cuerpo hacia delante, estamparía mi boca con la suya… —Solo te pido que confíes en Bryan como nosotros hemos confiado siempre en ti. No quiero que te metas en líos, solo es eso. Aunque sé que la actitud que tuve ese día no lo avala, no quiero que te pase nada, Any… —Lo dices como si fuera una asesina en serie. Creo que te lo estás tomando demasiado a la tremenda —digo separándome un poco para poner distancia entre ambos. —Solo te pido que me hagas caso… Resoplo. No vamos a llegar a ningún lado. Yo no le voy a hacer caso, y él no se cansará. —Está bien, Max. Te haré caso. Fin de la discusión —digo con un gesto de mano. Levanta una ceja. No me cree. —Entonces… ¿volvemos a ser amigos? —dice con media sonrisa. Una sonrisa arrebatadora, todo hay que decirlo. —Volvemos a ser amigos —afirmo. Nos fundimos en un abrazo y noto como, a la vez, los dos nos destensamos mutuamente con ese simple abrazo. —¿Qué le has contado a Bryan? Se despega de mí y me mira sin entender. —¿Sobre qué? No sé exactamente a qué te refieres. —Me dio la sensación, en la cena, de que no sabía nada de lo que tú me habías dicho. Mejor dicho, de lo que tú habías pillado que había hecho. Me mira y parece que se está apiadando de mí. —Any, Bryan es un tío demasiado listo. Con esto no quiero decirte que tú seas tonta.

Angy skay solo por ti 3 eternamente